Descargar Libro Solución DE Pro Pdf Gratis

De
Publicado por

Descargar Solución DE Pro Pdf Gratis, Descargar Solución DE Pro Pdf Completo, Solución DE Pro Pdf Gratis, Solución Disfuncion Erectil Pro Pdf Gratis, Libro Solución Disfuncion Erectil Pro Pdf, Ebook Solución DE Pro Gratis. Solucion DE Pro pdf gratis, descargar Solucion DE Pro pdf gratis, Solucion DE Pro pdf, libro Solucion DE Pro pdf.
Publicado el : lunes, 11 de julio de 2016
Lectura(s) : 13
Número de páginas: 18
Ver más Ver menos
Cette publication est accessible gratuitement
Que tal, amigo,
Imagina esto: alguien toma una motosierra, te corta el pene, lo guarda en un lugar secreto y se ríe de tus intentos por recuperarlo. La vergüenza, la rabia y la frustra ción te comen por adentro, desintegrando tu mente mientras tu cuerpo se debilita, convirtiéndote en una burla del Superman sexual que solías ser.
Tu pareja también se pone en tu contra porque ya no eres capaz de satisfacerla. Comienza con una breve mirada de lástima que cruza por sus delicadas facciones. Eventualmente, te empieza a ver con disgusto, como el infeliz castrado que ya no puede darle esas enormes y pulsantes erecciones que ella suplicaba tener aden tro.
Has perdido el control y todo se derrumba. Mientras tu vida cae por un agonizante abismo, del cual estás seguro nunca vas a escapar, pruebas todos los métodos que te encuentras para recuperar tu virilidad. Una y otra vez sufres el punzante dolor del fracaso, como un ritual de tortura sádica, donde sacrificas hasta lo último de tu dignidad en el altar de la humillación.
Con el tiempo, comienzas a preguntarte si vale la pena vivir, mientras te consume la depresión y un sentimiento abrumador de desesperanza.
Tal vez todo esto te parezca una locura, pero es lo que yo sentí cuando la disfun ción eréctil acabó con mi vida y me dejó como un hombre, física y emocionalmen te, roto.
No fue hace mucho tiempo que mi vida se vino abajo por culpa de mi DE y llegué al punto de apuntarme una pistola a la cabeza, de hecho más de una vez, estando borracho.
, un hombre mayo có fondo en el mismo camino oscuro en el Hola, soy Alex r que toque te encuentras ahora. Pero, de lo que te quiero hablar es de cómo superé la vergüenza y la humillación de ser virtualmente castrado por la disfunción eréctil
y cómo TÚ puedes hacerlo también.
Como una especie agresiva de cáncer, los devastadores efectos de la DE son su tiles al principio, pero se propagan rápidamente y consumen todos los aspectos de tu vida, dejando todo lo que amas en las ruinas.
Los efectos castrantes de la disfunción eréctil pueden:
Destruir tu relación de pareja.
Deshacer tu familia en un divorcio costoso.
Llevar a la depresión, ansiedad y alcoholismo.
Dejar tu pene tan flácido y embarazosamente débil que ni siquiera po-drás masturbarte viendo una película porno.
Está de miedo, ¿no?
La buena noticia es que tú NO tienes que pasar por lo mismo que yo, lo que casi me cuesta la vida. He descubierto una forma en la que puedes deshacerte de tu DE, e incluso ver resultados en tan solo 2 días.
Pero quiero darte una advertencia; esta información es EXTREMADAMENTE con troversial.
¿Por qué?
Porque la DE es una mina de oro para compañías como Viagra, Cialis y muchas otras que ofrecen productos queayudanal sexo masculino. Ellos no quieren que información como esta salga a la luz y afecte su negocio.
Pero ese no es ni tu problema ni el mío, es de ellos.
