Cette publication est uniquement disponible à l'achat
Lea un extracto Compar a : 1,99 €

Mediante descarga

Formato(s) : EPUB - MOBI - PDF

sin DRM

Compartir esta publicación

Publicaciones similares

La identidad Aymara

de institut-francais-d-etudes-andines

El hombre y los Andes. Tomo I

de institut-francais-d-etudes-andines

También le puede gustar

Relación de antiguedades deste reyno del Piru

de institut-francais-d-etudes-andines

Un siglo de rebeliones anticoloniales

de institut-francais-d-etudes-andines

La selva culta

de institut-francais-d-etudes-andines

siguiente
Portada

Del Pacífico al Atlántico y otros escritos

Olivier Ordinaire
  • Editor: Institut français d’études andines, Monumenta amazónica
  • Año de edición: 1988
  • Publicación en OpenEdition Books: 4 junio 2015
  • Colección: Travaux de l’IFÉA
  • ISBN electrónico: 9782821845114

OpenEdition Books

http://books.openedition.org

Edición impresa
  • Número de páginas: 238
 
Referencia electrónica

ORDINAIRE, Olivier. Del Pacífico al Atlántico y otros escritos. Nueva edición [en línea]. Lima: Institut français d’études andines, 1988 (generado el 12 noviembre 2015). Disponible en Internet: <http://books.openedition.org/ifea/6916>. ISBN: 9782821845114.

Este documento fue generado automáticamente el 12 noviembre 2015. Está derivado de une digitalización por un reconocimiento óptico de caracteres.

© Institut français d’études andines, 1988

Condiciones de uso:
http://www.openedition.org/6540

En una época en que los viajes y las exploraciones en el interior de la Amazonia peruana comenzaban a multiplicarse, ¿por qué priorizar los escritos de Olivier Ordinaire antes que otras obras? Sólo para los viajeros franceses, justo antes que, por ejemplo, se publicaba Des Andes au Para de Du Pacifique á L'Atlantique, Marcel Monnier y después Sud-Améríque del conde Charles d'Ursel y sobre todo Le Pérou de Auguste Plañe; este libro presenta “los resultados de una misión geográfica y comercial” llevada a cabo de 1899 a 1902 en “la América ecuatorial” y una gran parte de sus páginas está consagrada también al proyecto del establecimiento de una vía del Pacífico al Atlántico por el Perú central, en este caso por el río Pichis. Y todavía no mencionamos además a dos ilustres predecesores: F. de Castelnau y P. Marcoy que es el seudónimo de L. de Saint-Cricq, ni a justo título de oscuros escribidores que pasaron por esas tierras y creyeron bueno inmortalizar la pobreza de su estilo, la estrechez etnocéntrica de su juicio y de su visión, y a veces hasta su suficiencia narcisista.

Lo que llama la atención en O. Ordinaire, en primer lugar, es su escritura vivaz a la vez que precisa y ligera, elegante sin floreos excesivos. Enseguida es una cierta dosis de espíritu crítico y de humor que agudiza su mirada y afina sus juicios; el hombre no está desprendido de los prejuicios de su tiempo, como lo muestran sus palabras sobre las razas amarillas, indias y blancas (ver por ejemplo, en el cap. XIX, la equivalencia entre indios y niños), pero como humanista, él tiene suficiente libertad de espíritu y de tolerancia para no dejarse llevar como tantos otros por una ceguera de clase, y para llamar “a un gato gato y a Rolet un bribón” según los términos de Boileau (ver el ejemplo de Laroni al fin del primer capítulo o sus palabras sobre las correrías en el cap. XV y al fin del cap. XXI). Es, finalmente, y sobre todo, el haber tenido la preocupación de recopilar la documentación existente, de informarse en las mejores fuentes contemporáneas y de dejarnos así una síntesis interesante de los conocimientos de la época sobre los lugares que atravesó y las gentes con que se encontró.

Índice
  1. Monumenta Amazonica

  2. Clasificacion de las obras

  3. Comite cientifico de monumenta amazonica

  4. Introduccion

    France-Marie Renard-Casevitz
    1. 1.- Geografía
    2. 2 - Utilidad práctica
    3. LA COLONIA FRANCESA DEL CHANCHAMAYO
  5. Del Pacifico al Atlántico por los Andes peruanos y el Amazonas

    1. I. Del pacifico al atlántico por los andes peruanos y el amazonas

      1. I
    2. II. Huacas y Huacos.- De omni re scibili

      - Las ruinas de Pachacámac- El campo de batalla de San Juan.- ¡No es el Perú!.- Los naturales del Franco Condado en América.- Historia de un evadido de Cayena.- Programa de un viajero.

