Los grandes poetas españoles a la izquierda: 40 años de la muerte de Machado "El Bueno"

De
Publicado por

Colecciones : Tiempo de historia. Año V, n.55
Fecha de publicación : 1-jun-1979
Publicado el : viernes, 01 de junio de 1979
Lectura(s) : 55
Fuente : Gredos de la universidad de salamenca
Licencia: Más información
Atribución, No Comercial, Compartir bajo la misma forma idéntica
Número de páginas: 10
Ver más Ver menos

96

Los grandes poetas españoles a la izquierda: D[)
40 años de la Illuerte"
de Machado
"El Bueno"
José Miguel Naveros
UATRO poetas es­
C pañoles mueren a
consecuencia de la gue­
rra civil: García Larca,
fusilado en Granada el
19 ó 20 de agosto de
1936 (1); Miguel de
Unamuno, el 31 de di­
ciembre del mismo año
(matado por el ,,¡Viva la
muerte!» de Millán As­
tray); Antonio Macha­
do, el 22 de febrero del
39, de dolor por Espa­
ña; Miguel Hemández,
el benjamín, en la pri­
sión de Alicante, el 29
de marzo de 1942, des­
cargando su sangre a
borbotones por la boca.
A Juan Ramón Jiménez
le salvó el exilio. Cuatro
poetas perdió España
víctimas de la guerra,
sus mejores cuatro poe­
tas, y el quinto, Juan
Ramón, está exilado. Se
ha exilado él mismo.
(J) la" Cibson: • La represi6n naciona
lista de Granada en /936 y la muene de
Federico Carda Lorca~ y en trahaio$.
posteriores da fa fecha del 19 de agosto;
)10 he.SOSlenido la d.e12D; ",Carda Larca
y Falla. Cuarema ai'jos de 1.411 fusila­
miento y cien de 1m nacimiento» ("His­ PatIo de "La Ca,. del as D1Jeñas ... palacIo perteneciente. Io.duques de Alba, en Sevllle, en
(Oria 16., núm. S, Sep. 76). una de CUY.' •• tancl •• nació Meeh8do. .
~7
­

E UnamUDO dke Ortega Es cierto. te El poeta tendrá pluma en el temblor de la de TI.!U y Gasset (2) en su ar­ siempre sobre el filósofo esta BécQuer, es el que murió en
tículo .Los versos de Antonio dimensión de la sensualidad •. Collioure tras un éxodo de
Machado.: Emparejaría a los Machado lo manifiesta en sus días, tirando de su anciana
dos, Machado y Unamuno, si te Soledades»: madre y tirando de él. Da
«y pensaba: Hermosa larde, Unamuno no despreciara los exacti tud a su verso de mu­
[nota de la lira inmensa sentidos tanto .• Ojos, oídos, chos años atrás:
tacto son la hacienda del espí­ toda desdén y armonfa;
. Donde acaba el pobre río
hermosa tarde, tú curas la ritu; el poeta muy especial­
[la inmensa mar nos espera ».
[pobre melancolía mente tiene que comenzar por
A Collioure, un pueblecito de una amplia cultura de los sen­ de este rincón vanidoso, os­
pescadores a pocos kilómetros [curo n'l1c6n que piensa • . tidos» .
de la frontera con España, Este poeta que engarza con (2) _Obras Compll!tQs., Tomo /, ¡nig.
llegó con su madre el 28 de 571. Jorge Manrique y baña su
enero de 1939 y murió el22 de
febrero. Hace, además, don
Antonio bueno este otroverso:
-Sí, yo era niño y tú, mi com-
[pañera •...
La noticia de la muerte del
poeta se propagó rapidísi­
mamente entre los refugiados
y transcendió a la España, que
después de caer Cataluña, se­
guía siendo republicana. En la
España Nacional alcanzó esta
sobria nota:
«París, 24. Se sabe que ha
muerto en Collioure don An­
lonio Machado, que salió de
Barcelona momentos antes de
ser libertada.-REPORTE •.
No se decia en la España de
Franco, todavía en armas,
quién había muerto; sólo se
determinaba: «salió de Barce­
lona momentos antes de ser
libertada •. Cuando en julio de
1912 ya había dicho de Anto­
n io Machado Ortega y Gas­
set (3): _Reinaba entonces
una poesía de funcionario. Era
bueno un verso cuando se pa­
recía hasta confundirse a la
prosa, y era la prosa buena
cuando carecía de ritmo. Fue
preciso empezar por la rehabi­
litación del material poético:
fue preciso insistir hasta con
exageración en que una es­
trofa es una isla encantada,
donde no puede penetrar nin­
guna palabra del prosaico
continente sin dar una volte­
reta e n la fantasía y transfigu­
rarse, cargándose de nuevos
(3) tdem, romo y pág.
98

