Entrevista a Geneviève Patte, bibliotecaria francesa

De
Publicado por

Colecciones : Educación y biblioteca. Año 5, n. 33
Fecha de publicación : 1993
Publicado el : sábado, 28 de julio de 2012
Lectura(s) : 33
Fuente : Gredos de la universidad de salamenca
Licencia: Más información
Atribución, No Comercial, Compartir bajo la misma forma idéntica
Número de páginas: 6
Ver más Ver menos

EN PRIMERA PERSONA
GENEVIEVE PATTE
BIBLIOTECARIA
"L bibloteca posibilita oto tpo de �

Genevieve Pate es directora de La Joie par les
... h �
Livres y de la prestigiosa publicación editada por . _
L..
esta asociación, Revue des livres pour enfants, A
mediados de los años 70, junto con, entre otros,
Jean Fouca mbert y Jean Hassenfor der, cre a
ADACES (Asociación para el Desarrollo de
Actividades Cul turales en los Establecimientos
Escolares), motor originario del proceso de im­
plantación de la biblioteca escolar en Francia.
Desde hace una qu incena de años par ic ipa acti­
vamente en distintos organismos intema cionales
por la promoción de la lectura y la biblioteca, es­
pecialmente en los países en vías de desarro llo.
Como formadora ha imparido numerosos cursos
en Francia y otros paises, Su libro ¡Dejadles leer!:
los niños y las bibliotecas, está editado en caste­
llano por la editorial Pirene,
El pasado mes de oubre, cn motivo de la operaci ón
La Fureur de Lire [véase EDUCACION y BIBLIO­
TECA, nQ 20], el Institut Fran�is de Madrid ornizó
una sere de conferencias cn biblioter os france­
ses. Agradecmos al citado Institut la facilidades da­
das para la realización de la siguiente entrevista,
R. S.- Las relaciones entre las bibliotecas públicas y los cen­ en la infancia, y encuentro que la biblioteca desde hace una
tros educativos no han sido siempre fáciles. Por un lado la década ha evolucionado en ese sentido: trabaja con la escue­
biblioteca acusaba a la escuela de "escolarizar" la lectura, de la pero también con los centros de primera infancia, y esto
es bastante nuevo, gracias a asociaciones de psicoanalistas limitarle al niño en sus gustos, en sus afinidades. Por otro la­
que se interesan mucho en los libros para los más pqueños. do, los enseñantes pensaban que la biblioteca prestaba po­
La biblioteca se abre a otras instituciones. Aún y todo, la es­cos ser icios a la escuela. Estas actitudes han evolucionado.
cuela sigue siendo el partenaire pri vilegi ad o y la mayor ¿Cuales han sido las fases en esta línea de acción?
parte de las bibliotecas consagran una gran parte de su tiem­
p a recibir las clases que vienen a hacer un trabajo particu­G. P. Siempre ha habido problemas de relación. Los ense­
lar. Creo que las cosas han evolucionado con la creación de ñantes y los bibliotecarios son como dos países próximos,
las BCD (1). Hay lazos bastante fueres en lo que conciere que se parecen y ello crea confictos. Son dos profesiones
a una reflexión común, Por ejemplo, en Burdeos y otras r­que trabajan en el mismo sentido con aproximaciones dife­
giones hay asociaci ones que se crean para reflexionar en rentes, Sin embargo, las cosas han evolucionado, Al prin ci­
una acción común. Pero ha habido también todo tipo de ten­pio había, efectivamente, una desconfianza recíproca. Pero
siones; así cuando se han creado las BCD, se han creado a siempre hay que señalar que el partenaire privilegiado de la
partir de circulares y decretos mi nister iales pr n o ha habi­biblioteca es el enseñante. Eso ha evolucionado también.
