Los intersticios de la globalización: un label "Max Havelaar" para los pequeños productores de café

De

Se plantea como hipótesis de trabajo que la aceptación de reglas estrictas, los cambios en los hábitos productivos y las aptitudes a la negociación que exige la producción de café solidario, depende en gran parte de la existencia de recursos organizativos en el seno mismo de las sociedades rurales y de sus aptitudes para movilizarlos.


Publicado el : miércoles, 24 de abril de 2013
Lectura(s) : 11
Etiquetas :
Licencia: Todos los derechos reservados
EAN13 : 9782821827882
Número de páginas: 340
Ver más Ver menos
Cette publication est uniquement disponible à l'achat
Los intersticios de la globalización: un label "Max Havelaar" para los pequeños productores de café
Renard Marie-Christine
Editor: Centro de estudios mexicanos y centroamericanos Año de edición: 1999 Publicación en OpenEdition Books: 24 abril 2013 Colección: Geografía, Sociología y Ciencias Políticas ISBN electrónico: 9782821827882
http://books.openedition.org
Edición impresa ISBN: 9789686029659 Número de páginas: 340
Referencia electrónica RENARD MARIE-CHRISTINE.Los intersticios de la globalización: un label "Max Havelaar" para los pequeños productores de café.Nueva edición [en línea]. Mexico: Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 1999 (generado el 13 mayo 2014). Disponible en Internet: . ISBN: 9782821827882.
Este documento fue generado automáticamente el 13 mayo 2014. Está derivado de une digitalización por un reconocimiento óptico de caracteres.
© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 1999 Condiciones de uso: http://www.openedition.org/6540
Se plantea como hipótesis de trabajo que la aceptación de reglas estrictas, los cambios en los hábitos productivos y las aptitudes a la negociación que exige la producción de café solidario, depende en gran parte de la existencia de recursos organizativos en el seno mismo de las sociedades rurales y de sus aptitudes para movilizarlos.
NOTA DEL EDITOR
Obra en la que se plantea como hipótesis de trabajo que la aceptación de reglas estrictas, los cambios en los hábitos productivos y las aptitudes de negociación que exige la producción de café solidario, depende en gran parte de la existencia de recursos organizativos al seno de las sociedades rurales y de sus aptitudes para movilizarlos.
ÍNDICE
Agradecimientos Maria Cristina Renard
Prefacio Thierry Linck
Léxico BENEFICIO QUINTAL SACOS PRECIO AÑO CAFETALERO COSECHA MONEDAS ORIGEN TIPOS DE CAFE EN EL MERCADO EJIDO
Introducción
I - Las tendencias del sector agro-alimentario 1. LA INDUSTRIALIZACION Y LA TERCIARIZACION DEL SECTOR AGRO-ALIMENTARIO 2. CONCENTRACION DEL CAPITALOLIGOPOLIZACION DE LOS GRUPOS, GLOBALIZACION DE LOS MERCADOS Y DE LA PRODUCCION 3. EL CRECIENTE PODERIO DE LA GRAN DISTRIBUCION 4. LA DIFERENCIACION DE LOS PRODUCTOS 5. LA CALIDAD Y SUS IMPLICACIONES
II - La regulación del mercado internacional del café: Una perspectiva histórica 1. LA FORMACIÓN DE UN CONSENSO: LOS ANTECEDENTES DEL ACUERDO INTERNACIONAL 2. LOS ACUERDOS INTERNACIONALES DEL CAFE 3. DESPUES DEL AIC: EL RETORNO A LA REGULACION POR EL MERCADO 4. EL CONSUMO: UNA VARIABLE SIN SORPRESA CONCLUSIÓN
III - Tendencias del mercado e implicaciones estratégicas 1. EL RETORNO MASIVO DE LOS NEGOCIANTES 2. LOS GIGANTES DE LA INDUSTRIA 3. LA DEFINICIÓN INDUSTRIAL DEL PRODUCTO 4. EL CRECIENTE PODERIO DE LOS DISTRIBUIDORES 5. LA SEGMENTACIÓN DE LOS MERCADOS 6. NUEVOS VALORES EN LOS ESTANTES, NUEVOS NICHOS DEL MERCADO CONCLUSIONES: LIMITACIONES Y MÁRGENES DE MANIOBRA
IV - El café de los pequeños productores en el mercado. La iniciativa Max Havelaar 1. LAS IMPLICACIONES DEL MODELO DEL LABEL EQUITATIVO 2. MAX HAVELAAR PROGRESA, SE EXTIENDE A OTROS PAISES Y A OTROS PRODUCTOS
V - Una convergencia de intereses Max Havelaar Bélgica
1. UN MERCADO COMPETITIVO Y DEPRIMIDO 2. EL CAFE MAX HAVELAAR: UN NICHO DE MERCADO QUE SE ESTANCA 3. UNA ESTRATEGIA PARCIALMENTE NEUTRALIZADA 4. EN SINERGIA CON EL COMERCIO ALTERNATIVO 5. LAS DIFERENCIAS REGIONALES Y SECTORIALES 6. LA PRECARIEDAD DE LAS FINANZAS 7. UN MENSAJE QUE DEBE REITERARSE 8. UNA CONVERGENCIA DE INTERESES 9. EL NICHO DE MERCADO EN ENTREDICHO CONCLUSIONES
VI - Una alternativa para los pequeños cafeticultores El caso de la cooperativa ISMAM en Chiapas 1. LAS ORGANIZACIÓNES DE PEQUEÑOS PRODUCTORES EN BUSCA DE NUEVAS ESTRATEGIAS 2. ALGUNAS COOPERATIVAS EN EL NICHO DE MERCADO MAX HAVELAAR-TRANSFAIR 3. ISMAM: CAFÉ ORGÁNICO EN LA SIERRA MADRE CONCLUSIONES
Conclusiones generales Un nicho de mercado que se ve favorecido por la crisis cafetalera Dinámicas de integración y de exclusión en el acceso al nicho de mercado Perspectivas
Bibliografía
Anexos
1
Agradecimientos
Maria Cristina Renard
