Neurobiología del «Vínculo de Apego» y Embarazo (Neural Mechanisms of Attachment Behaviors and Pregnancy)

De
Publicado por

Resumen
Las técnicas de neuroimagen funcional muestran como ciertas áreas cerebrales se activan, mientras otras se silencian, cuando una madre ve a su hija o a su hijo, u oye sus voces. Es el correlato de la emoción, que en presencia de su hijo, en diversas circunstancias, genera en la madre. El cerebro es organizado para mediar el complejo comportamiento maternal. Para ello, la expresión de los genes es orquestada por diferentes hormonas y factores neuroquímicos durante el embarazo. El comportamiento maternal puede ser razonablemente caracterizado en términos de interacciones cognitivo- emocionales y para las que el complejo amigdalino funciona como punto nodal que conecta cognición y emoción.
Abstract
Functional neuroimage techniques show how certain brain areas are activated, while others become silent, when a mother sees her son or hears his voice. This is the neural correlate of the emotion, which the presence of her son generates, under diverse circumstances, in the mother. Brain is organised to mediate the complex maternal behaviour. For that, gene expression is orchestrated by different hormonal and neurochemicals factors of pregnancy. Maternal behaviors might be reasonably well characterized in terms of cognitive-emotional interactions and brain amygdale function is their cognitive-emotional connector hubs.
Publicado el : jueves, 01 de enero de 2009
Lectura(s) : 56
Etiquetas :
Fuente : Cuadernos de Bioética 1132-1989 2009 volumen XX número 70
Número de páginas: 6
Ver más Ver menos
Cette publication est accessible gratuitement

Neurobiología del “vínculo de apego” y embarazo
NEUROBIOLOGÍA DEL «VÍNCULO DE APEGO»
Y EMBARAZO
NEURAL MECHANISMS OF ATTACHMENT
BEHAVIORS AND PREGNANCY
José Manuel Giménez Amaya
Departamento de Anatomía, Histología y Neurociencia
Facultad de Medicina. Universidad Autónoma de Madrid
josemanuel.gimenezamaya@uam.es
Resumen
Las técnicas de neuroimagen funcional muestran como ciertas áreas cerebrales
se activan, mientras otras se silencian, cuando una madre ve a su hija o a su hijo, u
oye sus voces. Es el correlato de la emoción, que en presencia de su hijo, en diversas
circunstancias, genera en la madre. El cerebro es organizado para mediar el complejo
comportamiento maternal. Para ello, la expresión de los genes es orquestada por dife-
rentes hormonas y factores neuroquímicos durante el embarazo. El comportamiento
maternal puede ser razonablemente caracterizado en términos de interacciones cog-
nitivo-emocionales y para las que el complejo amigdalino funciona como punto nodal
que conecta cognición y emoción.
Palabras clave: cerebro maternal, vínculo de apego materno-fi lial, embarazo,
oxitocina.
Abstract
Functional neuroimage techniques show how certain brain areas are activated,
while others become silent, when a mother sees her son or hears his voice. This is
the neural correlate of the emotion, which the presence of her son generates, under
diverse circumstances, in the mother. Brain is organised to mediate the complex
Cuad. Bioét. XX, 2009/3ª 333José Manuel Giménez Amaya
maternal behaviour. For that, gene expression is orchestrated by different hormonal
and neurochemicals factors of pregnancy. Maternal behaviors might be reasonably
well characterized in terms of cognitive-emotional interactions and brain amygdale
function is their cognitive-emotional connector hubs.
Key words: maternal brain, mother-infant attachment, pregnancy, oxytocin.
La fi nalidad de este artículo es aportar En este breve escrito me propongo
la visión cercana de la neurociencia básica comentar dos aspectos que considero,
sobre un tema que implica el desarrollo de alguna manera, importantes para
del sistema nervioso y de sus relaciones enmarcar la neurobiología del llamado
con otro ya formado. López Moratalla «vínculo de apego». En primer lugar,
ha trabajado en los últimos tiempos por haré un comentario sobre la unidad
comprender mejor cuales son las rela- biológica del embrión y la continuidad
ciones materno-fi liales en el embarazo y unitiva que supone en él la aparición
la evidencia científi ca experimental que de los sistemas nervioso y vascular. En
avala que, en efecto, esa relación establece segundo término, haré unas refl exiones
una auténtica ligadura entre madre e hijo, sobre la necesidad de la interacción y
que ella, con gran agudeza, ha venido a de la comunicación para la completa
denominar en castellano como «vínculo formación de la organización neural y
1 2de apego» . Otro libro publicado hace por qué la comunicación afectiva es tan
dos años y que trata de la constitución relevante en los estudios cognitivos ac-
del cerebro masculino y femenino, po- tuales. En este contexto, intentaré poner
dría ayudar a enmarcar mejor las ideas de manifi esto algunas ideas que lleven a
vertidas en este trabajo. Y esto porque al ver que esta interacción y comunicación
analizar la trascendencia de los aspectos biológica en el embarazo, al mismo tiem-
neurobiológicos de las diferencias sexua- po que vincula y asocia íntimamente a la
les, aporta elementos muy necesarios y de madre y al hijo, facilita también, de igual
importancia a tener en cuenta para enten- manera, la separación de las entidades
der adecuadamente el funcionamiento del neurobiológicas supuestas: no es que
cerebro femenino en el embarazo. debamos considerar un proceso gené-
ricamente unívoco que se superpone a
1 López Moratalla, N. Comunicación mater-
lo largo del desarrollo, sino que son, en no-filial en el embarazo: el vínculo de apego, Eunsa,
realidad, dos sistemas nerviosos inde-Pamplona, 2008.
