Claves del Conocimiento

Publicado por

EL LIBRO DEL CONOCIMIENTO LAS CLAVES DE ENOC Una Enseñanza Dada En Siete Niveles Para ser Leída y Visualizada En Preparación para la Hermandad de Luz, Para ser entregada para el vivificamiento del “Pueblo de Luz” JJ HURTA PRÓLOGO Amados La Luz ilimitada del Padre está siendo vertida y nuestro Árbol de la Vida está siendo activado. El Amor de los niveles más elevados está penetrando los velos planetarios. Desde los mundos superiores sin límite ni fin, los emisarios de Luz vienen en vastos números para avanzar los fundamentos de la vida y rehacer nuevos mundos. Traen con ellos una Luz más potente que mil soles para despertar nuestra siguiente etapa de evolución y para ayudar a conducirnos hacia una forma más pura de Luz superlumínica. Hemos estado viviendo dentro del universo Hijo de Su Creación y hemos experimentado nuestro reino dentro de la Palabra Viviente. Ahora debemos abrirnos al reconocimiento de que hemos de transformar este recipiente espaciotemporal hacia el Universo mayor del Espíritu de Su Amor. La graduación está muy cerca y con ella viene un nuevo sentido de Unidad con las miríadas de mundos de la Casa de Muchas Moradas de nuestro Padre. A través de esta nueva síntesis se conquistan el espacio y el tiempo y somos ordenados para investir la Semejanza que acompaña a la Imagen Divina. Verdaderamente, antes que podamos avanzar físicamente, debemos avanzar conscientemente a través de formas-pensamiento que ...
Publicado el : lunes, 21 de mayo de 2012
Lectura(s) : 9
Etiquetas :
Número de páginas: 351
Ver más Ver menos
EL LIBRO DEL CONOCIMIENTO LAS CLAVES DE ENOC Una Enseñanza Dada En Siete Niveles Para ser Leída y Visualizada En Preparación para la Hermandad de Luz, Para ser entregada para el vivificamiento del “Pueblo de Luz” JJ HURTA PRÓLOGO Amados La Luz ilimitada del Padre está siendo vertida y nuestro Árbol de la Vida está siendo activado. El Amor de los niveles más elevados está penetrando los velos planetarios. Desde los mundos superiores sin límite ni fin, los emisarios de Luz vienen en vastos números para avanzar los fundamentos de la vida y rehacer nuevos mundos. Traen con ellos una Luz más potente que mil soles para despertar nuestra siguiente etapa de evolución y para ayudar a conducirnos hacia una forma más pura de Luz superlumínica. Hemos estado viviendo dentro del universo Hijo de Su Creación y hemos experimentado nuestro reino dentro de la Palabra Viviente. Ahora debemos abrirnos al reconocimiento de que hemos de transformar este recipiente espaciotemporal hacia el Universo mayor del Espíritu de Su Amor. La graduación está muy cerca y con ella viene un nuevo sentido de Unidad con las miríadas de mundos de la Casa de Muchas Moradas de nuestro Padre. A través de esta nueva síntesis se conquistan el espacio y el tiempo y somos ordenados para investir la Semejanza que acompaña a la Imagen Divina. Verdaderamente, antes que podamos avanzar físicamente, debemos avanzar conscientemente a través de formas-pensamiento que son como antorchas flamígeras de creatividad que conectan los dos templos morada del espíritu dentro de nuestro cerebro. Las "geometrías flamígeras vivientes" de color y sonido dentro de Las Claves abren las "cerraduras mentales" de conciencia para que la Mente Divina sea sembrada directamente dentro de nuestra mente más profunda, para que podamos empezar a pensar en imágenes divinas que rastrean y componen muchos escenarios de creación. A través de este lenguaje cósmico no lineal nuestra conciencia se expande para comunicarse en diferentes niveles de realidad - activando dentro de nuestra mente y nuestro ser un nivel perceptual superior de comunicación. Esta es la apertura a la Mente Divina superior que opera como un proceso revelatorio continuo a través de un medio de comunicación universal que trasciende la palabra escrita y hablada y que opera con la Palabra viviente que emana como un holograma pluridimensional de los Muchos Mundos. Esta Sabiduría superior revelada abre los siete sellos (en la tradición Occidental), o los siete chakras (en la tradición