Dimensión ambiental y problemáticas urbanas en Colombia (1960-2010). -/-Environmental dimension and urban problems in Colombia (1960-2010). -/-Dimensão ambiental e problemáticas na Colômbia (1960-2010).

Publicado por

Las preocupaciones ambientales se han consolidado como un nuevo paradigma en los
estudios urbanos de nuestros tiempos. El presente texto es un intento por comprender la
apropiación de algunas manifestaciones de la dimensión ambiental en las problemáticas
urbanas colombianas, siguiendo tres líneas de interpretación: la modernización ecológica,
la inclusión de temas ambientales en la planeación como una posibilidad de participación
ciudadana y el significado político del medio ambiente como práctica social organizada
desde el Estado y las organizaciones supranacionales. Se revisan los planteamientos
ambientales de las últimas décadas del siglo XX en el marco del pensamiento posmoderno,
identificando los campos del conocimiento de donde surgen algunos conceptos del discurso
contemporáneo. El trabajo está enmarcado en las reflexiones de la geografía urbana frente
a la relación entre globalización y urbanización en Colombia. -/-
Environmental concerns have consolidated as a new urban study paradigm. This paper
intends to comprehend some exhibitions on the environmental field of Colombian urban
issue by following three guidelines: ecological modernization, inclusion of environmental
related topics in the planning as a possibility of civic participation, and the political meaning of environment as a social practice organized by the State and supranational organizations. Environmental statements from the last decades of the Twentieth century are
checked within postmodern thinking, identifying fields of knowledge where contemporary
discourse concepts emerge. This paper is framed in considerations on human geography
against the correlation between globalization and urbanization in Colombia. -/-
Preocupações ambientais se consolidaram como novo paradigma nos estudos urbanos do
nosso tempo. Este texto é uma tentativa de compreender a apropriação de algumas manifestações da dimensão ambiental na problemática urbana colombiana, ao longo de três
linhas de interpretação: modernização ecológica, inclusão das questões ambientais no planejamento como uma possibilidade de participação cidadã e o significado político do meio
ambiente como uma prática social organizada pelo Estado e organizações supranacionais.
Abordagens ambientais nas ultimas décadas do século XX no contexto do pensamento
pós-moderno, identificando as áreas do conhecimento a partir do qual emergem alguns
conceitos do discurso contemporâneo são revistos. O trabalho enquadra-se nas reflexões da
geografia urbana em fase da relação entre a globalização e urbanização na Colômbia.
Publicado el : sábado, 01 de enero de 2011
Lectura(s) : 89
Fuente : Cuadernos de Vivienda y Urbanismo 2145-0226 (2011) Vol. 4 Num. 7
Número de páginas: 20
Ver más Ver menos
Cette publication est accessible gratuitement

Dimensión ambiental y problemáticas
*urbanas en Colombia (1960-2010)
Fecha de recepción: 15 de octubre del 2011 Fecha de aceptación: 25 de enero del 2011
Ana María Osorio Guzmán
Master of Arts in Architecture Profesora instructora, Departamento de Arquitectura
Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia ana.osorio@javeriana.edu.co
Resumen Las preocupaciones ambientales se han consolidado como un nuevo paradigma en los
estudios urbanos de nuestros tiempos. El presente texto es un intento por comprender la
apropiación de algunas manifestaciones de la dimensión ambiental en las problemáticas
urbanas colombianas, siguiendo tres líneas de interpretación: la modernización ecológica,
la inclusión de temas ambientales en la planeación como una posibilidad de participación
ciudadana y el signifcado político del medio ambiente como práctica social organizada
desde el Estado y las organizaciones supranacionales. Se revisan los planteamientos
ambientales de las últimas décadas del siglo XX en el marco del pensamiento posmoderno,
identifcando los campos del conocimiento de donde surgen algunos conceptos del discurso
contemporáneo. El trabajo está enmarcado en las refexiones de la geografía urbana frente
a la relación entre globalización y urbanización en Colombia.
Palabras clave Discurso posmoderno, globalización, legislación ambiental en Colombia,
autor medio ambiente urbano.
Palabras clave Geografía humana contemporánea, sociología urbana, desarrollo urbano,
descriptor gestión ambiental.
90
* ArtículoderevisiónderivadodeltrabajodeinvestigaciónrealizadoenelgrupodeInvestigaciónenEcosistemasAntrópicosdelaFacultaddeArquitecturayDiseño
delaPontificiaUniversidadJaveriana,asícomodeltrabajodegrado(endesarrollo),tituladoDinámicas espaciales e impactos ambientales en el paisaje generados
en los municipios de la sabana de Bogotá a partir del crecimiento de la industrias de la construcción basada en los agregados pétreos, entre 1999 y 2009,para
optaraltítulodeMagísterenGeografía,enlaUniversidadPedagógicayTecnológicadeColombia,Bogotá,Colombia.
