Congo 1960: La batalla por África

De
Publicado por

Colecciones : Tiempo de historia. Año VI, n.70
Fecha de publicación : 1-sep-1980
Publicado el : lunes, 01 de septiembre de 1980
Lectura(s) : 32
Fuente : Gredos de la universidad de salamenca
Licencia: Más información
Atribución, No Comercial, Compartir bajo la misma forma idéntica
Número de páginas: 12
Ver más Ver menos

Congo 1960:
La batalla por Africa
Miguel Bayón
Hace veinte años, el incendio del recten independizado Congo ex­
belga convulsionó al mundo. Las fuerzas imperialistas mordieron
hasta el fin y, a sangre y fuego, lograron sacar tajada.
El f'r 811duloo di 8.1511(:1 r.clbllndo. un. dl'lglclO n di .., ••• cong04.¡;OI , 1, •• 1, Conf.rencle d.l, M ••• Aedonde In que .. decldlO
'1 Independencle d.1 Inllguo Congo allge. lA', cIereche di' SoIM,lno, ,1 futuro ~pr.ml .... congolelio, Patricio Lumumbl).
60

Map. dal.cluala.ta60dat Z.lr.¡anllguo
Co""o 8e1g.), con a.paclflcaclón d •• u.
raglona. nllural •• ).
MAPA DE LA REPUBLICA DEMOCRATICA DEL CONGO
-
gas del Congo y Ruanda - Bu­
rundi. Sin embargo, en Bru­
selas no quieren darse por
enterados y se lanzan de­
nuestos sobre el catedrático
.~~ un~.o
Van Bilsen, que mantiene la '''",,~,'''I
tesis de la necesidad de pla­
nificar la independencia
congoleña para 1968, des­
pués de conseguir formar
cuadros y elites adecuados. --
No obstante, Bélgica orga­
n iza en 1957 unas elecciones
municipales que concibe •
más bien como meramente
consulLivas, sin reales con­
cesiones de poder a los
ayuntamientos que resulten.
Pese a las trabas puestas a
los indígenas, las tres prin­
cipales ciudades del Congo
-Leopoldvi lle, Elisabethvi­Fa',)s primeros explorado­ producto básico al i men t icio,
Ile y Jadotville- logran su L!I res blancos se adentran la mandioca, Sus intereses
estatuto comunal, aunque en en el Congo a finales del XIX. están perfectamente imbri­
un marco donde la minoría El belga Franqui, en t 906. cados con redes capitalistas
blanca pesa sobre el papel fundará la Union Miniere du británicas que explotan
igual que la mayoda negra y, Haut Katanga, de peso abso­ Rhodesia , La Union hace y
en realidad, infinitamente lutamente determinante en deshace en el Congo: tras­
lada población, la vigi la en más. Ello provoca la po­la zona. Baste con apuntar
camPQS de trabajo, mani­ litización paulatina de las que en 1938 el entonces pre­
únicas asociaciones permi· pula la importación de pro­sidente de la empresa, Sen­
tidas, de índole asistencial o ductos agrícolas, invierte de gier. hizo zarpar a Estados
cultural. como la Abako. en una forma u otra más de cua· Unidos mil toneladas de
la que destacará Kasavubu, tro mil millones de dólares, uranio que resultaron deci­
o la Apic -«a igual trabajo. El gobierno sociaJcrist iano sivas para la fab,-icación del
igual salario»-, donde se belga se halla abso­arma atómica: si en e l plano
formará Lumumba. lutamente implicado en las mundial la Unjon Miniere
operaciones de la empresa. tenia lal relieve. no resulta En agosto de 1958, De Gaulle
difícil imaginar lo que ocu­ visita Br·azzaville, en otra
HACIA LA rría en la colonia belga. En orilla del río Zaire, y apoya
INDEPENDENCIA vísperas de la inde­ la aUlQnoml3 de la Fede·
pendencia, la Union, con un La descolonización, a mc ración del Africa Ecuatorial
beneficio desetcnta mill ones diados de los años 50, se ,'c­ de la Comunidad Francesa.
de dólares, produce metales \"ela ya como un proceso i In­ Indirectamente , los congo­
duros. e lectrónicos y nuclea­ leños se sicnten animados. parable. El ritmo inde­
res, con el consiguiente con­ pendentista de l Afl-ica Los pdncipales líderes piden
trol de induslria ligera , oriental amena7a con con­ a Bruselas que concrete las
energía eléctrica, ganado y el tagiarse a las posesioncs be!- etapas para l a ¡nde-
61
­

