Revista LATINA de Comunicación Social 'Gaceta semanal de las ...

De
Publicado por

Revista LATINA de Comunicación Social. La Laguna (Tenerife) - mayo de 1998 - número 5. D.L.: TF - 135 - 98 / ISSN: 1138 - 5820. 'Gaceta semanal de las ...

Publicado el : viernes, 13 de abril de 2012
Lectura(s) : 14
Etiquetas :
Número de páginas: 5
Ver más Ver menos
Estu in,Francisco, 1998: Gaceta semanal de las artes: el renacimiento de las inasculturales en larensa de ...P ina1 de 5
Revista LATINA de Comunicacin Social
La Laguna (Tenerife) - mayo de 1998 - nmero 5
D.L.: TF - 135 - 98 / ISSN: 1138 - 5820
Gaceta semanal de las artes: el renacimiento de las pginas culturales en la prensa de Tenerife
(3.536 palabras) Lic. Francisco Estupin BethencourtLa Lagunafrancieb@ceyas.rcanaria.esLas pginas culturales en la prensa y las revistas de arte y literatura siempre han tenido su importante lugar entre las publicaciones realizadas en Canarias, y especficamente en Tenerife, durante todo el siglo XX. Slo ha habido un perodo en el que estas manifestaciones impresas han tenido una presencia pblica nula o casi nula, cual fue la etapa comprendida entre el inicio de la guerra civil espaola y principios de los aos 50.En el caso concreto de Tenerife, nos encontramos con que, desde los primeros aos de la presente centuria, la actividad editorial y periodstica de contenido artstico y literario es profusa. As, la relacin de estas publicaciones se inicia con las revistasCastalia(1916),Hesprides(1926),La Rosa de los Vientos(1927)Pginas, Islasy un nico nmero deCartones(1930), cinco iniciativas que representan mucho para una sociedad como la insular de aquel momento, esto es, con un par de cientos de miles de habitantes, entre los que formaba un nutrido grupo la poblacin analfabeta.
Precisamente, de la mano de uno de los fundadores deLa Rosa de los Vientos, el por aquel entonces jovencsimo Juan Manuel Trujillo, se anima la prensa tinerfea en lo que respecta a la publicacin de pginas culturales, incluyendo entre sus secciones "Pgina de la Joven Literatura" enLa Prensadirigida por Leoncio Rodrguez (octubre de 1928) y, con ms regularidad, "La nueva literatura" publicada enLa Tardea partir de 1929 (1).
Pocos aos despus, en 1932, inicia su publicacinGaceta de Arte, que se edita ininterrumpidamente hasta 1936. Como se puede apreciar por la ltima fecha, la contienda civil trunca la que ha sido considerada la experiencia editorial ms fructfera de la historia de Canarias en el mbito de las artes y la literatura, ya que esta publicacin y el grupo que la haca posible (Domingo Prez Minik, Eduardo Westerdahl, Pedro Garca Cabrera, Agustn Espinosa, Jos Arocena, Emeterio Gutirrez Albelo y otros no menos importantes) fueron los introductores del surrealismo en Espaa, como es sabido y ha sido ampliamente estudiado.
Pero, con el pronunciamiento del 18 de julio de 1936, esta poca de esplendor de las publicaciones de contenido cultural, lo fueran como revistas o como pginas de la prensa, llega a su fin. Los aos de contienda no dejaban hueco, lgicamente, para propsitos culturales ajenos al conflicto blico y, tras la derrota republicana, ni las condiciones econmicas ni las ideolgicas permitieron en los primeros aos de la posguerra tales propsitos.
Son mltiples los factores que condicionan esta etapa estril: la II guerra mundial (1939-1945) mantuvo cercado un hipottico desarrollo econmico de la Espaa arruinada en su conflicto fratricida y la depuracin realizada por el franquismo entre las filas republicanas merm o silenci a la intelectualidad, mayormente comprometida con este rgimen poltico.
