Cette publication est accessible gratuitement

Compartir esta publicación

REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504
2010 Volumen 11 Número 07

REDVET Rev. electrón. vet. http://www.veterinaria.org/revistas/redvet -http://revista.veterinaria.org
Vol. 11, Nº 07, Julio/2010– www.veterinaria.org/revistas/redvet/n070710.html


Las serpientes venenosas de importancia en la salud
publica del Perú – The poisonous snakes of public health
importance of Peru

Navarrete Zamora Miluska B.: Laboratorio de Anatomía
Animal y Fauna Silvestre. Facultad de Medicina Veterinaria -
Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Av. Circunvalación
cuadra 28 s/n San Borja. Lima, Perú. Contacto:
miluskabeatriz@gmail.com | Silva Suárez Walter H.:
Coordinación de Animales Venenosos. Instituto Nacional de
Salud. Av. Huaylas No. 2268, Chorrillos. Lima, Perú. Contacto:
w_silva01@yahoo.com | Vargas Mas Erasmo A. Médico
Veterinario – Práctica Privada.


RESUMEN

En el Perú existen aproximadamente 33 especies de serpientes
venenosas distribuidas en 2 familias: Viperidae y Elapidae. La
distribución geográfica es en los diferentes hábitats de la Costa, Sierra
y Selva. El manejo de estos animales requiere de equipos especiales y
de personal calificado para evitar los accidentes. El veneno producido
por las serpientes es una modificación de las glándulas salivales que va
a facilitar la digestión de sus presas. El ofidismo es la inoculación de
éste veneno, y en el Perú se atribuye a Bothrops atrox como el animal
agresor con mayor reporte de accidentes en humanos. El mecanismo
de acción de estos venenos puede presentarse como una acción
proteolítica, neurotóxica, coagulante, vasculotóxica, hemolítica,
miotóxica, necrotóxica y hepatotóxica, que van a caracterizar a los
diferentes accidentes ofídicos. El objetivo de ésta revisión fue
proporcionar conocimientos acerca de las diferentes serpientes
venenosas que hay en el Perú, su ubicación en el territorio nacional,
los accidentes ofídicos por la inoculación del veneno y su tratamiento,
asimismo una revisión epidemiológica de los casos presentados y de
los últimos avances del uso del veneno en medicina.

Palabras clave: Serpientes venenosas | ofidismo | Bothrops.



ABSTRACT

There are 33 species of venomous snakes in Perú and these are
distributed in two families: Viperidae and Elapidae. They are
geographically distributed in different habitats in Costa, Sierra and
1
Las serpientes venenosas de importancia en la salud publica del Perú
http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n070710/071011.pdf
REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504
2010 Volumen 11 Número 07

Selva of Perú. Handling these animals requires special equipment and
must be done by qualified staff in order to avoid accidents. Venom
produced by snakes is a modification of salivary glands that facilitates
digestion of its preys. Inoculation of the snake venom is called
“ofidismo” (snakebite), in Perú Bothrops atrox is the aggressor animal
with more ophidian accident reports. Mechanisms of these venoms can
be present as proteolytic, neurotoxic, coagulate, vascular toxicity,
hemolytic, necrotic toxicity and liver toxicity actions which characterize
ophidian accidents. The aim of this review was to supply knowledge
about different venomous snakes resident in Peru, its geographical
location and ophidian accidents by venom inoculation. Epidemiological
compilation of ophidian accidents reports and recent uses of the snake
venom in medicine is also included in this review.

Key words: Poisonous snakes | snakebite | Bothrops



INTRODUCCION

Las serpientes forman el sub orden Ophidia o Serpentes perteneciente
al orden Squamata de los vertebrados de la superclase Reptilia. Se han
reconocido en el mundo unas 3300 especies y se han clasificado en 11
familias, aunque solamente cuatro de ellas son productoras de
secreciones tóxicas. Las serpientes constituyen más del 66% de todas
las especies vivientes (Ayerbe, 2003).

En el Perú se pueden encontrar 9 de las 15 familias de serpientes que
se conocen (Zavaleta y Salas, 1996) y 33 especies ponzoñosas, de las
cuales 9 son autóctonas y las 24 restantes son comunes a países
vecinos (Carrillo de Espinoza e Icochéa, 1995). El Perú ocupa el
segundo lugar en Latinoamérica por su variedad de serpientes. Las dos
principales familias de serpientes venenosas que habitan en el país son
Viperidae y Elapidae (Campbell y Lamar, 1989; Pesantes, 2000 y
Yarlequé, 2000).

