Revista Latina de Comunicación Social El reportaje inteligente en ...

De
Publicado por

9 Feb 2006 – Revista Latina de Comunicación Social. 61 enero – diciembre de 2006. Edita: LAboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis ...

Publicado el : viernes, 13 de abril de 2012
Lectura(s) : 72
Etiquetas :
Número de páginas: 16
Ver más Ver menos
ez, iérrc (2Sili a 1áPniG6tued1 nt iieele nt Ien)600lE .oer eatrteórico-metodolótnreen.tA roet sth...siveR .nóiscuis dlaa aro ic/saloiencicauplb.es/.ull/wwwtp:/
Revista Latina de Comunicación Social 61 enero – diciembre de 2006
th.c
Edita: LAboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis de Comunicación Social Depósito Legal: TF-135-98 / ISSN: 1138-5820 Año 9 – 2ª época - Director: Dr. José Manuel de Pablos Coello , catedrático de Periodismo  Facultad de Ciencias de la Información: Pirámide del Campus de Guajara -Universidad de La Laguna 38200 La Laguna (Tenerife, Canarias; España) -Teléfonos: (34) 922 31 72 31 / 41 - Fax: (34) 922 31 72 54   Investigación  FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO EN BIBLIOGRAFÍAS, SEGÚN LA APA:  Gutiérrez, Siglic (2006) El reportaje inteligente en Internet. Aportes teórico-metodológico para la discusión. Revista Latina d Comunicación Social, 61 . Recuperado el x de xx de 200x, de http://www.ull.es/publicaciones/latina/200613Siglic.htm  [ Revisor/ra:  El artículo "El re orta e inteli ente en Internet" es una a ortación si nificativa al ámbito del análisis de los cibermedios. La teoría eriodística encuentra en este texto un elemento más de si nificación ara entender los cambios ue se han resentado en torno a las Nuevas Tecnolo ías de la Información Comunicación. Como es acio emer ente es interesante el énero re orta e como unto central de la investi ación. Existe una coherencia entre elementos teóricos, argumentaciones y bibliografí]   El reportaje inteligente en Internet. Aportes teórico-metodológico para la discusión  Artículo recibido el 9 de febrero de 2006 Sometido a pre-revisión (Comité de Redacción) el 10 de febrero de 2006 Enviado a revisión el 11 de febrero de 2006 Aceptado el 2 de octubre de 2006 Publicado el 14 de octubre de 2006
Mgs. Siglic Gutiérrez © [ C.V. ] Profesor titular Escuela de Comunicación Social Universidad Rafael Belloso Chacín (Maracaibo-Venezuela) siglicgutierrez@yahoo.es   Resumen : Para asumir los retos ue resenta el denominado eriodismo im reso en Internet re uiere de ada tación creación, autores como Quim Gil; Ramón Salaverría, Javier Díaz Noci; Jacob Nielsen, Alicia Martínez J., Ainara Larrondo U. entre otros han llevado interesantes ro uestas ace tadas dentro del mundo di ital his ánico ue han servido ara unifica criterios en cuanto al enero noticioso el re orta e informativo. Sin embar o, uno de los as ectos menos discutidos dentro del denominado ciber eriodismo lo encontramos en la estructura redacción del re orta e inter retativo, en todas sus manifestaciones. En esta o ortunidad retomamos los ostulados de los clásicos tales como Martín Vivaldi., Raul Peñaranda, José Alberto Martínez, John Hohenber , Federico Alvarez, Enri ue Caste on L., entre otros ara ro oner una discusión teórico- ractica de la redacción inter retativa en Internet ba o el lanteamiento e istémico de la estión del conocimiento de Iraset Páez.  Palabras clave : Ciberperiodismo – periodismo interpretativo – reportaje interpretativo – Internet  Abstract : To assume the challen es that the denominated media rinted in Internet resents/dis la s re uires of ada tation and creation, authors like Quim Gil; Ramón Salaverría, Javier Díaz Noci; Jacob Nielsen, Alicia Martínez J., Ainara Larrondo U. amon others has taken interestin ro osals acce ted within the His anic world di ital that have served to unif criteria as far as I enerate news re ort and the informative news article. Nevertheless, one of the discussed as ects less within the denominated ciber ournalis we found in the structure and writin of the inter retative news article, in all its manifestations. In this o ortunit we retook the ostulates of classic such as the Martín Vivaldi., Raul Peñaranda, José Alberto Martinez, John Hohenberg, Federico Alvarez, Enrique Castejon L., among others to propose a discussion theoretical- ractice of the Interpretative writing in Internet under the epistemic exposition of the management of the knowledge of Iraset Paez.  