La terapia anticoagulante no se utiliza óptimamente para evitar accidentes cerebrovasculares en pacientes con FA

Publicado por

La terapia anticoagulante no se utiliza óptimamente para evitar accidentes cerebrovasculares en pacientes con FA PR Newswire MUNICH, 30 de agosto de 2012 - La terapia anticoagulante no se utiliza óptimamente para evitar accidentes cerebrovasculares en pacientes con fibrilación atrial (FA) -- Los datos del registro GARFIELD presentados en ESC CONGRESS 2012 ofrecen tendencias en los patrones de tratamiento que pueden poner a los pacientes de FA en riesgo -- MUNICH, 30 de agosto de 2012 /PRNewswire/ -- Los datos de línea base del primer cohorte del Global Anticoagulant Registry en el FIELD (GARFIELD), una iniciativa de investigación académica innovadora, muestran que las directrices establecidas basadas en evidencias para prevenir accidentes cerebrovasculares en pacientes con fibrilación atrial (FA) no son seguidos en muchos pacientes y en poblaciones diversas. Los datos del GARFIELD Registry describirán la gestión de la FA en la práctica clínica diaria, destacando las necesidades no cubiertas y retos en el uso de anticoagulación, que se conoce por reducir significativamente el riesgo de accidente cerebrovascular en pacientes con FA. Los datos presentados esta semana en el Congreso de la European Society of Cardiology (ESC) evaluaron los patrones de la práctica según región, género, edad, función renal, tipo de FA y la presencia del síndrome coronario agudo (ACS).
Publicado el : lunes, 03 de septiembre de 2012
Lectura(s) : 143
Fuente : prnewswire.com
Número de páginas: 7
Ver más Ver menos
La terapia anticoagulante no se utiliza óptimamente para evitar accidentes cerebrovasculares en pacientes con FA
PR Newswire MUNICH, 30 de agosto de 2012
- La terapia anticoagulante no se utiliza óptimamente para evitar accidentes cerebrovasculares en pacientes con fibrilación atrial (FA) -- Los datos del registro GARFIELD presentados en ESC CONGRESS 2012 ofrecen tendencias en los patrones de tratamiento que pueden poner a los pacientes de FA en riesgo --MUNICH, 30 de agosto de 2012 /PRNewswire/ -- Los datos de línea base del primer cohorte del Global Anticoagulant Registry en el FIELD (GARFIELD), una iniciativa de investigación académica innovadora, muestran que las directrices establecidas basadas en evidencias para prevenir accidentes cerebrovasculares en pacientes con fibrilación atrial (FA) no son seguidos en muchos pacientes y en poblaciones diversas. Los datos del GARFIELD Registry describirán la gestión de la FA en la práctica clínica diaria, destacando las necesidades no cubiertas y retos en el uso de anticoagulación, que se conoce por reducir significativamente el riesgo de accidente cerebrovascular en pacientes con FA. Los datos presentados esta semana en el Congreso de la European Society of Cardiology (ESC) evaluaron los patrones de la práctica según región, género, edad, función renal, tipo de FA y la presencia del síndrome coronario agudo (ACS). Los descubrimientos muestran que la terapia anticoagulante, particularmente los antagonistas de vitamina K (VKA), están poco prescritos para pacientes de FA con un alto riesgo de accidente cardiovascular, mientras que se utilizan en exceso en pacientes con un riesgo muy bajo de sufrirlo. GARFIELD está dirigido por un comité directivo internacional bajo los auspicios del Thrombosis Research Institute (TRI). Es un estudio internacional, observacional, multicentro y prospectivo de hombres y mujeres diseñado para conocer la carga global de FA, una condición común en la que los dos compartimentos superiores del corazón (atria) se agitan en lugar de latir rítmicamente y puede llevar a complicaciones que pueden ser fatales, incluyendo un accidente cerebrovascular. Hasta un 2 por ciento de la población tiene FA.