Revista LATINA de Comunicación Social Aspectos interactivos en el ...

De
Publicado por

Revista LATINA de Comunicación Social. La Laguna (Tenerife) - julio de 1998 - número 7. D.L.: TF - 135 - 98 / ISSN: 1138 - 5820 http://www.lazarillo.com/latina ...

Publicado el : viernes, 13 de abril de 2012
Lectura(s) : 31
Etiquetas :
Número de páginas: 4
Ver más Ver menos
Echevarra, Mirta Clara, 1998: As
ectos interactivos en el
eridico electrnico "Intervox".
Revista LATINA de Comunicacin Social
La Laguna (Tenerife) - julio de 1998 - nmero 7
D.L.: TF - 135 - 98 / ISSN: 1138 - 5820
http://www.lazarillo.com/latina
P ina1 de 4
Aspectos interactivos en el peridico electrnico "Intervoz"
Lic. Mirta Clara Echevarra 
(2.163 palabras - 6 pginas)
Profesora de la Escuela de Ciencias de la Informacin - Universidad Nacional de Crdoba (Argentina)
echeva@satlink.com.ar
Mi investigacin est centrada en los aspectos hipertextuales de un peridico electrnico. Como hipertexto, su estructura responde a un modelo de organizacin de la informacin (de los saberes) en red. Los nudos de la red equivalen a bloques que pueden ser asociados; entre los nudos, existen enlaces con los cuales realizar vinculaciones. Si el sistema relaciona tanto texto como imgenes o sonidos, se le denomina "hipermedia". Sin embargo, adoptar (siguiendo a Landow) el trmino hipertexto para todos los casos.
En este dispositivo converge una multitud de procesos de origen y orientaciones diferentes que se concretan a travs de las llamadas "Nuevas tecnologas de la informacin y de la comunicacin".
No es mi intencin, en este trabajo, comentar la evolucin de instancias plurales que se complementan, superponen y/o retroalimentan hasta llegar al peridico en lnea; sin embargo, para abordar el tema de la interactividad, considero tales instancias comoresu uestos,es ecialmentea uellasue hacen alrocesamiento deran cantidad de datos, la velocidad en su transmisin, la transformacin de las seales analgicas en digitales, la evolucin del ordenador hasta llegar a la computadora personal, la red de redes.Las nuevas tecnologas de la comunicacin inauguraron un espacio de comunicacin virtual: puntos de pasaje para conjuntos de creencias y prcticas compartidas, que vinculan a personas fsicamente separadas (Piscitelli: 1995, 213). Para formar parte de este ciberespacio, de esta comunidad virtual, el usuario participa, segn sus competencias, "navegando" por el texto, por una ruta mediana o totalmente trazada.[...] los participantes de estas comunidades virtuales han aprendido a delegar su actividad a representantes corporales que existen en un espacio imaginario junto a los representantes de otros individuos. Se han acostumbrado al ensoamiento lcido despiertos -constelacin de actividades como la lectura, pero activa e interactiva, una prctica social participativa en la cual las acciones del lector tienen consecuencias en el mundo del sueo o del libro (Stone: 1991, cit. por Piscitelli).El hombre puede interactuar con las mquinas. El trmino medium interactivo es una nocin bastante difundida que tiende a convertirse en central para todo el ordenamiento de la comunicacin tecnolgica. En el medium es donde se instala el hipertexto, este dispositivo que entra en movimiento por la conjuncin hombre mquina.PERIODICO ELECTRONICO COMO HIPERTEXTOMuchos estudiosos establecen similitudes entre el hipertexto y el funcionamiento del pensamiento; considero que tienen en comn la existencia de asociaciones slo que, en el hipertexto, tales asociaciones son programadas por el pensamiento de otro. Por supuesto que, como en todo acto de lectura, hay mltiples posibilidades de hacer variar las asociaciones programadas; sobre todo cuando hablamos de "navegacin" externa, aquella que se sale del texto original y consulta otras fuentes o incluye sus propias interpretaciones.