Ca. a d. Sagavla.n l. qua wlvló .1 po.t. de 1119 • 1931.
eOuvios como las naves otro
tiempo se colmaban en Ceilán
de especias. De la conversa·
ción a la poesía no hay pasare­
la. Todo tiene que morir antes
para renacer luego convertido
en metáfora y en reverbera·
ción sentimental».
Este es el poeta que muere en
Collioure temblándole el ca·
razón por España, el poeta
que ha perdido y que ha per·
di do su guerra. El extremado
cuidadoso poeta que poene en
boca de «Juan de Mairena»:
«Ríete del poeta que no bo­
rra».
ANTONIO MACHADO. EL
RECUERDO DE SU
HERMANO PEPE
Dice José Machado, que
acompañó a Antonio durante
la guerra y en el mes más o
menos de exilio, que días des·
pués de su muerte sacó del
Dibujo orlgln.1 da R.f •• 1 Peñuel ... que repr ... nt. a don Anlonlo M achl'do ha<:l. 1923, '1 ••
bolsillo de su viejo gabán un con'erv. en l. C ••• ·Mu •• o del poeta en S.govia.
99

b) La insólita maravilla
-decía BanoIomé Mostaza­
d e la intimidad y la exteriori­
dad de su poesía «hasta for­
mar un tejido único» (5).
Nos separamos de los interro­
gantes del poeta, que él buscó
siempre en un afán de supera­
ción, y hacemos nuestra la ob­
sen'ación de su hermano José:
ce Bien se ve cómo hasta los úl­
timos dias de su vida seguía la
norma de siempre: pensar,
crear y corregir».
NOSTALGIA
PERMANENTE
DEL POETA
No todo el mundo sabía,en los
años de la posguerra de Espa-
(5) _El paisaje el! la poesía de Antonio
Machado-. El! CHA (11-12),
septiembre.diciembre, 1949.
pequeño y arrugado trozo de
papel. En éste había escri tas
tres anotaciones a lápiz: ceSer
o no ser», con que comienza el
famoso monólogo de Hamle t;
«Estos días azules y este sol de
la infancia», el último verso
que debió escribir el poeta en
su vida, y una corrección a su
verso:
«y le daré mi canción:
Se canta lo que se pierde
como un papagayo verde
que la diga en tu balcón».
La corrección, según Pepe
Machado, consistía en decir:
I / «y te daré mi canción» en vez
de ce Y te enviaré o te mandaré
mi canción», como puede ver­
se en las Obras Completfls su­
yas (4).
Machado trabajó el verso in­ / cansablemente pese a toda su
aparente sencillez y la espon­
taneidad que parece tiene. Di­
ríase que los dos principales
secretos de Antonio Machado,
entre otros muchos. son:
a) El secreto de su comuni­ e.u-..... . I1 tr ." 'J I. ___ ~~.
cabílidad: se le entiende
.' siempre.
(4) Pág. 377 se Iet!: .,Te mandaré mi
Hotel oa ColHourll 0011011 murió Mac:l\ado, dibujo orlglllal dll Rata.1 San lo. Torroalla. canció~'"
100