Te voy a dar el secreto para no solo vencer tu disfunción eréctil, sino para asegu rarte de que NUNCA regrese a castrarte otra vez. Este nuevo programa NO con tiene:
Cirugías costosas
Pastillas peligrosas
Bombeados incómodos
Inyecciones dolorosas
Raras combinaciones de comida que te harán pasar horas en el inodoro
PERO antes de que te revele el gran secreto, me tomaré un momento para contar te mi historia. Soy una PRUEBA viviente de que no importa qué tanto la disfunción eréctil destruya tu seguridad, tu orgullo como hombre, y tu vida
tú PUEDES derrotarla y ser mejor, más fuerte y más feliz que nunca.
Cuando se Trata de Disfunción Eréctil, la Negación es Tu Peor Enemigo
Para ser honesto, nunca pensé que tendría disfunción eréctil, y creo que tú tampoco.
En la universidad, yo prácticamente era una leyenda. Todos me conocían como El Matadorporque tenía muchas mujeres y mucho sexo. Hay que ser honestos, cuando el sexo es bueno, la vida es buena.
Y cuando no
Adelanta unas cuantas décadas y estoy sentado en el piso de un departamento medio amueblado, rodeado de botellas vacías de cerveza y licor, borracho y con una pistola en la cabeza.
Estaba tan avergonzado de lo deteriorado que estaba mi pene que hacía pipí sen tado para evitar agarrarlo o siquiera verlo. Me sentía como una basura.
¿Cómo llegué a esto?
Duré casado 21 años con mi ahora exesposa, Sandra, y nuestra vida sexual siempre fue buena. Olvida eso, era realmente INCREÍBLE. Yo era el mejor en mi juego, capaz de hacer que se retorciera, gimiera y llegara al orgasmo cada vez que yo quería, como si yo fuera una clase de dios del sexo descendiente del Olim po.
No solo eso. Constantemente recibíala miradade otras mujeres. Meseras, com pañeras de trabajo, la chica en el banco, y más. Todas querían coquetear conmi go. Es como si ellas pudieran percibir a un hombre con seguridad sexual pura.
Las personas dicen que el sexo empeora con la edad, pero mi vida sexual real mente despegó al siguiente nivel cuando mis hijos se fueron a la universidad y to da la casa se convirtió en un parque de juegos sexuales para Sandra y para mí. ¡Juro que no hay un mueble o un cuarto donde no la haya hecho gritar de placer en un momento u otro!
Yo tenía el control. Era capaz de tomar a mi mujer y llevarla a tales niveles de sa tisfacción sexual que me hacía sentir más que un hombre, llenándome de seguri dad, orgullo y de alegría por estar vivo.
Pero todo estaba por cambiar
Una noche, después de beber un poco y juguetear un rato, mi esposa y yo, por alguna razón, acabamos semidesnudos en el piso de la sala frente al árbol de Na vidad. Justo cuando iba a voltearla para empezar mi trabajo, noté que mi pene no era la bestia dura y majestuosa que usualmente es.No es para tanto, pensé,tal vez bebí un poco más que de costumbre, debe ser solo un caso depene borra cho’”.
O eso pensé…
Pasaban las noches y mi pene cada vez estaba más flácido. Continué pensando que mis erecciones débiles se debían a cosas como mis hábitos de bebida, el es trés del trabajo, O CUALQUIER OTRA COSA
no había forma de que esto fuera mi culpa, ¿verdad?
Todavía me acuerdo de la primera vez que mi pene estaba tan flácido que, literalmente, no podía hacer NADA con él. Mi esposa me dijo que no me preocupa ra, se levant r sido una señal, pero ó y se salióde la habitación. Esa debióde habe la ignoré.
Seguí ingenuamente pensando que no era para tanto, que mejoraría por sí solo. Esto era solo una fase, ¿cierto? Tal vez si dejaba de beber alcohol, las cosas me jorarían, ¿no?
Excusa tras excusa tras excusa.
Pero mi mujer no quería excusas, ella quería que la acostara y se lo diera duro y e siempre lo hacde la forma sucia en la qu ía
Y yo físicamente no podía
Su respuesta deNo te preocupesen miradas en blanco, suspronto se convirtió piros desanimados, y esa forma de mover la cabeza que todavía no sé si era por lástima o disgusto.
