Las teorías de la guerra justa en el siglo XVI y sus expresiones contemporáneas

De

La parte medular de este libro está dedicada al análisis de las tesis de los teólogos y filósofos españoles del siglo xvi, quienes -desde Vitoria, Las Casas y Ginés de Sepúlveda hasta Acosta- debatieron acerca de la justicia de la guerra contra los indios. En los últimos años, el contexto teórico y político ha transformado y enriquecido los términos del debate. La filosofía política, que durante mucho tiempo sólo reconoció sus raíces anglosajonas y francesas, se interesa cada vez más por sus raíces hispánicas. Por otro lado, los debates sobre "la teoría de la guerra justa" han tomado, desde hace unos veinte años, una nueva actualidad, bajo el efecto de las teorías llamadas "del derecho de ingerencia" y de la empresa de filósofos estadounidenses que tienden a construir una teoría moral de la guerra justa, apta para legitimar el recurso a la fuerza, substituyendo a las instituciones internacionales. Los textos aquí reunidos tienen como objetivo, entonces, analizar no sólo el estado actual de las investigaciones, en Francia y en México, sobre el alcance de los debates del siglo xvi español, sino también sus prolongaciones más actuales.


Publicado el : miércoles, 24 de abril de 2013
Lectura(s) : 27
Etiquetas :
Licencia: Todos los derechos reservados
EAN13 : 9782821827950
Número de páginas: 368
Ver más Ver menos
Cette publication est uniquement disponible à l'achat
Portada

Las teorías de la guerra justa en el siglo XVI y sus expresiones contemporáneas

Gilles Bataillon, Gilles Bienvenu y Ambrosio Velasco Gômez (dir.)
  • Editor : Centro de estudios mexicanos y centroamericanos
  • Año de edición : 1998
  • Publicación en OpenEdition Books : 24 abril 2013
  • Colección : Historia
  • ISBN electrónico : 9782821827950

OpenEdition Books

http://books.openedition.org

Referencia electrónica

BATAILLON, Gilles (dir.) ; BIENVENU, Gilles (dir.) ; y VELASCO GÔMEZ, Ambrosio (dir.). Las teorías de la guerra justa en el siglo XVI y sus expresiones contemporáneas. Nueva edición [en línea]. Mexico: Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 1998 (generado el 17 diciembre 2013). Disponible en Internet: <http://books.openedition.org/cemca/556>. ISBN: 9782821827950.

Edición impresa:
  • ISBN : 9789703245192
  • Número de páginas : 368

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 1998

Condiciones de uso:
http://www.openedition.org/6540

La parte medular de este libro está dedicada al análisis de las tesis de los teólogos y filósofos españoles del siglo xvi, quienes -desde Vitoria, Las Casas y Ginés de Sepúlveda hasta Acosta- debatieron acerca de la justicia de la guerra contra los indios. En los últimos años, el contexto teórico y político ha transformado y enriquecido los términos del debate. La filosofía política, que durante mucho tiempo sólo reconoció sus raíces anglosajonas y francesas, se interesa cada vez más por sus raíces hispánicas. Por otro lado, los debates sobre "la teoría de la guerra justa" han tomado, desde hace unos veinte años, una nueva actualidad, bajo el efecto de las teorías llamadas "del derecho de ingerencia" y de la empresa de filósofos estadounidenses que tienden a construir una teoría moral de la guerra justa, apta para legitimar el recurso a la fuerza, substituyendo a las instituciones internacionales. Los textos aquí reunidos tienen como objetivo, entonces, analizar no sólo el estado actual de las investigaciones, en Francia y en México, sobre el alcance de los debates del siglo xvi español, sino también sus prolongaciones más actuales.