• •
ña, que había existido Antonio
Machado, ni Lorca, ni AlbeJ·ti, Otra vez D. Miguel de Unamuno ni Juan Ramón J iménez, etc.
En una «Antología literaria »,
Por Fray León, Obispo de Teruel Textos Anaya. de E. Correa
Calderón y F. Lázaro CruTeter,
El diario cLucho·, de Teruel, publicó en
1970 (6), aparecen Machado y
su número correspondiente al lunes dla
Juan Ramón, pero no están
14 de}unio. el siguiente arllculo:
García Larca. Rafael Alberti,
León FeHpe, Pablo Salinas ... -.:;r L día 30 de mayo último tuvo lugar la recepción de Pedro Laío
Sí nos encontramos con Ri­ L Entralgo en la Real Academia Española. A su discurso cooteltó
cardo León, del que dicen Gregorio Marañóo. Segúo diceo, la Academia rebosó de público muy
textualmente: «No es Ricardo heterogéneo. lia faltar mucbas leDoras, conocidas antes del 1936. por
León (1877-1943) una de las sus actividades en favor de la sectaria Institución de EnseDanza Li­
figuras de la literatura con­ bre. Los aplauaos fueren estrepiteso •.
temporánea, pero ocupa en Et académico entrante, den Pedro laín Entralgo, enhebró en una
ella un puesto de suma digni­ misma lioea de elperanza a Sao Agustín. a San Juan de la Cruz, a · An­
dad, por la nobleza de su in­ tonio Macbado y a Miguel de Unamune. Un aodaluz. cementando el
tención, por su acendrado es­ acto a la salida, exclamó: .. Si algún dia iagreso en la Academia. de.
píritu patriótico y religioso y arrellaré el tema: "Santa Teresa de Jesus y la cupletista Lola Floreh.
por el empaque de su expre­ Lain Enhalgo dedic6 gran parte de 5U discurso académico a ba­
s ión ... ,). A Machado y a Juan blar ampliamente de Macbade y mas aún de UoamuDO. Deo Gregario
Ramón, estos dos ilustres ca­ Marañón, en IU discurso de contestacióo, biza la apolog:a de Una­
tedráticos, ya no se los puede mune.
callar, y a Unamuno lo nom­ Todu bace pensar que, en el fendo, este acto. y otros que se
bran por la admiración de An van sucediendo.: la exaltacióo de Pio Baroja, de Ortega Ga5let. de
tonio Machado hacia él, pero UnamuDo, etc., vaD encaminados a querer hacer ver que el valor inte­
sin citar ningún texto suyo. lectual de la España de hoyes herencia del 98: que el neoinstitucionis_
mo tiene que realizar el empalme de lu actual con lo atlteriur al 36. y Machado, que era un nostálgi­
esto no. sólo desde el punto de vista lírico y literario, sino en el prác· co, dio fe de todos sus pasos,
tice y en erdeD a la ocupación de posiciones en teda. los freotes. Pa· desde Soria -lo más impor­
rece quiereo decirnos: 105 dieciocbo aóos últimos sen un paréntesis tante de su obra-, Baeza o
que bay que cerrar; y negada la fecundidad de la Victoria de 1939. la Segovia, para acercarse a Ma­
salvación de la inteligencia elpañola está en el entrouque con Macha­drid. Desde Baeza nos dice
do.. Unamuno. etc. cómo es un profesor de francés
Pero., DO; abrigamos la espelanza de que le. avisados dirigentes del de un modesto instituto:
Estado, así cemo ban sabido desligarse de 105 sistemas liberales para «Heme aquí ya profesor / de
hacer una E.paña grande. libre y católica, tambiéo superarán este in­lenguas vivas (ayer / maestro
sidioso. movimiento que tiende a hacer la apoteosis de UD os hombres, de gay-saber, / aprendiz de
de los cuales poco. o nada pedemos aprender. si DO es literatura; de ruiseñor) / en un pueblo hú­
su ortodoxia. que DOS libre el Señor. ¡Pobre Educación Nacional si medo y frío I destartalado y
volviese a caer bajo su direcciónl sombrío I entre andaluz y
manchego».
Ar1lculo publicado en 1957. en el dIarIo ~Lucha~. de Teruel. por al obIspo de dIcha dlóceals, Nos retrata las tertulias: «Es
Fray León, Uplco exponente del ~nac.onalcatollcllmO~ de la era franqulst •...
de noche. Se platica / al fondo
de la botica». O nos describe la
Ilamaba-. Amistad que no guel de Unamuno ha quedado melancolía co.nlando como el
pCI-dió y admiración que no envuelta en el misterio. A tiempo pasa: «Tic-tic, tic-tic ...
corrigió. Ni cuándo Unamu­ quienes lo conocíamos y lo Ya pasó / un día como otro día.
no, dentro de la llamada zona amábamos no nos inquietan dice la monotonía / del reló».
Nacional, se le moteja de algo las circunstancias más o me­
En Baeza, soJitario, afianza su
que no es, y que demostró que nos tenebrosas de su acaba­
amistad con Unamuno, «El
no era cierto con bravura inte­ miento; sabemos de él que nos
gran don Miguel » --como é l le
lectual que le costó la vi d a. importa saber: que murió, s in
duda a lguna, tan noble mente Así dice en «Prosa varia ele la (6) Texlo adaptado al cuestionario ofi­
como había vivido (7). cial y aprobado por el Minislerio de Edu­ guerra»;
caci6n y Ciencia, según Orden del 9-
.. Para Jos amantes de lo anec­5-65,publicada en el .. B.O._ del Minisle­ (7) • Poesía y prosa varia de la guerra".
n·o de 24-5-65. dótico. la muerte de don Mi- Ed. Losada. ¡xig. 680.
101
­

