Sácale jugo a tu vida

De
Publicado por

"Encontrarás tips para empezar a cambiar tu forma de pensar. Los cambios son buenos cuando se trata de buscar la felicidad, el autor nos propone identificar lasactitudes a cambiar y nos asegura que cambiaremos la manera de sentir y consecuentemente la manera de tratar a los demás."


Publicado el : martes, 12 de enero de 2016
Lectura(s) : 26
EAN13 : 9781457176258
Número de páginas: 146
Ver más Ver menos
Cette publication est uniquement disponible à l'achat
SÁCALE JUGO A TU VIDA
Colección: Armonizar
La vida es más simple de lo que tú crees; ya deja de hacértela de cuadritos
SÁCALE JUGO
A TU VIDA
Tu manual práctico y gestáltico para ser mejor
Víctor Ramírez Mota
Título:Sacale jugo a tu vida Autor:Víctor Ramírez Mota Corrector:Armando Maldonado Rodriguez Dibujos:Mtro. Alberto Martínez Nájera. Portada:Israel Gómez del Villar C.
2ª Edición
®Víctor Ramírez Mota La presentación, disposición del texto y los dibujos conte-nidos en esta obra son propiedad del autor. Queda prohi-bida la reproducción parcial o total por cualquier medio o métodos de esta obra sin la autorización previa por escrito del editor.
© 2009 Publicaciones Paulinas S. A. de C. V. Boulevard Capri 98, Col. Lomas Estrella México, D.F. ISBN 978-607-7733-58-4
DEDICATORIA
A mis padres: Guadalupe Mota de Ramírez (+) Jorge Ramírez Ávila (+) Que me dieron lo mejor que ellos tenían y podían dar.
A mi familia: Annie, Víctor Hugo, Roberto Víctor, Erick Víctor Sigmud, Adler Víctor Jung. Fuente de inspiración y motiva-ción.
A todos mis seres amados, her-manos, amigos y pacientes, que son fuente inagotable de motiva-ción y de inspiración.
A ti
Que consideras que tienes una autoestima alta y, a decir verdad, traes una sobre estima.
Que te rebelas hasta lo indecible por pequeñeces y, en ver-dad, sigues siendo dependiente emocional.
Que esperas mucho de los demás, sólo para ti y, en verdad, eres tan inseguro que no arriesgas.
Que temes ser abandonado por el ser amado y, en verdad, no amas por temor a perder.
Que esperas que te busquen y te necesiten, y, en verdad, te rodeas de muchas personas, como única compensación a tu desamor.
Que dependes de la mirada y gestos de los demás, y es que, en verdad, es tan poquita tu estima que temes quebrantar-te a la mínima señal de desaprobación.
Que tiemblas ante lo inesperado de tu pareja y, en verdad, confundes pasividad con seguridad.
Que te pones furioso porque no te comprenden y, en ver-dad, quieres que te adivinen el pensamiento.
Que te pones ansioso porque no quieres esperar y, en ver-dad, quieres seguir siendo impulsivo.
Que no sabes o que no quieres conciliar ni negociar y, en verdad, quieres seguir con tu única cosmovisión rígida.
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.