El sol-dios y Cristo

De

La Sierra Norte de Puebla, numerosas veces recorrida por Guy Stresser-Péan es una regìón particularmente interesante debido a su carácter pluriétnico, que se expresa en la convivencia de tres lenguas totonaca, otomí y náhuatl, Es un lugar privilegiado para la observación del sincretismo ocurrido bajo la influencia de la doctrina cristiana, que se refleja en las ceremonias, las danzas y las ideas indígenas relacionadas con Dios, con el alma y con los seres espirituales, pero también en la concepción del espacio, el tiempo, la vida y la muerte. Las creencias relativas a la Luna, y en mayor medida al Sol, Ilaman la atención de manera particular, ya que este astro se asimila a Jesucristo, tanto por parte de los indios de la sierra como por los de la Huasteca. Quetzalcóati 9 Viento, el héroe cultural de una parte de la sierra, el espíritu del dios del maíz, sigue siendo venerado como precursor del Sol, y a veces se confunde con Cristo. Este libro aporta, además, el complemento indispensable de la perspectiva indígena, in situ, en la diacronía y la diversidad de las situaciones. Al término de sus lecturas e investigaciones y de la confrontación con las fuentes, Stresser-Péan Ilega de manera natural a la explicación que se desprende de todo ello, describiendo el ambiente de religiosidad que impregna la existencia cotidiana de los indios de México, las danzas practicadas desde los tiempos más antiguos, y los rezos dirigidos a los dioses. Es así que los indios de la meseta central parecen completamente convertidos al cristianismo, sin embargo, los grupos indígenas de la Sierra de Puebla practican un cristianismo sincero pero teñido de paganismo. En El Sol-Dios y Cristo estos hechos son convocados y hablan por sí solos a través de un intérprete receptivo. “Tanto por su multiplicidad como por su gran amplitud, los temas abordados en este libro constituyen una verdadera Suma, una obra de consulta que de ahora en adelante se volverá imprescindible para todos los mexicanistas.”


Publicado el : jueves, 04 de julio de 2013
Lectura(s) : 26
Licencia: Todos los derechos reservados
EAN13 : 9782821827813
Número de páginas: 614
Ver más Ver menos
Cette publication est uniquement disponible à l'achat
Portada

El sol-dios y Cristo

La cristianización de los indios en México vista desde la Sierra de Puebla

Guy Stresser-Péan (dir.)
  • Editor : Centro de estudios mexicanos y centroamericanos
  • Año de edición : 2011
  • Publicación en OpenEdition Books : 4 julio 2013
  • Colección : Antropología
  • ISBN electrónico : 9782821827813

OpenEdition Books

http://books.openedition.org

Referencia electrónica

STRESSER-PÉAN, Guy (dir.). El sol-dios y Cristo: La cristianización de los indios en México vista desde la Sierra de Puebla. Nueva edición [en línea]. Mexico: Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2011 (generado el 09 noviembre 2013). Disponible en Internet: <http://books.openedition.org/cemca/2264>. ISBN: 9782821827813.

Edición impresa:
  • ISBN : 9786074555110
  • Número de páginas : 614

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2011

Condiciones de uso:
http://www.openedition.org/6540

La Sierra Norte de Puebla, numerosas veces recorrida por Guy Stresser-Péan es una regìón particularmente interesante debido a su carácter pluriétnico, que se expresa en la convivencia de tres lenguas totonaca, otomí y náhuatl, Es un lugar privilegiado para la observación del sincretismo ocurrido bajo la influencia de la doctrina cristiana, que se refleja en las ceremonias, las danzas y las ideas indígenas relacionadas con Dios, con el alma y con los seres espirituales, pero también en la concepción del espacio, el tiempo, la vida y la muerte.
Las creencias relativas a la Luna, y en mayor medida al Sol, Ilaman la atención de manera particular, ya que este astro se asimila a Jesucristo, tanto por parte de los indios de la sierra como por los de la Huasteca. Quetzalcóati 9 Viento, el héroe cultural de una parte de la sierra, el espíritu del dios del maíz, sigue siendo venerado como precursor del Sol, y a veces se confunde con Cristo. Este libro aporta, además, el complemento indispensable de la perspectiva indígena, in situ, en la diacronía y la diversidad de las situaciones.
Al término de sus lecturas e investigaciones y de la confrontación con las fuentes, Stresser-Péan Ilega de manera natural a la explicación que se desprende de todo ello, describiendo el ambiente de religiosidad que impregna la existencia cotidiana de los indios de México, las danzas practicadas desde los tiempos más antiguos, y los rezos dirigidos a los dioses. Es así que los indios de la meseta central parecen completamente convertidos al cristianismo, sin embargo, los grupos indígenas de la Sierra de Puebla practican un cristianismo sincero pero teñido de paganismo.
En El Sol-Dios y Cristo estos hechos son convocados y hablan por sí solos a través de un intérprete receptivo. “Tanto por su multiplicidad como por su gran amplitud, los temas abordados en este libro constituyen una verdadera Suma, una obra de consulta que de ahora en adelante se volverá imprescindible para todos los mexicanistas.”