Key Words : Ciberperiodismo – interpretative journalism – interpretative news article – Internet  Sumario : 1. Introducción. 2. El ca richo de las necesidades. 3. La noticia en ocas alabras. 4. La noticia en Internet. 5. Lo local lo lobal en el eriodismo en red. 6. La estión de la información eriodística en Internet. 7. Las bases del re orta e inteli ente. 8. El análisis dentro del eriodismo. 9. La actualización en bits. 10. Del re orta e inter retativo al re orta e inteligente en Internet. 11. Una conclusión a discutir. 12. Bibliografía.  1. Introducción  Internet lleva a nuestros lectores a una es iral infinita de tentaciones informativas ue tocan los entornos mas íntimos, as como a sus mas oscuros intereses escudados ba o el anonimato de una com utadora un 'ratón'. Convirtiendo a una tecnolo ía con una ca acidad a arentemente lobalizante a un chismorreo de es uina localizante al intentar conocer cuales son los entretelones en detalle que se tejen de los acontecimientos de su localidad o nación.  Las razones de esta actitud se ha comenzado a estudiar de manera mu tímida hasta el resente, sin embar o, todo indica,
m3S61liignati00/2
ue la razón de esta infidelidad or arte de los usuarios de eriódicos on line radica en ue ante este medio ueden asumir sus extrava antes exi entes necesidades informativas Gutiérrez, S. 2001 a ue tienen el oder en varios clic de cambiar de eriódico en eriódico o sim lemente colocar en Goo le varias alabras claves a través de sus com le os al oritmos ubicarles toda una serie de informaciones basura o no referente de cual uier acontecimiento. Y como se mencionó, siem re estará girando dentro de su entorno  Esta situación obli a al eriodista ue desee incursionar en la red a ensar en las necesidades de sus lectores e invariablemente a udarles a rocesar ese alud de informaciones si nificativas o no ue ueden aturdir los sentidos del receptor pero siempre situándolo dentro de su hipersegmentación de necesidades informativas.  Por otra arte, debe saber cómo inte rar los ráficos vínculos ue osibiliten establecer ese contacto ami able con su rece tor, ero sobre todo, a udarle a or anizar su información escrita con si nificado ersonalizado de acuerdo al ublico ue se diri e; as ectos ue no se han incor orado a la formación de los comunicadores sociales en la ma oría de las diferentes escuela de comunicación latinoamericanas sobre lo cual esta enerando muchísimas discusiones sobre si el eriodista debe o no crear sus ro ias a inas WEB o de árselos a los nuevos diseñadores ráficos ue están formando las diversas universidades.  2. El capricho de las necesidades  Para enetrar en este intrincado mundo de la información en la red debemos comenzar or definir lo ue es información eriodística ara ello tenemos en rimer lu ar al teórico venezolano Antonio Pas uali uién establece tres cate orías de difusión, a saber:  1. Se entiende por difusión el envío de mensajes elaborados en códigos o lenguajes universalmente comprensible, a la totalidad del universo perceptor disponible en una unidad geográfica, socio-política, cultural etc. 2. Se entiende por divulgación el envío de mensajes elaborados mediante la trancodificación de lenguajes crípticos a lenguajes omnicomprensibles, a la totalidad del universo perceptor disponible 3. Se entiende por diseminación el envío de mensajes elaborados en lenguajes especializados a perceptores selectivos y restringidos (En la adopción de estos tres términos se pretende haber respetado al máximo el sentido primario de los mismos: «Difundir» como derramar o desparramar libremente: «divulgar» por vulgarizar y hacer accesible al público, «Diseminar» como sembrar selectivamente en el lugar mas apropiado (Pasquali, A. 1990: 200-201).  De acuerdo a estas características conce tuales a ortadas or Pas uali odemos clasificar tres randes ru os de usuarios de la información como son las grandes mayorías o masas, los usuarios activos de la información y los especialistas.  