Desde los datos, hacia los modelos

De
Publicado por

Colecciones : Educación y biblioteca. Año 9, n. 78
Fecha de publicación : 1997
Publicado el : domingo, 29 de julio de 2012
Lectura(s) : 34
Fuente : Gredos de la universidad de salamenca
Licencia: Más información
Atribución, No Comercial, Compartir bajo la misma forma idéntica
Número de páginas: 6
Ver más Ver menos

a. como a la
Entre nosotros no es frecuente transmiten una visión estát de sociedad que sire. que el sericio
que se intente demostrar que el la biblioteca. Esta visión deja que presta es efcaz. produce
servicio que se presta es útil. que fuera a usuario. cuando si la benefcios. es socialmente útil.
los recursos que se emplean en biblioteca tiene sentido es preci­etc. Para hacer esta justcación
dar estos servicios deben conside­ samente en función del sericio los bibliotecarios van a tener que
rarse adecuados y bien distrtbui­ que da a usuario. acostumbrarse a hacer más cosas
dos. que las inversiones son ren- Por ejemplo. si una bibliotea u-de las que habitualmente se rali-
EDUCACION y BIBLIOTECA - 78, 1997 1441

Marketing para bibliotecas
absolutos lleva a una visión blemas. y tenemos que darle solu­versitaa, par explicar su ges­
estática. ción urge ntemente. Mientras tión, nos dice que su fondo cuen­
nuestros centros carezcan de t con 675.000 monografas y Por el contro, si nos preocupá­
14.000 títulos de publicaciones semos de obsera y medir las objetivos será muy difcil tener
periódicas. y que se realizan relaciones que se establecen en la una gestión que pase de la mera
biblioteca. a procesar los datos inercia. 250.000 préstamos a domicilio,
para conseguir infonación, a Aunque estamos diciendo que en puede que crean que con esto dan
reflexionar sobre esta infora­alguna visión sobre el sericio que la mayoña de las bibliotecas espa­
prestan a la comunidad universi­ ción. a interpretar estos resulta­ ñolas se funciona sin objetivos, la
taia. pero reamente no están dos. a hacer prebas que nos des­ necesidad de metas y objetivos
diciendo casi nada. a no ser su cubran las relaciones que se esta­ está reconocida en todas las nor­
blecen, necesariamente tenemos mas y pautas que existen para concepción estática y antigua de
que adoptar una vsión dinámica. bibliotecas. Como muestra pue­lo que para ellos es una bibliote­
ca. y consecuentemente. cómo donde lo que se entiende por den servimos las Standards for
explican su gestión. biblioteca, y cómo se analizan los W1iversity librarles: Evaluations of
fenómenos que acaecen en la prformance IACR. 1989) y el Sería preferible dar infonnación
biblioteca se ven desde las rela­ Manlresto d l UECO sobre en la que de aguna manera apa­
ciones. dinámicamente, con la bibliotecas públicas (1994). Ls reciese el uso que se está reali­
zando. es decir, que relacionara posibilidad de sistematizr estos Nor dedican las secciones A y
los productos de la biblioteca con procesos. B a las metas y objetivos y en con­
los usuarios. con la población. SI para dar nuestr visión de la creto nos habla de establecer
Informaciones del tipo circulación biblioteca, de los sericios que "objetivos coherentes, cuyo alcan­
prestamos. abandonásemos lo ce pueda medirse". El Manljesto per capita. porcentajes de locali­
zación. tasas de rotación, etcéte­ que estamos llamando visión nos dice que "debe formularse
ra. son bastante más útiles y sig­ absoluta, hoy por hoy mayorta­ una política clara, defniendo
nifcativas, pues no son absolutas ria, y nos decidiéramos por la objetivos, prioridades y seri­
sino que tienen relacines. y ade­ visión dinámica, sera un paso cios .. . ".
importante a la hora de cambiar Una vez fiados los objetivos más, tienen también la ventaja de
nuestra concepción y funciona­dar una visión dimic de la habrá que conocer el grado d
biblioteca. miento de la biblioteca. y por cumlimiento de los mismos, y
Siguiendo con el ejemplo anterior. extensión, modificar la visión que para ello nos puede servir una
si esa misma biblioteca para ilus­ damos ante la sociedad en gene­ evaluación. Nada mejor para jus­
trar su gestión, a parir de los r. tifcar el servicio del centro que
datos anteriores, y sabiendo que una evaluación, donde además de
cuenta con 61.000 universitarios. Objetivos y metas estu diar la efcacia, se pueden
dijera que cada universitario toma Para salir de esta situación los analizar también otros aspectos
4 documentos en préstamo domi­ bibliotecaros tendrán que cam­ que sean de interés para dicha
cll1ario pr año, estaría dando biar algunas fonnas de funciona­ biblioteca.