[1] El accidente cardiovascular relacionado con la FA sigue siendo una importante y cada vez mayor carga clínica y social a pesar de la disponibilidad del tratamiento preventivo efectivo. GARFIELD ofrecerá nuevas perspectivas holísticas en necesidades y retos no cubiertos en el tratamiento de la FA, identificando oportunidades potenciales para mejorar el cuidado al paciente. "La terapia anticoagulante se conoce por reducir significativamente el alto riesgo de accidente cardiovascular asociado con la FA, pero los datos de GARFIELD sugieren que las prácticas de tratamiento globales no reflejan la evidencia de ensayo clínico y las actuales directrices de tratamiento", dijo el profesor y Lord Ajay Kakkar, director del TRI, y profesor de cirugía en la University College London. "GARFIELD es el mayor registro de enfermedades
global que ofrecerá la visión más completa de cómo se gestiona el riesgo de accidente cerebrovascular en la FA. Entendimiento los actuales patrones de tratamiento en la práctica clínica diaria, podemos mejorar el tratamiento de la enfermedad destacar oportunidades para una adopción pertinente de estrategias innovadoras para la prevención del accidente cerebrovascular". El primero de los cinco cohortes de GARFIELD incluyó 10.537 pacientes de 19 países con FA no valvular con al menos un factor de riesgo adicional de sufrir un accidente cerebrovascular. Las directrices de tratamiento ESC recomiendan que a todos los pacientes con alto riesgo de terapia anticoagulación se les recete VKAs, a menos que esté contraindicado con complicaciones. El riesgo alto de accidente cerebrovascular se define como una puntuación >/=2 en la puntuación del riesgo CHADS2 o CHA2DS2-VASc. En el cohorte 1, el 57,1% de los pacientes tuvo una puntuación CHADS2 >/=2 y el 82,6% de los pacientes tuvo una CHA2DS2-VASc >/=2. En los 6.008 pacientes del Cohorte 1 con CHADS2>/=2, solo el 62,2% recibió terapia anticoagulante, mientras que solo el 53,1% de los 3.669 pacientes con CHADS2=1 fueron tratados con anticoagulantes. "El primer cohorte de GARFIELD muestra que más de uno de cada tres pacientes con fibrilación atrial que tienen un alto riesgo de accidente cerebrovascular no está prescrito con terapias anticoagulantes conocidas para prevenirlo", dijo Sylvia Haas, MD, profesor emérito de medicina, ex director del Haemostasis and Thrombosis Research Group en el Institute for Experimental Oncology and Therapy Research, Technical University ofMunich. "Los datos de la línea base de este año en ESC muestran un patrón de tratamiento simular en un amplio rango de subpoblaciones en riesgo. Mientras continuamos este estudio prospectivo, tendremos una imagen más clara de los resultados de los pacientes asociados con estas prácticas de tratamiento basadas en el mundo real". Los datos de línea base mostrados son:
Los pacientes de alto riesgo en Europa reciben anticoagulantes más a menudo que en Asia
Más pacientes en Europa tuvieron una puntuación CHADS2 >/=2 (61% vs. 45% en Asia), reflejando una población de FA con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular Entre los pacientes que se recomiendan para el tratamiento con anticoagulantes según las directrices existentes, se prescribieron VKAs al 69,1% en Europa y solo el 47,9% enAsia, destacando importantes diferencias en el uso de terapias disponibles de prevención de accidentes cerebrovasculares Se prescribieron VKAs a más de la mitad de los pacientes con bajo riesgo (puntuación CHADS2 =0) en Europa (54,9%) y en torno a un tercio enAsia(30,5%)
Las mujeres eran menos propensas a recibir terapia anticoagulante a pesar de las evidencias existentes de un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular
