Comunidades indígenas, espacios políticos y movilización electoral en Colombia, 1990-1998

De

¿Qué balance puede hacerse, después de una década, de la participación de los diferentes movimientos indígenas de Colombia en las elecciones? ¿En qué medida y de qué manera se relaciona con la/su historia local y nacional? ¿Cuáles han sido sus relaciones con los otros partícipes en la vida política? ¿Qué contradicciones internas han aflorado y cómo se han resuelto? ¿En qué terreno se han movido los diversos actores que compiten en estos campos? Este trabajo, “pionero”, de Virginie Laurent responde a éstas y a otras preguntas; mediante la investigación minuciosa que conjuga el manejo de las fuentes y las entrevistas con la precisión y progresividad, trata, en primer lugar, la historia -local, regional y nacional- de la cuestión y el movimiento indígena en Colombia, para entrar de lleno, después, en la de la participación de las comunidades indígenas de Colombia en el juego electoral, y terminar con el poder y los ejercicios -indígenas- del poder durante el lapso comprendido entre 1990 y 1998. Indígenas y no indígenas, estudiosos de la política contemporánea e interesados en estudios comparativos, entre otros, hallarán en esta obra polifónica- un trabajo que describe, analiza e interpreta los avances y estancamientos de un movimiento y unas comunidades caracterizados por consensos y disensos, pero, sobre todo, por el interés en reivindica lo suyo y por apropiarse de las nuevas herramientas políticas por medio de su movilización electoral.


Publicado el : miércoles, 03 de junio de 2015
Lectura(s) : 9
Licencia: Todos los derechos reservados
EAN13 : 9782821845527
Número de páginas: 568
Ver más Ver menos
Cette publication est uniquement disponible à l'achat
Portada

Comunidades indígenas, espacios políticos y movilización electoral en Colombia, 1990-1998

Motivaciones, campos de acción e impactos

Virginie Laurent
  • Editor: Institut français d’études andines, ICANH Instituto Colombiano de Antropología e Historia
  • Año de edición: 2005
  • Publicación en OpenEdition Books: 3 junio 2015
  • Colección: Travaux de l’IFÉA
  • ISBN electrónico: 9782821845527

OpenEdition Books

http://books.openedition.org

Edición impresa
  • ISBN: 9789588181233
  • Número de páginas: 568
 
Referencia electrónica

LAURENT, Virginie. Comunidades indígenas, espacios políticos y movilización electoral en Colombia, 1990-1998: Motivaciones, campos de acción e impactos. Nueva edición [en línea]. Lima: Institut français d’études andines, 2005 (generado el 16 noviembre 2015). Disponible en Internet: <http://books.openedition.org/ifea/4666>. ISBN: 9782821845527.

Este documento fue generado automáticamente el 16 noviembre 2015. Está derivado de une digitalización por un reconocimiento óptico de caracteres.

© Institut français d’études andines, 2005

Condiciones de uso:
http://www.openedition.org/6540

¿Qué balance puede hacerse, después de una década, de la participación de los diferentes movimientos indígenas de Colombia en las elecciones? ¿En qué medida y de qué manera se relaciona con la/su historia local y nacional? ¿Cuáles han sido sus relaciones con los otros partícipes en la vida política? ¿Qué contradicciones internas han aflorado y cómo se han resuelto? ¿En qué terreno se han movido los diversos actores que compiten en estos campos?

Este trabajo, “pionero”, de Virginie Laurent responde a éstas y a otras preguntas; mediante la investigación minuciosa que conjuga el manejo de las fuentes y las entrevistas con la precisión y progresividad, trata, en primer lugar, la historia -local, regional y nacional- de la cuestión y el movimiento indígena en Colombia, para entrar de lleno, después, en la de la participación de las comunidades indígenas de Colombia en el juego electoral, y terminar con el poder y los ejercicios -indígenas- del poder durante el lapso comprendido entre 1990 y 1998.

Indígenas y no indígenas, estudiosos de la política contemporánea e interesados en estudios comparativos, entre otros, hallarán en esta obra polifónica- un trabajo que describe, analiza e interpreta los avances y estancamientos de un movimiento y unas comunidades caracterizados por consensos y disensos, pero, sobre todo, por el interés en reivindica lo suyo y por apropiarse de las nuevas herramientas políticas por medio de su movilización electoral.

