Memorias histórico, físicas, crítico, apologéticas de la América Meridional

De

Este libro contiene los tomos primero, segundo y tercero de las Memorias histórico, físicas, crítico, apologéticas de la América Meridional de José Eusebio Llano Zapata (Lima 1721-Cádiz 1780), las cuales abarcan respectivamente los reinos mineral, vegetal y animal. Los dos volúmenes manuscritos consultados en la Real Biblioteca del Palacio Real de Madrid catalogados como 11/1809 y 11/1810, fueron concluidos hacia 1757. Ricardo Palma publicó el primer tomo dedicado al reino mineral en 1904 en una edición patrocinada por la Biblioteca Nacional del Perú. Desde entonces, y por mucho tiempo, se pensó que los demás tomos de esta historia natural del Perú y de gran parte de la América del Sur se encontraban perdidos. Lo que ahora podemos asegurar es que sólo el cuarto tomo nunca llegó a escribirse. En el prólogo y los estudios introductorios el lector encontrará abundante información sobre las vicisitudes de este texto curioso, importante e inédito, que al mismo tiempo rescata a un escritor limeño algo olvidado pero esencial para entender las corrientes intelectuales del Perú y de España durante el siglo xviii.


Publicado el : martes, 02 de junio de 2015
Lectura(s) : 4
Licencia: Todos los derechos reservados
EAN13 : 9782821844186
Número de páginas: 622
Ver más Ver menos
Cette publication est uniquement disponible à l'achat
Portada

Memorias histórico, físicas, crítico, apologéticas de la América Meridional

José Eusebio Llano Zapata
Ricardo Ramírez, Antonio Garrido, Luis Millones Figueroa, Víctor Peralta y Charles Walker (ed.)
  • Editor: Institut français d’études andines, Fondo Editorial Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú
  • Año de edición: 2005
  • Publicación en OpenEdition Books: 2 junio 2015
  • Colección: Travaux de l’IFÉA
  • ISBN electrónico: 9782821844186

OpenEdition Books

http://books.openedition.org

Edición impresa
  • ISBN: 9789972623349
  • Número de páginas: 622
 
Referencia electrónica

LLANO ZAPATA, José Eusebio. Memorias histórico, físicas, crítico, apologéticas de la América Meridional. Nueva edición [en línea]. Lima: Institut français d’études andines, 2005 (generado el 16 noviembre 2015). Disponible en Internet: <http://books.openedition.org/ifea/4973>. ISBN: 9782821844186.

Este documento fue generado automáticamente el 16 noviembre 2015. Está derivado de une digitalización por un reconocimiento óptico de caracteres.

© Institut français d’études andines, 2005

Condiciones de uso:
http://www.openedition.org/6540

José Eusebio Llano Zapata

José Eusebio Llano Zapata Lima, 1721 - Cádiz 1780. Este ilustrado peruano fue un connotado polígrafo, historiador y literato. Residió en Lima hasta 1750 en donde publicó una serie de obras, entre las que destacan dos relacionadas con el terremoto de Lima y El Callao de 1746. Entre 1751 y 1755 viajó por Chile, Buenos Aires y Río de Janeiro. En 1755 llegó a su destino final, Cádiz, en donde comenzó la redacción de las Memorias. Durante su residencia en España publicó un preliminar a esa historia natural, además compiló parte de su epistolario con connotados perso­najes de la época en dos libros y redactó una historia civil del Perú. Falleció en Cádiz sin lograr su propósito de editar las Memorias ni conseguir un empleo en la administración.

Índice
  1. Los editores

  2. Prefacio

    Charles Walker
  3. Criterios para la edición de las Memorias

  4. Prólogo

    Charles Walker
    1. 1. Los Mundos de Llano Zapata
    2. 2. El realismo fantástico
    3. 3. Las Memorias y su largo camino hacia la publicación
  5. Las tribulaciones de un ilustrado católico

    José Eusebio Llano Zapata en Cádiz (1756-1780)

    Víctor Peralta Ruiz
    1. Introducción
    2. 1 Relaciones con el poder burocrático gaditano
    3. 2. El Preliminary Cartas quepreceden al tomo I de las Memorias
    4. 3. La Real Academia de la Historia, el Consejo de Indias y la polémica sobre las Memorias
    5. 4. Las Cartas Histórico-Crítico-Juiciosas y la Cronología Histórico-Náutica
    6. 5. Acercamiento al ministro José de Gálvez
    7. Conclusiones
  6. La historia natural en las Memorias de José Eusebio de Llano Zapata