una información más rca de 10 miento, habrá que comenzar a
que ocurre en la biblioteca y en su realiza prácticas que en nuestras L medición
universidad. Pues al conocer este bibliotecas están todavia ausen­ Para realizar la evaluación vamos
resultado pensamos que igual los tes. SI queremos justifcar la pro­ a necesita datos, y la recogida de
universitarios deberian hacer más pia existencia de los centros ten­ estos datos tendrá que verse
uso del préstamo a domicilio. y se dremos que incorporar nuevos como una tarea bibliotecaria más.
nos ocuren más preguntas, más métodos de gestión. Quizá lo pri­ En este aspecto de la captura de
líneas de interrogación y de mero, y es un factor fundamental, datos bibliotecarios también
actuación. es que las bibliotecas cuenten con nuestras bibliotecas llevan un
Este ejemplo tan simple nos objetivos. entendiendo los objeti­ cierto retraso, pues todavia son
puede serir paa ver que el fun­ vos como concretos. medibles. pocos los centros que recogen
cionamiento de la biblioteca se cuantifcables: lo que no es válido datos sobre las actividades que
puede ver como ago absoluto. es considerar que son objetivos de desarollan. Una vez que sepamos
con una visión estática de lo que una biblioteca frases como "satis­ qué datos son los que necesita­
es y debe hacer una biblioteca. facer las demandas de informa­ mos y estén recogidos, habrá que
Pensamos que una explicación de ción de los usuarios". y otras de procesarlos para conseguir los
esta visión absoluta de muchos corte parecido: tales grados de Úldicadores.
bibliotecarios se debe a que cua­ generalidad e inconcreción no s A proceso completo de la captura
do quieren explica los fenómenos pueden considera objetivos. de datos, del procesamiento de los
de la biblioteca recurren a datos. L inexistencia de metas y objeti­ mismos y de la producción de
y los datos apenas dan infonna­ vos en la mayor pate de las indicadores como resultado de
ción, precisamente porque la bibliotecas españolas, sean bi­ dicho procesamiento, podemos
información requiere que los bliotecas municipales dependien­ denominarlo medición. L que
datos sean procesados. Una tes del mismo ayuntamiento. sean estamos llamando medición se
visión estática lleva a los datos universitarias de larga tradición. puede representar gráfcamente
absolutos, y viceversa. es uno de nuestros mayores pro- de la siguiente manera:
EDUCACION y BIBLIOTECA - 78, 1997 1451

Marketing para bibliotecas
campo, pues como nos dice Bla­ Quizá la prmera aproxmación
lock [1989, p. 97) "los procesos de que podemos adoptar para anali­L mecó
medición y de elaboración teórica z la biblioteca sea concebirla
están íntimamente unidos". como un sistema. El sistema se
Tendremos que deja más claro caracteriza por tener una serie de
sobre qué trabajamos, cuál es componentes interrelacionados; . - -- .
nuestra materia prima, puesto estas relaciones producen cam­
que en función de la respuesta bios en el sistema. Ls componen­
que demos surgirán distintas con­ tes a tener en cuenta paa siste­
Grco 1
cepciones. L pregunt sería ¿tra­ matizar una biblioteca serian:
Como podemos obser en el bajamos con documentos, con entradas, estas son procesadas y
gáfco I el proceso de datos para información, o con ambos? Res­ de dicho presamnto se obtie­
la producción de indicadores es ponder que los bibliotecarios ta­ nen las salida. Igualmente la
idéntico a la concepción que tene­ bajan con doumentos tiene una biblioteca vista como sistema
mos sobre la información, pues se visión más tangible, más fsica, puede contar con mecanismos de
considera la información como el pues asociamos el documento con rtrolimentan y está insera en
resultado de un conjunto de un soporte; quiz sea más fácil de un entoro.