Índice
  1. Prefacio

    Jacqueline de Durand-Forest
  2. Agradecimientos

    Guy Stresser-Péan
  3. Agradecimientos de la presente edición

    Claude Stresser-Péan
  4. I. La conversión al cristianismo de los indios del centro de México en el siglo xvi

  5. II. De la conquista espiritual a la gestión parroquial durante la Colonia en el centro de México

    1. 1. LOS PRIMEROS AÑOS DE LA CONVERSIÓN DE LOS INDIOS FUERON DE DEVOCIÓN CASI UNÁNIME EN EL CENTRO DE MÉXICO
    2. 2. A MEDIADOS DEL SIGLO XVI LA DEVOCIÓN SE HIZO MENOS GENERAL
    3. 3. A MEDIADOS DEL SIGLO xvi TAMBIÉN LOS RELIGIOSOS HABÍAN CAMBIADO
    4. 4. LOS RELIGIOSOS HACEN ESFUERZOS PARA CONOCER LAS ANTIGUAS CREENCIAS Y COSTUMBRES DE LOS INDIOS
    5. 5. DLSCREPANCIA ENTRE LOS RELIGIOSOS Y EL SEGUNDO ARZOBISPO DE MÉXICO
    6. 6. EN EL SIGLO xvii LOS INDIOS DE MÉXICO YA NO CAUSABAN TEMOR
    7. 7. SUPERVIVENCIA MÁS O MENOS PARCIAL DEL CALENDARIO INDÍGENA EN DIVERSOS LUGARES
    8. 8. LA VIDA DE LAS PARROQUIAS INDIAS DEL CENTRO DE MÉXICO DURANTE LA COLONIA
    9. 9. UN REGRESO MARGINAL TARDÍO AL IDEAL DE LOS PRIMEROS FRANCISCANOS
  1. III. Una zona indígena trilingüe y tradicionalista de la Sierra de Puebla

    1. 1. PRESENTACIÓN DE LA ZONA INDÍGENA CONSIDERADA Y DE LAS LENGUAS QUE AHÍ SE HABLAN
    2. 2. MARCO HISTÓRICO REGIONAL: ÉPOCA PREHISPÁNICA
    3. 3. CORTÉS CONOUISTA EL PEQUEÑO REINO OTOMI DE TUTOTEPEC EN 1523
    4. 4. MARCO HISTÓRICO REGIONAL: ÉPOCA COLONIAL
    5. 5. MARCO HISTÓRICO: ÉPOCA CONTEMPORÁNEA
    6. 6. TRES LENGUAS, PERO UN SUSTRATO TOTONACO COMÚN
    7. 7. LOS DIVERSOS SECTORES DE NUESTRA INVESTIGACIÓN DE ETNOLOGÍA RELIGIOSA EN LA SIERRA DE PUEBLA
  2. IV. La introducción del cristianismo en la Sierra Norte de Puebla

    1. 1. LA EVANGELIZACIÓN Y EL ESTABLECIMIENTO DE LA ORGANIZACIÓN ECLESIÁSTICA
    2. 2. PROBLEMAS INDIVIDUALES DE LA CONVERSIÓN AL CRISTIANISMO
    3. 3. CRISTIANIZACIÓN DE LOS PUEBLOS Y DE LAS ALDEAS
  3. V. Crisis religiosas locales en los siglos xvi y xvii

