La Objeción de Conciencia de los Profesionales Sanitarios en la Ética y Deontología(Conscientious Objection for Health Professionals in Ethics and Deontology)

De
Publicado por

Resumen
El objetivo fundamental del artículo es resaltar los numerosos conflictos entre la conciencia y la ley que se encuentran cada vez con más frecuencia los profesionales sanitarios en su práctica clínica diaria. Aclarar y definir conceptos como “objeción de conciencia de los profesionales sanitarios”, para no confundirlo con otros términos. Este trabajo lo que pretende es tratar la objeción de conciencia, no desde la jurisprudencia sino desde la ética y la deontología, repasando las normativas existentes tanto en el ámbito internacional como en el nacional. Además para finalizar el estudio, en una última parte tratamos el estado de la “objeción de conciencia” tras la reciente aprobación de la ley orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción del embarazo. Como conclusión final podemos decir que la “objeción de conciencia” está reconocida en las declaraciones internacionales e incluso en la constitución europea. En España, en el código de ética y deontología médica, es uno de los lugares donde la objeción de conciencia del profesional sanitario tiene gran desarrollo desde hace años, se establece que el médico puede abstenerse de la práctica de determinados actos profesionales, tales como aborto, fecundación in vitro o esterilización, si éstos se encuentran en contradicción con sus convicciones éticas y científicas. También recientemente, la asamblea general de 24 de octubre de 2009, de la comisión central de deontología, ha realizado una declaración sobre la “objeción de conciencia” insistiendo en su reconocimiento. Finalmente, en la ley orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción del embarazo, parece ser reconocido “el derecho de ejercer la objeción de conciencia” de los profesionales sanitarios directamente implicados en la interrupción voluntaria del embarazo, después de numerosos debates, pero todavía es pronto para poder valorar la aplicación de este derecho. Ya que hasta el 5 de julio de 2010, no entrara en vigor esta ley, por lo que será el futuro el que nos lo clarifique el desarrollo de este importante derecho para los profesionales sanitarios.
Abstract
The main objective of this paper is to highlight the numerous conflicts enters the consciousness and the laws are becoming more frequent health professionals in daily clinical practice. Clarify and define concepts such as “conscientious objection for health professionals, to avoid confusion with other terms. This is work that aims to address the objection of conscience, not from the law but from the ethics and deontology, reviewing existing regulations both internationally and nationally. In addition to complete the studio, in a last part we discuss the state of the “conscientious objection” tars the recent passage of the organic law 2 / 2010, 3 march, sexual and reproductive health and the interruption of pregnancy. As a final conclusion we can say that “conscientious objection” is recognized in international declarations and even in the european constitution. in spain, the code of ethics and medical ethics, is one of the places where the objection of conscience of health professionals has great development for years, states that the doctor can refrain from the practice of certain professional acts such as abortion, in vitro fertilization or sterilization, if they are in contradiction with its ethical and scientific beliefs. Also recently, the general assembly of october 24, 2009, the central committee of ethics has made a declaration on “conscientious objection”, insisting on its recognition. Finally, the organic law 2 / 2010, 3 march, sexual and reproductive health and the interruption of pregnancy, seems to be recognized “the right to exercise conscientious objection” of health professionals directly involved in the voluntary termination of pregnancy, after much discussion, but it is still early to assess the implementation of this right because, until july 5, 2010, will come into force this law, what will the future that we clarify the development of this important right for health professionals.
Publicado el : viernes, 01 de enero de 2010
Lectura(s) : 21
Fuente : Cuadernos de Bioética 1132-1989 (2010) Vol. XXI Num. 72
Número de páginas: 12
Ver más Ver menos
Cette publication est accessible gratuitement

LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA DE LOS
PROFESIONALES SANITARIOS EN LA ÉTICA Y
DEONTOLOGÍA
CONSCIENTIOUS OBJECTION FOR
HEALTH PROFESSIONALS IN ETHICS AND
DEONTOLOGY
1 2Mercedes Martínez León y José Rabadán Jiménez
1Secretaria de la Comisión de Ética y Deontología del Colegio Ofcial de
Médicos de Valladolid.
