deporte y salud

Publicado por

Hasta hace muy poco tiempo se aseguraba que la única forma de estar en forma era pasar horas y horas de extenuantes entrenamientos más o menos cotidianos. Sin embargo, se ha comprobado que un programa demasiado severo resulta difícil de seguir y provoca muchas deserciones. Este y ortos motivos han hecho que el “American College Sport Medicine”, la máxima autoridad mundial en cuestión de gimnasia y otros centros, cambien las normas. Han establecido que para mejorar el bienestar general son suficientes tres entrenamientos semanales de media hora cada uno, incluso fraccionados en el mismo día.
Publicado el : jueves, 15 de marzo de 2012
Lectura(s) : 86
Número de páginas: 4
Ver más Ver menos
1ºB de Bachillerato
Hasta hace muy poco tiempo se aseguraba que la única forma de estar en forma era pasar horas y horas de extenuantes entrenamientos más o menos cotidianos. Sin embargo, se ha comprobado que un programa demasiado severo resulta difícil de seguir y provoca muchas deserciones. Este y ortos motivos han hecho que el American College Sport Medicine, la máxima autoridad mundial en cuestión de gimnasia y otros centros, cambien las normas. Han establecido que para mejorar el bienestar general son suficientes tres entrenamientos semanales de media hora cada uno, incluso fraccionados en el mismo día.
La Gimnasia para Adelgazar
se ha comprobado que para quemar los kilos de más un régimen hipocalórico, por sí solo no basta. Es verdad que los resultados son rápidos e inmediatos, pero se corre el riesgo de quedarse con los músculos blandos y flácidos y, a la larga, comer poco es contraproducente incluso para el propio adelgazamiento. El organismo humano ha sido programado para sobrevivir en condiciones de carencias alimentarias. Así pues, cuando se sigue un régimen de bajo contenido calórico, el metabolismo tiende a frenarse para ahorrar energía y cuanto menos se come, menos se quema. Se ha demostrado recientemente que, si una persona pierde el diez por ciento de su peso, la capacidad de su metabolismo se reduce en un quince por ciento. Es decir que compensa la menor aportación de alimentos con una disminución del consumo de calorías. La actividad física, en cambio, ayuda a eliminar más rápidamente, manteniendo despierto el metabolismo.
Así pues, es inútil hacer regímenes draconianos e insensatos. La única solución realmente eficaz, e inteligente, para perder peso conservando la salud consiste en combinar régimen y gimnasia. Una alimentación equilibrada permite obtener la proporción correcta entre la masa magra y la grasa, a la vez que un programa de entrenamiento acelera el consumo calórico y mejora la tonicidad muscular. Además, acostumbrarse a moverse es también un estímulo excepcional para mantener un estilo de vida más sano y un régimen más equilibrado.
−Resultados en poco tiempo
No estar en forma tiene un a ventaja. Las primeras sesiones de entrenamiento son las más eficaces y los buenos resultados se notan enseguida. La resistencia aeróbica mejora incluso en cada sesión, pero en un par de meses aumentan también el tono y la agilidad muscular. Pero siempre marcándose objetivos realistas, se ha demostrado que una de las principales causas de fracaso de los programas de gimnasia es ponerse objetivos demasiados altos.
−Fuera la tensión y el cansancio.
Al final de una jornada intensa de trabajo o de estudio, el deporte y la gimnasia ayudan a relajarse y a revitalizarse. El entrenamiento resulta útil para recuperar las energías psicofísicas y superar la tensión acumulada gracias a que estimula producción de catecolaminas, y en especial de la adrenalina y la noradreladina. Estas sustancias, que se segregan en mayor cantidad durante la actividad deportiva, le hacen a uno sentirse mas despierto y activo durante unas dos o tres horas. Así pues el aeróbic o las pesas son la solución para llenar el depósito de energía. Además, una sesión de gimnasia es también un tratamiento de belleza necesario. El ejercicio físico mejora la circulación de la sangre y la aportación de oxigeno a la piel, que resulta más nutrida y suave. Y después del esfuerzo, la terapia continúa. Una ducha caliente, una sauna, un baño turco o un masaje con una dosis generosa de crema aplicada por todo el cuerpo son el complemento ideal para relajarse. Una reciente investigación efectuada en EE.UU. ha puesto de manifiesto que aquellas personal que se ocupan de su cuerpo sufren menos de ansiedad o depresión.