La traducción y la publicación de este trabajo son el resultado de un suma de esfuerzos. Deseo dar las gracias al Cemca y a sus directores, el doctor Thomas Calvo y la doctora Martine Dauzier por el impulso inicial cuando este libro sólo era un sueño; a Joëlle Gaillac, encargada de las ediciones, por haberlo seguido y cuidado con esmero. Quiero también agradecer de manera especial a la Embajada de los Paises Bajos en las personas de su Consejero, el señor Jan Jaap van de Velde y de su encargada de proyectos, señora Lucía van der Westerlaken, por su apoyo decidido, el cual permitió hacer del sueño una realidad. La no menos importante contribución de las organizaciones de cafeticultores Ismam (Indígenas de la Sierra Madre de Motozintla) y Cepco (Coordinadora Estatal de Productores de Café de Oaxaca) fue posible gracias a la aportación de la Dirección General de Comercialización del Fonaes. El Departamento de Sociología Rural y el Programa de Investigación y Desarrollo en Regiones Cafeteleras de la Universidad Autónoma Chapingo terminaron de poner el último ladrillo al edificio.
1 2 3 4
Prefacio
Thierry Linck
No hay que engañarse: los economistas no llegarán nunca a entender cabalmente la organización de mercados agroalimenticios aferándose a los principios del paradigma estándar. Al menos, los principios de alocación de los recursos y de exclusión que rigen las coordinaciones entre los agentes económicos no pueden fundamentarse exclusivamente en relaciones de libre competencia ni, por ende, resultar de la mecánica de la formación de los precios en el mercado. Podemos, con un pequeño esfuerzo intelectual1, suponer que es el caso: que existe un mercado en el cual se enfrentan oferta agrícola y demanda de productos alimenticios y que ajustes menores al modelo estándar de competencia pura y perfecta pueden proporcionar una referencia pertinente para entender su funcionamiento. En este marco, no habrá necesidad de esforzarse mucho para asumir que la hipótesis de atomicidad no resulta tan descabellada: nuestro mercado puede identificarse como el escenario de la confrontación de una oferta (los agricultores) atomizada y de una demanda (los consumidores de alimentos, o sea, todo el mundo) que lo es aún más. Una vez plantado el escenario los limites del modelo walrasiano de referencia y las imperfecciones del mercado aparecen con mayor claridad: el mercado, tomando en cuenta las especifidades de la producción agropecuaria no proporciona en tiempos oportunos a los productores toda la información necesaria (los precios) para tomar deciciones racionales. En primer lugar, la demanda alimenticia es bastante rígida, suele tener una elasticidad-precio baja: las variaciones de los precios suelen surtir efectos limitados (de menor amplitud) en el volumen de las transacciones. El estómago de los consumidores no es elástico: no tragarán más comida si el precio de los alimentos disminuye, al menos no en la misma proporción. En el mismo sentido, los consumidores no pueden dejar de comer; lo seguirán haciendo, aunque seguramente un poco menos, cuando los precios se incrementan. Bajo esta hipótesis, la demanda puede expresarse gráficamente por una curva con una pendiente muy acentuada. En segundo lugar y sobre todo, es preciso tomar en cuenta el desfase, propio de todas las actividades agropecuarias, que existe entre el inicio y la finalización del proceso productivo y el hecho de que el agricultor nunca llega a ejercer un dominio absoluto sobre los procesos biológicos que implementa. Los riesgos y el desconocimiento de los precios redundan en fuertes incertidumbres. Su importancia es tanto mayor en cuanto que las unidades de producción pueden tener cargas financieras importantes y que la baja elasticidad-precio de la demanda tiende a amplifiar en forma considerable los movimientos del mercado. En efecto, el equilibrio no depende de los precios (desconocidos en el momento de iniciar la producción) sino, y en forma exclusiva, del volumen de las transacciones; frente a una demanda rígida, cualquier variación de la oferta redunda en fluctuaciones opuestas y acentuadas de los precios. La incertidumbre constituye así un elemento clave para entender el comportamiento de los productores. Siguiendo la hipótesis de libre circulación de los factores de producción, sólo aceptarán arriesgar sus capitales si pueden producir al amparo de un margen de seguridad suficiente o, en el caso contrario, les buscarán un uso más seguro. De no ser así, una coyuntura desfavorable podría llevarlos a vender sus mercancias a un precio muy por debajo de sus costos marginales de producción y llevarlos a la quiebra. Tienden por lo tanto a tomar sus decisiones anticipando un precio bajo, fijando sus objetivos de producción en niveles que correspondan a costos marginales menores. Se protegen
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.

Difunda esta publicación

También le puede gustar

El dibujo arqueológico

de centro-de-estudios-mexicanos-y-centroamericanos

La Mitad del mundo

de centro-de-estudios-mexicanos-y-centroamericanos

Política e identidad

de centro-de-estudios-mexicanos-y-centroamericanos

siguiente