do medios. Actualmente hay el Plan Lectura, pero me pare­Cuando me hablaba de servicios educativos pensaba, de un a
ce que no se ha centrado sufcientemente sobre una colabomanera más amplia, en todos los servicios que se interesan
EDUACION y BIBLIOTECA, 3· 193 7
relción con respecto al conocimiento" �

EN PRIMERA PERSONA
rción biblioteca y escuela. Eso se ha he­ do ningún cambio en la escuela". Contentos
cho en algunos casos pro no se ha alen­ prque eso no había transformado nada. Y toHay que
tado sufcientemente desde los poderes dos los que han creado las BCD, en sus pri­
públicos. Por ejemplo, el Plan Lctur meros momentos, era precisamente para cam­plantearse
en mi opinión, no ha suscitado ese tip biar y tansforar la pdagogía en el interior
de colabración. El Ministerio ha dado una refe- de la escuela. Cro que hay toa una refexión
un cierto número de libros a las esuelas, que todavía no se ha realizado en las costum­
xión sobre escogidos de manera muy centalizada, y brs escolares, y quizás es un poco la falta de
eso ha sido pr cuestiones de gestión f­ estos iniciadors, que son un poo dogmáti­
los métodos aparente-nanciera y administrativa, pro cro que cos. Las cosas deben cambiar progresivamen­
es una pna prque habrían poido en- te. Dar confianza a la gente a tavés de una mente activos en docu­
contse estructuras, quizás más difciles formación. Pienso que, aún y todo, hay una
para administar, que hubieran obligado a evolución muy positiva en la medida en que mentación que son, a
bibliotecas y escuelas a tbajar juntos, veo que los bibliotecarios se plantean la pre­
tanto para los problemas técnicos de cata­ gunta de cómo realizar una colaboración bi­veces, muy supericiales
logación como de selección de libros y blioteca y escuela efcaz, que no sea simple­
otos. Eso es lo que se intentó hacer ment una visita a la bibliotea. -
cuando L Joie par les Uvres comenzó a
tabajar con el IN (2). Había una colabración muy inte­ R. 5- S� cmo p s Ir a un fcorf o a una crl.
rsante porque a la vez Jean Foucambr y Jean Hassenfor­
der provenían del ámbito pdagógico y yo del biblioteario. Sí, eso es. Y yo cro que las cosas van a evoluciona de una
Ellos refexionaban sobre la pedagogía en el interior de la manera interesante si los enseñantes tienen una biblioteca
escuela y yo aprtaba inforaciones sobr la biblioteca fue en la escuela y una frecuentación fácil, inmediata. L cola­
r de la escuela y sobre la edición infantil. Al principio ma­ boración con la biblioteca municipal va a ser diferente y
chaba bastante bien, pro no estoy segura de que esta cola­ probablemente liberada de pesadas actividades, prque hay
bración a nivel nacional continúe existiendo. Son sectores que decir que es muy pesado paa una biblioteca recibir mu­
que desgaciadamente tenen comprientos estancos. chas aulas durante la semana. Es muy pesado y con ello se
corre el riesgo de hacer más estadísticas de idas y venidas
R. S.- En consuncia, ¿príamos deir que e más fáil que ota cosa.
etabler en teoría una cadena doumental dond están las Actualmente, desde que Jack Lang es minist a la vez de
bibliotecas escolares, las biblioteas de barrio y meiateas, Educación y Cultura, las cosas cambian. Y gracias aJean
otros centros de doumentación e incluso las librerías, que Hébrard, que es su consejero escola, y que es, en mi opi­
llevarlo a la práctica, dados los cmprmentos existent nión, uno de los mayores espcialistas de la lectura en Frn­
et es etucturas? cia. Hay un ronocimiento mucho más grande de 10 que
puede ser la letur en la escuela.
Eo depnde mucho de las prsonas. No es desde los Minis­
terios de donde proviene ese a1entamiento. Hay una cosa R. S. - L déada d los S, en el mundo dl libro infantil y Ju­
muy interesante que s realiza en Francia, en numerosas r venil francés, ha sido, quizás, la del libro documental, y un
giones, y es lo que habíamos intentado incitar al crear L po más tarde entre nosotros. ¿Qué es lo que eso significa,
Joje par les Uvres, que son grups de lectura que se reúnen cuál es su explicación: una reflexión de los bibliotecarios so
con freuencia en la biblioteca, y donde las novedades edi­ bre el placr de la lectura fuera dl ámbito del libro de fic­
toriales son estudiadas y analizadas. Los enseñantes y libre­ ción, un intento d aproximación a públicos poo favorei­
rs están invitados a participar. Es una reflexión de fondo y dos soialmente y más próximos a "lo real" (según las con­
a nosotros, como bibliotecarios, nos interesa mucho tener la clusiones, entre otras, de Nicole Robine cn los jóvenes tra­
opinión de los enseñantes que ven a los niños de ota mane­ bajadores de Burdes ••. )?
r que tienen una formación diferente, aunque cada vez hay
más curos de literatura infantil en las Escuelas Normales. Penso que ha sido debido a too un conjunto de factores.