1
La Sauna Encerarse en un cuartito con un calor tórrido a temperaturas altísimas y luego darse una ducha fría es un antiguo rito de los Finlandeses. Y prueba de ello es que cada uno de ellos tiene una sauna en su casa para relajarse en compañía de sus parientes o amigos. Ahora ya, muchos gimnasios y la mayoría de los centros deportivos presentan en su programas de bienestar una estancia obligatoria en la sauna, aunque no todos conozcan su reglas ni comprenda cuales son los motivos que induce a someterse a un tratamiento quizás un poco traumático. Y sin embargo esta costumbre milenaria es una práctica que tiene muchas ventajas, que sienta bien al organismo y a la mente y es valiosa en el entrenamiento deportivo. La sauna equivale al microclima del desierto del sahara elevado a la enésima potencia. Es decir, de los cincuenta a los ochenta grados centígrados regulables con un termostato. En su interior hay unos bancos de madera situados a varios niveles, que corresponden a temperaturas diferentes. Los escalones más altos son los mas calientes. La humedad es aproximadamente del 45%, y para aumentarla se puede verter un poco de agua sobre las piedras candentes de la estufa. Sobre todo si no se está muy acostumbrado, es mejor sentarse en los escalones más bajos y empezar con estancias de cinco minutos, alargando su duración gradualmente y no pasando nunca de los veinte minutos.
Entrar en la sauna significa empezar a sudar inmediatamente. Precisamente por eso sienta bien. Se suda muchísimo y el sudor consigue evaporarse perfectamente dado el bajo índice de humedad. Al final de la sauna se pesa menos, puede bajarse de seiscientos a mil quinientos gramos. Pero cuidado: no se ha adelgazado en absoluto. Se ha perdido sólo agua y sales minerales que, cuando se beba algo, se reintegraran normalmente.
De todas formas, sudar es muy sano porque la piel resulta más limpia u pura ; el metabolismo acera su funcionamiento incrementando el numero de revoluciones con que procede el motor orgánico de un veinticuatro a casi o ochenta por ciento; y las vías respiratorias queda mas libre y fluidas. La sauna también es una excelente medicina preventiva, sobre todo en casos de temporada y enfriamiento. El Yoga El yoga es el sistema de mejora personal más antiguo que se conoce y nadie discute sus indudables ventajas mentales y físicas. Además de enseñar a respirar correctamente y de aumentar la capacidad de concentración de quien lo practica, el yoga tiene una importante facultad de estimulación orgánica a efectos de salud y longevidad.
La palabra yoga deriva de la raíz sánscrita yug, que significa yugo, unir, dirigir y concentrar la atención. El yoga es uno de los seis sistemas ortodoxos de la filosofía hindú. La primera persona en sistematizar las prácticas esenciales del yoga y organizarlas sobre una base filosófica fue el sabio hindú Patañjali en el siglo II A.C. en su obra Lloga Sutra. En el mundo hindú tradicional, inbuido de espiritualidad, el yoga proporciona los medios a través de los cuales el alma individual puede lograr la comunión con el espíritu universal. Quien emprende el camino yoga se define yogui. Los estudiosos suelen hacer una distinción entre tipos de yoga distintos. Los cuatro yoga de la tradición clásica son.
·Jnana yoga: Es el yoga de la investigación intelectual que llega más alla de los límites mentales ordinarios. ·Bhakti yoga: Es el de la elevación a lo divino y comprende las formas a través de las cuales éste último se manifiesta. ·Raya yoga: Es el yoga de la concentración interior. ·Karma yoga: Es el de la acción desinteresada hacia el prójimo.
A parte de estos, existen más tipos de yoga, entre los cuales podemos destacar el Mantra yoga, el Japa yoga, el Laya yoga, el Agni yoga y el Hata yoga.
2
Es este último tipo al que solemos referirnos en occidente cuando hablamos de yoga.
A pesar de que las modalidades de yoga mencionadas se distinguen por motivos de estudio, no se pueden separar. Los grandes maestros afirman que todas ellas tienden a fusionarse e integrarse aunque el practicante puede elegir un método u otro.
El Hata yoga, el más común en occidente, durante la época clásica se consideraba simplemente como un elemento complementario del Raja yoga, aunque en el pasado había gozado de un periodo de independencia. Su origen es anterior al Hinduismo y fue ampliamente utilizado por éste hasta ser considerado en ocasiones y erróneamente una parte de este último. En la India lo practicaron largo tiempo los adeptos a otras religiones.