2 López Moratalla, N. Cerebro de mujer y cerebro pendientes que corresponden a dos reali-
de hombre, Rialp, Madrid, 2ª edición 2009. Consultar dades individualizadas y que establecen
también el importante artículo de Cahill, L. «Why sex
una comunicación biológica cercana, eso matters in neuroscience». Nature Reviews Neuroscience
7 (2006) 477-484, y Giménez Amaya, J.M. «Cerebro sí, muy sofi sticada en ocasiones, y más y
y diferencias sexuales mujer-varón». En: García más compleja a medida que se desarrolla
Zapata, B. y colaboradores, Mujer y varón. ¿Misterio
temporalmente el embarazo.o autoconstrucción? Madrid, 2008, 199-216.
334 Cuad. Bioét. XX, 2009/3ªNeurobiología del “vínculo de apego” y embarazo
¿Existe una unidad biológica en el embrión? biológica del embrión. Pero la unidad
necesita del ambiente. Sin embargo es im-
Esta pregunta nos parece muy perti- portante constatar aquí, que esta unidad
nente desde el punto de vista científi co. embrionaria es independiente del medio
La respuesta es de extraordinaria im- que le rodea aunque éste sea necesario no
portancia para establecer una línea de sólo para su supervivencia sino también,
investigación que nos permita estudiar y con igual importancia, para mantener
la comunicación materno-fi lial y poder, una trayectoria adecuada en el ordena-
de esta manera, explicar que en este diá- miento constitutivo de su desarrollo.
logo el sistema nervioso va tomando un A medida que se va desarrollando el
protagonismo cada vez mayor a lo largo nuevo individuo, esos patrones de unidad
de todo el desarrollo embrionario. que veíamos en los primeros momentos
La unidad embrionaria se confi gura, del desarrollo embrionario pasan ahora
en un principio, alrededor de los patrones a su organización sistémica. De entre los
genético-moleculares del zigoto que van sistemas que se están formando en el em-
constituyendo una maquinaria de orde- brión, destacamos, de manera importante,
nación y desarrollo. El proceso biológico dos en concreto: el sistema vascular y el
que denominamos fecundación permite sistema nervioso (al que ya asociamos
que una entidad completamente diferente también el endocrino: sistema neuroen-
de los gametos masculino y femenino docrino, en conjunto). Desde un punto
comience una existencia nueva, donde de vista teleológico o fi nalista, la biología
ahora los procesos madurativos desenca- del desarrollo de estos dos sistemas nos
denados en el nuevo ser están presididos ayuda a ver confi gurados los aspectos
por criterios de unidad y crecimiento. Es unitivos de la corporalidad embrionaria,
importante ver, desde un primer momen- en cuanto que organizan el abasteci-
to, que los citados patrones genético-mo- miento del resto de órganos y tejidos y
leculares no pueden contemplarse como en el concierto funcional de respuestas
algo asilado de un entorno celular, que conjuntas de todo el organismo.
se antoja sobre manera importante. Es La consideración unitaria del embrión
precisamente con la interacción a nivel y su separación de la que corresponde a
subcelular de los elementos génicos como la madre era una premisa esencial para
la dirección del desarrollo adquiere una seguir nuestro camino de exploración del
expresión muy específi ca en la repro- llamado «vínculo de apego» materno-fi -
ducción celular de los primeros estadios lial. Hemos señalado que hay dos seres
iniciales del embrión. diferentes, aunque íntimamente unidos,
Es, por tanto, la continua interacción y en el caso del embrión-feto muy depen-
de esos patrones genéticos-moleculares en diente todavía de la biología materna. Es
el entorno subcelular, y posteriormente en ahora, por tanto, cuando es pertinente
la ordenación de las posteriores divisio- que exploremos cómo se establece esta
nes celulares, lo que confi ere la unidad comunicación materno-fi lial en el plano
Cuad. Bioét. XX, 2009/3ª 335José Manuel Giménez Amaya
afectivo-emocional, y si esta comunica- se defi nen muchas veces, aunque no de
ción es realmente algo que refuerza aún modo excluyente, como los procesos de
más la mutua relación entre estos dos conmoción somática que acompañan a las
seres humanos. alteraciones de ánimo. En el contexto de
esta breve nota, hemos querido unifi car
¿Por qué es necesaria esta interacción ma- lo afectivo y lo emocional para dar una
terno-fi lial? ¿Por qué afectiva?: Unidad, visión global u holística de las alteracio-
desarrollo y complejidad del llamado «vínculo nes plásticas que experimenta el sistema
de apego» nervioso en la vida emocional de la mujer
gestante.
