El Cerdo Negro Criollo Cubano: origen, evolución y situación actual

De
Publicado por

NOTA BREVE EL CERDO NEGRO CRIOLLO CUBANO: ORIGEN, EVOLUCIÓN Y SITUACIÓN ACTUAL THE BLACK CREOLE CUBAN PIG: ORIGIN, EVOLUTION AND PRESENT STATUS 1 2 1 2Velázquez, F., C. Barba, E. Pérez Pineda y J.V. Delgado 1Facultad de Medicina Veterinaria. Instituto Superior de Ciencias Agropecuarias de Bayamo. ISCAB. Ctra. Manzanillo, Km. 17. Bayamo. Granma. Cuba. 2Unidad de Veterinaria. Departamento de Genética. Universidad de Córdoba. España. Avda. Medina Azahara, 9. 14005 Córdoba. España. PALABRAS CLAVE ADICIONALES ADDITIONAL KEYWORDS Razas porcinas. Conservación. Etnología. Swine breeds. Conservation. Etnology. RESUMEN El origen del Cerdo Negro Criollo Cubano under a controversy, but the majority of authors sigue siendo discutido, aunque la mayoría de los locate their procedure in the ancient Spanish autores atribuyen su procedencia de los antiguos Iberian branches. Others hypothesis point out a troncos ibéricos de España. Otras hipótesis plan possible influence of pre hispanic Black Canarian tean una posible influencia de los cerdos cana pig, and also the early influence of Duroc and rios prehispánicos e incluso el aporte reciente de Hampshire breeds. sangre de las razas Duroc y Hampshire.
Publicado el : jueves, 01 de enero de 1998
Lectura(s) : 35
Etiquetas :
Fuente : Helvia.uco.es
Licencia: Más información
Atribución, no uso comercial, sin cambios
Número de páginas: 4
Ver más Ver menos
NOTA BREVE
EL CERDO NEGRO CRIOLLO CUBANO: ORIGEN, EVOLUCIÓN Y SITUACIÓN ACTUAL
THE BLACK CREOLE CUBAN PIG: ORIGIN, EVOLUTION AND PRESENT STATUS
1 21 2 Velázquez, F. , C. Barba , E. Pérez-Pineday J.V. Delgado
1 Facultad de Medicina Veterinaria. Instituto Superior de Ciencias Agropecuarias de Bayamo. ISCAB. Ctra. Manzanillo, Km. 17. Bayamo. Granma. Cuba. 2 Unidad de Veterinaria. Departamento de Genética. Universidad de Córdoba. España. Avda. Medina Azahara, 9. 14005 Córdoba. España.
PALABRASCLAVEADICIONALES
Razas porcinas. Conservación. Etnología.
RESUMEN
El origen del Cerdo Negro Criollo Cubano sigue siendo discutido, aunque lamayoría de los autores atribuyen su procedencia de los antiguos troncos ibéricos de España. Otras hipótesis plan-tean una posible influencia de los cerdos cana-rios prehispánicos e incluso el aporte reciente de sangre de las razas Duroc y Hampshire. Esta raza, coincidiendo con todo el desarro-llo ganadero cubano, incrementó enormemente sus censos desde el inicio de la colonización hasta la primera mitad del siglo XVIII donde comenzó su declive a consecuencia de la gran expansión de la explotación tabacalera y de la caña de azúcar. En elpresente siglo ha peligrado su conser-vación por la competencia de las razas selectas extranjeras aunque en la actualidad presenta unas excelentes perspectivas de recuperación dentro del desarrollo sostenible de Cuba.
SUMMARY
The origin of the Cuban Creole Black pig is
ADDITIONALKEYWORDS
Swine breeds. Conservation. Etnology.
under a controversy, but the majority of authors locate their procedure in the ancient Spanish Iberian branches. Others hypothesis point out a possible influence of pre-hispanic Black Canarian pig, and also the early influence of Duroc and Hampshire breeds. Coinciding with all the Cuban farming development, this breed increase greatly their census from the beginning of the colonisation to th the first half of the XVIIIcentury, when their decreasing started as a consequence of the big expansion of tobacco and sugar Cain agriculture. In the present century this breed was in risk of extinction because the competence of improved foreign breeds, but presently this bred has gain god perspectives, because her role in the Cuban sustainable development.
INTRODUCCIÓN
La explotación del Cerdo Negro Criollo Cubano se remonta en el país a casi 500 años de antigüedad y en la
Arch. Zootec. 47: 561-564. 1998.
