Arde la memoria

De
Publicado por

Colecciones : Educación y biblioteca. Año 11, n. 104
Fecha de publicación : 1999
Publicado el : domingo, 29 de julio de 2012
Lectura(s) : 29
Fuente : Gredos de la universidad de salamenca
Licencia: Más información
Atribución, No Comercial, Compartir bajo la misma forma idéntica
Número de páginas: 16
Ver más Ver menos

..
ADE l MEMOI
. �.r, SIlO del hecho u\.
arde la memoria
por Ramón Salaberria
En 1499, en Granada, el arzobispo Cisneros arrojó a las llamas los
libros musulmanes. para reducir a cenizas mho siglos de historia
escrita de la cultura islámica en España.
En 1562, en Maní de Yucatán. fray Diego de Landa arrojó a las llamas
los libros mayas, para reducir a cenizas ocho siglos de historia escrita
de la cultura indígena en América.
En 1888. en Río de Janeiro. el emperador Pedro 11 arrojó a las llamas la docu­
mentación sobre la esclavitud en Brasil, para reducir a cenizas tres siglos y medi()
de historia escrita de la infamia negrera.
En 1983, en Buenos Aires. el general Reynaldo Bignone arrojó a las llamas la documen­
tación sobre la guerra sucia de la dictadura militar argentina, para reducir a cenizas ocho
años de historia escrita de la infamia carnicera.
En 1995. en la ciudad de Guatemala. el ejército arrojó a las llamas la docu­�C
mentación sobre la guerra sucia de la dictadura militar guatemalteca. para �n c
reducir a cenizas cuarenta años de historia escrita de la infamia carnicera. l. el baJa
i�go vi
(Eduardo Galeano: "Memorias y desmemoras". En: Brecha. 4 il on
abril 1997) te de
Es solut
�Y encia
"'lisis del
. .
� . .
EDUCCIO y BIBUOTC -10, 199 5

ARDE L MEMORIA
En 1499, en Granada, el arobispo Cisneros arrojó a las llamas los
libros musulmanes, para reducir a cenizas ocho siglos de historia
escrita de la cultura islámica en España.
Granada fe la última representante de la gran lar la ciencia latina de la árabe; si bien los árabes lle­
civilización hispanoára be. Tras las caídas de Valen­ garon a prohibir la venta de sus libros a los cristianos
cia en 1238, de Córdoba en 1246, de Sevilla en 1248, y judíos par que éstos no se los apropiaran, los
de Cádiz en 1260, un pequeño estado de 30.000 kiló­ reconquistadores se hicieron con las bibliotecas de
metros cuadrados. último bastión de AI-Andalus, las ciudades que ocupaban o apresaron como escla­
mantuvo su independencia durante dos siglos. Su vos a los sabios vencidos, a quienes obligaron a ense­
conquista, en la que par ticiparon mercenarios alema­ ñarles: tal es el caso de un religioso que, en la toma
nes y suizos, ingleses y fanceses, fe vivida en toda de Almería por Alfonso VII (1147), tomó a su servi­
la cristiandad como una revancha de la caída de cio a un matemático.
Constantinopla en 1453. Pero, ¿cuál había sido el sis­ La época de los reinos de taifas fe la de máximo
tema de enseñanza, cómo eran los libros y bibl iote­ esplendor de la ciencia española, que se cultivó con
cas de esa civilización durante los ocho siglos en gran intensidad. Los reyes se vanagloriaron de sus
España? escritores y de sus sabios y, no teniendo potencia
La organización de la enseñanza en el islam fe económica para asimilar en bloque a todos los fu gi­
absolutamente libre, dependiendo de la voluntad del tivos de Córdoba, acogieron según sus partic ulares
maestro que la impartía o del mecenas que creaba o afciones a unos más que a otros. Así, a mediados del
sufagaba una escuela o las enseñanzas en la mez­ siglo XI, Sevilla era el paraíso de los poetas y Tole­
quita o en las madrazas (madarsas). Las madrazas se do de los científcos. Y la mayoria de éstos eran dis­
crearon en el siglo XI y, como centros de enseñanza cípulos directos de las fguras más descollantes de la
superior, se extendieron por todo el islam hasta erudición cordobesa de fnes del siglo X.
Al-Andalus. Algunos historiadores las consideran u En todo este complejo fe nómeno de trnsmisión
precedente de las universidades europeas. Dado el científica hay que hacer una observación: los musul­
principio de libre iniciativa que rigió la educación en manes casi nunca buscaron mayores conocimientos
el islam, las escuelas generalmente eran de fu nda­ fu era de sus fonteras ni se preocuparon por lo que
ción privada y el maestro concertaba con los padres pasaba más allá de ellas. Por contra. los occidentales,
los honorarios a percibir, y que comúnmente fu eron desde el siglo X, no vacilaron en entrar en los domi­
modestos. nios musulmanes y en aprender de maestros árabes.