Es verdad que se constata en las biblio­
R. S.- P e 8 mu ri teas que los niños que tienen difcultades
Hay todo un paa abrdar la lectura 10 hacen mucho
Es bastante nuevo, y en mi opinión ha­ más fácil con una obra doumental, t
trabajo muy in-brá que ir más lejos y formar sobre lo como s editan actualmente. Porque la
que quiere decir la biblioteca en la es­ obras documentales de hace 30 o 4 años teresante a
cuela y toa la peagogía que ello impli­ eran libros que había que leer de la prime­
ca. Como decía ants, se han creado r a la última página. Ahora es una lectur realizar, y que
BCD sin medios y, en gran pare, sin completamente diferente prque es más
formación. No hay formación y ese es el faccionada, se puede leer un libro pr las todavía no está hecho, sobre
gran drama de las BCD. Toavía hay imágenes, por los textos que acompañan a
prsonas que abren una biblioteca y cómo utilizar una obra docu- las es decir, con mayores psi­
creen que ya es sufciente para que la bilidades de acercamiento. Los niños se
mental, cómo localizar en un gente acuda. Yves Parent, con el que he sienten más cómoos. En un momento
tabajado mucho, me comentaba cómo dado también s puso la lectura de fcción
párrafo lo que interesa había muchos enseñantes que le decían como modelo de lectura noble y la lectur
"hemos creado una BCD, estamos muy doumental como una lectura utilitara.
-contentos, y, además, eso no ha implica- Se olvidaba que el niño puee tener un
8 EDUCON y BIBIOCA 3 - 19

EN PRIMERA PERSONA
verdadero placer en comprender algo pr puesto que los alumnos venían a la bi­
blioteca a buscar una información sobre medi o del libro. El placer no está exclu­
sivamente unido a la lectura de un texto tl o cual tema, de manera, por otro la­
do, má� o menos interesante. Creo que de fcción o de poesía. Y aquí hago un
hay que plantearse una reflexión sobre inciso pues es bastante extraño que en
los métodos aparentemente activos en una biblioteca como la nu estra, que
atiende a chavales que son bastante ma­ documentación que son, a veces, muy
los lectores, la poesía sea una lectura superficiales. No se ha reflexionado de­
masiado sobre lo que el alumno pueda muy apreciada. Pienso que es por la mis­
hacer con una documentación que le es ma razón: es queño, es cor o. Con las
propuesta. A menudo, se hace la apa­novelas, aunque hayan sido emitidal por
tlevisión, veo que, dada su extensión, riencia de realizar un trabajo y creo que
son reticentes. Es interesante observa aquí debería haber una gran colabora­
que en el libro doumental, que estaba ción entre enseñante y bibliotecario. Los
puísimamente desarrollado hasta hace bibliotecafios se quejan con frecuencia
unos años, Francia es un país que desa­ de que los enseñantes envían a los alum­Si las bibliotecas
nos con un tema a estudiar sin haber re­rrolla ese sector extraordinaiamente. En
gan parte es gracias a la editorial Galli­ flexionado lo suficiente sobre la manera se desarrollan de
mard, que ha he cho un trabajo muy re­ de realizarlo: ¿es capaz de hacer una
marcable en la pr sentación del do u­ una manera inte­ síntesis?, ¿es capaz de tomar notas? ...
mental. Hay otras pqueñas editoriales Veo con tanta frecuencia chavales que
resante deberán que realizan un trabajo mu y prof undo, vienen a la biblioteca y copian.
menos reconocido que Gallimard. Ha ha­
facilitar y prmover los inter-
bido toa una tradición en este sentido en R. S. -Hay una falta de metodología en la
Francia, y que ustedes cono n, pues sb uilizción de la documentación ... cambios de opiniones, diálo­
mos que hay grups de adeptos en Espaa
a la pagogía Freinet, que s ha centrado Sí, eso es. Es to me interesa mucho, ayu­gos, alrededor de un lbr
únicamente sobre el doumental. Pero dar a los chavales a hacer una investiga­
ellos no son editores y muchas veces está - ción. A menudo se imaginan que es su­
muy mal presentado, es poco atractivo, fciente con entregar un trabajo, un tra­
pro con una aproximación muy inteligente, con una gran bajo aparente, visible. En mi opinión el bibliotecario muni-
diversidad de temas, má. grande, sin duda, que en la edición cipal debería tener la preoupación de enseñar al chaval a
tadicional. El principio de Freinet es observar las demandas organizar un trabajo que se le haya solicitado. Bourdieu de­
del niño, sus cur osidades, sus intereses y abordarlos con cía que la gran desigu aldad era esta desigualdad en este
gandes espcia listas de cada tema y comprobarlo en el pIa­ acerc amiento, pues es verdad que los que tienen éxito en sus
no de la accesibilidad. Creo que Freinet ha abierto vías ex­ estudios son los que saben rápidamente organizar su traba­
taordinaria. jo, y los que son ayudados en su casa. La biblioteca está pa­
ra reducir estas desigualdades. Hay todo un trabajo muy in­
A. G. -En España el desarrollo del libro doumental ha surgi­ teresante a realizar y que toavía no está hecho sobre cómo
do a causa de la escuela, pues hay una gran ligazón entre utilizar una obra documental, cómo loalizar en un p árrafo
ella y las editoriales, desgraciadamente. Tenemos actualmen­ lo que interesa. Eso supone por añadidura, en la escuela,
te muy buenos libros, bien hechos, que dependen del progra­ que cuando el profesor propone un tema lo haga de tl ma­
ma escolar. Cre que en Francia es distinto. nera que se convierta en algo personal para el alumno. Esto
es muy difícil, pro en mi opinión hay que te nder hacía ello.
