Fernandinos y liberales: El golpe de estado de Aranjuez

De
Publicado por

Colecciones : Tiempo de historia. Año IV, n. 46
Fecha de publicación : 1-sep-1978
Publicado el : viernes, 01 de septiembre de 1978
Lectura(s) : 28
Fuente : Gredos de la universidad de salamenca
Licencia: Más información
Atribución, No Comercial, Compartir bajo la misma forma idéntica
Número de páginas: 14
Ver más Ver menos

40

----------------------------------------I~
Fernandinos y liberales:
El golpe de estado
de Aranjuez
Ricardo Lorenzo Sanz y
Héctor Anabitarte Rivas
Asimismo, los. ferna ndinos L 13 de marzo de 1808, mientras Joaquín
ven en esta decisión de Godoy M urat, general en jefe de las tropas fran­
el forta lecimiento de Carlos E cesas y lugarteniente de Napoleón Bona­ IV.
parte, llega a Burgos, Manuel Godoy se traslada
El clima en la capital se pone
desde Madrid a Aranjuez, con el propósito de pro­ aún más tenso cuando' Josefa
Tudó, condesa de Castillo Fiel, poner a Carlos IV, la urgente necesidad de que la
de quien se sabe públicamente familia real viaje a lugar seguro, lejos de los ejérci­
que es la amante de Godoy,
tos franceses, ya que éstos se desplazan por territo­
hace prcpa¡-ativos pl'Opios
rio español sin informar sobre sus planes y movi­ para un largo viaje.
mientos al gobierno español. Luego de conferen­ Godoy afirma en sus Memo­
rias que la partida de los reyes ciar con Godoy, el rey comunica a los ministros su
y de la familia real en general deseo de trasladarse a Sevilla. El ministro Caba­
podía salvar la monarquía
llero se opone al viaje argumentando que el mismo
borbónica. Los panes que re­
molestará a Napoleón y que el pánico cundirá en cibla avisando la rápida mar­
cha que traían los dos ejérci­Madrid.
tos franceses que operan en e l
país, rcfuc¡'za su decisión. De­
cidida la partida para el 17, r.A mayoria de los decti· del ConseJo, corond Carlos
I..:!'J vos militares de la guar­ Vclasco, que publique un «si el 16 no era posib le .. , Car­
nición d~ Madi-id comienzan a bando para calmar los áni­ los IV firma un escrito, el cual
mos. Vclasco por su pal-te se trasladarse a Araniucz, par-a sería dado a conocer a la na­
proteger y custodiar a la Fa­ dirige al Consciv para que éste ción el m ismo día de su pal-ti­
/':"xponga a Carlos IV las fatales da, el cual no llega a difundir­milia Real 'en su viaje. Este
desplazamiento de tropas. or­ consecuencias dd proyecto. se. Godoy 10 reproduce en sus
En la Corte son muchos los Memorias y no caben dudas denado por Godoy, mediante
un decreto que lleva su fi r­ que es el Príncipe de la Paz que temen qUI;! el poder real se
quien lo redacta. En dicho do­ma en su calidad de gene­ lrasladt., a Sevilla y de allí a
Amcrica, como lo hicicra la cumento el rey expresa que ralisimo-almirante. inquieta
casi desde los primeros días de a los madrileños. El capi­ familia real portuguesa. E!:>te
su reinado. la paz de Europa tán general de Castilla la Nue­ cambio preocupa a muchos
estuvo perturbada por la revo­micmbl'Os de la Corte, pues se va, Francisco Javier Negre­
lución francesa, y que su más te -por indicación de Go­ ven desplal.ados de la posición
[¡¡-me propósito fue el de ~di· privilegiada que detentan. doy- l.c pide al gobl'rnador
41

«irremediable», y manifiesta
su fidelidad a los pactos
Ndm. J. franco-españoles, «sin que me •
quede duda a lguna de que el
emperador de los franceses,
tan grande amigo mío, querrá
DE VALENCIA observarlos igualmente por la GAZETA
suya». 1?ice no extrañarse de
la presencia militar gala en
DBL MARTBS 7. DE JUNIO DJi I808 Territorio español, just ¡ficada
por pactos y por la pOSibilidad
de un ataque inglés, pero es
firme el documento en la pre­
tensión de Napoleón de ceder ANUNCIO.