Las escuelas, en cuanto tales, o las habitaciones y Dos de las ramas del conocimiento más desarro­
edifcios destinados a la enseñanza debieron existir lladas feron la medicina y la agricultura. La medici­
desde muy pronto en AI-Andalus, pues ya hay ref e­ na árabe, inspirada en Galeno, fe más allá que éste
rencias del siglo VIII. Su demanda debió ser amplia, en numerosas especialidades. E igualmente puede
puesto que los andalusíes del siglo X se habían dado decirse de la agricultura, que superó desde todos los
ya cuenta de que el único modo de ascender de posi­ puntos de vista lo que sobre la misma habían escrito
ción económica y social consistía en el estudio, que sus precursores.
les per mitía entrar en la escala del fu ncionariado y Para realizar los estudios superiores los árabes
alcanzar cargos más altos de la adminis tración, espe­ dispusieron de tres tipos de libros para una misma
cialmente si se tenía una buena caligrafa. materia: los resúmenes elementales, de expresión
Los intercambios entre los científicos de la época concisa, que servían para repasar de modo rápido los
debieron de ser numerosos. Motivos politicos o los puntos principales al que ya había cursado la materia
altos sueldos ofrecidos por la Córdoba del califato o a alumnos especialmente dotados; los superiores,
movieron a sabios orientales a instalarse en la Penín­ que servían para aprender la asignatura por primer
sula. Así, Abu Ali al-Qali, iraquí del siglo X, se ins­ vez; y los medios, en que la idea y la expresión se
taló en Córdoba; Ishaq Ibn Abraham Ezr, originario equilibran y son útiles a todo tipo de lectores.
de la Península, viajó a lraq; Alfonso X el Sabio
mantuvo relaciones científcas con los mamelucos de
Bibliotecas de AI-Andalus
Egipto y los iljanes de Persia, y sus doctrinas astro-
,nómicas llegaron, muy posiblemente, a China. Ni Durante un buen período de tiempo las enseñan­
'(a Reconquista del siglo XIII se pudo desvincu- zas de lo que ahora denominaríamos segundo y ter-
6

ARDE L MEMORI
cer ciclo se imparieron en las mezquitas. Luego apa­ evolucionando y se llamaron casa de la ciencia (dar
recieron instituciones para lelas bien dentro de las al-ilm): contaban con un director, varios biblioteca­
mismas, bien fu era, que contrib uyeron a mejorar la rios, copistas y ordenanzas. Los libros se colocaban
calidad de los estudios. Tales feron las bibliotecas, unos encima de otros en distintos estantes, lo cual
las madrazas y los hospitales. hizo nacer la necesidad de escribir en sus cantos el
Las bibliotecas nacieron como consecuencia de nombre abreviado del autor y el título. Se colocaban
reunir textos de El Corán en las mezquitas, y luego según un orden prefijado, y de las obras más consul­
por la donación de libros hecha por sus dueños a tadas se tenían varios ej emplares.
éstas. Así, Ibn Jaldún, en 1396, donó a la biblioteca El acceso a la biblioteca era público, aunque para
de la mezquita de Fez el manuscrito de su Historia acceder a detenninadas obras o a algunas secciones
Universal, estableciendo que sólo sería prestado a era necesaro un penniso especial. El préstamo era,
personas de confianza mediante el depósito de una según los casos, con o sin fanza y para un plazo
ferte suma y por un plazo máximo de dos meses de determinado. No se sabe con certeza el número de
tiempo, sufciente, según él, para estudiarlo o copiar­ obras que tenían estas instituciones, pero, según Ver­
lo. net, sí se puede sospechar que algunas de las cifras
Otro tipo de bibliotecas, y con una reglamenta­ que nos han transmitido los histor iadores no refe jan
ción menos estricta, fu eron las de fndación real o la realidad. Por ej emplo, se afra que la biblioteca
privada. Un buen ej emplo es la biblioteca del califa antes mencionada de al-Hakam 11, la más importante
omeya andalusí al-Hakam 11 al-Mus tansir (961-975), de todo Occidente, tenía cuatrocientos mil volúme­
de la cual, que sepamos, sólo un libro, fe chado en nes. Pero esa cifa se atribuye también a otras biblio­
970, ha llegado hasta nuestros días y se conserva en tecas, lo cual o es pura casualidad o signifca que hay
la biblioteca de la mezquita de Fez. El punto de par­ que entenderla como expresión de una gran cantidad,
tida fu ndamental de la bibl ioteca de al-Hakam 11 lo mismo que ocurrió a fnes del siglo X con la pala­
al-M ustansir fu eron los libr osj uridicos, reunidos por bra mil, y de aquí el nombre que recibieron Las mil y
sus antepasados, que él enriqueció, convirtiéndola en una noches, es decir, una colección con muchísimos
la biblioteca más importante de todo Occidente, con (unos doscientos) cuentos.
otros libros en las lenguas cultas de la época: árabe, En tomo a las bibliotecas -da igual que fu eran las
persa, latín y griego (traducidos por los helenistas de las mezquitas o las privadas-, celebraban sus dis­
cordobeses), y que trataban de todas las ramas del cusiones y coloquios los científcos que acudían a
saber. Este tipo de bibliotecas corrió mayor peligro ellas.