En el Perú, los accidentes por mordedura de ofidios vienen causando
un sinnúmero de pérdidas de vidas humanas; cuando no suceden
casos fatales, los afectados pueden sufrir una destrucción de tejidos
hasta la pérdida total o parcial de algún miembro (Pesantes, 2000);
según los reportes de MINSA se estima que hubieron 2035 accidentes
ofídicos en el 2008 (Navarro, 2009).

El auge de la crianza de reptiles en cautiverio, el uso de serpientes
exóticas como mascota y el comercio ilegal de especies han provocado
que su arribo a las clínicas veterinarias sean cada vez más frecuentes.
Estos acontecimientos hacen necesario un mayor conocimiento de
estas especies, saber reconocer y diferenciar una serpiente venenosa
de la no venenosa, saber en que lugares se encuentran y disminuir el
2
Las serpientes venenosas de importancia en la salud publica del Perú
http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n070710/071011.pdf
REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504
2010 Volumen 11 Número 07

riesgo de accidentes y en caso que ocurra esto, hacer el tratamiento
adecuado (Sierra y Pérez, 2001).

El principal objetivo de este trabajo fue proporcionar conocimientos
acerca de las diferentes especies de serpientes venenosas que hay en
el Perú, su ubicación en el territorio nacional, los accidentes ofídicos
producidos por éstas por inoculación accidental del veneno y su
tratamiento, asimismo una revisión epidemiológica de los casos
presentados y los últimos avances en uso del veneno en medicina
humana.

GENERALIDADES

Las serpientes se clasifican por la dentición, así tenemos: aglifos,
opistoglifo, proteroglifo y solenoglifo.

Aglifo, se refiere a las serpientes que no poseen colmillos para inocular
el veneno (Familia Boidae y la mayoria de la Familia Colubridae).
Opistoglifos, son ofidios semi venenosos, y tienen uno o más colmillos
en la parte posterior del maxilar con dientes más pequeños en frente.
Los colmillos pueden ser lisos o con un surco en la superficie que
permite dirigir secreciones hacia la herida producida (Familia
Colubridae). Proteroglifos, incluye las cobras, corales y serpientes
marinas (Familia Elapidae) sus colmillos están localizados en la parte
anterior del maxilar, son huecos o presentan un surco superficial para
la conducción del veneno, relativamente cortos y permanecen erectos.
Solenoglifos, incluye a las víboras verdaderas y a las víboras que
poseen fosetas termorreceptoras (Familia Viperidae). Los colmillos
huecos son los únicos dientes en el maxilar, rotan de tal manera que
permanecen pegados al techo de la boca cuando ésta se mantiene
cerrada. Este mecanismo permite poseer colmillos más largos que
inyectan el veneno profundamente en los tejidos de la presa. El cráneo
de este tipo de serpientes es mucho más móvil que el de los
proteroglifos y posee una forma triangular, la cual es consecuencia de
la extensión de los huesos cuadrados. Las marcas de la mordedura son
características y muy útiles para el diagnóstico en casos de accidentes
(Cabrera, 1998; Cabral, 2001).

Existen diferencias entre las serpientes venenosas y no venenosas, tal
como se detallan en el cuadro 1.








3
Las serpientes venenosas de importancia en la salud publica del Perú
http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n070710/071011.pdf
REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504
2010 Volumen 11 Número 07

Cuadro 1. Características Diferenciales entre Serpientes Venenosas y
No Venenosas. (Ministerio de Salud del Perú, 2000).
SERPIENTES VENENOSAS SERPIENTES NO VENENOSAS
Características
Fam. Viperidae Fam. Elapidae Fam.Colubridae Fam. Boideae Diferenciales

- Cabeza Triangular Redonda Redonda Ligeramente
Triangular
Elípticas Elípticas Redondas Redondas
- Pupilas Disposición Disposición
vertical. diagonal.
- Hábitos Nocturnos Nocturnos Diurnos Diurnos
Quilladas, ásperas Ausentes Generalmente Presentes y
- Escamas cabeza Ausentes lisas
-Placas simétricas Ausentes Presentes Presentes Generalmente
en la cabeza Ausentes
Lentos, posición Lentos Rápidos, tienden Lentos
- Movimientos de ataque a escapar
- Cuello Estrecho Grueso Grueso Grueso
- Foseta Loreal* Presente Ausente Ausente Ausente
Completos, Algunos tienen
-Anillos Ausentes bandas negras anillos incompletos Ausentes
transversales de impares bandas pares
colores