Pensamos que la cuestión de si existen Los hallazgos neurobiológicos reali-
bases neurobiológicas claras que pue- zados en los últimos años, especialmente
dan explicar la existencia de un vínculo usando las recientes y poderosas técnicas
afectivo-emocional en la mujer gestante de neuroimagen introducidas en el estu-
es de importancia por tres motivos. En dio del sistema nervioso central, apun-
primer lugar, porque es una ventana tan a una clara implicación del sistema
clara que nos puede mostrar si hay so- límbico en el proceso afectivo-emocional
portes neurales objetivos en la construc- de creación de un vínculo en la mujer
3ción plástica de la vida emocional. En embarazada .
segundo término, nos parece acertado Parece obligado, por tanto, en este
contestar esa pregunta porque nos lleva contexto, apuntar unos breves comen-
por un camino interesante para explorar tarios de qué se entiende por sistema
las relaciones del sistema límbico con los límbico, y preguntarnos por sus carac-
procesos corticales asociativos más com- terísticas fundamentales con relación a
plejos en la especie humana. Por último, nuestro análisis.
y como corolario del segundo comenta- El sistema límbico está formado por
rio que acabamos de exponer, porque la diversas estructuras encefálicas que in-
interacción materno-fi lial, que juega un tegran la respuesta del organismo ante
papel esencial en la vida afectiva de la estímulos emocionales de variado tipo. La
embarazada, nos abre nuevas avenidas mayoría de estas formaciones nerviosas
para observar que en la conducta humana pertenecen a los hemisferios cerebrales
cognición y afectividad conforman una como es el caso de las cortezas cerebra-
unidad de acción y desarrollo. les orbitofrontal y cingular, la formación
Conviene, sin embargo, precisar, en
una primera aproximación, por qué he- 3 Cfr. S. Zeki, «The neurobiology of love»,
mos señalado el concepto afectivo-emo- en FEBS Letters 581 (2007), 2575-2579 y A. Bartels
y S. Zeki, «The neural correlates of maternal and cional de una manera funcionalmente
romantic love», en Neuroimage 21 (2004), 1155-1166.
unitaria. La afectividad engloba desde un Ver especialmente la bibliografía de este último
punto de vista neuropsicológico la totali- artículo en el que se hacen referencia a algunos
estudios sobre el tema.dad de la vida emocional. Las emociones
336 Cuad. Bioét. XX, 2009/3ªNeurobiología del “vínculo de apego” y embarazo
del hipocampo, el complejo amigdalino plásticas que se observan desde el punto
o porciones de los ganglios basales; a de vista estructural y funcional. Para ilus-
estas citadas se suman otras, como es trar este punto, podemos mencionar las
el caso de algunos núcleos talámicos variaciones morfológicos en los árboles
(por ejemplo, los núcleos anteriores) y dendríticos de las células piramidales
el hipotálamo. Sin embargo, de alguna de las regiones hipocampales CA1 y
4manera, también podrían incluirse como CA3 . Estos experimentos se realizaron
elementos necesarios para el correcto en la rata, pero aportan consistencia a
funcionamiento del sistema límbico, las los cambios neurofi siológicos observados
proyecciones aminérgicas que, desde sobre la potenciación a largo plazo que
tronco del encéfalo, inervan todas las se desarrollan con la gestación. Aunque
estructuras citadas anteriormente. En su estos resultados en animales deben ser
conjunto, por tanto, el sistema límbico analizados con cautela, existen también
es un sistema integrador afectivo-emo- otros datos que apoyan también esta hi-
cional que está relacionado con otros pótesis. Así, se sabe que el estrés modifi ca
procesamientos neurales como son los el hipocampo, y este estrés disminuye en
relacionados con la memoria, la atención, el embarazo; de esta manera, por lo tanto,
la integración endocrina y visceral junto existe evidencia para pensar que los cam-
a la cognitiva o el establecimiento de los bios estructurales en el hipocampo serían
patrones conductuales efectivos. consecuencia directa de los procesos de
5Al analizar el sistema límbico en el ce- gestación .