Adems, la Ley de Prensa e Imprenta de 22 de abril de 1938, inspirada por Serrano Ser, se encarg de hacer el resto: se depur a los periodistas, se estableci la censura previa de todas las publicaciones y se forjaron unos medios de comunicacin que estaban al nico servicio de la dictadura del general Franco. Hasta tal punto fue as que los directores de los distintos medios informativos eran nombrados por el rgano gubernamental correspondiente. De este modo, toda labor de produccin intelectual que no estuviera al servicio de los valores polticos y culturales del franquismo se haca imposible.
En estas condiciones, la prensa diaria de aquellos aos de postguerra se reduca en Tenerife aEl Da, peridico matutino resultante de la fusin, en 1939, del republicanoLa Prensay el falangistaAmanecer (2), que llev en su portada el yugo y las flechas y la leyenda "Organo del Movimiento Nacional Sindicalista en Tenerife" hasta 1955, ao en que cambi la expresin "Organo" por "Diario" hasta 1966, en que recupera su independencia; y el vespertinoLa Tarde, fundado en 1927 y dirigido hasta el inicio del decenio de los 70 por Vctor Zurita Soler.La Hoja del Lunescompletaba este escueto panorama en lo que a publicaciones atae, panorama de tecnologa rudimentaria en los que la actualidad informativa era despachada diariamente por exactamente ocho pginas tanto enEl Dacomo enLa Tardehasta los aos 60.
http://www.ull.es/publicaciones/latina/latina_art58.pdf
Estu in,Francisco, 1998: Gaceta semanal de las artes: el renacimiento de las inasculturales en larensa de ...P ina2 de 5
En el decenio de los 50, no obstante, laguerra calientehaba dejado paso a laguerra fray para el denominado mundo occidental el enemigo ya no era el fascismo, sino el comunismo. Por esta razn, Espaa comienza a emerger del ostracismo internacional, a la par que los represaliados por el rgimen dictatorial recuperaban la libertad. En cierto sentido, pues, la vida cotidiana de Espaa comienza a recobrar una normalidad perdida desde el inicio de la guerra. As lo sienten algunos de los impulsores de la ya referidaGaceta de Arte, que vuelven a sentir la tentacin de buscar un nuevo medio de expresin con el que hacer partcipe a la sociedad tinerfea de sus inquietudes culturales.
Pero en esta ocasin, en vez de sostener una revista de sus propios bolsillos, como ya haban hecho en su anterior experiencia, deciden recurrir a buscar un hueco en la prensa, empresa mucho ms asequible. Lo consiguen enLa Tarde, con el apoyo de Vctor Zurita. As nace laGaceta Semanal de las Artesen 1954, lo que supone el renacimiento de las pginas culturales en la prensa insular tras la guerra civil.
Nos aporta datos sobre los inicios de esta colaboracin entre los miembros deGaceta de ArteyLa Tardeel Premio Canarias de Literatura Isaac de Vega, activo colaborador de la pgina, que nos seala: "Posiblemente la idea de la Gaceta Semanal de las Artesse incubara en Domingo Prez Minik, ayudado en esa idea por sus amigos de aquella poca, principalmente Jos Arocena, y su objetivo primario era sencillamente ser una especie de continuacin de Gaceta de Arte, tener una pgina por la que pudieran expresarse los que quedaron un tanto al aire, literariamente, con la desaparicin de esa revista"(3).
Esta afirmacin de Isaac de Vega se ve corroborada en el libroPersonas en la vida de Canarias, en las pginas dedicadas a la biografa de Prez Minik: "Terminada la guerra civil crea, con otros escritores, la pgina literariaGaceta Semanal de las Artes, que se publica en el peridicoLa Tarde"(4).
A esta labor de impulso de laGaceta Semanal de las Arteshay que aadir tambin la contribucin del poeta Pedro Garca Cabrera, ya regresado a Canarias tras cumplir prisin por sus ideales socialistas, tal y como se recoge en la ficha biogrfica que consta en las solapas de la edicin de uno de sus poemarios fundamentales,Entre 4 paredes, publicado en una coleccin de textos surgida al calor de la pgina literaria que aqu estudiamos (5).