    1. III. El Perú del Pacífico y el Perú del Amazonas

      - Itinerario.- La canoa de las Misiones.-Salida.- Los Montoneros.- La Lloclla.- En un albergue abandonado.- Obrajillo y Canta.-

    2. IV. La zona media y la Ceja de la Cordillera... Las Viudas

      - En la Puna.- Las Haciendas de Ganado (1).- Requisiciones.- Llegada a Ocopa.- Los Eucaliptos del R. P. Gabriel Sala.- Como los monjes acostumbran a sus visitantes a la paciencia.- La sopa de los pobres.- Me enfermo en el convento.- Mis dos médicos.

    3. V. Salida del convento.- El Doctor de la Misa

      - El Perú del trigo.- Procesión de la Santa Virgen de Matahuasi.- Los Danzantes: Chunchos, Huyfallas, Tarucachas, Enanos Huamanguinos (1).- Los Indios Huancas.- El Cuy.- Hatun-Sausa y Tarma-Tambo.- El camino incaico de la Sierra.- Las Ruinas en el Perú.-

    4. VI. Los Matusalenes de la Sierra

      - Estaciones sanitarias.- Fiebre y Soroche.- Tarma.- Los que comen piojos.- Soldados y Rabonas.-

    5. VII. Sobre la meseta de Junín

      - El campo de batalla más elevado del cual haga mención la Historia.- La Maca.- Una tempestad entre las dos Cordilleras.- Ninacaca.- Una noche en Huando: en la choza y afuera.- El Lago Azul.- La Sierra de Huachón.- Buen consejo y malas noticias

    1. VIII. Primeros bosques

      - El Valle de Huancabamba.- La patria de la papa.- Separación cruel.- Los cretinos del Pozuzo.- Una misión en territorio Campa.- Agravios del Padre Pallás en contra de sus ovejas.- Un crimen de los Antis.- La Pachamanca

    2. IX. Ascención del Yanachaga

      - Los Aguaceros.- Parada en Cajón-Pata.- Un panorama conmovedor.- El Espíritu de Dios y el Espíritu del hombre.- La coca.- Bajo los tambos.- Ruidos nocturnos.- El Huatarochi.- La mañana en la selva.- Los monos.- Un asesinato

    3. X. Tigres y Serpientes

      - Mi mejor guardián.- El Río San José.- Selva transtornada por una tormenta.- Un día terrible.- Defensas de los Lorenzos.- Accidente.- Una cabaña de Campas.- El Chumayro.- Colección de fieras en libertad.- La gorra de Puchuna

    4. XI. En la desembocadura del Chuchurras

      - El Cauchero don Guillermo.- Un conquistador de la Montaña.- Resultados prácticos.- Explotación del caucho en el Perú y en el Brasil.- Religión de los Antis.- Las letanías de Juan Santos Atahualpa.- Brujería.- Ejecuciones bárbaras

    5. XII. Perros Ochitis

      - Método de los Campas para prender fuego.- Aborto intelectual.- En qué la civilización asombra más a los Antis.- Danzas nocturnas.- La caza del hombre.-La edad de piedra en el siglo xix.-

    6. XIII. Un extraño Robinson

      - Regresos a la vida salvaje.- Raptos de Campas.- Instintos primitivos.- Los Indios barbudos.-

    1. XIV. Del Chuchurras al Pachitea

      - En canoa.- La Selva vista desde el río.- Claro de luna.-En la confluencia de los ríos Pichis y Palcazu.- Inventario después de un naufragio.-La Pampa del Sacramento.- Los Carapachos.-

    2. XV. “Pour quí sont ces serpents---.?”

      - Tribus antropófagas del Perú.- De qué manera les conviene a los Mayorunas ser comidos.- Asesinato de los oficiales de marina West y Távara.- Una furia.- Masacre ejemplar.- Los Cashibos.- Niños esclavos.- Un almuerzo entre los Bunihahuas.-

    3. XVI. En Chonta Isla

      - Un hogar de Conibos.- Aparato para comprimir el cráneo de los niños.- Las cabezas mitradas.- Mordido por un vampiro.- Los Murciélagos.- Los Chry-sothrix.- Historia de Riquet.-