Es difícil describir lo que sentía. Era como si la mano del destino me hubiera cas trado, literalmente, llevándose todo lo que me había hecho un hombre. Palabras
comovergüenzaypenano capturan realmente cuan insignificante e inservible me sentía.
Los cambios físicos también eran malos. Mi cuerpo entero comenzó a sentirse más débil cuando, mi masa muscular empezó a marchitarse casi tan rápido como mi deseo sexual, el cual se secaba más rápido que el desierto del Sahara. Me sentía tan mal que me habría hecho estudios para ver si tenía cáncer, si no fuera porque estaba muy ocupado hundiendo mi cabeza en la negación y fingiendo que todo iba a mejorar un día.
Esto solo fue el principio de mi caída por el abismo. La disfunción eréctil me iba a quitar mucho más que solo mi orgullo de hombre y bienestar físico
Déjame darte un dato aterrador:
el 70% de los Divorcios Son Iniciados por las Mujeres.
Siempre me burlé de esta estadística. Yo era muy atractivo, estaba en forma, ha cía mucho dinero y era una máquina sexual en la recámara. Mi esposa y yo nos amábamos y éramos felices.
Pero verás, lo que es muy difícil de comprender para nosotros, como hombres, es que las mujeres necesitan tanto el sexo como nosotros. Ellas solamente lo mane jan diferente porque no quieren parecer prostitutas.
Ahora imagina estar casado con una mujer con la que nunca podrás tener sexo. No importa que tan sensual, exitosa o cariñosa sea, la relación simplemente no va a funcionar.
Le darás deshonrosas descargas a tu pequeño soldado unas cuantas veces, antes de darte cuenta que necesitas esa intimidad física real, la que solo consigues es tando con otra persona.
La intimidad física es el pegamento que mantiene unida una relación, así estamos programados genéticamente.
Aquí hay otro dato que debería asustarte: La razón principal por la que una mujer deja a su pareja, es por la falta de deseo sexual del hombre.
Esto no es solo porque ella desea intimidad física para satisfacer sus propias ne cesidades sexuales, sino también es porque tu DE es un pobre reflejo en ella co mo mujer. Para ella es VERGONZOSO estar contigo, un hombre al que no se le pone duro para ella.
Ahora piensa en todo esto, y suma 2 y 2. No necesitas ser Sherlock Holmes para saber cómo va a terminarTambién tienes que darte cuenta de que no es solo la DE lo que te está derrotan do ante los ojos de tu esposa, o tu novia. Como probablemente sabes, ¡la DE es HUMILLANTE! Tu seguridad se va a la basura, y con ella, tu autoestima. Incluso comienza a ser difícil respetarte a ti mismo como hombre.
Ya no eres la misma persona, y tu mujer lo nota, aún estando afuera de la cama. Caminando por la calle o yendo al trabajo, comienzas a sentir ansiedad cuando estás con otras personas, imaginando lo que ellas pensarían, o cómo se burlarían, si supieran que tienes un fideo húmedo que no puede satisfacer a una mujer.
Hablando de las mujeres, ellas ya no coqueteaban conmigo ylas miradas de deseoa menos que cuentes las miradas de lástima que rehabía desaparecido, quier mu cibía. Era tan humillante que comencéa evitar el contacto visual con cual jer que pasara junto a mí. Era patético.
Cuando tienes DE, literalmente, no puedes mirar a NADIE a los ojos sin pensar en cómo reaccionarían si supieran tu oscuro secreto
Yo, en lo personal, me sentía como un fracaso de hombre. Ya ni siquiera quería ver a mi esposa, porque verla me recordaba que ya no era su Superman en la cama. Inventaba excusas para no tener sexo, y eso me hacía sentir patético.
En algunos casos, llegué a empeorar la situación, desahogando mi frustración de una forma pasivaagresiva con ella; un comentario sarcástico por aquí, un poco de inconsideración por allá.
Las cosas iban por mal camino y mi salud comenzaba a irse por la borda. En un punto mi esposa me dijo que fuera a ver a un doctor y yo contesté diciéndole que cerrara su estúpida boca, sin darme cuenta del daño que le hacía a nuestra rela ción.
