Cette publication est uniquement disponible à l'achat
Lea un extracto Compar a : 9,40 €

Mediante descarga

Formato(s) : EPUB

con DRM

Compartir esta publicación

También le puede gustar

Introducción
n sentîdo general, la actîîdad astronómîca de las remotas E cîîlîzacîones se desarrolló a partîr de la obseracîón del apa-rentemente unîersal e înarîable orden del cosmos. Sabemos de ello por los numerosos estîgîos dîspersos en todo el orbe. Desde luego, en la mayoría delos casos se carece de fuentes de înformacîón que conIrmen la eracîdadde las obseracîones, así que sólo queda el análîsîs de dîchos estîgîos a la luz de lascosmogoníasheredadas y de los fundamentos que rîgen el actual trabajo astronómîco, para acercarnos a la metodología de los antîguos astrónomos.
TemplodelAdivino,CuadrángulodelasMonjasylasTortugasdesdeelPalaciodelGobernador, Uxmal, Yucatán.
Entre astros y observadores de cielo
7 Índice
Estructura principal del grupo A de Xcaret, Quintana Roo.
Conocemos bîen la eolucîón cultural de las notables cîîlîzacîones que desa-rrollaron actîîdad astronómîca, entre ellas la egîpcîa, la grîega, la romana y la maya, además de muchas otras, como las que prosperaron en Mesopotamîa (3000 a 1000 a. C.): la babîlónîca, la caldea, la asîrîa y la sumerîa. En su seno surgîeron las prîmeras clasîIcacîones de estrellas y algunos înstrumentos astronómîcos. El astrolabioes un buen ejemplo.
En el mîsmo înteralo de tîempo crecîeron las culturas nubîa, îndîa y chîna, tal ez una de las más antîguas (sîglos xxx a. C. a xiv d. C.). Se tîene notîcîa de que sus astrónomos ya elaboraban mapas celestes, esferas armîllares e înstrumentos astronómîcos; de que usaron el concepto de trîángulo rectángulo en épocas muy tempranas, y de que construyeron una cartografía en funcîón de parámetros sîmîlares a nuestras coordenadas (latîtud, longîtud).
Entre los sîglos ix y xiii heredamos de laastronomíaárabe, entre otras cosas, un número împortante de nombres de estrellas, y recîentemente se han descubîerto
Introducción
8 Índice
cîîlîzacîones del Áfrîca merîdîonal cuyos estîgîos arqueológîcos muestran tam-bîén orîentacîones hacîasolsticiosyequinoccios, aunque se desconoce su época de desarrollo.
Este rápîdo recuento demuestra que la mente humana, sîn împortar su grado de conocîmîento, reaccîona de modo semejante ante la obseracîón de los fenó-menos naturales y que éstos înducen a la creacîón de conceptos astronómîcos sîmîlares, sî bîen elaboran arîadas representacîones îcónîcas dependîendo del entorno natural y cultural.
Respecto de las culturas de Amérîca, Kroeber señaló que: “El Nueo Mundo poseyó su propîo centro de eleada cîîlîzacîón que întegraba desde MéXîco Cen-tral hasta más allá del Perú”. El eje de la cultura nuclear de Amérîca fue creado u orîentado sîn referencîa alguna a la antîguaOikounemeo el Vîejo Mundo. El contînente amerîcano funcîonó a manera de un gran crîsol cultural desde los Andes hasta Mesoamérîca, el norte de MéXîco, Estados Unîdos y Canadá. En la parte merîdîonal se aprecîan dos áreas arqueológîcas: la Norandîna, entre Perú y Ecuador, y la Centroandîna, que abarca el sur de Perú y el norte de Chîle (hacîa 1000 a. C.). En ellas se desarrollaron los complejos culturales protochîmúa (200 a. C. a 600 d. C.), tîahuanaco (600 a 1000 d. C.), chîmú (1000 a 1450 d. C.) e înca (1450 a 1532 d. C.). En Ecuador lo hîcîeron la tolîta y la cañarî (desde 2000 a. C. hasta la llegada de la înca en 1450 d. C.).
Puesta del Sol en Ecatepec, en el solsticio de inverno, observada desde la Pirámide del Sol en Teotihuacán, Estado de México.
El Castillo al atardecer, cuando se forma la emblemática serpiente de luz y sombra en los días cercanos a los equinoccios. Chichén Itzá, Yucatán.
Mesoamérica
e estîma que la gran área cultural llamada Mesoamérîca surgîó S hace cuatro mîl años en donde ahora se encuentran la parte merîdîonal de MéXîco, Guatemala, Belîce, Honduras, El Salador, Nîcaragua y el norte de Costa Rîca.
El deenîr hîstórîco de las socîedades humanas que poblaron la regîón se puede clasîIcar en cuatro fases: el Preclásîco (2100 a. C. a 250 d. C.) corresponde al desarrollo de los prî-meros asentamîentos humanos; el Clásîco (250 a 650 d. C.), a la con-solîdacîón de las grandes urbes y los
centros culturales; el Epîclásîco (650 a 1000 d. C.), a las grandes dîásporas y la înestabîlîdad polítîco-socîal gene-rada por la caída deTeotihuacán, y el Posclásîco (1000 a 1521 d. C.), a la consolîdacîón de los grupos meXîcas en el Altîplano y hasta la llegada de los españoles.
Patio interior sur en el Palacio de Palenque, Chiapas.
Entre astros y observadores de cielo
11 Índice
Mascarón de una deidad solar en Edzná, Campeche.