Y la labor de impulso de Domingo Prez Minik y sus colaboradores ms allegados de aquellos aos no deja de dar sus frutos, pues el jueves 28 de octubre de 1954 aparece el nmero 1 deGaceta Semanal de las Artes. Se publica en la pgina 6 con una cabecera propia y diferenciada de las otras pginas deLa Tardey con especificacin del nmero de la serie, aunque tipogrficamente no hayan distinciones excepcionales.
En esa primera entrega, la pgina cultural, no hay que olvidar que la primera que se publica en un peridico tinerfeo desde 1936, tiene como entrada un texto de presentacin del vespertino que, dado su contenido esclarecedor, reproducimos:
"Una tarea que en nuestras pginas tuvo un da su asiento peridico, reflejando las inquietudes artsticas del mundo, continan hoy en la misma lnea. El contacto con la creacin actual que se abre paso con su bandera de sinceridad mxima, y que creemos prenda de una continuidad artstica para el enlace armonioso con el futuro, resulta, en la visin que sostenemos frente a lo que pudiera aparecer estatificado, una necesidad y un deber hacia los cuales acudimos sin prejuicio.
Semanalmente se har patente esta expresin, que entre otras cosas atraer las preocupaciones literarias de nuestra uventud. Todos los jueves nos proponemos su aparicin y estimamos que un gran sector del pblico se sentir atrado por una labor que sostienen muy estimables comentaristas y creadores".
El comentario editorializante y de presentacin deLa Tarde, conviene resumir, alude a que las pginas literarias tuvieron cabida anteriormente en el diario, como ya sealamos al inicio de este trabajo. Adems, destaca sobre manera su intencin de dar cabida a las inquietudes culturales de la poca frente "a lo que pudiera aparecer estatificado"; esto es, pretende dar cabida a una labor ajena a las corrientes artsticas y culturales afectas al rgimen dictatorial de aquel perodo histrico, a las labores creativas y crticas que no cuentan con el beneplcito oficial, lo que se calificaba de una necesidad y un deber que el peridico asuma sin "prejuicio alguno".
Con esta declaracin de principios por parte del vespertino tinerfeo, iniciaGaceta Semanal de las Artessu andadura con una estructura que combina la reproduccin de creaciones narrativas y poticas con la crtica de arte, literatura, cine y otras manifestaciones culturales, adems de textos editoriales y sueltos sobre la actualidad informativa en esta materia. Pero, siendo sta la estructura ms frecuente, tambin se publicaron bajo su cabecera pginas monogrficas, como el nmero 172, de 13 de marzo de 1958, en el que se glosa la figura y la obra del poeta Antonio Machado, o el nmero 908, de 18 de marzo de 1967, dedicado al pintor tinerfeo Juan Dav.
Esta estructura, habitual en las pginas culturales de la prensa de informacin general, se mantiene hasta el ltimo nmero deGaceta Semanal de las Artes, que con el nmero 927 se publica el da 28 de marzo de 1968. Una singladura de catorce aos que no tiene parangn en otras pginas culturales del periodismo tinerfeo. No obstante, este amplio perodo de existencia no estuvo exento de irregularidades en su aparicin: a veces no se publicaba los jueves, sino los sbados, y en ms de una ocasin pasaron semanas sin que se publicase, sobre todo en su ltima poca.
Durante todo este amplio perodo de existencia,Gaceta Semanal de las Arteses una pgina muy bien valorada y estimada porLa Tardey su editor-director. A este respecto, Isaac de Vega seala que las relaciones entre la direccin del rotativo y los coordinadores deGacetafueron "las mejores. Vctor Zurita tena la pgina como una de sus mejores
http://www.ull.es/publicaciones/latina/latina_art58.pdf
Estu in,Francisco, 1998: Gaceta semanal de las artes: el renacimiento de las inasculturales en larensa de ...P ina3 de 5
secciones, aparte del paternal afecto que le una con los colaboradores".