de desaparición que las anteriores. Bastaba un cam­
bio de gobiero, de política, un golpe de estado o una Desarraigarles del todo
revolución para que los libros de los particulares o de
En la euforia de la victoria, Isabel y Ferando las instituciones públicas sufrier an un auto de fe . En
escucharon las recomendaciones de sus consej eros AI-Andalus se tiene constancia de la quema de los
para llevar a cabo la unidad relig iosa. Insistentemen­libros de Ibn Hazm de Córdoba por el rey de Sevilla,
al-M utadid, de la intolerancia -a veces expurgos y te corrían rumores por Castilla de que los mudéjares
iban a sufrir la misma suerte que los judíos, expulsa­quemas- a los libros de Baqi Ibn Maj lad y de la des­
dos por un decreto de 31 de marzo de 1492. Las trucción que mandó hacer Almanzor en la biblioteca
de al-Hakam 11, a la muerte de éste. Parece ser, según Capit ulaciones de 1491 feron parcialmente vacia­
señala Juan Veret, que, en este último caso, los das de su contenido. Los mudé jares granadinos,
exasperados, se rebelaron en 1499. Derrotados tras manuscritos quemados o enterrados en pozos feron
los jurídico-religiosos de ri tos distintos al malequí una fe roz guerra de casi dos años, feron obligados a
-l oficial en AI-Andalus-, o claramente heréticos. abrazar la fe cristiana para evitar el destiero. En ese
Las más antiguas bibliotecas de fndación priva­ contexto, Jiménez de Cisneros, un fr aile fr anciscano
da recibieron el nombre de casa de la sabiduría (bayt que, en palabras de Domínguez Ortiz, subió desde su
al-hikma) y, según los cronistas musulmanes, ya celda al cargo de confesor de la reina, y más tarde
había existido una en la Toledo visigótica. Sin llegó a arzobispo de Toledo, Inquisidor General y
embargo, se da este nombre por antonomasia a la Goberador del Reino, ordenó la quema "de los,
biblioteca fu ndada por el califa al-Mamún libros de impiedad mahometana",
(813-833), en Bagdad, que tenía su propio director, No se conoce la fe cha exacta del auto de fe , que
copistas de manuscritos, estudiosos, etcétera, y en fe controvertida desde el mismo momento de su
tomo a la cual se fo nó el primer núcleo de grandes realización. Parece probable que ocurriera en enero o
científcos árabes. Con el tiempo y la imitación del fe brero de 1500. La descripción más antigua es la del
modelo en las distintas ciudades del Imperio fu ern notario, e íntimo amigo de Cisneros, Juan de Valle-
7

AD L MEMORI
jo: "Pa desarr aigarles del todo de la sobred icha su favores, sacasen a la calle los ejemplares del Corán,
perversa y mala secta, les mandó a los dichos alfa­ es decir, el libr o más importante de su superstición, y
quís tomar todos sus alcoranes y todos los otos todos los libros de la impi edad mahometana, de cual­
libros particulares, cuantos se pudi eron haber, los quier autor y calidad que fu esen. Se reunieron cera
de cinco mil volúmenes, adorados con los palos de cuales feron más de 4 ó 5 mil volúmenes, ente
grandes y pequeños, y hacer muy grandes fu egos y enrollar; los cuales eran también de plata y oro, sin
contar su admirable labor artística. Estos volúmenes quemarlos todos; en que había entre ellos infnitos
que las encuaderaciones que tenían de plata y otras cautivaban oj os y ánimos de los espectadores. Pidie­
cosas moriscas, puestas en ellos, valían 8 y 10 duca­ ron a Jim énez que les regalase muchos de ellos; pero
dos, y otros de allí abajo. Y aunque algunos hacían a nadie se le concedió nada. En una hoguera pública
mancilla para los tomar y aprovecharse de los perga­ feron quemados todos los volúmenes juntos, a
excepción de algunos libros de Medicina, a la que min os y papel y encuaderac iones, su señoría reve­
rendísima mandó expresamente que no se tomase ni aquella raza fe siempre y con gran provecho muy
ninguno lo hiciese. Y así se quemaron todos, sin que­ afcionada. Tales libros, librados de la quema por el
dar memoria, como dicho es, excepto los libr os de mérito de are tan saludable, se conservan actual­
mente en la Biblioteca de Alcalá. Hasta este momen­medicina, que había muchos y se hallaron , que éstos
mandó que se quedasen; de los cuales su señoría to había marchado realmente sobre redas el progra­
ma de nuestro Obispo." traer bien 30 ó 40 volúmenes de libros, y
están hoy en día puestos en la libr ería de su insigne Ci sneros, buen conocedor del hebreo y del ara­
meo, propulsor de la Biblia políglota de Alcalá, daría colegio y universidad de Alcalá, y otros muchos aña­
fles y tr ompeticas que están en la su iglesia de San pie con este acto a la realización de acciones simila­
rs por sus discípulos. Uno de ellos, también fancis­IIdefonso, puestos, en memoria, donde su señoría
reveren dísima está sepultado." cano, que comenzó su carrera eclesiástica en el
El primer biógrfo de Cisneros, su discípulo Alvar mismo convento de Cisneros, San Juan de los Reyes
Gómez de Castro, aportó otros detalles: "Alegre por en Toledo, fe Diego de Landa.
el éxito Jim énez y estimando que debía apro vechar­
Fuentes se una ocasión tan fa vorable, y extir par radicalmente
de sus almas todo el error mahometano, no se dete­ DMINGUEZ ORTIZ. A.: El Antigo Réimen: lo Re Católico y lo
Autr ias. Madrid: Alfaguara. 1973. nía ante el parecer de quienes juzgaban más pruden­
EISENBERG. D.: ''Cisneros y la quema de lo manurtos gin",
te ir quitando poco a poco una costumbre inveterada;
En: Journal o/ Hispanic Phi/olog, 16. 1992.
VERNET. J.: L cultura hipanoárabe en ore"te y ocinte. Blona: pues pensaba que este método era aplicable en asun­
Ariel.1978.
tos de poca importancia, y en los que no se ventile la
VERNET. J.: "La educación en la Hispania musulmana". En: Historia de la
salvación de las almas. Así que, con fa cilidad, sin dar educación en España y América: la educación en la Hipan ia antiga
y mediev al. Madrid: SM; Morala, 1992.
u decreto y sin coacción, logró que los Alfaquíes,
VINCENT, B.: "Toute la Chrélienle conlr le demier Elt musulma d'Es
dispuestos en aquella época a hacer todo tipo de pagne". En: L Monde Diplomatique, seplembr 193.