pendencia: petición de­
negada. En octubre, nace el
Movimiento Nacional Con­
goleño, de Lumumba, de
inspiración unitaria y an­
titribalista. Este hombre,
cuya experiencia de lucha se
ha desarrollado en el sin­
dicalismo postal, sueña con
un A[rica libre y traza cui­
dadosamente tácticas de
presión política. En Stan­
leyvilJe avanza con toda cla­
ridad; en Katanga, los belgas
han conseguido que tribus y
clanes puedan actuar como Patricio Lumumba, primer mlnl.lro 611
Congo Indlplndlantl (hoy Zalrl). Man­partidos, con el previsible
Ilnlalall.l, di un Congo unido (Inlmlgo Ka.avubu, primer Je'e del E,lado Indl
predominio de los jerés re­ di l •• Ica.lón da Katanga) y una pro­plndllntl dll Congo (hoy Zllrl), 1161r di'
yección alrlcanl.ta di lo. movlmlanto. grupo 6Inlco di lo. Bakongo •. Partidario ligioso - étnicos sobre las
da un Congo fedarado tJ.Jo la prolecc:lón Indeplndentl,t •• qua, an 1860, afa una da
di ,. anllgua melrópoll, B"g\ca. masas analfabetas. Pero la la. con"antl' di l. poIltlca afrlcanl.
conferencia panafricana de
Acra, a fines de 1958, cons­
tituye un impulso más para
los deseos independentistas.
LeopoldvilIe estalla en dis­
turbios. Más de cuarenta víc­
timas causadas por las balas
belgas. La tensión se ex­
tiende a toda la colonia.
Aunque todo parezca de
momento dominado, nadie
ignora que ya nada será
como antes. El fantasma de
Argelia invade la opinión
pública belga. En Bruselas y
Katanga van perfilánóose
dos alternativas: o el pa­
ternalismo controlador, o la
balcanización. La pri mera se
patentiza en el plan del
nuevo ministro de Colonias,
Van Hemerlryck, que en
enero de 1959 busca dotar de
tímidas funciones legis­
lativas a los órganos consul­
tivos; pero la ultraderecha
belga en el Congo aborta la
aplicación del proyecto: de
hecho, busca romper la es­
trategia unitaria del MNC.
Cae Van Hemerlryck, y el 50-
cialcristiano De Schrijver,
en octubre, inicia ya una po­
lítica anti-indipendentista,
en pm de una supuesta «co­
munidad belga - congoleña».
Trop .. congolañas d •• puh da l •• "Icanluclón da lo. mando. rllllzadl por LumumtJ.. Lumumba. acusado de robo,
62
­

pide la retirada del ejército do, la todopoderosa com­
colonial. El 24 de junio está pañía prefiere jugar a lodos
concluido el gabinete: prelos palos y aguardar. En con­
sidente de la República, Ka­secuencia, la Mesa Redonda
savubu; primer ministro y señala la fecha del 30 de ju­
ministro de Defensa, Patrice nio para la independencia.
Lumumba, secundado por En mayo se celebran
Antaine Gizenga.
elecciones. Los resultados
El 30 de junio el Congo es expresan la superioridad
independiente. El propio lumumbista, excepto en
Balduino ha acudido a los Katanga; pero la opera­
actos, y pronuncia un dis­tividad real de las nuevas
curso exaltador de la labor instituciones no es tanta
belga: «La independencia como para hacer cómoda la
del Congo es la culminación formación de gobierno. Lu­
de la obra concebida por el mumbaacusa a ((altos oficia­
genio de Leopoldo II, em­les belgas» de ti-atar de crear
prendida por él con valor y una coalición contra él, y
Mobulu, el _hombre fuerte. del r'glmen
congoleño, Iree le de.eperlclón de Lu­
mumbe (e le que no fue e¡eno), y ecluel
Pr •• ldent. del Z.lre.
es detenido en Stanleyville,
coincidiendo con la apertura
en Bruselas de la Mesa Re­
donda entre gobernantes
belgas y dirigentes congo­
leños. Estos manifiestan su
solidaridad con el líder del
MNC, que cuatro días des­
pués del inicio de las se­
siones, el 25 de enero de
1960, llegará a Bruselas con
las muñecas aún ensangren­
tadas por las esposas. La
reunión será un éxito para la
tesis lumumbistas de acele­
ración de la independencía.
La opinión pública belga no
parece dispuesta a embar­
carse en un baño de sangre
sólo por retrasar el proceso,
y de momento el federalismo
étnico - religioso de Kasa­
vubu (Abako) no logra im­
ponerse al unitarismo lu­
mumbista. Pero el líder· ka­
tangueño del Conakat, Ts­
hombé, se inclina cada vez
más hacia proyectos sece­
sionistas, con el benepláci to
de la Un ion Miniere y la ul­
traderecha blanca. La sece­
sión, con todo, no será in­ la. Nac:lone. Unida., defendió I
Lumumba, prImer mlnl.lrOde~~~~~~~~~~~~~~~~~~ª de Katenge. En au vle'e a lo. mediata, porque aunque los
con el mlnl.tro brlt'nlco John un
ultras están dispuestos a to- dala pollllao). En la Jo"n Profumo.
63
­

