Conflictos geográficos en las tierras patagónicas chilenas

De
Publicado por

Conflictos geográficos en las tierras patagónicas chilenas «Los cerros entre los que navegábamos semejaban manadas I de monstruos marinos echados sobre las aguas». INTRODUCCIÓN Cualquiera puede imaginar lo dura que debió ser la A FINISTERRAE no es sencillamente una realidad geo­L navegación de Magallanes y su tripulación a lo largo de gráfica, aquélla parte de la tierra donde acaba esta costa, al margen de los dos años que le costó encon­abruptamente el continente, sino un concepto espacial trar el estrecho, contemplando una de las orografías más opuesto a la civilización. El hombre no puede domeñar agrestes del planeta, una costa que no ofrecía cobijo ni la tierra quebrada y violenta de lafinisterrae, no la pue­ fondeadero seguro, un horizonte impreciso, un laberinto de transformar fácilmente en paisaje cultural, ni siquiera de mar y tierra. colonizada episódicamente. Por tanto, le fascina y le Las viejas imágenes y las descripciones de viajeros y amedrenta a la vez. Es aquí, en los confines del mundo, estudiosos coinciden en su visión de las tierras australes donde muchos creen que se halla la morada de los dio­ chilenas, también conocidas como Patagonia Occiden­ses y de los proscritos que infringían las leyes de éstos, tal: montañas y valles precipitándose hacia el mar, suce­ya que sólo ellos podían habitar las alturas y honduras sión de islas y canales sin horizonte; cresterías que desa­inaccesibles al hombre.
Publicado el : lunes, 01 de enero de 1996
Lectura(s) : 69
Etiquetas :
Fuente : e-archivo.uc3m.es
Licencia: Más información
Atribución, no uso comercial, sin cambios
Número de páginas: 7
Ver más Ver menos