Relación entre neandertales y cromañones: un enfoque cognitivo

De
Publicado por

Colecciones : Zephyrus, 2008, Vol. 61
Fecha de publicación : 26-ago-2009
[ES] En el presente trabajo se analizarán las diferencias de las dos poblaciones humanas que vivieron en Europa durante el inicio del Paleolítico Superior, desde un punto de vista cognitivo y cultural. La meta que se persigue es una mejor comprensión sobre la relación biológica que pudo existir entre ellos, así como las capacidades cognitivas que pueden deducirse de la conducta observada en el registro arqueológico. La síntesis de estos análisis nos puede aclarar, con un mayor poder explicativo, importantes aspectos sobre su diferente cultura y la definitiva desaparición del Neandertal.[EN] This current essay will analyze, in terms of cognition and cultural, the differences between two human groups that lived in Europe in the beginning of Upper Paleolithic. The aim is the understanding of the biological relationship that could have existed, as well as the cognitive capacities deduced by the behavior in the archeological register. The synthesis of this analysis shows the important aspects of their culture and the definitive disappearance of the Neanderthal beings.
Publicado el : miércoles, 22 de agosto de 2012
Lectura(s) : 212
Fuente : Gredos de la universidad de salamenca
Licencia: Más información
Atribución, No Comercial, Compartir bajo la misma forma idéntica
Número de páginas: 22
Ver más Ver menos
ISSN: 0514-7336RELACIÓN ENTRE NEANDERTALES Y CROMAÑONES:UN ENFOQUE COGNITIVORelation between Neanderthals and Cromañones:a cognitive approachÁngel RIVERA ARRIZABALAGADoctor en Prehistoria por la UNED. Licenciado en Medicina y Cirugía.Dpto. de Prehistoria y Arqueología. UNED.Recepción: 2007-03-13; Revisión: 2007-05-17; Aceptación: 2007-10-25BIBLID [0514-7336 (2008), XLI, enero-junio; 85-106]RESUMEN:En el presente trabajo se analizarán las diferencias de las dos poblaciones humanas que vivie-ron en Europa durante el inicio del Paleolítico Superior, desde un punto de vista cognitivo y cultural. La metaque se persigue es una mejor comprensión sobre la relación biológica que pudo existir entre ellos, así comolas capacidades cognitivas que pueden deducirse de la conducta observada en el registro arqueológico. La sín-tesis de estos análisis nos puede aclarar, con un mayor poder explicativo, importantes aspectos sobre su dife-rente cultura y la definitiva desaparición del Neandertal.Palabras clave: Conducta. Desarrollo cognitivo. Neandertales. Humanos modernos.ABSTRACT:This current essay will analyze, in terms of cognition and cultural, the differences between twohuman groups that lived in Europe in the beginning of Upper Paleolithic. The aim is the understanding of thebiological relationship that could have existed, as well as the cognitive capacities deduced by the behavior inthe archeological register. The synthesis of this analysis shows the important aspects of their culture and thedefinitive disappearance of the Neanderthal beings.Key words:Behavior. Cognitive development. Neanderthals. Modern humans.La relación biológica y cultural que pudo exis-sobre todo durante el tiempo que compartieron eltir entre los neandertales y los humanos anatómica-mismo hábitat europeo.mente modernos en Europa plantea una gran con-Ante estas limitaciones sería interesante anali-troversia en la actualidad. La causa de tal polémicazar los datos disponibles bajo una perspectiva cog-se debe fundamentalmente a la dificultad de cono-nitiva, con el fin de conocer mejor la evolución cul-cer si ambas poblaciones pertenecieron o no a unatural y relación que tuvieron ambas poblaciones,misma especie, y a los limitados conocimientosasí como las posibles causas que llevaron a la desa-que tenemos sobre la evolución y relación cultu-parición del Neandertal.ral que pudieron tener estas poblaciones humanas,© Universidad de Salamanca Zephyrus,LXI, enero-junio 2008, 85-106