    4. XVII. Consideraciones geográficas y otras

      - Futuras carreteras.- Navegabilidad intermitente de los ríos Palcazu y Pachitea.- El Gran Pajonal.- Un misionero francés.- Continuación del viaje.- En la desembocadura del Pachitea.- Mosquitos, Zancudos y Garrapatas

    5. XVIII. Las Arpías del Ucayali

      - Piros, Conibos, Shipibos y Setebos.- Vanidad humana.- La religión de los Conibos.- Los Mucroyas.- El espiritismo en la Montaña.- La circuncisión india.- Curiosos detalles observados por los Padres Pallares y Sabate.- La viruela entre los salvajes.- Una advertencia mal entendida.-

    1. XIX. El Ucayali

      - Procesión de árboles muertos y de árboles vivos.- El río Blanco.- Una emboscada.- Felices inspiraciones.- El Masato de la amistad.-

    2. XX. Una comida por los Piratas

      - Lo que puede comer un explorador.- Una parada en la desembocadura del río Tamaya.- El Paiche.- Emoción.- Versatilidad del viajero.- A bordo del Loreto.- Una gran pena.-

    3. XXI. Sarayacu

      - Resultado de las misiones en la cuenca del Ucayali.- La nación de los Jíbaros.- Las cabezas reducidas.- Danza del Chancha-Tucui.- El organillo del Padre Pallares.- Estadística.- Desaparición progresiva de razas indias.-

    4. XXII. El vapor Amazonia

      - Fascinaciones de una hogaza.- Un pie de viña.- La agricultura en el departamento de Loreto.- Los sombreros de Panamá.- El veneno de los Ticunas.- Movimiento comercial de la Amazonía.- Mercantilismo Americano.- Progreso de las importaciones francesas en Iquitos.-

    5. XXIII. Los exploradores franceses en la cuenca del Amazonas

      - La Condamine y Crevaux.-Perspectivas fluviales.- Lagos y canales de agua.- Pasado el peligro uno se burla del Santo.- Contratiempo.- Encalladura en un banco de arena.- La Barra do Río Negro.-Interiores de Manaos.- ¿No ten Santo dentro do bahu ?- Santa María do Belem do Pará.- El beriberi.- El paisaje que más me impresionó durante mi viaje

  1. Una excursion en el pais de los Campas

    1. I. Las puertas de la Montaña

      - Un alto en Uten-Yacu.- Serranos y Cíngaros.- La colonia del Chanchamayo.- Los salvajes.- El Morpho-Menelas.- El convento del Buen-Pastor.-Una noche entre los Campas.-

    2. II. El Cerro de la Sal y el Gran Pajonal

      - Juan Santos Atahualpa.- Descubrimiento de una capilla y de su capellán.- Lengua religiosa dé los salvajes.- Costumbres y creencias de los Campas.- El Camagari.-

  1. Apendice

  2. Indice botánico

  3. Indice etnico

  4. Indice geografico

  5. Indice onomastico

  6. Indice de palabras indigenas

  7. Indice zoologico

Monumenta Amazonica

1El Proyecto Monumenta Amazónica se propone investigar y editar o reeditar las principales fuentes históricas de la cuenca amazónica desde el sigloxvi hasta comienzos delxx.

2Monumenta Amazónica se inició en 1984, a raíz de una iniciativa del Centro de Estudios Teológicos de la Amazonia (CETA), quien presentó el Proyecto al Instituto de Investigación de la Amazonia Peruana (IIAP). La propuesta fue aceptada por éste y dichas instituciones, ambas con sede en la ciudad de Iquitos, firmaron en Mayo de ese año un convenio de cooperación.

3En el mes de Agosto de ese año se realizó en Iquitos un encuentro al que asistieron diversos especialistas de la problemática amazónica, tanto nacionales como extranjeros. La reunión tuvo por finalidad defínir las series temáticas del Proyecto, seleccionar ¡os títulos a investigarse y publicarse, encargar la preparación de los primeros volúmenes y recoger información sobre personas e instituciones que podrían colaborar con la obra propuesta.

4Los participantes en dicho encuentro integran en ¡a actualidad el Comité Científico de Monumenta Amazónica. Este Comité, cuyos miembros brindan su valioso aporte ad-honorem, tiene por función coordinar y dirigir la marcha del Proyecto. Sus integrantes han asumido, además, ¡a preparación de uno o más de los títulos seleccionados.

5Desde su inicio, Monumenta Amazónica ha recibido la colaboración, también voluntaria, de muchos otros especialistas nacionales y extranjeros, sea a través de traducciones, de investigaciones, o del aporte de documentos e información.

