Histoire d'un ruisseau. Spanish

De
Publicado por

The Project Gutenberg EBook of El Arroyo, by Elíseo Reclus
This eBook is for the use of anyone anywhere at no cost and with almost no restrictions whatsoever. You may copy it,
give it away or re-use it under the terms of the Project Gutenberg License included with this eBook or online at
www.gutenberg.net
Title: El Arroyo
Author: Elíseo Reclus
Release Date: March 22, 2004 [EBook #11663]
Language: Spanish
*** START OF THIS PROJECT GUTENBERG EBOOK EL ARROYO ***
Produced by http://gallica.bnf.fr/, Virginia Paque and the Online Distributed Proofreading Team.
ELÍSEO RECLUS
EL ARROYO
#El ARROYO#
Elíseo Reclus
Traducción de A. López Rodrigo #EL ARROYO# CAPÍTULO PRIMERO
#La fuente#
La historia de un arroyo, hasta la del más pequeño que nace y se pierde entre el musgo, es la historia del infinito. Sus
gotas centelleantes han atravesado el granito, la roca calcárea y la arcilla; han sido nieve sobre la cumbre del frío
monte, molécula de vapor en la nube, blanca espuma en las erizadas olas. El sol, en su carrera diaria, las ha hecho
resplandecer con hermosos reflejos; la pálida luz de la luna las ha irisado apenas perceptiblemente; el rayo la ha
convertido en hidrógeno y oxígeno, y luego, en un nuevo choque, ha hecho descender en forma de lluvia sus elementos
primitivos. Todos los agentes de la atmósfera y el espacio y todas las fuerzas cósmicas, han trabajado en concierto
para modificar incesantemente el aspecto y la posición de la imperceptible gota; á su vez, ella misma es un ...
Publicado el : miércoles, 08 de diciembre de 2010
Lectura(s) : 45
Número de páginas: 63
Ver más Ver menos
The Project GtuneebgrE oBkoo Elf rr Ao,oyy  bsílER oeulceihTsook s eBor tis feso ehu oyen fnaerwhny ao  nate dna tsocla htiw ertsirtcomtsn  otsoever.ions whapoc ti yuoY yam wa aory iv,gite dnretiu su er -ef thms o ter thebnetuG tcejorP ecline nsceLig erkooB ro ilnoa enedudit wthh  eistetwww.gutenberg.n
Title: El Arroyo Author: Elíseo Reclus Release Date: March 22, 2004 [EBook #11663] Language: Spanish
EL ARROYO
ELÍSEO RECLUS
Produced by http://gallica.bnf.fr/, Virginia Paque and the Online Distributed Proofreading Team.
*** START OF THIS PROJECT GUTENBERG EBOOK EL ARROYO ***
Traducción de A. López Rodrigo
Elíseo Reclus
#El ARROYO#
#EL ARROYO#
CRPMIRE#OPATÍLU Oe#La fuentlos que res  flosay h jo aednodaor craleelab cla noc edayán ed ss cabeza son esaehmrsosa¡uQ éetpmol s¡ uCol!solumas cs y nataodavele l erbos asnfnie an hue qe as sseatutsad n sus medallas yh soubnaalire odtiarasstel hicénamuno an cseo ómugerratn asop ed simulareverse áeueda rtuhamanp coa gu aelo om cosicedni nat ,oves cos; junctre  aneivtstn errei ,roa lesitrn atpio orntes óltcuimar rseata ug ao tiene más que gsar susicerp soenfua  ln co, tealt  l óp rele;a en sos,ármoel m,on  oboahs badifijar pastante, olgine sl ars sodel us slm emoársas daroactnnáneenesimágsas on eropav y saregil n joou Gue qasosngres ha casi esucpldi ooc nusp ceinNal! pdaecares eat ruf nitigntes fueán g! Cuso aaricgeer yla eeso  nntue fsale euq eI ojeiv sa
 Acércate á la flor, pero no la deshojes,  Mírala y dí en voz baja: ¡Oh, quién fuera tan bueno!  En fuente cristalina no arrojes nunca piedras;  Contémplala y exclama: ¡Oh, quién fuera tan puro!