86Ángel Rivera Arrizabalaga / Relación entre neandertales y cromañones: un enfoque cognitivo1.Fundamentos psicobiológicos de laconducta humanaCada vez es más frecuente encontrar en elregistro arqueológico alusiones a las capacidadescognitivas de los diferentes homínidos de nuestrolinaje. No debe extrañarnos su utilización, puesteniendo en cuenta que el fin primordial de la Pre-historia es el estudio de la conducta humana enaquellos lejanos tiempos, no es difícil asumir quepara una mejor comprensión de tales procesos esimportante poseer ciertos conocimientos sobrepsicobiología humana. El actual desarrollo de lasciencias que precisamente estudian estos proble-mas (Neurología, Psicología, Sociología, BiologíaEvolutiva, etc.) ha alcanzado importantes nivelesde conocimiento, lo que nos permite realizar unainferencia con ciertas garantías en la conductapaleolítica. Así, diversos autores no se limitan a laadquisición de datos sobre el dónde y el cuándode la aparición de los hechos prehistóricos, sinoque intentan profundizar en el cómoy el porquédesu producción. Sin embargo, para estudiar talespreguntas hay que conocer, aunque sea somera-mente, las directrices teóricas que tales cienciasofrecen en la actualidad.1.1.EvoluciónEl concepto de evolución, como explicaciónbiológica del origen de los seres vivos, es amplia-mente utilizado por las ciencias que estudian la for-mación de las diferentes especies y su consecuentevariación conductual. La teoría sintética explicatan complejo proceso por medio de las mutacionesproducidas al azar (descendencia con cambios), yde la acción de la selección natural sobre estas nue-vas formas morfológicas, favoreciendo aquellasque presenten un mayor poder adaptativo o desupervivencia. En este sentido, en la evoluciónneurológica humana todo aumento cerebral debe-ría justificarse con alguna mejora adaptativa, paraque la selección natural pudiera promocionarlo.Sin embargo, al profundizar en los datos delregistro arqueológico referentes a la evoluciónmorfológica y cultural de nuestro linaje, las cosasno parecen ser tan sencillas. Durante la mayorparte de nuestro desarrollo evolutivo no se apre-cian similares progresos entre la variación anatómi-ca (sobre todo neurológica) y el cambio conduc-tual. En el Paleolítico Medio los neandertales deEuropa y del Próximo Oriente (Musteriense), y loshumanos anatómicamente modernos de África(MSA, con un desarrollo tecnológico y simbólicoque lo asemeja al Paleolítico Superior) y del Próxi-mo Oriente (con un Musteriense similar al quetenían los neandertales en ese mismo lugar), alcan-zaron sus respectivos desarrollos neurológicoscon estas culturas y un nivel de adaptación limi-tado (De la Torre y Domínguez-Rodrigo, 2001;McBrearty y Brooks, 2000; Mellars, 1999). Con elinicio del Paleolítico Superior es cuando algunosneandertales produjeron unas conductas simbóli-cas (Chatelperroniense y Uluzziense), sin que seaprecien cambios neurológicos que lo justificasen,mientras que otros continuaron con el tradicionalMusteriense (D’Errico et al., 1998; Maroto et al.,2005; Mellars, 2005). Paralelamente, los humanosmodernos desarrollaron culturas simbólicas (Auri-ñaciense) con gran capacidad de adaptación. ¿Porqué estas diferencias culturales en los mismoshomínidos?Estos ejemplos nos indican una serie de proce-sos que siempre hay que tener en cuenta. Primero,la coexistencia de diversas formas conductualesentre componentes del mismo tipo de población(tanto neandertales como humanos modernos) conuna gran diferencia en su configuración (con sim-bolismo o sin él). Segundo, la evolución cultural debase simbólica aparece en estas poblaciones endiferentes lugares y con grandes desfases cronoló-gicos. Tercero, estas dos poblaciones aparecieronen el registro arqueológico con mucha anterioridadal desarrollo cultural de base simbólica, lo que indi-caque tal proceso apareció después de la evoluciónneurológica en las poblaciones que la originaron.Cuarto, si