    1. 1. ANDRÉS MIXCÓATL SE SIGUE IDENTIFICANDO, EN 1534-1537, CON EL DIOS TEZCATLIPOCA
    2. 2. EL CACIQUE TOTONACO DE MATLATLÁN CELEBRABA TODAVÍA EN 1539 LAS FIESTAS PAGANAS DEL ANTIGUO CALENDARIO
    3. 3. MIGUEL DEL ÁGUILA, CACIQUE DE XICOTEPEC, ACUSADO DE DECLARACIONES HERÉTICAS EN 1575
    4. 4. FIESTAS DEL ANTIGUO CALENDARIO QUE AÚN SE CELEBRABAN EN TUTOTEPEC ENTRE 1627 Y 1635
    1. 5. EN 1647, GREGORIO JUAN HACÍA HABLAR A LOS ESPÍRITUS Y SE EQUIPARABA CON DIOS
  1. VI. La sedición de los otomíes de Tutotepec en 1766-1769

    1. PRIMERA SECCIÓN: EXPOSICIÓN DE LOS ACONTECIMIENTOS Y HECHOS
    2. 3. EL ATAQUE AL SANTUARIO OTOMÍ
    3. SEGUNDA SECCIÓN: DISCUSIÓN E INTERPRETACIÓN DE LOS HECHOS
  2. VII. Tradiciones actuales de la Sierra Norte de Puebla. Culto a los cerros, uso de oratorios o casas sagradas

    1. 1. INTRODUCCIÓN
    2. 2. EL CULTO A LOS CERROS TUTELARES
    3. 3. LOS ORATORIOS O CASAS SAGRADAS
  3. VIII. Tambores sagrados, teponaztli e ídolos de los indios de la Sierra Norte de Puebla

    1. 1. PAREJAS DE TAMBORES SAGRADOS
    2. 2. EL TEPONAZTLI, TAMBOR XILÓFONO DE DOS LENGÜETAS VIBRANTES
  4. IX. Las fiestas de tradición indígena

    1. 1. EXISTENCIA DE FIESTAS ANUALES PARA LA FECUNDIDAD VEGETAL
    2. 2. LA ANTIGUA FIESTA DE SAN JUAN ECHACHALCO EN XlCOTEPEC
    3. 3. LA FIESTA ANUAL DE LOS TOTONACOS DE TEPETZINTLA Y SU PROLONGADA PREPARACIÓN
    4. 4. RECUERDOS DE LAS FIESTAS ANUALES DE OTROS PUEBLOS
    5. 5. REFLEXIONES SOBRE LAS FECHAS DE LAS FIESTAS TRADICIONALES EN LA REGIÓN ESTUDIADA
  5. X. Elementos y accesorios de las ceremonias indígenas tradicionales

    1. 1. LAS OFRENDAS Y LOS RITOS QUE LAS ACOMPAÑAN
    2. 2. LA ORACIÓN, EL CANTO, LA MÚSICA Y LA DANZA
    3. 3. ÍDOLOS Y MUÑECOS RITUALES
    4. 4. ACCESORIOS RITUALES DIVERSOS
  6. XI. Las fiestas cristianas de los pueblos de la Sierra de Puebla y sus elementos rituales

    1. 1. EL CICLO DE LAS FIESTAS CRISTIANAS DEL AÑO
    1. 2. LAS FIESTAS DE LOS SANTOS
    2. 3. LA FIESTA DEL PUEBLO
    3. 4. LAS PEREGRINACIONES
    4. 5. LAS DANZAS EN LAS FIESTAS CRISTIANAS DE LOS PUEBLOS
  1. Liste des illustrations

  2. XII. Las danzas de origen prehispánico

    1. INTRODUCCIÓN. LAS TRES DANZAS DE ORIGEN PREHISPÁNICO
    2. LA DANZA DEL VOLADOR O DE LOS VOLADORES
    3. LA DANZA DE LAS GUACAMAYAS
    4. LA DANZA DE LOS PÁJAROS CARPINTEROS O DE LOS TEJONEROS
  3. XIII. Las danzas de origen colonial

    1. 1. LA DANZA DE MOROS Y CRISTIANOS
    2. 2. LA DANZA DE LOS SANTIAGUEROS O DE LA GENTE DE SANTIAGO
    3. 3. LA DANZA DE LOS TOCOTINES
    4. 4. LA DANZA DE LOS ACATLAZQUIS
    5. 5. LA DANZA DE LOS NEGROS O NEGRITOS
    6. 6. LA DANZA DE LOS VIEJOS O HUEHUES
    7. 7. LA DANZA DE TOREROS O DE CHARROS
    8. 8. DANZAS DE IMPORTANCIA SECUNDARIA
  4. XIV. Los poseedores de la sabiduría indígena

