Estudio anatomopatológico de los tumores de las glándulas salivares

De
Publicado por

FACULTAD DE MEDICINA UNIVERSIDAD DE CORDOBA TESIS DOCTORAL ESTUDIO ANATOMOPATOLOGICO DE LOS TUMORES DE LAS GLANDULAS SALIVARES Rosa Mª Ortega Salas DIRECTOR: Mariano Toro Rojas DEPARTAMENTO DE ESPECIALIDADES MEDICO–QUIRÚRGICAS Córdoba, Enero 2004 TITULO: ESTUDIO ANATOMOPATOLÓGICO DE LOS TUMORES DE LAS GLÁNDULAS SALIVARES AUTOR: ROSA ORTEGA SALAS © Edita: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdoba. 2008 Campus de Rabanales Ctra. Nacional IV, Km. 396 14071 Córdoba www.uco.es/publicaciones publicaciones@uco.es ISBN-13: 978-84-7801-917-5 D.L.: CO-1502-2008 Agradecimientos Al Prof. Dr. Mariano Toro Rojas, Catedrático de Anatomía Patológica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Córdoba y Director de esta tesis por la orientación, dedicación y entrega constante en la realización de este trabajo. Al Dr. Fernando López Rubio, Jefe del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, por su estímulo y por facilitarme la realización de esta tesis. A la Dra. Mª del Carmen Muñoz Villanueva por su asesoramiento y valiosa contribución. Al Dr. Andrés Baena Hidalgo por su inestimable colaboración. A todos mis compañeros del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba por su incondicional apoyo y valiosa contribución en todo momento.
Publicado el : martes, 01 de enero de 2008
Lectura(s) : 42
Etiquetas :
Fuente : Helvia.uco.es
Número de páginas: 402
Ver más Ver menos


FACULTAD DE MEDICINA
UNIVERSIDAD DE CORDOBA















TESIS DOCTORAL


ESTUDIO ANATOMOPATOLOGICO
DE LOS TUMORES
DE LAS GLANDULAS SALIVARES



Rosa Mª Ortega Salas





DIRECTOR: Mariano Toro Rojas
DEPARTAMENTO DE ESPECIALIDADES
MEDICO–QUIRÚRGICAS


Córdoba, Enero 2004 TITULO: ESTUDIO ANATOMOPATOLÓGICO DE LOS TUMORES DE LAS
GLÁNDULAS SALIVARES
AUTOR: ROSA ORTEGA SALAS
© Edita: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdoba. 2008
Campus de Rabanales
Ctra. Nacional IV, Km. 396
14071 Córdoba
www.uco.es/publicaciones
publicaciones@uco.es
ISBN-13: 978-84-7801-917-5
D.L.: CO-1502-2008Agradecimientos





Al Prof. Dr. Mariano Toro Rojas, Catedrático de Anatomía Patológica de la
Facultad de Medicina de la Universidad de Córdoba y Director de esta tesis
por la orientación, dedicación y entrega constante en la realización de este
trabajo.


Al Dr. Fernando López Rubio, Jefe del Servicio de Anatomía Patológica del
Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, por su estímulo y por
facilitarme la realización de esta tesis.


A la Dra. Mª del Carmen Muñoz Villanueva por su asesoramiento y valiosa
contribución.


Al Dr. Andrés Baena Hidalgo por su inestimable colaboración.


A todos mis compañeros del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital
Universitario Reina Sofía de Córdoba por su incondicional apoyo y valiosa
contribución en todo momento.






















































Dedicado

a Rafa,
a Daniel y Sonia
y a mis padres.








Índice

I INTRODUCCIÓN 11
1. Estructura de las glándulas salivares 12
1.1. Desarrollo embrionario 12
1.2. Anatomía macroscópica 14
1.3. Histología 20
1.4. Ultraestructura 26
1.5. Inmunohistoquímica 28
1.6. Fisiología 29
2. Clasificación de los tumores de glándulas salivares 34
3. Consideraciones generales 41
3.1. Factores etiopatogénicos de los tumores de glándulas salivares 41
3.2. Aspectos clínicos de los tumores de glándulas salivares 44
3.3. Estadificación de los tumores de glándulas salivares 45
4. Neoplasias epiteliales benignas 51
5. Neoplasias epiteliales malignas 81
6. Neoplasias mesenquimales benignas 146
7. Neoplasias mesenquimales benignas 148

II OBJETIVOS 150

III MATERIAL Y METODOS 152
1. Pacientes y materiales de estudio 153
2. Metodología 153
2.1. Método morfológico 153
2.2. Método estadístico 156 2.3. Método bibliográfico 157

IV RESULTADOS 158
1. Características Generales 160
2. Características morfológicas 165
2.1. En relación a la patología tumoral global de las glándulas salivares 165
2.2. En relación a los tumores benignos vs. tumores malignos de las glándulas
salivares 167
3. Características demográficas y morfológicas de los tumores de glándulas
salivares específicamente considerados 173
4. Análisis de los datos morfológicos entre categorías diagnosticas
determinadas 225

