Persona Versus Ser Humano: Un Análisis del Esquema Argumentativo Básico del Debate (Person Versus Human Being: An Analysis of the Main Argumentative Scheme of the Discussion)

De
Publicado por

Resumen
El valor del concepto de persona en bioética ha sido cuestionado en los últimos años por autores como Singer, Engelhardt, Harris y otros, los cuales disuelven su consistencia ontológica reduciéndolo a meras cualidades en acto como la racionalidad y la autoconciencia. Consecuentemente, limitan enormemente los sujetos a los que puede aplicarse. Los embriones, fetos, niños, personas en coma, ancianos en fase terminal, etc. no serían personas ya que ninguno de ellos son seres plenamente auto-conscientes. En este artículo se analiza el esquema argumentativo que emplean estos autores para sostener sus afirmaciones, se cuestiona su validez, se señalan los problemas éticos que se derivan, se reafirma la centralidad del concepto de persona y se apuntan vías de investigación que pueden potenciar la respuesta a ese tipo de argumentación.
Abstract
The value of the concept of person in bioethics has been questioned in recent years by authors like Singer, Engelhardt, Harris and others, who water down its ontological consistency by reducing it to mere qualities «in acto» like rationality and self-conscience. Consequently, they limit enormously the subjects to which it can be applied. Embryos, foetuses, children, people in coma, the elderly in terminal phases, among others, could not be considered persons since they are not completely self-conscious beings. In this article, the author analyses the main argumentative scheme used by these authors to support their assertions, discuss its validity, points out the ethical problems that arise, reaffirms the centrality of the concept of person and suggests ways of research which can provide suitable answers to this kind of reasoning.
Publicado el : martes, 01 de enero de 2008
Lectura(s) : 276
Fuente : Cuadernos de Bioética 1132-1989 2008 volumen XIX número 67
Número de páginas: 16
Ver más Ver menos
Cette publication est accessible gratuitement

Persona versus ser humano: un análisis del esquema argumentativo básico del debate
PERSONA VERSUS SER HUMANO: UN
ANÁLISIS DEL ESQUEMA ARGUMENTATIVO
BÁSICO DEL DEBATE
PERSON VERSUS HUMAN BEING: AN
ANALYSIS OF THE MAIN ARGUMENTATIVE
SCHEME? OF THE DISCUSSION
Juan Manuel Burgos Velasco
Avda. Dr. Federico Rubio y Galí 72, 2º/ 28039 Madrid
Tel.: 626885793
jmburgos@personalismo.org;
jmburgos@ceu.es
Resumen
El valor del concepto de persona en bioética ha sido cuestionado en los últimos
años por autores como Singer, Engelhardt, Harris y otros, los cuales disuelven su
consistencia ontológica reduciéndolo a meras cualidades en acto como la racionali-
dad y la autoconciencia. Consecuentemente, limitan enormemente los sujetos a los
que puede aplicarse. Los embriones, fetos, niños, personas en coma, ancianos en
fase terminal, etc. no serían personas ya que ninguno de ellos son seres plenamente
auto-conscientes. En este artículo se analiza el esquema argumentativo que emplean
estos autores para sostener sus afi rmaciones, se cuestiona su validez, se señalan los
problemas éticos que se derivan, se reafi rma la centralidad del concepto de persona
y se apuntan vías de investigación que pueden potenciar la respuesta a ese tipo de
argumentación.
Palabras clave: Persona, ser humano, Singer, Engelhardt.
Cuad. Bioét. XIX, XIX, XIX, 200820082008/3ª/3ª 433Juan Manuel Burgos Velasco
Abstract
The value of the concept of person in bioethics has been questioned in recent
years by authors like Singer, Engelhardt, Harris and others, who water down its
ontological consistency by reducing it to mere qualities «in acto» like rationality
and self-conscience. Consequently, they limit enormously the subjects to which it
can be applied. Embryos, foetuses, children, people in coma, the elderly in terminal
phases, among others, could not be considered persons since they are not completely
self-conscious beings. In this article, the author analyses the main argumentative
scheme used by these authors to support their assertions, discuss its validity, points
out the ethical problems that arise, reaffi rms the centrality of the concept of person
and suggests ways of research which can provide suitable answers to this kind of
reasoning.