    1. 1. LOS VERDADEROS “SABIOS” INDÍGENAS DE ANTES
    2. 2. LA CRISIS DE RECHAZO A LAS VIEJAS TRADICIONES
    3. 3. LOS ACTUALES POSEEDORES DE LA SABIDURÍA INDÍGENA TRADICIONAL Y EL PAPEL QUE DESEMPEÑAN
    4. 4. NOTAS SOBRE EL USO ADIVINATORIO DE LOS HONGOS ALUCINÓGENOS
  5. XV. Supervivencias del calendario mesoamericaño en la Sierra Norte de Puebla

    1. 1. LO QUE ERA EL ANTIGUO CALENDARIO MESOAMERICAÑO
    2. 2. DESCUBRIMIENTO DE SUPERVIVENCIAS DEL ANTIGUO CALENDARIO MESOAMERICAÑO
    3. 3. EL CALENDARIO TOTONACO DE LOS DIAS
    4. 4. EL CALENDARIO TOTONACO DE LOS MESES DE 20 DIAS
    5. 5. RELACIONES SECULARES ENTRE TEOTIHUACAN Y LOS TOTONACOS
    6. 6. EL CALENDARIO NAHUATL EN LA SIERRA NORTE DE PUEBLA
  6. XVI. La formación y el fin del mundo

    1. 1. CREENCIAS SOBRE LA FORMACIÓN Y EL FIN DEL MUNDO
    2. 2. TRADICIONES DE LOS INDIOS ACTUALES DE LA SIERRA DE PUEBLA SOBRE LA FORMACIÓN DEL MUNDO
    1. 3. CREENCIAS SOBRE EL FIN DEL MUNDO DE LOS INDIOS ACTUALES DE LA SIERRA DE PUEBLA
    2. 4. LEYENDAS SEMICRISTIANAS SOBRE LA FORMACIÓN DEL MUNDO
  1. XVII. Cosmología, el mundo visto por los indios de la Sierra de Puebla

    1. 1. IDEA GENERAL SOBRE EL MUNDO
    2. 2. CREENCIAS DE LOS INDIOS SOBRE EL CIELO Y SOBRE LOS ASTROS
    3. 3. LO QUE LOS INDIOS PIENSAN DE LA TIERRA
    4. 4. CREENCIAS INDÍGENAS SOBRE EL FUEGO, EL AGUA Y EL AIRE (O EL VIENTO)
    5. 5. CREENCIAS DE LOS INDIOS ACTUALES SOBRE LOS SERES VIVOS
    6. 6. LO QUE PUEDEN SABER O PENSAR LOS INDIOS SOBRE LA DIVERSIDAD DE LOS HOMBRES
  2. XVIII. Las almas de los seres y las cosas

    1. 1. IDEA PREHISPÁNICA DE LAS TRES ALMAS DE CADA HOMBRE
    2. 2. ANTIGUAS CREENCIAS AZTECAS SOBRE EL DESTINO DE LAS ALMAS DESPUÉS DE LA MUERTE
    3. 3. EVOLUCION DE LAS IDEAS INDIAS SOBRE EL ALMA DESPUÉS DE LA CONQUISTA
    4. 4. PROBLEMA QUE SE LE PLANTEO A LA IGLESIA MEXICANA, POR EL DESTINO DE LAS ALMAS DE LOS INDIOS MUERTOS SIN HABER PODIDO CONOCER LA EXISTENCIA DE CRISTO Y DEL BAUTISMO
    5. 5. CREENCIAS SOBRE EL ALMA ENTRE LOS DIVERSOS PUEBLOS INDÍGENAS ACTUALES DE LA SIERRA NORTE DE PUEBLA
    6. 6. CREENCIAS SOBRE EL DESTINO DE LAS ALMAS DESPUES DE LA MUERTE
    7. 7. CREENCIAS SOBRE LAS ALMAS DE LOS ANIMALES, LOS VEGETALES Y LAS COSAS
  3. XIX. Los seres sobrenaturales en las creencias y prácticas religiosas de los indios de la Sierra Norte de Puebla