territorio español, justificada
a cambio de zonas de provin­Como el PdbliCG ,"6 hondamente con"'1tCia~ 4e la. eaTumn;a.,
cias españolas fronterizas con M"tifieio, empleado, por Murat, '''' Agente, para deslumbrarlo
Francia, corriendo los límites , elela'lJiiarlo. ap6nal nos deltndremol en desvanecer todo djJr­
entre ambos Estados a la línea
"'&0 in'(pido de impostura, e'parcida, In los Periddicos dI! 1111.1-
del Ebro. Finalmente Carlos _nel. porque ereerlamo, desperdiciar el tiempo. y humillarnos
IV expresa que censura la pre­
n ,1 combat, eon unos "eNIOT" vendido, al de'potismo , y que
sencia francesa en el «centro
, •• ¡tutam,nte It han grangeado la u:4crae;on , y el des­
de mis reinoslt y que en tales
pre~o del Público.
circunstancias se ve obligado
a retirarse, .donde en perfecta
libertad, sin semejanza al­Bayona ~¡:¡. de May".
guna de obsesión o ·violencia,
No podemos prescindimos de dar una breve noticia de lo pueda seguir mis relaciones y
OCarrido con nues tro augusto Soberano Fernaodo VIL desde IU
entenderme francamente con
llegada IÍ esta Ciudad.
mi íntimo a liado".
Llegó á la. 2. de la tarde del 'lo. de Ahrif: habían salido Pero la presión de los fernan­
" recibirle. para deslumbrarlo mejor, el Princip! ele Neuf~·hu· dinos y el malestar de la po­
t~l. y el Mayordomo mayor Duroc, con varios G!n!rJl:s y blación, llevan a Carlos' IV a
Edecanes. que Jo acompañaron hasta su alojami~nto. Nlp"l~on postergar e l viaje. Ni siquiera
¡nsiguiendo en su artificioso sbteml, y con el ánimo dI! sor­ parece conmoverlo una nota
pr!llderJo mejor, le hizo varios obsl!quios. y d.!mo:;[r.:lciv:l~s de del embajador francés,
amistad y de franqueza. dándole una gran gU:lr.:Ii:I, a.:ompl.­ Beauhamai~, en la que se dice
ti.:índ()l~ en la m<.:'sa y en los f~tines, y I1l1nifesU!llol .! Illlh:h:t que las tropas impcl-iales del
adh..'sion há.:ia su p~rsona. P~ro Jquál d.!bi6 ~er" La s 'lrpr. s.J do! ejército de observación de las
nu .stm :I1Jl1do Sob'!r1no, (]lnndo en la primertl S ... sinn J.: pro­ costas atraviesan en dirección
puso la abdie:leioll d! b Corona de ESr:uia, su promn.:iul! al a Andalucía por las inmedia­
trollo d>! E:ruria, y el elll.1..:e con su liobrina? Nu.!strIJ j.iv.:n ciones de Madrid, y que se
avisa al gobierno español para
que prepare los acopios nece­
L. _GACETA DE VALENCIA. Inlorm. que. en e.yon., Femendo VII /'t. aldo delenldo 001"
sarios y subsistencias de las N.poleón: lod. lIullón .. d.numb •.•.
