Parientes, paisanos y ciudadanos en los Andes de Chachapoyas

De

La presente obra convida al lector a descubrir “los hijos de la tierra” de San Carlos que pueblan la cordillera andina en los confines de la selva amazónica, en el extremo Norte del Perú. Constituyen un mundo particular fuertemente identificado con sus antepasados comunes, su territorio y sus riquezas naturales, estrechamente asociados a los primeros, así como a sus descendientes presentes y por venir. Los aldeanos concernidos erigen el “Otro”, sea éste lejano o próximo, como el complemento indispensable del “Nosotros”. El libro explora las necesarias complementariedades que se construyen día a día, a través de las relaciones solidarias pero también a veces conflictivas a la tierra y a la gente, en las cuales se manifiestan santos y personajes emblemáticos de los lazos familiares, vecindarios y comunitarios. La obra muestra por otra parte cómo un mismo habitante se une a identidades encajonadas, así como a redes diversas de solidaridad, de reciprocidad y de clientelismo, que relacionan y desbordan esas identidades, e incluso las convierten en instrumentos de intereses particulares. En este marco, los antagonismos son inseparables del intercambio, mientras que las fronteras de identidad se transforman en sólidos lazos sociales.


Publicado el : jueves, 04 de junio de 2015
Lectura(s) : 9
Licencia: Todos los derechos reservados
EAN13 : 9782821844421
Número de páginas: no comunicado
Ver más Ver menos
Cette publication est uniquement disponible à l'achat
Parientes, paisanos y ciudadanos en los Andes de Chachapoyas Identidades, divisiones sociales y solidaridad en la comunidad de San Carlos
Jacques Malengreau
Editor: Institut français d’études andines, Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolomé de Las Casas Año de edición: 2008 Publicación en OpenEdition Books: 4 junio 2015 Colección: Travaux de l’IFÉA ISBN electrónico: 9782821844421
http://books.openedition.org
Edición impresa ISBN: 9789972691898 Número de páginas: xv-350
Referencia electrónica MALENGREAU, Jacques.Parientes, paisanos y ciudadanos en los Andes de Chachapoyas: Identidades, divisiones sociales y solidaridad en la comunidad de San Carlos.Nueva edición [en línea]. Lima: Institut français d’études andines, 2008 (generado el 10 noviembre 2015). Disponible en Internet: . ISBN: 9782821844421.
Este documento fue generado automáticamente el 10 noviembre 2015. Está derivado de une digitalización por un reconocimiento óptico de caracteres.
© Institut français d’études andines, 2008 Condiciones de uso: http://www.openedition.org/6540
La presente obra convida al lector a descubrir “los hijos de la tierra” de San Carlos que pueblan la cordillera andina en los confines de la selva amazónica, en el extremo Norte del Perú. Constituyen un mundo particular fuertemente identificado con sus antepasados comunes, su territorio y sus riquezas naturales, estrechamente asociados a los primeros, así como a sus descendientes presentes y por venir. Los aldeanos concernidos erigen el “Otro”, sea éste lejano o próximo, como el complemento indispensable del “Nosotros”. El libro explora las necesarias complementariedades que se construyen día a día, a través de las relaciones solidarias pero también a veces conflictivas a la tierra y a la gente, en las cuales se manifiestan santos y personajes emblemáticos de los lazos familiares, vecindarios y comunitarios. La obra muestra por otra parte cómo un mismo habitante se une a identidades encajonadas, así como a redes diversas de solidaridad, de reciprocidad y de clientelismo, que relacionan y desbordan esas identidades, e incluso las convierten en instrumentos de intereses particulares. En este marco, los antagonismos son inseparables del intercambio, mientras que las fronteras de identidad se transforman en sólidos lazos sociales.
JACQUES MALENGREAU