Pero seguía siendo optimista. Esteproblema, el cual no admitía y que para en tonces ya se había convertido en disfunción eréctil, desaparecería por sí solo, y una vez que lo hiciera, mi relación con mi esposa volvería a ser normal.
La verdad era que no era optimista, estaba delirando.
Te voy a dejar esto 100% claro: Tu disfunción eréctil no va a desaparecer por sí sola. No ahora, no nunca.
La disfunción eréctil solo empeora y, como el cáncer, se expande hasta destruir todos los aspectos de tu vida y todo lo que amas, si no tomas cartas en el asunto.
Y, al igual que el cáncer, entre más rápido comiences a tratar tu DE, más fácil será deshacerte de ella.
Me di cuenta de la realidad cuando recibí los papeles de divorcio. Mi esposa ya no me respetaba lo suficiente para decírmelo a la cara. Y, para ser honesto, yo tam poco me respetaba a mí mismo en ese momento.
Todo mi optimismo delirante acabó en depresión. Me aborrecía a mí mismo. Esto me llevó a un grado tal de apatía que me hizo hacer cosas estúpidas, como no contratar a un abogado cuando mi futura exesposa lo hizo.
Eso me costó MUCHO dinero, y propiedades. Cosas por las que había trabajado durante mucho tiempo y con mucho esfuerzo. De hecho, todo se puso tan mal pa ra mí que acabé viviendo en un asqueroso departamento de una recámara y casi vacío, revolcándome en autocompasión y culpa.
Sí, me sentía culpable. Sentía que todo era mi culpa. Era mi culpa que un matri monio perfecto se desmoronara. Era mi culpa que la familia de mis hijos se deshi ciera. Era mi culpa el haber perdido prácticamente todo por lo que había trabajado.
Era un desastre.
La peor parte de esto es que mis hijos pasaron mucho tiempo preocupados por mí. Ellos estaban en la universidad y se suponía que debían estarse divirtiendo, concentrándose en sus estudios y preparándose para un futuro brillante, sin tener que preocuparse por su viejo padre que estaba sufriendo de depresión.
Hablando de alcohol, volví a beber a lo grande. A veces me ponía a pensar:“¿qué me va a matar primero?, ¿una falla en el hígado o el suicidio? Eso fue antes de enterarme que la DE también puede causar problemas en el corazón.
La muerte tenía múltiples opciones cuando se trataba de deshacerse de mí.
Y sí, en este punto finalmente admití que tenía disfunción eréctil. Pero, irónicamente, no me importó en realidad. No me importaba casi nada en ese mo mento, solo de dónde iba a sacar mi siguiente botella de alcohol.
Entonces mi hijo tuvo un accidente automovilístico
Este es uno de los pocos recuerdos vívidos que tengo de esa época oscura de mi vida. Recuerdo haber recibido la llamada de pánico de mi hija, frenéticamente tra tar de encontrar un taxi que me llevara al hospital, y el alivio inmenso que sentí cuando supe que estaba bien.
Estando ahí, en el hospital, con mis hijos, dándome cuenta de lo que casi había perdido, algo hizo clic dentro de mí. Me di cuenta que tenía una responsabilidad
con ellos como padre y que, la forma en la que vivía, también estaba afectando sus vidas. Era tiempo de un cambio.
Aun así, sabía que mi vida no iría a ningún lado hasta que no me ocupara de la raíz de mis problemas, la cosa que había causado este desastre desde el princi pio: mi disfunción eréctil.
Estaba Tan Desesperado que Estaba Dispuesto a Hacer CUAL QUIER COSA para Vencer MI DE
Ya había investigado un poco en internet sobre la DE, pero ahora estaba lo sufi cientemente motivado para tomarlo en serio. Iba a arreglar mi disfunción eréctil sin importa a que hacer. Me smo, pero r lo que costara o lo que tuvier lo debía a mími más importante, se lo debía a mi familia.
Estaba listo para intentar cualquier cosa, y para ser honesto, hice casi todo.
