Los tópicos de la novela rosa

De
Publicado por

Colecciones : Educación y biblioteca. Año 7, n. 61
Fecha de publicación : 1995
Publicado el : domingo, 29 de julio de 2012
Lectura(s) : 21
Fuente : Gredos de la universidad de salamenca
Licencia: Más información
Atribución, No Comercial, Compartir bajo la misma forma idéntica
Número de páginas: 2
Ver más Ver menos

Los tópicos de la
novela rosa
• AMALlA BERMEJO
que se describen minuciosamente. par entre los diez y los quince años. se bas
llegar a un final feliz. conseguido casi para niñas comienzan a aparecer a en ofrecer situaciones similares a las que LOS partir libros de los escritos tratdos específcamente de moral y la lectora vive o imagina estr a punto siempre gracias a la capacidad de sacrifi­
buenas costumbres. junto a los que se de vivir: la protagonist. en edad igual o cio. bondad o simpatía de la jovencit.
publican versiones noveladas de la vida ligeramente superior a la de su lectora. con la que las lectoras se identifican
de niñas ejemplares que habrían labrado fcilmente. e s
Estas novelas. que podrían considerarse su felicidad y la de cuantos las rodeaban
ganándose el amor de todos pr sus vir­ un preámbulo de la novela rosa -de
tudes; o por el contrario. relatos sobre hecho en muchas de ellas se inicia ya un
niñas perezosas y egoísts arrtdas a "romance" de la protagonista- han
variado muy poco a lo largo de los la desdicha por sus defectos.
años y únicamente a los temas clá­Malte Dahrendor ve el origen de este
género en las condiciones sociales sicos de vida en el campo. vida
imperantes en el siglo XVIII. cuando fmiliar. ayuda al necesitado. etcé­
tera. se han añadido otros más ha comenzdo a forecer una litera­
tura cuyo fn primordial es distraer a actuales. como problemática social
y laboral de la mujer. que general­un público poco cultivado. Mientras
tnto. la sociedad burguesa ha ido mente se abordan supercialmente.
construyendo un canon de valores quedando en simple conflicto
(deber. autodominio. altruismo. sensi­ social de la heroína. En lugr del
matrimonio como única solución. las bilidad. virtud ... ) que se proponen a las
jovencits. aún no escolarizdas y desti­ protagonistas pueden elegir entre
nadas a ser educadas como fturas madres profesiones atractivas y "femeninas"
y amas de casa. y que encuentran distrac­ (aftas. enfermeras o periodists). que
y en periodo de prácticas pueden verse ción en est lectura fcil. fbricada
especialmente para transmitirles ideas con­ envuelts en dramáticas situaciones que
vencionales sobre el papel de la mujer en l decir en ellas consiguen superar con habilidad. En
sociedad. los primeros años de la adolescencia. una palabra. se moderniza el aspecto
Este entretener enseñando sigue siendo para atraviesa una breve etapa de su vida exterior. pero los resultados son los
marcada por pequeñas contrariedades. mismos: el ambiente se falsea -antes el l niñas del siglo XIX "un instrumento d
fmiliar. ahora el laboral- y el interés se la sociedad burguesa par imbuir a la gene­
rción futura una norma de conduct" (1). apoya en el tono emocional de la narra­
L novela par niñas continúa desarrollándo­ ción y en banales episodios que preten­
se a lo largo del siglo XIX y primera mitd del den convertirse en nudo de la acción. "Hay que tener en cuenta que
mientras las ideas expuests o subyacen­X. hast llegar a nuestros días con caracte­
no se ganan lectores prohibien­
rísticas casi idénticas. siendo la esencial el tes son tan convencionales como sus
do, sino facilitando el camino al estar escritas expresamente para las niñas y decimonónics antecesors.
ser leidas casi exclusivamente por ellas. for­ libro, aunque ese camino se
mando siempre un grupo bien diferenciado A favor y en contra
detenga cierto tiempo en
Todas ests caracteristicas . unidas a la dento de la literatur infntil y juvenil.
lecturas de escaso valor escasa calidad literaria que suele acomp­
La vida en rosa ñarlas han contribuido a que este tipo literario".
S éxito ente las niña de t condi­ _. de literatura popular no se hy estudia­
ción social. en edades comprendidas do. al menos en España. En Alemania.
EDUCACION y BIBLIOTECA 61, 1995 1551
---------

