Cette publication est uniquement disponible à l'achat
Compar a : 10,99 €

Mediante descarga

Formato(s) : EPUB - MOBI - PDF

sin DRM

Compartir esta publicación

También le puede gustar

Relación de antiguedades deste reyno del Piru

de institut-francais-d-etudes-andines

Un siglo de rebeliones anticoloniales

de institut-francais-d-etudes-andines

La selva culta

de institut-francais-d-etudes-andines

siguiente
Portada

Tawantinsuyu

El estado inca y su organización política

Martti Pärssinen
Traductor: Ana-María Stahl de Montoya y Pilar Rosselló de Moya
  • Editor : Institut français d’études andines
  • Año de edición : 2003
  • Publicación en OpenEdition Books : 8 febrero 2013
  • Colección : Travaux de l’IFÉA
  • ISBN electrónico : 9782821826441

OpenEdition Books

http://books.openedition.org

Referencia electrónica

PÄRSSINEN, Martti. Tawantinsuyu: El estado inca y su organización política. Nueva edición [en línea]. Lima: Institut français d’études andines, 2003 (generado el 20 enero 2014). Disponible en Internet: <http://books.openedition.org/ifea/837>. ISBN: 9782821826441.

Edición impresa:
  • ISBN : 9789972623226

© Institut français d’études andines, 2003

Condiciones de uso:
http://www.openedition.org/6540

En el presente trabajo, Pärssinen analiza y recopila los conocimientos concernientes a la expansión inca, y a los principios y estructuras politicas de aquel estado multiétnico al que los propios Incas lamaron Tawantinsuyu. Gracias al uso *de métodos interdisciplinarios y muchas « nuevas » e inéditats fuentes archivísticas, entre las que figuran transcripciones y traducciones al español de los así llamados textos de khipu escritos por los antiguos pobladores andinos mediante nudos y cuerdas coloreadas, Pärssinen logra elaborar el más actualizado estudio sobre la organización política del estado inca.

Índice
  1. Reconocimientos

    Martti Pärssinen
  2. Introducción a la edición del 2003

    Martti Pärssinen
  3. Bibliografía de la introducción a la Edición 2003

  4. Introducción

  5. I. Fuentes

    1. 1. Los textos incas y el sistema de escritura
    2. 2. Crónicas y otras fuentes escritas
  6. II. La cronología y el área de la expansión incaica

    1. 1. Problema general
    2. 2. Problemas específicos
    3. 3. La expansion incaica documentada
  7. III. La población total del Tawantinsuyu

  8. IV. Una excursión a algunos principios generales de administración

    1. 1. Dones, parentesco y política
    2. 2. Acllas y Yanas
    3. 3. La educación en la corte
    1. 4. El sistema de los mitimaes
  1. V. La organización sociopolítica del Cuzco

    1. 1. Principios de las estructuras duales y cuaternarias
    2. 2. La importancia de la tripartición en la ideología inca
    3. 3. El orden de prestigio sociopolítico entre los miembros de las panacas reales
    4. 4. Teorías sobre la simultaneidad de los reyes incas
    5. 5. La división espacial y la organización sociopolítica del Cuzco
  2. VI. La división del estado inca en quatro suyus

    1. 1. Los cuatro suyus en el área semisagrada del Cuzco
    2. 2. La división eclesiástica colonial temprana y el Tawantisuyu
  3. VII. Estructuras administrativas de los Suyus incas hacia las provincias

    1. 1. El mito del consejo inca
    2. 2. Hatun apogazcos: posibles formaciones interprovinciales
    3. 3. Oficiales estatales
    4. 4. El tamaño de las provincias incas
  4. VIII. La división interna de las provincias

    1. 1. El problema
    2. 2. El chinchaysuyu
    3. 3. El Antisuyu
    4. 4. El Collasuyu
    5. 5. El Cuntisuyu y el caso de Collagua: dominio de la estructura ternaria
    6. 6. Resumen preliminar
  5. IX. Organización decimal: la teoría y la práctica