    Luis Millones Figueroa
    1. El valor comercial de la naturaleza del Nuevo Mundo
    2. Las fábulas y errores de la historia natural del Nuevo Mundo
    3. La descripción de la naturaleza en las Memorias
  1. La larga sombra de León Pinelo en las Memorias de Llano Zapata

    Antonio Garrido Aranda
    1. 1. Estado de la cuestión
    2. 2. Dos vidas paralelas, a distancia de un siglo
    3. 3. Conclusiones
  2. Bibliografía general de los estudio preliminares

  3. Memorias histórico, físicas, crítico, apologéticas de la América Meridional

    1. Tomo I

    2. Tomo II

      1. Artículo 1°. Árboles de maderas preciosas y frutos útiles a varias enfermedades y usos
      2. Artículo 2°. De árboles balsámicos, frutos aromáticos, cortezas olorosas, cascaras antifebrífugas. Gomas, resinas, maderas y semillas para varios tintes y colores.
      3. Artículo 3°. De varias plantas cuyas hojas y raíces sirven a usos medicinales y otros
    3. Tomo III

  4. Correspondencia de Llano Zapata

    1. Carta del mismo autor al doctor don Gregorio Mayans y Sisear, catedrático del Código de Justiniano en la Real Universidad de Valencia
    2. Carra del mismo autor al marqués de Villa Orellana, gobernador de las armas en el Reino de Quito
    3. Carta del mismo autor al Ilustrísimo Señor don Cayetano Marcellano de Agramont, dignísimo arzobispo de los Charcas
    4. Carta de don Luis Milhau, Comisario Real de Guerra y Marina al autor de estas memorias
    5. Carta del doctor don Juan Félix de Arjona y Aranda, canónigo doctoral de la Santa Iglesia Catedral de Cádiz, al autor de estas Memorias
    6. Carta del marqués de Casa Calderón, regente del Tribunal de Cuentas de Lima al autor de estas Memorias
    1. Advertencia
  1. Bibliografía

Los editores

1Ricardo Ramírez Castañeda

2Estudiante de maestría en Historia en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

3Archivero del Centro de Información para la Memoria Colectiva y los Derechos Humanos.

4rramirezc@graffiti.net

5Charles Walker

6Especialista en la historia social e intelectual del Perú. Es profesor de historia en la Universidad de California, Davis.

7cfwalker@ucdavis.edu

8Victor Peralta Ruiz

9Historiador, es especialista en la historia intelectual y politica de España y Perú en el siglo xviii. En la actualidad es investigador contratado del Instituto de Historia, CSIC, Madrid.

10peralta@ih.csic.es

11Luis Millones Figueroa

12Profesor asociado en Colby College (USA) y especialista en literatura colonial.

13Luis.Millones@colby.edu

14Antonio Garrido Aranda

15Especialista en historia socio-cultural e historia de la alimentacion. Enseña Historia de America en la Universidad de Cordoba (España).

16hilgaara@uco.es

Prefacio

Charles Walker

1Este libro contiene los tomos primero, segundo y tercero de las Memorias histórico, físicas, crítico, apologéticas de la América Meridional de José Eusebio Llano Zapata (Lima 1721-Cádiz 1780), las cuales abarcan respectivamente los reinos mineral, vegetal y animal. Los dos volúmenes manuscritos consultados en la Real Biblioteca del Palacio Real de Madrid catalogados como 11/1809 y 11/1810, fueron concluidos hacia 1757. Ricardo Palma publicó el primer tomo dedicado al reino mineral en 1904 en una edición patrocinada por la Biblioteca Nacional del Perú. Desde entonces, y por mucho tiempo, se pensó que los demás tomos de esta historia natural del Perú y de gran parte de la América del Sur se encontraban perdidos. Lo que ahora podemos asegurar es que sólo el cuarto tomo nunca llegó a escribirse. En el prólogo y los estudios introductorios el lector encontrará abundante información sobre las vicisitudes de este texto curioso, importante e inédito, que al mismo tiempo rescata a un escritor limeño algo olvidado pero esencial para entender las corrientes intelectuales del Perú y de España durante el siglo xviii.