tropas, cuyo número podría
ascendel- a cincuenta mil efec­
tivos. Pero el I-ey llama a su
benar mis pueblos del incen­ e independencia de la monar­ primer ministro y le ordena
dio que fue empujado a todas quia en sus dominios de amo que I-edacte una proclama ne­
partes; y con la ayuda divina. bos mundoslt. Carlos rv se re­ gando la inminencia del viaje
ora en guerra ora en paz, he fiere a su deseo de vivir en paz y que se evite toda observa·
conseguido traspasar y hacer­ con Francia, "acostumbrados ción que pueda molestar a
los traspasar incólumes, porel a vivir con ella en paz hace ya Napoleón. Con fecha 16 de
largo espacio de diez y nueve un siglo lt y hace alusión a la marzo, ésta es divu lgada:
años, todos los grandes riesgos catástrofe dt' Trafalgar, pero «Amados vasallos mios: Vues­
de que muy pocas naciones y sin hacer responsable a Napo· tra noble agitación en estas
gobiernos han podido liberar­ león de la misma. La guerra circunstancias es un nuevo
se.salvasiempre la integridad con Portugal es calificada de testimonio Que me asegura de
42

gala. El inusitado . Amados los sentimientos de vuestro león. Político hábil entiende
vasallos míos», así da comien­corazón; y Yo , que cual padre cuáles son los propósitos del
zos la proclama, recuerda a tierno os amo, me apresuro a emperador y sabe que su pa­
las comedias de Calderón de la consolaros en la cual angustia pel en el gobierno español, y
Barca, asombrando a la po­que os oprime. Respirad tran­ su poder, le mo\es\an. E\ em
blación el tono que usa el rey quilos: sabed qucel ejército de bajador Beauharnais creía
para dirigirse a sus súbditos. mi caro aliado, el Emperador que Napoleón intentaba de­
de los franceses, atraviesa mi rribar a Godoy y quizás, obte­Esta postergación favorece los
reino con ideas de paz y de ner la abdicación de los reyes, planes de Napoleón, que con
amistad. Su objetu es trasla­ y colocando en el trono a Fer­cautela y sembrando la confu­
darse a los puntos que ame­ nando, casado con una sobri· sión, trata de apoderarse de
naza el riesgo de algún de­ na de la emperatriz, se fundi­España. En estas circunstan­
rían ambas dinastías. sembarco del enemigo, y que cias Fernando, el Príncipe de
la reunión de los cuerpos de Asturias, desea ser protegido El plan de Godoy es trasladar
mi guardia ni tiene el objeto porel emperador, y casándose el trono español al Nuevo
de defender mi persona, ni con una parienta suya, aspira Mundo, y desde alli, lejos del
acompañarme en un viaje que a reemplazar a su padre en el poder francés, ya que los ma­
la malicie os ha hecho suponer trono. Es Godoy, el mayor res están bajo el control de los
que preciso. Rodeado de la responsa ble de la alianza con británicos, organizar la lucha
acendrada libertad de mis va­ Francia, concertada mediante contra los invasores. Además,
sallos amados, de la cual el tratado de San I1defonso de Carlos IV estaría en mejores
tengo tan irrefragables prue­ 1796, una de cuyas conse­ condidones para forma'tizar
bas, ¿qué puedo Yo temer? Y cuencias es la pérdida de la alianzas con Inglaterra y por
cuando la necesidad urgente Oota en Trafalgar, la invasión otra parte, se espera que la
lo exige, ¿podría durar de las de Portugal y la presencia mi­ presencia real en América
fuerzas que sus pechos gene­ litar francesa en el país, quien calme las intenciones inde­
rosos me ofrecerían? No: esta propone enfrentar a Napo- pendentistas de los criollos.
urgencia no la verán mis pue­
blos. Españoles, tranquilizad
vuestro espiritu; conducios
como hasta aquí con las tro­
pas del aliado de vuestro rey,y
veréis en breves días restable­
cida la paz de vuestros cora­
zones, y a MI gozando la que el
cielo me dispunsa en el seno de
mi familia y vuestro amor».
El decreto real apacigua los
ánimos y una muchedumbre
se reúne en el Palacio de Aran­
juez, dando repelidos vivas a l
rey y a la familia real , que se
asoman a los balcones para
agradecer la demostración .
Pero esa misma noche las tro­
pas de Madrid salen de la ciu­
dad en dirección a Aran,iucz,
lo que disipa el entusiasmo
suscitado por la proclama,
que leida con detenimiento,
evidencia la gravedad del
momento: se pide dar la bien­
venida a los franceses pero en
un párrafo antes se subraya
que ell'ey no duda de las fuel'­
zas de los pechos generosos de
sus vasallo!:> en caso de necesi­
dad. Trasciende el temor del Godoy. II m.no derlchl di ClrlOI IY , .Ir •• Ilvldo del Ilnehlmlln.., popullf qUI ICI.O
m.recll por lo. ,,.nOl .. I, qu ... lpod.rlrin d. 'L rey ante la presencia militar
43
­

EI30 de uctubre de 1807, en El ción a Segovia y El Escorial. Mural, cuñado de Napoleón,
Escoria l, Godoy logró abortar Esta amenaza es percibida también aspira al trono de
por Godoy y alienta a los par­ una sedición de fos fernandi­España. Sus tropas marchan
tidarios dI! Fernando que es­ nos. El sacerdote Juan Es­hacia Somosierra y Madrid. y
tán dispuestos a dar un golpe cóizquiz fu e su jefe. y uno de Pedro An tonio Dupont de
de Estado, el cual será disfra­ los argumentos de los conspiL'étang, jefe del otro ejército
zado como un motín popular. radores era el hecho de que e l francés. se encamina en direc-
Príncipe de la Paz había mar­
ginado de los asuntos de Es­
tado al príncipe heredero,
NUM.' 5.' quien no participaba de las
I.UCINDO reuniones del Consejo como
era tradicional que lo·hicieran
'A LOS VALENCIANOS. los príncipes de Asturias, para
familiarizarse con los asuntos
Mas se ha hablado de Patria en estos seis del gobierno. Molestaba el
poder de Godoy. que gozaba anos que en seis siglos: .todos ¡nVocaA la patri .. :
de toda la confianza de la rei.