Para desarraigarles del todo de la sobredicha su perversa y mala secta, les mandó a los dichos
alfaquís tomar todos sus alcoranes y todos los otros libros particulares, cuantos se pudieron
haber, los cuales fueron más de 4 ó 5 mil volúmenes, entre grandes y pequeños, y hacer muy gran­
des fuegos y quemarlos todos.
(Juan de Vallejo: Memorial de la vida de Fray Francisco Jiménez de Cineros)
8

ARDE L MEMORIA
En 1562, en Maní de Yucatán, fray Diego de Landa arrjó a las
llamas los libros mayas, para reducir a cenizas ocho siglos de
historia escrita de la cultura indígena en América.
Durante los primeros diez siglos de nuestra era, la tante en el comportamiento maya fue la resistencia al
civilización maya, una de las más importantes de las sojuzgamiento militar y el abandono recurrente de
culturas precolo mbinas, foreció en lo que hoy es sus asientos buscando refgio en zonas selváticas y
de difcil acceso de donde surgieron un buen núme­Guatemala, así como en parte de los actuale' territo­
rios de México, Honduras, Belice y El Salvador. El ro de los levantamientos indígenas sucedidos durn­
te los tres siglos de dominación española. Periodo Clásico se desarrolló entre los años 250 y
Los fanciscanos llegaron a Yucatán a fnales de 1. 000. Se defne este Periodo por la aparición de
15 44 cuando la conquista estaba aparentemente ter­monumentos llamados estelas, con documentación
minada. Asentada la conquista militar, comenzaba la cronológica, y donde se hace referencia a la historia
conquista espiritual. Un punto sobre el que todos los religiosa, social y política de los mayas. Contaban
misioneros estaban de acuerdo era la necesidad de con un avanzado sistema numérico que incluía el
" ... arrancar la arboleda de los vicios antes de plantar concepto del cero y crearon también un sistema
los árboles de las virtudes ... ", como rezaba (y nunca calendárico de gran precisión. Los astrónomos
mejor dicho) un catecismo dominico. Cualquier cos­mayas elabora ron estudios del movimiento de la
tumbre que no se adecuaba al cristian ismo se consi­luna; cálculos acertados para la gran cantidad de
deraba enemiga de la fe, y por tanto, debía ser des­eclipses solares y lunares; observaron el movimiento
truida. La extirpación se caracterizó por su rigidez y
de otros cuerpos celestes como Venus o Marte, y die­
su escenifcación pública. Veaos el caso más famo­ron nombre a las constelaciones. Fueron astrónomos
so, en Maní de Yucatán.
muy superiores a los de Europa en esa época.
La vida cotidiana tenía innumerables vínculos con
1562, Maní de Yucatán lo sagrado. Los colores, las plantas, los animales, los
números e incluso el día de nacimiento tenían un sig­
En 15 49 llega a un joven fraile de 25
nifcado específco y una asociación determinad
años, Diego de Landa, que durante treinta años se
con las deidades.
dedicará a la evangelización en esa región. Aprende­
La escritura maya tiene la misma estrctura de las
rá, al igual que sus compañeros, lengua maya y,
grandes escrituras de Oriente, como la escritura de
junto a fray Luis de Villalpando, será uno de los pri­
jeroglíficos de Egipto y la cuneifore de Mesopota­
meros frailes en elaborar "artes" para la enseñanza
mia. Una escritura en la que el número total de jero­
del idioma.
glífcos son 700, de los que entre 300 y 400 s�n
En mayo de 1562, después de más de diez años
fonobrramas o signos que representan sílabas, y el
de evangelización franciscana, dos muchachos
resto alude a palabras enteras. Una estructura muy
indios encuentran en una cueva, cercana al poblado
común entre escrituras antiguas en todo el mundo.
de Maní, ciertas fguras de barro y unas calaveras,
Respecto a sus libros, véamos lo que dice Landa: de lo que informan a los religiosos franciscanos
"escribían sus libros en una hoja larga doblada con
del monasterio de esa localidad. Avisado fray
pliegues que se venía a cerrar toda entre dos tablas Diego de Landa, a la sazón provincial de la orden,
que hacían muy galanas, y que escribían de una parte puso en marcha, con el apoyo del Alcalde Mayor,
y de otra a columnas, según eran los pliegues; y que Diego Quijada, una averiguación que culminó en
este papel lo hacían de las raíces de un árbol y que le un auto de fe donde fueron atormentados numero­
daban un lustre blanco en que se podía escribir bien, sos indios de los que fallecieron 15 7, y se destru­
y que alguños señores principales sabían de estas yeron además miles de fguras, vasos, piedras
ciencias por curiosidad, y que por esto eran más esti­ labradas, y un incalculable número de códices. De
mados aunque no las usaban en público." hecho, actualmente sólo quedan tres códices
Si bien la conquista de Guatemala fe rápida mayas: el Códice Dresde (que trata temas religio­
(" ... corrió Pedro de Alvarado con su ejército toda la sos y astronómicos), el Códice Peresiano (descu­
tiera como un rayo, sujetando a la mayor parte de biero en 18 59 en una caja de papeles sin c1asifcfr :,
ella por armas, y lo demás por miedo ... "), la de la en la Biblioteca Nacional de Paris y que trat de
península de Yucatán costó casi 20 años. Una cons- mediciones del tiempo y ceremonias rtk)��l
9

ARDE L MEMORIA
Códice Tro-cortesiano (también con repres entacio­ ron y se cree que se mataron, 18; "muchos di as que­
nes de ceremonias religiosas y cálculos astronómi­ daron gran cantidad de yndios muy lisiados mancos
cos, depositado en el Museo de América de y enfermos" que han sanado excepto 32 que queda­
Madrid). Diego de Landa de jaría un escueto pero ron mancos; valor de las multas pagadas por los
contundente registro del auto de fe : "Usaba tam­ indios: 4.340 pesos de oro común en tostones y
cacao, además de 125.000 almendras del dicho bién esta gente de ciertos caracteres o letras con
las cuales escribían en sus libr os sus cosas antiguas cacao.