Tambin tuvo una buena acogida por parte del pblico lector, al no existir otra seccin en la prensa tinerfea que abordara asuntos artsticos y literarios, tal y como nos comenta tambin Isaac de Vega: "Gaceta Semanal de las Artestena muy buena acogida entre el pblico, ya que su contenido era vario, lejano a arduas consideraciones y estudios y en aquel tiempo la poesa era bastante asequible. Francamente, agradaba a casi todo el pblico. Nunca se escribi pensando en selectas minoras".
El propsito, pues, de la pgina cultural no tena que ver con corrientes estticas organizadas y homogneas, segn el mencionado De Vega: "No creo que la pgina tuviera ningn determinado ideal esttico peculiar. Era sencillamente un medio necesario de expresin".
La nmina de coordinadores y colaboradores deGaceta Semanal de las Artesfue muy amplia desde que Domingo Prez Minik la promoviera hasta su final. Hasta tal punto es as que la pgina tuvo tres periodos claramente diferenciados, segn la composicin de su equipo coordinador, que no de sus principios inspiradores. Estos tres perodos seran:
1954-1958: En esta primera estaba la coordinacin estaba en manos del poeta, en aquel entonces residente en Tenerife, Jos Domingo. Este escritor peninsular, segn nos cuenta De Vega, era muy afecto en ideas al grupo promotor.1958-1965: En esta segunda etapa el coordinador efectivo deGaceta Semanal de las Arteses el poeta tinerfeo Julio Tovar, que cont con la colaboracin activa del escritor y pintor Enrique Lite y, a partir de 1961, del pintor Pedro Gonzlez, que regresaba a la isla tras diez aos de estancia en Venezuela.1965-1968: En esta ltima etapa la coordinacin se dispersa. Queda en manos de Enrique Lite, de Pedro Gonzlez, del redactor deLa TardeJuan Acosta, del periodista y escritor Juan Cruz Ruiz, entre otros. En esta ltima etapa, la aparicin de la pgina se va haciendo cada vez ms irregular, pasando en ocasiones meses sin ser publicada.
La relacin de colaboradores es muy vasta, hasta el punto de que en la pgina conviven tres generaciones bien diferenciadas. En primer termino, est la generacin deGaceta de Arte: el propio Domingo Prez Minik, Pedro Garca Cabrera y Eduardo Westerdahl, principalmente. Junto a stos trabajan tambin la generacin del grupo fetasiano, como Isaac de Vega, Rafael Arozamena, Antonio Bermejo, Carlos Pinto Grote, a los que hay que unir al propio Julio Tovar, a Enrique Lite, Miguel Tarquis, Pedro Gonzlez y otros. Por ltimo, est la generacin de colaboradores que dara lugar, en los aos 70, a lo que se ha denominadoboomde la literatura canaria, como Luis Alemany, Juan Cruz Ruiz, Emilio Snchez Ortiz, Arturo Maccanti, Alberto Omar y otros.A estos nombres habra que unir, adems, colaboradores ms difciles de integrar en un grupo, como Elfidio Alonso Quintero, Francisco Pimentel, Toms Eladio Quintero, Felipe Padrn Sanabria, Nivaria Tejera, Angel Acosta, Jos Mara de la Rosa, Francisco Lezcano, Cipriano Acosta, Pedro Lezcano y Lzaro Santana, por citar algunos nombres.Como se puede apreciar, una amplia relacin de colaboradores, en modo alguno agotada, por lo que se puede afirmar queGaceta Semanal de las Artes, durante toda su existencia la nica seccin cultural de la prensa de Tenerife, aglutin en torno a s a todas las personas con inquietudes artsticas o literarias, tuvieran o no una trayectoria previa que las avalara.En este sentido, la pgina literaria nunca tuvo limitaciones de ndole creativa o crtica, aunque s la haba relacionada ms con el aspecto poltico, como seala Isaac de Vega: "LaGaceta Semanal de las Artesno tuvo ninguna vinculacin con corrientes anteriores ni tampoco con las que estuvieran de moda. La expresin fue total y absolutamente libre, al gusto de los colaboradores, los cuales s pudieran estar influidos por esas corrientes. Acaso lo nico que se exiga, sin expresarlo, era un cierto talante liberal, alejado de la poltica de entonces", a lo que aade: "Se evitaban cuidadosamente autores que no lo fueran".