    1. 1. LOS SERES SOBRENATURALES DE LAS CREENCIAS HISPANO-CRISTIANAS ADOPTADAS POR LOS INDIOS
    2. 2. LOS SERES SOBRENATURALES DE LAS CREENCIAS MAS INDÍGENAS DE LA SIERRA DE PUEBLA
    3. 3. EL ESPÍRITU O DIOS DEL MAÍZ, GRAN HÉROE CULTURAL DE LA SIERRA DE PUEBLA
    4. 4. QUETZALCOATL, 9-VIENTO, HÉROE CULTURAL DE UNA PARTE DE LA SIERRA
  4. XX. La religión poco sincrética de los últimos nahuas del centro de México

  5. XXI. Sincretismo en la religión de los indios actuales de la Sierra Norte de Puebla

    1. 1. CONTRASTE ENTRE LA CRISTIANIZACIÓN DEL CENTRO DE MÉXICO Y LA DE LA SIERRA DE PUEBLA
    2. 2. PERSISTENCIA DE LAS CREENCIAS INDÍGENAS SOBRE LAS ALMASY SU DESTINO EN EL MÁS ALLÁ
    3. 3. SINCRETISMO EN LAS CREENCIAS INDÍGENAS DE LA SIERRA SOBRE LA FORMACIÓN DEL MUNDO
    4. 4. CONCLUSIONES SOBRE LA RELIGIÓN DE LOS INDIOS DE LA SIERRA NORTE DE PUEBLA
  1. Bibliografía

  2. Índice geográfico

Prefacio

Jacqueline de Durand-Forest

1Si existe un estudio que se baste a sí mismo, ése es por supuesto el que el profesor Stresser-Péan ofrece hoy a todos los mexicanistas y, ciertamente, a cualquier lector que tenga la preocupación de estar informado en detalle sobre México. Este estudio, que fue madurándose durante largo tiempo, es fruto de investigaciones repetidas y extensas lecturas, y se adecua en todos los sentidos a la regla de oro, frecuentemente olvidada en nuestros días: “Veinte veces volved a emprender vuestra obra...”1

2No obstante, con gran impaciencia esperábamos la publicación de este libro de primera importancia, del que el profesor Stresser-Péan nos había platicado a mi marido y a mí, repetidas veces, durante nuestros encuentros en Paris.

3La Sierra Norte de Puebla, que el autor recorrió muchas veces acompañado de su esposa Claude, es una región particularmente interesante debido a su carácter pluriétnico y trilingue (totonacos, otomíes y nahuas). Esta zona indígena, que sigue siendo tradicionalista, hasta ahora sólo había sido objeto de escasos estudios y, por lo mismo, permitía observar un punto muy importante, apenas evocado por Robert Ricard en su famoso libro La conquista espiritual de México, publicado en 1933, a saber, el aspecto propiamente indio de la conversion al cristianismo. Este especialista sólo reconocía la existencia de cierto sincretismo religioso, con una eventual predominancia de tradiciones paganas, entre los indios que viven en regiones periféricas apartadas y de difícil acceso. Le parecía que todo paganismo había sido erradicado del centro de México, que había sido evangelizado de manera metódica y enérgica, y que ahí las tradiciones prehispánicas casi no habían impregnado mediante el sincretismo la forma popular regional del catolicismo.

4Esto, sin embargo, equivalía a no tener suficientemente en cuenta un “hecho aparentemente marginal” —para retomar la expresión de Guy Stresser-Péan— que resalta en estudios etnográficos posteriores y que nuestro autor se esforzó a todo lo largo de su obra por poner en relieve: el de la supervivencia más o menos évidente de la mentalidad indígena, que implica cierta concepción del espacio, el tiempo, la vida y el más alla.

5A la visión “española” y, en lo esencial, sincrónica, limitada en el tiempo, de la obra La conquista espiritual..., El Sol-Dios y Cristo viene a aportar el complemento indispensable de la perspectiva indígena in situ (la Sierra Norte de Puebla), en la diacronía y diversidad de situaciones.