Antropólogo social, Doctor en Ciencias Sociales (1972), fue agregado de la Enseñanza Superior (1999) de la Universidad Libre de Bruselas y titular de un Magíster de Artes en Antropología de Syracuse University en los Estados Unidos (1969). Hasta el 2008 fue Senior Investigador Asociado del Fondo de la Investigación Científica de Bélgica y Profesor de Antropología en la Universidad Libre de Bruselas, donde ejerció sus actividades en el marco del Centro de Antropología Cultural del Instituto de Sociología. Realizó desde 1967 lo esencial de sus investigaciones de campo en las comunidades de Cusipata y San Carlos, respectivamente en las regiones de Cuzco y Chachapoyas, cuyos resultados publicó en varios libros y revistas académicas.
ÍNDICE
Preámbulo a la versión en castellano Jacques Malengreau
Introducción
Primera Parte. La Unidad Doméstica
Introducción a la primera parte
Capitulo 1. La célula doméstica como núcleo social e identitario
Capítulo 2. El espacio doméstico: de la vivienda al conjunto de tierras 1. EL HOGAR RESIDENCIAL: LA CAMA, EL GRANERO Y LA MESA 2. EL ESPACIO DE PRODUCCIÓN DOMÉSTICA: ELTEMPLEY LAJALKA
Capítulo 3. La empresa doméstica social y económica 1. LOS ARTES EN EL HOGAR: PRODUCCIÓN, TRANSFORMACIÓN Y TRATAMIENTO DE LOS PRODUCTOS 2. LA SOLIDARIDAD DOMÉSTICA: DIVISIÓN Y ORIENTACIÓN DE LAS TAREAS
Capítulo 4. Ciclo ritual y reproducción doméstica I. LA FUNDACIÓN RITUAL DE LA UNIDAD DOMÉSTICA: LA CONSTRUCCIÓN DEL TECHO DE LA CASA Y LOS RITOS DE CONSOLIDACIÓN DOMÉSTICA 2. RUPTURAS Y REPRODUCCIÓN DOMÉSTICAS
Segunda Parte. Parientes, Aliados y Vecinos
Introducción a la segunda parte
Capítulo I. Identidad parental y alianzas 1. DESCENDENCIA Y PARENTELA 2. ALIANZAS Y LÍMITES MATRIMONIALES 3. PARENTESCO RITUAL, SOLIDARIDAD Y CLIENTELISMO
Capítulo 2. Los espacios de la residencia y de la producción 1. EL BARRIO Y LA VECINDAD: SUCESIÓN Y RESIDENCIA 2. LOS SECTORES: PARCELAS DE EXPLOTACIÓN, CONJUNTOS DE TIERRAS FAMILIARES Y SUCESIONES TERRITORIALES
Capítulo 3. Cooperación e intercambios de servicios dentro de una red 1. REDISTRIBUCIÓN Y COOPERACIÓN: LAAYUDA 2. RECIPROCIDAD O INTERACCIÓN ENPRESTADO 3. PRESTACIONES REMUNERADAS Y ESPECIALIZADAS: CONTRATOS YMINGA
Capítulo 4. Ritos y reproducción del parentesco y del vecindario 1. LOS RITOS DE INSERCIÓN SOCIAL DE LOS INDIVIDUOS: DESDE EL NACIMIENTO HASTA LOS FUNERALES 2. LAS MANIFESTACIONES RITUALES DE LOS BARRIOS COMO SUBDIVISIONES RESIDENCIALES 3. REPRODUCCIÓN Y RUPTURAS DE ASCENDENCIA, DE AFINIDADES Y DE VECINDAD
Tercera Parte. La Comunidad
Introducción a la tercera parte
Capítulo 1. Las bases de identificación de la comunidad 1. CRITERIOS DE COMUNIDAD: ASCENDENCIA, TERRITORIO Y SOLIDARIDAD 2. DIVISIONES, FRONTERAS Y FRAGMENTACIONES COMUNITARIAS 3. EL ESPACIO-TIEMPO MITOLÓGICO DE LA COMUNIDAD
Capitulo 2. El espacio comunitario de la tierra, de sus recursos y de la producción 1. LA PROPIEDAD DE LA TIERRA Y DE SUS RECURSOS NATURALES 2. EL CONTROL DEL TERRITORIO Y DE SU USO
Capítulo 3. Poder y cargos: jerarquía y servicios EL PODER Y LOS CARGOS DE AUTORIDAD 2. OBLIGACIONES Y SERVICIOS COMUNALES
Capítulo 4. Afirmación y reproducción rituales de la comunidad 1. LOS SANTOS, LA IDENTIDAD Y LAS DIFERENCIAS SOCIALES 2. LA CELEBRACIÓN RITUAL DE LOS SANTOS 3. REPRESENTACIÓN, AFIRMACIÓN Y REPRODUCCIÓN DE LA COMUNIDAD A TRAVÉS DE LA CELEBRACIÓN DE LOS SANTOS
Capítulo 5. Dinámica histórica y social de la comunidad 1. LA COMUNIDAD, UNA ENTIDAD DISTINTA EN EL ESPACIO Y EN EL TIEMPO 2. REALIDADES HISTÓRICAS Y CONTRADICCIONES EN LAS RELACIONES COMUNITARIAS A LA TIERRA Y A LOS RECURSOS
Cuarta Parte. Identificación y Relaciones Supracomunitarias
Introducción a la cuarta parte 1. “NOSOTROS”, LOSJALKINOSY OTROSFORASTEROS 2. “NOSOTROS, LA GENTE”, “LOS DE LA CIUDAD”, LOS “NATIVOS DE LA SELVA” Y LOS “GRINGOS” 3. ESPACIOS, ACCIONES E HISTORIA A NIVEL REGIONAL
Conclusiones
Bibliografía
Fotos y sus temas
Preámbulo a la versión en castellano
Jacques Malengreau