Virginie Laurent


Nacida en Francia en 1970, llegó por primera vez a Colombia en 1990 y desde ese año ha hecho largas estadías en el país. Después de la carrera de lenguas (inglés y alemán), terminó un pregrado, un posgrado y un doctorado en sociología política con especialización en estudios de las sociedades latinoamericanas en el Instituto de Altos Estudios de América latina de París (Universidad París III Sorbonne Nouvelle).
Ha ganado becas del Ministerio de Cultura de Colombia en 1998, del Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia, una beca bilateral del Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia y del Instituto Colombiano para los Estudios en el Exterior (Icetex) en 1996, así como del Ministerio de la Educación Superior y de la Investigación de Francia en 1995.
Desde hace varios años tiene vínculos con universidades, centros, grupos y proyectos de investigación en Francia y Colombia.
Actualmente es investigadora del Instituto Francés de Estudios Andinos en Bogotá, donde trabaja en el proyecto "Indianidad, retos y espacios políticos. Una propuesta de enfoque comparativo en América andina a partir del caso colombiano", y pertenece al equipo de trabajo Identidades y movilidades: las sociedades regionales frente a la multiculturalidad. Una comparación Colombia-México (Idymov), con base en la colaboración entre el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) de México, el Icanh y el Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD) de Francia.
Dedicada al estudio de la movilización político-electoral indígena en Colombia entre 1990 y 1998 y sustentada en 2001, su tesis doctoral constituye la base de la presente obra. Sobre esta temática ha publicado varios artículos en revistas científicas y ha participado en seminarios y encuentros internacionales

  1. Prólogo

    Christian Gros
  2. Prefacio

  3. Introducción

    1. DINÁMICAS IDENTITARIAS Y ESPECIFICIDADES COLOMBIANAS
    2. PUNTOS DE PARTIDA
    3. PROCEDIMIENTO, OBJETIVOS Y LÍMITES
  4. Primera parte. Comunidades indígenas y marco nacional: cambio de perspectivas

    1. Comunidades indígenas y marco nacional: cambio de perspectivas

    2. Capítulo I. Introducción a la cuestión indígena en Colombia

      1. ACERCAMIENTOS AL GRUPO ÉTNICO Y LAS TEORIAS DE LA ETNICIDAD
      2. DESDE LOS MARCADORES OBJETIVOS HACIA LAS CONCEPCIONES SUBJETIVISTAS
      3. LEYES PARA UNA CATEGORÍA INVENTADA
      4. PANORAMA INDÍGENA EN COLOMBIA
    3. Capítulo 2. Surgimiento y auge del movimiento indígena en Colombia

      1. DESDE UNA IDENTIDAD NEGATIVA HACIA UNA IDENTIDAD POSITIVA: APARICIÓN DEL ACTOR ÉTNICO. FORMAS DE EXPRESIÓN DE LA LUCHA INDÍGENA EN COLOMBIA
      2. ENTORNO Y PERSPECTIVAS: PUNTOS FUERTES DEL MOVIMIENTO INDÍGENA COLOMBIANO
    4. Capítulo 3. De la crisis a las esperanzas de cambio

      1. EPISODIOS DE UNA CRISIS SIN SALIDA
      2. PRESENCIA INDÍGENA EN EL DEBATE NACIONAL
      3. REFORMAS PARA UNA NUEVA, APUESTA
  1. Segunda parte. Juego electoral

    1. Juego electoral

    2. Capítulo 4. La opción electoral: Una alternativa frente a la sociedad nacional

      1. LAME, SÁNCHEZ, TIMOTE: “LOS PRECURSORES”
      2. AICO, ASI; MIC: PARTIDOS Y PROGRAMAS POLÍTICOS POR UNA —¿MISMA?— CAUSA INDÍGENA
    3. Capítulo 5. Mapas políticos indígenas, 1991-1998