Área de Medicina Legal. Facultad de Medicina. Avda. Ramón y Cajal 7
47005-Valladolid. Tel: + 34 983423065 / + 34 606107021 Fax: +34 983423065
E-mail: legal@med.uva.es
2Comisión de Ética y Deontología del Colegio Ofcial de Médicos de Valladolid.
Resumen
El objetivo fundamental del artículo es resaltar los numerosos confictos entre la
conciencia y la ley que se encuentran cada vez con más frecuencia los profesionales
sanitarios en su práctica clínica diaria. Aclarar y defnir conceptos como “objeción de
conciencia de los profesionales sanitarios”, para no confundirlo con otros términos. Este
trabajo lo que pretende es tratar la objeción de conciencia, no desde la jurisprudencia
sino desde la ética y la deontología, repasando las normativas existentes tanto en el
ámbito internacional como en el nacional. Además para fnalizar el estudio, en una
última parte tratamos el estado de la “objeción de conciencia” tras la reciente aproba-
ción de la ley orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la
interrupción del embarazo. Como conclusión fnal podemos decir que la “objeción de
conciencia” está reconocida en las declaraciones internacionales e incluso en la consti-
tución europea. En España, en el código de ética y deontología médica, es uno de los
199Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªMercedes Martínez León y José Rabadán Jiménez
lugares donde la objeción de conciencia del profesional sanitario tiene gran desarrollo
desde hace años, se establece que el médico puede abstenerse de la práctica de deter-
minados actos profesionales, tales como aborto, fecundación in vitro o esterilización, si
éstos se encuentran en contradicción con sus convicciones éticas y científcas. También
recientemente, la asamblea general de 24 de octubre de 2009, de la comisión central de
deontología, ha realizado una declaración sobre la “objeción de conciencia” insistiendo
en su reconocimiento. Finalmente, en la ley orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud
sexual y reproductiva y de la interrupción del embarazo, parece ser reconocido “el de-
recho de ejercer la objeción de conciencia” de los profesionales sanitarios directamente
implicados en la interrupción voluntaria del embarazo, después de numerosos debates,
pero todavía es pronto para poder valorar la aplicación de este derecho. Ya que hasta
el 5 de julio de 2010, no entrara en vigor esta ley, por lo que será el futuro el que nos
lo clarifque el desarrollo de este importante derecho para los profesionales sanitarios.
Palabras clave: objeción, conciencia, sanitaria, ética, deontología.
Abstract
The main objective of this paper is to highlight the numerous conficts enters the
consciousness and the laws are becoming more frequent health professionals in daily
clinical practice. Clarify and defne concepts such as “conscientious objection for health
professionals, to avoid confusion with other terms. This is work that aims to address the
objection of conscience, not from the law but from the ethics and deontology, reviewing
existing regulations both internationally and nationally. In addition to complete the
studio, in a last part we discuss the state of the “conscientious objection” tars the recent
passage of the organic law 2 / 2010, 3 march, sexual and reproductive health and the
interruption of pregnancy. As a fnal conclusion we can say that “conscientious objection”
is recognized in international declarations and even in the european constitution. in
spain, the code of ethics and medical ethics, is one of the places where the objection
of conscience of health professionals has great development for years, states that the
doctor can refrain from the practice of certain professional acts such as abortion, in vitro
fertilization or sterilization, if they are in contradiction with its ethical and scientifc
beliefs. Also recently, the general assembly of october 24, 2009, the central committee of
ethics has made a declaration on “conscientious objection”, insisting on its recognition.
Finally, the organic law 2 / 2010, 3 march, sexual and reproductive health and the
interruption of pregnancy, seems to be recognized “the right to exercise conscientious
objection” of health professionals directly involved in the voluntary termination of
pregnancy, after much discussion, but it is still early to assess the implementation of
this right because, until july 5, 2010, will come into force this law, what will the future
that we clarify the development of this important right for health professionals.
Key words: objection, conscientious, health, ethics, deontology.