Índice
  1. Introducción

    Gilles Bataillon, Gilles Bienvenu y Ambrosio Velasco Gómez
  2. Discurso de apertura del coloquio

  3. Primera parte. En torno a la conquista de América

    1. Las razones de la guerra en Mesoamérica

      Alfredo López Austin
      1. LOS EXCLUIDOS EN EL GRAN DEBATE
      2. BOCETO DE UNA HISTORIA PARALELA
      3. TRAS LA CAÍDA DE TEOTIHUACAN
      4. EL EPICLÁSICO Y EL POSCLÁSICO
      5. LAS FUENTES DOCUMENTALES PARA EL ESTUDIO DEL POSCLÁSICO
      6. LAS CARACTERÍSTICAS POLÍTICAS DEL SISTEMA ZUYUANO
      7. TRAS EL ZUYUANISMO, EL RÉGIMEN DE LA ”ADOPCIÓN”
      8. EL DISCURSO BÉLICO
      9. LAS RAZONES DE LA GUERRA
      10. REFLEXIÓN FINAL
    2. Tratados novohispanos sobre la guerra justa en el siglo xvi

      Alberto Carrillo Cázares
      1. EL PENSAMIENTO DE LOS JURISTAS Y TEÓLOGOS DE MÉXICO (1530-1585)
      2. LA DUDA INDIANA EN ESPAÑA
      3. DIFERENCIAS DEL DEBATE EN ESPAÑA Y EN LAS INDIAS
      4. LA TEORÍA DE LA GUERRA JUSTA APLICADA A LA GUERRA A LOS INDIOS
      5. LA CONSULTA SOBRE LA GUERRA CHICHIMECA EN EL CONCILIO TERCERO PROVINCIAL MEXICANO (1585)
      6. CONCLUSIÓN
    1. Figura y configuración de ”enemigo americano” en las crónicas de Indias

      (Historia general y natural de las Indias de Gonzalo Fernández de Oviedo y la Historia de las Indias de Francisco López de Gómara)

      Louise Bénat-Tachot
      1. LOS ENEMIGOS CAPITALES DEL INDIO
      2. VARIACIONES SOBRE EL ENEMIGO AMERICANO
      3. DE LA GUERRA GLORIOSA A UNA GUERRA INFAME
      4. ¿LA GUERRA JUSTA?
      5. ¿QUÉ PASA EN EL NUEVO MUNDO?
      6. UNA TURBAMULTA MESTIZADA
      7. CONCLUSIÓN
      8. LÓPEZ DE GÓMARA O LA GUERRA EN LAS CUATRO PARTES DEL MUNDO
      9. LA PROYECCIÓN IMPERIAL
      10. CONCLUSIÓN
    2. De las ofensas contra los indios. La injusticia de la guerra y otras violencias, según el Padre Las Casas

      Jean-Pierre Clément
      1. LA GUERRA ES MORALMENTE INJUSTA
      2. LA GUERRA ES HUMANA Y SOCIALMENTE INJUSTA
      3. LA GUERRA ES POLÍTICAMENTE INJUSTA
      4. LA GUERRA ES ESPIRITUALMENTE INJUSTA
  1. Segunda parte. En torno a la legitimidad de la Conquista

    1. La polémica de la guerra de conquista en relación con México

      Mauricio Beuchot
      1. JOHN MAIR
      2. FRANCISCO DE VITORIA
      3. DOMINGO DE SOTO
      4. GINÉS DE SEPÚLVEDA
      5. BARTOLOMÉ DE LAS CASAS
      6. TORIBIO DE BENAVENTE O MOTOLINÍA
      7. VASCO DE QUIROGA
      8. JUAN DE ZUMÁRRAGA
      9. ALONSO DE LA VERACRUZ
      10. CONCLUSIÓN
    1. La teoría de la guerra justa y los bárbaros: Las Casas frente al Requerimiento, Vitoria y Sepúlveda

      Nestor Capdevila
    2. La crítica republicana a la guerra de conquista: fray Alonso de la Veracruz y Bartolomé de las Casas

      Ambrosio Velasco Gómez
      1. SOBRE EL DOMINIO DE LOS INFIELES Y LA GUERRA JUSTA DE FRAY ALONSO DE LA VERACRUZ
      2. COINCIDENCIAS REPUBLICANAS DE FRAY ALONSO Y LAS CASAS
      3. CONCLUSIONES
    3. Universalismo o relativismo de valores: el debate de Valladolid