todos la tienen pendiente de sus l¡¡bios. y por le na, cuyas relaciones íntimas
que he visto. oido y ldclb, e.t;i .voz no tiene se remontaban a cuando Go­
doy prestaba servicio como etra significadon que la que cada uno quiere dar­
guardia de corps, cuando te·
le. lnfdiz patria, dice UII malvado, un ladro .. , nía 25 años de edad. Malia
un cobarde, quando los prendeo, los ahorcan .. Luisa se jactaba que ninguno
de sus hijos ten/an por padre los degradan: viva la patria, dice otro, el dia que
al rey. En algunas oportuni­
le dan u!, gran desdno: ló patria ingrata! excla­ dades, cuando se presentaban
ma otro, el dia que, sube á un cadahalso, que los reyes y Godoy, Maria Luisa
decía, «he aquí a la santísima ,así me pagas mis servicios; quando sus servidol
trinidad,..
han sido punaladas dadas á la misma patria. HoY' Godoy ingresó a la guardia de
corps en 1784, como soldado, bemos salvado f¡¡ patria, ;¡:Iecian los malvados y
y poco después era nombrado facciosos de' Cádir.,el 8 de Jv1arzo c!e 1 S q , quan­
consejero de los reyes. Ocho
do quitaron la Regencia que tanto les iocoll10Ja. años más tarde preside el Con­
sejo. Esta meteórica carrera, ba; y trataron de substituir otra que escuvie. e
respaldada constantemente en el sistema, cQmo ellos dicen; ya que 00 pu­
por la reina, y premiada con
dieron coaseguir el que la Regencia se compusie­ tanta generosidad. es un fac­
tor que aglutina a los fernan­se de Diputados de las mismas Corres; gracias á
dinos. Pero si bien Godoy es un Argüelles que se opuso á la reunion del poder
hombre ambicioso, no es me­
ex,€utivo y legislativo; no por virtud, sino por nos inteligente. y puede ser
ambician, y porque 110mbradQS Regentes los man­ comparado con un Florida­
blanca, si tenemos e n cuenta sos y dukes. Garel. Herreros, Cal,][rava y Te­
que el reinado de Carlos IV es
tan, que eran los candidatos; no podia tener mediocre en comparación con
el de Carlos IU , su -padre. A rguelles entrada --en ella, segun vez pública en
Según afirmación de Godoy, CátUz, en aQuellos dias de escandalo y de luro.
los fernandinos consultan al
Hoy', decian el mismo 8 d'e Marzo los bllenos, embajador francés, y éste
aconseja la reali7..ación de l se ha perdldo la España, sin que nos quede mas
motín, pero con la condic ión recurso que el de Dios. Y contra yéndonos :1 nues­
de que no corra sangre. El em­
tros dias, y al asunto de esta carra; el manes perador, dice el embajador,
t;:stá dispuesto a prot';ger a %6 de Abril por l¡ Doche quedaba Ja patria en
Fernando sin enfrentar fron­
talmente a su padre. Los par­
Lo.IIb ........ en 1113, cu.n<kI y. han de"1)lado a 101 Invalor •• Ir.nc .... , coml.nzan •
tidarios de Fernando afirman aIoItTlr .. o'anllv. ,.acclon.rta da 'o. lernlndlnoa.