- Cola Corta y afinada Larga y afinada Corta Larga y afinada
Móviles Fijos Ausentes (aglifa) Ausentes
- Colmillos (Solenoglifa) (Proteroglifa) algunos presentan (aglifa)
Colmillos posteriores
(opistoglifas)
*La foseta loreal es una estructura situada entre los ojos y las narinas y parece
cumplir funciones de termorregulación y orientación.

En el Perú las serpientes venenosas de la Familia Viperidae están
representadas por los géneros: Bothrops, Bothriopsis, Bothrocophias,
Bothriechis, Crotalus y Lachesis (Campbell y Lamar, 1989; Pesantes,
2000 y Yarlequé, 2000).

4
Las serpientes venenosas de importancia en la salud publica del Perú
http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n070710/071011.pdf
REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504
2010 Volumen 11 Número 07

Del género Bothrops, tenemos a B. atrox (Fig. 1), conocida
comúnmente como jergón, y es la serpiente venenosa que mayor
accidentes produce (cerca del 90%) en nuestra selva. Otras especies
de
importancia
en salud
publica son
Bothrops
pictus,
Bothrops
barnetti,
Bothrops
brazili
(Lévano y
Fernández,
2004).

Fig 1.
Bothrops
atrox.
(Foto: Maik Dobiey)

Del género Bothriopsis, destaca la Bothriopsis bilineata (Fig. 2),
especie arborícola de un color verde hoja por lo que se le conoce en la
Selva como “loro machaco” y Bothriopsis taeniata (Carrillo de
Espinoza, 1970; Lévano y Fernández, 2004).










Fig. 2.
Bothriopsis
bilineata (Foto:
Maik Dobiey)









5
Las serpientes venenosas de importancia en la salud publica del Perú
http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n070710/071011.pdf
REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504
2010 Volumen 11 Número 07

Del género Crotalus, tenemos una sola especie Crotalus durissus (Fig.
3), es una serpiente de cuerpo pesado, de movimientos lentos, la cola
termina en una serie de anillos córneos flojamente unidos que al
agitarse
produce
un sonido
parecido
a una
“sonaja” o
“cascabel”
(Rios,
2004).

Fig. 3.
Crotalus
durissus
(Foto:
Maik
Dobiey)


Del género Lachesis, también se tiene una sola especie Lachesis muta
(Fig. 4), conocida en la Selva como shushupe, es una especie de gran
tamaño, logrando alcanzar una longitud de hasta 4 metros (Carrillo de
Espinoza, 1970; Lévano y Fernández, 2004).





















Fig. 4. Lachesis muta (Foto: Walter Silva)

6
Las serpientes venenosas de importancia en la salud publica del Perú
http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n070710/071011.pdf
REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504
2010 Volumen 11 Número 07

La familia Elapidae está representada por las llamadas serpientes
venenosas de Coral, las cuales están ubicadas en un solo género:
Micrurus (Fig. 5). Estas serpientes no tienen fosetas termorreceptoras
y su identificación práctica es más compleja, debido a que hay
numerosas especies de culebras inofensivas cuya coloración es muy
similar, sin embargo las del género Micrurus presentan un número
impar de anillos negros entre dos anillos rojos consecutivos, seguido
de un anillo blanco. (Gil Martínez, 1997).



















Fig. 5. Serpiente venenosa del género Micrurus. (Foto: Maik Dobiey)

Las serpientes venenosas se distribuyen en casi todas las regiones
naturales del Perú, siendo en la Selva Alta y Selva Baja en donde se
encuentra la mayor población ofídica y donde se registran anualmente
mayor cantidad de accidentes.

Con notable frecuencia, los accidentes ocurridos en territorio peruano
son ocasionados por serpientes del género Bothrops, denominándose a
dicho envenenamiento como Botropismo (Zavaleta y Salas, 1996). Son
las especies B. pictus (jergón de la Costa) y B. barnetti los que se
hallan preponderantemente en la Costa, mientras que la especie B.
atrox (jergón) se encuentra en la Selva, casi siempre en zonas
periurbanas y rurales, que es precisamente donde ocurren con mayor
frecuencia los accidentes ofídicos (Villanueva et al, 2004).