Las randes ma orías. Sobre este se mento oblacional es mucho lo ue se ha escrito estudiado. Orte a Gasset 1930 le ha acusado de ser masa, de oseer los más ba os instintos cuando se encuentra en randes concentraciones, mientras que otros, como Mao Tse Tung la han llamado «el motor de la historia». Sin embar o, en todas las conce tualizaciones existentes hasta el resente se encuentra el conce to Educación e información, a uí odemos señalar a todos lo medios de comunicación conocidos como otenciales ortadores de educación e información ara la transformación o ara su manipulación.  Los usuarios activos de la información tales como industriales, rofesionales de todas las áreas, roductores a ro ecuarios, ente común ero con rofunda curiosidad en los acontecimientos otros, ue en este caso serían a uellos ue re uieren información especializada pero sin ser encriptada para sus tomas de decisiones.  Los es ecialistas de la información. Estos usuarios están conformados or Investi adores activos, científicos, docentes, alumnos de mención tesistas entre otros ex ertos ue re uieren conocer los últimos adelantos sobre su área de conocimiento; consumidores de información altamente es ecializada, ara utilizarla en los rocesos de cambio o transformación .(Pasquali, A. 1990: 202).(Nuñez, I. 2005)  En el caso ue estudiamos trasladaremos nuestras in uietudes co nitivas a los es ecialistas de la información, ero desde la ers ectiva del uso del eriodismo es ecializado en internet. Pero rimero debemos ubicar el conce to de noticia en la actualidad para adentrarnos a su compleja metamorfosis acontecida entre los ceros y unos.  3. La noticia en pocas palabras  Mar de Fontcuberta (1980: 12) expresa que “la noticia es un suceso que interesa a un número importante de personas”. Acordando con Escudero (1996:73), también se puede definir la noticia como “la articular construcción del discurso de la información que narra eventos factuales generalmente públicos”.  Como “imagen del presente social” la cualifica Gómez, M. 1991 , re resenta el relato de un suceso ue im lica o afecta a individuos de la sociedad. Es entonces, el énero eriodístico ue relata un acontecimiento cu os ras os novedosos efectos futuros sobre la sociedad le agregan un especial reconocimiento entre los lectores.  Pero existe un conce to de elaboración más reciente de Benavides Quintero 1997: 63 en el cual se mezclan la vie a cuña de que “se considera noticia la información sobre una ru tura del flu o normal de los eventos, una interru ción de lo esperado” la combinación de una nueva de este énero cu o núcleo radica en los estudios emocionales, tras considerarla como “toda aquella información que la gente necesita para tomar decisiones acertadas sobre sus vidas”.  De tal suerte que para acercarnos a la definición del género se debe tomar en cuenta que la noticia comprende tres elementos clave:  1. Proviene de acontecimientos novedosos, de data reciente o de reciente descubrimiento. 2. Su contenido satisface la necesidad social de mantenerse informado sobre el acontecer en su entorno local y mundial, a partir del cual el individuo toma decisiones acertadas sobre su vida. 3. Su trascendencia e importancia va de la mano de las características específicas e intereses del lector al cual
mhtc.lieai tnleeitn ene Internet. Aorteet sciróem-oodoticlóaro laa is dnó .ucis.s..eRiv://whttpll.eww.ucilbup/s/senoica/2natilaig3S61001 G6 2edni aáPc liSi, ezrriéuttroer lE .)6002(
lgci31iS
se dirige el medio de comunicación. De manera que para una comunidad un acontecimiento será poco relevante, mientras que para otra el hecho será crucial en su destino.  4. La noticia en Internet  Cuando el lector de eriódico se encuentra ante las noticias en una com utadora su erfil cambia notoriamente, su rol se difuma entre las cate orías antes ex uesta; la asividad im uesta or el a el se rom e en el instante ue se ubica delante de una antalla lana un ratón con el cual diri e su interés de información o conocimiento, como lo mencionamos anteriormente, sus necesidades son es ecíficas, la intención rimordial de su uehacer es conocer a rofundidad ara actuar.  