200 Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªLa objeción de conciencia de los profesionales sanitarios en la ética y deontología
1. La objeción de conciencia de los pro- Por tanto, la objeción de conciencia
fesionales sanitarios médica surge del conficto que se pro -
duce cuando hay un choque entre el
Un campo en el que aparecen numero- deber moral de un profesional de seguir
sos confictos entre la conciencia y la ley los dictados de su conciencia y el deber
es el de las profesiones sanitarias. Esto se normativo que ese profesional tiene que
debe principalmente a dos factores: prestar una determinada asistencia.
En muchos países la legislación ha
a) El farmacéutico, médico, enfermero previsto para los médicos la posibilidad
o biólogo se encuentra a menudo de acogerse a la objeción de concien-
con decisiones que afectan al inicio cia en el caso de tener que realizar un
o al fn de la vida. aborto. Pero el médico no es el único
b) Es fácil que, sobre estas cuestiones, sanitario que colabora en un aborto,
surjan distintos puntos de vista en- ni éste constituye el único deber pro-
tre los profesionales de la sanidad, fesional que puede suscitar problemas
los pacientes y sus familiares. de conciencia en un profesional de la
salud, como por ejemplo la prescripción
Por este último factor, la posibilidad o dispensación de anticonceptivos; la
de plantear objeción de conciencia en elaboración o suministro de prepa-
el ámbito sanitario no sólo proviene del rados destinados al suicidio asistido,
facultativo, sino que también puede ser eutanasia o, en otros países, inyecciones
exigida por el paciente, sus familiares o sus letales para la ejecución de condenados
representantes legales. Por ejemplo, es el a muerte; la investigación con material
caso del rechazo de los Testigos de Jehová procedente de fetos y experimentación
a recibir transfusiones de sangre debido con embriones o con ciertos animales; la
a su particular interpretación de Levítico esterilización; y colaboración en algunas
23,17; la negación a recibir productos bio- investigaciones genéticas .
lógicos de animales proscritos por parte En la actividad sanitaria “Objeción de
de determinadas comunidades religiosas; Conciencia de los profesionales sanita-
la oposición de mujeres de ciertas sectas a rios”: consistiría en la negativa a recibir
someterse a exploración física; la negación o aplicar un acto médico basado en con-
a recibir tratamiento farmacológico por vicciones éticas, religiosas, ideológicas,
aquellos que sólo consideran la oración flosófcas, humanitarias o científcas.
como remedio válido, fundando su crite- Por tanto, al ser “negativa a recibir o
rio en la interpretación que realizan de la aplicar”, se entiende que la objeción de
1Epístola de Santiago 5, 14-15 . conciencia puede ser alegada tanto por
2 Maceiras Rodríguez PM. “La Objeción de
1 Cebriá García M. Objeciones de Conciencia Conciencia en relación con tratamientos e inter-
a Intervenciones Médicas. Doctrina y Jurispruden- venciones médicas”. Actualidad Jurídica Aranzadi.
cia. Navarra: Aranzadi, 2005; 19-40. Año XVIII. Nº 756. 17 de julio de 2008; 2-11.
201Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªMercedes Martínez León y José Rabadán Jiménez
el paciente (recibir) como por el médico no a la objeción de conciencia en el servicio
3(aplicar) . militar obligatorio, y el art.20.1, que hace
Conviene distinguir la objeción de alusión a la libertad de comunicar o recibir
conciencia y la desobediencia civil. La información veraz por cualquier medio
desobediencia civil es el incumplimiento de difusión. Este precepto establece que
deliberado y generalmente no violento de la ley regulará el derecho a la cláusula de
ciertas leyes que se consideran injustas conciencia y al secreto profesional en el
5por parte de individuos o grupos sociales, ejercicio de esas libertades .