en que fueron brutalmente
encerrados Jos que no que­
rían someterse a un régi men
de injusticia, opresión y ex­
plotación ?». Concluirá ha­
ciendo un llamamiento a la
cooperación de buena fe en­
tre blancos y negros, unidos
en la construcción de un
Congo libre.
A SANGRE Y FUEGO
El 5 de julio se amotina la
Fuerza Pública, negra, con­
tra la oficialidad belga. No
fue algo inesperado. Desde
mediados de junio, la
psicosis de terror estaba pre­
sente entre los belgas, que
habían empezado a emigrar
angustiados por la hábil
propaganda racista. Lu­
mumba acusará siempre al
general Janssens (el «Massu
belga»), responsable de la
Fuer.la Pública, de negarse a
ascender a los indígenas y de
provocarles a la revuelta.
Las tropas belgas caen de
nuevo sobre el Congo so pre­
L. nollcl. d. la d •• lilucl6n d. Lumumba aparac •• n 101 pefl6dleol de l. 'K •• lonl". texto de proteger a la pobla­K.tanga.
ción blanca. Tshombé ve lle­
continuada por Bélgica con gado el momento que en un congolesa». Lumumba.
principio había planeado perseverancia». Hablará de coherente, pone las cosas en
la «inexperiencia de los pue­ su sitio: .Ningún congoleño con la ultraderecha para el
blos para gobernarse a sí 28 de junio: el 11 de julio puede olvidar que esta inde­
mismos», y terminara con proclama la secesión de Ka­pendencia surge de una lu­
un «Dios proteja a l Congo». tanga y solicita oficialmente cha en la que no hemos esca­
Kasa\'ubu, en su inter­ la intervención belga, que de timado ni nuestra energía ni
vención, es protocolario, se hecho ya se ha producido: nuestra sangre. Hemos co­
man tiene den tro de la me­ nocido ironías. e insultos, «¿Qué comprobamos ahora?
En lOda la extensión del tafísica «comunidad belga - mañana, tarde y noche. por­
que éramos negros. Hemos
visto nuestras tierras explo­
ladas en nombre de leyes que
sólo reconocian e l derecho
del más fucrte. Hemos co­
nocido leyes dircrcmcs para
el blanco ~' el negro. Hemos
sido encarcelados por
opiniones políticas o <.:rccn­
cías religiosas, y hemos sido
cxilados en nucstro propio
pais. Ese destino ha sido
peor que la ITIucrll! . ¿Quién
puede olvidar los di!:iparo~
que hicieron perecer a tantos T,homba, IIda, da l. ,.ca,IÓn ka· Albart K.tonll. uno da lo' polltlco. ~c:la ... a.
tangua"a. an la erl,l, dal Congo. hermanos, o las ma7mOITa!)
64