6Las obras seleccionadas han sido clasificadas en cinco series temáticas determinadas, unas veces, en función de los autores que ¡as escribieron y, otras, además de los actores que protagonizaron ¡os hechos históricos. Dichas series son:

  1. Conquistadores
  2. Misioneros
  3. Agentes Gubernamentales
  4. Científicos y Viajeros
  5. Extractores
  6. Testimonios Indígenas

7De las obras seleccionadas, unas están inéditas, otras agotadas o muy escasas, y otras, finalmente, en idioma extranjero, de allí que sean de difícil acceso tanto a los estudiosos como al público interesado. Las obras se publicarán en castellano, salvo el caso de las que se encuentran en portugués que se editarán en este idioma.

Monumenta Amazónica tiene como objetivos:
Reunir en una sola colección Jo más significativo de ¡as fuentes históricas de la Amazonia, poniendo a disposición de especialistas, universitarios y público en general obras que documentan ¡os diferentes momentos y procesos por los que ha pasado la región.
Ofrecer material de primera mano que haga posible ¡a realización de futuras investigaciones científicas y contribuya a esclarecer el pasado y reorientar el presente de la cuenca.
Favorecer el mejor conocimiento y la enseñanza de la historia en los diversos países amazónicos, a fin de superar los prejuicios y las deformaciones que existen actualmente.

8El Proyecto Monumenta Amazónica ha establecido contacto con instituciones nacionales y extranjeras en busca de nuevos acuerdos que permitan acelerar el cumplimiento de los fines propuestos.

Clasificacion de las obras

1Cada volumen de Monumenta Amazónica llevará una letra (de la A a la F) que se refiere a la serie temática y un número correlativo, que indica su orden de publicación dentro de una serie determinada.

2Las series temáticas y su letra correspondiente son:

  1. Conquistadores (carátula roja)
  2. Misioneros (carátula crema)
  3. Agentes Gubernamentales (carátula violeta)
  4. Científicos y Viajeros (carátula azul)
  5. Extractores (carátula verde)
  6. Testimonios Indígenas (carátula amarilla)

3TITULOS PUBLICADOS

4Serie B-1 FIGUEROA, Francisco de; Cristobal de Acuña y otros. INFORMES DE JESUITAS EN EL AMAZONAS.

5Serie B-2 URIARTE, P. Manuel, S.J. DIARIO DE UN MISIONERO DE MAYNAS.

Comite cientifico de monumenta amazonica

1JOAQUÍN GARCÍA SÁNCHEZ, agustino. Director del Proyecto. Director del CETA (Iquitos).

2ALBERTO CHIRIF TIRADO, antropólogo. Coordinador General del Proyecto. CETA.

3NELLY ARVELO-JIMÉNEZ, antropóloga. Directora del Departamento de Antropología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC-CARACAS).

4JUAN BOTASSO, historiador salesiano. Director del Centro de Publicaciones “Mundo Shuar” (Quito).

5JURG GASCHÉ, antropólogo. Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia (CNRS). Director del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Amazonia Peruana, adscrito a la UNAP. (Iquitos).

6JULIÁN HERAS, historiador franciscano. Director de la Biblioteca del Convento de Ocopa.

7JEANINE LEVISTRE DE RUÍZ, historiadora. CETA.

8CARLOS MOREIRA NETO, antropólogo. Miembro del Consejo Nacional de Investigación de Brasil (CNPq), y asesor del Museo “Emilio Goeldi” (Belém do Pará).

9FRANKLIN PEASE, historiador. Pontificia Universidad Católica del Perú.

10HANS van den BERG, historiador agustino. Centro de Estudios Aymaras (Cochabamba).

11JAIME REGAN, antropólogo jesuita. CAAAP (Lima).

Introduccion

France-Marie Renard-Casevitz

1EN una época en que los viajes y las exploraciones en el interior de la Amazonia peruana comenzaban a multiplicarse, ¿por qué priorizar los escritos de Olivier Ordinaire antes que otras obras? Sólo para los viajeros franceses, justo antes que, por ejemplo, se publicabaDes Andes au Para de Du Pacifique á L'Atlantique,Marcel Monnier y despuésSud-Améríquedel conde Charles d'Ursel y sobre todoLe Péroude Auguste Plañe; este libro presenta “los resultados de una misión geográfica y comercial” llevada a cabo de 1899 a 1902 en “la América ecuatorial” y una gran parte de sus páginas está consagrada también al proyecto del establecimiento de una vía del Pacífico al Atlántico por el Perú central, en este caso por el río Pichis. Y todavía no mencionamos además a dos ilustres predecesores: F. de Castelnau y P. Marcoy que es el seudónimo de L. de Saint-Cricq, ni a justo título de oscuros escribidores que pasaron por esas tierras y creyeron bueno inmortalizar la pobreza de su estilo, la estrechez etnocéntrica de su juicio y de su visión, y a veces hasta su suficiencia narcisista.