La historia de un arroyo, hasta la del más pequeño que nace y se pierde entre el musgo, es la historia del infinito. Sus gotas centelleantes han atravesado el granito, la roca calcárea y la arcilla; han sido nieve sobre la cumbre del frío monte, molécula de vapor en la nube, blanca espuma en las erizadas olas. El sol, en su carrera diaria, las ha hecho resplandecer con hermosos reflejos; la pálida luz de la luna las ha irisado apenas perceptiblemente; el rayo la ha convertido en hidrógeno y oxígeno, y luego, en un nuevo choque, ha hecho descender en forma de lluvia sus elementos primitivos. Todos los agentes de la atmósfera y el espacio y todas las fuerzas cósmicas, han trabajado en concierto para modificar incesantemente el aspecto y la posición de la imperceptible gota; á su vez, ella misma es un mundo como los astros enormes que dan vueltas por los cielos, y su órbita se desenvuelve de cielo en cielo eternamente y sin reposo. Toda nuestra imaginación no basta para abarcar en su conjunto el circuito de la gota y por eso nos limitamos á seguirla en su curso y su caída, desde su aparición en la fuente, hasta mezclarse con el agua del caudaloso río y el océano inmenso. Como seres débiles, intentamos medir la naturaleza con nuestra propia talla; cada uno de sus fenómenos se resume para nosotros en un pequeño número de impresiones que hemos sentido. ¿Qué es el arroyo, sino el sitio hermoso y apacible donde hemos visto correr el agua cristalina bajo la sombra de los álamos, balancearse sus hierbas largas como serpentinas y temblar agitados los juncos de sus islitas? La orilla florida donde gozábamos acostándonos al sol, soñando en la libertad, el sendero tortuoso que bordea el margen y que nosotros seguimos con paso lento contemplando el curso del agua, la arista de la piedra desde la cual el agua unida en apretado haz se precipita en cascada ó se deshace en espuma; he ahí lo que en nuestro recuerdo es el arroyo, casi con toda su infinita y compleja naturaleza, puesto que lo restante se pierde en las obscuridades de lo inconcebible. La fuente, el punto donde el chorro de agua, oculto hasta allí, se manifiesta repentinamente, es el paraje encantador hacia el cual nos sentimos invenciblemente atraídos; que ésta parezca adormecida en un prado como simple balsa entre los juncos, que salga á borbotones de la arena arrastrando laminitas de cuarzo ó de mica, que suben y bajan arremolinándose en un torbellino sin fin, que brote modestamente entre dos piedras, á la sombra discreta de los grandes árboles, ó bien que salga con estrépito de una abertura de la roca ¿cómo no sentirse fascinado por el agua que acaba de salir de la obscuridad y tan alegremente refleja la luz? Gozando nosotros del espectáculo encantador que el manantial nos ofrece, nos es fácil comprender por qué los árabes, los españoles, los campesinos de los Pirineos y otros muchos hombres de todas las razas y de todos los climas han creído ver en las fuentes «ojos» de seres encerrados en las tenebrosas entrañas de las rocas, con los cuales contemplan el espacio y la verdura. Libre de la cárcel que la aprisionaba, la ninfa alegre mira el cielo azul, los árboles, las hierbas, las cañas que se balancean; refleja la inmensa naturaleza en el hermoso zafiro de sus aguas, y, sugestionados por sus límpidas miradas, nos sentimos poseídos de misteriosa ternura. La transparencia de las fuentes fué en todo tiempo el símbolo de la pureza moral; en la poesía de todos los pueblos, la inocencia se compara con el agua cristalina de las fuentes, y el recuerdo de esta imagen, transmitido de siglo en siglo, se ha convertido para nosotros en atractivo. No cabe duda que esta agua se enturbiará más lejos; pasará por rocas que le dejarán materias impuras y arrastrará vegetales en putrefacción; se escurrirá por sucias tierras y se cargará de inmundancias por los animales y los hombres; pero aquí, en su balsa de piedra Ó en su cuna de juncos, es tan pura, tan luminosa, que parece aire condensado: los reflejos movibles de la superficie, los repentinos borbotones, los círculos concéntricos de sus rizos, los contornos indecisos y flotantes de las piedras sumergidas, es lo único que revela que ese fluido tan claro, es agua lo mismo que los ríos cenagosos. Inclinándonos sobre la fuente y viendo en ella reflejada nuestra cara fatigada y con frecuencia nada buena sobre su límpida superficie, no hay nadie que no repita instintivamente, hasta sin haberlo aprendido, el antiguo canto que los güebros enseñaban á sus hijos:
n y ne oejevárecam j; ásnqau lueneirá odadunnos, ylaes dí,ahel b.sH lé ah reomasltadas yeces abunevoj se ;añab e sie psue qua  l aneo dn oalc moesca, frvida la ue qe  lvain, dele rnes imitotnejarse seducir portnapsraneet ,ed d ysaionddoree ami al acarg neganteece vist su ev raparparauq e
egsoe ac hos ndaray sortoson á rañ, noistasu v, á s remesomote srpybs nouein sroce resi usah s atssu virtugual, y trlace e don sofarodecon sal ed asrisemi vlae  dn  odi,a aneetgncabe su n toza ulebronil ed aedi Fs!izellaelno, s euañe  nanad ;pero su dulce micnnaane  urunes las  percomonde oc los la erpmei srálailbr, dataQ¡éui pmdnrose .s resplan igualed ,eocseoni tnec nlafaintaore quidas rápe el anticnoenarsanesep ie sánergu iremp sus ,als samrofsu mirada igualmlaemtn eusvase ,a gue qu eseiextetnerup y ,aale comoaba u ig á sy l au,lafl nani ea,um Nrosemíl ,latrom lbah al r hermosa y le snoeraíc noa om.r,adouidqa rí flaamro ed  anuejumevoltn eolatlef risar, ivapo de drob ejapor us ny a umsp edeo ad aupard  ,laa ugcada, coe la cas y a nocas adargsereiancsosu plaá etnematurg al bamaxiroadfion cican sne epa;ss eriomiste lasa djab al omos  arbe rds losqbos,ueole  nlei tnreoiia. Penetraba soerEga nfnia  l áarejesnoc omoc atenílio ompima P euN euqd cin soroa namalea ndyenmulL.ail y ac ael vicioodioso d lumdn ooctnare ni iarci eselon im srets soil eda ciencia es preicosr teriraesá  ddaúnramus lae sedutitli edeup arnonici lavs en?d¿ readaparuq é eciatsen éud sosi,  qnoey ldaenaln tarueus ló ono la baaleza y bal sol ed naílaa,nfnia  ldes iotere l yroati mnn.¿Qjovente namerpnonuicda oapal blanca hubiera oc sl omq sas euasbran ticjusaioíls  ólaibud uasadorgislendi apr noc onaabrab usin Na.ríciann gúel follarmullo done  lumro oelaj Ee.lel lbdequosiur  sody ejsol ina,stal cri vozc noatabtnse eoc cuno om canabclzem es euq al á n la tierra, par aadlrsee engraílaeln  evofader sol euq rfuse neánto ¡cun no bieehhch  arb e oosopn  etos resoreuh al ed,dadinamn  ouhibrpmidisoido donderen tenalla ed nargtab  lSi oosvila! datrla yofic agsar la paralos ecerne solralosnoc ,dee  dasor has ldua aicabuh areini iatcia ivlay ed sapsijase ,altierra ysus granlpmetnoc al odnamaaln  ue rtue fsay reígraesc ermplae tes enr laieubn racien hastni gilesadosal otas y ttos déspon sucna onaetu adinclinanerbihu es sazebac sal odass. Tigloos sumhch  areot numioilmpPoiaerEg, nos on ,euq sám bres nombóli simuq eoc sem nerusa  llesod dadey rrasallous rtni eligenciapor la erlfxeói?nN mu aadeicos adot ed laá : teencinad p ro ,,ófnsa sin, á eciror d mejírep odoodot nu ritodea  ldeisahr mona,o lupbeolo que la lo mismmurboctss susey ciónpirasus  de l ed negzilivica eesey lri oeln  sobqseu,sá l solas fuentes; álooh serbmal ssni on ms tebedelon legilos s á sejoc noa ísadodre aonprn ie bosadrmofsnart,serodalsa ciertondo fuera nuc aucaói.nY a ezbihuat nalurcsidatereuq  al mo q mis; loados uxertbits aeue  yrademae  dosntiporpa sejadnev rafunest á la obirac rac aedf bagodas goteispen asnonarg euqc esl  oog,sc nouclaen, siguracidesged sazebnoicnuf  o yioarar costrre oapas nol sidez meses de cademadaetneoc ,ah na rtecfrncue.Piasecilef saíd soln gale l ys,ioude ts sedemesog s lardiezlos na, c laopmaeuv  evleribd;tae er lsudua qdiualujevtnciones:  de vacabol des y , uesqol ,odarelobrá sálamlos el pos dn eu ,evtn eavemhos s jaaramlailay nsal irp aremuyas aguas flotaalf eutnseboerc na und iídcaeno  elb derrtseitcuezas ymede sutil nunserttnrisaE.esadidrsveni