Que el niño sepa seleccionar lo que es interesante para su Sí, eso ha cambiado mucho en Francia. Durat largo tiem­
investigación, mientras que con tanta frecuencia eso ler pa­p las editoriales infantiles han estado muy unidas a la es­
cuela. Con Gallimard ha cambiado, pues no es para nada re u na cosa formal, una investigación foral, que no ha­
una editorial escolar y, consecuencia de ello, ha tenido una cen ese esfuerzo. Es aí donde se encuentra lo que la biblio­
gran librtad a escoger los temas. Es un po penoso pn­ teca puede aportar. esta aproximación a la activi dades cien­
tíficas, de investigador. sar en la edición del libro documental exclusivamente en
fnción del programa de estudios. Ha habido también otros En este momento trabajo con la Bibliotheue de France en
factores: creo que las BCD han jugado un papel f undamen­ un proyecto, que no sabemos si se realizará, dada la grandí­
tl. Por ejemplo, el discurso de Foucambert, que rechaza de sima polémica sobre el lugar del niño en la futura Bibliothe­
una manera excesiva too lo que es la ficción, que ha inver­ que de France, donde habría un servi cio pedagógico que de­
tdo el tema, y no estoy en absoluto de acuerdo con él, aun­ bería enseñar a los niños lo que es la búsqueda. la investiga­
que hay que reconocer que ha intentado rehabilitar una lec­ ción, en una gran biblioteca. ¿Es demasiado ambicioso, es
utópico? En to o caso habrá una refexión en esta dirección. tura que estaba considerada como menor, mostrando que
había que rompr con esta jerarquía de valores. También,
grandes instituciones como La VilIette (3) han hecho mu­ A. G. -Cre que hay otro problema en este sentido. No hay
cho. Nosotos hemos creado la mediateca infantil de La Vi­ que enseñar únicamente la investigación ya que hay, en mi
lIette y creo que eso ha atraído la atención sobre la impr­ opinión, que plantearse por qué el niño coge el libro dou­
tancia del desp rtar cientfco y doumental en los niños. De mental. ¿Por qué lo hace? A veces porque es más fácil mirar
toas maneras es bastante distinto de lo que pasa, pr ejem­ las imágenes que ler el texto. Siempre es el mismo proble
plo, en Estados Unidos, donde he trabajado mucho. La ei­ ma: la lectura, que no se aprende bien. Copia prque no sb
ción doumental, hace ya 30 años, estaba muy desar ollada, aprehender las ideas principales.
ECAIO y BBTA 3 - 19 9
p

EN PRIMERA PERSONA
E exige que los niños estén acompañados en su búsqueda. pacios donde uno puede rencont. refugiase. ya que el
Muchos niños tienen miedo a entar en un libr, a leer de la lector es alguien vulnerable. El lector absoro en su lectura
primera a la última página. está en otro mundo y. en consecuencia. tiene necesidad de
L lectura doumental puede ser también muy artificial, co­ prtegerse en un lugar un poo cerrado. Creo que los biblio
mo usted decía, se miran las imágenes como se miran las de tecarios ya saben que con el edifcio no basta. que no es su­
fciente con abrir una biblioteca. Hay la cuestión del horario la tele. etcétera. Ir más allá supne, también. un diálogo, y
que es un gran problema. porque nos damos cuenta hasta eso es lo interesante. Si las bibliotecas se desarrollan de una
manera interesante, debrán facilitar y promover los inter­ qué punto es imprtante abrir el domingo. Si consiguiér­
cambios de opiniones. diálogos, alrededor de un libro. Fou­ mos abrir tardes y nohes. sábados y domingos. eso cambia­
cambr dice, muy justamente, que un verdadero lector es ría muchas cosas. espcialmente en los barrios priféricos.
aquel que puede hablar de sus lecturas, que las integra de t Escucho a los adolescentes y me doy cuenta que los domin­
manera que forman pare de su vida. En una biblioteca lo gos en ese tipo de barios son realmente siniestros. Y la bi­
que s intenta hacer es este acercamiento individua!, pr p­ blioteca es. en cambio. el lugar donde toa clase de cosas
queños grups. En la biblioteca pueden pasar, too tip de ren-
d Clamart hemos tenido, du­ cuentros, es formidable.