2Aprendimos que trabajar entre cinco no es fácil pero sí finalmente fructífero. Cientos de correos electrónicos y numerosas conversaciones telefónicas han permitido una discusión y verdadero trabajo colectivo. Por lo tanto, no podemos marcar una clara “división de trabajo”. Aunque Ricardo Ramírez ha sido el encargado del arduo trabajo de la transcripción —afrontando el obstáculo no sólo de una letra pequeña y difícil sino también el uso de varios idiomas y referencias nada claras— Víctor Peralta, Charles Walker, Luis Millones Figueroa y Antonio Garrido han revisado las numerosas versiones preliminares que se fueron procesando hasta llegar a los textos definitivos. Si bien Charles Walker fue responsable del prólogo y Víctor Peralta, Luis Millones Figueroa y Antonio Garrido se encargaron de redactar los estudios introductorios, los comentarios compartidos entre todos convirtieron a éstos de hecho en textos colectivos. No dudamos que este cruce de opiniones entre España, Estados Unidos y el Perú ha producido un libro coherente y de calidad.

3El esfuerzo de los editores no habría llegado a buen fin sin la colaboración de terceras personas. En primer lugar, queremos reconocer la ayuda brindada por el personal de la Real Biblioteca del Palacio Real de Madrid tanto en el fotocopiado del documento como en su consulta directa. Debe agradecerse, de manera especial a The Interdisciplinary Studies Division of Colby College por el apoyo para la reproducción, transcripción y edición de los manuscritos, y al Consejo Superior de Investigaciones Cientificas (CSIC) y al Ministerio de Educación y Ciencia de España por las subvenciones recibidas. También agradecemos los comentarios y apoyo de Daniela Bleichmar, Jorge Cañizares, Elia García Olmo, Pedro Guibovich, Deb Harkness, Ruth Hill, Antonio Lafuente y Fermín del Pino.

4Agradecimiento final

5Queremos reconocer en particular a Annie Ordoñez, Directora del Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú y a Henri Godard, Director del IFEA, quienes han apoyado de manera entusiasta y eficiente esta publicación. Finalmente, hemos contado con una editora de lujo —Anne-Marie Brougère—. Ella ha asegurado una edición pulcra y accessible. A todos, nuestro profundo agradecimiento.

Criterios para la edición de las Memorias

1La edición del manuscrito de las Memorias de Llano Zapata no se ha limitado a la estricta aplicación de las normas de trascripción de documentos históricos hispanoamericanos. Si bien no es una edición crítica, pretende ser correcta, de fácil y comprensible lectura y útil para el especialista.

2Para mejorar la comprensión del texto y facilitar su lectura se ha actualizado la puntuación y grafía, las modificaciones han afectado:

  • La incorrecta o ausente acentuación de palabras en el manuscrito original, respetando los criterios actuales.
  • El uso de las mayúsculas y minúsculas.
  • La actualización ortográfica de las palabras, con excepción de los nombres de los autores citados en que se ha optado por conservar la forma castellanizada que empleó Llano Zapata. La actualización ha afectado fundamentalmente a los términos con presencia o ausencia de h, al uso adecuado de la doble cc intervocálica, y a la apropiada sustitución de b por v, g por j, q por c, z por c y x por j, en este último caso con la excepción de las palabras de origen indígena no incorporadas al castellano.
  • Igualmente se han actualizado los términos arcaicos sin que ello implique sustitución por palabras de uso moderno, por ejemplo, propio por proprio, cerebro por celebro, astringente por adstringente, almacenes por almagacenes, vegetal por vegetable, etc.
  • La aplicación de las normas respecto de la unión y separación de determinadas palabras susceptibles de confusión por su identidad fonédca, tales como de el, del, si no, sino, etc.
  • El uso correcto del género y el número.
  • A la resolución de las abreviaturas frecuentes en la época pero hoy en desuso como Pe, D. y Dr. por padre, don y doctor respectivamente. Con excepción de las abreviaturas Mr. y Mrs. que se han conservado como en el original, ya que no podemos saber si corresponden a mister, monsieur o messieurs. Además, en cuanto ha sido posible, se han resuelto las abreviaturas empleadas en las citas a pie de página.
  • Las palabras mal escritas han sido corregidas, se han completado las incompletas, cuando se ha detectado la ausencia de una palabra se ha restituido entre corchetes. Esto también se ha aplicado para los nombres propios de personas y lugares. Igualmente se han completado los años que se encontraban incompletos por hacer referencia al siglo en que se escribió la obra.

3Se ha conservado la grafía de las palabras en idiomas indígenas, aunque se encuentren mal escritas.

4Las palabras escritas en caracteres griegos no han podido ser transcritas lo que se indica en cada caso.