      Gilles Bienvenu
      1. SEPÚLVEDA
      2. LAS CASAS
    4. El sacrificio humano: justificación central de la guerra

      Marialba Pastor
      1. LOS ASESINATOS Y LA LEY NATURAL
      2. LOS SACRIFICIOS Y LA ELEVADA RELIGIOSIDAD
      3. LAS EXPERIENCIAS CON LOS PAGANOS
      4. UN ÚNICO Y ETERNO SACRIFICIO HUMANO
  1. Tercera parte. Las expresiones contemporáneas

    1. Guerra justa y guerras civiles

      Marie-Danielle Demélas
      1. EL PENSAMIENTO CLÁSICO NIEGA LA GUERRA CIVIL
      2. ¿CÓMO SE HIZO POPULAR LA GUERRA CIVIL?
      3. CURAS Y CAUDILLOS
      4. GUERRILLEROS, BANDOLEROS Y PUEBLO EN ARMAS
      5. RENACIMIENTO DE LAS JUSTIFICACIONES DE LA GUERRA
    2. Michael Walzer, Carl Schmitt y el debate contemporáneo sobre la cuestión de la guerra justa

      Étienne Balibar
      1. UNA GUERRA DE AGRESIÓN
      2. SOMETER LA ONU
      3. WALZER Y LA TRADICIÓN ESCOLÁSTICA
      4. SCHMITT: LA GUERRA CONTRA LOS ”ENEMIGOS LEGÍTIMOS”
      5. A MODO DE CONCLUSIÓN
    3. Las justificaciones de la guerra y el expansionismo: la rebelión de Texas y la invasión americana

      Miguel Soto
    4. Formas y prácticas de la guerra de Nicaragua en el siglo xx

      Gilles Bataillon
      1. CRONOLOGÍA
      2. INSCRIPCIÓN EN UN CONTINUUM SOCIOHISTÓRICO
      3. LA VIOLENCIA: UNA MODALIDAD DE ACCIÓN LEGÍTIMA Y CODIFICADA
      4. EL AGOTAMIENTO DE LOS MODELOS GUERREROS Y EL DESCUBRIMIENTO DE LOS ESQUEMAS DEMOCRÁTICOS
    5. Narcotráfico, violencia política y políticas estadounidenses en Colombia durante los noventa

      Bruce Michael Bagley
    6. Jus in bello: terrorismo y daño colateral

      Farid Kahhat
      1. DAÑO COLATERAL
      2. TERRORISMO
    1. La yijad: recepciones y usos de una exhortación coránica de ayer a hoy

      Hamit Bozarslan
      1. LA VIOLENCIA EN LOS TEXTOS SAGRADOS
      2. LA FORMACIÓN DE UNA DOCTRINA POLÍTICA MUSULMANA
      3. MOVIMIENTOS DE OPOSICIÓN EN LOS SIGLOS xix Y xx
      4. DE SAYYID QUTB A LA REVOLUCIÓN IRANÍ
      5. EL RADICALISMO DE LOS AÑOS OCHENTA Y NOVENTA
      6. AL QAEDA O EL NUEVO RADICALISMO ISLAMISTA
      7. LA ”CASA DE LA GUERRA” Y LA VIOLENCIA AUTOSACRIFICIAL
      8. A MODO DE CONCLUSIÓN
    2. Reconfiguración de la guerra justa en el derecho internacional contemporáneo

      Agnès Lejbowicz
      1. BREVE RECUENTO HISTÓRICO: DE LA GUERRA JUSTA A LA GUERRA LEGAL, Y DE LA GUERRA LEGAL A LA GUERRA ILÍCITA
      2. LA ILICITUD DE LA GUERRA
      3. NUEVAS JUSTIFICACIONES DE LA GUERRA: DERECHO DE INJERENCIA Y ACCIÓN DE POLICÍA
      4. CONCLUSIÓN
    3. En torno a la Comunidad Internacional