El 60,5% de las mujeres tuvo una puntuación de CHADS2 >/=2 vs. 51,2% de los hombres; al utilizar la evaluación más detallada (CHA2DS2-VASc), que tiene en cuenta el género femenino como un factor de riesgo de accidente cerebrovascular, casi todas las mujeres tuvieron un riesgo alto (puntuación >/=2): 95,8% vs. 70,5% de los hombres
Según la puntuación del riesgo CHA2DS2-VASc, las mujeres con riesgo alto y moderado de accidente cerebrovascular están tratadas insuficientemente en relación a sus homólogos masculinos. Entre los pacientes con riesgo alto:
El 57% de las mujeres frente al 62% de los hombres recibían terapia anticoagulate para CHA2DS2-VASc >/=2 El 62% de los hombres y mujeres recibían terapia anticoagulante para CHADS2 >/=2
Entre los pacientes con riesgo moderado, el 40% de las mujeres frente al 52% de los hombres recibían terapia anticoagulante para CHA2DS2-VASc =1 El 50% de las mujeres frente al 56% de los hombres recibían terapia anticoagulante para CHADS2 =1 Aproximadamente el 43% en cada grupo con bajo riesgo de accidente cerebrovascular (CHADS2 =0) recibía terapia anticoagulante El 40% de los hombres con "verdaderamente" bajo riesgo (CHA2DS2-VASc=0) recibían terapia anticoagulante (con o sin APs); ninguna de las mujeres se clasificó en un riesgo "verdaderamente" bajo
Los pacientes más mayores con alto riesgo de accidente cerebrovascular son los menos propensos a recibir VKAs, a pesar de que el riesgo de accidente cerebrovascular aumenta con la edad
Entre los pacientes con CHADS2 >/=2, el uso de VKAs (con o sin AP) fue mayor en edades de pacientes de 65 a 74 años (66,5%) y el más bajo en edades de 75 y superiores (60,4%) En pacientes con CHADS2 =1, los pacientes con edades entre 65 y 74 son más propensos a recibir anticoagulantes que los pacientes con 75 o mayores (57,5% vs 50,4%)
Los pacientes de FA con una función renal insuficiente parecen ser más propensos a recibir terapia combinada con VKAs y APs
El 33,0% de los pacientes del Cohorte 1 tienen algún nivel de disfunción renal (de disfunción media a fallo renal) Aproximadamente la mitad (48,2%) de los pacientes de FA con cualquier nivel de deterioro renal fueron tratados solo con VKAs, con el 11,7% recibiendo terapia de combinación (VKA+AP) Mientras la gravedad de la disfunción renal aumentaba, el uso de VKAs solo se redujo del 48,0% en pacientes con función renal normal al 34,1% en pacientes con fallo renal. El uso de VKA+AP en combinación aumentó del 9,9% al 26,8% entre estos mismos grupos.
La terapia anticoagulante no se prescribe consistentemente en las categorías de FA, a pesar de que las directrices la recomiendan para todos los pacientes de alto riesgo, independientemente del tipo de FA
Se prescribieron VKAs menos a menudo en pacientes con FA paroxysmal (definido
como episodios recurrentes que autoterminaron en menos de 7 días) que en pacientes con FA persistente o permanente (42% frente a 51,2% y 56,6%, respectivamente).
En comparación con la población de FA general, los pacientes con un historial de ACS eran más propensos a recibir terapia antiplaquetaria con o sin VKA
El 9,9% de los pacientes de Cohorte 1 tienen una historia de ACS Los pacientes con una historia de ACS fueron más propensos a recibir un VKA solo (29,4%), a pesar de las directrices que recomiendan VKA más uno o más AP durante al menos 3-6 meses. El 23,8% de los pacientes recibieron VKA más un AP; el 23,7% recibieron solo un AP. Aunque las recomendaciones de la directriz ESC no cambian teniendo en cuenta la presencia de stent anteriores, los pacientes con stents fueron más propensos a recibir terapia combinada (31,0% frente a 24,1% entre pacientes sin stents) Los patrones de tratamiento para pacientes de ACS sin stent previo son simulares a la población de FA general, lo que sugiere que las directrices de ESC se adoptan más frecuentemente en pacientes de ACS con un stent que en los que no lo tienen.