5Los manuscritos sobre los que hemos trabajado para hacer esta trascripción están en dos volúmenes, el primero que corresponde al primer tomo del plan de la obra de Llano y el segundo que corresponde a los tomos dos y tres. Esta trascripción sigue el plan original de la obra, es decir dividimos el segundo volumen de los manuscritos en tomos II y III, estos carecían de tablas de contenido, las que han sido compuestas para esta edición siguiendo el formato de la que Llano hizo para el tomo I.

6La obra está dividida en artículos y estos subdivididos en párrafos numerados en el tomo I, y solamente en los artículos primero y segundo del tomo II, el resto de la obra ya no tiene esta numeración de párrafos, hemos respetado la presentación original de la obra.

7Del mismo en casi todo el tomo II del manuscrito los subtítulos que identifican a cada planta, animal o ser mitológico descrito por Llano están incorporados en el texto, mientras que algunos están en notas al margen del texto. Hemos incorporado estas notas al texto para uniformizar la presentación del mismo.

8En el manuscrito las notas a pie de página han sido indicadas con asteriscos (*) sucesivos, que se reiniciaban en cada folio, nosotros las hemos numerados sucesivamente en cada tomo.

Prólogo

Charles Walker

“¿Qué tienen los escritos con que su autor sea pobre o rico, alto o bajo, pequeño o humilde, blanco o prieto, pálido o bermejo, de aquí o de allí, de espada o toga, de corbata o cogulla, que haya nacido assí o assá, que haya vivido al frio o al viento, al abrigo o al sereno, para que la persona se persiga, sus alcuñas se remuevan, sus huesos se muelan y su paciencia se ataque, se mortifique y se inquiete?”

Carta de Llano Zapata a un profesor de Medicina Práctica de Lisboa, Cádiz, 20 de Marzo, 1761 (Breve Colección de varias cartas histórico-crítico-juiciosas, Sevilla, 1763, pp. 44-45)

1En 1904 Ricardo Palma publicó el primer tomo de las Memorias histórico, físicas, crítico, apologéticas de la América Meridional de José Eusebio Llano Zapata (Lima, 1721-Cádiz, 1780), dedicado al reino mineral1. El autor de las Tradiciones Peruanas cuenta en el prólogo a esta obra que adquirió el manuscrito en Madrid en 1893 y que sabía que existían otros tres volúmenes dedicados respectivamente a los reinos Animal y Vegetal y el Amazonas y sus afluentes. Palma se propuso ubicar los volúmenes restantes en Cádiz con la ayuda de algunos amigos. Pero la búsqueda fue infructuosa y tan sólo pudo leer en el archivo personal del académico Adolfo de Castro “unas veinte hojas en folio, sobre la Fauna de América, hojas que, en su concepto debieron pertenecer a uno de los tomos de las Memorias cuyo paradero se ignora”2. Otros eruditos antes y después de Palma dieron también por perdidas las Memorias de Llano Zapata. Por ejemplo, Manuel Mendiburu en su Diccionario Histórico Biográfico escribió: “parece que no salieron a la luz pública los cuatro tomos de las Memorias3. En La Imprenta en Lima, José Toribio Medina reconoció el trabajo de Palma en publicar el primer volumen pero confirmaba que “los dos últimos volúmenes andan perdidos”4. Tampoco José de la Riva Agüero mostró interés en ubicar la obra durante su residencia en España, quizás porque había considerado en su famosa tesis doctoral de 1910 que “juzgando por el primer tomo (publicado por Palma), las Memorias histórico, físicas, crítico, apologéticas, parecen algo incoherentes y fragmentarias”5.

2Así, la empresa de ubicar los dos volúmenes de la obra de Llano Zapata fue abandonada por los investigadores peruanos, sin sospechar que el manuscrito se encontraba en un repositorio de Madrid. En efecto, en el catálogo sobre los manuscritos de América conservados en el Palacio Real que confeccionara Jesús Domínguez Bordona, los dos volúmenes que se conservaban de las Memorias aparecieron clasificados con los números 460 y 461. Este archivero añadió la siguiente leyenda: “El tomo I fue publicado conforme a otro manuscrito en Lima, 1904, por la Biblioteca Nacional con nota preliminar que firma P. R. (Palma, Ricardo). En dicha nota se hace referencia a ‘otros dos tomos sobre los reinos animal y vegetal y uno sobre el Amazonas y sus afluentes’, los cuales ‘no se encuentran en ninguna Biblioteca ni Archivo de España’. El manuscrito 1810 del Real Palacio contiene las partes de los considerados como perdidos, pues trata del reino vegetal y animal”6. A partir de la referencia de Bordona, el historiador argentino José Torre Revello divulgó por primera vez la existencia del segundo tomo en la Biblioteca del Palacio Real de Madrid en su artículo dedicado al ilustrado peruano que se publicara en México en 1941. En el número quince del apéndice a las obras impresas de Llano Zapata, Torre Revello le citó con su título exacto: “Memorias histórico, físicas, crítico, apologéticas de la América Meridional con unas brebes advertencias y noticias utiles a los que de orden de S.M. hubiesen de viajar y descrivir aquellas bastas regiones. Reynos, Vegetable y Animal. Tomo II. Por un Anonimo Americano en Cadiz por los años de 1757”. Constató que el mismo tenía una extensión de 248 folios sin numerar7. Sin embargo, Torre Revello no llegó a consultar el manuscrito y ello explica que no diera una referencia más pormenorizada acerca de su contenido.