Esta exigencia expresada por De Vega es ratificada por uno de los coordinadores ya sealados de la pgina, Pedro Gonzlez, que confirma tal idea: "La nica limitacin tcita que se pona a la hora de la seleccin de los colaboradores y personas vinculadas aGaceta Semanal de las Artesera un ideal liberal o progresista, en cualquier caso alejado de toda afeccin al rgimen dictatorial" (6).
No obstante, Isaac de Vega asegura que nunca se hizo labor poltica contra el franquismo desdeGaceta Semanal de las Artes: "Los promotores de la pgina eran gente fichada y haban de tener cuidado. Algunos hasta haban sufrido persecucin", aunque insiste en que ciertamente "all se refugiaba la cultura de la oposicin poltica al rgimen".
A este respecto tambin abunda Pedro Gonzlez, que afirma que todas las actividades paralelas organizadas por los colaboradores de la pgina literaria, fueran tertulias u homenajes, estaban infiltradas por policas o funcionarios del Ministerio de Informacin y Turismo "que tenamos perfectamente identificados porque aqu nos conocamos todos y, en muchas ocasiones, esas personas y nosotros mantenamos relaciones de afectos personales mutuos".
En cualquier caso, seala Gonzlez, ellos se expresaban muy crticos polticamente en sus tertulias, aunque no en la pgina, pero estima que sus opiniones no concitaban la preocupacin de las autoridades del franquismo: "Daba la
http://www.ull.es/publicaciones/latina/latina_art58.pdf
Estu in,Francisco, 1998: Gaceta semanal de las artes: el renacimiento de las inasculturales en larensa de ...P ina4 de 5
impresin de que las autoridades estaban convencidas de que nada tenan que temer de los crculos intelectuales, al contrario de lo que suceda en los mbitos obreros, en los que cualquier labor de oposicin al rgimen del general Franco era reprimida duramente".
En definitiva, la labor realizada desdeGaceta Semanal de las Artes, a pesar de la desafeccin al franquismo que era el lugar comn entre sus colaboradores, fue la discrecin: "La gente inspiradora de la pgina saba las limitaciones a que estaban sometidos y obraban con cuidado", rememora Isaac de Vega. "Por esta razn, la censura no fue motivo para que la pgina dejara de publicarse. Adems, don Vctor Zurita era un cuidadoso censor para no tener los. Recuerdo que a m me tach unas lneas de una narracin sobre una chica desnuda".
Como se puede apreciar por este testimonio, la ley Serrano Ser, en vigor hasta 1966, no pudo hacer presa enGaceta Semanal de las Artesporque tanto sus artfices como la direccin deLa Tardeejercan una labor de autocensura destinada a evitar conflictos, tal y como nos confirma tambin Pedro Gonzlez. Esta labor de autocensura llegaba incluso a limitar las colaboraciones desde el extranjero "para no llamar en demasa la atencin", asevera De Vega.
Sin embargo, estas colaboraciones se producan, como en el nmero 2, de 4 de noviembre de 1954, en el que Geno Pampaloni escribe sobre "La literatura italiana en 1954"; o el nmero 174, de 27 de marzo de 1958, en que aparece una "Carta de Blgica", firmada por Manel van Hautryve. Tambin se reproducen artculos de revistas y peridicos de allende las fronteras espaolas, como en el caso del nmero 3, de 10 de noviembre de 1954, en que aparecen reproducidos textos publicados enSur, de Buenos Aires, y enLe Figaro Litteraire, de Pars.