CUADERNOS DE VIVIENDA Y URBANISMO. ISSN 2145-0226. Vol. 4, No. 7, enero-junio 2011: 90-109Environmental dimension and urban
problems in Colombia (1960-2010)
Abstract Environmental concerns have consolidated as a new urban study paradigm. Tis paper
intends to comprehend some exhibitions on the environmental feld of Colombian urban
issue by following three guidelines: ecological modernization, inclusion of environmental
related topics in the planning as a possibility of civic participation, and the political me-
aning of environment as a social practice organized by the State and supranational orga-
nizations. Environmental statements from the last decades of the Twentieth century are
checked within postmodern thinking, identifying felds of knowledge where contemporary
discourse concepts emerge. Tis paper is framed in considerations on human geography
against the correlation between globalization and urbanization in Colombia.
Postmodern discourse, globalization, environmental legislation in Colombia, Key words
urban environment.
Key words Contemporary human geography, urban sociology, urban development,
plus environmental management.
Dimensão ambiental e
problemáticas na Colômbia (1960-2010)
Preocupações ambientais se consolidaram como novo paradigma nos estudos urbanos do Resumo
nosso tempo. Este texto é uma tentativa de compreender a apropriação de algumas ma-
nifestações da dimensão ambiental na problemática urbana colombiana, ao longo de três
linhas de interpretação: modernização ecológica, inclusão das questões ambientais no pla-
nejamento como uma possibilidade de participação cidadã e o signifcado político do meio
ambiente como uma prática social organizada pelo Estado e organizações supranacionais.
Abordagens ambientais nas ultimas décadas do século XX no contexto do pensamento
pós-moderno, identifcando as áreas do conhecimento a partir do qual emergem alguns
conceitos do discurso contemporâneo são revistos. O trabalho enquadra-se nas refexões da
geografa urbana em fase da relação entre a globalização e urbanização na Colômbia.
Palavras-chave 91Discurso pós-moderno, globalização, legislação ambiental na Colômbia,
ambiente urbano.
Palavras-chave Geografia humana contemporânea, sociologia urbana, desenvolvimento
descritor
urbano, gestão ambiental.
Ana María Osorio Guzmán. Dimensión ambiental y problemáticas urbanas en Colombia (1960-2010)Introducción: globalización y urbanización
Nos enfrentamos hoy en día a un mundo globa- Adicionalmente, el proyecto neoliberal —enten-
lizado donde todo lo que ocurre, de una u otra dido como un “proceso de transformación social y
forma, está mediado por lo urbano y en el que espacial guiado por el mercado” (Brenner y Teodo -
prevalece un paradigma económico que está ge- re, 2005, p. 102)— ha generado la transformación
nerando desigualdades socioeconómicas y dese arquitectónica y urbanística de las grandes ciu-
quilibrios ecológicos que amenazan con destruir dades, donde es evidente la concentración del
los elementos vitales para los seres humanos. En crecimiento económico y poblacional. Algunos
Colombia, las problemáticas urbanas contem- de los cambios que han surgido se presentan bajo
poráneas también responden a las lógicas de la la ilusión del desarrollo sostenible, paradójica
globalización, especialmente en los conjuntos expresión con la que se ha evitado frenar la lo-
metropolitanos, que se han convertido en una comotora sin rieles del neoliberalismo. Dichos
unidad geográfca clave en el desarrollo econó- cambios son relativos a la privatización de la
mico, lo que ha implicado un reescalamiento del infraestructura pública (como ha ocurrido en
Estado con repercusiones a la vez en el ámbito Colombia con los servicios públicos, las vías y el
supranacional y en el local. transporte masivo), la gentrifcación —denomina-
da usualmente con el eufemismo de renovación
En este sentido, se han venido conformando urbana y que en las ciudades colombianas acon-
sistemas policéntricos, multiescalares y polifór- tece masivamente por desarrollos de densifcación
micos (Brand, 2007) que relacionan institucio- predio a predio y en casos aislados siguiendo la
nes globales, multilaterales, supranacionales, no norma urbana que contempla, tanto para los pla-
gubernamentales (incluso las ambientalistas), nes de renovación como para aquellos de nuevos
cuyas interrelaciones son claramente urbanas; pe- desarrollos, la delimitación de unidades míni-
1ro cuyas repercusiones afectan a todo el planeta. mas de actuación urbanística, lo que requiere
A este respecto, Taylor (2000) hace la diferencia una gestión e inversión que sólo grandes grupos
entre el papel que cumplen las “ciudades globa- económicos logran— y la aparición de las “islas
les”, identifcables por su variedad de servicios y archipiélagos urbanísticos para los servicios
y su posición privilegiada en el sistema global, y fnancieros, tecnológicos y de negocios interna-
aquel de las “megaciudades”, que cuentan con cionales, las unidades residenciales cerradas, los
una enorme población pero cuya conectividad al mega-proyectos infraestructurales en función
sistema global no es alta, como ocurre en el caso de las empresas multinacionales y élites locales”
de la capital colombiana. (Brand, 2007, p. 10).