44
­

--....,.---, --
.--~---!.~~~.~-====~
'. J < , .. '1
1'M ::J .,
que el príncipe es priSionero por la ma.'wna ~ por la laroe midadc~ o,,'las rUL'IHL'~ Hcn.:u­
de Godoy, y que si intenta lle­ La reina, Fernando y los infan­ les V Antt.'Q. o juntu a la lla­
varlo contra su voluntad en el tes pascan como lo hacen ha­ mada Apolo y Delfines. Un lu­
conflictivo via ie, Jo liberarán bitualmente. En el palacio gar preferido es el Salón de los
por la fuerza .. construido por Felipe n, Reyes Católicos, con su fron­
A todo esto la vida de la fami­ donde confluycf'Ylos ríos Tajo dosa vegetación. En unas ho­
y Jarama. pasca la familia lia real transcurre como si ras más estallaría el golpe
nada grave sucediera. El rey real. Recorren el Jal"dín de la de Estado. separando para
sale. corno era su costumbre. Isla, descansan en las proxi- siempre a fos reyes de su hijo
45

obréis militarmente. que ten­
gáis vucstl'as divisiones reuNúmero3?
nidas y a punto de combatir. ..
¿no son. por ventura, instruc­
VAI.ENCIJ. DIARIO DE ciones? Lo demás no os in­
cumbe, y si no os digo nada, es
porque no debéis saberloll. Agostod. 1So1
Podemos decir que Napoleón
no informa sobre sus inten­
ciones. pues aún noha tomado
LA TRANSFIGURACION DEL SEÑOR. una decisión. Por el momento
se contenta con jaquear a la
Est.{ hI Indulgencia de las Quarenta HOfal en la Iglesia Corte española, con un silen­
a~1 Hospital General: se descubre ~ las 7 de la ruañaaa I ~ cio, al cual hay que sumar el
ae reserva á las 7 de la tarde" amenazante movimiento de
s us ejércitos. Si la Corte aban­
donaba la capital, podría dar
SEÑOR DIARIST A.
por vacante el trono, pero el
factor que es el eje de su polí­
He visto con suma complacencia. el discurso intitula­
tica son las diferencias entre
do: Qué es Jo que mas ¡"'porla á Ja España? y 11 conte3ta­ Carlos IV y Fernando. y la pre­
cion al autor de ·este discurso; y puesto que todo espa­ sencia de Godoy, que irrita en
ñol puede decir franc.meote ~o que j JZ.gtJe sobre el aSU:l;­ demasía a los femandinos,
to que, ambos contIenen, voy yo tamblen á exp'icarme
Mural entretiene a Pedro VeC9D. franque1.a, protestando prilD~ro que no me mueve á.
larde. quien ha sido comisio­esto otf'a co'ia, q le el deseo de ha. pro'peridd.d de la Pd.tria.
nado ante las tropas france­
Tengo por muy acert,¡do el parecer de hs ci aj05
sas. Le informa en Buitrago,
auto re • . y au-n necesario el 4. le con Id. m"yor breveJ,lJ ,)e
cerca de Madrid, que las tro
.. euna la Nilcion e:1 U:l cuerpo c·.lmrluesto Q! 1.,,, re;lr.!s:!:l­
pas imperia les. posiblemente,
tantes de las Provincias y d~ Lo.; ro 1 ... e"pe:rco, M litares. pasarían por la capital, y que
y esto no solo p -.lr las ra1.J:le" q le! e ,l 'IUS e c ;i t .... s jrdi_
al continuar su marcha a Cá­
dlcao. sí que tambien por los maLs de qlJe V. no! avi~ diz, se daria a conocer en San
sa en su Periódico del D:>'ningo 17 d.!l ptsad), y u[ro~ Agustín las intenciones de
muchos que podemos tcm.;:r d:: 1.1 .l:d.hcia y .,LtJ..::a J:: Napoleón, que serían por el
nue' tros enemigos. bien de España. Esto último es
Pero en q(lan'o al sugeto que ha de: pr~s:dir cst I J 1:1~ dicho como algo probable.
ta Suprema del RCyllo, no pued.> menos jo.: J~cir, ..¡u: Velarde informa a la Corte en
no me parece conveniente q 'l C el no.nbra,niento rcc"ygl Aranjucz del asunto, y mani­
en el Serenísima Principt: de Sicilia, ni tam,'oc,) en d J;l fiesta su desconfianza en rela­
Brasil. ni en otro al/luao de fJera del Royno. Rzcono.c~ ción a los franceses, esta acti­
tud suya la ratificará partici­
pando en el levantamiento del
Agollo de llG11: le erill. polltlc • ., mlllt., e. IOIIL S. plen .. en r_mpl.z.r 1I re., e.utlvo,
quien, por ot,. p.rte, h.b,l. ec:eplldo gUllo •• mente colabor., eon N.poI.on. 2 de mayo, con Daoíz y Ruiz.