    1. 1. La teoría y sus problemas
    2. 2. Hunu ¿Un grupo de diez mil unidades domésticas?
    3. 3. Guarangas y pachacas
    4. 4. El tamaño de las aldeas y pueblos
  6. X. Sumario y consideraciones finales

  7. Glosario

  8. Bibliografía

  1. Índice temático

Reconocimientos

Martti Pärssinen

1Este estudio fue financiado por la Fundación Emil Aaltonen, la Fundación Cultural Finlandesa, la Academia de Finlandia y la Fundación de la Universidad de Turku. He recibido también especial apoyo financiero de la Fundación Farmacéutica Väinö E. Miettinen, la Fundación Oscar Öflund, la Fundación Pyhäjärvi (Vpl) y la Universidad de Rochester (NY). A todas ellas quiero dejarles constancia de mi profunda gratitud.

2Quisiera agradecer a mis supervisores, Dr. Kalervo Hovi, profesor de historia general, y Dr. Reino Kero, profesor asociado de historia general en Turku, quienes me han dispensado gran apoyo en mis estudios, destacando sus comentarios al manuscrito. Igualmente, El Dr. Keijo Virtanen, profesor de historia cultural en la Universidad de Turku, tuvo la deferencia de leer y comentar mi manuscrito, por lo que también le estoy muy agradecido.

3Las más grandes inspiraciones intelectuales para este libro las he recibido del Dr. John V. Murra, presidente del Instituto de Investigación Andina en Nueva York. Es difícil expresar cuán profundamente agradecido le estoy por sus orientaciones durante aquellas muchas ocasiones en que nos reunimos. Yo siempre he admirado sus amplios conocimientos y experiencia en torno a los temas andinos, y hasta podría decir que él es el responsable de atraerme hacia la antropología andina. También le estoy muy agradecido por dedicar parte de su tiempo a leer y comentar el manuscrito de este libro.

4Mi gratitud se extiende al Dr. John H. Rowe, profesor emérito de antropología en la Universidad de California, Berkeley, quien tuvo la amabilidad de leer y comentar una versión anterior del capítulo I.2. Asimismo, el Dr. Edward Calnek, profesor asociado de antropología en la Universidad de Rochester, Nueva York, quien ha leído y comentado una versión anterior del capítulo I.1., merece mi más sincero reconocimiento. Por su invaluable ayuda y respaldo, también quiero hacer llegar mis agradecimientos a los profesores Dr. Grace y Dr. Alfred Harris, así como al Dr. Thomas Gibson, director de estudios para postgraduados, y al Dr. Anthony Carter, director de Departamento, todos ellos miembros del Departamento de Antropología en Rochester.

5Al elaborar algunos mapas para este estudio he recibido la valiosa ayuda del Sr. Juha Hiltunen, con quien estoy en deuda por haberme guiado hacia algunas importantes fuentes e investigaciones. Estoy comprometido también con el Dr. Ari Siiriäinen, profesor de arqueología en la Universidad de Helsinki, y con Jussi T. Lappalainen, profesor asociado de historia finlandesa en la Universidad de Turku, por su colaboración y apoyo durante mis investigaciones.

6En España quisiera agradecer la ayuda de la Sra. Rosario Parra, directora del Archivo de Indias en Sevilla, así como a los empleados del archivo. También quisiera hacer llegar las gracias a los empleados de la biblioteca de la Escuela de Estudios Hispano-Americanos, así como a las familias del Sr. José Marín Torres y del Sr. José Leal Leal, por ayudarnos, a mí y a mi familia, durante nuestras numerosas visitas en Sevilla.

7Igualmente, estoy agradecido por las numerosas conversaciones sostenidas con el Dr. Carlos Sempat Assadourian del Colegio de México, y la Dra. Susan E. Ramírez de la Universidad DePaul en Chicago, así como con William R. Fowler Jr., Carlos S. Paredes, Guillermo Mira, Wendy Kramer, Liliana Serrano López, Ethelia Ruíz Medrano, Carmen de Luna Moreno, María Luisa Pazos Pazos, Adolfo Ranero Marín, Juan Pedro Viqueira y muchos otros colegas que trabajaron en Sevilla.