COLLIOURE-HOTEL
BOUIGNOL-QUINTANA
9 de febrero de 1939
Sr. D. José Bergamln
Muy querido y admirado amigo:
Después de un éxodo lamentable. pasé la
frontera con mi madre, mi hermano José y
su esposa. en condiciones impeorables
(ni un sólo céntimo francés) y hoy me
encuentro en Collioure. Hotel Bougnol­
Quintana, y gradas a un pequeño auxilio
oficial con recursos suficientes para aca­
bar el mes corriente. Mi problema más
inmediato es el de poder resistir en Fran­
cia hasta encontrar recursos para vivir en
ella de mi trabajo literario o trasladarme a
la URSS, donde encontraria amplia y lavo­
rabIe acogida.
Con toda el alma agradezco los genero­
sos ofrecimientos de esa asociación de
escritores, muy espeCialmente los de Mr.
Jean Richard Bloch y el Prol. Cohen, pero
temo no solamente quedarme muy ais­
lado como usted indica, sino además no F.Cllmll d. 1, ultlm. Los grandes poetas españoles,
e.rUl •• erlt. por don disponer de medios pecuniarios para sin excepción, tomaron parte Anlonlo Mechaeso . ,
dirigid •• Jo" mantenerme con mi lamilia en esas casas por la República y ellos, con el
e . rUlmln, , 1 9 d,
y para trasladarme a ellas. Asi pues, el leb ... ro d. H131. pueblo, fueron sus mayores
problema queda reducido a la necesidad víctimas. A estos cinco poetas
hay que unir los nombres de de un apoyo pecuniario a partir del mes
León Felipe, Pablo Salinas, que viene, bien para continuar aqul en las
Cernuda, Altolaguirre, Reja­condiciones actuales, bien para trasla­
no, Rafael Alberti ---que del darme a alguna localidad no lejana donde
exilio vuelve- y Vicente Alei­poder vivir en un pisito amueblado en las
xandre, pájaro dolorido, que condiciones más modestas.
en su jaula aislado pasó la
Vea usted cuál es mi situación de hecho y guerra de España. Después se
cuál puede ser el apoyo necesario. les unirá Jorge Guillén, que se
exilia por su cuenta. ¡No hay Con todo el alma le agradezco sus cariño­
posibilidad de vivir en España sas palabras: nada tiene usted que agra­
con dignidad! decerme por las mias; son expresión muy
sincera, aunque todavía insuficiente de mi
admiración por su obra,
UN • PE RIODISTA
Si en estos dias cambiásemos de resi­
DE HONOR.,
dencia ya se lo haria saber telegráficamen­ F RAY LEON VILLUENDAS
te. POLO , OBISPO DE
TERUEL; UNAMUNO, Mientras tanto, mi residencia es siempre
MACHADO Y LA la misma.
GENERACION DEL 98
Le envia un fuerte abrazo su siempre su­
yo. En 1962, a propuesta de Ma­ANTONIO MACHADO
nuel Jiménez Ouílez, director
P. o: Muy afectuosos saludos de mi famila. De general de Prensa a la sazón,
Carlos Riba no tengo noticia alguna de que esté en siendo ministro de Informa­este pueblo.
ción y Turismo Manuel Fraga,
102