Key words: Person, human being, Singer, Engelhardt.
Introducción to, pero no absoluto, sino que se
debería determinar en cada caso,
Algunos bioéticos contemporáneos según las cualidades o caracterís-
están proponiendo una revisión del ticas que presenten.
concepto de persona que conlleva su
distinción de los seres humanos en los Las repercusiones de este plantea-
siguientes términos. miento son enormes tanto en la bioética
teórica como en la práctica, por eso
1) Persona es un ser que posee una resulta del máximo interés estudiar y
serie de cualidades como auto- valorar dichas teorías. Dada la ampli-
rreflexión y conciencia. Ahora tud del tema, nos vamos a centrar en
bien, de hecho, no todos los seres el esquema argumentativo subyacente
humanos tienen esas cualidades pues, aunque las posiciones bioéticas
y, por el contrario, hay o puede de los autores que las sostienen pueden
haber seres no humanos que ser distantes en otras cuestiones, la
también las tienen. Por tanto, en argumentación básica que fundamenta
contra de lo que podría parecer la distinción persona-ser humano es
inicialmente, ambos términos no prácticamente idéntica. La focalización
coinciden. en el esquema puede tener como con-
2) La persona requiere un respeto ab- trapartida que el análisis de algunos de
soluto, según el lema kantiano que los pasos de la argumentación o de las
impide su instrumentalización, réplicas y críticas no sea sufi cientemente
pero no así los seres humanos. detallado.
Estos requieren también un respe-
434 Cuad. Bioét. XIX, 2008/3ªPersona versus ser humano: un análisis del esquema argumentativo básico del debate
1. Ser humano y persona. La reformula- do (en terminología kantiana). Lo que
ción del concepto de persona en algunos ocurre es que, en contra de lo que se
bioéticos contemporáneos podría esperar inicialmente, no todos
los seres humanos (desde el punto de
Nuestro análisis se va a centrar en vista biológico) son personas. Hay, en
los siguientes autores: Singer, Engelhar- efecto, muchos seres humanos que no
dt, Harris y Álvarez, aunque hay otros son ni racionales ni autoconscientes:
que mantienen tesis similares como los embriones, los fetos, los niños en las
1Norbert Hörster , Tom Regan, Michael primeras fases de desarrollo, las perso-
2Tooley , etc. nas en coma, etc. Y, por tanto, no se les
puede llamar personas porque no tie-
1.1. Peter Singer nen, de hecho, las cualidades específi cas
del ser personal. Además, existen otros
Peter Singer comienza su propuesta seres, los animales superiores, que sí son
con una defi nición actualista de perso- conscientes y racionales y, por tanto, en
3na . Persona es aquel ser que, de hecho, contra del sentir común pero apoyados
en acto, reúne determinadas cualidades en la argumentación racional hay que
y, en concreto, la racionalidad y au- considerarlos como personas.
4toconciencia . Un ser que posee estas Por tanto, en el pensamiento de
cualidades es digno de respeto por sí Singer, encontramos tres categorías fun-
mismo y no deber ser instrumentaliza- damentales: a) Los animales-personas
como los mamíferos superiores y quizás
ballenas, delfines, elefantes, perros,
cerdos y otros animales; b) los seres
1 Cfr. Hörster, N. Neugeborene und das Recht
humanos personas, es decir, los seres auf Leben, Frankfurt a. Main, 1995.
2 Tooley, M. Aborto e infanticidio, en VV.AA., humanos autoconscientes y racionales
Debate sobre el aborto, Cátedra, Madrid, 1983, 69-107. y c) los miembros de la especie humana
3 Una descripción precisa y detallada del
no personas: fetos, embriones, personas pensamiento de Singer, Engelhardt y Harris sobre
el concepto de persona se puede encontrar en Tor- en coma, etc.
ralba, F. ¿Qué es la dignidad humana? Ensayo sobre A las personas, pertenezcan a la es-
Peter Singer, Hugo Tristram Engelhardt y John Harris,
pecie que pertenezcan, les corresponde Herder, Barcelona, 2005. Cfr. también, para los dos
un especial respeto si bien, cabe añadir, primeros, Ferrer, J. J y Álvarez, J. C., Para funda-
mentar la bioética. Teorías y paradigmas teóricos en la que por el planteamiento general de la
bioética contemporánea, (2ª ed.) Desclée de Brower, ética de Singer, este concepto pierde re-
Bilabo, 2005.
levancia a favor de la sensibilidad ante el 4 «Lo que propongo es usar persona en el
sentido de ser racional y autoconsciente, para abar- dolor. Este es el punto clave moral en su
car aquellos elementos del sentido popular de ser posición. La ética debe luchar por evitar
humano que no entran en el concepto de ‘miembro
el dolor se halle dónde se halle (en seres de la especie homo sapiens» (Singer, P. Ética práctica,
Ariel, Barcelona, 1984, 101). humanos o en animales).