)  
 Elaboración: Gutiérrez S.   5. Lo local y lo global en el periodismo en red  La ro uesta anteriormente es uematizada se sustenta en las disertaciones teóricas de Alicia J. Martínez 2003 uien clasifica al periodismo glocal en la red dentro de las siguientes características:  • Dada la ca acidad de la red de interconectar a los ciudadanos a las Administraciones, de acortar el es acio físico existente entre ellos podemos ampliar el concepto de lo local’ hasta el ámbito re ional , aún más, odemos calificar de periodismo local’ a a uel ue trata las diferentes temáticas desde el unto de vista de la roximidad al ciudadano, sea cual sea la procedencia de la información;  • No existe la necesidad, aun ue sea recomendable, de ue la redacción se encuentre ubicada físicamente en el ámbito local. Herramientas como el correo electrónico la resencia en la World Wide Web de las fuentes de las a encias de noticias posibilitan el distanciamiento espacial de la redacción.  Pero, lo más importante es que la distribución de un ’producto informativo local’ en la red no está limitada a las fronteras del es acio físico del ue se nutre al ue sirve. En el mismo artículo la investi adora aclara la manera de abordar ese roceso de “glocalización” de la noticia.  Pero, ¿qué tipo de periodismo local-global?  Como hemos visto, más allá de la roximidad es acial ue caracteriza al eriodismo 'local' tradicional, el 'Nuevo Periodismo Local en la Red' hace referencia también a una roximidad al ciudadano su ra eo ráfica ue res onde a una "vinculación afectiva temática", , or tanto debe hacer es ecial hinca ié en noticias ue se caracterizan or su 'utilidad'. Un 'Periodismo de Utilidad " ue remite al lector a conocer la rofundidad de las cosas, así como todo un abanico de noticias ue le ermiten vivir mejor o simplemente que le ayudan a resolver problemas de su vida cotidiana".  Atendiendo ues a estas características odríamos distin uir 'dos ti os de Periodismo Local en la Red': Martínez, A. Juan (2003)  
h.mt//:p.www..sitth.n.ióev Rdia usscni/a0260nosel/taublicaciull.es/p .tenretnI ne etenliteine taorrearl oca loiótedoco-meóries tAortPnaái d 3ilic (2006). El  e61uGitréer,zS 
 Siguiendo a Páez, I. (1992) tenemos que en la base de la pirámide encontramos:  Datos: el elemento rimi enio de la información son los re istros icónicos, simbólicos fenómeno o numérico o sí nicos ( lingüísticos, lógicos o matemáticos) por medio de los cuales se representan hechos, conceptos o instrucciones.  Información: datos o materias informacional relacionada o estructurada de manera actual o potencial significativa.  Conocimiento: estructura informacionales ue, al internalizarse se inte ran a sistemas de reacondicionamientos simbólicos de más alto nivel y permanencia.  Inteli encia: estructura de conocimiento ue siendo contextualmente relevantes, ermiten la intervención venta osa de la realidad. Páez I. (1992)  De acuerdo con lo antes ex uestos la irámide nos ermite tener una estructura de como se debe or anizar la información,
.- Periodismo Local, identificado como servicio a los ciudadanos ue com arten un mismo es acio físico, eo ráfico jurídico  .- Periodismo Local de Utilidad, cu a característica rinci al es ue la temática esco ida su tratamiento acercan al ciudadano los randes temas ara osibilitarle un me or entendimiento de su realidad más cercana darle claves ue le ayudan a enfrentarse a los problemas cotidianos.  O como lo dirían Martínez Albertos, J. (1997) “No es un mensa e colectivo ara ser consumido en i ualdad de condiciones or una masa de rece tores: es una oferta concreta ue cada rece tor seleccionará individualmente ara ado tar las decisiones pertinentes“  Ahora bien, aclarada a lo ue si nifica noticia en red la utilidad ue el usuario le da a la misma es necesario ubicarnos ue tipo de contenido es el que vamos a trabajar en la red.  6. La gestión de la información periodística en Internet  En estos momentos la ma oría de los eriódicos en línea ue han trasladado sus traba os eriodísticos al Internet rocuran cobrar sus servicios informativos, los re orta es inter retativo han desa arecido de la red de los eriódicos formales; la le del mercado a es un hecho de manera evidente. Hasta el 2004 se odía uno to ar con eriódicos revistas con temas de interés sin tener que suscribirse a los servicios.  Las revistas científicas de alto im acto ara el 2000 a estaban en bases de datos en línea se comenzaron a ofrecer a un costo determinado, hoy le toca a la información divulgativa, es decir, a los periódicos y revistas en línea.  El alto valor a re ado de conocimiento ue debe dis ensarse en la información On line tal vez sería la res onsable del tal salto, a ue la ublicidad en Internet or lo visto no ha tenido los resultados es erados or los dueños de los medios. Núñez P.,I. (2003)  Pero como se enera este roceso de estión de la Información? Con la finalidad de visualizarlo hemos tomado el modelo desarrollado por el investigador venezolano Iraset Páez (1992). Veamos su propuesta esquemática en el siguiente grafico:  