se le concedió el título de «pe­ muna. Un andaluz, comen­ Parece quieren decirnos: los
riodista de honor» a Fray León dieciocho años últimos son un tando el acto a la salida, ex­
de Villuendas Polo, obispo de clamó: «Si algún día ingreso paréntesis que hay que cerrar;
Teruel. Se destacaba entre sus en la Academia, desarrollaré y negada la fecundidad de la
méritos: «Escritor de innume­ Victoria de 1939, la salvación el tema: «Santa Teresa de Je­
rables artículos en «Vida So­ de la inteligencia española sús y la cupletista Lola FIa­
está en el entronque con Ma­brenatural », «Cultura Bíbli­ res».
ca», (Espiritualidad Seglar», chado, Unamuno, etc.». El señor obispo continuaba:
«El Español», «El Cruzado «Laín Entralgo dedicó gran Terminaba fray León, obispo
Español» y muchas otras ¡:e­ parte de su discurso acadé­ de Teruel, su flamante artí~
vistas. Obispo ya de Teruel, no mico a hablar ampliamente culo (no creemos le llevara
abandonó la pluma, y en el de Machado y más aún de éste a otorgarle el título de
diario local, «Lucha», publicó Unamuno. Don Gregario Ma­ «periodista de honor»), di­
cientos de artículos y notas rañón, en su discurso de con­ ciendo: «¡Pobre Educación
pastorales» (8). Entre estos testación, hizo la apología de Nacional si volviese a caer
artículos está el ti tul ado Unamuno». bajo su dirección!»
-véase la muestra- OTRA «Todo hace pensar que, en el La verdad, uno no comprende VEZ D. MIGUEL DE UNA­ fondo, este acto y otros que se que esto haya pasado en Es­MUNO, del citado periódico van sucediendo: la exaltación
paña y lo vivido callan­«Lucha», donde el ilustrísimo de Pío Baraja, de Ortega y do. Porque no está contado, señorobispo decía con motivo Gassec, de Unamuno, etc., van está vivido y sufrido. De «Pro­del discurso de recepción en la encaminadas a querer hacer verbios y Cantares», de don Real Academia Española de ver que el valor intelectual de Antonio, uno recuerda: Pedro Laín Entralgo: la España de hoyes herencia
« ... Doctor, ¿tendrá el estó­«El académico entrante, don del 98; que ~l neoinstitucio­
[mago vado? Pedro Laín Entralgo, enhebró nismo tiene que realizar el
-El vacío es más bien en la en una misma línea de 'espe­ empalme de lo actual con lo
[cabeza». ranza a San Agustín, a San anterior al 36, y esto no sólo
Juan de la Cruz, a Antonio desde el punto de vista lírico y
Machado y a Miguel de Una­ literario, sino en lo práctico y COLLIOURE y MACHADO
en orden a la ocupación de po­(8) Nofa facilitada por la Dirección
Pudo Antonio Machado haber General de Prensa al cO/fceder el tíwlo. siciones en todos los frentes.
103

sido enterrado en París, lo l-e­ después que él, la cedió una brir dónde reposan los restos
clamaron así los más insignes señora francesa, amiga ínti­ desu mejor poeta y un hombre
escritores franceses, posible­ ma de la dueña del Hotel excepcionalmente bueno.
mente en el Cementerio de BougnoJ-Quintana, donde se El RETRATO del poeta lo el ice
Pere-Lachaise, pero su her­ hospedaba. Está a un paso del tocio y Jo presagió todo:
mano Pepe prefirió hacerlo cementerio, con una caJle es­
«y cuando llegue el día del humildemente en Colliúure, trecha por medio. Se da la cir­
viaje, [último dada, decía, «la sencilla y aus­ cunstancia particular que la
y esté al partir la nave que tera manera de ser del Poeta)). wmba la cuidaba hace un par
[nunca ha de tornar,
y agregaba: «Yen él esperará de años una mujer viuda, En­
me encol'llraréis a bordo, li­hasta que la bárbara guerra carnación Quintana, que tiene
[gero de equipaje, termine con el triunfo de la li­ allí enterrado a su marido. Es
casi desrlLldo, como los hijos bertad y pueda ser trasladado origin3l-ia de la Cañada de
[de la mar». con la madre, y ya para siem­ San Urbano, barrio de Alme­
pre, a Madrid, la heroica ciu­ ría capital. Esta mujer ponía
dad ---capital de todas las Es­ flores sobre su lumbacasi dia­ EL PENSADOR
paiías- can tada por éh. riamente, así como los espa­
La tumba donde reposa con su ñoles que visitan Collioure Se est¡-echan las palabras en la
con el único objeto de deseu-madre, que murió dos días historia de Antonio Machado,
104