la aparición evolutiva de las capacidadescognitivas fue anterior a su manifestación arqueo-lógica (conducta simbólica), parece lógico admitirla necesidad de un periodo de desarrollo culturalpara poder materializarse, y que ésta pudo tenerdiversos grados y formas de realizarse. Quinto,todo indica que el cambio neurológico tuvo lugarsin la mejoría adaptativa que ofrece el simbolismo,al menos no tanto como podría esperarse del grandesarrollo cerebral que vemos en los primerosneandertales y humanos modernos, lo que es difícilde explicar con los clásicos conceptos evolutivosque ofrece la teoría sintética.Actualmente, el mejor conocimiento del geno-ma humano y de sus múltiples interrelaciones físi-co-químicas que en él se producen desde la fecun-dación hasta el nacimiento está facilitando lacomprensión del fenómeno multifactorialque supo-ne la embriogénesis y su papel en los mecanismos© Universidad de Salamanca Zephyrus,LXI, enero-junio 2008, 85-106
Ángel Rivera Arrizabalaga / Relación entre neandertales y cromañones: un enfoque cognitivo87evolutivos (Rivera, 2002, 2004a, 2005). Los cam-bios genéticos pueden producirse tanto en losgenes estructuralescomo en los reguladores(genescontroladores de la actividad de los genes estructu-rales en tiempo y tasa de actuación) del procesoembriológico. La mutación de estos últimos va adar lugar a las heterocronías, produciendo altera-ciones ontogénicas o embriológicas, con cambiosrelativamente rápidos y de gran trascendencia evo-lutiva (Bermúdez de Castro y Domínguez-Rodrigo,1992; Bogin, 1999; Churchill, 1998; Eldredge yGould,1972; Gould, 1977). No es de extrañar eldesarrollo de una nueva disciplina denominadaBio-logía evolutiva del desarrollo(Evo-Devo. Evolution-Development),la cual camina en la actualidad porestos derroteros (Sean, 2005).Esta nueva visión sobre la modificación anató-mica en la evolución permite comprender mejor lasparticularidades culturales del registro arqueológi-co anteriormente señalado. La conducta adquiereun aspecto diferente al presentar las característicasevolutivas de exaptación,es decir, cualidades cog-nitivas emergentesque aparecen después de loscambios anatómicos que las posibilitan, pero queno se crearon evolutivamente para realizar talpropiedad (Gould, 1991; Skoyles, 1999; Wilkinsy Dumford, 1990). La evolución confiere ciertascapacidades cognitivas muy relacionadas con laconducta, pero que necesitan de la cultura (medioambiente específico que hay que crear previamen-te) para que se desarrollen, adquiriendo el criteriopsicológico de emergentes. La conducta humana esun complejo proceso basado en las capacidadesexaptativasque la evolución proporciona, las cua-les emergengracias a nuestrocarácter socialy aldesarrollo de un lenguaje(Rivera, 1998, 2002,2004a, 2005).1.2.Algunos aspectos sobre la evolución humanaEn Europa, durante parte del último periodoglacial, existieron dos formas humanas con impor-tantes diferencias anatómicas, que podrían corres-ponder a dos especies independientes o la mani-festación diferenciada de una misma entidadbiológica. Actualmente se ha podido estudiar elADN mitocondrial en restos óseos del Neandertal(Lalueza Fox, 2005), comprobándose la diferen-cia genética que existe entre ambas poblaciones,así como la distancia temporal de su separaciónevolutiva a partir de un ancestro común, calcu-lándose como mínimo en unos 500.000 años. Elreciente descubrimiento de genes relacionados conel lenguaje (FOXP2) con mutaciones hacia las for-mas actuales de unos 100/200.000 años de antigüe-dad (Enard et al., 2002) indica que los neanderta-les no pudieron tener tales cambios genéticos alsepararse evolutivamente con mucha anterioridad,lo que puede relacionarse con una diferente capa-cidad lingüística.Esta diferencia de ADN, el conocimiento deugares lejanos(Euro-qpua e ys uÁ forriicgae)n,  teunv od ilfuergeanr teens  lmedios ambientalesycon un claro aislamiento geográfico, indican lacoexistencia de