Congo y particularmente en
Katanga vemos cómo se
pone en práctica esa táctica
de desorganización y desmo­
ronamiento de la autoridad
que siempre aplican los pa­
ladines de la dictadura co­
munista».
Aviones belgas son pintados
con los colores de Katanga.
Diez mil funcionarios blan­
cos hacen marchar la admi­
nistración. La Un ion Miniere
no interrumpe su trabajo ni
un solo día; incluso aumenta
la producción. El apoyo de la
compañía es decisivo: sobre
recursos. Lumumba, tras cos azules •. Los belgas, al re­el papel, en el momento de la
tirarse, dejan organizada afear la conducta de De Gau­secesión, el gobierno ka­
una gendarmería ka­ lIe que no ha sido con­tangueño no tiene un cén­
tangueña comandada por secuente con lo proclamado timoj a fines de octubre, sus
oficiales belgas y mercena­ en Brazzaville, decide pedir reservas serán de diez mi­
rios (Compañia In­ ayuda a la URSS: «No queda llones de dólares: todas las
ternacional, ti Les Af­ otro camino. Me he con­acciones, empréstitos e im­
freux» ... ), bajo la autoridad vencido de que Occidente es puestos que debieran haber
del sangriento Godfroy Mu­ solidario con Bélgica. En mi pertenecido al poder central
fuero interno, estaba prepa­nongo, de quien el mismo del Congo los transfiere la
Tshombé no logra des­ rado para ello. En los úl­Un ion a Katanga. Es la
marcarse. timos años, Occidente no ha Union quien, además, se en­
hecho sino formar un blo­carga de la ¡ndendencia mi­ Hammarskjold, secretario
que. Ahí está el caso de litar: más de cien toneladas general de la ONU. resiste
Suez». Es una petición deci­de armas llegan en mes y las presiones de Lumumba y
siva. Lumumba pertenecía a medio a los secesionistas. mantiene a los «cascos azu­
la especie de líderes resuel­A instancias de Lumumba, les» para «salvaguardar e l
tamente africanistas, y
que ha roto las relaciones orden». Occidente se vuelca
a hora se ve o~li~"'do a bus­
en apoyo económico a Ts­con Bruselas, el Consejo de
car amigos en el bloque so­
Seguridad de la ONU exige hombé. La secesión de Ka­
cialista, que si le responde. la retirada belga de Katanga tanga priva a Leopoldville
PC1-O el primer ministro ha
y autoriza el envío de «cas- de más del 60 por 100 de sus
cavado Sli fosa.
Kasavubu le destituye.
Nombra a Ileo, que era pre­
sidente dd Senado. Es el
fraccionamiento. Cada op­
ción pohtica persigue su
predominio militar. El Par­
lamento ratifica su con­
fianza en Lumumba. cuyo
canto dd cisne ha sido un
viaje en el que ha logrado la
solidaridad olicial de Es­
tados Unidos, Canadá, Ma­
nu~cos. TunC'i' , Guinea, Li­
beria y Togo. así como dI.:' los
nuevos pais(;'s afl"Ícanos, y la
celC'bracion ('n Leopold\;ille
a fines de agosco de la Con[e­
Clpturl ele Lumumbl In Ilbrlro de 1961, qUI fue po,lbll grlel ••• l •• elll ... arudl ell lo.
n:-ncia Panafricana. PCI"O el 5 al,vleloa .ecrlloa Im ... lcllno •.
65