      1. 1991-1992: PRIMEROS PASOS
      2. 1997-1998: CONFIRMACIÓN DE LAS TENDENCIAS Y “SELECCIÓN NATURAL”
      3. CONGRESO DE 1998: PARA NUEVOS SENADORES, NUEVAS DIVISIONES
    4. Capítulo 6. Selecciones, campañas y consignas electorales

      1. UNA CAMPAÑA ELECTOEAL NO TAN COMÚN Y CORRIENTE: LA EXPERIENCIA EN EL MUNICIPIO DE PÁEZ (CAUCA), 1997
      2. VISIÓN DE CONJUNTO
    5. Capítulo 7. Candidatos y acompañantes: perfiles y trayectorias

      1. LOS NUEVOS JEFES INDÍGENAS
      2. ASESORES Y SOLIDARIOS: LOS ACOMPAÑANTES
  2. Tercera parte. Poder y ejercigio(s) -indígena(s)- del poder

    1. Poder y ejercigio(s) -indígena(s)- del poder

    2. Capítulo 8. Multiplicidad de las formas políticas.

      Autoridades indígenas: entre modelos ideales y prácticas contemporáneas

      1. PATRONES PRECOLOMBINOS
      2. AUTORIDADES TRADICIONALES EN LA COLOMBIA DEL SIGLO VEINTE (VEINTIUNO)
    1. Capítulo 9. Espacios políticos regionales

      Estudio de Casos

      1. CAUCA: TRAYECTORIA DE LUCHA
      2. VICHADA: HERENCIA DEL CLIENTELISMO AMBIENTE
      3. LA GUAJIRA: ¿PRAGMATISMO WAYUU?
    2. Capítulo 10. Congresistas indígenas: acciones y contradicciones

      1. DE LAS LEYES A LAS GRANDES CAUSAS
      2. LÍMITES E INCOMPATIBILIDADES
  1. Conclusión. Comunidades en la sociedad: condiciones de equilibrio

    Retos de un multiculturalismo en construcción

    1. UNIVERSALISMO Y ESTADOS-NACIONES: GRANDEZA Y DECADENCIA
    2. LA ALTERNATIVA MULTICULTURALISTA: CAMBIO DE PARADIGMAS
    3. ¿HACIA UN MULTICULTURALISMO CONCILIADOR?
  2. Epílogo

    1. ELECCIONES DE 2000: “PUNTO CULMINANTE”
    2. “EN MINGA POR EL CAUCA”: VIDA Y MUERTE DE UN PROYECTO
    3. ELECCIONES DE CONGRESO 2002
    4. ELECCIONES MUNICIPALES Y DEPARTAMENTALES, 2003
    5. ÚLTIMAS CONSIDERACIONES
  3. Bibliografía

  4. Siglas

Agradecimientos

1Son numerosas las personas que, de una u otra manera, contribuyeron a la realización de este trabajo y me brindaron voces de aliento durante sus distintas etapas.

2Respetando el orden cronológico, mis agradecimientos empiezan por todas las y los que desde Francia, en cuanto asesores, colegas o amigos, enriquecieron con sus comentarios la investigación doctoral que inspiró este libro: Christian Gros (Instituto de altos estudios de América latina-Iheal, París), quien desde hace varios años me ha dado la oportunidad de expresar y “concretar” mi interés por Colombia, me hizo compartir el suyo por la situación de las comunidades indígenas y, con sus consejos, guió este estudio como director de tesis; Jean-Michel Blanquer (Iheal, París), Yvon Le Bot (Centro de análisis e intervención sociológicas-Cadis, Escuela de altos estudios en ciencias sociales-Ehess, París) y Daniel Pécaut (Centro de estudios de los movimientos sociales-Cems, Ehess, París), quienes también hicieron parte del jurado de sustentación; los miembros del Equipo de investigación sobre identidad, sociedad y poder en América latina -antiguamente Equipo de investigación sobre las sociedades indígenas y campesinas de América latina- (Ersipal, Iheal, París), dirigido por Christian Gros, y del Grupo de investigación sobre ¡as apariencias y pertenencias en las Américas (Grappa, Iheal-Instituto de investigación para el desarrollo ird, París, dirigido por Odile Hoffmann y Elisabeth Cunin).