V DISCUSIÓN 234

VI CONCLUSIONES 356

VII BIBLIOGRAFÍA 362

VIII ANEXOS 386





◊◊◊◊◊
◊◊◊
◊ I. I N T R O D U C C I O N
Introducción 12
1. ESTRUCTURA DE LAS GLANDULAS SALIVARES
Las glándulas salivares se constituyen como un sistema de tres pares de
acúmulos de tejido glandular exocrino denominado como “glándulas salivares
mayores” y otros pequeños y numerosos acúmulos glandulares distribuidos
heterogéneamente en la mucosa oral, las “glándulas salivares menores”. Ambas
producen la saliva. A pesar de que las glándulas seromucosas de la cavidad nasal,
laringe y bronquios no producen saliva y, por tanto, no pueden estrictamente ser
consideradas como glándulas salivares, son morfológica y funcionalmente similares a
1las glándulas salivares menores .


1.1. DESARROLLO EMBRIONARIO
Las glándulas salivares comienzan su desarrollo hacia la 5ª-6ª semana de la
vida embrionaria. La parótida es la primera en esbozarse, creciendo en dirección
posterior aunque será la última en
A
encapsularse y organizarse en
B
lóbulos. Histológicamente todas
aparecen de un modo similar como un
discreto engrosamiento del epitelio del
estomodeo. Sin embargo, se cree que
la parótida procede del ectodermo oral,
mientras que la submandibular y la
F sublingual evolucionan a expensas del C
D E endodermo (FIG 1). Estas células
Figura 1. Esquema cavidad oral de embrión
de nueve semanas. epiteliales crecen formando cordones
A primordium de g. parótida,
B septum nasal, C lengua, sólidos que se introducen en el
D cartílago de Meckel,
E primordium de g. submaxilar,
F primordium g. sublingual. Introducción 13
mesénquima subyacente; estos cordones van ramificándose posteriormente hasta
constituir un árbol epitelial macizo que permanece siempre conectado con su punto de
origen. Los cordones se ahuecan creándose por tanto, un sistema de conductos
ramificados en la glándula. Los segmentos terminales se diferencian formando las
unidades de secreción, los acinos, de tal forma que las células próximas a la luz de
estos segmentos maduran como células acinares o tubuloacinares y la capa de
2,3células periféricas se transforma en células mioepiteliales .

Coincidiendo con estos cambios epiteliales, el mesénquima adyacente sufre
condensaciones celulares alrededor de estas ramificaciones y prolifera hasta
convertirse en el estroma conectivo, incluyendo vasos y nervios y delimitando los
2lóbulos y lobulillos .

La parótida surge como un surco que se proyecta dorsalmente entre los
procesos maxilar y mandibular del primer arco, y continúa su crecimiento
manteniendo una conexión con la cavidad bucal al nivel de la mucosa yugal. Hasta
fases avanzadas del desarrollo fetal
permanece rodeada de mesénquima
más o menos diferenciado (FIG 2),
siendo posible visualizar el componente
epitelial ramificarse libremente a
distancia de la cavidad bucal,
Figura 2. Parótida fetal (4 meses): explicándose de este modo tanto la
arquitectura lobular. HE 40x.
frecuente aparición de ectopias
parotideas como su asociación con el tejido linfoide. Este intersticio en el que la
glándula parótida se desarrolla es muy rico en tejido linfoide, lo que explica la
presencia de nódulos linfáticos intra glandulares y las inclusiones glandulares Introducción 14
epiteliales en algunos de estos ganglios intraparotídeos. Esta característica está casi
4totalmente ausente en el resto de las glándulas salivares mayores .

La glándula submandibular o submaxilar es visible en embriones de 13 mm.
como una invaginación sólida en el suelo de la boca que crece rápidamente
manteniendo una comunicación con la cavidad oral por medio de un cordón que en un
2,3principio es lateral respecto a la lengua, tornándose progresivamente más medial .

La glándula sublingual, la última de las mayores en desarrollarse, se detecta
en embriones de 20 mm. como un engrosamiento a nivel del surco gingivolingual,
adyacente al nacimiento de la submandibular. El conducto mayor puede permanecer
unido al de esta glándula o ser independiente, pudiendo asimismo abrirse otros
2conductos menores a la luz bucal procedentes de nidos de tejido glandular .

Por último, las glándulas salivares menores se originan sobre el tercer mes de
2gestación, a partir del ectodermo oral y del endodermo nasofaríngeo .

Durante la evolución de estas glándulas, la participación del sistema nervioso
autónomo es crucial; la estimulación del nervio simpático es decisiva para la
diferenciación de los acinos, en tanto que la estimulación parasimpática es necesaria
3para el crecimiento glandular .


1.2. ANATOMÍA MACROSCÓPICA
La glándula parótida es la mayor de todas las glándulas salivares, con
dimensiones medias en el adulto de 5’8 cm. en el eje craneocaudal, 3’4 cm. en el
2ventrodorsal y 14’28 gramos de peso . Su forma es prismática, triangular o

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.