-..... _ .... -_ .... tt&t .. Uf ..... _. ------ 'sm" - I "--_ ... _.....--. - _ .
c--..,* _ ---.. ...........
tI' , __ _
w --... ___ ... ........ " .. -.,... ............
c. -..rtu yf ..... e ..... :. ...... 11 .... _ '. -- _ .. ~-_ .. ~._-, ...... ' .
.... ", .. ,,,,,, ~ ..... , 1. • n :,. ... , __
1
.~ ...... _ ~ __ t_ ... _ .. - 1
, •• _"-...... -.;;..- i-'ñ-;;;-..-;- ;-;.-;:;;;~';.-; ,---.... _-- . '_-'.- . -......-..-.. _ ............ , .. ' ... _n __ ,
• ...._ __ ... ,_ •• n
--_ .. _---
... ~I" ..
• _ .. _A
, .... _tt ... U ..... -, ......... ;0.' :,,.. ,t .. "" .. . r .• 1, .-
... ." ..... " ..... fIo' .. ..,. .... ,. .. " Aft ... , • ,r.,."u." ce ""'''0(.'': -.1 • •
•• " ......... "' .• ''JI, ..... ~ .. U') tu ...... , .'lIt ., ',' I
"'1 ,
T.'.gr.m. dirlgldo.1 coron.1 Mobutu.n.1 que , •• nuncl. ,. detención d. L.umumb •• n
• Port-Fr.nqul.
C.rtHlc.do da defunción doe Lumumba,
_muerto en lo. m.tor,a/e.".
tegridad territorial del Con­
go. Ahora bien, sobre el pa­
pel, el Congo no es lo mismo
que Katanga: esta conside­
ración será fatal para la vida
de Lumumba.
LUMUMBA
El 2 de diciem bre es
arrestado Lumumba cuando
pretendía dirigirse a Stan­
leyville -a la sazón contro­
lada por Gizenga, vicepre­
de septiembre e l coronel ciones no cesan. Por doquier sidente del gobierno de­
Mobutu. de acuerdo con Ka­ vibran las amenazas de in­ rrocado-, para asistir al fu­
savubu y los adversarios del tervenctOn internacional. neral desu hija. Se le interna
MNC, clausura el Par­ HammarskJóld busca a toda en la prisión de Thysville,
lamento. Lumumba se refu­ costa no interferir en los cerca de Leopoldville.
_asuntos internos •• propios gia en casa: virtualmente. es Hammarskjóld intervendrá
un prisionero. de una teórica «soberanía en vano en su favor. Hay una
La ONU se lava las manos, congoleña •. Pero. a 1a par. carta de Lumumba, fechada
los _cascos azules» han ya de ·.pese a la retirada de las fuer a principios de enero de
reconocer lo siempre pro­zas de la República Arabe 1961, en que da cuenta de las
clamado por el depuesto condiciones .inhumanas del Unida, Gujnea. Marruecos e
Lumumba:' que tienen que cautiverio que comparte con Indonesia y a que los cho­
ques entre las diversas fac- encargarse de proteger la in- nueve compañeros, y que re-
66
­

Paolln. Lomombe llora a au a.poso al dla algulent. dal anuncio
d. su muar1 •. (A •• oclated Pr ... ).
suIta muy sintomática por­ pagandística jugada en to­ difunde la versión de que, en
que cita que la negativa de dos los campos. Lentamente, el curso de un intento de fu­
las autoridades de la cárcel el «lobby» prokatangueño ga, los presos han resultado
ante las peticiones de mejora estadounidense va contrape­ muertos; los rumores relata­
de los presos se fundamenta sando el esfuerzo que el go­ rán su asesinato en presencia
en o:las órdenes del jefe del bierno Kennedy realiza en del propio Tshombé.
Estado, coronel MobulU»: sostén de los «cascos azu­ Desaparecía así un hombre
Lumumbaes textual. porque les»: los intereses co­ clave, él solo preparado para
aun cuando el Jefe deTEstado lonialistas se aprestan a presentar una alternativa
sigue siendo Kasavubu, el apretar el acelerador, antes nacionalista a los esbirros de
verdadero sentido del golpe de que se registren mas la Union Miniere y los con­
aparece claro en las mentes iniciativas como la de Gi­ sorcios colonialistas. Un
de los guardianes. zanga en Stanleyville o l a de hombre que estaba muy le­
Pero Mobutu - Kasavubu Kashamura en Bukavu. De jos del monstruo que sus
aún no han ganado la par­ hecho, en erinterior de Ka­ enemigos inventaron como
tida. Paulatinamente, el go­ tanga, Tshombé y Munongo imagen exportable. El hom­
bierno de Stanleyville va re­ estan extenninando a los ba­ bre de la «negritud» no do­
cibiendo apoyos: Gizenga mesticada. el que cla­lubas, cuyo Balubakat era la
encarna la legalidad para los única fuerza político - tribal ramente identificaba ra­
congoleños más conscientes capaz de oponerse a la Unían. cismo y explotación co­
Miniere - Conakat. En medio políticamente. A la par que lonial. Su programa tactico
el conflicto del Congo re­ de ese genocidio, Lumumba era realista: necesitaba téc­
percute en las superpo­ y dos compañeros -Okito, ni -::os y maestros para le­
tencias, los gobiernos nacio­ último presidente del Se­ "anlar un país hundido y
nalistas africanos se sienten nado, y MpoJo, ministro de la desmembrado por el impe­
en la obligación de hablar Juventud- son trasladados rialismo. Su estrategia era
claro: el ghanés Nkrumah, el en avión a Elisabcthvil1e el simplemente «un Congo
guineano Sekú Turé, el malí 17 de enero: al llegar al ae­ unido en un Africa libre».
Modibo Keita, el marroquí ropuerto katangueño, tes­ N unca se le perdonó la luci­
Mohamed V y el egi pcio tigos presenciales de la ONU dez que le hacía decir: «No­
Nasser piden en Casablanca les verán descender cubier­ sotros, señores, nunca hemos
el retorno de las atribuciones tos de sangre y con huellas de estudiado en las uni­
a Lumumba. haber sido torturados; pero versidades. Para los domi­
La ultraderecha mundial no los «cascos azules», en apli­ nadores belgas nuestra con­
está dispuesta a ceder. El ciencía era un instrumento~ cación de la política de no
«prestigio» de Katanga - Ts­ intervención, nada haran. El un músculo que había que
hombé es una batalla pro- 14 de febrero, Elisabethville almfiar, a fin de que las fuer-
67