PeroGaceta Semanal de las Artesno slo se qued en ser el artfice de la recuperacin de las pginas culturales en la prensa tinerfea, sino que, adems, fue un animador de la vida social. Una de sus consecuencias ms importantes, adems de los homenajes a los que ya nos referimos anteriormente, dedicados a personajes ilustres de la intelectualidad espaola como Julin Maras o la canaria Mara Rosa Alonso, fue la constitucin del grupo Nuestro Arte, auspiciado por Pedro Gonzlez, Enrique Lite y Miguel Tarquis.
Este grupo se constituy en 1963 y reuni en su entorno a importantes pintores, amn de contertulios procedentes de otras disciplinas. Aunque en este trabajo no vamos a abordar la actividad de este grupo artstico, bastante estudiado, s cabe hacer mencin a que las exposiciones en las que participaron sus componentes fueron un importante acicate para la profesionalizacin de muchos de los pintores de Tenerife.
Otro de los importantes frutos de la pgina cultural fue la aparicin, tambin a principios de los aos 60, de una editorial que llevaba su nombre, igualmente promovida por Pedro Gonzlez, Enrique Lite y Miguel Tarquis, fundamentalmente. En ella publicaron sus obras las figuras ms importantes de la intelectualidad insular del momento, incluyendo, claro est, muchos de los colaboradores deGaceta Semanal de las Artes. Por citar algunos ejemplos, publicaron en esta coleccin Pedro Garca Cabrera, Mara Rosa Alonso o el propio Pedro Gonzlez. Cabe aadir que esta iniciativa editorial, que era financiada gracias a la contribucin econmica personal de sus promotores, sobrevivi a la propia pgina cultural, adoptando posteriormente el nombre de "Nuestro Arte".
Por ltimo, cabe analizar las causas de su desaparicin. En primer lugar, y como nos testimonian Isaac de Vega y Pedro Gonzlez, por la muerte del poeta Julio Tovar, que se convirti con su importante labor animadora y su ingente trabajo en el espritu perdurador de la pgina. Fallecido ste,Gaceta Semanal de las Artesse hace cada vez ms irregular en sus apariciones, ante la dispersin de sus impulsores y colaboradores. La mayora de ellos, adems, son captados por el otro rotativo tinerfeo, el matutinoEl Da, peridico con una mayor tirada.Esto se produce cuando los herederos de Leoncio Rodrguez recuperan el control total de su editorial y el peridico deja de forman parte de los rganos de expresin del Movimiento Nacional, circunstancias a las que ya nos referimos al principio de este trabajo. Este hecho se produce con la entrada en vigor de la Ley de Prensa e Imprenta de 1966, ms conocida como ley Fraga. Pocos despus de estos acontecimientos aparece la seccin fija "Colaboradores de El Da", a la que se incorporan Domingo Prez Minik, Pedro Garca Cabrera, Enrique Lite y otros impulsores y colaboradores de Gaceta Semanal de las Artes.Notas(1) Snchez Rivero, Angel: "Gaceta de Arte". Editado por Viceconsejera de Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias. Madrid, 1993. Pgina 23 y ss.
(2) Galn Gamero, Javier: "Historia rpida de la prensa en Santa Cruz de Tenerife". Tauro Producciones. Madrid, 1995. Pgina 93 y ss.
(3) Entrevista con Isaac de Vega sobre la Gaceta Semanal de las Artes sostenida en enero de 1998.
(4) Laguna, Domingo de: "Personas en la vida de Canarias". Edicin del autor. 2 edicin. Santa Cruz de Tenerife, 1990. Pgina 328.
(5) Garca Cabrera, Pedro: "Entre 4aredes". Editorial Gaceta Semanal de las Artes. Santa Cruz de Tenerife, 1968.
http://www.ull.es/publicaciones/latina/latina_art58.pdf
Estu in,Francisco, 1998: Gaceta semanal de las artes: el renacimiento de las inasculturales en larensa de ...P ina5 de 5
(6) Entrevista con Pedro Gonzlez sobre la Gaceta Semanal de las Artes celebrada el domingo
http://www.ull.es/publicaciones/latina/latina_art58.pdf
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.