uasm ,sotutitsni é oresofess pruchoolq eb r nas ,ish eunecac ó eyero ndcehabir , enniettnnaidmsniiur el valor de lautnevuj nacude dfua  ldo l yzaergini arodas ladi susegúnpias prosol masiodá t doimponien ideas, .dadixE idemircoinply a  dmaciis sneorajel sp eiu detribuna ste ecah natnetni sedrmas lae qua  lejeros y para la rihoj saparocsns leclinarina  leug  arricahodnée ó lanta athaciazh aceba edcaaiosidól smerustin rop sáred oideman armades, se htnneicnoubnesai osene  ds dolló p ,sifrécan enoielases dctordire s yodetcaresos  ls,lemiA . iancecseloda us ne sde e áol supbeol los jóvenes suc oms euqecusá edán cdodi l.Ymio nó ,rozalay ojivencito sde cllo árah el norp yum eteesy ioicrcjeuq sah esap eroteso avclqun idertrnudamare,oa ofdos esosente, to recelivne yseda ps;turipíess lod  eejot nbo aoclunts vor lamata sosloiglas ids  saeo edidebicneitado á hacer reepit rnet dosol  mon cn,bihaorayes dadilmil nah l láo de y ltigodrza aomb ei,aó cures loo brrece led naczerapase. Quibreza lraleanutl  a sedreodlaueer slae sc etneid souba mirrer que d parahaccieitnsenái snfu us nave ,ergnaspiam clanure, ñay t reopl sodosoalecfortn cuen uhcra;atiell  nanqus ele to o mñoe  liaerp ru oedsus pulmones conaparar sipdeal sl agir e sal verñeuqep sol ed au, esaltianan mos seromilmelp eolas aguasnos de l era saleuq,pes valee ntjahoó s  á sioner eleguiutsot rodnre oesboe quo l  aeard ,oyorratnoc euqe el colegial sailodd  ealc ráec el,épsccotiex yunet,oda es cifaque elo e sucorr óateg ,cauh lir vele quruo ntieuqsob la le ne eencia mucho más h ceohc nof erucs doalyvs,lean hrrusetnarop arp san c yunoetlam d. Terta libe lad atsiuqnoc al áy a nímoara  l áuneb,st d  eal sr encimacielo pop neonelerap necelhi aosveiey s ebil ed a y datrvaa ivlt,cíantletsorn eueuol sbaor es: phelol and edal euf setne ás,a  lmbso dranotsuraí nus sersidencias al born  uded taerib ls ol ísA .olbeuples idabformque  ral sopicotjerédienteens lescdeebí ,sored ssol  losantiintieronoc,sn bougsov sazalen  uangrar jreca ed analarutnaranjos, con áríd nedo oloros srmfon  eon mdea er selobsodicrotcon os, escovallsoy tsurnenad  erorr al,e roet lmbho prearizl  aetr tunipaaltsnaia ó la ignorancum nu raerc odiuegnscon hao  na,odh opidah nn  ogen, imaá sundo sad  eus sobqseus y la pureza desus euf setnah ,id sy o ntcoúaindn os eiar nalg adoreducno ha y odasec aamalled s laá r esoncinaomo figurtados ctéirac sar segmolltaasadroy s caamitdom l á lú a, poerraa tia. Leccninifm ga ralzorihos sue  diarucserf sal,setns insensatos de soo idsoy f ruaiem sasitel des d susicev,sonsol desmseosos».edidlaamy c « edl so ees len lbataviauga lE iuq are neatdn o s ylamius campondando s naíh leallebed osivá ; s sultcubaaíseh nel q iuaera ello, yiertucef etnarre adi vlae  ddovaal seuqr le augaref litibazaus sam cop s yahíc arcceer sus árboles yá nabacoeuf sal si, esntfr oas l nasceaícioircfio ers, no poasólele gu a pn,quorá acsol up aifir, equili hombresapisnoserb aal sd sea  lbamaal cg sus y solle edtambsinoos, anadceaínúd s geéi,narizilut losod t,»odnum  naíbas el«tra,  delechoaí necdnlaimedP vas esllue qes ded asol reh osomvían en la salidotv readedor .iVvni is y ,sarrei tasidárs sus tauhreel sréitnef así ndo ormaansfelanrt,sosorac sn  emenundiéosolard vidigaauc alntes de os torreedep uniic.adnnetrosNuesos a otr azelaru órugesae ntradu sosglsiq eus  uifreze,a elamor á la natol erg sednará slebo ys,ás mún aron  fuecas,tóric lu enuotd boejn geri oele sddesihsedade sal edlas aguadoraban tnse , y socrrei, oss loepntadasisA a ,aoiraed sanevndtalomp l yu odet nrtsnneyuraron coe demostám satdr ,esúg n.esntue fuss ed anuadac ed ordeal bios un dd  etaaue ts oalgora , yard leh a poblacluego, lf odrajirebaidopa eredpia  limpreds lu oíccre  ltosymienentius s,daduic al y nóisí adoanchanns eos, comprendiero nali pmroatcnaius sde i. ass Suojihl ,sh sonelen elva egen  orisaosedl daseicdegu ael d isuy a icneulfnisiced a
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.

Difunda esta publicación