31iS0260h.mtlgciesoncicaa/inat/l.llu.wwwilbup/se Revis...http://arl  aidcssuói.n-mcoodetóiol aco .tetroAt seiróeetnr nnIete ilneintetae reor El .)6002( ciliS ,zreértiGu16e  d 4Piáan
mht
los datos, el conocimiento hasta lle ar a la inteli encia. Del mismo modo existe una estrecha relación entre información conocimiento. La información es la materia rima el conocimiento es el recurso mental mediante el cual se le a re a valor. El aumento de valor de los roductos servicios debe efectuarse a artir de un conocimiento ex resado como información que incide en diferentes resultados.  Si trasladamos esta estructura co nitiva a las necesidades del lector de medios electrónicos se traduciría en el si uiente proceso:  Datos: Tendríamos ue e ui ararlo a los titulares de rensa de los medios im resos o audiovisuales cu o rece tor se conforma con enterarse de manera superficial y sucinta de los acontecimientos o hechos.  En los medios digitales el paralelismo resultaría datos igual a la lectura de títulos.  Información: En este unto debemos tomar en consideración la ro uesta conce tual de Benavides Quintero 1997:63 en el cual se mezclan la vieja cuña de que “se considera noticia la información sobre una ru tura del flu o normal de los eventos, una interrupción de lo esperado” y la combinación con los estudios emocionales, tras considerarla como “toda a uella  información que la gente necesita para tomar decisiones acertadas sobre sus vidas”.  Al trasladarlo a los medios di itales la remisa teórica si ue siendo la misma lo ue comienza a cambiar ara el lector es ue tiene la posibilidad de confrontarla con otros medios la misma información de manera inmediata.  Lo ue le lleva de manera ló ica a una ermanente infidelidad hacia su medio im reso o audiovisual, or lo eneral, el contraste de enfoques es lo llamativo para este lector.  Conocimiento: El lector rocura insertarse en los contenidos informativos or anizando com arando con la finalidad de identificar los si nificados ocultos diferenciando, analizando. Esta estructura informativa en lo medios tradicionales la obtiene el lector a través de los éneros informativos re orta es informativos, inter retativo, crónicas, artículos de o inión los cuales le ro orcionan un anorama eneral de los acontecimientos ue le interesan. Al ubicar a dicho lector en el Internet tiene a su dis osición los hi ervínculos confrontación de información lo ue le ermite una ma or rofundidad en la lectura conocimiento de los hechos.  Inteli ente: En este unto el lector se convierte en un ser actuante debido a ue además de estructurar la información jerarquizarla la utiliza para generar cambios en su entorno. Para desarrollar nuestra temática abordaremos lo ue hemos denominado el re orta e inteli ente artiendo de la estructura Interpretativa.  7. Las bases del reportaje inteligente  El usuario de eriódicos al intentar trasladar esa sed de conocimiento en ceros unos su situación cambia rofundamente debido a ue existen nuevas alternativas mucho mas efectista donde se combinan imá enes, sonidos, hi ertextos lo ue amerita detenernos en al unos de sus as ectos mas relevantes ara oder inte rarnos dentro del eriodismo del conocimiento. Al respecto diserta Larrondo Ureta, A. (2004);  Como es bien sabido, el hi ertexto osee una retórica articular ue su one la vertebración de las historias ale ada de estructuras lineales cerradas, es decir, osibilita la elaboración de textos más rofundos com le os, con ma or cantidad de datos ue ueden ser leídos de manera no secuencial. Sin duda, un as ecto esencial a tener en cuenta or el eriodista del medio di ital, uien a la hora de elaborar sus mensa es tam oco odrá obviar la osibilidad ue ofrecen los cibermedios de incluir, en un mismo relato, informaciones hi ertextuales unto con otras de ti o multimedia como ueden ser sonidos o imágenes. Esta combinación de hipertexto y multimedia, conocida también como “hipermedia”, otor a un am lio abanico de osibilidades ara ofrecer la información al lector, una ma or ductilidad a la hora de estructurar los textos ue, en contra artida, exi en un conocimiento de la técnica hi ertextual una ca acidad asociativa or arte del eriodista. Larrondo, U. (2004)  Edo B., Concha 2000 señala ue "el elemento básico de todo sistema de traba o es el enlace o, me or, el con unto de enlaces. Todos deben de estar inte rados en una secuencia ló ica accesible, erar uizada o basada en la asociación de ideas, ue invite a com letar el recorrido reviamente estructurado or el eriodista con todas las facetas ue se conocen hasta ese momento del acontecimiento relatado".  