Cuad. Bioét. XIX, XIX, XIX, 200820082008/3ª/3ª 435Juan Manuel Burgos Velasco
Personas y seres humanos según Singer
A: Mamíferos superiores y quizás ballenas, delfi nes, elefantes, perros, cerdos y otros animales
B: Seres humanos autoconscientes y racionales
C: Miembros de la especie humana no racionales: fetos, embriones, personas en coma
específi camente, como resultado de una 1.2. Hugo Tristram Engelhardt
reelaboración del principio de autonomía
bajo la infl uencia de Nozick, entiende El planteamiento general de la bioé-
a la persona como el ser «capaz de dar tica de Engelhardt es muy distinto del
permiso» frente a las pretensiones de los de Singer, pero su modo de entender
otros sujetos. A este agente moral se le los conceptos de persona y ser humano
debe el respeto incondicional que la ética coinciden. La persona, también ahora, es
kantiana concede a la persona. Pero, aña-el ser que posee algunas características
de explícitamente Engelhardt, «no todos determinadas en acto, lo que conlleva
los seres humanos son personas, no todos automáticamente la distinción entre se-
son autorrefl exivos, racionales o capaces res humanos y personas. La diferencia
de formarse un concepto de la posibilidad fundamental entre ambos es que Engel-
de culpar o alabar. Los fetos, las criaturas, hardt entiende que los animales no son
los retrasados mentales profundos y los personas porque no poseen la raciona-
que se encuentran en coma profundo son lidad, y señala además que existen unas
ejemplos de seres humanos que no son «personas potenciales», a medio camino
personas. Estas entidades pertenecen a entre los seres humanos y las personas
la especie humana, pero no ocupan una en sentido estricto.
posición en la comunidad moral secular Para Engelhardt, en concreto, la perso-
en sí mismas, ni por sí mismas; no pue-na es el agente moral (de tipo kantiano)
den culpar o alabar, no son censurables que se caracteriza por «autorrefl exión,
ni loables; no toman parte principal en racionalidad y sentido moral». Y, más
436 Cuad. Bioét. XIX, 2008/3ªPersona versus ser humano: un análisis del esquema argumentativo básico del debate
la empresa moral secular porque sólo las sobre la base del utilitarismo y consecuen-
5personas tienen esa posición» . cialismo, es decir, hay que mostrar que
¿Qué derechos tienen entonces este esa concesión conviene de algún modo a
tipo de seres? No los de las personas, las auténticas personas.
puesto que no lo son, pero parece inhu- Engelhardt es consciente de que este
mano o extraño no darles ningún derecho. planteamiento ofrece unos estándares
Engelhardt intentar resolver la cuestión morales muy pobres pero, en su opinión,
considerándolos personas en sentido lato. es lo único a lo que se puede llegar desde
De hecho, señala hasta 4 variantes de per- una moral secular. Otra cuestión es lo que
sonas según la tipología que presenten y pueda proponer una moral canónica de
6además —y este es el punto fundamental contenidos .
para nuestro tema— establece que estas Resumiendo, encontramos en Engel-
personas potenciales no tienen derechos hardt tres categorías fundamentales: a)
por sí mismos sino sólo en la medida en Las posibles personas no humanas: seres
que la comunidad moral (las personas) extraterrestres quizá, pero no los anima-
decida concedérselos. Para ello, tales de- les; b) los seres humanos personas, es
rechos deben ser justifi cados socialmente decir, los seres capaces de dar
Personas y seres humanos según Engelhardt
A: Quizá algún ser extraterrestre, pero no los animales
B: Seres humanos capaces de dar permiso
C: Seres incapaces de dar permisos (personas potenciales): embrión, feto, retrasados mentales
profundos, en coma profundo, etc.