como medio de presionar políticamente y Cuando se plantea un posible caso
promover su cambio, es una insumisión de objeción hay que buscar el respaldo
política al Derecho dirigida a presionar constitucional en el precepto que ampara
para que se adopte una cierta decisión la libertad ideológica. En este sentido, en
legislativa. nuestra Constitución española tenemos
Sin embargo, la objeción de conciencia los siguientes artículos:
es el incumplimiento de un deber jurídico
motivado por la existida de un dictamen • el art. 14: “Los españoles son iguales
de conciencia, cuya fnalidad se agota en ante la ley, sin que pueda prevalecer
la defensa de la moralidad individual, discriminación alguna por razón
es estrictamente moral, renunciando a de nacimiento, raza, sexo, religión,
cualquier estrategia de cambio político opinión o cualquier otra condición o
o de búsqueda de adhesiones. Aunque circunstancia personal o social”.
a veces las fronteras entre una fgura u • el art. 16. 1: “Se garantiza la libertad
otra pueden ser difusas, puede decirse ideológica, religiosa y de culto de los
que existen diferencias básicas entre la individuos y las comunidades sin más
desobediencia civil que tiene un carác- limitación, en sus manifestaciones, que
ter político y colectivo, mientras que la la necesaria para el mantenimiento del
objeción de conciencia su naturaleza es orden público protegido por ley”.
individual, ética y de conciencia ante una
4aplicación concreta de la Ley . Si se acepta que la objeción de con-
En España por lo que se refere a nues - ciencia forma parte de las facultades que
tro derecho interno, la norma básica es la conforman el contenido del derecho a la
Constitución Española de 1978 sólo recoge libertad ideológica y religiosa, se puede
dos referencias directas a la objeción de sostener que la objeción de conciencia
conciencia. El art. 30.2 que se abre el cami- es un derecho fundamental, o al menos
una manifestación de un derecho funda-
mental. Por ello aunque la Constitución 3 Mediuris, A., La Objeción de Conciencia.
Objeción de Conciencia a Intervenciones Médicas.
Madrid: Marcial Pons, 2008; 86-70. 467-489. 5 De Lora P., Gascón M. “La objeción de
4 Sánchez Caro J, Abellán F. “Derecho a la conciencia de los profesionales sanitarios”. En Bio-
Objeción de Conciencia”. En Derechos del Médico en ética. Principios, Desafíos, Debates. Madrid: Alianza
la Relación Clínica. Madrid: Comares, 2006; 85-142. editorial, 2008; 140-154.
202 Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªLa objeción de conciencia de los profesionales sanitarios en la ética y deontología
Española de 1978 sólo reconoce expresa- determinada conducta, sino que introduce
mente la objeción de conciencia al servicio una excepción a ese deber que ha de ser
militar, esto no es obstáculo para que el declarado efectivamente existente en cada
legislador ordinario y Tribunal Constitu- caso. A falta de regulación de la objeción
cional vayan confgurando otros supues - de conciencia, existe un contenido mínimo
6tos de objeción de conciencia . que es objeto de garantía.
Por lo que la naturaleza jurídico-cons- Existe una distinción entre existencia
titucional de la objeción de conciencia de de un derecho y regulación del mismo,
los profesionales sanitarios es la de un en el sentido de que si con la regulación
derecho fundamental, que forma parte ha de ser fácil determinar el alcance del
del contenido esencial del artículo 16.1 derecho en su plenitud, aun a falta de
de la Constitución (libertad ideológica y ella hay un contenido mínimo, que debe
religiosa) y más en concreto de la libertad resultar de normal identifcación, y que
de conciencia, como núcleo común de como tal es ya objeto de garantía. Por
7ambas libertades . lo que cuando se opera con reserva de
Existencia de una conexión entre confguración legal, el mandato consti -
objeción de conciencia y libertad de tucional tiene, hasta que la regulación
conciencia .Como ya hemos comentado, tenga lugar, un contenido mínimo que ha
la Constitución Española no contempla de ser protegido, ya que de otro modo se
en su articulado, al menos de una forma produciría la negación radical de un de-
explícita, la libertad de conciencia, dere- recho que goza de la máxima protección
cho en el que se apoyaría la objeción de constitucional.