3Paradójicamente, el hallazgo de los volúmenes restantes de las Memorias no tuvo mayor impacto en el Perú. Sólo Antonello Gerbi en su breve estudio sobre el primer tomo de las Memorias de Llano Zapata recordó que “Torre Revello ha descubierto en Madrid un manuscrito que parece contener el segundo tomo de las Memorias8.Sin embargo, tal anuncio no pareció causar ningún revuelo entre los historiadores. Gerbi consideraba de mayor interés averiguar el contenido de ese segundo tomo porque su esperanza era encontrar allí los ecos de la teoría de Buffon sobre el Nuevo Mundo que no había hallado en el tomo dedicado al reino mineral. Al parecer el interés de Gerbi por la obra de Llano Zapata decayó y no sólo no consultó el segundo tomo sino que relegó al ilustrado peruano a un lugar marginal en su obra La disputa del Nuevo Mundo. Tal descuido por consultar la obra inédita de Llano Zapata incluso resulta sorprendente en su principal estudioso, Félix Alvarez Brun, aunque se explica por la intención de éste de demostrar que las Memorias “no representan la obra fundamental de nuestro biografiado”9. Este desinterés e ignorancia combinados incluso nos afectó. Nuestro “hallazgo” del manuscrito fue producto del azar: uno de nosotros buscaba otro trabajo de Llano Zapata en la Biblioteca del Palacio Real y se sorprendió al encontrar en el catálogo la referencia sobre el segundo y tercer tomo de las Memorias. Como otros “descubrimientos”, existían pistas directas que otros investigadores y nosotros mismos desconocíamos. Pensamos que habíamos encontrado los tomos “perdidos” pero después nos dimos cuenta que Torre Revello y Antonello Gerbi se habían referido a la existencia del manuscrito.

4Este libro contiene el trabajo que unos consideraron perdido y que otros, a pesar de tener noticias de su existencia, nunca lo consultaron. Nuestro entusiasmo por publicarlo, sin embargo, se centra más en el contenido que en el “descubrimiento” de los restantes tomos perdidos. La obra interesa por varias razones. Es ante todo un intento del autor por poner al día los conocimientos de la historia natural, actualizando a autores clásicos como José de Acosta, Gonzálo Fernández de Oviedo, Antonio de León Pinelo o Pedro Martir de Anglería. Es también el testimonio de un científico ilustrado convencido de que sólo la observación directa debe ser el camino fundamental para valorar los reinos vegetal y animal. Los especialistas en el Perú colonial y en la historia de la ciencia aprenderán mucho de la erudición y del método de Llano Zapata. En palabras del agustino fray Manuel Galván escritas en 1758 esta “obra (es) verdaderamente útil y en nuestra España y América la primera en su género. Y, si se contempla el orden con que están tratadas sus vastísimas materias, se podrá decir (sin agravio de otras plumas) que es la única en el mundo que con tanta universalidad, verdad y desinterés, comprende la física e historia de estos países; pues, empieza el autor por el más noble metal, y acaba en el más escondido fósil; trata del más agigantado árbol, y termina en la más humilde planta; describe el más hermoso animal y no olvida el insecto más despreciable...”10 Su descripción de la medicina natural, la geografía y la flora es detallada y a la vez fascinante y sus citas dan una buena idea de las corrientes intelectuales de la época.