7.1. El periodista ante los caprichos  Ante esta altísima exi encia ue le im one Internet sus usuarios a los ciber eriodistas muchos se abalanzan a intentar dominar toda la arafernalia novedosa siem re inconclusa de a uetes tecnoló icos ue cada seis meses o menos se están renovando o “actualizando”. Gutiérrez.S. (2002).  Esta es iral tecnoló ica inalcanzable obli a también a una hi eres ecialización al eriodista di ital a ue además de mane ar todo lo concerniente a los éneros eriodísticos debe insertarse dentro de otro roceso de a rendiza e referente a las TICS  “el eriodista no uede conformarse con acciones más bien es ontáneas, como el a render o erando, durante su actividad cotidiana de roducir información, uesto ue esta ráctica conduce escasamente a un conocimiento su erficial de la tecnología, por demás insuficiente para que la aproveche en niveles óptimos y ocurra una real transferencia tecnológica”. Mogollón, H. (2003).  La asimilación tecnoló ica se asume como un roceso ue va más allá del a rendiza e es ontáneo. Cuando el a rendiza e im li ue un acto intencional, lanificado sistemático, or medio del a render contratando, buscando o cambiando, ue conlleve a la inversión de recursos ara enerar ca acidad tecnoló ica, estaremos en resencia de un roceso de asimilación tecnológica. Neüman, M. (2003).  Sin embar o dentro de este tó ico existen ar umentos diversos ue señalan ue los eriodistas deben circunscribirse
viRe. óntpht..s.u.www//:up/se.llaciobliclatines/0016an2/il.cS3gintieelntnt Iene A .tenreet setroo-meóriclóictodo aal oraucisd siPá anied 5G61 éiturrez, Silic (200)6 .lEr oetreai 
Re. ónsiht..s.vi ara ociucsid alicacpubls/laionew/wwpt/:e./su.llnt iieele nt Ien)600lE .oer eatrteórico-metodolótnreen.tA roet sth.c
exclusivamente a su labor redaccional de ar a los diseñadores ráficos su traba o de diseño a ue ara ello existen escuelas técnicas y universitarias consolidadas en todos los países.  Actualmente esta discusión no esta or concluir ni tienen visos de aclararse debido a ue el mundo cambiante de Internet sus efectos se encuentra en sus rimeras eta as, no obstante; lo ue si resulta cierto ue de dedicarse un eriodista di ital exclusivamente en esa área debe no solamente dominar elementos rofundos de redacción, sino ue tienen ue dis oner del tiem o necesario ara ad uirir las destrezas habilidades ara el mane o de a uetes basados en ro ramación como lo es Flash o Quark ress cu o roceso de a rendiza e es de a roximadamente de seis meses a un año de endiendo de la capacidad del profesional. Al respecto, María Á. Cabrera (2003) nos refiere:  El eriodista ha de hacerse un hueco en el mercado de las nuevas tecnolo ías ara eso, no le ueda más remedio ue hacerse valer. Des raciadamente, todavía existe un conflicto de com etencias entre los eriodistas, los técnicos informáticos  los in enieros en telecomunicaciones ue rovoca no ocas tensiones dentro de la ma oría de las em resas de comunicación cuando se lantean el desarrollo de su versión di ital u online. Se trata de una situación delicada donde es reciso a licar el bisturí. El eriodista, al menos, debe reivindicar su a el de estor de contenidos informativos, mientras ue los informáticos e in enieros deben limitarse a solucionar los roblemas técnicos ue ueda enerar el envío de la información ue reviamente han traba ado los eriodistas. Por tanto, si ueremos ata ar el roblema recurriendo a una solución salomónica podemos afirmar que la elaboración es tarea del periodista y la distribución de los técnicos  Para evitar osibles érdidas de com etencias el eriodista debe asumir su a el de mediador de la información, de seleccionador de la misma en los actuales flu os informativos, de manera ue los ofrezca de forma sintetizada, referenciada, contrastada or tanto, susce tible de fiabilidad. Sólo así, contribuiremos a la deseada conversión de la información en conocimiento.  A esar de esta razonable osición salomónica nos de a or fuera el conflicto de intereses entres el eriodista el diseñador. Parece ser ue en los medios electrónicos inde endientes es donde se localizan la ma oría de los eriodistas elaborando sus propias paginas web.  7.2. La información en el reportaje inteligente   Como afirma el rofesor Postman, Neil 2001 de la Universidad de Nueva York, los eriodistas de ho tienen una a remiante necesidad de ensar en las necesidades de sus lectores. Para acertar en la oferta de contenidos cum lir con la res onsabilidad social ue el eriodista debe asumir frente al resto de emisores de información en la red, es reciso considerar al individuo de nuestra supertecnificada sociedad como emisor-receptor-actor.  