Obras ..

De
Publicado por

\v.N^^.,i-^>"íi,-i^\-s^^^'«aesis;w/%Digitized the Internet Archivebyin 2010 with funding fromUniversity of Torontohttp://www.archive.org/details/obrassarm46sarmOBRASOED. F. SARMIENTOOBRASDEF.D. SARMIENTOPUBLICADAS BAJO LOS AUSPICIOS DEL GOBIERNOARGENTINOTOMO XLVIPAGINAS LITERARIASBUENOS AIRES—7i21 Imprenta Litografía «Mariano Moreno*, Corrientes7 829.iSOOEDITORA. BELIN SARMIENTO)LOS Días de la patriaDE 18564 DE JULIONacional, 4 de Julio de 1856.( ElUnionBajo el zenit de Washington, la capital de lael el mas noble de los es-americana, contempla hoy solpectáculos la especie humana haya presentado enquecuarenta siglos de existencia histórica. Veinte millones degobernados por su propia vo-seres iguales en derechos,concurso, van vestidos todos decentemente, conluntad ytodos los medios que da la libertad de obrar para proveerque elá su felicidad; pintada en el rostro la dignidadmúltiples ocupa-hombre culto adquiere; entregados á lasciones de la vida, armados de poderosas máquinas contrala resistencia de la materia, sin armas contra los hombresdinero, supre-ni contra los pueblos, repletas sus arcas depoder en mares, sin cañones, con cien mil maestrosmo los-en las escuelas, solo diez mil soldados para contener áysetentalos salvajes. La primera nación del mundo enaños, con solo el de Julio estas ver-haber proclamado 4dades eternas:iguales etc.« Tenemos por evidente que iodos los hombres han nacidoTal es los derechos del hombre que ...
Publicado el : miércoles, 20 de julio de 2011
Lectura(s) : 52
Número de páginas: 408
Ver más Ver menos
\v. N^^., i-^>"íi,- i^\-s ^^^'«aesis; w/% Digitized the Internet Archiveby in 2010 with funding from University of Toronto http://www.archive.org/details/obrassarm46sarm OBRAS OE D. F. SARMIENTO OBRAS DE F.D. SARMIENTO PUBLICADAS BAJO LOS AUSPICIOS DEL GOBIERNO ARGENTINO TOMO XLVI PAGINAS LITERARIAS BUENOS AIRES —7i21 Imprenta Litografía «Mariano Moreno*, Corrientes7 829. iSOO EDITOR A. BELIN SARMIENTO ) LOS Días de la patria DE 18564 DE JULIO Nacional, 4 de Julio de 1856.( El UnionBajo el zenit de Washington, la capital de la el el mas noble de los es-americana, contempla hoy sol pectáculos la especie humana haya presentado enque cuarenta siglos de existencia histórica. Veinte millones de gobernados por su propia vo-seres iguales en derechos, concurso, van vestidos todos decentemente, conluntad y todos los medios que da la libertad de obrar para proveer que elá su felicidad; pintada en el rostro la dignidad múltiples ocupa-hombre culto adquiere; entregados á las ciones de la vida, armados de poderosas máquinas contra la resistencia de la materia, sin armas contra los hombres dinero, supre-ni contra los pueblos, repletas sus arcas de poder en mares, sin cañones, con cien mil maestrosmo los -en las escuelas, solo diez mil soldados para contener áy setentalos salvajes. La primera nación del mundo en años, con solo el de Julio estas ver-haber proclamado 4 dades eternas: iguales etc.« Tenemos por evidente que iodos los hombres han nacido Tal es los derechos del hombre que ha-la primera Declaración de bía hasta entonces humanidad aherrojada en to-oído la das partes; en tales términos fué en presencia del Supre-y mo Juez del mundo, proclamada el 4 de Julio de 1768, por los América.representantes de los Estados Unidos de Este grande futu-hecho sus consecuencias presentesy y . 6 OBRA.S DE SA.RMIENTO ras, dividen el mundo en dos hemisferios. En el uno está escrito por la mano de la abnegación: « Elpeor gobierno es preferible á la mejor de las revoluciones » En el nuestro, están esculpidos en nuestra historia, en crónica contemporánea ennuestra la conciencia de to-y dos, los grandes principios americanos. Si las pasiones, la ignorancia, ó la ambición, pueden abu- sar de ellos, no olvidemos que de lo mas sagrado abusan los hombres. Han abusado de la religión; eny nombre de Dios, hombres que se llaman sus intérpretes han ensan- grentado avergonzado lala tierra á humanidad con susy atentados, lo que nada prueba contra las verdades di- vinas. El 4 de Julio es nuestro gran día consanguíneo del 9 en que nuestros padres proclamaron los mismos principios. Pertenecemos, por nuestra buena fortuna, á la gran fami- lia de repúblicas que van en camino aunque lejos, de for- mar con los Estados Unidos al frente, la falanje que ha de sustentar la libertad propagarla por toda la tierra.y Impíos insultanque á la Providencia cada vez que con- viene á sus miras, han buscado causas animales acciden-y tes materiales para explicar el feliz éxito de los principios americanos, negando su eficacia á la bondad de los prin- cipios mismos. Han hecho de la libertad el patrimonio de la raza sajona; como si Dios hubiese condenado á todos los demás hijos de Adán, á arrastrarse eternamente á los pies de los tiranos, vegetar en la pobreza la ignorancia resig-y y narse á la violencia la iniquidad.y libertadLa es un bien que conquistan los pueblos por su propio esfuerzo que nadie puede arrebatarles, cuandoy tienen en la conciencia como dogma de fe social, los princi- pios proclamados el 4 de Julio en Estados Unidos, el 9 de Julio en las Provincias Unidas del Río de la Plata. Si las instituciones libres no entraron en nuestra heren- cia colonial, cuarenta años de ensayos, de luchas, veinte de resistencias heroicas á una tiranía organizada, cuatro de feliz enfrenamiento de nuevas tentativas de arbitrario, nos han llevado de la vi-muy cerca meta. Y poco hemos de vir, sino vemos establecidas las libertades americanas en todo el continente del Sur, como alborean ya en nuestro propio horizonte.
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.