7..as espirituales de la liber­ Con la Illuenc o el de­ en su contra. La ONU exige
tad no prevalecieran sobre la expulsión de los mercena­rrocamiento dc Jos lideres
rios de Katanga. Pero los las de la barbarie. Nuestros africanos recién citados. el
mercenarios están em­muertos, los hermanos panorama del continente
peñados en el exterminio de asesinados por gritar liber­ postcolonialista varia ra­
tad e independencia, no ha­ dicalmente en detrimento de los balubas, que se han he­
cho fuertes cn la zona de AI­bían estudiado. Aquellos la libertad de sus pueblos.
bertville: treinta mil víc­analfabetos murieron por­
timas balubas hablan de la que en sus corazones había FIN DE KATANGA
una llama más ardiente que brutalidad de la guerra. El
en el de los ministros belgas; El propósito de este trabajo 28 de agosto. en una ope­
ración relámpago, los «cas­éstos sí han estudiado, pero es sólo recordar el terrible
cos azules. entran en ignoran qué es la libertad de nacimiento de un país. Pero
un pueblo, sobre todo un recorrido, aunque sea Elisabethville y, después de
cuando ese pueblo tiene una grosso modo, sobre el desen­ despojar de sus armas a los
piel distinta. ¿Quién, pues, mercenarios, les echan del lace de este primer capítulo
es más civilizado? ¿ Ellos, de historia congoleña, es país. Pero, tras el armisticio,
que tienen las universidades los expulsados se preparan ilustrativo de cómo el impe­
y son racistas, o nosotros, para volver desde Rhodesia rialismo jugó hasta el fin .
pobres en estudios, pero Gizenga obtiene el apoyo de o las colonias portuguesas.
Tshombé, con todo, se apoya amantes del hombre y de sus los países socialistas, pero
más altos valores?.. ahora en consejeros france .. Occidente está claramente
ses, por supuesto conectados
con la DAS; especial men­
ción merece el capitán Faul­.cIu ques, nuevo «amo» de Ka­
tanga y protagonista del
a:putsch. argelino, quien
llegó a armar a los blancos
ka tangueños y decretó una
continua guerra contra las ... -._-
fuerzas de la ONU. El propio
Hammarskjold perecerá, el
18 de septiembre, en un ac­LUMUMBA E cidente aéreo entre Rhodesia
del Norte (Zambia) y Ka­
tanga: la sospecha de sabo­SES COMPLICE taje nunca pudo ser confir­
mada. Pero el 14 de di­
ciembre los a:cascos azules» liS toman Elisabethville defini­
tivamente. Tshombé, no obs­
tante, ha logrado en el úl­. : .. ." .. timo minuto pactar con