Los estudios socioló icos ueden lle ar a arro ar nuevos datos sobre las cualidades referencias de las audiencias, lo ue enri uecerá la visión ue el eriodista necesita ara lo rar la fidelidad aumento de sus lectores. No obstante, frente a los meros datos estadísticos, debe confiar en ue su ca acidad creativa la calidad de su traba o son sus me ores aliados en el ejercicio de la profesión.  7.3. El reportaje interpretativo: base del reportaje inteligente  Una de las alternativas ue odría ubicar al eriodista como el verdadero estor de la información la encontramos en el re orta e inter retativo, enero híbrido desde sus comienzos ue ha sido dele ado a sus últimos derroteros en la rensa escrita.  Su resencia en Internet ha sido des lazada a tal unto ue a enas se localiza en al una ue otra revista es ecializada; pero en las agencias de noticias internacionales y los periódicos diarios prácticamente ha desaparecido.  La Info rafía, las informaciones raficadas con imá enes en movimiento, ha tomado de la mano a la inter retación la han arrodillado en el rincón de los innombrables, sin embar o el lector se encuentran allí, con sus múlti les necesidades de información intentando ca tar com render lo ue ocurre en el mundo ara entender el su o de esta manera asumir posturas y acciones coherentes a su entorno.  Antes de oder entrar en detalles sobre la construcción del re orta e inteli ente en la red resulta indis ensable ue se conozca las características del interpretativo en formato papel.  7.4. Estructura del reportaje interpretativo desde el papel  El rimer elemento ue debe tomarse en cuenta ara la elaboración del re orta e inter retativo es la rofanación de la irámide invertida Herrera, E. 1987: 64 , es decir, a uel rofesional ue uiera tener un buen resultado en su re orta e interpretativo no tiene mas remedio que asumir una nueva estructura “En un re orta e inter retativo todos los elementos son importantes. En el encabezamiento esta planteada la tesis que ha formulado el periodista luego de su investigación”. Herrera, E. (1987).  En el cuer o o desarrollo se va a demostrar esa tesis, colocando el roblema en su contexto, teniendo en cuenta los hechos colaterales o secundarios estableciendo sus causas consecuencias. Al final, el eriodista ex ondrá las conclusiones de su traba o. Entre todos estos elementos ha concatenación coherencia. No se uede cortar el re orta e or nin uno de sus extremo sin que este pierda significación”  Al respecto Federico Álvarez (1978:38) argumenta: “El documental cinemato ráfico ha sido, en ran arte, el modelo del es uema ro io del re orta e Inter retativo. En ambos... se arte de un lanteamiento con carácter de tesis, se demuestra ese planteamiento y se proponen conclusiones”, es decir, aun ue no ten a la estructura iramidal el re orta e debe oseer : tesis, cuerpo y conclusiones.  Al ver el hecho o acontecimiento como un todo debe observarse las diferentes causas y el efecto que lo genera.  Deben relacionarse e indicar las futuras consecuencias a corto mediano lar o lazo. En la conce ción lanificación de un re orta e siem re resulta beneficioso la elaboración de un es uema ue a ude a or anizar de acuerdo a los datos obtenidos
m3S61liignati00/2 1deut6GinPá6 a iliS2( crréi ,ze
tuéirrze ,iSil cPáina 7 de 16Gw//:ptthe.llu.wwicblpus/s/neioac oraólcid si aalón. cusis...RevitnI enreA .tetrotes icórmeo-doto2(00)6 .lEr oetrae inteliente en00613Siglatina/2
y enfoque.  8. El análisis dentro del periodismo  Si concebimos el análisis como la desmembración del todo en sus artes nos lleva entonces a concebir ue la noticia sería el todo los elementos ue la conforman serían sus artes, ero en el caso del eriodismo inter retativo se asume ue las diversas variables que originan un suceso posee diferentes perspectiva y ángulos para ser percibido.  Ejemplo:  Si se redacta una información referente al aumento del recio del etróleo en la misma se señala como factores ue inciden en este hecho tales como: a los ata ues suicidas en el oriente medio a ob etivos ro occidentales, b estadísticas varias referentes a la fluctuación de los recios, b el rolon amiento del invierno en los aíses euro eos Estados Unidos; todos ellos son los factores ue conforman un análisis eriodístico al ser señalados como osibles causantes del aumento del precio del petróleo.  8.1. La valoración en el periodismo interpretativo  De acuerdo al concepto emitido por Fagoaga (1982: 27) denomina valoración “a los datos estimativos ue intentan rever consecuencias a las que esos hechos conducen”. Es decir, lue o de efectuar un análisis referente al hecho noticioso el eriodista rocura visionar el futuro. En el e em lo anteriormente ex uesto tendríamos ue utilizar todos los datos obtenidos relacionarlos entre sí entrevistar a ex ertos ara ue nos ofrezcan entre todos los datos reco idos el futuro del recio del petróleo en los próximos meses o días.  