8En Perú estoy muy agradecido al Sr. Evelio Gaitan Pajares, director del Archivo Departamental de Cajamarca, al Sr. Guillermo Galdós Rodríguez, director del Archivo Departamental de Arequipa, y a la Sra. Liliana Regalado Cossio y al Sr. Fernando Iwasaki Cauti, lectores de la Pontificia Universidad Católica del Perú, por el tiempo e interés que invirtieron en mi visita. Estoy también agradecido a la familia del Sr. Jorge Pasco, por facilitar su casa a mi familia durante nuestra estadía en Lima. Igualmente, agradezco a todas aquellas personas que me ayudaron durante mi investigación de campo en los departamentos de Cajamarca, La Libertad, Arequipa y Cuzco.

9En Bolivia quisiera reconocer la especial ayuda y colaboración del Sr. Julio César Velásquez A., director del Museo Nacional de Arqueología de Bolivia, así como la cooperación del Sr. Carlos Urquizo Sossa y el Sr. Oswaldo Rivera Sundt, ex-directores del Instituto Nacional de Arqueología de Bolivia (INAR). Quisiera también agradecer la asistencia de la Sra. Teresa Gisbert de Mesa y del Sr. Mario Bedoya B., ex-directora y director del Instituto Boliviano de Cultura, respectivamente. Le debo mucho al Sr. Gunnar Mendoza, director del Archivo Nacional de Bolivia en Sucre, así como a la Sra. María Luisa Soux, ex-directora del Archivo de La Paz. Igualmente, quisiera hacer manifiesta mi gratitud a las Sras. Mary Money, Clara López, Roxana Barragán, Elizabeth Rojas, así como al Sr. Juan Faldin, Mario Montaño Aragón, Waldo Villamor Michel, José Mesa, Roberto Santos Escobar, Omar Claude, Ramón Sanzetenea, David Pereira, Ricardo Céspedes, Max Portugal, Gabriel Martínez y muchos otros colegas que me ayudaron durante mi permanencia en Bolivia. Y claro, en este país deseo expresar también mi mayor agradecimiento a los pueblos de Hanan y Hurin Caquiviari, por haberme enseñado cómo los habitantes de un pueblo andino piensan y viven en nuestros días.

10En Chile estoy muy agradecido al Sr. Carlos Aldunate, director del Museo Chileno de Arte Precolombino en Santiago, así como al Sr. José Luis Martínez, un historiador en Santiago. Muchas gracias también al Sr. Iván Muñoz, director del departamento de arqueología de la Universidad de Tarapacá en Arica, así como a mis colegas chilenos Luis Briones y Juan Chacama. Igualmente, quisiera reiterar mis muestras de gratitud al Sr. Alejandro Alarcón y a la Sra. Rossana Fiorentino, por poner su casa a disposición de mi familia durante nuestra estadía en Santiago.

11En Argentina, mi especial agradecimiento va para la Sra. Mercedes del Río, lector de la Universidad de Buenos Aires, por la gran ayuda brindada al suscrito y su familia. También estoy en compromiso con la Dra. Ana María Lorandi, directora del Instituto de Ciencias Antropológicas en la Universidad de Buenos Aires, así como con la Dra. Myriam N. Tarragó y con el Dr. Pedro Krapovickas y la Srta. Verónica Williams, por el tiempo y dedicación que invirtieron en mi visita.

12Finalmente, quisiera expresar mi gran gratitud a mi colega en historia y compañera en la vida, mi esposa Heli Pärssinen, quien no sólo aceptó nuestras constantes mudanzas, de un lugar a otro, durante estos muchos años, sino que también me ha sido de gran ayuda en encontrar muchas fuentes valiosas en el Archivo de Indias en Sevilla, así como en muchos archivos sudamericanos. Ella también me ha ayudado en la corrección y redacción de las varias versiones del manuscrito. Estoy muy agradecido también a nuestro hijo Viljami, quien valientemente nos ha seguido en estos años, sobrellevando el cambio constante de escuelas y ayudándome también a encontrar algunos asentamientos arqueológicos importantes durante mi investigación de campo en los países andinos. Y por supuesto, me encuentro en una gran deuda de gratitud con mi señor padre, Mauri Pärssinen, quien me brindó su total apoyo durante todos estos años.