      Hubert Védrine

Introducción

Gilles Bataillon, Gilles Bienvenu y Ambrosio Velasco Gómez

1Los textos que componen este volumen fueron preparados originalmente para el coloquio ”Las teorías de la guerra justa en el siglo xvi y sus expresiones contemporáneas”, efectuado en la ciudad de México del 1 al 4 de abril de 2003 y organizado por el Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos (cemca), la División de Historia del Centro de Investigación y Docencia Económicas (cide), la Embajada de Francia, y la Facultad de Filosofía y Letras de la unam a través del proyecto ”Republicanismo, ciudadanía y multiculturalismo”. Auspiciado por la Facultad de Filosofía e inaugurado por Philippe Faure, embajador de Francia en México, y Silvio Zavala, profesor emérito del Colegio de México, este coloquio surgió de la coyuntura política internacional del momento, y de la necesidad de reflexionar sobre los debates en torno a la posibilidad de una guerra en Irak y de la legitimidad o ilegitimidad de esa guerra.

2Dos hechos llamaron particularmente nuestra atención. El primero tiene que ver con el resurgimiento, en la mayoría de los argumentos intercambiados por partidarios y opositores a aquella guerra, de las temáticas de la ”guerra justa” — resurgimiento por lo demás, claramente explícito en ambas posturas. También nos pareció digno de ser comentado, el gran debate que suscitó el argumento del multilateralismo. La Carta de América, publicada el 14 de febrero de 2002, por Michael Walzer (autor del famoso Just and unjust wars), y otros destacados intelectuales norteamericanos (Francis Fukuyama, Samuel Huntington, Robert Putnam, Michael Novak, Theodor Skocpol, entre otros), en la cual se declararon a favor de la guerra; es una excelente muestra del tono de estos debates. Sus argumentos planteaban que ”la razón moral universal, en otras palabras la ley moral universal, puede y debe aplicarse a la guerra”, que ”existen verdades morales universales” y que éstas ”valen para todos”. Los firmantes de aquella carta añadían — apoyándose en San Agustín — , ”que la primera justificación moral de la guerra es la protección del inocente en contra del mal” y escribían lo siguiente: ”Si se tiene la prueba irrefutable que el uso de la fuerza puede impedir la matanza de inocentes incapaces de defenderse a sí mismos, entonces el principio moral del amor al prójimo nos ordena emplear la fuerza”. Comentaban que si ”algunos piensan que el uso de la fuerza debe estar aprobado y respaldado por una instancia internacional reconocida, como la onu, tal propuesta es por lo demás, cuestionable. Esto es una novedad — continúa su argumento — : históricamente la aprobación internacional nunca fue considerada por los teóricos de la guerra justa como una exigencia justa. Además nada prueba que una instancia como la onu sea la mejor para decidir cuándo y cómo se puede recurrir de manera justificada a la fuerza. Hacer de la onu la pálida imitación de un Estado para reglamentar el uso de la fuerza tendría algo de suicida”. Algunos intelectuales neoconservadores como Bernard Lewis o Fouad Ajami, subrayaron que parte del mundo árabe musulmán debía ser ayudado a progresar, y esto aunque fuera en ciertas ocasiones contra su voluntad.

3Frente a estas opciones, algunas grandes voces internacionales, como el secretario de la onu, Koffi Arman, el representante de la Unión Europea, Javier Solana, o Juan Pablo II, subrayaron la necesidad de acudir al multilateralismo, ante la pretensión de un Estado — en este caso Estados Unidos — de pensarse y de actuar etnocéntricamente, como si fuera la encarnación de valores universales. Una posición alternativa fue propuesta por Pierre Hassner, reconocido internacionalista francés quien, basándose en el análisis de las recientes intervenciones de la otan en Kosovo, así como de la primera guerra de Irak, subraya la necesidad de acudir a otras posturas matizando tanto las teorías de la guerra justa como la fe ciega en el multilateralismo.

4Tomando en cuenta la manera en la cual estos debates retomaban sus argumentos de los grandes debates en torno a la noción de guerra justa, o de seguridad colectiva a través del multilateralismo, nos propusimos invitar a reflexionar más allá de la actualidad inmediata. Quisimos reflexionar no sólo en tomo a las teorías de la guerra justa y del multilateralismo, sino analizarlas a la luz de estudios de caso concretos en los cuales estas teorías fueron o siguen siendo consideradas.