Velarde morirá en el trascurso
Fernando, El país perderá su de la lucha. tantos años de servicios a su
independencia. y unos años lado y los estrechos vínculos A pesar de la promesa de Car­
más tarde, las colonias ameri­ que los unen, le h acían mere­ Ias IV, los preparativos del
canas, con el desmembra­ cedor de su confianza. Agrega viaje prosiguen, Godoy envía
miento del imperio. Una en­ que si su propósito es derribar al general Solanocon la orden
gañosa calma precede a la a Godoy y hacer que reinara de apresurar la marcha de las
tormenta. Fernando, no habda cosa más tropas que han salido de Ma­
Las intenciones de Napoleón fácil, y si se propone cambiar drid en dirección a Aranjuez.
.soq ignoradas hasta por e l de dinastía y dar a España un Aún cree posible inducir al rey
mismo Murat, su general en rey de su familia, tampoco en­ a retirarse a Sevilla. Los fer·
nandlnos temen que los reyes, jefe de todas las fuerzas impe­ contraria en ello gran dificul­
riales destinadas en España. tad. E l emperador le responde imprevistamente, se decida n
De allí que le escriba al empe~ de manera brusca y cortante: a viajar, y envían a su herma­
«Cuando ~o os mando que no, el infante Antonio, para rador manifestándole que
46
­­­

vecindario todo paraobser\'ar da pie para que estos grupos, que trate de enterarse. La res­
puesta de Carlos IV es tan am­ a los transeúntes, y era opi­ dirigidos porcl conde de Mon­
tiio, llamado vulgarmente el bigua, que apresura los planes nión genera I q ue nunca se ha
bía visto en Aranjucz tanta tio Pl..'dm, recorTan las princide los sedici osos.
Los servidores de Fe rnando y gente- o La gente se congre­ pales calles del S it io Real.
del Infante Antonio propalan gaba especialmente en la para evitar la salida de la fa­
el rumor de que los reyes p laza de San Antonio y un lu mi li a real. Este personaje es
abandonarán Aranjuez en la gar preferido por los conspi descrito por el hi storia dor
noche del 17. Desde hace va­ radores es la taberna del tío Modesto Lafuente como «un
rios días han llega do a l Real Ma layerba, en donde Sl!r rea­ personaje inquieto y bullicio­
Sitio g ientes de Madrid y de li zan m ítines en contra de Go­ so, dado a figurar y hacer pa­
poblaciones cercanas. Pérez doy y a favor de Fernando. pel en tumultos y asona das_o
"El h1 sloriacfor Toreno escribe Galdós dice que «por las calles E l conde de Montijo odia a
de l Real Sitio y por la plaza de q ue el Prí nc ipe de Asturias Godoy, porque éste desterró a
San Antonio discurría n más o habría dicho a Manuel Fran su madre. El tío Pedro morirá
me nos tumultuosamente va­ cisco Jáuregui , oficial de «en estado de idiotez- en
rios grupos, cuyo aspecto no guardias y amigo suyo, que el 1834.
tenía nada de tranquilizador. viaje se realizaba esa noche y En los Episodios Nacionales,
que él no quena parti,' Esto Galdós escribe que los criados Asom ábase a las ventanas e l
¡-7,lllnn !'::l"d,cut!
, -1
(" 1,. {}IW oII'IU: 110, 7"t' (~,.",I;,
ToeSl mlnlt .. tlclOn
""11 ~&l&ta. •• (~yr . flIm rl'" lit"" ~ l'tll"'/" tlid •• dIi di
. 'r.ne ••• mlento. y por
ertde. de Ir.Ie!6n e ! ~ ",·,,6,11" IJlI~II,rl /II1f!
EspI"e.