VELÁZQUEZET AL.
actualidad representa un sector impor-les fueron introducidos procedentes tante dentro de la economía rural cu-de España, los cuales presumiblemente bana ya que la mayor parte de losprocedían del tronco de cerdos medi-censos se distribuyen en explotacio-terráneos (ibéricos). nes familiares.El cerdo criollo de Cuba presenta La presencia de esta especie en elen general gran similitud de rasgos Caribe, desde los primeros viajes co-corporales con los actuales cerdos lombinos y su posterior expansión,mediterráneos de la región sur de Es-obedeció a sus especiales característi-paña por lo que sí es de suponer que cas que resultaron muy ventajosas. Ensus antepasados proviniesen de estas primer lugar destacamos su tamañolatitudes. No podemos olvidar que la mediano y su condición de animalesmayoría de las embarcaciones que lle-monogástricos, que hacían ventajosogaban a América partían de los puertos su transporte frente a otras especiesandaluces haciendo escala en las Islas mayores. Posteriormente, una vezCanarias, y es lógico que los primeros adaptados los primeros animales alanimales transportados procediesen de nuevo medio, resaltamos su fisiologíalas áreas de influencia de los puertos de animales omnívoros aprovechandoespañoles (Theguenim, 1961). todo tipo de nueces, fruta caída, raí-En este sentido, y según Aparicio ces, hierba e incluso animales de pe-(1960) antiguamente en España había queño tamaño, que se desarrollaba endos tipos de cerdos: el Ibérico en la zonas boscosas y arbustivas sin entro-zona centro-sur y el Céltico principal-meterse en otras actividades del hom-mente en el noroeste español, ambos bre. Asimismo esta especie contó conseparados geográficamente por una otras características como su alto índi-línea divisoria entre la desembocadu-ce de transformación y corto ciclo re-ra del Miño de forma inclinada hasta productivo en comparación al resto deValencia. De acuerdo a esto, la con-las especies, siendo estos aspectos de-formación del cerdo criollo recuerda cisivos en las primeras fases de laen líneas generales la morfoestructura colonización donde potencialmentede los troncos ibéricos, aunque sal-pudieron producir gran cantidad ali-vando las diferencias propias debidas mentos en corto espacio de tiempo.a la adaptación ecológica al medio Además esta especie en su expansióntropical. Aun así, presenta hocico lar-tampoco encontró ningún predadorgo, remos huesudos, un dorso que ca-natural. recede desarrollo de las partes más valiosas como el costillar y los lomos; y los perniles aunque musculosos re-ORIGENsultan delgados. Por otra parte, y siguiendo los tra-Esta raza criolla aún tiene un ori-bajos de Roderoet al. (1992), pensa-gen incierto aunque la mayoría de losmos que en la formación del Cerdo autores, entre los que destacamos aNegro Criollo Cubano también pudie-Theguenin (1961),defienden un ori-ron intervenir cerdos prehispánicos gen ibérico ya que los primeros anima-presentes en las Islas Canarias de dis-
Archivos de zootecnia vol. 47, núm. 178-179, p. 562.
EL CERDO NEGRO CRIOLLO CUBANO
tinto origen a los troncos mediterrá-neos. En aquella época las Islas Cana-rias eran paso obligado en todas las travesías transoceánicas hacia Améri-ca y es lógico suponer que aquellos animales presentes en estas islas no viajaran desde la Península sino que por el contrario se cargasen en los puertos canarios para ahorrar cargas innecesarias. Finalmente otros autores(I.C.A., 1995) afirman que el actual cerdo crio-llo que encontramos en Cuba presenta un origen heterocigótico pues a la ini-cial base de sangre mediterránea de los troncos ibéricos se sumó reciente-mente gran influencia de las razas Duroc y Hampshire. No obstante, en un futuro cercano todas estas hipótesis puedan ser con-trastadas definitivamente con los estu-dios comparativos en las diferentes razas emparentadas mediante los per-tinentes análisis sobre el ADN (nu-clear y mitocondrial).