5 Engelhardt, T. H. Fundamentos de bioética
(1986, 2ª ed. corregida) Paidós, Barcelona, 1995,
6 Cfr. Engelhardt, T. H., op. cit., 157.155.
Cuad. Bioét. XIX, XIX, XIX, 200820082008/3ª/3ª 437Juan Manuel Burgos Velasco
permiso y c) los miembros de la especie b) Los individuos de la especie humana
humana no personas: fetos, embriones, (genéticamente hablando) y c) los «seres
personas en coma, etc. humanos», intersección entre a y b y que
comprenden los individuos de la especie
1.3. Juan Carlos Álvarez humana con derechos de persona.
En su propuesta se puede resaltar, ante
La línea argumental de Álvarez —si todo, que Álvarez apuesta por prescindir
bien su posicionamiento ideológico es del término «persona» porque «continuar
7distinto— es también similar . Distingue utilizando un término tan ambiguo, con-
tres términos básicos: ser humano, indi- fuso y polisémico como el de «persona»
viduo de la especie humana y persona: no parece que nos ayude mucho, por
8a) persona es el término más amplio e el contrario nos crea más problemas» .
incluye seres muy variados, como Dios, Remarca que el hecho de que existan
los ángeles, homínidos, el «pacífi co agen- simples «miembros de la especie homo
te moral extraterreste» de Engelhardt; sapiens» que no sean seres humanos, no
Personas y seres humanos según Álvarez
A: Dios, los ángeles, homínidos, el agente extraterreste de Engelhardt, etc.
B: Seres humanos que poseen lo propio y específi camente humano.
C: Seres genéticamente humanos pero que no poseen lo específi co humano: sujetos en muerte encefálica,
estados vegetativos permanentes, embriones en fases iniciales o congelados, fetos anencefálicos, etc.
7 Cfr. Álvarez, J.C. Ser humano-persona: plan-
teamiento del problema, en Masiá, J., (ed.), Ser humano,
persona y dignidad, Desclée de Brower, Bilbao, 2005,
17-41. 8 Álvarez, J.C., op. cit., 38.
438 Cuad. Bioét. XIX, 2008/3ªPersona versus ser humano: un análisis del esquema argumentativo básico del debate
«disminuye un ápice el respeto con el que humanos pero que no poseen lo específi co
9debemos tratarles» , si bien no aclara cuál humano: sujetos en muerte encefálica,
es ese tipo de respeto. Y, por último, deja estados vegetativos permanentes, embrio-
abierto un punto muy problemático, «la nes en fases iniciales o congelados, fetos
cuestión más difícil y que creo que va a anencefálicos, etc.
quedar sin resolver. Cuál es el criterio para
incluir un elemento dentro del subconjunto 1.4. John Harris
10de los seres humanos» . En otros términos,
no especifi ca el criterio que determina Por último, John Harris, desde sus pe-
cuando un ser humano posee todos los culiares premisas vitalistas, llega también
11derechos de la «persona». a los mismo planteamientos . Parte de un
Las tres categorías fundamentales concepto fl uido y continuo de vida que
para este autor, en defi nitiva, son: a) comienza con los gametos y que continúa
Dios, los ángeles, homínidos, el agente con el individuo que ambos conforman
extraterreste de Engelhardt, etc; b) Seres pero sin que quepa señalar una separa-
humanos que poseen lo propio y específi - ción neta entre el antes y después de la
camente humano y c) Seres genéticamente fecundación. En un momento de ese fl ujo
Ser vivo y persona según Harris
Pre-persona: individuos, seres humanos, persona en formación
Personas: Seres humanos capaces de valorar su propia existencia
Ex-personas: Seres que han perdido la capacidad de valorar la propia existencia (no sucede
necesariamente)
11 Cfr. Harris, J. The value of life, Routledge,
London, 1989 y Supermán y la mujer maravillosa, 9 Ibid.
Tecnos, Madrid, 1998.10 Álvarez, J.C., op. cit., 40.