conciencia. No obstante en la sentencia del En 1985, la STC 53/1985, de 11 de
Tribunal Constitucional (STC) 15/1982, de abril, declara y reconoce la objeción de
23 de abril, se especifca que la libertad de conciencia del personal sanitario en el
conciencia es una concreción de la libertad caso del aborto, dice que…… la objeción
ideológica que la Constitución reconoce en de conciencia existe por sí misma, esto
el art. 16. 1. Por ello, se puede afrmar que es, que no necesita ser regulada, pues
la objeción de conciencia es un derecho forma parte del derecho fundamental a la
reconocido explícita e implícitamente en la libertad ideológica y religiosa reconocido
ordenación constitucional española. En la por el artículo 16.1 de la Constitución Es-
STC 15/1982, de 23 de abril, se mantiene pañola y, como ha indicado este Tribunal
que el derecho a la objeción de concien- en diversas ocasiones, la Constitución
cia no consiste fundamentalmente en la Española es directamente aplicable,
garantía jurídica de la abstención de una especialmente en materia de Derechos
8Fundamentales .
6 Oliver Araujo J. La Objeción de Conciencia al
Servicio Militar. Ed. Civitas UIB (Mallorca), 1993: 30.
7 De Lorenzo R. El derecho y la objeción de con- 8 López Guzmán J. “Objeción de conciencia
ciencia. En: http://www.cgcom.es/sites/default/ en el Ámbito Asistencial”. En Bioética en las Ciencias
files/08_05_29_ricardo_lorenzo.pdf de la Salud. Granada: Asociación Alcalá, 2001; 57-83.
203Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªMercedes Martínez León y José Rabadán Jiménez
3. La objeción de conciencia de los abortos, e invitará a los interesados a
11profesionales sanitarios en la ética y solicitar el parecer de otros colegas” .
deontología
3.2. Ámbito nacional
3.1. Ámbito internacional
La Asamblea General del Consejo
La Declaración de Oslo sobre el aborto de General de Colegios Ofciales de Médicos,
la Asociación Médica Mundial (Oslo 1970) en sesión celebrada el día 31 de mayo
y sus sucesivas revisiones hasta la última de 1997 adoptó el acuerdo de aprobar
de Pilanesberg (Sudáfrica) de 2006 esta- la Declaración de la Comisión Central
blece en el punto 6: “Si las convicciones de Deontología sobre “objeción de con-
del médico no le permiten aconsejar o ciencia del médico”, que en sus principios
practicar un aborto éste puede retirarse, éticos afrma: “La negativa del médico a
siempre que garantice que un colega ca- realizar, por motivos éticos y religiosos,
lifcado continuará prestando la atención determinados actos que son ordenados o
9médica” . tolerados por la autoridad es una acción
La Constitución Europea reconoce en de gran dignidad ética cuando los razones
su artículo II-70.2, el derecho a la objeción aducidas por el médico son serias, since-
de conciencia “de acuerdo con las leyes ras y contantes, y se referen a cuestiones
12nacionales que regulan sus ejercicio”, lo graves y fundamentales” .
cual supone una débil protección de este La deontología médica es el conjunto
Derecho al nivel del ordenamiento de la de principios y reglas éticas que han de
10Unión Europea . inspirar y guiar la conducta profesional
A nivel Internacional también, la Guía del médico. En España estos principios
de Ética Médica Europea de 1987, reconoce y normas se reúnen en el Código de Ética
específcamente el derecho a la objeción y Deontología, actualmente vigente el de
de conciencia del médico en el siguiente 1999, de la Organización Médica Colegial,
artículo: de obligado cumplimiento para todos
los profesionales. Los Códigos de Ética y
Art. 17. “Es conforme a la ética que Deontología son el resultado de una selec-
un médico, en razón de sus conviccio- ción histórica de reglas y criterios que, a
nes personales, se niegue a intervenir lo largo de los tiempos se han demostrado
en procesos de reproducción o en ca- válidos, efcaces y necesarios para regular
sos de interrupción de la gestación o las prácticas profesionales. Estos Códigos
9 Declaración de la Organización Médica 11 Mediuris, A., “La Objeción de Conciencia”.
Colegial sobre la Objeción de Conciencia. En: Objeción de Conciencia a Intervenciones Médicas. Ma-
http://www.cgcom.org/sites/default/files/Decla- drid: Marcial Pons, 2008; 86-70. 467-489.