El TRI presentará los datos de los resultados de los primeros 12 meses de seguimiento del GARFIELD Registry en las próximas American Heart Association's Scientific Sessions 2012 enLos Angeles, CA.La reclutación para el segundo cohorte del GARFIELD Registry comenzó el 5 de octubre de 2011. Los datos de línea base de este cohorte también estarán disponibles a finales de este año. Acerca de GARFIELD El GARFIELD Registry es un estudio observacional y multicentro de hombres y mujeres con FA recientemente diagnosticada y uno o más factores de riesgo adicionales para sufrir un accidente cerebrovascular. Seguirá prospectivamente a 50.000 pacientes recientemente diagnosticados con FA de al menos 1.000 centros en 50 países en América, Europa oriental y occidental, Asia, África yAustralia. GARFIELD es el mayor registro prospectivo de pacientes con FA con riesgo de accidente cerebrovascular. Busca describir la carga real de esta enfermedad, ofreciendo perspectivas del impacto de las complicaciones tromboembólicas y hemorrágicas, los patrones de tratamiento antitrombóticos y las posibles oportunidades para mejorar los resultados clínicos entre un grupo de pacientes representativo y diverso. Esto debería ayudar a los médicos y sistemas sanitarios a adoptar adecuadamente la innovación para asegurar los mejores resultados para pacientes y poblaciones. Las cuatro características de diseño asegurar una descripción exhaustiva y representativa de la FA:
Cinco cohortes secuenciales de 10.000 pacientes prospectivos, facilitando comparaciones de períodos de tiempo discretos y describiendo la evolución de tratamientos y resultados. Sitios de investigadores que se seleccionan aleatoriamente dentro de distribuciones de entornos médicos de FA nacionales cuidadosamente asignados, asegurando que la población de pacientes reclutados sea representativa.
La reclutación de pacientes aptos consecutivos para eliminar posibles imparcialidades en la selección. Al menos dos años de seguimiento tras el diagnóstico para crear una base de datos de eventos clínicos y cambios en los tratamientos.
Los pacientes incluidos se han diagnosticado con FA no valvular en las últimas seis semanas, tienen al menos un riesgo adicional de accidente cerebrovascular y son candidatos para la terapia anticoagulante para prevenir los coágulos sanguíneos que producen accidentes cerebrovasculares. Se dejará al juicio clínico de los investigadores la identificación del factor(es) del riesgo de accidente cerebrovascular. Los pacientes se incluyen tanto si reciben terapia anticoagulante como si no, para que las estrategias y fallos de tratamiento actuales y futuras pueden entenderse adecuadamente en relación al perfil de riesgo de accidente cerebrovascular del paciente y la comorbilidades. Se recogen datos por un periodo de seis años y se incluirán las siguientes mediciones: accidente cerebrovascular tromboembólico, ataques transitorios de isquemia (TIA por sus siglas en ingles, o "mini-accidentes cerebrovasculares"); coágulos de sangre que afectan otras zonas del cuerpo, eventos de hemorragia, persistencia de la terapia; (índice y razón de descontinuación o duración de la terapia); mortandad; y eventos cardíacos adversos importantes. Entre los pacientes tratados con terapia anticoagulante, los datos de resultados adicionales incluirán la frecuencia y tiempo de control requeridos para mantener un nivel seguro y terapéuticamente efectivo de anticoagulación e intervenciones necesarios para gestionar las complicaciones debido a la terapia de anticoagulación. El GARFIELD Registry es posible gracias a una beca de investigación no restringida de Bayer Pharma AG. La carga de la FA Hasta el 2% de la población padece FA. Más de 6 millones de europeos sufren esta arritmia, y se estima que la prevalencia se duplicará para 2050 con el envejecimiento de la población. En torno a 4,5 millones de personas en la Unión Europea y 2,2 millones personas en EE.UU. tienen FA, y las estimaciones sugieren que para 2014 más de 12 millones de personas en la región de Asia Pacífico tendrán FA.