92
1 Elartículo39delaLey388de1997afirma:“comoUnidaddeActuaciónUrbanísticaseentiendeeláreaconformadaporunovariosinmuebles,explícitamentedelimitadaenlas
normasquedesarrollaelplandeordenamientoquedebeserurbanizadaoconstruidacomounaunidaddeplaneamientoconelobjetodepromoverelusoracionaldelsuelo,garantizar
elcumplimientodelasnormasurbanísticasyfacilitarladotaciónconcargoasuspropietarios,delainfraestructuraparaeltransporte,losserviciospúblicosdomiciliariosylosequipa-
mientoscolectivosmedianterepartoequitativodelascargasybeneficios”.
CUADERNOS DE VIVIENDA Y URBANISMO. ISSN 2145-0226. Vol. 4, No. 7, enero-junio 2011: 90-109Por otra parte, se agudizan el descuido y el dete- ses colectivos son diversos e inestables. Desde esta
rioro del hábitat de los sectores populares, cuya perspectiva, como lo sugiere Ascher (2004), la
apropiación informal del espacio se manifesta en planifcación urbana y el urbanismo en Colombia
conurbaciones densas en la periferia de las áreas están avocados a actuar en un contexto incierto,
metropolitanas (por ejemplo, en los municipios apoyándose en las tecnologías de la información
de Soacha, Bello o Soledad, para el caso de Bo- y la comunicación y de acuerdo con las exigencias
gotá, Medellín y Barranquilla, respectivamente), del desarrollo sostenible.
dentro de un modelo de gobernanza urbana que
predica una “política selectiva y que favorece a La globalización económica, en su manifestación
las élites de infuencia hegemónica” (Brenner y urbana, genera impactos que pueden interpre-
Teodore, 2005, p. 106). En el caso de Colombia, tarse tanto a escala local como a escala global.
es clara la participación de las multinacionales y La teoría de Gaia, propuesta por James Lovelock
los grandes grupos económicos nacionales en los (2007) a comienzos de la década de los setenta,
diferentes proyectos de infraestructura pública considera el planeta Tierra como un ecosistema.
y renovación urbana, como prueba de que el En ese caso es preciso leer las transformaciones
neoliberalismo se opone inherentemente al libre espaciales como alteraciones y desequilibrios a
mercado, pues se basa en los grandes monopolios escala global, resultado de la acción humana que,
(Taylor, 2000). sin duda, se han acelerado en las últimas décadas,
por lo cual se hace evidente la necesidad de rea-
Este fenómeno, desde el discurso de la posmo- lizar investigaciones tanto locales como globales
dernidad, evidencia “una sociedad más racional, de los fenómenos ambientales que ocurren co-
más individualizada y más diferenciada” (Ascher, mo consecuencia de la globalización del modelo
2004, p. 23), que ha generado realidades urba- económico. El vertimiento de residuos al mar
nas como la transformación de los sistemas de y a los ríos, la emisión de gases en la atmósfera,
movilidad (en diferentes ciudades de Colombia la deforestación, etc. generan efectos en lugares
se han desarrollado proyectos de metrobús y la concretos, áreas urbanas específcas, así como en
eterna discusión sobre el metro de Bogotá sigue ámbitos que trascienden las fronteras políticas.
vigente) o la aparición de las vastas conurbacio- La contaminación del río Bogotá afecta tanto
nes heterogéneas y multipolares que surgen de la a los habitantes de los barrios bogotanos y los
urbanización difusa y discontinua promovida por municipios aledaños al río como a aquellos de la
las élites (en su búsqueda de la vida en suburbios rivera del río Magdalena, receptor de sus aguas,
campestres o de los bajos impuestos que cobran y a los pobladores de la Costa Caribe compartida
los municipios pequeños como ocurre en la sa- con varios países, donde desemboca.