rnte mucho tiemp, una prso Pero usted tiene toda la razón a El libr puede ser un lazo,
na anciana a la que le gustaba decir que la biblioteca está marca­
un nexo de unión entre las venir a mir los libros dou­ da con un signo de un tipo de cul­
mentales con los chavales. Er tura que no es forzosamente la
generaciones, entre la ralmente apasionante too lo cultura de too el mundo. En este
que pía brotar de esta lectura momento las bibliotecas viven
gente, y la actitud de los
.doumental. Y me parece que una mutación muy intersante.
eso preparaba a una lectura m Primero, porque no se tiene como padres determina enorme­
profunda. partenaire único a la escuela sino
El doumental es una primera a todo tipo de lugares. museos, mente la actitud de los niños.
aproximación para los chavales teatros... y para muchas biblio
al igual que el álbum o libro de tecas infantiles, los lugares de la Antes, la idea de tener una bibliotec cen­
imágenes que desempña una primera infancia, es decir, los cen­
fnción importantísima, y que tral en la escuela daba miedo a la gente. tros de protección materal e in­
en estos últimos años ha cam­ fantil que llegan en principio a fa-
biado muchísimo. creo que milias que no irían nunca a una
-también en España, siendo cada biblioteca y que van a esos cen­
vez mucho más interesantes y favorciendo este reencuen­ tros pr problemas de salud de los niños, centros a los que
to entre los adultos y los niños. y también una manera de acuden muchas familias de origen extranjero. Organizar pe­
queñas bibliotecas en esos lugares es llegar a un público que suprimir el miedo al libro, que para muchos, repito, es real.
no se llegaría jamás, y además, se les llega en momentos
que, al tener niños pequeños, se ocupan más de ellos, puesto R. S. - En osioes los repnsabls de Culura (minIst
que después los chavales tienen su autonomía ... Y esto se ros, ayuntamientos ... ) consideran que la aprura de una es­
hace cada vez más extensivamente en guarderías, en todo ti­tctura de lectura pública, de una biblioteca, es condición
p de lugares donde padres de medios extremadamente va­suficiente para que los públicos vayan a ella. Olvidan que
riados van por necesidades vitales, de salud ... Incluso en los hay letores que han adquirido la capacidad material de ler,
pro que no se reonocen en el espacio, el lugar dibujado hospitales se ven bibliotecas que se desarollan de una ma­
nera más o menos interesante. para hacerlo, ya que el lugar de letura está marcado simbó­
licamente en su prcepción social y cultural. Too ello impli­ Lo que hemos hecho desde hace ya casi 10 años, y que ha
dado sus frutos, cuya idea nos ha venido de reencuentros c una reflexión sobre las estrategias de acogida de los le­
con bibliotecarios de otros países, es no esperar la llegada tores, sobre la adaptación de los espacios y de la ofera a pú­
del lector sino ir a él, plantaos ante él. Todas las semanas. blicos con dificultades, sobre las maneras de informar ...
los miércoles a la mañana. nosotros hacemos la biblioteca ¿Qué piensa usted?
fuera. Se cogen cestos llenos de libros y vamos a un barrio
con población de origen mayoritariamente extranjera. luga­Creo que ahora ya hay una conciencia en el sentido de que
res donde hay graves problemas escolares y donde todos de­no es suficiente con tener un edifcio. Esa ha sido una bata­
bríamos realizar un esfuerzo particular. Reencontramos a lla que hemos tenido hace algún tiempo, para concienciar a
la misma hora cada semana a esos chavales del barrio con los peres públicos de que había que crear espacios. cons­
nuestros cestos llenos de los mejores libros que dispone­trir. La biblioteca de Clamart ha tenido. creo yo, un papel
mos, puesto que nos hemos planteado que si hay que hacer destacado pues hemos sido de los primeros en crear una bi­
un esfuerzo por la lectura tiene que ser algo que valga la pe­blioteca pnsada verdaderamente para los niños. Esta bi­
na, y por mejores libros entiendo los que enganchan, los que ha obtenido un gran premio interacional de arqui­
llegan a los chavales. La biblioteca se organiza de manera tectura y en este momento se está planteando su inscripción
espontánea, al aire libre y nos hemos impuesto como regla. en el inventario de monumentos históricos. lo que es una
puesto que a menudo son poblaciones desplazadas, desarrai­gan revolución. pues hasta el momento los monumentos
gadas, la de la regularidad, que sea algo permanente. Que históricos son edifcios antiguos. El de Clamart es un edifi­
no suceda como con esas investigaciones hechas por soció­cio con menos de 30 años. Es interesante ver que la biblio­
logos que cogen a estas poblaciones como objeto de estudio teca es muy estimulante para los arquitectos. En nuestra ex­
y luego se van, les crean unas esperanzas y al cabo de un periencia, trabajando en estrecha colaboración con los ar­
tiemp se ven en las mismas. Por eso. cuando llueve o hace quitectos. se han conseguido espacios claros y, a su vez. es-
10 EDUACION y BIBLIOTECA. 3· 19

EN PRIMERA PERSONA
esta expriencia que supnía un trabajo de equipo. Foucam­frío, nos adaptamos a su modo de vida y h acemos el puena
hr, al ser un enseñante, ha hecho un trabajo considerable a puera, cosa que es muy normal en esos barrios para ven­
der enciclopedias, suscripciones a cualquier cosa, todo tipo con los profesores, ya que nosotros los bibliotecarios igno
de cosas. Nos hemos dicho, ¿y porqué no nosotros con los ramos demasiado las limitaciones escolares.