3Debo también un sincero reconocimiento a Olivier Pissoat, por haber trabajado en la elaboración de los mapas, y por su generosidad, rigor y paciencia. Aún en el ámbito de la cartografía, quiero dar las gracias a Jean Paul Deler y Henri Godard, por sus útiles recomendaciones, así como a Odile Hoffmann y Evelyne Mesclier, que permitieron la reproducción y utilización de sus propios mapas.

***

4Del lado colombiano, después de estar conociendo y tratando de entender mejor el país desde hace casi quince años, mi gratitud igualmente es muy grande, tanto con una academia calificada y abierta, como con gente de valor, disponible y dispuesta a ayudar a lo largo y ancho del territorio.

5Al respecto, quiero subrayar la amabilidad de Eduardo Pizarro, quien fue el primero en atestiguar su consideración por mi trabajo y darme la oportunidad de acercarme al Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (Iepri) de la Universidad Nacional de Colombia, desde 1992; también, la de Gonzalo Sánchez, Álvaro Camacho, William Ramírez, Fernando Cubides y Luis Alberto Restrepo, quienes renovaron esta invitación.

6Así mismo, desde finales de la década de 1990, María Victoria Uribe y Mauricio Pardo me abrieron las puertas del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh). También en el Icanh, Margarita Chaves ha cumplido un papel central en la existencia del presente libro, motivando -y motivándome para- la reelaboración de mi tesis doctoral para este fin. Más recientemente, el intercambio con el Icanh se ha traducido, además, en mi participación en un equipo de trabajo en el marco de un proyecto conjunto con el Centro de investigaciones y estudios superiores en antropología social (Ciesas) de México y el ird de Francia, coordinado por Margarita Chaves y Odile Hoffmann: Identidades y movilidades: las sociedades regionales en los nuevos contextos políticos y migratorios. Una comparación Colombia-México.

7Paralelamente, desde el departamento de antropología de la Universidad de los Andes, Roberto Pineda Camacho siempre se prestó para el diálogo, y me brindó la posibilidad de tomar parte, con investigadores y estudiantes, en seminarios de reflexión: Multiculturalismo, en 1997, y Etnología amerindia, en 2002.

8Finalmente -pero, sin duda, ante todo- me siento absolutamente agradecida con las comunidades indígenas de Colombia, sus organizaciones, representantes y acompañantes, por haber facilitado mi presencia a su lado y haberle dado sentido y forma, desde adentro, a esta investigación. A este propósito, quiero destacar la cooperación que me fue brindada en el Cauca, el Vichada y La Guajira; la ayuda que me ofrecieron los miembros de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), del Movimiento de Autoridades Indígenas de Colombia (Aico), del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), de la Fundación Colombia Nuestra, de la Fundación Sol y Tierra, del Consejo Regional Indígena del Vichada (Crivi), de la Alianza Social Indígena (ASI) y del Movimiento Indígena Colombiano (MIC), así como el tiempo y la atención que aceptaron dedicarme los numerosos entrevistados de este estudio, en especial algunos de sus “personajes principales”: Gerardo Amórtegui, Víctor Daniel Bonilla, Henry Caballero, Leonardo Caicedo, Juan Pablo Castillo, Luis Fernando Dorado, Remedios Fajardo, María Teresa Findji, Pedro Pablo Hernández, Benjamín Jacanamijoy, Marceliano Jamioy, Edgar Londoño, Héctor Mondragón, Lorenzo Muelas, Gabriel Muyuy, Jesús Enrique Piñacué, Claudia Piñeros, Luis Bernardo Ponare, Anatolio Quirá ( + ), Jesús Ramírez, Jhony Aparicio, Francisco Rojas, Nelson Romero, Hernando Sánchez, Manuel Santos, Marcelino Sosa, Pablo Tattay, Martín Tenganá, Floro Alberto Tunubalá, Luis Guillermo Vasco, Eulalia Yagari.