y sus ciencia s, y con estas figuras y algunas seña­ Mientras el escribano Vázquez investigaba lo
les de las mismas, entendían sus cosas y las daban sucedido 33 meses atrás, Diego de Landa estaba ya
a entender y enseñaban. Hallámosles gran número en España, donde fu e sometido a un proceso entre
1565 y 1569. Es en ese momento cuando redacta la de libros de estas sus letras, y porque no tenían
cosa en que no hubiese super stición y fa lsedades Relación de las cosas de Yucatán, esto es, un alega­
del demonio, se los quemamos todos, lo cual sin­ to, un informe, una historia. Como alegato, se reúnen
tieron a mar avilla y les dio mucha pena". datos y argumentos ante el rey y el Consejo de
Indias. Pero además, y sobre todo, es un informe de No tan escueto sería el testimonio de Sebastián
Vázquez, escribano del rey, tras su estancia en Yuca­ la cultura fsica de los mayas, de sus casas y comi­
tán durante tres meses y medio con el fn de averi­ das, de sus industrias y medios de producción. Y, en
guar qué había sucedido, dadas las protestas y con­ especial, sobre el sistema de medición del tiempo y
denas que tal hecho suscitó. Señala el escribano Váz­ de la escritura maya. Por ello, no es de extrañar que
quez cómo el responsable del convento mandó lla­ algunos hayan calificado el libro como una especie
mar a los indios que vivían cerca de la citada cueva de piedra de Rosetta de la cultura maya. Toma sus
y posteriormente a todos los de la comarca. Algunos datos de los documentos directos de los indios, de los
confesaron tener unas pocas fguras. Dado que a los códices que mandó quemar, de indios a los que trató,
religiosos les parecían escasas estas decl arac iones, de inform aciones directas, y de todo lo que pudo ver
por orden de Landa se dividier on los religiosos por yo bservar.
los pueblos cercanos acompañados de alguaciles El Consejo de Indias fa lló a su fa vor: "el provin­
cial hizo justamente el auto y las otras cosas en cas­españoles e indios: "llegados los dichos religiosos y
sus minis tros cada uno a la parte donde fu e embiado tigo de los indios". Vuelve a Yucatán, ahora como
toma van los yndios a hecho y los hazian desnu dar de obispo.
la cinta arriba y les ata van con cordeles gruesos las
muñecas juntas una con otra y ponian el cordel en 1953, una oficina en Leningrado
una viga o palo alto y tiravan del hasta alcarle del
suelo y estando asi derretian sobre sus cares cera En el siglo siguiente de la conquista desaparece
ardiendo y los acotavan con varas y diciplinas y otras completamente el conocimiento de la escritura maya
vezes con bordones que tenian en las manos les precol ombina entre la gente maya. Hubo un cambio
davan de palos e a muchos dellos estando asy les ata­ tremendo cuando los fra iles introdujeron el alfabeto
van piedras grandes y pesadas a los pies para que latino entre ellos. Desaparecieron también los escri­
apesgasen hazia baxo ( ... )" o "con un cantaro tinien­ banos, los sacerdotes que conocían ese sistema de
doles la boca abier ta con un palo les hechavan agua escritur a, ya que los españoles cercenaron la parte
sin quenta ni medida hasta vaziarlo todo y teniendo superior de la pirámide social.
la barriga muy hinchada de la mucha agua el dicho Fue a principios del siglo XIX cuando se redescu­
Antonio Quixada [uno de los alguaciles españoles] brió la civilización maya, entonces ya casi olvidada.
se subia de pies encima della se la pissava mucho y No se podían leer ni la escritura del calendario, ni la
les hazia tomar a hechar el agua por la boca narizes de las matemáticas, ni la de los textos. A mediados
e oydos". Estas acciones se realizaron en cuarenta y de siglo, el abad Brasseur de Bourbourg descubre en
tantos pueblos. un archivo español la Relación de las cosas de Yuca­
Sebastián Vázquez, además de escribano, fu e un tán, obra perdida hasta aquel momento y clave para
minucio so notario de la atr ocidad. Esta es su lista de el descif r amiento de la escritur a maya. Trató de leer
víctimas: colgados y atormentados, 4.549 indios, y los códices que se conocían en la época por medio
de ellos 84 ensambenitados; 6.330 penitenciados, del llamado abecedario de Landa, pero aquello no
azotados, trasquilados y penados con multas; desen­ fncionó, pues no era un alfabeto. A partir de enton­
terrados los cuerpos y huesos de 114, siendo todos ces se creyó que todas las inscripciones de los monu­
quemados y "hechos polvos publicamente"; muertos, mentos tenían que ver con la cuenta del tiempo y con
157; se hallaron ahorcados en los montes y otras par­ temas de astronomía. Se negaba que los glifos tuvie­
tes (escapando del terror), 13; huyeron, no apar ecie- ran que ver con la historia. Así se pensó hasta 1953.