47
­­­­­

en un atentado planeado po,' del infante Antonio y del Pnn­ o.!sta desóloochosoldadosy un
cipe de Asturias reclutan sus enemigos pohticos. cabo, sc,-vida por los cuerpos
gente en Madrid para la cospi­ Carlos IV le ha indicado a de la guardia de la casa real.
ración. Especialmente en el Godoy que escriba a Mural. inrantcria española y \\alona.
barrio de Maravillas, y en los Por lo ~anto es reducida en po. tratando con habilidad de
cos momentos. pueblos de Ocaña, Titulcia, obligade a explay~lrse sobre
Villa tobas, Cona I de Alma­ qué ordenes ha recibido. La La muchedumbre recorre la
guer, Villamc,jor y Romeral. carta es llevada pOI' Pedro Ve­ casa en busca de Godoy, quien
Se \"t,~n • muchos hombres en­ larde secretario dd Estado pudo esconderse. Los muebles
vueltos en mantas, con somo Mayor, quien por toda res­ y demas objetos de la casa, ta­
brero manchego y abarcas de put!sta n:cibira una vaga nota pices, biombos pinlados, uni­
cuero; otl"OS tantos cuyas ca­ \'crbal. Godoy dice en sus rormes. espc,ios, rdoies, esta­
bezas negras \ red-ondas : ·"""1nrias que . Ia nave de 1 Es· tuas, mapas, libros lujosa·
adornaba un pingajo enrolla­ tOldo ~c encont ró aquel ella y e., mente encuadernados, son
do, última gradación de) tUI'­ el siguiente (17 Y 18) como un an'Ojados por las ventanas, y
banle oriental; otros muchos baiel parado en el difícil paso con ellos, y con los restos de la
calzados con la silenciosa al­ de la hnea, el cie lo encapotado puerta, destrozada a hacha­
pargata, ese pie de gato, que y amenazando la tormenta, en zos, es organi7..ada una gran
tan bien cuadra al ladrón; medio de la calma, pUl' instan· fogata. Los vidrios han sido
muchos, con chalecos aboto­ tes ». Se refiere al n!v cumu su­ l-olOs a pcdl·adas.
nados de moneditas, se ceñmn friendu una perfecta catalep. Insignias, medallas, cullarcs
la fa ja morada, qu,,' parece el sia. por sen'icios prestadus. con
El palacete dd Príncipe de la último girón de la bandl'ra de los quc hablan sido dist in­
Paz es uno de los lugares más las Comunidades; v entre esta guido Godoy, no se pierden en
\igilados por los sediciosos, mezcolanza de pal'los pardos,
el tumulto y serán entregados
que cuentan con la colabora· sombreros negro~ y mantas al rey. La Princesa de la Paz,
ción de las tropas de Araniuel:, amarillas, se destacaban mul­ esposa de Godo\','y la hiia de
titud de capas encarnadas ...• que !"impatizan con Fernando.
ambos, son lIe\"adas al palaCIO
A ml."dianoche se dkc que sale Galdó~ le hace decir a uno de real en una berlina. tirada por
de ella Josefa Tudó, la amante sus personajes que «todos cu· la multitud. Cuando las lla­
dI.! Godoy, escoltada por guar­bran oc.:ho, diez o duce n:aIcs mas han consumido la tan
dias del gcnerahsimo. Una diarios, con via k pagado y preciada leña, llegan dos
\'ersión asegura que el \'ch.­vino a discreción .. . compañlas de guardias espa­
Godoy es ad\'Cnido sobre la culo es detenido por un grupo
ñola;) \\'alonas, que se encaro
llegada de gl!nte fOI'astera al de pcrsonas. para saber quién
gan de aleJar a los 1-1.!\'Oltosos y
Sitio Real. La mayoría, dicen, va ('11 él Se pruduce una si tua­
montan guardia en d lugar.
son mam.:hcgos. Algunos han ción de violencia ~ es dispa­
Godoy se ha de~pedido de los sido vistos hablando con los rado un tiro. Ha sidu el oficial
re) es a las dit!z y media de la palafrenL-'ros del infante Anto­ Tuvols, que acompaña a la
noche, y se dirige a su casa sin nio, otros pasan por su pala­ Tudó, para pedir ayuda, o un
escolta, en un coche. En sus CL-'te hacil:ndo gestos host i les. tal Merlo, para dar la alarma
Memorias relata que come en fa\'ur de los femandlnos, lo Los ánimos son exaltados POI­
con su hermano, coronel de un pasquín contra Godoy que derto es que este incidente es
guardias españolas \' con el las autoridades arrancan (,;011 la chispa que da comienzo al
cumandante de 5US húsares. A pn:munL Su texto cs el si· motlll También se ha escrito
mcdianochl.. .. cuando se dis­
guiel1tL': (j Viva 1..'1 Rey. Vh"a el sobrc la aparición de una luz
pone a acostarse -sigue di­Plindpl' de Asturias. Muera "-'1 en una de las \'I..'nlanas de las
ciendo--, oye un disparo, diri· perro de Godo~ _ . habitaciones de Fernando,
giéndost.· a las \"'ntanas para
Godoy se entre\"ista con Cal'­ como la señal para proceder a
saber dI..' qué se trata, cuando los IV y le infurma sob"e la asaltal la t:asa de Godo'\-".