5Nos pareció conveniente que los conflictos en torno a la conquista de América fueran el punto de partida de nuestra reflexión. Así, el libro comienza con el trabajo de Alfredo López Austin (unam) que nos presenta ”Las razones de la guerra en Mesoamérica”, mientras Alberto Carrillo Cázares (Colegio de Michoacán) comenta los debates teológico-políticos relativos a la conquista de los chichimecas y Louise Bénat-Tachot (Universidad de Marne-la-Vallée) analiza ”las figuras y la configuración del enemigo americano” en las Crónicas de las Indias de Gonzalo Fernández de Oviedo y de Francisco López de Gómara.

6Un segundo grupo de trabajo se enfocó a analizar los debates en torno a la legitimidad de la conquista. Mauricio Beuchot (unam) presenta las ”controversias sobre la guerra justa durante la Colonia”, mientras Jean-Pierre Clément (Universidad de París iv) discute los argumentos desarrollados por Las Casas en su Historia de las Indias y Nestor Capdevila (Universidad de París xii) confronta los argumentos lascasianos a los de Sepúlveda y Vitoria. Gilíes Bienvenu (Embajada de Francia) destaca los fundamentos ”humanistas” de la defensa del derecho de los españoles a hacer la guerra a los indígenas planteados por Sepúlveda y propone observar en la Controversia de Valladolid, la primera expresión moderna de un debate que no deja de crecer desde entonces y opone los defensores de valores universales del derecho a los teóricos del relativismo absoluto de los valores. Ambrosio Velasco (unam) reconstruye las ideas republicanas y multiculturalistas de Bartolomé de las Casas y fray Alonso de la Veracruz como fundamento de la crítica a la legitimidad de la guerra de conquista y del dominio español. Marialba Pastor (unam) analiza las limitaciones de la visión cristiana del sacrificio en Nueva España.

7¿Cómo pensar las teorías de la guerra civil, de la justicia y de la soberanía? constituye el telón de fondo de las contribuciones de Marie-Danielle Demélas (Universidad de París iv), quien examina las teorías hispánicas de la guerra civil del siglo xvi, y de Étienne Balibar (profesor emérito de la Universidad de París i) en su análisis de las antinomias schmittianas relativas a la justicia y a la soberanía. Miguel Soto (unam), Gilíes Bataillon (cemca-cide), Bruce Bagley (Miami University-cide) examinan las justificaciones de la guerra durante la rebelión de Texas, las guerras nicaragüenses de los siglos xix y xx y la guerra colombiana de las ultimas décadas del siglo xx respectivamente. Farid Kahhat (cide) reflexiona en torno a ”Jus in bello, terrorismo y daños colaterales” en las guerras en Cercano y Medio Oriente, mientras Hamit Bozarslan (ehss) analiza la guerra justa en el Islam, tanto en la doctrina clásica como en sus percepciones actuales. Agnès Lejbowicz y Hubert Védrine (ex Canciller de Francia) subrayan cómo la problemática de la guerra justa ha sido remodelada por el derecho internacional contemporáneo.

8Como puede observarse, el libro reúne un amplio conjunto de trabajos que desde la historia, la antropología, la filosofía, el derecho, la teoría política y la sociología buscan comprender y esclarecer el problema de la justificación de las guerras. También se muestra cómo este problema ha sido desde hace casi cinco siglos una cuestión de intenso debate, aún no resuelto en forma definitiva. Muchos de los argumentos y contraargumentos que se elaboraron en las controversias en torno a la conquista de América, se continúan esgrimiendo en nuestros días para justificar o condenar guerras como la de Irak.

9Además, es importante destacar la afinidad de preocupaciones intelectuales, éticas y políticas del nutrido número de académicos de diversas instituciones de México y Francia que se reunieron en este coloquio internacional para dialogar y poner en evidencia la relevancia de las humanidades y las ciencias sociales para la comprensión crítica de uno de los más grandes problemas del mundo actual. Esperamos que este volumen aliente más esfuerzos de colaboración entre universidades de estos dos países.