10

ADE L MEMORI
Un joven ucraniano, Yuri Valentinovich Knóro­ un gran horizonte para el conocimie nto de la eultura
sov, estudiaba el violín cuando, al iniciarse la Segun­ maya. El especialista Michael Coe lo dice con clari­
da Guerra Mundial, tuvo que unirse a las tropas dad: "Lo imporante para el fturo es la presencia en
como parte de la reserva del Estado Mayor soviético. México y Guatemala de la población maya viva. La
Un día, paseando por Berlín, al observar el incendio civilización maya no murió con la Conqui sta. Hubo
de una bibl ioteca, se introdujo y logró rescatar dos un continuum. Hoy hay millones de mayas que saben
libros: Relación de las cosas de Yucarán y la edición cosas que nosotros ignoramos. Tenemos que acer­
de Villacorta de los Códices Mayas. Estos libros le camos a ellos, los necesitamos para nuestros traba­
cambiaron la vida.
jos, no como peones en las excavaciones sino como
Al volver de la guerra se volcó en los estudios his­ eientí fcos, como herederos de esa gran tr adición que
tóricos y, pasado el tiempo. se propuso descif rar la
está viva. Hay muchas supervi vencias entre ellos del
escri tura maya. En 1953 lo 10brró. Lo de Landa no era
mundo precolombino".
un alfabeto sino un silabario. En 1953. en una ofici­
Ni el fu ego fu e capaz de hacer desaparecer de la
na de Leningrado, cerca del río Neva, por primera
tierra la memoria escrita de una de las más gran des
vez en muchos cientos de años, una persona pudo
cultur as del hombre.
leer la escritura maya. La noticia se conoció entre los
especialistas de la escrit ura maya, y llegó hasta el
experto estadounidense Eric Thompson, toda una
Fuentes
eminencia. Eric Thompson no tenía una hoguera
eOE, M.: "El desifriento de la esrtura maya: una historia. Entrvista para quemar, pero sí prejuicios. Knórosov era sovié­
de Patricia Rodriguel Ochoa". En: Vuelta. n. 203. otubre 193. tico, no del partido comunista, pero sí soviético. la
DE VOS. J.: "El Anc d las Anes o la evangeli,,,ción vist pr los misio
amenaza ro ja. Pasaron muchos años hasta que las neros del siglo XVI". En: México en el tiempo. n. 24. mayo-junio 198.
GARCiA MOll. R. (cor.): El mundo maya. México: Jilguero. 191. teorías de Knórosov feron aceptadas.
GONZÁLEZ CICERO. S.M.: Perspectiva religiosa en Yucatón 1517-
En 1973 se reunieron en Palenque un grupo inter­
1571: Yuca tán. los Ji"anciscano y el primer obispo fray Francisco de
disciplinar de especialistas en lo que se llamó la ];>rul. México: El Colegio de México, 1978.
lANDA. D. de: Relación de la. co .• o.' de Yucatón. 13 c. Méxic o: P0, 1 Mesa Redonda de Palenque. Por primera vez se
1986.
lograron leer inscripciones completas de los monu­
MARTíNEZ. J.L.: El lbr en Hi.\pun(luméricu: origen y desa"ollo. 3 c.
mentos de la zona. A partir de ese momento se abrió Maid: Fundción Gerán Sánchez Ruipez; Pirmide, 1987.
Hallámosles gran número de libros de estas sus letras, y porque no tenían cosa en que no hubie­
se superstición y falsedades del demonio, se los quemamos todos, lo cual sintieron a maravilla )'
les dio mucha pena
I
(Fray Diego de Landa: Relación de las cosas de Yucatán)
11

ADE L MEMORI
En 1888, en Río de Janeir, el emperador Pedr 11 arrjó a las
llamas la documentación sobre la esclavitud en Brasil, para
rducir a cenizas trs siglos y medio de historia escrita de la
infamia negrera.
1454, 8 enero, el papa Nicolás frma un Breve Ese año Brasil tenía 3 '2 millones de habitantes y de
autorizando al rey de Portugal a esclavizar cualquier ellos la mitad eran esclavos
1808 se firma una ley que concede tierras a todos nación del mundo aficano, siempre que se les admi­
nistre el bautismo. los extranjeros no negros que lleguen a Brasi l.
1500, abril, desembarca el prmer europeo en Br­ Ante la invasión napoleónica de la Península Ibé­
rica, el rey de Portugal, D. Joao VI, traslada la core sil, Pedro Alvares Cabral.
Se calcula que entre los años 1532 y 15 85, época a Bra sil, lo que colocó a este país en situación de
en la que se introduce el cultivo de la caña, feron semi independencia.
llevados a Brasil tres millones y medio de esclavos. 1811 leamos los juegos de un tal BIas Cubas,
entonces niño de una fa milia de la alta sociedad de Un 40% de los negros capturados en territorio ango­
leño moria durante el desplazamiento hasta el litoral Río de Janeiro:
y entre un 10 % y un 20% en las bodegas donde se les "Un día, por ej emplo, le rompí la cabeza a una
almacenaba en el puerto antes del embarque . En esclava porque me negó una cucharada de dulce de
coco que estaba haciendo; y, no contento con el cuanto a la travesía, se calcula que en el tray ecto
desde Congo o Angola hasta Brasil moría un 7%. En maleficio, eché un puñado de ceniza al cazo; no
los trayectos desde Mozambique, la mortandad satisfecho aún con la travesura, fu i a decir a mi
madre que la esclava había echado a perder el dulce aumentaba al doble.