ración%20Objeción%20de%20Conciencia_6.pdf 12 Declaración de la Organización Médica Co-
10 Martín Sánchez I. La objeción de conciencia legial sobre la Objeción de Conciencia. En: http://
de los profesionales sanitarios. En: http://www.foro- www.cgcom.org/sites/default/files/etica%20
medico.es/drupalweb/node/20 medica.pdf
204 Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªLa objeción de conciencia de los profesionales sanitarios en la ética y deontología
tienen una función social clara en cuanto dico tras informarle debidamente,
fjan criterios éticos a seguir con ocasión queda dispensado de actuar.
de los confictos. Confictos que cada vez
con más frecuencia y complejidad se su- Art. 26.1:
ceden en la asistencia sanitaria moderna 1. El médico tiene el derecho a ne-
que se encuentra muy tecnifcada. garse por razones de conciencia a
No puede decirse que la infracción aconsejar alguno de los métodos
de las normas deontológicas equivalga a de regulación y de asistencia a
la de las normas jurídicas. Pero nuestro la reproducción, a practicar la
Tribunal Constitucional ha dicho que los esterilización o a interrumpir un
Códigos de ética y Deontología Médica embarazo. Informará sin demora
no constituyen tampoco simples tratados de su abstención y ofrecerá, en su
de deberes morales. Sino que determinan caso, el tratamiento oportuno al
obligaciones de necesario cumplimiento problema por el que se le consultó.
para los colegiados. Hasta el punto de Respetará siempre la libertad de las
que su incumplimiento puede acarrear personas interesadas de buscar la
consecuencias de tipo disciplinario o opinión de otros médicos. Y debe
13faltas deontológicas . considerar que el personal que
En el Código de Ética y Deontología con él colabora tiene sus propios
Médica, es uno de los lugares donde la derechos y deberes.
objeción de conciencia del profesional 2. El médico podrá comunicar al
sanitario tiene gran desarrollo desde hace Colegio de Médicos su condición
años, se establece que el médico puede de objetor de conciencia a los
abstenerse de la práctica de determinados efectos que considere procedentes,
actos profesionales, tales como aborto, especialmente si dicha condición le
fecundación in vitro o esterilización, si produce confictos de tipo adminis -
éstos se encuentran en contradicción con trativo o en su ejercicio profesional.
sus convicciones éticas y científcas. El Colegio le prestará el asesora-
Los artículos del Código de Ética y miento y la ayuda necesaria.
Deontología, donde se hace referencia a la
objeción de conciencia son los siguientes: Art. 36.3
3. La Organización Médica Colegial
Art. 9.3: defenderá a los colegiados que se
3. Si el paciente exigiera al médico vean perjudicados por causa del
un procedimiento que éste, por cumplimiento de las normas de
14razones científcas o éticas, juzga este Código .
inadecuado o inaceptable, el mé-
14 Código de ética y deontología médica
13 López Guzmán J. “Objeción de conciencia de 1999, de la Organización Médica Colegial.
en el Ámbito Asistencial”. En Bioética en las Ciencias En: http://www.cgcom.org/sites/default/files/
de la Salud. Granada: Asociación Alcalá, 2001; 57-83. Codigo.pdf
205Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªMercedes Martínez León y José Rabadán Jiménez
Hay un reconocimiento explícito de la 2. La Objeción de Conciencia mé-
objeción de conciencia del médico dentro dica nunca puede signifcar una
de los Códigos Deontológicos. Lo que da discriminación de las personas. El
prueba de la relevancia de este Derecho médico puede negarse a una actua-
para el mundo profesional sanitario. ción porque le signifque un grave
Queda bastante camino por recorrer problema moral, pero nunca por
para conseguir su traslación a los textos unas determinadas características
normativos. De forma que la Objeción de del paciente como edad, raza, ideo-
Conciencia pueda invocarse por los pro- logía, religión u otras similares.
fesionales con mayor seguridad jurídica. 3. El médico objetor comunicará al
También la Ley 44/2003 de Ordena- paciente su objeción a la prestación
ción de las Profesiones Sanitarias. En de que se trate de forma razonada.