La presenteversión en castellano es una traducción, casi sin modificaciones, de la versión original en francés. Esta fue escrita en su mayor parte entre los años 1985 y 1998, y se refiere a las problemáticas dadas a conocer por la literatura científica de la época. Además, la obra refleja la situación social y cultural del universo que le sirve de objeto de investigación tal como ha sido observado y analizado por el autor, principalmente durante un año, de 1974 a 1975, así como en distintas temporadas de algunas semanas a algunos meses, entre los años 1980 y 1990, para completar las observaciones iniciales. Asimismo, se ha conformado siguiendo el propósito de la obra original de presentar al mundo de San Carlos en sus aspectos de coherencia propia y de continuidad específica, haciendo referencia, solamente cuando era necesario, a los elementos de ruptura que amenazan gravemente alguna coherencia social local (como las tensiones sobre los recursos en el ambiente mercantil), o a los elementos oposicionales que son una parte esencial de las lógicas sociales locales (como la competencia ritual entre los barrios). En esta versión en castellano, se presentan algunos aportes nuevos en relación con la obra original. Aparte de unas ligeras revisiones en la formulación de ciertos aspectos del análisis o de las observaciones, se trata mayormente, y casi exclusivamente, de algunos elementos de cambios ocurridos en los años noventa que no aparecían claramente en ese momento y que, desde entonces, no fueron debidamente tomados en cuenta en la elaboración de la versión francesa de 1999. En la presente versión se han presentado algunos aspectos de una evolución más general del entorno globalizante y eso, en especial, en las formas locales de relación a la tierra y a los recursos. En efecto, se nota un movimiento de privatización que comenzó a partir de fines de los años 1980 y se hizo particularmente efectivo en los años 1990 en partes muy extendidas de lo que hasta entonces eran espacios de propiedad comunal. Hay que mencionar también la mayor inserción de los habitantes, así como de la tierra y sus recursos, en redes y relaciones nuevas que traspasan las antiguas fronteras entre campo y ciudad, concretamente a través de las migraciones. Sin embargo, este último aspecto es parte de investigaciones más recientes del autor y es poco tratado en esta obra, fuera de los cambios territoriales y sociales ligados a la construcción de la vía de penetración, “la Marginal”, en la Amazonia cercana y del nuevo centro urbano, Pedro Ruiz Gallo, que se ha desarrollado cerca de esta vía sobre el territorio mismo de la comunidad de San Carlos, tanto con habitantes de ella misma como con inmigrantes de pueblos cercanos y regiones vecinas. Se ha añadido también en esta edición, unas cuantas fotografías que parecen particularmente representativas de la vida social en San Carlos entre los años 1970 y 1990. Ya que el castellano es el idioma de los habitantes que constituyen los actores de la presente obra, no se han usado otros signos fonéticos que los que son conocidos por los lectores hispanohablantes. En cambio, se pusieron en itálicas las palabras y expresiones más específicas de los habitantes concernidos. El autor quiere también agradecer alCentre de Recherche et de Promotion des Rapports entre l'Union Européenne et l'Amérique latine(CERCAL), alInstitut Libre Marie Haps(ILMH) y alInstitut Supérieur de Traduction et d'Interprétariat(ISTI) de Bruselas, por haber apoyado la traducción del presente libro en los planes materiales y administrativos, así como a las señoras Myriam Goffin y Valérie Mairesse, y a los señores Jerôme Mangelinckx y Marcelo Ossandon por haber compartido la labor
asidua de traducción y, más específicamente, al mismo Señor Marcelo Ossandon por haberla supervisado. Bruselas, el 1 de diciembre de 2005
1 2 3 4
Introducción