Discurso de apertura del coloquio*

1En el momento en que abro este coloquio sobre las teorías de la guerra justa, una guerra acaba de comenzar en Irak. Esta guerra estuvo precedida, más que ninguna otra en mucho tiempo, por un intenso debate mundial acerca de su legitimidad.

2Todos aquellos que conocen el ritmo necesario para la organización de un coloquio como este, que moviliza a unos veinte investigadores reconocidos, así como a personalidades francesas y mexicanas, que representan a numerosas universidades de los dos países, y que se apoya en tres estructuras de gran importancia — la Embajada de Francia y el cemca por un lado, la unam y el cide por otra parte— todos ellos saben muy bien que un coloquio de esta naturaleza no se ha organizado como respuesta a la actualidad inmediata. La coincidencia de este coloquio con la actualidad debe sin embargo invitarnos a reflexionar.

3Todos nos percatamos perfectamente de que el mundo, la comunidad internacional, están en un momento crucial. Desde 1945 hasta 1990, habíamos vivido en un mundo de equilibrio. Equilibrio en el terror, ciertamente, entre dos bloques dotados del arma nuclear. Pero también, de alguna manera, equilibrio institucional: la Organización de las Naciones Unidas, creada en 1945 para evitar el retorno de los conflictos de gran envergadura, desempeñó un papel cada vez más importante, y de hecho eficaz (a pesar de algunas fallas, a veces trágicas), en la estabilización de las relaciones internacionales. Un órgano de diálogo al más alto nivel entre las potencias, que asocia a todos los continentes, funcionó, se afirmó y permitió superar muchas crisis y tensiones. En pocas palabras, el multilateralismo se convirtió en una cuestión cotidiana. En cada región y a veces en cada subregión, se desarrollaron organizaciones multilaterales. Algunas, como la Unión Europea, alcanzaron en 45 años resultados admirables.

4En la revista Foreign Affairs, el universitario G. John Ikenberry1 describió recientemente los efectos positivos de esta estabilización del orden mundial (”Una coalición global de estados democráticos relacionados entre ellos por el mercado, las instituciones y las organizaciones de seguridad”) y subrayó el papel esencial y positivo desempeñado por Estados Unidos para alcanzar este resultado, desde los años 1940 a 2000.

5Este multilateralismo no es perfecto. Algunos señalan que las grandes decisiones descansan sobre un colectivo de potencias que no tienen ni los mismos valores, democráticos, por ejemplo, ni las mismas prácticas — en cuanto al respeto de los Derechos Humanos — . Esto es cierto. Este multilateralismo representa el mundo tal como es y no como un espíritu puro podría desearlo.

6Pero hoy vemos este multilateralismo, que tendía a afirmarse como fuente esencial de legitimidad en las relaciones internacionales — y principalmente en la gestión de crisis y conflictos — , lo vemos cuestionado a la vez teórica y prácticamente.

7Teóricamente, en primer lugar: intelectuales —en Estados Unidos principalmente— emprendieron la deslegitimación del sistema multilateral, y la búsqueda de otras fuentes de legitimidad en las relaciones internacionales. Uno de ellos, Michael Walzer, en un libro de mucho impacto publicado hace ya algunos años — Guerras justas e injustas — se propuso como objetivo construir una teoría moral de la guerra justa, cuya validez sería universal porque se apoyaría en valores admitidos por todos, en todas partes, y de manera transhistórica. La tesis de Michael Walzer se convirtió, el 14 de febrero de 2002 en la tesis del conjunto de los medios intelectuales favorables a la adopción por Estados Unidos de una nueva postura estratégica que relega el multilateralismo al estante de los accesorios obsoletos. Ese día, en efecto, numerosos periódicos a través del mundo publicaron una ”Carta de América” que emanaba del Institute for American Values y que reunía la firma de sesenta universitarios de entre los más prestigiosos de Estados Unidos, y entre los cuales destacan Francis Fukuyama, Samuel Huntington, Roger Putnam, Michael Novak y por supuesto Michael Walzer.