su Artº 4.5, realza el valor de las reglas En todo caso, deberá dirigir al
deontológicas al establecer que los profe- paciente hacia el profesional o la
sionales tendrán como guía de su actua- institución que den respuesta a la
ción el servicio a la sociedad, el interés atención demandada.
y salud del ciudadano a quien presta el 4. Es éticamente reprobable que un
servicio, el cumplimiento riguroso de las colegiado que objetara en concien-
obligaciones deontológicas, determinadas cia en la institución en la que traba-
por las profesiones conforme a la legisla- ja como asalariado, practique dicha
ción vigente, y de los criterios de normo- acción objetada cuando trabaja por
praxis o, los usos generales propios de cuenta propia. Tal conducta sería
su profesión. signo de doblez moral que causa-
Recientemente en Asamblea General ría grave descrédito a la profesión
de 24 de octubre de 2009, la Comisión médica, pues revelaría que el afán
Central de Deontología ha realizado de lucro es el móvil esencial de ese
una nueva Declaración sobre “objeción de comportamiento.
conciencia del médico”, en la que contiene 5. El ejercicio de la Objeción de
15las siguientes consideraciones prácticas: Conciencia no exime al médico
de prestar cualquier otra atención
1. El médico puede y debe negarse médica, especialmente en casos
a realizar prácticas médicas que de urgencia, a la persona causante
vayan contra los dictados de su de su objeción, incluso aunque
conciencia. Es un deber moral y esta urgencia tenga que ver con la
una práctica lícita desde un punto actividad objetada.
de vista social. 6. El médico objetor debe comunicar
su condición a los responsables de
15 Declaración de la Organización Médica la Institución para la que trabaje.
Colegial sobre la Objeción de Conciencia. En:
Podrá asimismo comunicarlo a su http://www.cgcom.org/sites/default/files/Decla-
ración%20Objeción%20de%20Conciencia_6.pdf Colegio profesional.
206 Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªLa objeción de conciencia de los profesionales sanitarios en la ética y deontología
7. La Objeción de Conciencia nunca terrupción voluntaria del embarazo (en
puede signifcar discriminación adelante IVE), que no entrará en vigor
de ningún tipo para el médico hasta el 5 de julio de 2010, después de
que la práctica. El médico objetor numerosísimos debates y enmiendas
nunca debe sufrir presiones en parlamentarias, se regula la “Objeción
el ejercicio de sus funciones por de Conciencia de los Profesionales Sani-
su condición de objetor. El profe- tarios”, en el artículo 19. Medidas para
sional que objete nunca obtendrá garantizar la prestación por los servicios
ventajas laborales de su condición de salud, en el punto 19.2:
y aceptará de buen grado otras
tareas que se le asignen en la Ins- 2. La prestación sanitaria de la in-
titución para la que trabaje. terrupción voluntaria del embarazo se
8. En la medicina actual pueden ser realizará en centros de la red sanitaria
numerosas las causas que motiven pública o vinculados a la misma.
la objeción de conciencia, entre Los profesionales sanitarios direc-
otras: interrupción voluntaria del tamente implicados en la interrupción
embarazo, contracepción, terapias voluntaria del embarazo tendrán el
con células madre embrionarias, derecho de ejercer la objeción de con-
eutanasia, rechazo y demanda de ciencia sin que el acceso y la calidad
tratamientos, alimentación forzada asistencial de la prestación puedan re-
de reclusos en huelga de hambre; sultar menoscabadas por el ejercicio de
pueden crear serios conflictos la objeción de conciencia. El rechazo o
morales y de práctica diaria que la negativa a realizar la intervención de
deberán ser afrontados desde la interrupción del embarazo por razones
refexión y la serenidad. de conciencia es una decisión siempre
individual del personal sanitario direc-
4. Estado de la “objeción de conciencia” tamente implicado en la realización de
tras la reciente aprobación de la ley or- la interrupción voluntaria del embarazo,
gánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud que debe manifestarse anticipadamente
sexual y reproductiva y de la interrupción y por escrito. En todo caso los profesio-
voluntaria del embarazo (IVE). (BOE nales sanitarios dispensarán tratamiento
16núm 55. jueves 4 de marzo de 2010) y atención médica adecuados a las mu-
jeres que lo precisen antes y después de
En la L.O 2/2010, de 3 de marzo, de haberse sometido a una intervención de
salud sexual y reproductiva y de la in- interrupción del embarazo.