6Como preámbulo, sin embargo, Guy Stresser-Péan se propuso, a la luz de los métodos y resultados de la evangelización de los indios del altiplano de México, plantear el estado de la cristianización de los indios de la Sierra de Puebla, en sus diversas etapas y su especificidad, sin dejar de mencionar las crisis religiosas ocurridas en los siglos XVI y XVII, así como las sediciones de los otomíes de Tutotepec (en 1766-1769).

7Estos enfoques históricos hacen resaltar las tradiciones que se han mantenido en diferentes ámbitos (fiestas de la fecundidad, danzas, limpias, adivinación), mientras que otras habían dejado de practicarse en ciertos pueblos de la Sierra Norte de Puebla, debido a una crisis de cansancio cultural, provocada entre otras cosas por la eliminación progresiva del totonaco en beneficio del náhuatl, así como luego de graves acontecimientos políticos y económicos. Este fenómeno, observado en otras partes por Alfred Kroeber, tuvo como resultado particular el abandono y el entierro ritual de los tambores sagrados y la pérdida de prestigio de los “sabios” indígenas, poseedores de conocimientos cosmogónicos, religiosos, adivinatorios y terapéuticos, y que quedaron reducidos al papel de simples curanderos.

8Sin embargo, a base de paciencia y tenacidad en sus investigaciones, al lograr que sus informantes se sintieran en confianza, Guy Stresser-Péan descubrió en 1985, en Tepetzintla, la supervivencia del calendario de los totonacos, y en marzo de 1991, la del calendario de los nahuas de Huauchinango, que recientemente dejó de usarse; pero fue por referencia al calendario azteca como logró restablecer el orden mal conservado de los meses del primero, y reconstituir el de varios pueblos nahuas de la Sierra Norte de Puebla, que estaba incompleto.

9La comparación de la cosmología de los indios de la sierra con la de los aztecas también inspiró a nuestro autor atinadas observaciones. Esta región, en efecto, es un lugar privilegiado para la observación del sincretismo ocurrido bajo la influencia de la doctrina cristiana, que refleja los ritos, las danzas y las ideas indígenas relacionadas con Dios, con el alma y con los seres espirituales, como la sirena.

10Las creencias relativas a la Luna, y en mayor medida al Sol, llaman la atención de manera particular, ya que este astro se asimila a Jesucristo, tanto por parte de los indios de la sierra como por los de la Huasteca. Quezalcôatl-9-Viento, el héroe cultural de una parte de la sierra, el espíritu del dios del maíz, se sigue venerando como precursor del Sol, y a veces se confunde con Cristo. Los relatos sobre él están relacionados con antiguos mitos toltecas relativos a Topiltzin-Quetzalcôatl. El registrado por Guy Stresser-Péan en dos pueblos totonacos y que cuenta cómo este personaje fue traído al mundo en forma de piedra plana (cuchillo de silex), adquiere pleno sentido cuando el autor remite a la lamina 49-IV del Códice Vindobonensis, códice mixteco prehispánico que ilustra el nacimiento de Quetzalcóatl precisamente con esta forma, en un día 9-Viento del año 10-Casa.

11La descripción que hace Guy Stresser-Péan de la fiesta anual de los totonacos de Tepetzintla, a la que asistió en 1991, tiene un interés muy particular. Primero, porque su celebración ocurre el 12 de diciembre, que corresponde a la fecha 9-Viento, día del nacimiento del ser sobrenatural del mismo nombre, el protector del pueblo mencionado. Después, porque la ofrenda principal que se hace frente a la iglesia, incluye, entre otras cosas, 10 grupos de pequeños muñecos repartidos en cuatro hileras paralelas, que recuerdan las ofrendas contadas que figuran bajo ciertas divinidades en varios códices prehispánicos (Cospi; Fejervary-Mayer; Laud). Como complemento, la lamina 5 [p. 223] describe la fabricación de un muñeco de madera y tiras de corteza de amate con el "corazón" de resina de copal. La lámina siguiente presenta las flores ofrecidas en ramos rituales.

12Muy a menudo durante las fiestas, aunque también en otras ocasiones, se celebran danzas, cuya frecuencia, naturaleza, carga simbólica y vínculos con las antiguas prácticas no escaparon al autor, quien les dedicó no menos de dos capítulos (xii y xiii), es decir, una décima parte de su libro. Las danzas rituales aztecas asociadas a varias fiestas mensuales, prohibidas por la autoridad española en razón de su carácter esencialmente pagano, suscitaron otras adaptadas a las nuevas creencias; algunas de ellas, por último, se desarrollaron a propósito de la Conquista y en torno a ella. De las 10 danzas de inspiración precolombina o colonial analizadas por el autor, a dos les dedica un desarrollo particular.