8Los signatarios de este texto consideran ”que la razón moral universal, en otras palabras la ley moral natural puede y debe aplicarse a la guerra”. Y afirman su convicción de que ”existen verdades morales universales (que los fundadores de nuestra nación — Estados Unidos — llamaron leyes de la naturaleza y de la naturaleza de Dios) y que valen para todos”.

9Basados en ello, y después de haber invocado a San Agustín para establecer que ”la primera justificación moral de la guerra es la protección del inocente contra el mal”, los firmantes escriben: ”Si se tiene la prueba irrefutable de que el uso de la fuerza puede impedir la matanza de inocentes incapaces de defenderse a sí mismos, entonces el principio moral del amor al prójimo nos ordena emplear la fuerza”. ”Algunos piensan, añaden, que [si] el uso de la fuerza debe estar aprobado y respaldado por una instancia internacional reconocida, como la onu, tal propuesta es por lo demás, cuestionable. Esto es una novedad: históricamente la aprobación internacional nunca fue considerada por los teóricos de la guerra justa como una exigencia justa. Además nada prueba que una instancia como la onu sea la mejor para decidir cuándo y cómo se puede recurrir de manera justificada a la fuerza. Hacer de la onu la pálida imitación de un Estado para reglamentar el uso de la fuerza tendría algo de suicida”.

10Cuatro meses más tarde, el presidente de Estados Unidos hacía públicas, en West Point, las grandes líneas de la nueva doctrina estratégica de su país, marcada principalmente por la adhesión al concepto de guerra preventiva. Como hizo hincapié G. John Ikenberry en el artículo de Foreign Affairs que ya cité, este concepto ”entra en contradicción con las reglas internacionales fundadas en la legítima defensa y con las normas de la onu, y principalmente con el artículo 51 de la Carta [de las Naciones Unidas].2 Además conducen a una redefinición del concepto de soberanía de los Estados — un gobierno, el de Estados Unidos, se adjudica la autoridad de determinar cuándo un país ha perdido su derecho a la soberanía y eso, sobre la base de previsiones”.

11Otros intelectuales, en Estados Unidos igualmente, como por ejemplo los neoconservadores Bernard Lewis de la Universidad de Princeton o Fouad Ajami, de la Johns Hopkins University, consideran que a esta o aquella parte del mundo, árabe, por ejemplo, se le debe ayudar a unirse al movimiento del progreso, por su interés, y, si lo fuese necesario, contra su voluntad.

12Vemos así como poco a poco se va sustituyendo la idea de un mundo pluripolar, que dialoga en instancias multilaterales, con la idea de un mundo en desequilibrio, en donde los valores concebidos como universales, defendidos por tal o cual potencia, deberían ser impuestos por la fuerza a este o aquel componente de la comunidad internacional. Un debate mundial se crea en torno de esta visión de las cosas y de los riesgos que comporta. Grandes voces, como las de Kofi Arman, Secretario General de las Naciones Unidas, Javier Solana, alto representante de Europa para la política extranjera, Juan Pablo II o Carlos Fuentes, se alzaron para reafirmar el papel central de las organizaciones multilaterales frente la auto proclamación de Estados Unidos como defensor de los valores universales.

13Y es porque algunos de nosotros, en la Embajada de Francia o en la unam, compartíamos estas preocupaciones, estas interrogaciones, que la idea de un coloquio sobre las teorías de la guerra justa nació. Diría incluso que fue madurando al ritmo de la crisis iraquí, al grado que los dos acontecimientos, el grande y el pequeño — la guerra y la reflexión sobre la guerra — coinciden hoy en tiempo. Bastaría para probar que el mundo de las ideas no siempre tiene la autonomía y la distancia que se le atribuye a veces respecto al mundo real.

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.

Difunda esta publicación

También le puede gustar

Repúblicas en armas

de institut-francais-d-etudes-andines

L'Arté de la Guerra

de editions-rheartis

El dibujo arqueológico

de centro-de-estudios-mexicanos-y-centroamericanos

La Mitad del mundo

de centro-de-estudios-mexicanos-y-centroamericanos

Política e identidad

de centro-de-estudios-mexicanos-y-centroamericanos

siguiente