ya la casa cra asaltada por la Bajo una nochl..' l·str~lIada. pre~em:ia d", p('r~onas c .... tl"a·
multitud. El sin iente que Se ñas ~n d lugar, pero el re, le una trompeta toca a caballo \
ocupaba t.!n ayudarlo a acostar
asegura que el ministro Caba· la::, t!"Opas ocupan los puntos
seria quien lo encielTa en una lIero 'SI..' ha ocupado del asunto, por donde la comith"a real de·
habitadon para protegerlo.
expulsándolos del Sitio \ dI." bcna pasar, "" un numcro~o
Con r"-'speclO a la participa· II..·nicndo a algunos Godo\' k· grupo de pcr-sonas. irrumpen
recuerda qUL' su antecesm-, en el pala¡;ete. Imitando al don popular en estos aconte­
,-ey" el Pnncipe de la Paz no cimientos, citamos párrafos Floridablanca, en t:ircunstan·
de una carta insl..'rta en las nas menos gran's. fue herido rdor.f.ó sll guardia. conblando
48

Memorias de Juan L1orente, mandar por mi persona el V.M.L y R., yo le conservaré
mi gracia ... ». sobre los acontecimientos de ejército y la marina, he venido
Aran juez, en donde se refuta en exonerar a D. Manuel Go­ Si Carlos IV pensó que desti­
las e'xcusas que Juan de Es· doy, Principe de la Paz, de sus tuyendo a Godoy y post~-­
cóiquiz da a Bonarparte sobre empleos de generalísimo y gando indefinidamente el tan
la leallad y nobles intenciones almirante, concediéndole su mentado viaje, podía contener
de aquel pueblo que provoca retiro donde más le acomo­ a los revoltosos, se equivocó.
la abdicación de Carlos IV. El de». Esa misma manana, le Estas dos medidas lo pondrán
dicha carta se dice: ¿ Y quién escríbe a Napoleón, cuando a merced de los femandinos.
es este pueblo de quien Es· aún no conoce la suerte del Esa noche, por orden real, los
cóizquiz se constituye defen· hombre que ha sido su mano ministros del despacho deben
sor? No los vecinos de Aran· derecha durante dieciscis pasado en el palacio. El 19 el
juez, pues aquel lugar no los anos, lo siguiente: «Señor mi Príncipe de Castel-Franco y
tiene, siendo habitado por hermano: Hacía bastante los capitanes de guardias de
sólo labradores, jardineros y tiempo que e l Príncipe de la corps, conde de Villariezo y
empleados de la casa real. El Paz me había hecho reiteradas marqués de Albudeite, comu·
pueblo amotinado se reducía instancias para que le admi­ nican a Carlos lV que dos ofi­
a los criados del senor inrante tiese la dimisión de los encar­ ciales de guardia les han avi­
don Antonio y de algunos gos de generalísimo y almi· sado que para aquella noche
grandes de Espana que tt!nían rante, y he accedido a sus rue~ se producirían nuevos distur­
gas; pero como no debo poner ya preparados con engaño y bios. interrogados sobre si
dineros a varios hombres ba· en olvido los servicios que me podían cOlifial' en las tropas
jos de los pueblos cercanos». ha hecho, y particularmente ba io su mando, explicaron
los de haber cooperadu a mis A la mañana siguiente. el J 8 de qu'c dependía del Principe de
marzo, Carlos IV resuelve re­ deseos constantes e invaria­ Asturias.
levar al Príncipe de la Paz de bles de mantenc,- la alianza y El rey llama a su hijo a sus
su mando militar: «Queriendo amistad íntima que me une a habitaciones. y logra que Fer-
lu Cort.a de Cadlz, cuna del Consmuelon.llamo español.
49

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.