bana de Bogotá, donde se instala indiscriminada-
mente también el sector empresarial e industrial), Partiendo de la anterior contextualización de
a las que se suman las densas y precarias conur- ciertas realidades urbanas colombianas, en el
baciones donde los sectores populares aseguran marco de la globalización, desde el enfoque de la
su supervivencia. geografía urbana, se presenta una aproximación
conceptual a las problemáticas ambientales en el
Todo esto está enmarcado en una concepción discurso posmoderno, manifestas en iniciativas
93
paranoica de los riesgos que, siendo más y mejor de diversos campos del conocimiento que han
conocidos gracias a la investigación y la tecnolo- permitido incluir los temas ambientales en los es-
gía, son más temidos, en una nueva realidad de tudios y proyectos urbanos. Por último, se exami-
espacios-tiempos individuales en la que los intere- nan tres líneas de interpretación de la dimensión
Ana María Osorio Guzmán. Dimensión ambiental y problemáticas urbanas en Colombia (1960-2010)ambiental en las problemáticas urbanas del caso los sesenta, surge también de una posición frente
colombiano: la modernización ecológica, la inclu- a los paradigmas vigentes que conducen a “des-
sión de temas ambientales en la planeación como conocer que la materialidad de las metrópolis no
una posibilidad de participación ciudadana y el sólo incluye procesos económicos y culturales,
signifcado político del medio ambiente como sino también una amplia gama de relaciones con
práctica social organizada desde el Estado y las la naturaleza y los espacios no urbanos” (Braun,
organizaciones supranacionales. citado por Montoya, 2008, p. 9).
A lo largo de las últimas décadas, en el ámbito El medio ambiente
teórico se han propuesto conceptos como medio en el discurso posmoderno
ambiente, sustentabilidad y desarrollo sustenta-
ble. Estos se han convertido en preocupaciones a La dimensión ambiental de las problemáticas
escala global a partir de las cuales se han frmado urbanas contemporáneas se enmarca en el dis-
compromisos internacionales para lograr objeti-curso posmoderno. Se hace referencia a un marco
vos al respecto. Pero es en la escala local donde temporal que incluye las últimas cinco décadas
se trata de asegurar el cumplimiento de dichos (1960-2010), periodo en el que se desarrolla di-
objetivos a través de las políticas, planes de de-cho discurso. Vale la pena subrayar que el carácter
sarrollo y ordenamiento, programas y proyectos ecléctico del discurso posmoderno se percibe con
nacionales, regionales y municipales.claridad en las tres interpretaciones inspiradas en
el texto de Brand: la modernización ecológica, la
La concepción misma del espacio cambia con la inclusión de temas ambientales en la planeación
noción de medio ambiente, originaria en la cien-como una posibilidad de participación ciudada-
cia ecológica, que hace referencia al “conjunto de na y el signifcado político del medio ambiente.
circunstancias exteriores a un ser vivo” (Real Aca-Su carácter interdisciplinar involucra las ciencias
demia Española [RAE], 2001) y que es defnida naturales, las ciencias sociales y las profesiones
también desde las ciencias sociales como el “con-proyectuales como la arquitectura (Brand, 2001).
junto de circunstancias culturales, económicas y
sociales en que vive una persona” (RAE, 2001).El movimiento posmoderno refexiona frente
a los resultados inducidos por la modernidad,
La idea de medio ambiente urbano propone la que actuó “poniendo a disposición de las fuer-
visión ecosistémica de la sociedad urbana como zas hegemónicas del momento un discurso que,
“comunidad los seres vivos cuyos procesos vitales amparado en la legitimación que le confería su
se relacionan entre sí y se desarrollan en función carácter científco y racional, permitió la con-
de los factores físicos de un mismo ambiente” clusión de ambiciosos proyectos urbanísticos”
(RAE, 2001) y hoy en día se llega incluso a hablar (Montoya, 2008, p. 13) y critica las consecuencias
de metabolismo urbano entendido como el ba-de la producción masiva de bienes (incluidos los
lance energético y los fujos de materia y energía bienes inmuebles), la mundialización de lo dese-
(Bettini, 1998) de una ciudad y su entorno. En chable, la pérdida de la identidad y de la libertad
términos ambientales, el ordenamiento territorial de los grupos sociales, la pérdida del sentido de
implica el entendimiento de la condición natural la vida y la destrucción de los recursos naturales. 94
(geografía física, ecosistemas y recursos naturales), En general, propone rehumanizar la realidad.
como escenario de la vida de la población y la La dimensión ambiental dentro del discurso
apropiación subjetiva y objetiva del medio físico posmoderno, cuya visibilidad es evidente en los
y alude a “los procesos de desarrollo en el espacio movimientos ambientalistas desde la década de
CUADERNOS DE VIVIENDA Y URBANISMO. ISSN 2145-0226. Vol. 4, No. 7, enero-junio 2011: 90-109y la distribución diferencial de los recursos na- el contexto contemporáneo en el que “la corrien-
turales y ecosistémicos en territorios concretos” te política y económica muestra pocas señales
(Brand, 2001, p. 285). de reconocer la existencia de cualquier límite
biofísico” (Wackernagel y Rees, 2001, p. 52). El
En otros momentos de la historia también han crecimiento urbano, el ordenamiento territorial
sido fundamentales las palabras medio y ecología y el urbanismo se enmarcan en esta ambigüedad.