pals en el que se dice que se escribe rdas a la sombra del éxito de los pri­
LOS MÁS PRESTADOS
más sobre literatura infntil que libros meros titulos. Por ejemplo la serie de
infntiles, ya a finales del siglo pasado Pd, de Lisbeth Werner, la de Judy 8
A flt de estdisticas más comple­
Heinrich Wolgst expresaba el temor de ton, de Margaret Sutton y las ya citdas
ts. ofrecemos a continuación. con
que las niñas pudiesen llegar a confor­ de Enid Blyton. Maria Luisa Fischer,
una fnalidad puramente informativa.
marse con esta clase de libros, que se Annamaria Ferretti y otras muchas -casí
una relación de los SO libros que
siempre son mujeres- siguen publicando les ofrecian hechos a su medida, argu­ han sido tomados en préstmo en
sus novelas, trducidas en gran número mentando en contra que "nuestros poe
más ocasiones en la sección de lite­
de paises y en todos ellos con éxito. t no conocen una poesía para hombre
ratura juvenil de la biblioteca de la
y una poesía para mujer" (2). En España el género ha vivido más de las
Fundación Germán Sánchez Ruipé­
Con posterioridad a Wolgast, la novela
rez en Salamanca.
para niñas ha seguido siendo el blanco
Los escarabajos vuelan al atareer.
de abundantes criticas, basadas casi siem­
Don Quiote de la Mancha.
"En todos los países la novela pre en motivos estéticos, aunque con E mistero del cuaro amarllo.
frecuencia se justifca la existencia del para niñas se ha culivado en E camino.
género como consecuencia de la "espe
No pidas sarina fuer de tmporda. mayor o menor grado, con más
cial psicologia femenina". Partiendo de Rebeldes.
criterios muy diferentes, tmbién Malte o menos dignidad, con
Astérix en Hispania.
Dahrendorf opina que las novelas para frecuencia en series E gato negro.
niñas han de existir "como respuesta a
El abrigo verde. interminables elaboradas a la los intereses de un gran número de
El regalo del César.
niñas, en especial las más jóvenes y las sombra del éxito de los Don Quiote de la Manca.
procedentes de la baja clase media". Pra
Como un espejismo. primeros títulos".
ellas, la flta de est literatura supondrla Los dedos de Walt Oiney.
tnto como cerrrles la puert a toda
Ella.
lectura (3). trducciones, aunque tmbién hay aut­
rodas los detes se llaman Rna
Un estudio de Rosemary Auchmuty, rs como IIde Gir. Carmen Guerra o
gano
publicado en 1992, es tmbién un alegato Florencia de Arquer que en los años 50
Agnes Cecilia.
en defensa de las novelas para niñas o, y 60 escribian sus novel its integradas en
El túnel de cristal.
más concretmente, de las novelas esco­ un patrón diseñado para el consumo por
El tapón de
un público benévolo y conformist. lares femeninas (girls' school stor). Su
Rimas y leyendas.
estudio está centrdo en cuatro autors En la actualidad las niñas maduran más
El perfume de la dama de negr.
rpidamente. entran en la adolescencia a inglesas: Elsie J. Oxenham, Dorita F. Volv para mostrare que podio volr.
una edad más temprana y comienzan Bruce, Elinor M. Brent-Dyer y Enyd Bly­ Otra vuelta de tuera.
varios años antes a enfrascarse en el ton. Sólo los libros de esta última estn
Beledone habitación 16.
taducidos al español: son las series de consumo de la literatur rosa, etpa que E señor de los anilos.
"Santa Clara" y "Torres de Malory" casi todas atraviesan como lectoras y E retomo de los dragone
(publicados en España pr editorial Moli­ algunas de ellas nunca sobrepasan.
Oráculo.
no). L novela escolar, que tiene como L polémica sobre la conveniencia o no
Astérix en Brtaña.
de tles lecturs y criterios poco fexi­escenario los internados femeninos, tuvo Novelas ejemplars.
un éxito inusitdo en la primera mitad bles han llevado con frecuencia a padres.
Poema de Mio Cid.
del siglo X en Inglaterr, cuando este maestros y bibliotecarios a ejercer de
El escarabajo de or.
tpo de colegios estaba más generalizado. censores. prohibiendo a las niñas lecturas
La casa de verano.
que se consideran deleznables. Tales cri­Sin embargo, muchos de estos libros se
Papel mojado.
terios pueden siempre revisarse. tenien­han reeditdo en las décadas de los 80 y E cangrejo de las pinzas de or.
90. L autor, que se confesa lectora do en cuenta que no se ganan lectores
Las inquietudes de Shant Andia.
entusiasta de ests series, defiende su prohibiendo. sino fcilitando el camino al E escudo aremo.
existencia basándose en que "vivimos en libro. aunque ese camino se detenga
Frankenstein.
una sociedad organizada para los intere cierto tiempo en lecturas de escaso
El fantasma de Canterle.
ses de los hombres, que poseen más valor literario.
Leyendas.
fer que las mujeres. El declive de la • Amalia Berejo Gor6n es bibliote­
Tntín y el lago de l tburnes.
novela escolar femenina después de la ria jubilada del Cuerpo Facultativo de
Astérix en la India.
Segunda Guerra Mundial apartó de las Archivos y Bibliotecas e investigador y tr­ E último set
chicas una potencial fuente de energla y ductor de litertur infntil.
Si amas la vida.
su renovada popularidad en los años 8
La guerra de los botones.
NOTAS y 9 apunt a la necesidad de una liter­ Viaje al centro de la ter.
(1) Dahrendr. Mae "Mdchebch". En Le wra aparte para niñas y mujeres, que Vampiro a mi pesar.
ofrezca modelos positivos par su sexo, d Kdr· und Ju¡d Ierr, v. 11. p. 41 9. -
Primer reporaje.
libres de la dominación y el control de Weinheim. 1975·79. E pozo de los mil dmonis
los hombres" (4). (2) Wolst Heinrich: Das End uner Ju�
Los laureles del César.
En todos los paises la novela para niñas rtr (1' e. 1896), ct pr Dahrendor.
El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr.
se ha cultivado en mayor o menor (3) Dahrendorf. p. 421.
Hyde.
grado, con más o menos dignidad, con (4) Auchmut. Rose A Wor a gr. - L
Astérx y los norando
frecuencia en series interminables elab- d. 192.
EDUCACION y BIBliOTECA 61, 1995 1561
---------

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.