rebro humano, hay dos características que Con respecto a la plasticidad funcional,
merece la pena resaltar. La primera es que está demostrado que el sistema hormonal,
en el desarrollo fi logenético de las estruc- especialmente del relacionado con las
turas que lo integran, éstas presentan un hormonas oxitocina y vasopresina, podría
gran crecimiento en la especie humana. tener un efecto especial sobre el proceso
6Un crecimiento que se acompaña, en gran que estamos tratando . En este caso, es
medida, con el desarrollo de las cortezas claro que aquí la poderosa relación afecti-
asociativas, con las que se va relacionar de vo-emocional que se va desarrollando en
manera muy activa. En segundo término, la mujer gestante, tiene también asociado
que las modernas técnicas de neuroima-
gen han mostrado que la integración del 4 Cfr. J.L. Pawluski y L.A.M. Galea, «Hip-
sistema límbico se conforma aunando pocampal morphology is differentially affected by
reproductive experience in the mother», en Journal activaciones y desactivaciones sincrónicas
of Neurobiology 66 (2006), 71-81.
de sus distintos componentes. 5 Cfr. D.A. Slattery y I.D. Neumann, «No
Cuando ahora analizamos el proceso stress please! Mechanisms of stress hyporesponsive-
ness of maternal brain», en Journal of Physiology 586.2 de vinculación afectivo-emocional que
(2008), 377-385.se desarrolla en la mujer gestante, hay
6 Cfr. P.J. Brunton y J.A. Russell, «The expect-
que señalar que el sistema límbico está ant brain: adapting for motherhood», en Nature
Reviews Neuroscience 9 (2008), 11-25.claramente implicado en las actividades
Cuad. Bioét. XX, 2009/3ª 337José Manuel Giménez Amaya
un gran componente endocrino-visceral podría ocupar un escalón integrador de
que lleva a asegurar el cuidado materno importancia en la red neural del proce-
adecuado al acabar el parto. Existe en este samiento límbico para integrar todo lo
punto un interesante reto para la inves- afectivo-emocional con una información
tigación neurobiológica para estudiar las visceral y endocrina tan abundante como
7relaciones que tiene el sistema neuroen- la que presenta la mujer embarazada .
docrino con la arquitectura funcional de Por último, nos parece de interés men-
las neuronas y de las células de la glía, de cionar que un número nada despreciable
sus relaciones funcionales entre sí, y, en de las regiones nerviosas que hemos
defi nitiva, de todo el juego molecular y visto que podrían estar implicadas en
subcelular que se establece entre la forma el vínculo afectivo-emocional durante el
y la función de las distintas estructuras embarazo, también lo están en procesos
neurales implicadas. cognitivos superiores que proporcionan
A tenor de esta situación, parece lógico una estabilidad a toda la vida emocional.
que busquemos con ahínco puntos noda- En consecuencia, su funcionalidad en el
les importantes en las redes límbicos liga- embarazo favorece una relación afectiva
das a la coordinación afectivo-emocional. madre-hijo extraordinariamente efi ciente
Y uno que va cobrando mayor relevancia en la confi guración psicológica normal.
cada día en los estudios neurobiológicos No es de extrañar por eso, que la modifi -
es el complejo amigdalino. Esta estructu- cación de estas estructuras lleve consigo
ra con forma de almendra se encuentra alteraciones mentales que se han podido
situada estratégicamente en las porciones comprobar con técnicas de neuroimagen
anteriores del lóbulo temporal inmedia- en pacientes con trastornos psiquiátri-
8tamente por delante del hipocampo, y, cos . Todo ello manifi esta, en general, que
vistas sus conexiones en el animal de la riqueza y categorización unitaria de la
experimentación y su activación funcional vida emocional y el desarrollo de estos
en el ser humano y en otros primates, vínculos afectivo-emocionales ofrecen
aparece como especialmente diseñada también un patrimonio y una especifi ci-
para integrar los impulsos que provienen dad únicos en la especie humana.
de las estructuras viscerales con aquellos
otros de componente asociativo-límbico. Recibido: 27-07-2009
Este complejo nuclear de los hemisferios Aceptado: 25-08-2009
cerebrales está en la base de procesos que
dan contenido emocional a información
compleja desde el punto de vista per-
7 Cfr. L. Cahill, «Why sex matters…».
ceptivo o visceral. En el caso de la mujer 8 Cfr. E.S. Monkul, J.P. Hatch, M.A. Nicoletti,
S. Spence, P. Brambilla, A.L. Lacerda, R.B. Sassi, A.G. gestante, su estudio es especialmente
Mallinger, M.S. Keshavan y J.C. Soares, «Fronto-necesario porque es una clara estructura
limbic brain structures in suicidal and non-suicidal
nerviosa que presenta un dimorfi smo female patients with major depressive disorder», en
sexual, y, por su función antes señalada, Molecular Psychiatry 12 (2007), 360-366.
338 Cuad. Bioét. XX, 2009/3ª

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.