libros?, sobre todo, cuando no los vendemos sino que los Ahora todo el mundo está de acuerdo para decir que la BCD
prestamos y, además, se compare un gran placer, puesto es una buena cosa. A veces hay un cierto dogmatismo al re­
que no tenemos ningún interés en convertir a la gente. Es chazar completamente la biblioteca de aula y, en ese senti­
impresionante ver cómo todo esto ha cambiado los hábitos do, yo creo que hay que ir de una manera más progresiva. Si
algunos enseñantes se sienten más cómodos con la biblio­de lectura en esa población. También porque es un servicio
que se les da en su propia casa, teniendo en cuenta su modo teca de aula que la guarden, pero que la biblioteca central
de vida y que al mismo tiempo no es un trabajo aislado: se exista y puedan utilizarla. Hay un progreso considerable en
les distribuye folletos con las actividades que va a haber en las mentalidades, pr quea toavía un gran camino pr re­
la biblioteca, se crean lazos ... Si no el riesgo sería hacer una correr mienta' los enseñantes no tengan un conocimiento
biblioteca para los pobres. más profundo de lo que puede esperarse del libro y el tiem­
po que necesiten para superr su miedo, porque, aún y todo,
es un nuevo instrmento. La carencia principal cre que es R. S. - ¿Hay un trabajo previo con los movimientos asociai­
que no se ha trabajado suficientemente juntos entre ense­vos del barrio, con asociaciones de jóvenes ... ?
ñantes y bibliotecarios, por problemas tales como los dife­
rentes horarios, que se contradicen. L esencial es llegar a Tenemos en la biblioteca una madre de familia muy militan­
tabajar conjuntamente. te en su barrio que nos ayuda mucho a tener lazos con las
Es interesante hacer reconocer la nece­asociaciones del barrio. Por otro Ja­
sidad del escrito estrictamente utilita ­da hay que decir que no hay mu­
n o, pero el hombre no puede vivir só-chas asociaciones y lamento mucho Lo que hay que acep-
lo con eso. Lo que me interesa es jus­que no haya asociaciones de alfabe­
tamente ver cómo en los países donde tización porque se siente un desper­ tar cuando se crea
falta todo, la lectura de fcción, el tar. un deseo, de aprender a leer.
cualquier cosa es cuento, guarda un estatus, una función Pequeñas acciones como la nuestra
clave y eso no hay que olvidarlo. La y la de otros han dado conciencia y
aceptar el tiempo, la
primera vez que fui al nordeste de confanza a estas poblaciones y los
Brasil, el director de la AlIianee Fran­frtos se empiezan a ver, tienen de­ duración: nada se puede hacer rápi­
�aise me dijo si no exageraba un poco recho a algo y no a estar simple­
hablando de la lectura, de literatura, de mente aparcados en sus pisos. do. Se necesita el tiempo para cam-
bibliotecas, cuando ahí faltaba todo. Esta experiencia de biblioteca fuera
En cambio los que trabajaban, desde de sus muros es muy simple, no biar las mentalidades.
haCÍa mucho tiempo, en ese medio ex­cuesta nada, hay una relación cali­
tremadamente pobre, decían que preci­dad-precio, si lo puedo plantea en Siempre he militado por la crea­
samente lo que necesitaban más que estos términos, extraordinaria. Es
ción de grupos de lectura, donde cualquier otra cosa era ese tipo de formidable el número de chavales
acercamiento, de planteamiento. Y eso que vienen en una hora y. sobre to­
los bibliotecarios, la gente del te- es lo que veo cuando estoy en Africa y do, y es lo que creo más importante.