Oriental), a través de un Proceso de respiraciones (entonación de sonidos sagrados), visualizaciones (fusión de niveles) y proyección (yendo más allá de la construcción química de la memoria). Los Siete Sellos se abren simultáneamente vinculándonos con el "Árbol de la Vida" cósmico. Más allá de los sistemas de circuitos de nuestro cuerpo y nuestra mente entramos a las dimensiones superiores de creatividad de formas-pensamiento y operamos como Uno con la Mente Eterna del YO SOY. Por esta razón, las Claves han de ser experimentadas simultáneamente en los siete niveles de la forma y de la Forma Divina - desde los aspectos subatómico, molecular, genético, matemático, musical, parafísico y el superlumínico de la naturaleza reveladora de la Shekinah. La Presencia (Divina) Shekinah, los aspectos femeninos de la Deidad, existen, en todos los ordenamientos creativos de todas las dimensiones, y es el Poder a través del cual somos reubicados en el espacio para participar del "nacimiento virginal" de nuestro ser embriónico divino. Ésta es la "Era del Espíritu Santo” donde la Novia y el Creador se convierten en uno, creando un nuevo pueblo de poderes trinitizados que es el "portador" de una simiente Cristificada superior desplegando vida nuevamente en virtud de esta unión mayor que carece de una separación dualista. A través del conocimiento de las Claves, amados, estarán preparados para soportar la furia destructiva de terremotos, inundaciones, tormentas, pestes, hambrunas, los misterios del nacimiento y la muerte, cambio y permanencia y encontrarán su lugar en el universo. Los mensajeros de los B'nai Or (Hijos de Luz), y de los B'nai Elohim (Hijos de Dios) están abriendo los Portales de Luz. YHVH está ubicándose Él mismo en la asamblea de los Divinos. Ayúdame, Oh Padre, a reunir a los hijos de Abraham, Isaías, Juan, Amen-Ptah, Buda, Hari, Satyasena, Krishna y otros incontables Maestros en el "Oficio del Cristo" para que todos los seres vivientes divinos, quienes son eternos y están asociados contigo en diferentes planos espirituales, sean uno en la unidad Divina que penetrará la Tierra para que ningún hombre en el Oriente ni en el Occidente se atreva a ignorar Tu Reino en la Tierra tal como es en el cielo. Estamos en pleno cambio del código de la vida y las experiencias del mundo en torno a nosotros, con toda su brillantez y recurrencia eterna, nos están preparando, como Hijos e Hijas de Vida, para despertar a nuestro propio proceso creativo divino que tiene su unidad en la sociedad Hombre-Dios. Experimentemos la Infinidad de Dios y Su Obra al llevar al caos a través de su proceso de despertar hacia un Plan divino de creación por medio de la Luz Ilimitada, la Ain Soph, que se extiende y gobierna miríadas de expresiones de vida y de nuevas creaciones. Seamos verdaderamente uno con "el Cristo" quien revela la gloria del Mesianismo colectivo para toda la humanidad que está en el regreso de Moisés, Jesús y Elías tal y como dejaron esta Tierra. La "transfiguración colectiva" muestra que Jesús no trabajó solo, sino dentro de una "Hermandad de Luz", que de acuerdo a Enoc tiene su significado superior en la triple entrega del código estelar del plan del Padre para la evolución humana. Moisés da al hombre la "Torah Or", el anteproyecto del Reino de Dios en la Tierra; Elías muestra la unidad con el "Vehículo de Luz" que vincula nuestro universo físico a otros universos; Jesús muestra cómo el cuerpo de carne puede ser transfigurado para que el ser humano y el cuerpo Sobreser se unan como el cuerpo Crístico de vida eterna. La historia del Cristo dentro del Israel espiritual es para que veamos cómo todos tendremos un Nacimiento Crístico en la Nueva Era donde el verdadero amor del Padre prevalece. ¡Vayamos a preparar a los niños para que caminen con los luminares proclamando Tu presencia en la sanación del enfermo y en el ungimiento de los ojos para ver la Luz Viviente! 3ra. Edición 2002 INTRODUCCIÓN "Quitad las sandalias de vuestros pies porque el lugar donde estáis de pie es suelo santo". Exodo 3:5.
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.