13En efecto, a Guy Stresser-Péan le corresponde aclararnos lo relativo al simbolismo de la danza de las Guacamayas, que los totonacos y los nahuas del sur de la sierra siguen practicando. Estos danzantes-guacamayas se llaman cuezali, nombre dado también a su tocado, aureola circular hecha de caña ranurada y listones. Ahora bien, en náhuatl clásico, el término cuezalin designaba las grandes plumas rojas de la cola del ara macao. Debido a que esta ave, denominada en náhuatl cuezal tototl, desapareció hace poco, nuestro autor supone que sus plumas fueron remplazadas por el tocado circular, que posee el mismo simbolismo, un simbolismo borrado de la memoria de los interesados. Entre los aztecas, en efecto, las plumas rojas de esta ave simbolizaban las llamas o el fuego. De hecho, Xiuhtecuhtli, el dios del fuego, llevaba como nombre alternativo el de Cuezaltzin. Cuezal era, además, uno de los Tzitzimime, esos monstruos que esperan el fin del mundo para bajar a la Tierra y devorar a los hombres. Así, para Guy Stresser-Péan, el carácter ambivalente de este dios es manifiesto, cuando esta danza se lleva a cabo con un aparato giratorio, que de manera sucesiva pone a los danzantes con la cabeza hacia arriba, como el sol de mediodía, y con la cabeza hacia abajo, como el sol de la noche, “que apenas ilumina la región de los muertos”.

14La danza de Los Voladores también merece una mención particular, por el carácter sincrético que presenta en ciertos pueblos. Esta danza de origen prehispánico es ejecutada por un número par de danzantes u “hombres-voladores” que, subidos hasta la punta de un mástil, se amarran en el extremo de una cuerda atada a éste y van bajando hasta el suelo con un movimiento en espiral, mediante un dispositivo giratorio colocado en la parte más alta. Concebida primero como una danza de las águilas, aves míticas muy poderosas, esta danza presenta, en la región de la Sierra Norte de Puebla estudiada por Guy Stresser-Péan, la doble particularidad de que la ejecuta un número variable de danzantes y que tomó prestado de los indios aculturados del altiplano a un personaje crucial de las tradiciones populares: la Malinche o Malintzin. Esclava regalada a Cortés en Tabasco, la Malinche se volvió su intérprete, su consejera y su concubina. Así, al incluirla en las danzas, principalmente en las de la Conquista de México, admitidas por los misioneros, los indios rendían homenaje a uno de los suyos, por su inteligencia y por el sobresaliente papel que había desempeñado con Cortés, en la comprensión del mundo indígena y la lucha contra la idolatría.

Image img01.jpg

La ofrenda mayor del día 9-Viento.

15El hecho de que la Malinche haya pasado a designar posteriormente a un ser sobrenatural, considerado como la diosa del agua y anteriormente de la montaña, es tal vez la prueba de la importancia de la figura histórica que lleva su nombre.

16Muchos otros puntos merecerían señalarse, de tantos hechos, observaciones y comentarios como contiene la obra. Era necesaria toda la erudición de Guy Stresser-Péan, su conocimiento de las últimas investigaciones, su enorme experiencia del terreno y una excepcional perseverancia, alentada en todo momento por su esposa, para llevar a buen puerto semejante proyecto. En él encontramos el esfuerzo de análisis, síntesis y reflexión al que el autor nos había acostumbrado en sus cursos en la École Pratique des Hautes Études y en sus anteriores publicaciones.

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.

Difunda esta publicación

También le puede gustar

Pedro de Cieza de León y la Crónica de Indias

de institut-francais-d-etudes-andines

Saberes periféricos

de institut-francais-d-etudes-andines

La Mitad del mundo

de centro-de-estudios-mexicanos-y-centroamericanos

El dibujo arqueológico

de centro-de-estudios-mexicanos-y-centroamericanos

La Mitad del mundo

de centro-de-estudios-mexicanos-y-centroamericanos

Política e identidad

de centro-de-estudios-mexicanos-y-centroamericanos

siguiente