en otros sitios. Recientemente he esta­no sólo los chavales sino las fami­ reno, leen, confrontan sus lectu­
do en los suburbios y barrios de cha-lias. En esto también hay una evo­
bolas de ciudades de la India, con per­lución interesante de las bibliotecas ras y deciden
sonas que hacen un trabajo formidable ya que durante mucho tiempo los
- de edición, de escolarización de los bibliotecarios mantenían una des­
chavales y de alfabetización. He esta-confianza no sólo respecto de los
do en bar os donde lo! chavale! son traperos, y allí había enseñantes sino también de los padres. L que ha cambiado
personas que habían creado pequeñas estructuras de escue­extraordinariamente es que nos damos cuenta que los padres
la, muy pequeñas, y esto es interesante porque hay que cen­tienen una función esencial a desempeñar y que no se puede
trarse sobre lo que es pequeño, lo que es íntimo, lo que os trabajar sin ellos. Yeso es una conciencia asumida, creo yo,
habla, y han creado libros muy baratos con medios muy li­en el mundo entero y es un progreso fantástico. El libro
mitados, frecuentemente en blanco y negro, pero con artis­puede ser un lazo , un ne xo de unión entre las generaciones ,
tas que saben manejar estos dos colores de una manera ex­entre la gente, y la actitud de los padres determina enorme­
traordinaria. y me decían que la alfabetización no puede ser mente la actitud de los niños.
simplemente la alfabetización sino la más al­
guna cosa. En consecuencia, estas personas han trabajado R. S. - L Joie par les Livrs con el lnstitut National de Re
con el humor y encuentro que es formidable. Yo estaba en cherches Pédagogiques (INRP), ha estado en los orígenes
esas pqueñas clases. con esos chavales que el resto de la del nacimiento de la BCD. Dieciséis años después, ¿cuál es
jorada son traperos, y cuando les preguntaba qué les gusta­la situación de la BCD?
ba, me respondían que las historias, las historias divertidas.
En las bibliotecas que están desarrollándose en esos países, Hay un gran cambio, aunque la formaci6n del prsonal si­
ye n los nuestros también, se unen mucho la tradición oral y
gue faltando. Antes, la idea de tener una biblioteca central
la transmisión escrita. Reconcilian las dos. Lo que reprocha­en la escuela daba miedo a la gente, pues supone una circu­
ra a algunos especialistas de la lectura es que han querido
lación más individual de los niños. Los enseñantes expresa­
de tal manera que el libro coresponda estrctamente al a-ba too un conj unto de falsos pretextos para no lanzarse en
EDUCCON V BIBUOTECA 3· 19 11

EN PRIMERA PERSONA
biente cotidiano, a las preoupaciones cotidianas de los ni­ préstamo de libros. mucho más allá de un servicio estricta­
ños, que han hecho, en mi opinión, una literatura del pobre. mente de información. aunque la palabra información puede
Involuntariamente encieran a los niños en un universo que, ser también polisémica. La experiencia del otro que se en­
a pesar de todo, es estrecho. Creo que hay que encontrar un cuentra a través del libr es algo que permite dar una forma
equilibrio para que los niños puedan a la vez reconocerse en a lo que se siente. Se tiene éxito en nuestro trabajo si se
lo que se les propone, pero también ir más allá, porque pre­ consigue suscitar en los niños la curiosidad y el gusto de la
cisamente esa es la posibilidad formidable de la lectura: una comunicación. Por ejemplo, uno de los aspectos del trabajo
aprtura del pequeño círculo en que cada uno vive. que intento desarrollar, y que lo he aprendido mucho con
los países en vías de desarrollo, que en general tienen caren­
R. S. - No soy un especialista de las BCD pero quizás, duran­ cias de documentación, y lo que encuentro interesante en el
barrio en el que trabajo, que es un barrio pobre en el plan te los años 80, ha habido experiencias muy diversas. No pue
de hablarse de la BCD sino que hay múltiples tipos de BCD ... cultural tradicional (no hay cine, ni teatro. ni universidad.,,),
es mostrar a los chavales que, a pesar de too. a su alrede­
dor hay cosas interesantes que suceden. y gente. sobre todo, Es necesario que sean múltiples.
que no son solamente las insttuciones. solamente los profeso
res. los especialistas. los expros. sino que en el fondo too el R. S. -Ha habido grandes éxitos y grandes fracasos. ¿Quizás
mundo tiene algo que aprar. que deir. Yeso es lo que está una de las causas de este fracaso pueda ser el "paracaidis­
rlacionado con la curiosidad. con el dese de conoer al ot. mo", la creación de estas bibliotecas donde no había ni un
Yeso es prisamente la letura: el deseo de la exp-trabajo ni una reflexión previa?