***

9En el plano material, esta investigación ha sido posible, en parte, gracias a la financiación de distintas instituciones, francesas y colombianas: Centro de Investigación y Documentación sobre América latina (Credal, Francia), Colciencias (Colombia), Instituto Colombiano de Estudios en el Exterior (Icetex, Colombia), Ministerio de la Cultura (programa Becas para el Fomento a la investigación-Sociología, Colombia), Ministerio de la Enseñanza Superior y de la Investigación (Francia), Ministerio de Relaciones Exteriores (programa Beca Lavoisier, Francia), programa Ecos-Norte (Colombia-Francia).

***

10En cuanto a la publicación de este libro, se debe a la voluntad de cooperación y a los esfuerzos compartidos entre María Victoria Uribe, Mauricio Pardo y Nicolás Morales -editor-, del Instituto Colombiano de Antropología e Historia, Jean Vacher y Henri Godard, del Instituto francés de estudios andinos (Ifea). A este mismo propósito, quiero agradecer también a Juan Andrés Valderrama, quien se ha encargado de la difícil labor de corrección de estilo -y con quien ha sido muy agradable trabajar-, y a Ángela Vargas, por la diagramación. Sin olvidar a Pilar Lozano, Carlos Alberto Orjuela y Catherine González, por sus valiosos aportes a los borradores.

***

11Para terminar, quiero recordar a muchos otros, de “aquí” y “allá”. A mis alumnos y colegas del Gimnasio Moderno y de la Universidad Externado de Colombia. Con un pensamiento especial para mi familia y mis amigos. A los que nunca dejaron de soportarme -¡en todos los sentidos de la palabra!-. A los que me dieron prueba de todo tipo de apoyo: emocional, intelectual, práctico o pecuniario. Por los buenos momentos pasados juntos.

12A mis padres, por todo. A mis abuelos de Lyon. A Papou y a Nanou. A Olivier, Linda y mi adorada Giuliana. A Ugo. A Taty. A las familias Laurent y Leone con sus “extensiones” respectivas.

13A Aminta y Rafael, a sus hijos, a Nicolás y Natalia; a Lolita; a Libia, sus padres, Santiago y Natalia. A Angela y Mariana; Anne-Orange, Clément y Simón; Betty, Daniel, Jéróme y Valérie; Carlos; Catherine y Sara; Claire; Cristina, Jean-Baptiste, Bayta y Gabriel; Elisabeth; Emmanuel; Fabiola, David, Juan David y Amaranta; Frédéric; Gabriela; a la india Susana; Joëlle y Jean; Odile y Melesio el vallenato; Olga Cecilia; Olga Lucía; Olivier; Pilar y su familia; Pitz; Saïda; Susana. A Katia, Jacques y su petit bout; a Nadia, Michaél, Stéphane y Eun’ Ju.

14A Daniel que, de cerca o de más lejos, me ha estado acompañando en este largo recorrido.

15Y a todos los que la falta de espacio me impide nombrar pero que no olvido. Gracias.

Prólogo

Christian Gros

1¿Quién hubiera podido imaginar, en los años 1970, mientras los primeros hombres y mujeres nativos de las comunidades indígenas se lanzaban a una batalla al parecer sin salida para reclamar el reconocimiento de la territorialidad indígena, la defensa de su cultura, el derecho al respeto y a la dignidad, que este movimiento no era sólo el último sobresalto de un mundo que naufragaba o la simple alternativa de un movimiento campesino que en ese entonces se veía mucho más fuerte y portador de historicidad? América latina vivía el final de la esperanza nacional popular, no se hablaba aún de una necesaria transición democrática y las naciones, tal como habían sido imaginadas hasta allí -homogéneas, soberanas y mestizas-formaban el horizonte insuperable en el seno del cual el indigenismo público debía obrar para rematar el trabajo realizado por los padres fundadores.

2Dos décadas después, cuando Colombia adoptó una nueva constitución que se constituyó en un referente en la región, el país, asombrado, se descubre multiétnico y pluricultural y se da cuenta que es posible también pensarse como nación sobre esta base. Contribuyeron mucho a este cambio de paradigma dos constituyentes que, como miembros del movimiento indígena, demostraron por su propia presencia y en el más alto nivel que, en adelante, la política ya no sería el coto vedado de una elite resultante de los grupos tradicionalmente dominantes en el país.