en los estudios geográfcos y urbanos. Por un la-
do, la geografía moderna (fnales del siglo XIX, Especialmente a partir de las últimas décadas del
comienzos del siglo XX) se proclama como “una siglo XX, las refexiones alrededor de la alteración
disciplina de la interrelación entre naturaleza y de los fenómenos naturales relacionados con
sociedad” (Ortega Varcárcel, 2000, p. 149), basa- la seguridad hídrica y alimenticia (claramente
da en concepciones deterministas planteadas por visible en 1984 con la terrible hambruna que su-
Friedrich Ratzel o en las concepciones posibilistas frió Etiopía como consecuencia de la sequía que
de Paul Vidal de La Blache. Posteriormente, al afectó también otros países de África), el manejo
indagar sobre el rol de la naturaleza en la con- de residuos sólidos, la contaminación del aire,
fguración de las sociedades, la ecología urbana el cambio climático y la necesidad de enfrentar
propuesta por la escuela (sociológica) de Chicago los desastres “naturales” acrecentaron el interés
de 1920-1930 concluyó sin mayor trascendencia por las problemáticas ambientales, no sólo desde
en una “perspectiva biológicamente reduccionis- los movimientos cívicos, sino también desde las
ta” (Gottdiener, citado por Montoya, 2008, p. 8) políticas relacionadas con el manejo y gestión
en el intento por realizar los estudios sociales de las ciudades, los programas de organización
urbanos bajo las lógicas de las ciencias naturales. social, los proyectos de rehabilitación de sectores
urbanos, entre otros.
Por otra parte, la mayoría de aproximaciones al
2concepto de sustentabilidad coinciden en la idea Fenómenos mundiales como los huracanes, que
de “vivir con equidad dentro de los límites de la atacan en el verano la Florida y el golfo de Méxi-
naturaleza” como afrman Wackernagel y Rees co; el tsunami del 2004, que afectó especialmente
(2001, p. 51). En ese mismo texto proponen una a Indonesia; los terremotos en Haití y Chile a co-
refexión en torno a las ambigüedades implícitas mienzos de, 2010; las temperaturas extremas; las
en la expresión desarrollo sustentable (elaborada sequías, y las inundaciones en todas las latitudes
por la Comisión Brundtland para la Organiza- han hecho que no se puedan desconocer los efec-
ción de las Naciones Unidas [ONU], en 1987). tos de la dinámica de los sistemas ambientales en
Si entendemos la sustentabilidad como trans- el espacio habitable por los seres humanos, cada
formación hacia la justicia social y la estabilidad vez más urbanizado. El triple desastre japonés
ecológica, y el desarrollo como la realización de del 2011, terremoto, tsunami y catástrofe nu-
un potencial para llegar a ser mejor (una forma clear es el ejemplo extremo, pero representativo
más amplia que el simple crecimiento, pero que de la situación contemporánea. Hace evidente
implica también aumento de tamaño mediante la fragilidad de un territorio insular densamente
el aumento de materia), el desarrollo sustentable poblado, en situación de alto riesgo sísmico que
sería contradictorio, pues la sustentabilidad re- cuenta con plantas nucleares, un sistema efciente
95
quiere “una reducción del transfujo económico pero riesgoso para suplir el consumo de energía
agregado”, determinación que no parece clara en eléctrica de una sociedad altamente tecnifcada.
2 Enesteartículoseentiendesustentabilidadcomosinónimodesostenibilidad.
Ana María Osorio Guzmán. Dimensión ambiental y problemáticas urbanas en Colombia (1960-2010)La fuerza de la naturaleza borró en unas horas el gobernantes proponer y ejecutar mejores modelos
trabajo humano de siglos e hizo de él un enemigo de apropiación de los recursos naturales para la
incontrolable. vida urbana. Es hora de repensar nuestra manera
de habitar y de replantear los modelos socioeco-
Algunos de los desastres naturales que llamaron nómicos. La pregunta es si estamos dispuestos a
la atención de los diferentes sectores sociales y hacerlo.
engendraron la puesta en marcha y optimización
del sistema de prevención y atención de desastres La crisis social y ambiental, nacional e internacio-
y de las políticas de gestión del riesgo en Colom- nal, cada vez más aguda, se centra en la manera en
bia fueron el terremoto de Popayán, en 1983; la que la sociedad se relaciona con ella misma y con
tragedia de Armero, en 1985 (generada por la el medio ambiente. En el discurso posmoderno se
erupción del volcán Arenas del nevado del Ruiz); acuñan las claves para repensar el modelo econó-
la sequía generada por el fenómeno del Niño, en mico actual (del que dependen en gran medida
1992, y el consecuente drástico racionamiento el modelo político, de ocupación del territorio,
de energía; el derrumbe del relleno sanitario de de producción, etc.) y hacer frente a las conse-
Doña Juana, en 1997, y el terremoto del Eje Ca- cuencias ambientales urbanas que estos generan.