13Turku VII. 1992

Introducción a la edición del 2003

Martti Pärssinen

1Este libro fue originalmente escrito y publicado en idioma inglés, a modo de tesis doctoral, cuya exposición y defensa llevé exitosamente a cabo en el Departamento de Historia de la Universidad de Turku, Finlandia, en el año 1992. En el acto público de sustentación, los profesores John V. Murra y Reino Kero actuaron como mis oponentes, aprobando mi libro con buenas calificaciones. No obstante, dado que el libro había sido escrito en inglés y publicado en Finlandia, este circuló mayormente entre los especialistas europeos y norteamericanos, permaneciendo poco conocido en los países hispanohablantes. Por ello, el reconocido historiador peruano Franklin Pease, ya fallecido, concibió la idea de traducirlo al castellano. Después de su lamentable desaparición, su viuda, Mariana Mould de Pease, quiso cristalizar la idea original de su esposo y encargó, con mi expresa aprobación, la traducción a las Sras. Ana-María Stahl de Montoya y Pilar Rosselló de Moya, a quienes doy aquí mi más sincero agradecimiento por dicha labor. La fase del proyecto concerniente al aspecto financiero se concretó gracias a los esfuerzos de los señores Mikko Pyhälä, embajador de Finlandia en el Perú, Jean Vacher, director del IFEA, de la Pontificia Universidad Católica del Perú, a quienes también estoy muy agradecido. Igualmente, quiero dar las gracias al señor Pastor Bustamante, quien me ayudó en la fase final de la corrección de pruebas.

2Al concluir mi tesis de maestría en 1983, así como mi tesis de predoctorado (llamada licentiate thesis) en 1985, me dediqué a la tarea de recolectar material para el presente trabajo. La búsqueda de fuentes y el proceso de redacción me demandó siete años en total (1985-1992). Ahora en 2002, si bien han transcurrido diez años de su publicación, el texto original se mantiene vigente, quizás por el hecho que muchas de las fuentes utilizadas para el libro se han mantenido inéditas o siguen siendo de difícil acceso.

3En 1991 y 1992, John V. Murra, María Rostworowski y Pilar Remy, publicaron dos importantes visitas —de Sonqo (1568-1570) y Cajamarca (1571-72/1578), respectivamente—,1las cuales han sido utilizadas como manuscritos en la presente edición. Pero más allá de estas dos visitas, son muy pocos los manuscritos sobre la organización política incaica y la organización colonial temprana que han sido publicados en estos últimos años. Es obvio que aún nos queda mucho por hacer. Y así, por mi parte, he iniciado conjuntamente con el doctor Jukka Kiviharju una edición (corpus) de los textos derivados de khipus indígenas, los cuales han sido discutidos y utilizados tanto en la presente tesis como en algunos estudios posteriores.2