en que las imágenes fotográfi. nizante-, que no aparece en queel22 de febrero de este año
cas, no ya sólo se muevan,sino ninguna de sus profecías? El hizo cuarenta que murió. Y se
hubiera dicho, cuando se que hablen. chillen y berreen ofrece una coincidencia ¡m­
como demonios dentro de una inauguraba: ¡Ojo al sedicente ponante resaltada por Ed­
republicanismo histórico, ese tinaja. El día que ese engendro ward Baker (9), cierto parale­
se logre coincidirá con la ex­fantasma de la primera Repú­lismo entre Antonio Machado
tensión del empleo de los ve­blica! Porque los enemigos de y Antonio GI'amsci, el pensa­
nenos insecticidas al aniqui­esta segunda habrán de utili­dor italiano, recogidos en sus
zarlo, como los griegos utili­ lamiento de la especie huma­«Cuadernos de la cárcel..
na». zaron aquel caballo de made­Am bos eran grandes lectores
ra, en cuyo hueco vientre pe­de Hegel, pero en nuestro Los grandes poetas españoles,
netraron en Troya los que ha­poeta el idealismo supera al en su totalidad, cayeron del
bían de abrir sus puertas y materialismo gramsciano. lado de la izquierda unidos al
adueñarse de su ciudadela. Y «Porque justamente --dice pueblo. También la intelec­
perdonadme el empleo de un 8aker- lo que persigue Ma­ tualidad del mundo. El
símil tan poco exacto, porque chado en sus apócrifos es ese «bando nacional » se vio
este caballo de nuestros días a mundo de «artista posible» y pronto que luchaba contra la
que aludo no es tan de madera «obras de arte posibles», cuyo cultura y el desenvolvimiento
que ' no haya necesidad de fin es preparar el adveni­ económico normal de un país
echarle de comer y después de miento de un nuevo mundo que quería salir de siglos de
tomada la fortaleza». moral. Ahora, Machado, a di­ atraso. Así se comprenden las
ferencia de Gramsci, llega a No opinamos, lo dicho está víctimas elegidas de cuatro
sus conclusiones no por el ca­ inamovible en el tiempo. Al­ grandes poetas: Lorca, Una­
mino directo de la militación canza a esta naciente Monar­ muna, Machado, Hernández.
política, sino por otro más la­ quía que se quiere sacar ade­ (En el año 42 la guerra no ha­
beríntico del imperativo ético lante por llamados cauces bía terminado: se hacía den­
de sus maestros institucionis­ democráticos. Torpe es el es­ tro de las cárceles).
tas y su fe democrática (ro­ pañol ante la historia. Pensándolo bien, uno com­
mántica, en último término) «En otra profecía apres la Jet­ prende esa anotación a lápiz:
en las virtudes del pueblo es­ tre -dice Edward Baker-, «Ser o no ser», encontrada en
pañol. (10).
Mairena relaciona la concep­ el bolsillo del raído abrigo de
Nuestro don Antonio, ente­ ción cuantificadora del hom­ Antonio Machado. El «yo» de
rrado en Collioure (¿hasta bre con la forma de percep­ Machado, con la muerte cer­
cuándo?), no es sólo el poeta, ción cuantificada porexcelen­ cándole, pensaba que todo lo
es el discurso de su pensa­ da que es, para Machado, el había perdido España. Y que
miento discurriendo por su cine, y. en este casi, el cine so­ hasta era mejor morirse. Posi­
obra. Nosotros, ¿no sé por noro». Pone Machado al ha­ blemente él dejó parar la uni­
qué?, buscamos siempre al bla: dad de su inteligencia y de su
poeta ... Cuando Juan de Mal­ «El verdadero invento de Sa­ corazón. No iba a acabar de
rena es un pensador muy se­ tanás ... será la pel ícula sonora ver la tragedia . • J. M. N.
rio. Hemos de oírle (De polí­
tica): «¿Qué hubiera pensa­
do -dice Machado, «Juan
de Mairena»- de esta se­
gunda República -hoy ago-
(9) J. & L. IDEOLOGIES & UTERA·
TURE. Volumen J. Revista trilingl4e.
_Machado recuerda a Ptlblo 19lesiah.
Pdgs. JJ ti JI.
(10) AI/torlio Sátlchez Vdzquez.: .LAs
ideas estilicas de MarX. (Mixico. 1965),
ya anticipaba la coincidencia .d~de si·
tuaciones vitales disti"ttls •• de Anrolllo
Machado y Amonio Grornsci. cual/do
iste escribia: . La belleza no basta (en
literatura) •. Y Machado: _Escribir para
el pt4eblo -decía mi mat.'stro--, jqfle
mas quisiera yo! Deseoso de escribir
para e/pueblo, aprendí dei/cuanto pude.
mucho menOS. claro está, de lo que il
nollel. d. l. mu.rl. d. M.en.do, .n l. pr.n •• tr.nqullt • . sabe ...
105

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.