López Herrerías, J. A. (2005) Educación para una cultura comunitaria. Por una identidad metamoderna. Valencia, Nau llibres

De
Publicado por

Colecciones : Teoría de la Educación en la Sociedad de la Información, 2006, Vol. 7, n. 1
Fecha de publicación : 2006
El filosofo alemán K. Jaspers acuñó, en el siglo pasado, el término tiempo eje para referirse a aquellos periodosen los que coinciden algún tipo de crisis con el alcance de interesantes logros. El profesor López Herrerías recuperaeste concepto y mantiene que en la actualidad estamos viviendo un tiempo eje, entendiendo éste como unaoportunidad.
Publicado el : lunes, 20 de agosto de 2012
Lectura(s) : 8
Fuente : Gredos de la universidad de salamenca
Licencia: Más información
Atribución, No Comercial, Compartir bajo la misma forma idéntica
Número de páginas: 2
Ver más Ver menos
REVISTA ELECTRÓNICA - Teoría de la Educación: Educación y Cultura en la Sociedad de la Información.
Pres
Port
Mon
Núm
Ante
Con
Indz
Edic
Info
Suscribirse
Normas para Publicar
Enviar Artículos
Estadísticas
LÓPEZ HERRERÍAS, J. A. (2005)
Educación
para una cultura comunitaria. Por una identidad
metamoderna
. Valencia, Nau llibres, pp. 219 -
ISBN: 84-7642-716-6
El filosofo alemán K. Jaspers acuñó, en el siglo pasado, el término “tiempo eje” para referirse a aquellos periodos
en los que coinciden algún tipo de crisis con el alcance de interesantes logros. El profesor López Herrerías recupera
este concepto y mantiene que en la actualidad estamos viviendo un
tiempo eje
, entendiendo éste como una
oportunidad.
El contexto de la crisis es un mundo con múltiples fracturas, violento, obsesionado por el consumo, la
competitividad y la inmediatez. El autor realiza, en las páginas del libro que nos ocupa, una crítica de nuestras
sociedades y de los “códigos culturales” que justifican, mantienen y alientan el estado de las cosas. No menos
crítico se muestra con la educación y el sistema escolar actual, ya que considera que no favorece la “expansión del
espíritu”, y mucho menos la conciencia adecuada para afrontar los retos de nuestro tiempo. Entre éstos sitúa el de
conseguir unas relaciones respetuosas y justas entre los distintos grupos humanos y de éstos con el planeta.
Para superar el momento presente, el autor defiende la comunidad como la forma de vida más valiosa entre los seres
humanos, ya que genera relaciones de igualdad y ofrece la posibilidad de una existencia justa y libre para todos.
Para alcanzar este estado no es válido cualquier estilo de “conciencia personal”. El “yo” moderno, por sus valores
individualistas y jerárquicos, no puede afrontar los problemas de nuestro tiempo. El “yo” post-moderno es definido
como “diluido, epidérmico y advenedizo” por lo que tampoco se considera apto. El “yo” ultra-moderno no es
aceptable, según este autor, por cimentarse sobre valores individualistas, excluyentes y dogmáticos. Finalmente, se
llega al “yo” meta-moderno que se caracteriza por ser convivencial, comunitario y asentarse en la razón
comunicativa y el respeto del otro, por lo que el autor lo considera plenamente válido.
La educación debe conducir al individuo hacía ese “yo” meta moderno, para que la vida en comunidad pueda
desarrollarse basándose en el estilo de “conciencia personal” que favorece, de manera determinante, el encuentro
entre los seres humanos y entre estos con la naturaleza para alcanzar un desarrollo sostenible.
El profesor López Herrerías propone una educación que trabaje a favor de una idea compartida de comunidad. Esa
educación no puede ser el ente reproductor del sistema establecido sino que debe actuar como punto de apoyo para
la denuncia y la crítica constructiva. Es decir, debe establecer las bases para la formación de ciudadanos que sean
capaces de vivir en comunidad y de re-pensarla para mejorarla, cada uno desde su posición. Para el logro de estos
objetivos se requiere de unos aprendizajes nuevos que potencien el encuentro y las relaciones inter e
intracomunitarias.
En la propuesta sobre
qué aprender para ser comunitario
encontramos apartados tan sugerentes como “aprender a
saberse y saber seguro y abierto”, “aprender a repartir” y “aprender a abrirse”, entre otros. Este planteamiento nos
obliga a reconsiderar el “cómo” y el profesor López Herrería plantea la necesidad de contar con un espacio escolar
más participativo y colaborativo, que trabaje por la “competencia cooperativa” en lugar de por la “competitividad”
y que lo haga a través de “aprender para potenciar y responder”, “aprender con toda la persona”, “aprender
emocionalmente”...
Sin duda es una propuesta interesante en la que el autor a través de un estilo dinámico nos conduce a reflexiones
profundas sobre nuestra tarea docente.
http://www.usal.es/~teoriaeducacion/DEFAULT.htm (1 de 2)25/02/2009 14:17:50
REVISTA ELECTRÓNICA - Teoría de la Educación: Educación y Cultura en la Sociedad de la Información.
María José Bautista-Cerro Ruiz
© Ediciones Universidad de Salamanca.
Webmasters del volumen actual:
Francisco Ignacio Revuelta Domínguez,
Lourdes Pérez Sánchez
Correos electrónicos por orden:
fird@usal.es
o bien
lopesan@usal.es
http://www.usal.es/~teoriaeducacion/DEFAULT.htm (2 de 2)25/02/2009 14:17:50
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.