4Curiosamente, en la década de 1990, los arqueólogos escribieron muchos estudios y monografías acerca de los incas. Dichos trabajos habían sido enfocados bajo el punto de vista de comparar la información histórica y lingüística con la información arqueológica.3 Aparte de las muchas novedades que estas investigaciones nos han aportado, lo principal es que ellas han confirmado mayoritariamente nuestra teoría sobre el gobierno indirecto y la estructura estatal inca a la que denomino “mosaico”. Además, sabemos ahora que muchos motivos artísticos presentes en la llamada cerámica “inca”, y en general en el estilo arquitectónico cuzqueño, pudieron haber sido empleados en el área del lago Titicaca un siglo antes de que tuvieran lugar las campañas de conquista emprendidas por aquellos conocidos Incas históricos del Cuzco.4 Por ello, y de acuerdo a las indicaciones de algunos cronistas,5 existe la posibilidad que los incas hayan establecido contactos con dicha zona incluso un siglo antes de iniciarse la conquista Inca, o que alternativamente, los olleros y albañiles de la zona del Titicaca hayan influido en el surgimiento de un estilo inca imperial propio que se manifestaría primordialmente en la cerámica y en la construcción cuzqueña. Según este concepto, el hecho de presentar en este libro a Caquiaviri, la capital incaica de Pacasa, como una creación incaica, basándonos en la simple presencia de cerámica Inca en el lugar, habría constituido un error (ver p. 254).6 Por otro lado, nuevas fechas radiocarbónicas arrojadas por edificios incaicos en Zapahuira (Norte de Chile), Oroncota (Sur de Bolivia) y Turi (Atacama), confirman la cronología de la expansión inca que ensayamos en este libro.7 Además, en 1993 pudimos localizar Cuzcotuiro (Cuzcotoro) y confirmar su historia, tal como la he presentado en la presente edición.8 Igualmente, en la confluencia de los ríos Madre de Díos y Beni, cerca del famoso Paitite, hemos podido localizar otra fortaleza inca donde también hallamos cerámica incaica, coincidiendo así con lo que he sugerido en este libro.9

5Con relación a los aspectos sociopolíticos, podemos decir que este libro ha planteado un debate sobre la organización interna del Cuzco, la cual estaba fuertemente basada en las tradiciones regionales. Por ello hice, en mi tesis, una clara diferenciación entre la organización interna y la organización estatal del Tawantinsuyu expansionista. Así por ejemplo, Tom R. Zuidema ha defendido su anterior tesis sobre la estructura del Cuzco, aunque añadiendo ligeras modificaciones, en un estudio preliminar incluido en la versión castellana de su libro: El sistema de ceques del Cuzco, publicado en el año 1995.10 Por otro lado, Pierre Duviols parece haber aceptado el postulado central de mi tesis sobre la distinción entre las organizaciones internas y externas, cuando escribe:

“La palabra ‘diarquía’ no me parece ya muy conveniente, dado que en este modelo el rango y las funciones del Inca o gobernador Urin son todos modos secundarios en relación con los del Sapa Inca. Ver la crítica de Martti Pärssinen…”11

6De hecho, todavía es muy poco lo que sabemos sobre la organización interna del Cuzco, y aunque en este tema nadie ha dicho aún la última palabra, espero que mi trabajo pueda todavía contribuir en algo a ese debate.

7En general, he intentado ser preciso en mi argumentación y en mi documentación. Igualmente, he intentado combinar en la presentación del análisis y de la narrativa, los argumentos que están a favor y en contra de la temática, lo cual podría resultar tedioso e incluso confuso para aquellos que no estén muy familiarizados con la historia incaica. No obstante, considero que en los textos científicos esta práctica es indispensable. En todo caso, espero que también aquellos lectores que no guardan un mayor interés por los detalles, consigan leer fácilmente este libro y puedan formarse una idea general sobre la administración incaica, aun cuando en la presente edición la traducción haya incluido fielmente todos los detalles del texto original.

8Helsinki 7.VII. 2002

Notas

1 Murra (ed.) 1991; Rostworowski y Remy (eds.) 1992.

2 Urton 1994; 1997a;1997b; Salomon 1997; 2001; Arellano 1999.

3 Ver, por ejemplo, D’Altroy 1992; 2002; Bauer 1992; Bauer y Stanish 2001; Cornejo 2000; Matos Mendieta 1994; Raffino 1993; Schjellerup 1997.

4 Pärssinen 1993; 1997; Pärssinen y Siiriäinen 1997.

5 Cieza (1553) 1986: 284; Sarmiento (1572) 1943: 199; Díez de San Miguel (1567) 1964: 39, 80, 92, 106; Cabeza de Vaca (1586) 1885: 71; Cobo (1653) 1964: 82; ver también Gasparini & Margolies 1980: 11; Murra 1988: 72.