Cuad. Bioét. XIX, XIX, XIX, 200820082008/3ª/3ª 439Juan Manuel Burgos Velasco
aparece (o desaparece) la persona y el moral secular no permite herir a los bebés
criterio que lo determina es la capacidad pero sí matarlos: «El interés por los dere-
de ese ser de valorar su propia existencia. A chos contingentes de las futuras personas
Harris, el criterio empleado por Engelhar- protege a las entidades que se convertirán
dt, la capacidad de dar permiso, le parece en personas contra la mutilación, pero
confuso, y el suyo claro y evidente. no a los bebés, a los retrasados menta-
En cualquier caso, las consecuencias les profundos, ni a quienes padecen la
sobre la «clasifi cación» de los seres huma- enfermedad de Alzheimer en un estadio
nos es prácticamente la misma y conduce avanzado, de ser asesinados de forma
13a tres categorías: a) las pre-personas: in- indolora por capricho» .
dividuos, seres humanos, persona en for- Singer, por su parte, estima que los
mación; b) las personas: Seres humanos experimentos con seres humanos no-per-
capaces de valorar su propia existencia; c) sonas se colocan al mismo nivel que el de
las ex-personas: seres humanos que han los animales. «Si los experimentadores
perdido la capacidad de valorar la propia no están dispuestos a usar huérfanos
existencia (lo cual no sucede necesaria- humanos con daños cerebrales graves e
mente). Harris no se pronuncia sobre el irreversibles, cabe pensar que su dispo-
estatuto de los animales. sición a usar animales no humanos es
discriminatoria sobre la base exclusiva de
2. Consecuencias éticas la especie, ya que simios, monos, perros,
gatos e incluso ratas y ratones son más
Es patente que las consecuencias éticas inteligentes, se percatan más de qué es lo
de este planteamiento son sobrecoge- que les está sucediendo, son más sensibles
doras, paradójicas y contrarias a la más al dolor, etc. que muchos humanos con
elemental sensatez y sentido común. Por lesiones cerebrales que apenas se limitan
eso, y aunque nuestro propósito principal a sobrevivir en hospitales y otras insti-
en este artículo es analizar la argumen- tuciones. No parece que haya ninguna
tación de estos autores, expondremos característica moralmente relevante que
sucintamente algunas de ellas. se observe en tales humanos de la que
14Para Engelhardt, por ejemplo, los fetos carezcan los animales no humanos» .
de animales son igual de importantes o Otra de las consecuencias éticas posi-
más que los humanos: «El nivel de obli- bles sería la licitud del infanticidio, puesto
gaciones debidas al feto, ceteris paribus, en que los niños son no-personas y, por lo
la moralidad secular general, es el mismo tanto, no se les debe un respeto absoluto,
que se debe a un animal que tenga un tesis que está presente en Singer, aunque
nivel similar de integración y percepción no de modo explícito. Según Torralba,
12sensomotora» . Y, paradójicamente, la Singer «no afi rma que, en sí mismo, el
13 Engelhardt, T. H., op. cit. 166.
12 Engelhardt, T. H., op. cit. 162. 14 Singer, P., op. cit. 81.
440 Cuad. Bioét. XIX, 2008/3ªPersona versus ser humano: un análisis del esquema argumentativo básico del debate
infanticidio o el aborto sean prácticas 2) Descripción de dichas característi-
moralmente aceptables, tampoco afi rma cas, que varían según los autores
que no lo sean, sino que cada sujeto debe — Singer: racionalidad y autocon-
evaluar los benefi cios y los perjuicios de ciencia
dichas prácticas. Para el pensador aus- — Engelhardt: capacidad de dar
traliano, si el infanticidio constituye un permiso
modo de reducir el sufrimiento ajeno, — Harris: capacidad de valorar la
es aceptable y, del mismo modo, si el propia existencia
aborto es un modo de paliar el dolor de — Álvarez no da un criterio
una madre que no desea procrear, pero 3) Se muestra a continuación que
que ha sido fecundada, la interrupción muchos hombres tienen esas carac-
voluntaria del embarazo es, a su juicio, terísticas, pero no todos. Los fetos,
15aceptable» . embriones, personas discapacita-
La enorme gravedad de todas estas das, etc. no las poseen (mientras
tesis depende de un pilar fundamental que para Singer sí las poseen
que Spaemann ha resaltado en repetidas algunos animales superiores).