datos sometidos a un procesa­ medir, pero es también una visión Además de lo que acabamos de
miento, el resultado de este pro­ ver en la biblioteca deberíamos más tradicional. Pero si contesta­
cesamiento es lo que nos da la hablar de algo más, que vamos a mos que nuestra profesión opera
información. sobre la iforción, se obtiene denominar benefios; las bibliote­
Por tanto, como los indicadores. cas, en su funcionamiento, no una visión más intagble, pues la
igual que la información. se obtie­ información no es tan fácil de sólo producen salidas, sino ta­
nen a partir de datos y su poste­ asociar con ago fsico. bién benefcios.
ror procesamiento. podemos Estas cuestiones tendrán que cla­ Si adaptamos esta visión a la
decir que un indicador es una rifcarse ya que para medir, para biblioteca y la representamos grá­
medición que nos da información, saber lo que ocurre en la bibliote­ fcamente, el modelo de biblioteca
que nos ayuda a describir, y com­ ca, será muy distinto decir que del que estamos hablando podra
prender, lo que ocurre. Para ello nuestra materia prima es el docu­ ser:
tan sólo tendremos que interre­ mento o la información, debido a
t los resultados de los indicado­ que la fora de medirlas, de plan­ Gráfco 11
res; es decir, una vez decididos los teamos su análisis, va a ser muy
indicadores que creemos nos son distinta.
Sise
más útiles para conseguir la Aunque en nuestro campo el
• información que buscamos, ten­ grado de formulación es casi ine­
� dremos que elaborarlos, a partir xstente, y el de cuantifcación no
. - - . de los datos, y después habrá que está muy desarrollado, y esto lo
interpretarlos. diramos para el áea anglosajo­
L_- L importancia de los procesos de na, que nos lleva cierta distancia,
medición son fundamentales en hemos de reconocer que en los
todas las disciplinas. pues casi últimos años están apareciendo
podemos decir que el grado de editadas en España algunas Si obseramos el diagama del
avance de una rama del conoci­ monografas a rspecto, por lo gco 11 vemos que estamos ana­
miento está muy relacionado con que no debemos perder el opti­ lizdo a la biblioteca como un
su capacidad de medir. Ls disci­ mismo. Quizá el mayor problema sistema. En dicho sistema se dan
plinas con mayor capacidad de en este asunto sea la poca prepa­ una serie de entrdas (económi­
medir, y con mediciones más rción con que cuentan los profe­ cas, personal, adquisiciones ... ),
austadas y precisas, son las que sionales en ejercicio, pero tam­ estas entradas serán presada,
están en mejores condiciones bién tenemos que reconocer que tratadas, para producir salia
paa eplicar y comprender los los nuevos planes de estudio de (catálogo, circulación ... ). El usua­
fenómenos de su campo. De aquí nuestra carrera cubren estos rio está interesado por las salidas
el esfuero que están realizando conocimientos, cosa que anterior­ que produce el centro, y su rela­
las materias nuevas, que aspira mente no ocura. ción con la biblioteca suele hacer­
a tener un cierto grado de cientif­ se con las salidas.
cidad, por matematizar, cuantif­ Sistematización de •• Pero en este sistema no sólo s
car, formular; pues son conscien­ biblioteca producen salidas, también hay lo
tes de que el nivel de matematiza­ Una vez que tenemos clar el pro­ que hemos llamado bnefcios.