La distribución geográfica de las serpientes venenosas mas
importantes en el Perú puede observarse en el cuadro 2, basado en los
aportes realizados por Campbell y Lamar, 1989; Campbell y Lamar,
2004, Carrillo de Espinoza e Icochéa, 1995; Pesantes, 2000 y
Yarlequé, 2000.

7
Las serpientes venenosas de importancia en la salud publica del Perú
http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n070710/071011.pdf
REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504
2010 Volumen 11 Número 07

Cuadro 2. Distribución Geográfica de las Serpientes Venenosas en el
Perú.

REGIÓN GÉNERO ESPECIE NOMBRES POPULARES

barnetti Macanche, Doble X, Cascabel
Bothrops pictus Víbora, Jergón de la Costa, Jergona
COSTA roedingeri Víbora, Jergón de la Costa
mertensi Chaquira, Coral, Coralillo, Chaquirilla
Micrurus tschudii Coral, Coralillo

Bothrops neuwiedi Upachilla, Dormilona
Micrurus peruvianus Naca naca
SIERRA
Crotalus durissus Cascabel, Pallacatari
andianus Jergona, Amantita, Marianito
atrox Jergón, Jergona, Catari, Achujergón
Bothrops brazili Jergón, Jergona, Shushupe
neuwiedi Upachilla, Dormilona

taeniata
Bothriopsis bilineata Loro machaco
chloromelas Lamón, Achujergón
peruviana Jergón negro, Sachavaca machaco

Bothrocophias hyoprora Jergón pudridora SELVA
Bothrocophias microphthalmus Jergón pudridora
Lachesis muta Shushupe, Yamongsse
Crotalus durissus Cascabel, Pallacatari
annellatus Naca naca filiformis Naca naca
margantiferus
Micrurus putumayensis
spixii Naca naca, Chaquira, Itinkia
surimanensis Naca naca, Itinkia
mertensi Chaquira, Coral, Coralillo, Chaquirilla


OFIDISMO

El Ofidismo es el estado mórbido accidental, un síndrome, producido
por la mordedura o inoculación de veneno de una especie de serpiente
venenosa, cuyas manifestaciones clínicas dependen de la serpiente
agresora (Ayala, 2001; Lama, 1991), el cual constituye un importante
problema de salud pública a nivel mundial (Ayala, 2001).
Se considera el envenenamiento como la interacción de una serie de
factores como los principios tóxicos del veneno, la susceptibilidad del
paciente, la edad o tamaño de la serpiente y la cantidad de veneno
inoculado (Villanueva et al, 2004).
8
Las serpientes venenosas de importancia en la salud publica del Perú
http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n070710/071011.pdf
REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504
2010 Volumen 11 Número 07


El veneno de las serpientes es básicamente saliva modificada
constituido por una serie de péptidos y proteínas tóxicas de peso
molecular elevado, tales como miotoxinas, hemorraginas, nefrotoxinas,
neurotoxinas y toxinas coagulantes, que cumple una función digestiva
y defensiva (Lévano y Fernández, 2004).

El accidente botrópico es ocasionado por mordeduras de serpiente del
género Bothrops, se caracteriza por dolor intenso e inmediato, edema
duro en el lugar de la mordida, de intensidad variable, en general, con
aparición precoz y de carácter progresivo durante las primeras 6 horas.
La equimosis y el sangrado en el sitio de la mordida son frecuentes.
Infarto ganglionar y ampollas pueden aparecer de forma tardía luego
de 12 horas de ocurrida la mordedura, acompañado de necrosis,
siendo esto último lo que deja más secuelas en las víctimas de este
tipo de accidente. En casos graves se presenta hipotensión arterial,
shock, oligonuria y hemorragia intensa (Pesantes, 2000; Zavaleta y
Salas, 1996).

El accidente lachésico es provocado por un único género y especie
(Lachesis muta) y las acciones principales del veneno son proteolítica y
anticoagulante, así como efecto hipotensor. Las manifestaciones
clínicas son semejantes a las producidas por el envenenamiento
botrópico, con excepción de un síndrome de excitación vagal en donde
la diarrea, bradicardia, hipotensión arterial y shock se producen en las
primeras horas constituyendo la principal causa de la gran mortalidad
(Pesantes, 2000). Los accidentes lachésicos son clasificados como
moderados o graves, por ser serpientes de gran tamaño,
considerándose que la cantidad de veneno inoculada es potencialmente
muy grande (Ministerio de Salud del Perú, 2000).