El peridico digital "Intervoz" (http://www.intervoz.com.arse ublicaen Crdoba, Arentina, desde el 21 de setiembre de 1996. Su portada incluye, a la izquierda del lector, las secciones que lo componen: Portada, Todos los ttulos, Opinin, Poltica, Economa, Informacin general, Deportes, Artes y Espectculos, El tiempo, Suplementos, Ediciones anteriores, Buzn de ideas y comentarios. Estos nodos se vinculan con los contenidos especficos de cada seccin, salvo Todos los ttulos desde donde, en sentido inverso -desde el titular- se accede a la seccin.
La parte superior de las "pginas" da la posibilidad de demandar al sistema y recuperar informacin sobre El deporte
http://www.ull.es/publicaciones/latina/latina_art76.pdf
Echevarra, Mirta Clara, 1998: As
ectos interactivos en el
eridico electrnico "Intervox".
en nmeros, Nuestra empresa, Gua de turismo, La receta de hoy, Negocios con Crdoba y Humor.
P ina2 de 4
Las notas coinciden, en su mayor parte, con las publicadas en "La Voz del Interior", versin en soporte papel del mismo peridico, pero hay un acento evidente en las informaciones locales reforzado por la ausencia de la seccin Internacionales. Esto es un ejemplo de lo que Manuel Lpez afirmaba:
"Hasta hace poco, la redaccin de un peridico se vea obligada a incorporar a sus pginas de la seccin de Sociedad noticias de diferentes ciudades con el fin de contentar a todos sus lectores en cada una de ellas.
Ahora ya es posible desarrollar modelos de peridicos superlocales a travs del periodismo multilocacional" (Lpez: 1995, 78)
A modo de e emlo slo he mencionado determinadasartes del discurso textualalabras, frases, imenes, etc. que pueden asociarse con informacin del mismo medio. Estas partes -entre otras- son las que proponen la interactividad. Esta interactividad est prevista en el diseo estable del diario que es obra de los tcnicos -no de los periodistas-.
Se detecta, sin embargo, una evolucin que marca la impronta periodstica.
En 1997, hubo elecciones en Argentina; la redaccin incluy, entonces, determinados nodos para que los lectores efectuaran consultas. Es el caso de La campaa de la gente; all los lectores de todo el mundo podan hacer preguntas que se trasladaron a los candidatos electorales. Asimismo, en otro nodo, se consegua informacin acerca del lugar de votacin al llenar un formulario con nombre y nmero de documento.
Pude rastrear las respuestas de los lectores a la propuesta de interactuar -aunque ste no sea el objeto de mi investigacin-. Esta constatacin me lleva alantearme la hitesis de Daz Noci, establecida sobre otros asectos del peridico electrnico: "Se rompe de alguna forma el concepto de medio de comunicacin de masas.", como as tambin: "Un sistema de hipertexto es la mejor solucin para un peridico electrnico", ya que "puede asemejarse ms a la estructura del pensamiento humano creando una red de nudos y enlaces que permite al usuario desplazarse a travs del sistema de forma multidimensional" (Daz Noci: 1992).
MODUS OPERANDI. MEDIUM INTERACTIVO
Este trabajo -parte de una investigacin ms amplia- se detiene en el modus operandi de la lectura que provoca res uestasen un determinado medium interactivo. En el medium es donde se instala el hiertexto, este disositivo ue entra en movimiento por la conjuncin hombre mquina.
Interactividad consiste en la imitacin de la interaccin por parte de un sistema mecnico o electrnico, que contemple como su objetivo principal o colateral tambin la funcin de comunicacin con un usuario (o con varios). Podramos definir la interactividad propiamente dicha como un dilogo hombre-mquina, que haga posible la produccin de objetos textuales, no completamente previsibles a priori. Desde esta perspectiva es viable hablar, pues, de interaccin en los media, y tambin de media propiamente interactivos (Bettetini: 1995, 17).