fetero, en 1999. Hoy en día las peores tragedias El siguiente punto se refere a algunas iniciativas
en Colombia las están causando inundaciones y concretas al respecto, que han permitido avanzar
deslizamientos que la ausencia de planifcación hacia un cambio de paradigmas.
perpetua. Esto ocurre cada vez con mayor in-
tensidad. En 2010 y 2011 ya van contados más Iniciativas para
de tres millones de personas afectadas (Sistema la inclusión de los temas
Nacional para la Prevención y Atención de De-
ambientales en los estudios urbanossastres [SNPAD], 2011), lo que equivale a cerca
del 6,5% de la población del país. La ausencia de
voluntad política ha hecho que históricamente Las siguientes son algunas iniciativas que surgen
en la práctica ni el ordenamiento territorial ni el en las últimas décadas del siglo XX como conse-
urbanismo contemporáneo colombiano hayan cuencia de la intención de superar la modernidad
respondido a esta situación, pues se promueve y humanizar la realidad propuesta por el movi-
sobre todo la caridad y el asistencialismo estatal miento posmoderno desde sus múltiples facetas.
que brindan soluciones a corto plazo; en lugar de Estas propuestas se fundamentan en avances
planifcadores tenemos funcionarios. teóricos y tecnológicos, como la teoría general de
sistemas y los sistemas de información geográfca.
Además de los desastres naturales fulminantes, Sin embargo, cabe recordar que desde fnales del
han surgido otros que se van cociendo a fuego siglo XIX, como consecuencia del crecimiento de
lento. Los habitantes de las grandes ciudades la población urbana impulsado por la revolución
donde se ha concentrado la mayor parte de la industrial, la preocupación por el saneamiento de
población mundial, bajo modelos de vida con las ciudades llevó a plantear sistemas de alcanta-
poca conciencia en relación con el impacto que rillado y acueducto, a evitar la deforestación para
generan, nos hemos convertido en víctimas de prevenir los deslizamientos causados por procesos
96
nuestro propio invento. Los altos índices de la erosivos, entre otros, en un renacimiento tardío
contaminación del aire y del agua, el ruido o el de los conocimientos antiguos que fueron im-
difícil acceso a los alimentos hacen que sea un portantes, por ejemplo, en tiempos del Imperio
reto cada vez más grande para planifcadores y Romano.
CUADERNOS DE VIVIENDA Y URBANISMO. ISSN 2145-0226. Vol. 4, No. 7, enero-junio 2011: 90-109la ausencia de voluntad política para evitar a to-Ciencias biofísicas: ecología,
da costa los asentamientos en zonas de amenaza geología, hidrología, meteorología
y la prevalencia de los intereses económicos de
La ecología, en su defnición más general como quienes poseen las mejores tierras hacen perdu-
la “ciencia que estudia las relaciones de los seres rar la vulnerabilidad y la ocurrencia de desastres
anunciados que involucran principalmente a la vivos entre sí y con su entorno” (RAE, 2001), es
el campo del conocimiento desde el que surgen población más pobre.
las primeras preocupaciones ambientales urbanas.
Profesiones proyectuales: Con su enfoque sistémico característico, la ecolo-
gía las enfrenta mediante estudios del deterioro de arquitectura paisajista, arquitectura
las fuentes hídricas y los ecosistemas naturales, bioclimática y urbanismo sostenible
de las consecuencias de la transformación del
El paisajismo —rama de la arquitectura que campo dadas por la industrialización agrícola y la
estudia y transforma el espacio preocupándose urbanización, del estudio de los efectos de conta-
minación urbana en la fauna y fora, entre otros. en primera instancia por el uso, goce y disfrute
sensorial— se consolida como una de las pro-Y como se dijo, hoy en día se propone incluso la
visión ecosistémica de la sociedad urbana. fesiones más activas frente a las problemáticas
ambientales. Aunque sus raíces se encuentren en
el diseño de jardines y actualmente esta es una de A partir de estudios geológicos, hidrológicos y
meteorológicos se logran establecer, en los ám- sus áreas de ejercicio, en las últimas década el pai-
sajismo se ha preocupado por los espacios abiertos bitos nacional e internacional, la zonifcación
de áreas de amenaza, vulnerabilidad y riesgo; los construidos (en sí mismos y como resultado de
la sumatoria de intervenciones individuales) re-sistemas de prevención y atención de desastres; las
lacionándolos estrechamente con los elementos políticas de análisis y gestión del riesgo en los pro-
cesos de planeación urbana, y las normas técnicas espaciales biofísicos (climáticos, geomorfológ-i
cos, hidrológicos, pedológicos y vegetales) para de construcción antisísmica. Desde la geología
aparecen las primeras señales de alarma frente a el bienestar humano.