El Hata yoga implica una parte física y otra mental, La parte física consta de dos elementos específicos: Las posiciones (asana) y la respiración controlada (pranayama). A su vez, la dimensión mental juega un papel primordial del que depende en buena medida el efecto logrado a través de las prácticas. Sin que sea necesario plantearse alcanzar estados de conciencia superiores o diferentes, el conocimiento de los fundamentos del Hata yoga puede representar indudables ventajas físicas y mentales. En resumen, el yoga es el sistema de mejora personal más antiguo que se conoce. En el valle del Indo, se han hallado imágenes escultóricas representando a figuras humanas en posturas del Hata yoga. Dichos hallazgos se remontan, por lo menos, a 2.500 años A.C. Su lugar de origen siguen sin conocerse, aunque la mayoría de los documentos más antiguos fueron hallados en el sur de la India. Con el pasar de los siglos el Hata yoga se extendió a gran parte de Asia, se amoldó a los diferentes hábitos y creencias locales y se enriqueció a menudo gracias a la aportación de éstos
El Tai Chi Chuan
El Tai Chi Chuan reproduce en sus movimientos la perpetua alternancia de los principios opuestos y complementarios del Yin Yang que conduce a la perfecta unidad entre mente y cuerpo.
El Tai Chi Chuan parte de la misma premisa básica del pensamiento chino. En el universo todo depende de dos principios opuestos y al mismo tiempo complementarios, el Yin y el Yang, la sombra y la luz, la suavidad y la dureza, lo femenino y lo masculino. Los chinos lo sintetizan de la siguiente manera; si el Yin representa el lado con sombra de un valle, el Yang es el lado soleado.
Y es la unión y la lucha perpetua entre el Yin y el Yang, lo que genera el equilibrio y la armonía que llevan al Tao. Pero no debemos caer en el error de considerar que ésta es una concepción dualista de la vida porque el Tao no es ni Yin ni Yang, sino Yin con Yang. En el hombre, así como en el universo, Yin y Yang, espíritu y cuerpo, debilidad y fuerza, no representan la dualidad sino su unidad. Llevado a la práctica del Tai Chi, esta concepción se plasma en movimientos en los que la acción alterna con el reposo, la movilidad con la inmovilidad, la estabilidad con la fluidez, y la tensión con la contracción.
−Mente y cuerpo.
En el pensamiento chino tomar conciencia del propio cuerpo significa acceder a nuestro ser completo, porque se considera al cuerpo una unidad indisoluble con el espíritu. Los maestros acostumbran a precisar que, durante la práctica del Tai Chi Chuan, es importante actuar psíquicamente i no físicamente ya que el aporte psíquico es vital en el desarrollo de esta disciplina. En otros palabras, a través del control del cuerpo se puede alcanzar algo diferente, en otro plano. Y esa es la forma. Gracias al movimiento en la concentración y a la concentración en el movimiento se estimula una continua interacción entre cuerpo y mente que conduce a quien lo practica a experimentar su punidad indisoluble. Como el Yin y el Yang están unidos en el Tao, así cuerpo y mente son un todo. El Tai Chi nos ayuda a lograr esa unidad y a percibirla integralmente. Lesiones
3
El deporte, cualquiera que sea el nivel en que se práctica, debería contribuir a mejorar la salud con un riesgo mínimo para el deportista. Sin embargo, la actividad física es con frecuencia causa de accidentes más o menos graves.
La popularización de una cultura que pone cada vez más el acento en el cuerpo, tanto en su salud como en su estética, provoca la proliferación de todo tipo de actividades deportivas. Es cada vez mayor el número de personal que ha adquirido la sana costumbre de dedicar algunas horas de ocio a actividades que ayudan a mantenerse en buena forma. Siempre es desagradable que se produzca un accidente al practicar un deporte, pero lo es todavía más si el percance de debe a la ignorancia y a una práctica incorrecta del mismo. Por este motivo, es muy importante tener las ideas claras sobre los métodos de prevención, primero auxilios y tratamientos que se deben aplicar en el caso de que se produzca un percance.,
Podemos subdividir los accidentes que causa el deporte en dos categorías principales. La primero abarca los más comunes, que pueden producirse tanto durante una actividad deportiva como en otros contextos, como por ejemplo la fractura de una pierna, la luxación de un hombro o una herida. Pertenecen a la segunda categoría los problemas estrictamente relacionados con una disciplina deportiva específica, como por ejemplo un hematoma en el muslo o un tirón muscular. Quien se dedique a un deporte como simple medio para mantenerse en forma no siempre conoce los límites de su cuerpo e inevitablemente se expone al riesgo de sufrir traumas que podrían evitarse fácilmente.
Entre las lesiones mas comunes se encuentran las siguientes: roturas de ligamentos, fracturas, luxaciones, contusiones, tiros y elongaciones
4
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.