2Lo que llama la atención en O. Ordinaire, en primer lugar, es su escritura vivaz a la vez que precisa y ligera, elegante sin floreos excesivos. Enseguida es una cierta dosis de espíritu crítico y de humor que agudiza su mirada y afina sus juicios; el hombre no está desprendido de los prejuicios de su tiempo, como lo muestran sus palabras sobre las razas amarillas, indias y blancas (ver por ejemplo, en el cap. XIX, la equivalencia entre indios y niños), pero como humanista, él tiene suficiente libertad de espíritu y de tolerancia para no dejarse llevar como tantos otros por una ceguera de clase, y para llamar “a un gato gato y a Rolet un bribón” según los términos de Boileau (ver el ejemplo de Laroni al fin del primer capítulo o sus palabras sobre las correrías en el cap. XV y al fin del cap. XXI). Es, finalmente, y sobre todo, el haber tenido la preocupación de recopilar la documentación existente, de informarse en las mejores fuentes contemporáneas y de dejarnos así una síntesis interesante de los conocimientos de la época sobre los lugares que atravesó y las gentes con que se encontró.

3Nacido en Franco Condado el 28 de marzo de 1845, O. Ordinaire, después de estudios literarios clásicos y una formación superior, hizo su servicio militar en 1870-1871 en el momento de la guerra franco alemana. Ignoramos todo sobre su hoja de servicio. ¿Hizo parte de esos prisioneros enviados a Thiers por Bismarck y que, formando el grueso de las tropas versallesas, acamparon en París para reducir la Comuna, la que aplastaron (mayo, 1871)? En todo caso, entró tardíamente en la carrera puesto que su nombramiento de vice cónsul de segunda clase en el Callao, el 23 de enero de 1882, es su primer puesto. Manifiesta aquí tal vez un ardor de neófito y seguramente sus cualidades de analista, de investigador erudito y de escritor; así el embajador de la época, el marqués de Tallenay, le confía el encargo de diversos informes al gobierno francés, además de aquellos concernientes a sus funciones (Archivos del Ministerio de Asuntos extranjeros. París)

4Es así, que él redacta, en agosto de 1883, un trabajo de conjunto sobre las causas de la baja de las importaciones francesas en el Perú. Recuerda los diversos aumentos de tasas (importación-exportación) decididos por las autoridades chilenas y enumera los nuevos derechos de aduana, muy fuertes y discriminatorios, que gravan los productos franceses: juguetes, vinos, conservas, etc. Por ejemplo, la bisutería o “Artículos de París”, cuando es alemana, es tasada como tal; cuando es francesa, es tasada como joyería fina. O incluso la importación en grandes cantidades de calzado y guantes franceses (ver cap. I) es cargada con tal aumento de derechos de aduana que decrece en proporciones inquietantes. En cuanto a la importación de mantas bordadas provenientes de Lyon, casi se acaba por lo prohibitivo de los derechos.

5Informes más sectoriales siguen a este trabajo; uno a finales de agosto de 1883 concerniente a los productos químicos, los jabones (de los que Francia, y particularmente la casa Michaud hermanos de La Villette, tenían el cuasi monopolio en el Perú) y los aceites. Otro, en enero de 1884, incluido en apéndice por su importancia, trata del comercio del Perú oriental y del interés de abrir una vía interoceánica. Otros, además sobre la industria minera (diciembre, 1884) o sobre los grandes trabajos en ejecución (marzo, 1885) en el Perú. A estos se añaden informes no comerciales, como el dedicado a la epidemia de fiebre amarilla que asoló el Callao y después Lima en 1883 y de la que Ordinaire mismo fue víctima “por sus esfuerzos y su infatigable caridad” junto a sus compatriotas contagiados, según el homenaje que le rindió el embajador. Todo esto sin contar las cartas regulares, aquellas de “naturaleza confidencial” que acompañaron la mayor parte de esos trabajos, todos bien documentados, y algunos viajes de información en el Perú, de los que uno le llevaría, sin duda en el verano de 1882 y por primera vez, al valle del Chanchamayo en compañía de su amigo H. Michel.