ción que alcancen va a repercutir ceso que estamos llamando medi­ Scialmente se consider que las
rápida y directamente en el gado ción, nos podríamos preguntar: personas, colectvidades, etc. que
de progreso de dicha rama del ¿qué se puede medir en una frecuentan la biblioteca consi­
conocimiento. Estos procesos de biblioteca?, ¿cómo podemos con­ guen ciertos grados de calidad;
cuantifcación van a permitir ta ­ cebir una biblioteca para some­ que el uso de la prdu­
bién una mayor facilidad a la hora terla a estas mediciones?, ¿cómo ce personas más sensibles, más
de desarrollar teorías sobre su podemos sistematila? solidaras, más cultivadas, con
EDUCACION y BIBLIOTECA -78, 1997 1461

Marketing para bibliotecas
más capacidad de crtica, con mos ver, si tomaos el gráco 11 van a ampliar su contenido a
hábitos más sociales, etcétera. como representación sistemática contar no sólo con lo que tradicio­
Todas estas raones, que son dlf­ de la biblioteca, representación nalmente entendemos, sino que
que se podría ampliar con nuevos aora tendremos que sumarle las cHes de medir, es lo que queremos
esquemas cuando nos enfrente­ nuevas foras que trae Interet. signifcar cuado decimos que las
bibliotecas producen benefcios. mos con subsistemas dentro del Por ejemplo, los usuarios ya no
Otro factor para ver la biblioteca sistema, las posibilidades que sólo serán aquellos a los que esta­
como sistema es la retroient­ tenemos para estudiar el fenóme­ mos habituados. presenciales,
cn retroinformación que consis­ no biblioteca son bastante sino que aparecerán nuevos
amplias. mediante la red, no presenciales. tiria en que los resultados de sali­
SI estamos abordando la posible El caso de la colección también da sean utiliza dos como infora­
ción que alimenta al sistema, sistematización de la biblioteca sufrirá un gan cambio, pues a la
entrada, con vistas a su mejora. tendríamos que plantearnos tradicional, fundamentalmente
S trata de conocer lo que pasa en hasta qué punto la teoria de siste­ producto de la imprenta. habrá
las salidas, que podriamos ver mas nos puede ser útil. Esta que sumar la ingente catidad de
puede ser válida a distintos nive­ información que s encuentra en como sericios, para ir adaptando
la red. las entradas y procesamientos en les: desde una amplia generaliza­
fnción de las salidas que quere­ ción que nos permita un primer Tenemos que prepaaos para
mos que se produzcan. acercamiento a una defnición una situación, que ha comenzado
No podemos olvdar que el siste­ sistémica de la biblioteca y a sus ya, en la que casi todas nuestras
ma esta inserto en u entomo, y posibles clasifcaciones, hasta lle­ concepciones, nuestra vsión de la
gar a ser una modelización mate­ biblioteca, de sus funciones, de que este infuye y condiciona el
los procesos que tiene que reali­fncionamiento de la biblioteca, mática, que es a lo que en pare
pr lo que tenemos que conside­ tiende la teoria de sistemas. L z, etc. se van a ver radicalmen­
r que entre el sistema y su que en prncipio podemos pensar te alterados. Y estamos obligados,
entoro se producen iterelacio­ es que la teoria de sistemas nos no sólo a no perder este tren, sino
nes. puede serir para ver sistemas también a hacer aportaciones
parecidos a los que propongamos desde nuestro campo. Si se está Una vez hecha una primera apro­
xmación para ver la biblioteca para la biblioteca, y en caso de produciendo una revolución que
como sistema podíamos pregun­ que esta semejanz entre siste­ viene de manos de una tecnología
tos ¿de lo que acabamos de mas se diera podríamos basamos de la InformaCión, los biblioteca­
plantear qué se puede medir, ana­ en el isomorfsmo entre ellos paa rios, como profesionales de la
l, y tendriamos que contes­ conocer mejor el nuestro. Claro información. deberíamos estar de
tos que se puede medir todo: que se tratara no sólo de integrar enhorabuena.
las entradas, los procesamientos, conocimientos que proceden de la Ls cambios radicales que se
las salidas, los benefcios, el teoría de sistemas a nuestro está produciendo en las bibliote­
entoro y los procesos de retroin­ campo sino también de aportar cas con Interet tendrán que
foración. L únIco a tener en nuestras investigaciones. estar muy presentes a la hora de
cuenta es que unos son más dif­ Para terminar este epígrafe vamos querer sistematizar lo que enten­
cHes de medir que otros, y que a dedicar unas líneas a comentar demos por biblioteca, ya que en
algunos dan más información que la situación en la que actualmen­ función de cómo concibamos la
otros, es decir, que son más útiles te nos encontramos, pues biblioteca será el posterior estudio
porque nos apor más claidad muchos de nuestros conceptos que hagamos de ella. Una de las
sobre los fenómenos que estudia­ tendrá que ser revisados, pate cuestiones a planteamos sería
mos, pero en principio todos son de nuestra visión de la biblioteca ¿realmente los fenómenos biblio­
medibles. vamos a tener que modifcarla. El teca e Interet no son lo mismo?,
Por ejemplo se pueden medir entoro en que se desenvuelve la ¿no son los dos distintas respues­
todas las entradas (económicas, biblioteca está cambiando a pasos tas. desde las tecnologías de la
documentos ... ) y las salidas que agigantados, y la biblioteca. si información con que cuenta cada
s producen (circulación, referen­ quiere seguir siendo un sericio, época, a la construcción de un
cia, consultas sobre catálogo ... ) y tiene que adaptarse a estos cam­ almacén de memoria que recoja la
ver cuátas entradas se necesit bios. mayor pare posible de la produc­
en una biblioteca concreta par L aparición de Interet, de las ción cultural humana?