Al establecer dentro del cor us noticioso las relaciones existentes de los diversos elementos ue la conforman se tiene la posibilidad de ir mas allá del simple relato, se puede predecir los futuros acontecimientos  8.2. La entrada Interpretativa  Indudablemente ue la entrada en el eriodismo en cual uiera de sus éneros resentaciones resulta ser la arte rimordial del mismo or ue de él de ende ue el lector si a letra a letra el relato, esto en cuanto al eriodismo informativo, en el enero inter retativo la entrada resulta todavía mucho mas com le o a ue no mane a un hecho o varios hechos múlti les; mane a conce tos variables ue se relacionan rofundamente muchas veces de manera no evidente los cuales deben ser expuesto de forma clara y ordenada sin que el tiempo o lo que llaman “actualidad noticiosa” Gutiérrez, S. Mogollón, H. (2004) sea el factor determinante para que el reportaje sea atractivo para el lector.  De acuerdo a Benavides y Quintero (1997: 229) “la entrada noticiosa rácticamente no se usa en el re orta e a ue los temas tratados a uí son mas atem orales. Por ello los re orteros utilizan lo ue en el eriodismo estadounidense se conoce como feacture lead o softnews lead. Este ti o de entrada debe ser un ancho ue atra e al lector en verdad no ha una fórmula única. La entrada anecdótica es la mas frecuenten el eriodismo inter retativo or ue inta una situación articular para luego generalizarla  Dos de los más destacados estudiosos del eriodismo inter retativo como son la es añola Petra María Scanella el norteamericano John Hohenberg. Quién considera que “La entrada sirve de unto de artida ara iniciar el relato no es la descri ción de un hecho, como ocurre en el relato directo; eneralmente se estructura con dato de análisis o estimativos, de ahí que este tipo de lead se conozca como «lead interpretativo» y que Secanella define como aquel « ue lleva a los lectores a analizar la noticia ya desde el primer párrafo, si es directo, o en los siguientes si es diferido» (1980: 48 . Hohenber aconse a ue cuando el redactor o la redactora eli a una entrada de este ti o, la inter retación ue se ha dado ara abrir la información debe ser documentada inmediatamente, es decir, en los rimeros árrafos Hohenber 1978: 398 . Con esa a reciación, Hohenber uiere si nificar dos cosas: la rimera, ue el afán de inter retar, le ítimo en cual uier eriodista es ecializado, no debe darse sin la a licación de las técnicas adecuadas la inter retación re uiere inmediata documentación , en se undo lu ar ue, en casos de documentación insuficiente, un lead informativo directo también resulta válido y luego ser interpretado o, por decirlo con sus palabras, «cuando la ex licación no es com leta ni convincente, un lead ro io de relato directo es me or ue una cualificada inter retación ue uede intercalarse des ués en cual uier párrafo»  . Scanella sobre este tópico hace hincapié que el lid interpretativo se acoge perfectamente al denominado “lid diferido” debido a que no da la información básica en el primer párrafo, sino que la coloca en el cuerpo según las necesidades del relato” Secanella (1980: 72)  Pero lo más im ortante desde nuestra ers ectiva es la aclaratoria ue hace Hohenber referente a la existencia de varios significados que puede dársele a un hecho al respecto comenta “Si existen varios osibles si nificados, no ha nin una indicación acerca de cuál es el correcto, todos estos significados deben darse, con la explicación precisa que demanden” para alcanzar este objetivo hemos desarrolla una técnica que mostraremos mas adelante denominado “es uema co nitivo del reportaje Interpretativo”.  8.3. Desmontando la entrada  Lue o de haber re asado los autores mencionados arriba con sus res ectivas ar umentaciones en este a arte ro onemos al unas indicaciones racticas ue osibilitan la elaboración de entradas inter retativas tomando en consideración los tres elementos contentivos en los ex ertos antes nombrados estos son la valoración, el análisis, los antecedentes las entradas interrogativas.  La mas utilizada dentro de este enero se estructura con datos de análisis o estimativos no con la descri ción de los hechos, tal como ocurre con el relato directo. Documentando inmediatamente lo planteado.  En el rimer árrafo de la información debe establecerse el roblema al cual se va traba ar, bien sea con una entrada valorativa, analítica o interrogativa donde se vislumbre las diferentes variables que conforman el objeto del reportaje.  
il.cthm
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.