Kennedy: se compromete a
negociar con el gobierno ; \.. ..
'..z. _ central; Faulques, tras pre­
sentar a Tshombé partidas
: .. fraudulentas de compra de
armas, logra huir. •
... 7 1 En Leopoldville, un con­l . ..... senso ha llevado al poder po­
lítico a Adula, con quien Ts­3 " 11 • hom bé negociará hasta junio 1.' I :o
de 1963, para luego romper .. .. ,
los contactos. El «looby.
protkatangueño en Estados
L •• ,utorld.d., de K.t.ng. d.n.u .... ,..l6n d,l. mu.". d. Lumumb. _m ••• cr.do, pe:.­
.Id •• no ...... Unidos intensifica su pro-
68

Dlg Hlmmlr.kJ6Id, Slcrltlrlo O.n.r.1
d.I •• N.clon •• Un id •• , r •• pon .. bl., con b 11 I L b D
. u p.rcl.1 aClltud, d. Gr.n parta d. lo. _L'E.pr • •• " c.rlcaturlzala altuacl6ncongolaña: _M. T.hom . a m na a umum a ya ao
I cont_lmlenlo. d.1 Congo. Hlmmar.kl6ld • (_L'E. pr •• a, 21 d. IIptla mbr. d. 1181).
paganda: participan organi~ ONU en Katanga a la hora de netraci6n americana: la
:ladones fascistas como la apariencia de legalidad se comprender que, esta vez,
John Birch Society, el Young salva difícilmente con la fi­los «cascos azules» vayan
gura de Adula. American For Freedom, el hasta el final, En enero de
1963 la ONU controla los Cornrnittee For One Million ' La jzquierda nacionalista no
(pretendía reunir un millón centros mineros ka­ se resigna, Pierre Mulele y
de firmas contra la admisión tangueños. Tshombé es sus guerrilleros «simbas»
de Pekín en la ONU); per­ mantenido en el gobierno (denominación que en la
sonalidades como Gold­ hasta Junio, pero en tonces el prensa occidental pasó a de­
water, Nixon, loe Pierson, gobierno central culmina la signar tremebundas criatu­
Marvin Liebman. En un mi­ autonomización de la pro­ ras devoradoras de niños
tin de marzo de 1962, uno de vincia, apartando del poder blancos, violadores de mon­
estos señores, Brent - Bozell, a Tshombé y a Munongo, En jas y sedientas de sangre) le ...
telegrafiará estos te­ Junio se hace público un in­ vantan en rebelión las pro~
legramas: ",A los jefes de Es­ forme sobre los contactos vincias orientales, es­
tado Mayor en Washington: subversivos entre el líder se­ pecialmente Kivu, esgri~
¡Preparen el desembarco en cesionista y los jefes re­ miendo la herencia de Lu­
La Habana!». Al mando de ligiosos katangueños. Ts~ mumba, Cubanos, chinos y
las tropas americanas en hombé escapa a París. egipcios suministran ayuda
Berlín: «¡Derriben el muro!» a los rebeldes, Los ame~
Al jefe de la misión ame­ VUELVEN LOS
ricanos deciden echar mano
ricana en Leopoldville: MERCENARIOS de Tshombé y le convocan a
",¡Cambie de bando!». En La ONU no puede hacer un conciliábulo secreto en
Katanga, no cesan las in­ frente a los gastos de los una de sus bases en España:
filtraciones de mercenarios. «cascos azules» y se impone seguramente fue Morón de la
En junio se detiene en Flo­ la retirada. Ellosignifica que Frontera, El d irigente ka~
rida a más de cien cubanos Leopoldville no podrá a la tangueño recibe garantías de
exilados a punto de partir larga controlar los iJ?tereses Washington y Bruselas de
hacia allá: como vemos, los , imperialistas en Kalanga. que, si se compromete a
castristas no inauguraron Tshombé se va haciendo im~ triunfar contra los lu­
las intervenciones cubanas prescindible: si,n él no hay mumbistas, nO'se le regatea­
en Africa; pero la historia rán al'mamentos y mercena­juego en el Congo, porque no
que se nos relata suele ser existe otro mejor represen­ rios como primer ministro
unilateral, tante de 10 que Occidente del Congo y aliado de Occi­
No hay que desdeñar el peso quiere imponer. Kasavubu - dente. Kasavubu, en con~
de la indignación afroasIá­ Mobutu andan cada vez más secuencia, aparta a Adula y
tica ante la inhibición de la coJoca a Tshombé, Los mer~ hipotecados por la pe-
69

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.