producir las salidas. Y estas autopistas de la información, una
entradas-saidas de un centro s tecnología de la información que Modelos
pueden comparar con lo que ocu­ tendrá tanto alcance a nivel socia Paa conocer el sistema biblioteca
rre en otra biblioteca semejante, o como tuvo la imprenta, y que en el hay una serie de cuestiones que
con la misma biblioteca si ha campo concreto de la biblioteca nos tenemos que platear, entre
cambiado los procesamientos, y sin duda va a producir más ellas estarían las que nos permi­
podríamos preguntaros ¿con impacto que el que representó la ten responder a preguntas del
entradas semejates se consiguen Imprenta, va a modificar profun­ tipo ¿cuáles son los elementos
distintas salidas?, ¿se damente nuestras concepciones. que constituyen el sistema? o las
más salidas con deterinados Ls ideas que hoy tenemos de referida a ¿cómo se compora el
proesamientos?, etc. Como pode- usuaro, préstao, colección, etc. sistema?, si olvdar que un siste-
EDUCACION y BIBLIOTECA - 78. 1997 1471

Marketing para bibliotecas
ma s desenvuelve en un entoro, representación de lo que puede �un objeto. concepto o conjunto
luego habrá que responder a acaecer. y esto para distintas de relaciones. que se utiliza
situaciones, la información previa para representar y estudiar de cuestiones del tipo ¿cómo se rela­
forma simple y comprensible ciona con el entoro?; dado que el que tendríamos antes de tomar la
sistema pretende cumplir unos decisión a ejecutar sería muy una porción de la realidad
determinados objetivos nos ten­ abundante. y de gran calidad. 10 empírica" [Ros 1995. p. 24). En
dremos que preguntar ¿cómo se que debe traer una mejor actua­ este caso si el conjunto de rela­
organiza para alcanz esos obje­ ción. ciones no es una formulación
tivos? Dado que en nuestro campo no matemática podemos considerar
L razón prncipal para querer tenemos. como hemos dicho, este concepto de modelo cerca­
sistematizar la biblioteca quizá modelos sufcientemente desa­ no a lo que hemos visto en la
sea porque con una buena siste­ rrollados la simulación que simulación. es decir. este mode­
matización nos será más fácil lle­ podemos hacer sería a partir de lo aporta posibles escenarios.
var a la práctica procesos de programas como hojas de cálcu­ pero no tiene capacidad predic­
simulación y de modelización. lo o paquetes estadísticos. El tiva.
Bajo el término simulacin pode­ tratamiento de los indicadores y Pero si queremos que el modelo
mos considerar dos acepciones, el descubrir las relaciones que tenga poder predictivo entonces
una sería ver la simulación en se establecen entre ellos. que tiene que ser el resultado de
sentido fuerte. Bajo este punto de podemos hacer con estos pro­ una modelización matemática.
vista la simulación se realizaría gamas. nos tienen que permitir nos encontraríamos en la acep­
sobre un modelo del sistema una aproxmación más rigurosa ción fuerte del concepto modelo.
soportado en un ordenador. "L al fenómeno biblioteca, muy por Una visión de lo que sería este
simulación relaciona modelos y encima de la vsión que actua­ modelo nos la da también S.
ordenadores. y se refere al proce­ mente tenemos. Ros [1995. p. 37) cuando co­
so de imitación de aspectos El mayor problema no viene de menta: "Dado u objeto, prototi­
po o sistema natual S. decimos importantes del comportamiento las herramientas. que están dis­
del sistema en tiempo real. ( ... ), ponibles. sino de la escasez de que un objeto M es un modelo
mediante la construcción y expe­ datos. de desconocer las relacio­ de S. si 1) hemos establecido
rimentación con el modelo del sis­ nes que se establecen entre una cierta descomposición de M
tema" [D. Ríos Jnsua : S. Ros variables. de nuestras pobres en partes: 2) una o más relacio­
mediciones sobre los fenómenos Jnsua ; J. Maín Jiménez 1997. nes entre componentes de S
p.102). L visión que tienen estos bibliotecarios; pero también es son análogas a las que se esta­
autores sobre simulación no la cierto que si ese puede ser blecen entre sus imágenes en
hemos alcanzado en nuestro nuestro mayor problema. es M: 3) M nos permite engendra
campo. por lo que tendremos que algo que está en nuestras datos. que son una buena apro­
entender simulación en una acep­ manos solucionarlo. xmación de los que se engen­
ción más ligera del término. L que no podemos poner en dran en S". Para que este
duda es que la automatización modelo sea un modelo matemá­A no contar la biblioteca con
de los procesos de cálculo en el tico solo se necesita que M sea modelos sufcientemente elabora­
tratamiento de los datos. que un conjunto de conceptos y dos las simulaciones que pode­
mos realizar no van a tener la por ejemplo permten las hojas relaciones matemáticas. en este
potencia de la simulación en sen­ de cálculo y paquetes estadísti­ caso M es un modelo matemáti­
tido fuerte, por vamos cos. nos van a dar unas posibi­ co.