5Dentro de su análisis se destaca una defensa del mundo natural de la América Meridional y una refutación de la interpretación fantástica de la fauna por parte de algunos extranjeros. El texto, sin embargo, no sólo va a iluminar a los académicos. El lector no especializado gozará con su descripción de la quincha, el plátano (“socorro de todo pobre”), la palta como preventiva de las resacas, el tabaco, las enfermedades venéreas, y una serie de animales como el avestruz, el cóndor, y el unicornio. Otra característica de esta obra es su intención de trascender la historia natural del Perú. Tiene comparaciones con México y España e incorpora las observaciones y estudios hechos en sus viajes por los Andes, el Río de la Plata, y el Brasil. Estos tomos están más ordenados que el que fuera publicado por Palma —parece que Llano Zapata los cuidó más— y el ameno estilo narrativo de este autor asegura que el interés en esta publicación vaya más alla de los especialistas.

1. Los Mundos de Llano Zapata

6José Eusebio de Llano Zapata nació en Lima en 1721. La mayoría de los estudios ha seguido a Mendiburu y constatado que era hijo de un regidor y alcalde de Lima y miembro del orden de Santiago, don Pedro Llano Zapata, y de doña Gabriela Jiménez de Lobatón y Azaña, hija del capitán general de Charcas. Félix Álvarez Brun, sin embargo, le asigna un nacimiento más humilde. Sostiene que don Pedro fue su abuelo y que José Eusebio era más bien hijo ilegítimo del padre Diego de Llano Zapata, a su vez hijo ilegítimo de don Pedro, y de Francisca del Cid. Diego fue producto de los amores de Pedro con una mujer humilde, Rosa Valenzuela, antes de su matrimonio con Jimenez Lobatón. La documentación de Álvarez Brun indica que José Eusebio, por su condición de hijo ilegítimo de un sacerdote a su vez ilegítimo, tuvo una posición mucho menos afortunada en la sociedad limeña de la que Mendiburu y sus seguidores han sostenido11.

7Sus biógrafos han destacado su erudición a pesar de no haber estudiado en la universidad. Esta fama le viene a Llano de una carta escrita por él en 1758 en el que afirmaba que solo había conocido la Universidad San Marcos “por sus muros y su fama”12. Dominaba además siete o más idiomas y fundó una escuela pública de griego en Lima13. Fue el intelectual predilecto de arzobispos y virreyes, en particular de José Manso de Velasco, conde de Superunda, virrey de 1745 a 1761. Publicó una serie de obras desde muy ¡oven lo que indicaba su interés en los clásicos, la historia, la literatura, y la ciencia. Entre sus obras destacadas se encuentran Resolución en consulta sobre la irregularidad de las terminaciones Exiety Transiet, halladas en los Capitulos sexto de Judith, y sinquenta yuno de Isaias, piendo segun Reglas de Latinidad ser Exhibit y Transibit... (1743); Higiasticon o verdadero modo de conservar la salud, traducido del idioma latino al Castellano... (1744); Resolución phisico-mathematica sobre la formación de los Cometicos Cuerpos... (1744); Observación Diaria Critico-Historico-Metheorologico, contiene todo lo acaecido en Lima, desde primero de Marzo de 1747 basta 28 del mismo. Y se da la historia de las Santa imagenes Patronas de los temblores que se veneran en esta Corte... (1748); Relación del auto particular de Fé que el Santo Oficio de la Inquisición de esta Corte celebró en la Iglesia de N.P.S. Domingo el dia 19 de Octubre de 1749(1750). Esta selección de algunos de sus títulos, como el mismo manuscrito que publicamos aquí, demuestran sus múltiples intereses y habilidades, tanto lingüísticos, científicos como metodológicos14.

8José Eusebio Llano Zapata fue un asiduo practicante de la correspondencia y sus cartas particulares son importantes testimonios de la época. En realidad, la división entre monografía o ensayo y epistolario no es muy clara. Por ejemplo, su Carta o diario que escribió D. J. Eusebio de Llanoj Zapata a su más venerado amigo y docto corresponsal el Dr. D. Ignacio Chirivoga y Daza, canónigo de la Santa Iglesia deQuito15, tiene, en la reimpresión de Manuel de Odriozola, 40 páginas y constituye una de las más importantes fuentes sobre el terremoto que asoló Lima, Callao y la costa central del Perú en octubre de 174616. Su correspondencia no sólo refleja sus conocimientos y talento como escritor sino también su preocupación en mejorar el ambiente intelectual en el Perú.

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.

Difunda esta publicación

También le puede gustar

Relación de antiguedades deste reyno del Piru

de institut-francais-d-etudes-andines

El Estado Federal de Loreto, 1896

de institut-francais-d-etudes-andines

La selva culta

de institut-francais-d-etudes-andines

siguiente