Estaba desesperado así que empecé con el primerremedioque encontré: una bomba de vacío para pene. Era embarazoso, estúpido y me hacía sentir como pa yaso cada vez que la usaba.
Y clar delao que tampoco arreglómi DE. Tiréla bomba y seguía nteera tiempo de buscar ayuda profesional.
Junté el poco dinero que me quedaba, me tragué la vergüenza, y fui a ver a un urólogo. Podía soportar un poco de pena si este tipo podía curar mi DE.
Como me era de esperarse, a los dos minutos de entrar al consultorio me prescri bieron Viagra. Creo que al doctor lo único que le importaba era que le pagara.
Sin embargo, hay muchos problemas con este tipo de productos. Verás, tienes que tomarte el Viagra y otras pastillas más o menos 20 minutos antes de comen zar la acción con tu pareja. No sé tú, pero el mejor sexo que he tenido es espontáneo. Tener que planear exactamente cuándo vas a meter tu pene, mata el estado de ánimo y te deja sintiendo ansiedad y estrés.
A parte de esto, estas pastillas parala mejora del sexo masculinocuestan un ojo de la cara. Aunque no hubiera estado en la quiebra, me hubiera sentido muy mal de tener que pagar todo ese dinero cada vez que quisiera intimar con alguien. Es casi como tener que contratar a una prostituta
Lo más aterrador de todo esto es el hecho de que el Viagra ha sido vinculado a más de 500 muertes. Esto es porque la DE está relacionada con enfermedades del corazón, como dije anteriormente. ¿En realidad quiero estar tomando pastillas que me ponen en un mayor riesgo? ¡Claro que no!
Con todos estos pensamientos pasando por mi cabeza, acabé tirando mi prescrip ción de camino a la farmacia, y di la vuelta con el carro. Estaba seguro de que de bían existir opciones mejores,y más seguras.
os ebooks baratos de $15 que prometieron arreglar mi Después, lo intentécon l DE, enseñándome a mezclar chocolate con jugo de ciruela pasa, o un disparate así. Fueron tantos los ebooks que compré que perdí la cuenta, y todos ellos ofre cían la misma basura que no funcionó.
Sí, en realidad me tomé el jugo de chocolate con ciruela pasaqué asco.
Pero yo sentía que estaba cerca de algo. Había tanta información, tanto en pági nas de internet como en estos ebooks, sobre cómo acabar con la DE, que no TO DA debía ser falsa. Tenía que haber algo de verdad en todo eso
Así que, como un minero buscando oro, empecé a recolectar toda la información que pude, con la esperanza de encontrar pepitas enterradas debajo de toda la ba sura. Seguí comprando ebooks, pero en lugar de seguir sus falsas fórmulas, ex aminé y tomé la información que coincidía con consejos médicos legítimos que había encontrado en internet, separando la basura de la información genuinamente útil.
Como puedes imaginar, este fue un proceso largo, aburrido y tedioso.
Había creado un archivo en mi pequeña y vieja laptop, que crecía y crecía. Una vez que sentí que tenía una cantidad decente de información, empecé a probar laen mí.
Mirando hacia atrás, esto fue muy estúpido de mi parte
Por supuesto, mis experimentos me llevaron a algunas experiencias bastante interesantesmientras descubría lo que funcionaba, lo que no funcionaba y lo que hacía que pasara horas haciendo explotar mi inodoro.
Pero estaba decidido a vencer mi DE, y no me importaba lo que tuviera que hacer para lograrlo. Milagrosamente no so ob grosos experi lo logrés revivir a estos peli mentos, sino también comencé a juntar las piezas necesarias del rompecabezas para crear una forma LEGÍTIMA y totalmente natural para curar la DE, SIN los ho rribles efectos secundarios.
Puedes Vencer Tu DE De Forma Natural, Sin Pastillas, Bombas de Vacío, Ciru gías Ni Peligrosos Métodos Universales
Con 30 millones de personas, alrededor del mundo, que sufren la vergüenza y humillación de la disfunción eréctil, creo que debo de considerarme afortunado por
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.