dos formas evolutivas diferentesoriginadas a partir de un ancestro común con laantigüedad ya mencionada. Sus respectivos proce-sos de evolución morfológica siguieron caminossemejantes, pero no idénticos, pues nunca evolu-ciones separadas han dado resultados iguales. Tam-bién conocemos diferencias en el desarrollo onto-génicodel Neandertal y del Homo sapiens,quepueden explicarse por medio de un fenómenode heterocronía y de evolución en mosaico(Ponce deLeón y Zollikofer, 2001).Todo esto parece indicarla existencia de dos líneas evolutivas diferentes conun desarrollo ontogénico distinto, pudiendo serespecies independientes (Lieberman et al., 2000,2002).Igualmente, sobre la base de minuciosos estu-dios en los endomoldes de diversos cráneos denuestro linaje, se ha comprobado que nuestra espe-cie presenta una forma de evolución neuroanató-mica diferente a la observada en los neandertales,comprobándose un diferente patrón de desarrolloneurológico. En el Neandertal existe un desarro-llo cerebral definido como arcaico,en el que gran-parte del cambio está basado en un simple crecimiento general. En los modernos humanos tene-mos otro modelo, donde observamos un aumentovertical, dilatación del lóbulo frontal y una relativareducción de longitud y anchura del lóbulo occipi-tal. Se produce un aumento alométrico de la formay superficie de los lóbulos parietales y posiblementefrontales de nuestra corteza cerebral (Bruner, Manziy Arsuaga, 2003).De estos estudios podemos establecer dosconclusiones básicas. Primero, existen criteriosde desarrollo ontogénico diferentey, por tanto, dediferenciación anatómica y fisiológica (corporal yneurológica) que apoyan la posibilidad de que seanespecies diferentes. Segundo, el diferente desarrollocerebral existente entre ellas, con distinta superficiedel córtex cerebralen las áreas asociativas de loslóbulos parietales y frontales, indica la posibilidad© Universidad de Salamanca Zephyrus,LXI, enero-junio 2008, 85-106
88Ángel Rivera Arrizabalaga / Relación entre neandertales y cromañones: un enfoque cognitivode unas capacidades cognitivas de configuraciónparecida, pero no igual (Klein, 1994; Mellars, 1999;Mithen, 1998; Noble y Davidson, 1996; Rivera,2002, 2005; Wynn y Coolidge, 2004).1.3.Análisis de la cognición humanaLa conducta humana, y por tanto su adaptabi-lidad al medio ambiente,es el resultado funcionalde las capacidades cognitivas que la evolución hayaproducido, del desarrollo que alcancen y de laacción en conjunto de todas ellas. Si estas capaci-dades fueron diferentes entre los grupos humanosdel inicio del Paleolítico Superior, también lo seríasu forma de entender la naturaleza y de actuarsobre ella. Para comprender las posibles diferen-cias cognitivas y el desarrollo cultural de las pobla-ciones es necesario elaborar trabajos multidiscipli-nares,que nos aporten un esquema básico sobre elorigen y desarrollo de la conducta de nuestro lina-je (D’Errico et al., 2003; Wynn y Coolidge, 2004).La estrecha interconexión de los conceptos másrecientes de la Neurología, Psicología, Sociología yBiología Evolutiva nos ofrece un modelo de evolu-ción conductual que satisface, al menos en parte,tan importantes aspiraciones, pues nos aporta ele-mentos de comprensión sobre los problemas rela-cionados con la cognición humana (Rivera, 2002,2004a, 2005). Siguiendo estas premisas, las explica-ciones arqueológicas deberían estar de acuerdocon los actuales fundamentos teóricos de la Biolo-gía Evolutiva, Neurología, Psicología y Sociología.La Neurología, ciencia de enorme desarrolloen la actualidad, indica que es en la corteza cere-bral donde tienen lugar los procesos cognitivos quenos caracterizan. Sin embargo, no toda su superfi-cie tiene la misma funcionalidad, pues dependien-do de la naturaleza de las conexiones neurológi-cas que tengan y de la información que reciban yprocesen, pueden establecerse áreas con diferen-te cometido (Luria, 1966). En este sentido, lasllamadas