DESDE SU FORMACIÓN A LA ACTUALIDAD
El cerdo estuvo presente en los pri-meros tiempos de la agricultura cuba-na que se caracterizaron por un perio-do pastoril, especialmente en las pro-vincias orientales, donde se explotaba principalmente para la obtención de cuero, que servía para intercambiarlo por esclavos (Friedlaender, 1978). Esta situación se mantuvo así durante toda la centuria del XVI. Desde los siglos XVII y XVIII en adelante siguió el crecimiento de la ganadería pero ya orientada principal-mente a la obtención de carne. Se esta-
blecieron hatos de crías para ganado mayor y menor, los que muy pronto fueron tan productivos que su influen-cia llegó a tener verdadera importan-cia en el desarrollo económico del país. El gobierno colonial tomando en consideración este desarrollo de la ganadería procedió a la concesión de tierras destinadas al fomento y explo-tación de esta fuente de riqueza (Re-vista ganadera, 1956). La ganadería mayor no prosperó hasta la segunda mitad del siglo XVIII. Las fincas se dividían en zonas de sabanas, destinadas a la explotación del vacuno; las tierras quemadas re-cién desmontadas, para abrir paso a los nuevos pastos o cultivos; y los montes, zonas boscosas o arbustivas que servían para provisión de madera y almacén de fruta para el ganado de cerda (Le Riverend, 1974). Cuando entra en consideración den-tro de la estructura agraria la explota-ción tabacalera y la plantación de la caña comienza la disolución de los grandes haciendas ganaderas, integran-do al cerdo criollo dentro de los minifundios explotados intensivamen-te como una producción alternativa de la economía familiar (Le Riverend, 1974). Entrada la segunda mitad de este siglo comenzó en Cuba la explotación porcina intensiva con razas selectas y la población del cerdo Criollo se redu-jo considerablemente quedando redu-cida fundamentalmente a las zonas rurales en la región oriental del país. Fue a partir de la caída de los países del bloque del Este cuando resurgen de nuevo los programas de cría en esta raza pues aquellas otras razas selectas son muy exigentes y bajan sus rendi-
Archivos de zootecnia vol. 47, núm. 178-179, p. 563.
VELÁZQUEZET AL.
mientos productivos al someterse a los sistemas de alimentación no conven-cional tras desaparecer casi por com-pleto los cereales de la dieta. Es enton-ces, cuando toma especial relevancia el Cerdo Criollo, rústico y adaptado al difícil medio cubano, capaz de produ-cir con una alimentación basándose en palmiche y subproductos agrícolas (Ayón, 1989).
SITUACIÓN ACTUAL Y PERSPECTI-VAS FUTURAS
En este momento los censos de la raza se encuentran en franca recupera-ción siendo su explotación en el ámbi-to rural una importante fuente de in-gresos en la economía familiar, amen de constituir la principal fuente de proteína de origen animal para la po-
BIBLIOGRAFÍA
Aparicio, G. 1960. Zootecnia Especial.Imprenta Moderna. Córdoba. pp 5-27; 451-467.
Ayón Ramos, T. 1989. Agricultura, Ganadería y Silvicultura. Nuevo Atlas Nacional de Cuba. I.G.A.C.C. Madrid.
Friedlaender, H. 1978. Historia económica de Cuba. Editorial CienciasSociales. La Habana.
I.C.A. 1995. XXX Aniversario del Instituto de Ciencia Animal. Seminario Científico Inter-nacional. La Habana. pp 162-165.
Le Riverend, J. 1974. Historia económica de
blación. Esto es así debido fundamen-talmente a su rusticidad, resistencia a enfermedades y a su capacidad para aprovechar recursos naturales y subproductos agrícolas. El mundo veterinario se ha hecho eco de las posibilidades de estos ani-males dentro de la situación actual del país y la raza está siendo utilizada en los diferentes sistemas de explotación dentro de los programas de cruzamien-to como línea padre en los sistemas de producción de montaña de forma com-patible con el desarrollo sostenible de Cuba. Por tanto, es de esperar que esta p o b l a c i ó nc o n t i n ú ea u m e n t a n d o cuantitativamente sus efectivos con la posibilidad de configurarse como una excelente alternativa en el desarrollo sostenible de Cuba dentro de las con-diciones físicas, estructurales y políti-cas que presenta.
Cuba. Editorial Pueblo y Educación. La Ha-bana. Cuba.
Revista ganadera. 1956. Órgano oficial de la Asociación Nacional de ganaderos de Cuba. La Habana. pp 9-11.
Rodero, A., J.V. Delgado and E. Rodero. 1992. Primitive andalusian livestocks and their implication in the discovery of America.Arch. Zootec., 41: 383-400.
Theguenin, R. 1961. El origen de los animales domésticos. Editorial Universitaria. Buenos Aires. Argentina.
Archivos de zootecnia vol. 47, núm. 178-179, p. 564.
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.