Si excepcionalmente el servicio pú-
16 Ley orgánica 2/2010, de 3 de marzo, blico de salud no pudiera facilitar en
de salud sexual y reproductiva y de la interrup- tiempo la prestación, las autoridades
ción del embarazo. (BOE. Núm 55. Jueves 4 de
sanitarias reconocerán a la mujer emba-marzo de 2010). En: http://www.boe.es/boe/
dias/2010/03/04/pdfs/BOE-A-2010-3514.pdf razada el derecho a acudir a cualquier
207Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªMercedes Martínez León y José Rabadán Jiménez
centro acreditado en el territorio nacio- Esta puntualización de la norma ha
nal, con el compromiso escrito de asumir abierto el debate sobre si crear un regis-
directamente el abono de la prestación. tro de médicos objetores. Según David
De la lectura de este artículo 19.2, de Larios, coordinador de servicios jurídicos
la citada L.O. 2/2010, de 3 de marzo, y de bioética de los Servicios de Salud
de salud sexual y reproductiva y de la de Castilla La Mancha, reconoce que “el
interrupción voluntaria del embarazo, tema de los registros es polémico y la ley
podemos afirmar que, “la objeción no puede obligar al médico a que registre
médica está regulada con objeciones”, su objeción, pues, de acuerdo con lo que
como muy bien dice Javier Sánchez establece la Constitución Española de
Caro, director de la Unidad de Bioética y 1978, en sus artículo 16.2, no se puede
Orientación Sanitaria de la Comunidad obligar a nadie declarar sobre las creen-
de Madrid. Además también afrma que, cias”. Sin embargo Larios puntualiza que
“si esta ley del aborto no hubiera reco- en el caso de que estos registros salgan
gido de manera expresa este derecho adelante “los datos que contienen son
no se habría resuelto la controversia de especialmente sensibles y protegidos por
doctrinas que existe en el tribunal Cons- la Ley Orgánica de Protección de Datos,
titucional y hubiera peligrado el ejercicio pues se referen a la ideología y creencias
de este derecho del facultativos”. En de las personas”.
consecuencia para Sánchez Caro, “este Por este motivo Marcos Gómez San-
reconocimiento era necesario y contribu- cho, presidente de la Comisión Central
ye a la seguridad jurídica del médico”. de Deontología de la Organización Mé-
Sin embargo, señala este mismo autor dica Colegial (OMC), señala que los co-
que, la norma no va a cambiar mucho el legios profesionales son los órganos más
panorama de atención sanitaria pública apropiados para coordinar el registro de
en los abortos, ya que “la generalidad objetores que “debe ser voluntario, per-
de los médicos se ha manifestado contra sonal y absolutamente confdencial”. La
la realización de abortos y una ley no operativa a seguir, según Gómez Sancho,
trasforma las conciencias”. Según datos es que el secretario general del colegio
publicados por el Ministerio de Sanidad provincial recoja en la fcha confdencial
y Política Social, el 92 % de las interrup- el nombre del colegiado y la prestación
ciones voluntarias de embarazos que se sanitaria a la que se plantea la objeción
efectuaron en el 2008 se realizaron en de conciencia. Solamente deberían tener
centros privados. acceso a la información las personas
Como también se puede apreciar esta imprescindibles, es decir, los jefes de
regulación introduce cambios formales, los servicios, que son quienes tienen
pues obliga a que los médicos objetores que distribuir las tareas asistenciales. Es
dejen anticipadamente y por escrito su responsabilidad del jefe de servicio que
opción de no realizar interrupciones vo- la objeción de conciencia no suponga
luntarias de embarazos (IVE). ninguna discriminación hacia el médico
208 Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ª

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.