áreas de asociación son las que más hanaumentado en la evolución humana, siendo dondese producen los procesos cognitivos propios denuestra conducta, posibilitando conductas comple-jas y conscientes. En la conducta humana adquie-re especial interés el llamado lóbulo prefrontal(LPF) o parte anterior del lóbulo frontal, pues esdonde se localizan las capacidades cognitivas rela-cionadas con el control y desarrollo de nuestra con-ducta en general, aunque siempre teniendo en cuen-taque el cerebro actúa como una unidad funcionalintegrada. Este LPF constituye un tercio del totalde la superficie del córtex, presentando unas carac-terísticas propias de los humanos (gran superficiecortical, una estructura neurológica menos densapero con una gran interconectividady una madu-ración tardía)que indican la dependencia de losestímulos externos para la definitiva estructuraciónpsicobiológica (Bufill y Carbonell, 2004; Semende-feri et al.,2002). La parte posterior del LF es laencargada de controlar la actividad motora delorganismo, si la musculatura aumentase significati-vamente (como ocurre entre los neandertales) senecesitaría más superficie cortical para su control,lo que supondría una disminución del LPF en susfunciones cognitivas superiores, en cerebros desimilar superficie cortical (Rivera, 2002, 2005).Tanto la Neurología como la Psicología hanrelacionado las áreas de asociación del LPF conimportantes capacidades cognitivas muy relacio-nadas con la conducta humana. Serían las funcio-nes ejecutivas (FE) o conjunto de habilidades cog-nitivas de superior organización e integración, lascuales permiten la maximización de la eficaciaconductual en un momento determinado, es decir,de transformar el pensamiento en acción y de efec-tuar su control. Su acción conjunta con el resto delas capacidades cognitivas humanas va a hacerposible la conducta humana moderna, caracteriza-da por una importante rapidez o flexibilidad en laadquisición y mejora de nuevas conductas, la capa-cidad de abstracción y simbolismo, y el equilibrioemocional (Allegri y Harris, 2001; Barkley, 2001;Coolidge y Wynn, 2001; Estévez-González et al.,2000; Fuster, 2002; Jódar Vicente, 2004; Kane yEngle, 2002).Así, su disminución funcional(lesión, cirugía o limitación ambiental y evolutiva)tendría un efecto negativo y, hasta cierto límite,proporcional en la conducta observada.Sin embargo, las capacidades cognitivas huma-nas no tienen todas el mismo origen. Podemosestablecer, de una forma más didáctica que real,dos grupos de capacidades cognitivas. Capacidadescognitivas primarias,consecuencia de todo aumen-tocuantitativo en las áreas de asociación, son lasque ofrece la evolución de una forma innata y semanifiestan, con mayor o menor intensidad depen-diendo de las características medioambientales,con el simple desarrollo neurológico. Son funda-mentales para una conducta no simbólica, puesfacilitan la adaptabilidad al medio en función desu propio nivel de capacidad y desarrollo. Entreellas tenemos la memoria, funciones ejecutivas,atención, motivación, creatividad, razonamiento,© Universidad de Salamanca Zephyrus,LXI, enero-junio 2008, 85-106
Ángel Rivera Arrizabalaga / Relación entre neandertales y cromañones: un enfoque cognitivo89percepción, etc. Capacidades cognitivas emergen-tes o aumento cualitativo, su desarrollo se realizamediante la influencia del medio ambiente cultu-ral, dando lugar a un desarrollo cognitivo o la apa-rición de nuevas conductas complejas (Belinchónet al., 1992; Finley et al., 2005; Mora, 2001). Efec-tivamente, sobre las cualidades que ofrecen lascapacidades primarias y dentro de un medioambiente determinado, son las que aparecen a lolargo de nuestra evolución ligadas a la cultura queel ser humano es capaz de producir. Su función esla de crear una conducta simbólica con un poderadaptativo muy superior a las anteriores formas deconducta. Destacan la autoconciencia, simbolismo,abstracción (conceptos temporales y