lidades de conocer el sistema El contar con este tipo de modelos a entender procesos que nos dan
muy por encima de lo que debe ser una fase posterior a la un marco, un abanico de posibili­
dades. un escenaro probable. de hasta hace poco nos podiamos simulación que actualmente
podemos desarrollar en nuestro lo que podría acaecer. Con la imaginar.
simulación queremos conseguir Como puede obserarse estamos campo, pues al modelo le vamos a
un doble objetivo, por un lado considerando que este tipo de pedir que tenga capacidad predic­
comrender mejor los fenómenos simulación nos da posibles tiva, cosa que no nos planteába­
que se desarrollan en el sistema. y escenarios. pero sin llegar a la mos en la simulación donde bus­
por otro optimiar l toma de deci­ predicción. para esta vamos a camos más bien un escenario. un
sines. Si la simulación nos va a utilizar la modelización. conjunto de posibilidades. A la
responder a cuestiones en las que Por procesos de modelización modelización le vamos a exgr
nos preguntamos ¿que pasaría vamos a entender aquellos que que esté en condiciones de decir­
si. .. ? está claro que la actuación permiten generar modelos. pero nos lo que ha de suceder, por eso
tenemos que aclarar qué vamos llegar a estos modelos es alcanzar que tenemos que adoptar (enton­
ces ... ) contará con más garantias a entender por modelo. pues el fnal del proceso de búsqueda.
de acierto. Es evidente que si según hagamos una lectura ya que hemos conseguido poder
antes de poner en funcionamiento fuerte. o no. del término. obten­ predecir.
real un determinado proceso o Vamos a entender el término dremos distintas visiones.
sericio pudiésemos ver su com­ En una primera aproximación modelo en su sentido fuerte. es
portamiento probable. hacer una podemos entender por modelo decir. que el modelo se basa en
EDUCACION y BIBLIOTECA - 78, 1997 1481

IP�
., . Marketing para bibliotecas
- ��:-t
aplicamos paa obtener las rela­ y los fenómenos que en ella s una estructura matemática. y de
aí su facul tad predictiva. Visto ciones empírcas. y vemos si estos desrollan. sobre una base que
desde este punto de vsta podra­ resultados. además de no discre­ no sea puraente descriptiva, y
par de los teóricos. se ajustan a la que apenas nos da conoimiento, mos entender el modelo como un
realidad. Si el modelo se com­ no tendremos más remedio que ajuste. o una mayor precisión. de
prueba empíricamente. y nuevas trabaja en esta diección. procesos de simulación toavia
poco desarrollados. replicaciones conan la validez Si conocemos el sistema es e­
Por modelización podríamos empírica, es decir. el acuerdo con dente que estaos en una situa­
entender. de acuerdo con S. Ros la realidad. entonces validaremos ción idónea para controlarlo. y
el modelo. Una vez validado. esta­ por tanto nada mejor para poner [1995. p. 167). "crear o bucar las
remos en condiciones de poder en práctica procesos de calidad matemáticas apropiadas que con­
duzcan al modelo matemático predecir. que era lo que se perse­ que saber cómo se puede contro­
váido paa la situación conside­ guía con la búsqueda del modelo: la el sistema. Como afra S.
rada". lógicamente si el modelo no Ríos [1995, p. 318) con la modeli­
soporta la validación empírica. es zción de un sistema "pretende­El proceso de modeliación. paa
decir. no se produce acuerdo mos conocer el funcionamiento logra el modelo. siguiendo a S.