6 Pärssinen y Siiriäinen 1997.

7 Pärssinen en prensa.

8 Pärssinen y Siiriäinen 1998.

9 Pärssinen y Siiriäinen 2002.

10 Zuidema 1995.

11 Duviols 1997: 286 nota 7.

Bibliografía de la introducción a la Edición 2003

Arellano, Carmen 1999. Quipu y Tocapu. Sistemas de Comunicación Inca. pp. 215-261. En: Los Incas, Arte y Símbolos. Ed. por F. Pease G. Y., C. Morris et al. Banco de Crédito del Perú, Lima.

Bauer, Brian S. 1992. The Development of the Inca State, University of Texas Press, Austin.

Bauer, Brian S. y Stanish, Charles 2001. Ritual and Pilgrimage in the Ancient Andes. The Islands of the Sun and the Moon, University of Texas Press, Austin.

Cabeza deVaca, Diego (1586) 1885. Descripción y relación de la ciudad de La Paz. En: Relaciones Geográficas de Indias (ed. por M. Jiménez de la Espada), Tomo II: 65-80, Ministerio de Fomento, Madrid.

Cieza deLeón, Pedro de (1553) 1986. Crónica del Perú. Primera parte. Segunda edición corregida. Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima.

Cobo, Bernabé (1653) 1964. Historia del Nuevo Mundo. Biblioteca de Autores Españoles, Tomo XCII, Ediciones Atlas, Madrid.

CornejoGuerrero, Miguel A. 2000. An Inka Province: Pachacamac and the Ischma Nation. Tesis doctoral, Department of Archaeology and Anthropology, Australian National University, Camberra.

D’Altroy, Terence N. 1992. Provincial Power in the Inka Empire. Smithsonian Institution Press, Washington D.C.

D’Altroy, Terence N. 2002. The Incas. Blackwell Publishers, Malden y Oxford.

Díez deSan Miguel, Garci (1567) 1964. Visita hecha a la provincia de Chucuito. Casa de la Cultura, Lima.

Duviols, Pierre 1997. Del discurso escrito colonial al discurso prehispánico: hacia el sistema sociocosmológico inca de oposición y complementaridad. Bulletin de l’Institut Français d´Études Andines 26(3): 279-305.

Gasparini, Graciano y Margolies, Luise 1980. Inca Architecture. Trad. por P.J. Lyon. Indiana University Press, Bloomington.

MatosMendieta, Ramiro 1994. Pumpu. Centro administrativo Inka de la puna de Junín. Editorial Horizonte, Lima.

Murra, John V. 1988. El Aymara libre de ayer. En: Raíces de América: El mundo Aymara. Ed. por X. Albó, pp. 51-73. Alianza Editorial/Unesco, Madrid.

Murra, John V. (ed.) 1991. Visita de los valles de Sonqo en los yunka de coca de La Paz [1568-1570]. Instituto de Cooperación Iberoamericana, Sociedad Estatal Quinto Centenario. Madrid.

Pärssinen, Martti 1993. Expansión incaica y la aparición de cerámica y arquitectura inca en la región del Titicaca. La correlación problemática entre los datos etnohistóricos y arqueológicos. Resúmenes de ponencias, III Congreso Internacional de Etnohistoria, 19-23 de julio de 1993, Santiago de Chile.

Pärssinen, Martti 1997. Investigaciones arqueológicas con ayuda de fuentes históricas: Experiencias en Cajamarca, Pacasa y Yampará, pp. 41-58. En: Saberes y Memorias en los Andes. In Memoriam Thierry Saignes. Ed. por Thérèse Bouysse-Cassagne, Institut des Hautes Études de l’Amérique Latine, París -Institut Français d’Études Andines, Lima.

Pärssinen, Martti 2002. Copacabana ¿el Nuevo Tiwanaku? Hacia una comprensión multidisciplinaria sobre las secuencias culturales post-tiwanacotas de Pacasa, Bolivia. Libro en homenaje a John V. Murra. Ed. por A-M. Lorandi, C. Salazar Soler, Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima, en prensa.