espaciales),pensamiento verbalizado, lenguaje simbólico,escritura, etc. Este ambiente cultural adecuadohayque crearlo y trasmitirlo previamente, pues, deno ser así, la producción de tal desarrollo cognitivoo no se realiza o lo hace anormalmente.1.4.La cognición en el PaleolíticoEn el análisis de la conducta humana duranteeste periodo debemos tener en cuenta que es impo-sible adquirir una certeza absolutaen las conclu-siones que alcancemos. El hecho de que sólo poda-mos obtener información de procesos indirectos,escasos y de difícil interpretación es motivo sufi-ciente para entender tal afirmación. Sin embargo,cualquier conclusión que esté fundamentada enuna serie de evidencias arqueológicas bien docu-mentadas, que se expliquen con una metodologíabasada en un estudio multidisciplinarcon el sufi-ciente poder explicativo como para formar unatesis razonada, puede ofrecernos un nivel de certe-za aceptable. Sobre estas premisas es por dondepodemos desarrollar todo nuestro trabajo relacio-nado con la cognición humana en la prehistoria.En la actualidad, sólo podemos valorar la aparicióny desarrollo de conductas observables en el regis-tro arqueológico, pues fueron las consecuencias dela acción conjunta de las capacidades cognitivas(primarias y emergentes) que las posibilitaron. Sinembargo, es prácticamente imposible poder distin-guir la trascendencia de cada una de ellas dentro desu actuación en tales conductas, pues siempreactúan en mutua interrelación y los datos del regis-tro no son muy abundantes. El objetivo principalde estas conductas es la supervivencia de sus crea-dores, por medio de su adaptabilidad al medioambienteen el cual viven. La adaptabilidades elresultante de la acción conjunta de diversas capaci-dades cognitivas (primarias y emergentes)para lasolución de diversos problemas, pudiendo ofrecerlos cambios conductuales necesarios (tecnológicos,sociales y simbólicos) para la supervivencia. Nues-tro principal problema es establecer qué capacida-des cognitivas pueden ser rastreadas en la conduc-ta del paleolítico. En este sentido, se han elegidocuatro genéricos procesos cognitivos que, aunqueno son los únicos utilizados para la realización de laconducta, sí parecen cumplir el requisito de poderestudiar su presencia en el registro arqueológico(Fig. 1).Funciones ejecutivas: Conjunto de accionesmuy relacionadas con el inicio, la planificación y eldesarrollo de la conducta, facilitando una adecuadasecuencia de la acción en el tiempo y en el espacio.Actúan en todo tipo de cambios tecnológicos,sociales y simbólicos, siendo imprescindibles parasu realización. Su grado de desarrollo puede apre-ciarse por el tiempo que tardan en producirse y evo-lucionar la cultura de los humanos que las posean.Creatividad: Supone la capacidad de mejorarconductas, crear nuevos problemas y generar nue-vas soluciones a conflictos determinados, pormedio de cambios tecnológicos, sociales y simbóli-cos. Su desarrollo puede comprobarse por mediode la aparición en el registro arqueológico de nue-vos aspectos tecnológicos (talla, útiles, materiasprimas), sociales (conductas que regulan y marcanlos aspectos de la convivencia, caza, política y reli-gión), y simbólicos (manifestaciones cargadas desimbolismo como el lenguaje, arte, religión, etc.),que con anterioridad no se tenía conocimiento desu existencia.Motivación: Indica la existencia de hechos queestimulen la necesidad (interés, componente afecti-vo) de elaborar mejores y más complejas conductas(plan de acción) de todo tipo (tecnológicas, socia-les y simbólicas) para alcanzar una solución (meta).Su única manifestación arqueológica radica en laapreciación de tal necesidad y la propia comproba-ción del cambio de la conducta, pues para su reali-zación es necesaria una motivación suficiente.Capacidades cognitivas emergentes:Son laconsecuencia de la acción conjunta de las capa-cidades cognitivas primarias (funciones ejecuti-vas,creatividad, motivación, atención, percepción,etc.), dando lugar al desarrollo de los conceptos© Universidad de Salamanca Zephyrus,LXI, enero-junio 2008, 85-106