1630 quilombo: agrupac ión, de mayor o menor por pura maldad; y sólo tenía seis años. Prudencio,
tamaño, de esclavos fu gitivos, casi siempre en los un moleque [niño negro, hijo de esclavos] de casa,
era mi caballo de todos los días; lo hacia ponerse a bosques o en los montes próximos a las localidades
de donde huían. Se enfentaban a las fu erzas legales cuatro patas, ataba a su boca una cuerda a guisa de
que pretendían red ucirlos nuevamente a la esclavi­ rienda y me trepaba en su espalda, con una varita en
tud, con las armas de que podían di sponer. El movi­ la mano, lo fu stigaba, daba mil vueltas a un lado y
miento era principalmente de defensa, de fga de la otro, y él obedecía; algunas veces gimiendo, pero
obedecía sin decir palabra, o, cuando mucho, un esclavitud. Fue el tipo de reac ción más común del
negro esclavo en Bras il. "¡ay, Ñoño!", al que yo contestaba: "¡Cállate la boca,
animal". Hubo quilombos, como el de Palmares, que per­
duraron durante 65 años (1630-16 95) a pesar de las 1822 se proclama la independencia de Brasil bajo
continuas expediciones de los blancos para reducirlo la fo rma de Imperio.
a partir de 16 44. De esas luchas ha quedado la fgu­ 1824 la constitución brasileña, en su ley comple­
ra de Zumbí, héroe negro asesinado por las autorida­ mentaria, prohibe ir a la escuela a los leprosos y a los
des coloniales en 16 95, el 20 de noviembre. Este día, negros.
en el Brasil actual, se conmem ora el "Día de la con­ 1831 sube al trono Pedro 11. Reinará hasta 18 89.
ciencia negr a". 1835 enero, grupos de negros males (musulma­
1790 entre este año y 18 30, es decir, en cuarenta nes) orga nizan en Salvador la mayor revolución
años, desembarcaron, sólo en el puerto de Río de urbana de Bras il. En esta ciudad, ese año, sólo los
Janeiro, 706.870 esclavos. esclavos nacidos en Áfica representaban el 33% de
1798 se produce la Rebelión de los Sastres en la población.
Bahía. Movimiento de carácter democrático dirigido 1866 el decreto imperial n. 3275 establece la libe­
por mulatos bahianos, entusiasmados con las ideas rac ión de todos los esclavos de la nación dis puestos
de la Revolución Francesa. El movimiento fe des­ a defender a Brasil en la guerra con Paraguay. En esa
baratado en su fa se preparatoria, y cuatro pardos (tér­ guerra el 90% de los muertos feron negros.
mino que designa al descendiente de hombre negro y 1871 el Parlamento aprueba y la princesa Isabel,
lJUujer india) fu eron ahorcados y descuartizados en regente, firma la llamada Ley del Vientre Libre, que
:Itabi a por querer un "gobiero rep ublicano, libre e decl araba libres a todos los hijos de esclavos nacidos
IWd�endiente ... con el acceso indistinto de pardos y a partir de entonces. También separaría violentamen­
Jd �as I!
to dIos os puestos y ministerIOS " . pu 'bl ' ICOS " . te a las � n os � criaturas negras de sus padres, que permane-le ImOrl,
12

j,
ADE L MEMORI
cían esclavos. Esta ley hizo surgir en las calles de nombre de la madre. Además, había nombres repeti­
dos y el niño era a veces bauti zado con el nombre del Brasil los primeros "menores abandonados".
1880 Joaquim Nabuco fnda la Sociedad Brasile­ propietario o de un santo. Un rompecabezas para tr­
ña contra la Esclavitud, que tvo una gran actuación zr los caminos recorridos por un esclavo desde su
origen y localizar sus descendientes. Los documen­en plazas públicas y clubes.
1885 se frma en Brasil la "ley del sexagenario", tos de matrículas depositados en las llamadas Cole­
que lanzaría a las calles a personas con más de 60 torias de Renda (ofcinas de re cepción de rentas y
depósito de los documentos relac ionados con ella) años consumid as por el excesivo trabajo esclavo,
aumentando así el número de mendi gos. fu eron uno de los objetivos principales de la orden de
En Perambuco, entre 1885 y 1888, feron eman­ Rui Barbosa.
cipados unos 21.000 esclavos, 40% de los cuales 1931 fndación en Sao Paulo del Frente Negro
Brasi leño. Fue un movimiento con repercusión habían comprado su libertad tras dos o tres años de
trabajo para el antiguo patrón, a modo de indemniz­ nacional que se convirtió en 1936 en un partido polí­
ción tico con grandes posibilidades de victoria, y en 1937
fe violentamente clausurado por el presidente Get­1888, 13 mayo, es abolida jurídicamente la escla­
lio Vargas. vitud en Brasil (Ley Áurea), cuando ya el 96% de los
negros habían conquistado la libertad por sus propios 1945 Getulio Vargas frma un decreto reabriendo
esferzos. la inmigración hacia Brasil. Este sólo perm i­
te la entrada en Brasil de personas según "la necesi­1889 el emperador Pedro 11 es depuesto por un
movimiento militar que proclamó el establecimiento dad de preservar y desarrollar en la composición
de la República. étnica del país las car acterísticas más convenientes
1890, 15 dici embre, Rui Barbosa, minis tro de de su ascendencia europea".
Finanzas, ordena quemar los documentos relativos a 1961 se aprueba en Brasil Ia Ley Afonso Arnos
la situación de la esclavitud en Br asil. La recién ins­ que condena como contravención penal la discrimi­
taurada república decidió que la vergüenza que cons­ nación de raza, color y religión.
tituía para la historia del país el hecho de que la 1969 el gobiero del general Médici, ex jefe del
esclavitud hubiera sido una institución nacional Ser vicio Nacional de Información (SNI), proh ibe la
podría quizá borrarse de la memoria brasileña si se publicación en toda la prensa de noticias sobre los
destruían todos los documentos que se referían a ella. indios, escuadrones de la muerte, guerrilla, "movi­
lo que así se hizo. Los historia dores atribuyen la miento negro y contra la discríminación racial".
orden a una estrategia que procuraba evitar que los 1974 en Salvador, cuna de la cultura negra desde
ex-propietarios de esclavos buscaran una compensa­ el siglo XVI, aparece, en el barrio Liberdadc, el pri­
ción de los peJuicios por la abolición de la esclavi­ mer grupo que reivindica la autovalorízación de la
tud en 1888. Prob ablemente esos documentos nos imagen del negro: He Aiye. Otros grupos similares. a
hubieran aportado muchas informaciones sobre la lo largo de los años, irán surgiendo en otros barrios
vida de los esclavos, sus fgas, sus fo rmas de resis­ de la ciudad. A dif erencia de sus mayores, los jóve­
tencia a la esclavitud. nes afrman : "Eu sou negro" .