Pärssinen, Martti y Siiriäinen, Ari 1997. Inka-Style Ceramics and their Chronological Relationship to the Inka Expansion in the Southern Lake Titicaca Area (Bolivia). Latin American Antiquity 8(3): 255-271.

Pärssinen, Martti y Siiriäinen, Ari 1998. Cuzcotoro and the Inka Fortification System in Chuquisaca, Bolivia. Baessler-Archiv, Neue Folge, Band XLVI: 135-164, Berlín.

Raffino, Rodolfo 1993. Inka. Arqueología, historia y urbanismo del altiplano andino. Corregidor, Buenos Aires.

Rostworowski, María y reMy, Pilar (eds.) 1992. Las visitas a Cajamarca 1571-72/1578. Fuentes e investigaciones para la historia del Perú/9, tomos I-II, Instituto de Estudios Peruanos, Lima.

Salomon, Frank 1997. Los quipus y libros de la Tupicocha de hoy: un informe preliminar. En: Arqueología, antropología e historia en los Andes. Homenaje a María Rostworowski, Ed. por R. Varón Gabai y J. Flores Espinoza, pp. 241-258, Instituto de Estudios Peruanos, Banco Central de Reserva del Perú, Lima.

Salomon, Frank 2001. Para repensar el grafismo andino. En: Perú. El legado de la historia, Ed. por L. Millones y J. Villa Rodríguez, pp. 107-127, Colección América, Prom Perú, Universidad de Sevilla y Fundación el Monte, Sevilla.

Sarmiento de Gamboa, Pedro (1572) 1943. Historia de los Incas. Ed. por Angel Rosenblat. Segunda edición. Emecé Editores, S.A. Buenos Aires.

Siiriäinen, Ari y Pärssinen, Martti 2002. The Amazonian Interests of the Inca State (Tawantinsuyu). Baessler-Archiv, Neue Folge, Band 49, Berlín 2002, en prensa.

Schjellerup, Inge 1997. Incas and Spaniards in the Conquest of the Chachapoyas: Archaeological and Ethnohistorical Research in the North-Eastern Andes of Peru. Department of Archaeology, Series B., Gothenburg Archaeological Theses N° 7, Gothenberg University.

Urton, Gary 1994. A New Twist in an Old Yarn: Variation in Knot Directionality in the Inka Khipus. Baessler-Archiv, Neue Folge, Band XLII: 271-305, Berlín.

Urton, Gary 1997a. De nudos a narraciones. Reconstrucción del arte de llevar registros históricos en los Andes a partir de transcripciones en español de los khipus incaicos. En: Saberes y Memorias en los Andes. In Memoriam Thierry Saignes, pp. 303-323. Ed. por Thérèse Bouysse-Cassagne, Institut des Hautes Études de l’Amérique Latine, París - Institut Français d’Études Andines, Lima.

Urton, Gary 1997b. The Social Life of Numbers. A Quechua Ontology of Numbers and Philosophy of Arithmetic, University of Texas Press, Austin.

Zuidema, R. Tom 1995. El sistema de ceques del Cuzco. La organización social de la capital de los incas. Con un ensayo preliminar. Pontificia Universidad Católica del Perú, Fondo Editorial, Lima.

Introducción

1Este estudio tiene el propósito de analizar, resumir y actualizar las interpretaciones y los conocimientos concernientes a los principales aspectos del Tawantinsuyu (el estado inca), en especial, a aquellos que estén relacionados con su organización política. Son numerosas las preguntas que los investigadores deben enfrentar, por lo que recurriremos a diferentes métodos y acercamientos de acuerdo a la naturaleza de cada problema. Los métodos dependerán principalmente tanto de la cantidad como de la calidad de nuestras fuentes primarias, dado que no tenemos más alternativa que aceptar las limitaciones de nuestro material primario. Sin embargo, podemos decir que en general usaremos los métodos históricos, así como las teorías y modelos antropológicos. Más aún, la información arqueológica y lingüística nos será de gran ayuda en nuestros esfuerzos por entender algunos principios y estructuras (de naturaleza espacial y administrativa) que prevalecieron en el Tawantinsuyu.