ocasiones. La distinción entre persona y 4) Se impone, por tanto, una dis-
ser humano implica automáticamente que tinción entre personas y seres
«el reconocimiento de los derechos hu- humanos. Algunos seres humanos
16manos se convertiría en una concesión» son personas, pero no todos, solo
con toda la arbitrariedad que ello supone. los que poseen las cualidades es-
Porque ¿quién se puede arrogar la auto- tablecidas (además, para Singer,
ridad para decidir quién es persona y en algunos animales son personas).
qué condiciones? 5) Los seres humanos no personas
exigen también un respeto, pero di-
3. El esquema argumentativo básico verso y menor del de las personas.
Como se puede fácilmente comprobar, 4. Réplicas
el esquema argumentativo presente en
todos estos autores es el siguiente: Las principales críticas a este esquema
argumentativo, en un primer nivel de
1) Persona es un ser que exige un refl exión, apuntan fundamentalmente a
respeto moral absoluto por poseer tres núcleos conceptuales.
determinadas características en
acto Primer argumento: Una incorrecta defi ni-
ción de persona
15 Torralba, F. op. cit. 161.
La concepción de persona que usan 16 Spaemann, R. Ética, política y cristianismo,
todos estos autores es tremendamente Palabra, Madrid, 2007, 292 y también Personas,
Eunsa, Pamplona, 2000. actualista: persona como ser que po-
Cuad. Bioét. XIX, XIX, XIX, 200820082008/3ª/3ª 441Juan Manuel Burgos Velasco
see determinadas cualidades en acto. ríamos así con el absurdo de que una
Pero esta descripción no es adecuada persona merecería un respeto limitado
ni refl eja certeramente al ser personal. cuando está dormida (o cuando ha caído
La persona no se confunde con sus víctima de un desvanecimiento) y un
propiedades sino que está por encima respeto absoluto cuando está despierta,
de ellas, la persona es el todo, las cua- lo cual podría suceder en un lapso de
lidades más el sujeto portador que les breves instantes.
da unidad y continuidad. ¿Qué sentido Cabe añadir, por último, que tradi-
tiene hablar de una persona en la que cionalmente se ha usado el concepto de
no hay ninguna conexión entre su futuro substancia o de subsistencia para fun-
y su pasado? ¿Dónde queda o en qué damentar fi losófi camente este supuesto.
se fundamenta la identidad evidente Allí se encontraría la raíz metafísica que
de los sujetos si estos son meros fl ujos permite explicar la continuidad del su-
de vivencias? El hecho de que tal iden- jeto en medio de los cambios.
tidad exista, de que las personas no
sean meras propiedades sino sujetos Segundo argumento: la potencialidad del
con nombre y apellidos, anula ese in- embrión
tento de reducirlos a sus propiedades
o capacidades. El segundo argumento que se suele
Por eso, que una persona deje en un utilizar en contra del actualismo es el de
determinado momento de poseer una la potencialidad. Que un ser (por ejem-
o varias de las cualidades habituales y plo, el embrión) no posea determinadas
paradigmáticas de la persona, no quiere cualidades en acto no quiere decir que
decir que deje de ser persona, del mismo no las vaya a poseer, sino que no las
modo que una persona coja no deja de ha desarrollado. Basta, en efecto, con
ser hombre porque le falte una pierna. esperar para comprobarlo. Eso signifi ca,
Esto se hace especialmente patente en por tanto, que tiene la potencialidad o
el caso más controvertido para la línea la capacidad de poseer esas cualidades
de argumentación actualista: el de la y, en esa medida, es persona. Este ar-
persona dormida. La persona más lúcida, gumento se apoya además, en los datos
racional y autoconsciente deja de serlo científi cos que muestran tanto que no
cuando duerme y, por lo tanto, siendo existe ninguna solución de continuidad
coherente con las premisas actualistas, en la evolución del embrión y, por tanto,
17dejaría de ser persona . Nos encontra- no puede plantearse la existencia de
sujetos diferentes, como la autogestión
esencial por parte del embrión de su
proceso evolutivo. Si bien hay informa-
17 Suárez, A. «El embrión es una persona, si ción externa (epigenética) que infl uye en
el adulto que duerme es una persona. Una dem-
el proceso, el control lo lleva siempre el ostración racional», Cuadernos de Bioética 4 (1990),
38-42. propio embrión, de modo que todas las
442 Cuad. Bioét. XIX, 2008/3ª

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.