San Carlos tiene un santo obispo católico de madera que reina, con una mitra polvorienta en la cabeza y un báculo desgastado por el tiempo, en el rincón de la iglesia de un pueblo que cuenta con cerca de “500 almas”. Este, situado en alguna parte aislada en la cordillera de los Andes, es desconocido a tal extremo, que los habitantes de Lima, la capital, sitúan la región de Chachapoyas al norte de Perú, en algún lugar... ¡en la Amazonia! Además, ha sido instituido emblema de un universo social que no pretende llenar los libros de historia ni las guías turísticas. Ese-universo hubiera estado condenado a quedarse fuera de las miradas, si un antropólogo, autor de la presente obra, un día de septiembre de 1974, en la misión de solucionar antiguos problemas con su propio mundo y con la ciencia, no hubiera decidido dejar de lado la bolsa y el palo de peregrino en ese lugar, extenuado por andanzas agotadoras por los alrededores, con el fin de buscarse a sí mismo en lugares en los que en realidad no se encontraba y encantado de hacer una pausa en un paisaje donde, en su opinión, el misterio era tan inmenso como la belleza. En ese paisaje, como en otros, las herencias culturales y la dinámica de las historias reproducen y reconstruyen permanentemente los universos vinculados con los imperios magnificados en los manuales escolares y también los que constituyen la especificidad de la gente y de lugares demasiado desconocidos. En ciertos momentos más que en otros, y más a menudo en determinados lugares, la gente intenta asegurarse de que es, y sobre todo de que si es, no es la única. Porque, enfrentados al antropólogo extranjero, como a los demás vecinos más cercanos, que separan a los autóctonos del mundo de este, los habitantes de San Carlos celebran a su obispo emblemático, así como afirman y realizan cada día sus pertenencias múltiples, reales e imaginarias. El antropólogo mismo se exorciza de alguna manera, para asociarse a una búsqueda de identidades y solidaridades colectivas que le son externas, y contemplar su propio porvenir colectivo más serenamente. Más allá del carácter, sin duda poco científico o académico de esas maneras de ser del antropólogo y de los autóctonos, se plantean interrogaciones y respuestas, cuyo estudio tendría que ayudarnos a entender lo que crea relaciones entre las personas y lo que erige obstáculos entre ellas en un ambiente determinado. Este no debería considerarse como ejemplar, sino como una fuente de reconocimiento de las potenciales multiplicidad y riqueza culturales, que son tanto las de los lugares olvidados por los que no los habitan, como de centros más mediatizados donde desafortunadamente, ayudados por la embriaguez del poder, la riqueza y el dinamismo de las multiplicidades colectivas, a veces tienden a quedarse en exclusiones sociales, incluso étnicas. Los andinos que acogieron al autor no se identifican en absoluto con los clichés de indios, gente de la sierra (¡o de la selva!) o campesinos, generalmente atribuidos a los habitantes de la región por la población del centro o de la capital. Los habitantes a los que este libro desea acompañar se sitúan ellos mismos de una manera específica tan compleja como la mayoría de los ciudadanos del mundo, pero de manera peculiar y quizá más universal que lo que esta obra quisiera detallar. El libro también pretende subrayar las acciones sociales solidarias, involucradas en identificaciones colectivas como las que se ponen de manifiesto en la comunidad aldeana del San Carlos actual. Esas identidades y solidaridades colectivas no existen, como veremos, fuera de los elementos a los que se oponen. De hecho, cierta cosmología dual a la que está ligada la idea de los habitantes del mundo aquí estudiado, nos impide reducir las categorías clasificadoras actuantes y absolutas que
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.

Difunda esta publicación

También le puede gustar

Relación de antiguedades deste reyno del Piru

de institut-francais-d-etudes-andines

El Estado Federal de Loreto, 1896

de institut-francais-d-etudes-andines

La selva culta

de institut-francais-d-etudes-andines

siguiente