la necesidad de realizar acciones para prevenir y
La arquitectura bioclimática y el urbanismo sos-atender desastres naturales de origen geológico
que afectan las ciudades como los terremotos y las tenible surgen de la preocupación frente a la
cuestión de cómo construir el hábitat humano erupciones volcánicas. A su vez, desde la hidro-
logía se realiza el estudio sistémico de las fuentes en armonía con la naturaleza (Wines, 2000), me-
diante el diseño comprensivo de las características hídricas que permite defnir y analizar las cuencas
climáticas del sitio y el uso de tecnologías apro-hidrográfcas y sus dinámicas, para así prever a
tiempo los fenómenos y evitar los desastres. Así piadas que permitan la optimización en el consu-
mo de materia y energía. Aunque la arquitectura mismo, la meteorología avanza en el pronóstico
de fenómenos climatológicos que generan ame- bioclimática ha sido estudiada e implementada
principalmente en países de zonas templadas naza, como las lluvias, las sequías y los huracanes.
donde el ahorro de energía para la calefacción de Claramente, las tecnologías de la información y
las comunicaciones, cuyo desarrollo a fnales del las edifcaciones es cada vez más necesario, dada
97
la carestía del petróleo y el difícil acceso a fuentes siglo XX ha sido exponencial, han permitido un
avance sin igual en las ciencias geofísicas, pues han limpias de energía, en las zonas intertropicales ha
habido gran interés por implementarla, con el fn aumentado la precisión en los pronósticos. Por
de mejorar el confort climático, especialmente desgracia, la descoordinación interinstitucional,
Ana María Osorio Guzmán. Dimensión ambiental y problemáticas urbanas en Colombia (1960-2010)en regiones muy cálidas para evitar el uso de aire Desde el componente geosistema se propone un
acondicionado con sus efectos negativos, ambien- análisis integrado de los elementos naturales del
tales y sobre la salud. Así mismo, con el fn de complejo territorial a partir de la investigación
incentivar el uso de materias primas locales, cuya interdisciplinaria, esencialmente cualitativa, que
extracción, transformación y durabilidad generen contempla el estudio de las estructuras y meca-
el menor impacto ambiental posible. nismos del medio natural, apoyado en la teoría
de sistemas y la cibernética, con énfasis en el
A escala de la ciudad, el paisajismo y la arqui- funcionamiento del conjunto en relación con
tectura bioclimática se complementan con el los balances de materia y energía y sus respecti-
urbanismo sostenible. El tejido urbano se op- vos estados espaciales y temporales (Bertrand y
timiza desde el urbanismo por medio de una Bertrand, 2006, p. 100). El territorio, segundo
confguración urbana dispuesta de tal manera componente del Sistema GTP, plantea que los
que se eviten largos desplazamientos cotidianos estudios apunten a comprender los procesos de
vehiculares de la población y se promuevan los artifcialización del medio ambiente con el fn
desplazamientos a pie y en bicicleta, que incluya de analizar las repercusiones de la organización
sistemas de transporte masivo como prioridad y el funcionamiento socioeconómico (Bertrand y
en la movilidad para lograr la disminución del Bertrand, 2006, p. 157) y de restituir la doble
uso de combustibles fósiles, lo que de la mano dimensión socioeconómica y biofísica de la geo-
de la presencia de generosas zonas verdes permite grafía, a la vez material e inmaterial. El paisaje es,
disminuir la contaminación atmosférica. Así mis- en realidad, el punto de partida del Sistema GTP,
mo, el urbanismo sostenible implica la puesta en pues hace las veces de interfaz cultural.
marcha de redes de servicios públicos que usen
efcientemente los recursos urbanos: energéticos El concepto de paisaje, abierta y positivamente
(ahorro y producción de energías limpias), hídri- polisémico desde este enfoque, permite abordar
cos (uso de aguas lluvias, tratamiento de aguas las temáticas medioambientales desde la dualidad
residuales) y materiales (disposición adecuada de naturaleza-cultura y, por lo tanto, desde las cien-
residuos sólidos: reúso, reciclaje y compostaje). cias naturales, desde las ciencias sociales y desde
las disciplinas proyectuales como la arquitectura
o el urbanismo, a la vez que sirve de pretexto para Análisis geográfico integrado
lograr la coordinación y complementariedad en-
El Sistema GTP: Geosistema, Territorio y Paisaje tre ellas y de lugar común que facilita el diálogo
constituye “una tentativa, de orden geográfco, entre seres humanos, por lo que es “la represen-
por controlar a la vez la globalidad, la diversidad tación más familiar y más concreta del medio
y la interactividad de los sistemas medioambien- ambiente” (Bertrand y Bertrand, 2006, p. 233).
