Un embajador en el centro de los acontecimientos

De
Publicado por

Candidato a la Dirección General de la Unesco, Rachad Farah proviene de Yibuti, un país situado en la intersección entre Africa y el mundo árabe. Diplomático, actor de negociaciones de paz, Rachad Farah comparte con nosotros una experiencia de la cooperacíon, entre Yibuti y los países en los que ha trabajado.
Publicado el : domingo, 01 de septiembre de 2013
Lectura(s) : 1
EAN13 : 9782336321356
Número de páginas: 114
Ver más Ver menos
Cette publication est uniquement disponible à l'achat
Rachad Farah Un embajador en el centro de los acontecimientos
Un embajador en el centro de los acontecimientos
© L’Harmattan, 2013 57, rue de l'ÉcolePolytechnique ; 75005 Paris http://www.librairieharmattan.com diffusion.harmattan@wanadoo.fr harmattan1@wanadoo.fr ISBN : 9782343012476 EAN : 9782343012476
Rachad Farah Un embajador en el centro de los acontecimientos
Índice
I. De ayer a hoy.................................................................................... 13
II. La voluntad de saber...................................................................... 27
III. Un ministerio, una diplomacia por erigir ..................................37
IV. En el centro de los acontecimientos.......................................... 49
V. En camino hacia Tokio y acreditado allí..................................... 63
VI. De Tokio… a París....................................................................... 77
VII. Sobre la importancia de la educación y del futuro................. 87
VIII Una historia, un contexto, ideas............................................... 91 IX. Unesco: África y el Sur, ¿esperanza acaso?............................... 99 Conclusión Acelerar el diálogo de las civilizaciones y la circulación de conocimientos: una urgencia política para la Unesco............. 107
Prólogo
uando Rachad Farah me pidió que redactase el prólogo de su C libro precisándome que su país, Yibuti, había decidido presentar su candidatura para el cargo de Director General de la Unesco, acepté de inmediato. Las responsabilidades que he ocupado – ministro de asuntos exteriores y con anterioridad director general de la cooperación con el mundo árabe, luego director general de política exterior para África y Medio Oriente de mi país, España – me han convertido en un testigo del mundo tal cual es con su porción de injusticia, desigualdad, pobreza y miseria. La Unesco aborda temas fundamentales (educación, cultura, ciencia, desarrollo sostenible…) que conciernen a miles de millones de seres humanos. Estoy convencido de que al privilegiar la educación podemos contribuir a erradicar los males que acabo de evocar. De igual modo, al haber estado a cargo del proceso de paz israelo-palestino en calidad de enviado especial de la Unión Europea, conozco la importancia que tiene y las expectativas de los pueblos en una cultura de paz como la que figura en la Carta de la Unesco. Observador de una actualidad rica en vuelcos, conozco el inmenso deseo de los pueblos del Sur, especialmente de los pueblos africanos, por aspirar a la paz y al desarrollo. LasPrimaveras árabesy de manera más amplia la aspiración democrática de los pueblos, nos lo recuerda. La educación contribuye a asentar la democracia, pues mediante la educación se puede aspirar al cambio.
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.