90Ángel Rivera Arrizabalaga / Relación entre neandertales y cromañones: un enfoque cognitivoDESARROLLO COGNITIVOCapacidades primarias y emergentesCapacidadesFejuenccuitoivnaessCreatividadMotivaciónecmogerngiteinvtaessBuena planificciaócniónCietrteac ncorleóatgiicvidadLimitadatLeicmnitoalódgoi cdoe spaarrrao lllaoent elca neojleócguicaMayor enealmotivación paracrmebacóilóicno sd:e aodbojrentooss,NeandertalAlta habilidad etle cdneoslaórrgioclloosi tecnología líticaChatelperronienseChatelperroniensepCihnattuerlapse ryr gornaiebnasdeo ysy óseay Uluzziensey UluzzienseTecnológicoUluzzienseBuena planificaciónAmpliaBuen desarrolloen la ejecucióncreatividad queBuena motivacióntecnológico para laHumanostecnológicapermite elpara el desarrollocreación de objetosmodernosAltas habilidadesdesarrollotecnológico desimbólicos:tecnología líticatecnológico detodo tipoadornos, pinturasy óseatodo tipoy grabadositadaLimitado desarrolloDESARROLLONeandertallimPriletalaandciifói cena ncs itoióceni amylpocreLiatmiivtaa ceinó nlosmotivLaicmión para elde la realidadCULTURALapectos socialesdesarrollo socialsocial, así como deObservable enasChatelperroniensesu extensiónel registroy espacio(redes sociales)y Uluzziensetemporal y espacialarqueológicoSocialAmpliaHumanosplIamnipfiocratcainótne ydcerseaparetrirovmlildiota esd o elqciuael,Bpaurseaon caei l mldoetsiavnratrocoilóloneBlxauat eesrínne  csaidloióednmsa aotdr e rdsomoel lpcsoiou arlda,elmodernosdesarrollo de redesia , ctoamosociales y dentraintercambioitantnetor piontbrlaa ccioonmaolinterpoblacionaly espacialLimitaciones delCierta  pplraondiuficccaicóinónLimitaciónLimitadadesarrollo simbólico:Neandertalend el alos objetoscreaatsipveac etons losmotidvaesciaórrno lploara elsioncdiiavl,i ddueaslpildaazda-simbólicosLimitación en lasimbólicossimbólicomientoSimbliccreación de losChay teUllpuezrzrioenniseenseChay teUllpuezrzrioenniseensetCehmatpeolrpaelr ry oensipeancsiea lyóomismosUluzzienseAlta planificaciónAmpliaBuena motivaciónDesarrollo modernopara el desarrollode la individualidadmHoudmearnnoossoabdtjoeerctonnsoo sls,ói gmgircbaaób laeicdnooss:sicrmepbdateeóirslviaimcrdiorta,o edls l eooqlcuiael,simbólico social,sDoceisapl lay zpaemriseonntaly tecnología óseapolítico y repolítico y religiosooligiosotemporal y espacialFIG.1.Esquema representativo del desarrollo cognitivo/cultural de las dos poblaciones europeas en el inicio del Paleolítico Superior.de individualidad social y personal(observable suetc.). Son la base del lenguaje y pensamiento simbó-desarrollo por medio de los adornos corporales,lico(Rivera, 1998, 2002, 2004a, 2005).pinturas, grabados y conductas en las que esimprescindible su creación, como serían las religio-Algunos autores opinan que la diferencia fun-sas, jerarquización social, etc.), desarrollo de losdamental entre estas dos poblaciones radica en elconceptos abstractos del tiempo y del espacio (con-diferente desarrollo de sus funciones ejecutivas,ductas que precisen su creación y desarrollo: laconcretamente en la denominada como memoriacaza organizada, estructuración espacial del hábitatde trabajo(memoria temporal que recupera lay logístico, pautas de conservación y almacenaje,información almacenada necesaria para realizar las© Universidad de Salamanca Zephyrus,LXI, enero-junio 2008, 85-106
Los comentarios (1)
Escribe un nuevo comentario

13/1000 caracteres como máximo.

reclamacion

Aviso: El presente documento se ha incluido en esta web de forma ilegal, ya que no se ha respetado la licencia de uso del mismo. Por favor, no colabore con prácticas ilícitas. Consulte y/o descargue el documento desde la fuente autorizada, donde se ofrece en acceso abierto, de forma gratuita y respetando la propiedad intelectual.
Repositorio de la Universidad de Salamanca: http://gredos.usal.es.

sábado, 08 de junio de 2013 - 23:58