[1],[2],[3],[4] La FA supone un riesgo cinco veces mayor de riesgo de apoplejía, y uno de cada cinco accidentes cerebrovasculares se atribuye a esta arritmia. Los derrames isquémicos en asociación con la FA son a menudo fatales y los pacientes que sobreviven cada vez quedan más deshabilitados y son más propensos a sufrir una recurrencia que los pacientes con apoplejías debidas a otras causas. En consecuencia, el riesgo de muerte debida a un accidente cerebrovascular relacionado con la FA se duplica y el coste de la atención médica aumenta un 50%.[5] La enfermedad ocurre cuando partes de la aurícula emiten señales eléctricas no coordinadas que hacen que las cámaras bombeen demasiado rápido e irregularmente, y por lo tanto, no permitiendo que la sangre bombee fuera del auricular.[6] Como resultado, la sangre puede acumular y provocar una trombosis, que es el número uno de los asesinos en los países desarrollados y en vías de desarrollo. Si un coágulo de sangre deja el auricular izquierdo, podría alojar potencialmente en una arteria en otras partes del cuerpo, particularmente en el cerebro. Un coágulo de sangre en la arteria del cerebro conduce a un
accidente cerebrovascular. De hecho, el 92% de accidentes cerebrovasculares son provocados por trombosis[7]. Las personas con FA tienen unas cinco veces más de riesgo de padecer un accidente cerebrovascular que el resto de la población, y también de riesgo de insuficiencia cardiaca, fatiga crónica y otros problemas del ritmo cardiaco.[8],[9] Los accidentes cerebrovasculares son una causa importante de discapacidad a largo plazo en todo el mundo: cada año 5 millones de personas quedan discapacitadas con carácter permanente. [10] Acerca del Thrombosis Research Institute (TRI)El TRI es una fundación de investigación multidisciplinar dedicada al estudio de la trombosis y desórdenes relacionados. La misión del TRI es proporcionar excelencia en la investigación de la trombosis, educación y cuidado del paciente y el desarrollo de nuevas estrategias para prevenir y tratar la trombosis, por lo tanto, mejorar la calidad de los cuidados y avanzar los resultados clínicos y reducir los costes de la asistencia sanitaria. El TRI es miembro del University College London Partners Academic Health Science System Para más información, visite http://www.tri-london.ac.uk/garfield. Contacto de medios Michael DiSalvo Ogilvy Public Relations Tel: +1-646-318-6012 [1] Jamil-Copley S; Kanagaratnam P. (12/6/10). Stroke in atrial fibrillation-hope on the horizon? J R SOC INTERFACE. 8/16/12. Disponible en: http://rsif.royalsocietypublishing.org/content/7/Suppl_6/S765.full, [2] The Lancet Neurology. Stroke prevention: getting to the heart of the matter. 8/16/12. Disponible en: http://www.atrialfibrillation.org.uk/files/file/Articles_Medical/Lancet%20Neurology-%20getting%20to%20the%20heart%20of%20the%20matter.pdf [3] Thrombosis Advisor. Thrombosis Facts. 8/16/12. Disponible en: http://www.thrombosisadviser.com/en/resources/thrombosis-facts.php [4] Chinese Medical Journal 2004 ; 117 ( 12) : 1763-176. Disponible en: http://dronedarone-atrial-fibrillation-pressoffice.com/sites/default/files/event-document/af_in_the_asia-pacific_region.pdf [5] European Society of Cardiology. Guidelines for the Management of Atrial Fibrillation. 8/16/12. http://eurheartj.oxfordjournals.org/content/early/2010/09/25/eurheartj.ehq278.full [6] National Heart Lung and Blood Institute. What is Atrial Fibrillation. 8/16/12. Disponible en: http://www.nhlbi.nih.gov/health/dci/Diseases/af/af_what.html [7] Thrombosis Research Institute. About Thrombosis.8/16/12. Disponible en: http://www.tri-london.ac.uk/about.asp [8] Rockson SG, Albers GW. Comparing the guidelines: anticoagulation therapy to optimize stroke prevention in patients with atrial fibrillation. J Am Coll Cardiol 2004;43(6):929-35. [9] American Heart Association. Why is AF a Problem?. 8/16/12. Disponible en: http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/Arrhythmia/AboutArrhythmia/Why-is-AF-a-Problem_UCM_423776_Article.jsp. [10] World Heart Foundation. The Global Burden of Stroke. 8/16/12. Disponible en: http://www.world-heart-federation.org/cardiovascular-health/stroke/
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.