Como elegir tubos para chimeneas

De
Publicado por

Cómo elegir bien tubos para chimeneas En lo que se refiere a la venta de tubos para chimenea, encontraremos una gran variedad de tipologías, ya sea por el material del cual están

Publicado el : miércoles, 12 de agosto de 2015
Lectura(s) : 4
Número de páginas: 1
Ver más Ver menos

Cómo elegir bien tubos para chimeneas
En lo que se refiere a la venta de tubos para chimenea, encontraremos una gran
variedad de tipologías, ya sea por el material del cual están confeccionadas, como
también por la utilización específica de cada una de ellas. Por lo general, estos
tubos y accesorios se utilizan en calentadores y estufas a gas, de leña y carbón,
calderas, etc.; pero al elegirlos hay que saber exactamente dónde irá colocados ya
que muchos de estos tubos para chimeneas no son aconsejables en determinados
aparatos de extracción de gases.
Para elegir correctamente el tubo para chimenea, lo primordial es tener en cuenta
el diámetro, la ubicación del tubo y el tipo de instalación. De esta elección correcta
dependerá el rendimiento, la seguridad y estanqueidad de la chimenea. De todas
formas, cuando elegimos la empresa que vende este tipo de accesorios, debemos
seleccionar aquella que pueda asesorarnos al respecto sobre qué tipo de tubos
elegir; que marcas o fabricantes son los que más prestigio poseen en el mercado, y
todo lo que creamos absolutamente útil para hacer una buena compra.
Es importante saber que si la chimenea, estufa o lo que fuere requerirá una
instalación de exterior, hacen falta comprar los tubos de acero inoxidable aislado;
en cambio para interior puedes ampliar más las opciones con los galvanizaos y
vitrificados; además de los de acero inoxidable.
Por supuesto que para procurar un buen rendimiento de la chimenea, caldera o
estufa, es fundamental saber que las mismas necesitan de su proceso de limpieza o
deshollinado, ya que es justamente ése el mantenimiento que se le realiza para
poder tener un aparato que rinda al máximo. En algunos casos, se deshollina una
vez al año y en otros conviene limpiar dos veces en un mismo año; siempre y
cuando no notemos ningún tipo de irregularidad en su funcionamiento.

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.