Varias notas de "Intervoz" hicieronosible laroduccin de nuevos ob etos textualesue se inclueron en el Buzn de ideas y comentarios. "La opcin nuclear y el medio ambiente" escrita por Hugo Martn gener tantas respuestas de los lectores que, entre ellas, se establecieron hipervnculos: Jorge Alberto Herrou desde Carlos Paz sostuvo su postura respecto del "Uso de la energa nuclear" (carta del 16/9/97); esto fue ampliado por el ingeniero qumico Carlos Calle desde Saluggia, Italia, en una carta titulada "La opcin nuclear, el medio ambiente y la poltica" (24/9/97); la reaccin de Santiago Kunzle provino desde Toronto, Ontario, Canad con "Frescas noticias radiactivas’ desde Canad", quien no slo responda a la informacin del diario sino que adhera a la postura del ingeniero Calle (10/10/97).
Tales casos son anecdticosor uemi investiacin retendeahondar sobre asectos uehacen a lo inmanente, a la interactividad que propone este medio en pantalla.
El peridico electrnico como hipertexto se incluye dentro de una redefinicin de la textualidad clsica; conserva ciertas caractersticas de "texto" en el sentidoue uala lecturarefiere retroactivamente elroceso de reelaboracin del texto, como efecto, sobre el lector. Este efecto recproco debe ser designado como una interaccin, un caso particular de interaccin (Iser: 1987, 255). Es particular porque, como en todo texto, no existe una relacin didica (cara a cara en un mismo contexto de accin) que regule las interpretaciones y es ms particular, an, porque el texto es un hipertexto que ha previsto las asociaciones.
El soporte y la estructura, sus referentes y los modos de operar para su acceso, entre otros, configuran un tipo de discursividad en el que se ven modificados los procesos de escritura y de lectura.
Los "media" interactivos simulanrecisa exclusivamenteinteracciones El enunciado, tomo del discurso, oera como una "funcin" que pone en juego unidades diversas, y las vincula con un campo de objetos. Esta funcin enunciativa no slo posibilita la constitucin de un campo referencial de objetos sino que instaura adems un determinado tipo de sujeto (Tern, p. 30.) El enunciado, como componente mnimo del discurso, constituye a individuos en sujetos como
http://www.ull.es/publicaciones/latina/latina_art76.pdf
Echevarra, Mirta Clara, 1998: As
ectos interactivos en el
eridico electrnico "Intervox".
una posicin que puede ser ocupada por individuos diferentes.
INTERROGANTES DE UNA INVESTIGACION
P ina3 de 4
Daz Nosty, en una exposicin realizada en La Laguna, afirmaba que el futuro est abierto a otros soportes de representacin electrnica mucho ms ricos que el papel. Lo que se ve en el peridico papel actual es casi como la radio a galena respecto de la radio actual. Si a travs de las autopistas de la informacin puede surgir la interactividad, las acciones de hipertexto; si pueden rescatarse versiones sonoras de la realidad informada; si a las imgenes fijas podemos darle movimiento, ¿por qu no pensar que se es el futuro del diario?
Estas innovaciones comportan ventajas indiscutible y progresos notables incluso desde el punto de vista sociocultural; pero demandan poseer competencias relevantes de acceso y responsabilidades en cuanto al sentido crtico, a fin de evitar absurdas dependencias y el peligro de ser absorbidos o manipulados. La verdadera cuestin central reside en la res onsabilidadersonal socialen cadaesto encada eleccin de la vida individualcolectiva uehace al hombre protagonista de las transformaciones del mundo.
El peridico electrnico define un nuevo tipo de discursividad y, en ella, como en todo texto estn involucrados autor y lector. La imagen en pantalla "materializa iconolgicamente el concepto" (Renaud: 1990, 12) y, por ende, construye un sujeto-autor y un sujeto-lector.
El autor ha de ser capaz de prever y potenciar significativamente la interrelacin de los contextos (construidos en su texto) para interesar al lector; tambin debe traducir adecuadamente las vinculaciones en el diseo de la interfaz grfica para evitar que el lector "se pierda" o caiga en la incoherencia.
Por las caractersticas del soorte orel modus oerandi de la lecturala interactividad con la muina autorlector del hipertexto son papeles que pueden ser asumidos por diversos individuos, pero dentro de una posicin establecida.
Dice Luis Angel Fernndez: "La sociedad de la informacin se est edificando sin periodistas o, ms precisamente, sin que ellos jueguen un papel determinante en su configuracin. Ellos constituyen por ahora parte de lo que podramos llamar las "masas perplejas" que acompaan a toda gran convulsin social".