3Pero en 1991 no se cuestionaba sólo el imaginario nacional. La constitución definió, igualmente, nuevas reglas del juego que deberían permitir -es lo que se espera- renovar un sistema democrático que tendía a agotarse. Se trataba de poner término a un modelo excluyente que parece ampliamente responsable de la violencia política que amenazaba el país en su totalidad. Las poblaciones indígenas y aquellas de las que se descubren raíces africanas son partes involucradas en tal proyecto. Su participación sobre una base individual y colectiva se desea en adelante. El espacio público se reordena para tal efecto. A ellas les incumbe ocuparlo.

4En la actualidad, al cabo de más de diez años, es hora de medir lo que de este proyecto ambicioso se concretó realmente. ¿Se confirmó la entrada de un protagonista indígena en la política electoral local, regional y nacional? ¿Cuáles son sus efectos sobre el movimiento indígena y sobre las comunidades?, etcétera. Este es el análisis que Virginie Laurent propone aquí, bajo la forma de un balance. Hagamos hincapié en el carácter pionero de este trabajo. Se trata de una de las primeras investigaciones dedicadas a la proyección político-electoral de un movimiento indígena en el ámbito local, regional y nacional en América latina. Un trabajo, por tanto, innovador, que puede servir de ejemplo para dar cuenta de lo que sucede en la actualidad en otros países de la región -Bolivia, Ecuador o México, por ejemplo-. La autora tuvo el mérito de entender muy pronto la novedad de este actor indígena y la importancia de su participación en el “juego político-electoral”, una participación que es uno de los frutos de su movilización colectiva, pero que se encuentra favorecida también por las reformas constitucionales adoptadas en ¡os años 1990. Con un trabajo de campo de varios meses en Colombia, Virginie Laurent pudo seguir, paso a paso, este proceso, acumulando los materiales que le permiten sentar firmemente su análisis.

5Después de una primera parte consagrada a una historia minuciosa y clara del movimiento indígena -parte muy útil para un lector no especialista-, lo grueso de la obra se refiere de manera totalmente original a los años que siguieron a la adopción de la constitución de 1991. Virginie Laurent demuestra allí su conocimiento íntimo del terreno y los actores. Presenta un análisis de los intríngulis de la política, en particular de las “componendas electorales” al estilo indígena, un análisis que se revela luminoso cuando se pretende dar cuenta de las distintas lógicas que están detrás del compromiso en el “juego electoral”. Procede, por otra parte, a un estudio detallado de ¡os resultados, elecciones por elecciones -locales, regionales y nacionales-, en el que se evidencia su control de las herramientas indispensables para esta clase de ejercicio. Por medio del análisis comparativo, da a conocer también tres estudios regionales -en el Cauca, el Vichada y La Guajira- resultado de un trabajo de campo en la frontera entre ¡a antropología y la sociología. Con estos tres casos se destacan la riqueza y la diversidad del fenómeno electoral indígena mientras se dan luces sobre las condiciones y propiedades de esta “entrada en política”. Así mismo, puede medirse el lugar correspondiente a las especificidades culturales de los distintos grupos indígenas y a la modalidad de su inserción en el seno de sociedades regionales muy diferenciadas. La parte relativa a una sociología de los actores -candidatos indígenas a las elecciones, y asesores- es también muy instructiva. Basada en una serie de entrevistas, permite seguir desde muy cerca las condiciones de aparición de una nueva elite indígena y la formación, a pequeña escala, de una nueva clase política. Se ve en particular la importancia histórica de la Iglesia católica en la formación de numerosos dirigentes y el papel estratégico que cumple la escuela.

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.

Difunda esta publicación

También le puede gustar

Reinventando comunidades imaginadas

de institut-francais-d-etudes-andines

Entre la alianza y la confrontación

de institut-francais-d-etudes-andines

Relación de antiguedades deste reyno del Piru

de institut-francais-d-etudes-andines

El Estado Federal de Loreto, 1896

de institut-francais-d-etudes-andines

La selva culta

de institut-francais-d-etudes-andines

siguiente