entre la realidad y el modelo. ten­ del sistema para llegar a la pre­Ros [1995. p. 28-32) podríamos
representarlo de la siguiente dremos que rechalo y comen­ dción de su futuro. y a su control
maera: z con un nuevo proceso que nos o gobiero. ajustado adecuada­
permita conseguir otro modelo mente los ingresos del mismo
que sea válido. necesaos para obtener respues­�:l;�;'j� i";���l¡;��;�':
:........ . ............. ;:
En términos generales podríamos tas deseadas". Si se conoce la
decir que en los procesos de fora de controlar el sistema es
modelizción se intenta estable­ muy fácil su optimización. un
cer las relaciones que se dan en el modelo permite saber la mejor
sistema real bajo una estrctura forma de opti el sistema. las
matemática: en la modelización sais que se desean obtener se
pretendemos que a patir del sis­ podrían conseguir con cierta faci­
tema real se puedan construir lidad. pues se conoce cómo habría
modelos, sin embago la simula­ que actuar sobre las entadas y
ción relaciona principalmente proesamientos.
Gráco III modelo y ordenador. Nuestros primeros modelos no
A grandes rasgos podríamos decir podrán ser aún de base matemá­
Si obselamos el diagama del que la modelización es un proceso tica. pero debemos y podemos
gáco 111. que desarrolla el proce­ de abstracción. en el que se parte pensar que es posible alcanzar en
so de modelización. vemos que de una realidad concreta para tra­ nuestro campo modelizaciones
una vez descrito el problema (siS­ tar de formular el modelo mate­ matemáticas. aquí es donde tene­
tema real) se obtiene información mático. o lo que es lo mismo. sim­ mos que situar nuestro horzonte
sobre las vaiables que entran en plifcamos la realidad quedándo­ utópico.
la situación. y se trata de estable­ nos con aquellas variables que
RRCI: cer qué variables se deben rela­ consideramos que son realmente
cionar. Después mediante un importates. El proceso completo
_ ACR [19891. - "Standads for unlverslty
esquema empírico, primer proce­ sería desde la práctica a la teoría,
libraes: EaluaUons of perfonnance".-En:
so de abstracción matemática. se y desde la teoría a la práctica; CUe ad Reseach Urs News. -
intenta explicar dicha realidad. 5(81. (Sptembr 19891. p. 679-691. - Hay vamos desde el sistema real a la
taducción española en Bt d l A­Este modelo empírico se caracte­ teoria (modelo), contrastamos
BA(l94). - XLI. n. 3. p. 193-222.
r por una serie de simplifca­ este modelo con la realidad, en
_ BIAK. Hubert M. [1989[. - Inu
ciones que se hacen respecto de la caso de explicar la realidad. es cn a l ústain s - Buenos A
reaidad. Seguidamente (concep­ decir. que el modelo se confre : Aorrrtu. - ISBN 9505180322.
_ "MIFIE de l UNESCO sbre biblio­tualización y modelo matemático) en la práctica. estaremos en con­
tecas publicas" [19941. - En: Bl d l
intentamos que un modelo mate­ diciones de confarlo como teo­
Asn Andu d Biltea. -
mático nos permita resolver otras ra. (19951. n. 3. p. 95-97.
situaciones similares. Si el mode­ L importante es poder contar con _ ROS. Slxto 119951. - MolJ -
Madrid : Aia. - (lIan UIerldad). -lo explica situaciones parecidas un modelo del sistema. ya que
ISBN 84-20-2822-0. podremos ver las consecuencias con el modelo se persigue com­
_ Ros INSUA. Davd: Ros INSUA. SIx;
matemáticas que se derivan de prender. contrlar y predecir el
MAiN JIMÉNEZ. Jacinto [197. - Si­
dicho modelo. lo que nos perti­ sistema: por eso para nosotros ln Métos y Aplnes. - Ma d :
rá obtener información y relacio­ trabajar en esta dirección es Ra. - ISBN 84-7897-25-7.
nes que no eran obvias anterior­ importante. pues todo lo que
• lr l Gn. Dpnto de mente. Una vez que contamos con avancemos en este sentido será
Biblioteonomía y Dumentad6n. Facul­el modelo y las consecuencias que esencial paa una fundamenta­
td de Blblloteomfa y Dumntclón. se deducen del mismo pasamos a ción sera de nuestra disciplina.
Univeridad de Ga desconceptualizlo. es decir, lo Si queremos conocer la biblioteca
EDUCACION V BIBLIOTECA - 78, 1997 1491
r

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.