La verdad es que, por lo general, no hubo excesi­ 1978, 18 junio, se fu nda en Sao Paulo el Movi­
va preocu pación con la documentación relativa a los miento Negro Unificado, con un discurso radical que
esclavos. Por ejemplo, el primer censo realizado en denuncia tanto la manipulación de su cultura como la
la ciudad de Sao Carlos, fere núcleo comprador de traición del Estado, que hace del negro un subciuda­
esclavos, fu e en 1874. dano. Es la primera organización política negra des­
El esclavo nunca fe considerado ciudadano. El pués del Frente Negro Brasileño de los años tr einta.
Código Com ercial los hahía incluido entre los bienes 1985, 30 diciembre, el goberador de Río d ,
semovientes, categoría que recoge ganados de cual­ Janeiro frma la ley 962/85 que pr ohibe la discrimi- 1 (
quier especie. El Estado recaudaba impuestos de las nación en los ascensores de los edifcios.
transaciones de esclavos y cobraba, normalmente, 1987 se crea el Núcleo de Conciencia Negr�' ,
por la emisión de certifcados que comprobaban la (NCN) de la Universidad de Sao Paulo. Según e��n(
posesión u otro tipo de documentos de carácter escla­ movimiento, sólo la educación detenninará los CIr,
vista. bios en el seno de la sociedad. Por ello ha establ&s ).
La matr ícula fe un documento de registro de pro­ do cursos preparatorios de entrada a la univd m§a�,ro
piedad de hombres y mujeres en condición de escla­ estlOa os a os estu lantes e me lOS qPY6!�l �\� , .
vos. Los pocos documentos que nos han llegado cuentan con un 70% de alumnos negro� 'a lán.
muestran que los esclavos tenían solamente nombre 1988, 11 mayo, se ana en Río de Jancir
de pila, y que eran registrados únicamente con el mayor aparato mili tar después de la fCt
htnda ya
13
d . d 1 d' d d' ';tlCI1tur

ARDE L MEMORIA
1964, para intimidar la "Marcha contra el centenario libros" con el objetivo de proveer de libros brasile­
de la abolición", organ izada por las entidades negras . ños de buena calidad a las bibliotecas populares,
1994, noviembre, un grupo de trece ciudadanos públicas y escolares de Angola y Mozambique. La
(entre los que se incluye una mujer de 124 años, con­ priorid ad son las bibliotecas situadas en barrios o
siderada como la más anciana del mundo, que nació escuelas de las provincias remotas de esos países. Es
esclava, apoyados por el NCN, intentan un proceso decir, de aquellas remotas provincias de donde fu e­
contra el Estado demandando que cada afro brasileño ron traídos los ancestos de muchos de los actuales
con ancestros esclavos tenga derecho a 102.000 brasileños.
dólares, corr espondientes al traba jo no pagado de los
esclavos durante tres siglos. Fuentes
1996 los 70 millones de afr obrasileños hacen de
Campanha "Fame de livros" Brasil-Angola-Mo�ambique Brasil el segundo Estado negro del mundo, después
(www.ongba.org.br/afo/Clivros/home.html)
de Nigeria. En su inmensa mayoría, los 32 millones
CARNEIRO, E.: Guerra de los Palmares. México: Fondo
de brasileños que sobreviven por debajo del mínimo
de Cultura Económica, 1946.
de vida son negros, así como los traba jadores de la Efemérides y Jornadas indoafrolatinoamericanas
economía informal, los analfabetos, los detenidos, www . ongba.org/memoria/koi nom ial marti ro IIj orna­
das.html los sin hogar, los habitantes de las fa velas, los pros­
Guía del Tercer Mundo 9//92. Madrid: Instituto del Tercer
titutos y prostitutas, los traba jadores domésticos ...
Mundo; lepala, 1991.
En Salvador de Bahía, donde el 80% de la población
HARTMANN, H.: "Escravos do Tempo". En: Tribuana
es negra, no llegan al 5% los alumnos de la Univer­ Ribeirao, 188, maio 1999.
sidad Federal de Bahía que sean negr os. HAZARD, D.; KALI, A.P.: "La société brésilienne est-elle
raciste?". En: Le Monde Diplomatique, nov. 1996. De un total de 513 diputados en el Congreso, 11
MACHADO DE ASSIS, J.M.: Memorias póstumas de son negros.
BIas Cubas. México: Fondo de Cultura Económica,
Diversas organ izaciones, entre las que están el
1976.
Forum de Entidades del Movimiento Negro de Sao
UNITED NATIONS: Implementation of the Programme
Paulo y el Con sejo de la Comunidad Negra del Esta­ of action for Ihe Third Decade lo combat racism and
do de Sao Paulo, la la Campaña "Hambre de racial discrimination. 1996.
Queimamos, de medo
-do medo da História­
os nossos arquivos.
Pusemos em branco
A nossa memória.
(Pedro Casaldáliga e Pedro Tierra : Missa dos Quilombos)
14

¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.