Debemos preguntarnos si el periodista se asume como productor de un hipertexto. "... todava no se ha superado la fase de trasponer directamente los contenidos del peridico de papel a la red, de reproducir el peridico impreso en formato digital, una iniciativa en la que, por lo dems (...) la redaccin rara vez participa y a veces ni se entera que ha ocurrido". "...raro es el caso en que haya periodistas involucrados en el proceso de elaboracin y publicacin de la informacin que finalmente llega a la red." (Fernndez: 1996)
Sin embargo, el formato propone la interactividad; los lectores "concretan" el texto y "actan" la interactividad a travs de sus respuestas.
El sujeto autor debe estructurar su texto pero, al mismo tiempo, romperlo; el sujeto lector debe ser capaz de asociar mltiples saberes elaborando el inicio y el cierre del "texto". ¿Son sujetos descentrados, sujetos vehiculados en fragmentos? ¿Sujetos libres que elaboran sus propios conocimientos?
BIBLIOGRAFIA
- AAVV (1990);Videoculturas de fin de siglo; Ctedra; Madrid.
- ARMAANZAS, Emy; DIAZ NOCI, Javier y MESO, Koldo (1996); El periodismo electrnico; Editorial Ariel; Barcelona.
- BARTHES, Roland (1970); Escribir la lectura, en "Le Figaro Littraire."
- BETTETINI, Gianfranco y COLOMBO, Fausto (1995); Las nuevas tecnologas de la comunicacin; Instrumentos Paids; Barcelona.
- BOSCH, Mela (1993); La nueva rayuela; Revista "Idiomana"; Ao 1, N 11-12; Marzo 1993; Buenos Aires.
- CANALS, Isidre; Introduccin al hiertexto como herramientaeneral de informacin. Conceto, sistemaroblemas. Revista Espaola de Documentacin Cientfica. Vol 13 N2, pp 685-709 (abril-junio 1990).
- CARIDAD, Mercedes y MOSCOSO, Purificacin (1991); Los sistemas de hipertexto e hipermedia: una nueva aplicacin en informtica documental; Fundacin Germn Snchez Ruiprez, Ediciones Pirmide; Madrid.
- CHARTIER, Roger (1995); Del libro a la pantalla. ¿Una extravagante felicidad?; Revista del 50 Aniversario Clarn; 28/8/95; Buenos Aires.
DE PABLOS COELLO, Jos Manuel (1997); Las nuevas tecnologas de la informacin periodstica. Una sinfona muchas veces mal interpretada; en:
http://www.ull.es/publicaciones/latina/latina_art76.pdf
Echevarra, Mirta Clara, 1998: As
ectos interactivos en el
http://www.geocities.com/soho/lofts/6132/pablos.htm
eridico electrnico "Intervox".
P ina4 de 4
- DIAZ NOSTY, Bernardo (1996); El peridico electrnico; Conferencia; Universidad de La Laguna, Tenerife.
- FERNANDEZ, Luis Angel (1996); En busca del periodista digital; 3er. Congres de Periodistes Catalans; 29 y 30 de noviembre.
- ISER, Wolfgang (1987); El acto de leer; Editorial Taurus; Madrid.
- LANDOW, George (1995); Hipertexto. La convergencia de la teora crtica contempornea y la tecnologa; Paids; Barcelona.
- LOPEZ, Manuel; Cmo se fabrican las noticias, fuentes, seleccin y planificacin; Paids Papeles de comunicacin; Buenos Aires; 1995.
- PISCITELLI, Alejandro (1995); Ciberculturas; Ediciones Paids; Buenos Aires.
ROYO, Javier;htt ://www.conexion.or ;s/d.FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO DE LATINA EN BIBLIOGRAFIAS:
Nombre de la autora: ttulo del artculo, en Revista Latina de Comunicacin Social nmero 7, de julio de 1998; La Laguna (Tenerife), en la siguiente URL:
http://www.lazarillo.com/latina/a/63mir.htm
http://www.ull.es/publicaciones/latina/latina_art76.pdf
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.