El accidente crotálico, es ocasionado por un único género y especie
(Crotalus durissus). Se le atribuye una baja frecuencia de casos (1%),
pero cuando no es tratado este accidente, la muerte es casi inminente
(Pesantes, 2000). Las actividades principales del veneno son
neurotóxicas y mionecrosante (Zavaleta y Salas, 1996).

El accidente elapídico es provocado por el género Micrurus ocasiona un
número bajo de envenenamientos, esto se debe a la estructura de los
colmillos inoculadores, que son cortos y fijos al maxilar; su principal
acción es neurotóxica (Pesantes, 2000).

El diagnóstico definitivo requiere de la identificación de la serpiente
agresora y de un cuadro clínico compatible que varía de acuerdo al tipo
de serpiente agresora (Villanueva et al, 2004).

Los primeros auxilios del paciente mordido se reducen a inmovilizar lo
más posible la extremidad afectada y a trasladar al paciente al hospital
o centro médico más cercano para que se le aplique el suero
9
Las serpientes venenosas de importancia en la salud publica del Perú
http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n070710/071011.pdf
REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504
2010 Volumen 11 Número 07

antiofídico, que es el único tratamiento efectivo, previa prueba de
sensibilidad (Pesantes, 2000).

El suero antiofídico, principal arma para el tratamiento de los pacientes
víctimas del accidente ofídico, es un producto escaso a nivel mundial y
en el Perú es producido por el Instituto Nacional de Salud (Suero
antibotrópico polivalente, Suero antilachésico monovalente y Suero
anticrotálico monovalente) (Zavaleta, 2004).


EPIDEMIOLOGÍA

La vigilancia sistemática del ofidismo en el Perú se inició en Marzo de
1999. En la actualidad el número de unidades notificantes que reportan
casos de ofidismo en sus respectivas jurisdicciones, provienen
principalmente de la Selva, sobretodo del departamento de Loreto
(Ministerio de Salud del Perú, 2000).

De los accidentes ofídicos ocurridos de 1998 al 2008, tenemos que el
género Bothrops fue el causante del 97% de los casos, el género
Lachesis en un 2% y el género Crotalus en un 1% (Navarro, 2009).
Los agricultores resultaron ser los más afectados, por lo general
cuando deambulaban por un sendero, realizando faenas de cosecha,
cortando maleza o abriendo trocha. La hora del ataque resultó más
frecuente entre las 17 y 20 horas y entre las 9 y 12 horas, esto debido
a que las serpientes venenosas son de hábitos nocturnos, siendo los
miembros inferiores los sitios preferidos de la mordedura, sobretodo en
el pie (Ministerio de Salud del Perú, 2000; Lévano y Fernández, 2004).

Entre los meses de Noviembre y Mayo, períodos que corresponde
aproximadamente a la estación lluviosa, ocurre la mayor cantidad de
los accidentes, y muchos de ellos en el "campo" (Chang et al, 1987).

B. atrox es la serpiente cuya mordedura (Botropismo) tiene la mayor
prevalencia a nivel nacional. El Botropismo es mas frecuente en
varones, y un tercio de los pacientes suelen ser niños. La mordedura
ocurre más frecuentemente en miembros inferiores y manos, y se
asocia a síntomas locales: edema (100%), hemorragia (74.4%),
flictenas (38.5%), necrosis (38.5%), y a síntomas sistémicos que
incluyen alteraciones hematológicas (79.5%), hematuria (74.4%),
sangrado gingival (43.6%), shock hipovolémico (23.1%) y oliguria
(23.1%). Las complicaciones incluyen falla renal aguda, infección de
tejidos blandos, hemorragia del sistema nervioso central, síndrome
compartamental. La falla renal aguda y la hemorragia cerebral se
asocian a muerte. Una proporción variable de los pacientes que
sobreviven a la mordedura (5 a 30%) queda con secuelas (Loja et al,
2000; Zavaleta, 2004)

10
Las serpientes venenosas de importancia en la salud publica del Perú
http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n070710/071011.pdf