tales” (Bertrand y Bertrand, 2006, p. 336), entre
los que puede incluirse la ciudad. Además de la El Sistema GTP no es el único enfoque que pro-
dimensión natural, se subraya la importancia de mueve el análisis integrado del territorio; pero es
la territorialización del ambiente a partir de las representativo y puede ser de gran utilidad para
dimensiones social, espacial, antrópica, histórica el estudio de las problemáticas ambientales en el
y patrimonial, lo que permite integrar diversos contexto urbano y en el desarrollo de políticas,
98
campos disciplinarios y profesionales. normas, planes y proyectos. Su fortaleza radica
CUADERNOS DE VIVIENDA Y URBANISMO. ISSN 2145-0226. Vol. 4, No. 7, enero-junio 2011: 90-109en dar igual importancia a los aspectos culturales des. La apatía burocrática, la ausencia de voluntad
como a aquellos socioeconómicos o biofísicos que política o de articulación interinstitucional no
generalmente se privilegian. permiten que dichos estudios aporten para la to-
ma de decisiones y el desarrollo de proyectos. La
modernización ecológica puede entenderse como Líneas de interpretación de
una antítesis, en términos del paradigma posmo-la dimensión ambiental de las
derno y su crítica a la modernidad, pues se en-
problemáticas urbanas colombianas marca por lo general en el concepto de desarrollo
sustentable, cuya contradicción ya fue presentada
Los aportes de las ciencias biofísicas, de las pro- y que es vital en el proceso de neoliberalización
fesiones proyectuales y del análisis geográfco in- del ambientalismo.
tegrado han sido fundamentales en el desarrollo
de los estudios ambientales urbanos y han tenido Sin embargo, una de las corrientes de la economía,
repercusiones en otros campos como el derecho, la economía ecológica, que argumenta su discurso
la economía o el ordenamiento territorial. En su desde el enfoque de la modernización ecológica,
mayoría, la manifestación concreta en Colombia propone un cambio de sistema económico con el
de las distintas iniciativas presentadas ha tenido fn de concebirlo como un subsistema dentro del
un carácter multidisciplinar y puede interpretar- ecosistema global de recursos fnitos. La economía
se desde las líneas propuestas a continuación: la ecológica, apoyándose en la cuantifcación de los
modernización ecológica, la inclusión de temas requerimientos de materia y energía, cuestiona la
ambientales en la planeación como una posibi- sostenibilidad del actual modelo económico por
lidad de participación ciudadana y el signifcado el impacto ambiental que genera. Su principal
político del medio ambiente como práctica social objetivo es desarrollar indicadores de sostenibili-
organizada desde el Estado y las organizaciones dad, modelar la interacción entre la economía y
supranacionales. el medio ambiente, estudiar los confictos ecoló-
gicos usando instrumentos de gestión integrados
La modernización ecológica y proponer instrumentos de políticas ambientales
(Martínez-Alier, 2004). Las problemáticas am-
Este enfoque que se le ha dado a la dimensión am- bientales urbanas desempeñan un papel funda-
biental parte de la racionalidad técnico-científca mental dentro de esta propuesta.
para describir y explicar los problemas ambien-
tales y surge de la objetivización del medio am- Entre los indicadores generados como resultado de
biente, de la medición cuantitativa del estado de la modernización ecológica está la huella ecológica,
los recursos naturales —cuyo deterioro amenaza una herramienta cuantitativa que mide la carga
el soporte natural de la vida humana—, así como impuesta al planeta por los seres humanos, en tér-
minos espaciales. La huella ecológica representa el del sistema de producción económica (Brand,
2001). Entre las acciones concretas que se de- espacio biológicamente productivo requerido para
sarrollan a partir de la modernización ecológica producir recursos y absorber residuos generados
está la contabilidad ambiental y el monitoreo de por una población, organización o producto de-
los recursos naturales y de los efectos antrópicos terminado (Wackernagel y Rees, 2001).
99
sobre ellos. Existe el riesgo de que este ejercicio
se convierta en un fn en sí mismo como ocurre Otros indicadores válidos para cuantifcar el im-
en las entidades nacionales e internacionales que pacto ambiental de la construcción urbana pue-
archivan montañas de estudios de distintas calida- den ser el análisis del ciclo de vida o la mochila
Ana María Osorio Guzmán. Dimensión ambiental y problemáticas urbanas en Colombia (1960-2010)

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.