riencia del ot. que al mismo tiempo es su
propia experiencia. Para mí todo esto es la Sí, exactamente. Es totalmente justo. Por
biblioteca y es por eso que es tan importante Para mí un bi-ejemplo nosotos, hace tiempo, teníamos
en nuestra sociedad. que a menudo es una tantas ganas de que la biblioteca se des­
bliotecrio es soiedad demasiado compartimentada. con rllase en Francia que teníamos la tenta­
gente que se enciera como consecuencia de ción de hacer un modelo de biblioteca-lla­
el que des- la masificación. ve en mano: crear un tip de colección
Si yo he escogido esta profesión es clara­moelo. un plan de mobiliario ... Todo es­
piera la curo­ mente por una razón: es otro tipo de relación taba diseñado. En fin, 10 que hay que acep­
con respecto al conocimiento. Antes quise tar cuando se cra cualquier cosa es acep­ sidad, que es la gran cua­
ser maestra. maestra rural. Cuando descubrí tar el tiempo, la duración: nada se puede
L' heure joyeuse( 4). la primera biblioteca in­hacer rápido. Se necesita el tiempo para lidad que hay que desa-
fantil, me pareció algo formidable. Se paría cambiar las mentalidades. Por oto lado,
de cada niño, se dirigía a cada niño individua­lo veo muy frecuentemente en los países rrollar en el ser humano
mente. se intenta hacerlo y se le ayuda a que en vÍa� de desarrollo, hay el riesgo de la
recorra su propio camino, y toos los caminos -hipercentralización. Muchas veces he vis­
son diferntes: se considera que cada niño tie-to a bibliotecarios extemadamente pasivos
ne derecho a su camino. y eso es lo que yo encuentro formi­en sus bibliotecas porque todo estaba decidido en los minis­
dable en esta profesión. En la escuela tradicional eso es dif­terios. Nunca tenían la oportunidad de escoger un libro. Por
cil. Otro aspecto que me interesaba mucho es que permitía eso desde siempre he militado por la creación de grupos de
reducir las desigualdades sociales. Después de todos estos lectura, donde los bibliotecarios, la gente del tereno, leen,
años estas ideas se reafirman y refuerzan cada vez más ... En confrontan sus lecturas y deciden. Como decía el nuevo pre­
estos momentos hago el trabajo de un buhonero. Veo cosa sidente de Malí, es necesario que las cosas duren, que las
y experiencias y las intento transmitir a medios a los que les raíces sean profundas. Si se hace la biblioteca-llave en ma­
puede venir bien: dar a conocer lo que se hace en otros me­no, es una cosa prefabricada que con la primera tormenta
dios. Así. en los países en vías de desarrollo he conocido cae. Usted tiene toda la razón, el "paracaidismo" es la gran
numerosas experiencias que pueden ser muy útiles. pr tentación. Por otr lado, siempre 10 repito, es casi una obse­
ejemplo. para barrios de nuestras grandes ciudades. sión, yo creo que las cosas cambian a través de "lo peque­
-�- - -ño": por las pequeñas organizaciones. por las pequeñas re­
Ramón Salabrría alizaciones, por las pequeñas gentes y por los chavales pe-
Ana Garralón queños. Finalmente, muchas cosas han cambiado en el uni-
verso de la lectura por ellos, ya que las pequeñas estructuras
N O T prmiten tomar una confanza, asumir responsabilidades. A. ___ S '- ________________ _
(l) BCD: Bibl iotheque Centre Doumentaire. Nombre con el que s dig­
nan las biblioteca, centrales de las escuelas de enseñanza primaria. R, S. -L palabra bibliotearo puede s p lls mic . Unos dirán
(2)1NRP: Institut National de Recherhe Pédagogique. Pedagogos d et que es un espcialista en información, otros lo verán como un
Instit uto junto con bibliotecaros de La Joie p les Livres formaon en 1976 animador soial... ¿Qué es para uste un biblioterio que t
la asoiación ADACES para la promoión de la BCD. bja en la leur pública? ¿Por qué es uste bibliotera?
(3) L Villette es el no mbre con el que se de signa a la Cité des Sciences et
de I'Industrie. L sección infantil de su mediateca cuenta con 23. 00 volú­Para mí un bibliotecario es el que despierta la curiosidad,
menes. 750 documentos audiovisuales. 50 ejemplares d 230 título s de jue ­que es la gran cualidad que hay que desarrollar en el ser hu­
gos. 276 programas infonnáticos. Esta mediatec a está dedicada a las ci en­mano: la curiosidad. Me parece que la biblioteca puede de­
cias. técnicas e in d ustr ias. siendo sus fondos tanto de vulgarización cientíca sempeñar esa función a causa de la diversidad de posibilida­
como de uso pro fesion al. des que puede ofrecer. Soy una bibliotecaria convencida.
(4}L'heure joyeuse: primer bibliotea in fatil crd en 1924 en el Baro Adoro mi profesión, es una profesión que puede cambiar
Ltino de Pas. muchas cosas en la soiedad. Para mí va mucho más allá del
12 EDUACION y BIBLIOECA. 3- 19

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.