Los problemas que esa noción presenta se agrupan en cinco ...

De
Publicado por

CULTURA & POLÍTICA @ CIBERESPACIO. 1er Congreso ONLINE del Observatorio para la. CiberSociedad. Comunicaciones – Grupo 15. Identidad y género ...

Publicado el : lunes, 16 de abril de 2012
Lectura(s) : 15
Número de páginas: 13
Ver más Ver menos
CULTURA & POLÍTICA @ CIBERESPACIO  1er Congreso ONLINE del Observatorio para la CiberSociedad  Comunicaciones  Grupo 15 Identidad y género en línea  Coordinación: Agnès Vayreda y Francesc Núñez ( fnunez@uoc.edu )   http://cibersociedad.rediris.es/congreso   
  Género y discurso on-line. Un enfoque desde la teoría del posicionamiento    Agnès Vayreda Universitat Oberta de Catalunya avayreda@uoc.edu   Ana Gálvez Universitat Oberta de Catalunya agalvez@uoc.edu    Resumen Las autoras revisan la producción de la marca de género en la comunicación mediada por ordenador. Se presenta un análisis empírico realizado en un foro virtual de la Universitat Oberta de Catalunya. El análisis critica y se aleja de todos esos trabajos sobre género que inciden en la temática de la diferencia, su generación y construcción. Es decir, se rechaza la pretensión de identificar y clasificar distintos estilos de comunicación en función del género. Por el contrario, se propone una aproximación a tal temática basada en la noción de posicionamiento. Desde este punto de vista, las identidades de género no son más que producciones temporales de anclaje en ciertas posiciones de sujeto completamente dependientes de determinadas prácticas discursivas. Esto no quiere decir que no se problematicen, por ejemplo, las diferencias de estilo entre hombres y mujeres. De hecho, se utiliza la noción problematizar como mecanismo que nos obliga a revisar las condiciones en las que determinados estilos de comportamiento verbal emergen, las asunciones que detenta y las diferencias que así se establecen. Finalmente, se sostiene que la aparición de las posiciones de sujeto crean y reproducen relaciones de dominación y de desigualdad en términos de género.    Introducción   ¿Qué papel juega la identidad de género en las relaciones online? ¿Hasta qué punto es relevante para los y las ciberanautas? Como respuesta a estas preguntas nos encontramos, en la literatura sobre el tema, dos opiniones contrapuestas. A saber, aquella que sostiene que habiendo desaparecido el cuerpo físico de la relación
social, el vínculo que se crea a partir de la palabra únicamente, no se basa en las diferencias de género, de raza, de edad, etc. En este sentido, se afirma que al no poder juzgar a las personas por su apariencia física, éstas son juzgadas por el mérito de sus ideas. En esta línea argumentativa, los más optimistas confían que esta ausencia de marcas de género, raza y edad nos proporciona la oportunidad de explorar e inventar identidades alternativas (S. Turkle, 1995). Otras voces, más numerosas, sin embargo, sostienen y muestran cómo se reproducen las jerarquías y las desigualdades e incluso cómo éstas pueden ser aumentadas, exageradas, e incluso, cómo las identidades de género pueden llegar a ser fuertemente estereotipadas (S. Herring, 1996). De esta forma, no sólo se reproducen estas desigualdades en el ciberespacio sino que además colaborarían en asentar las desigualdades en la vida real. Así, más que experimentar con nuevas y alternativas formas de identidad de género estaríamos ante un proceso claro de homogeneización y simplificación.   Tanto los más optimistas como los menos entusiastas han construido sus conclusiones sobre la base de resultados obtenidos en investigaciones empíricas, estudios sobre las relaciones entre hombres y mujeres, o entre mujeres, en los chats, MUD y listas de correo. Algunas de estas investigaciones se inscriben en una perspectiva etnográfica (observación participante), otras son claramente cuantitativas. Sin embargo, incluso en este último caso, las y los investigadores suelen ser actores y actrices habituales en el ciberespacio.   Como sabemos, Internet es un medio de comunicación que se basa casi exclusivamente en la escritura, salvo los apoyos que se han ido inventando como los smilers o dibujos ACSI. 1  Es por esta razón, que al diseñar nuestra investigación buscamos apoyo teórico y metodológico, sobre todo, pero no exclusivamente, en la enorme literatura existente sobre género y lenguaje y comunicación en la vida real.   Autoras en esta línea como Tannen (1996) o Lakoff (1995), por ejemplo, sostienen sus investigaciones sobre un concepto de feminidad que no nos resulta teóricamente útil para nuestra investigación sobre género y comunicación mediada por el ordenador. En efecto, la feminidad, bajo su punto de vista, es algo que se posee, esencialmente invariante, fija en su esencia, algo que se comparte con los miembros de un mismo sexo gracias a la socialización (familiar o por grupos de iguales). Bajo esta perspectiva, se han descubierto y propuesto listas de estilos de comunicación y prácticas lingüísticas típicamente femeninas, como por ejemplo el uso de: preguntas vacías, expresiones de relleno, adjetivos grandilocuentes, perífrasis de duda, estilo cooperativo y afectivo, etc. Listas que se han ido modificando, matizando, ampliando, en definitiva, auto-reforzando con nuevas investigaciones empíricas.   ¿Hasta qué punto este concepto de género cosificado, en la línea de la teoría de rol, y las propuestas metodológicas que le acompañan, nos permiten construir un modelo de análisis que recoja la idiosincrasia propia de la sociabilidad online? ¿Cómo pensar un concepto de identidad de género que permita abarcar la experiencia de género online y offline sin interrupción, sin establecer fronteras entre ambas experiencias? ¿Cómo mantener la centralidad y el interés por el lenguaje y la comunicación sin caer en la dinámica de comprobar listas de giros y formas típicamente femeninos, es decir, sin caer en la trampa del discurso esencializador de las diferencias?                                                           1 Recientemente, aunque de forma muy minoritaria, se ha introducido la imagen y la voz. Pero a nosotras no nos interesa ahora mismo investigar en esta dirección.  
  Para responder a estas cuestiones proponemos un modelo de análisis que se sostiene sobre un concepto de feminidad plural  (es decir, múltiple y compleja), performativa (es decir, construida intersubjetivamente), no estática (es decir, como proceso) y situada (es decir, contexto dependiente).   La identidad de género, y otros aspectos de la identidad como son la raza o la edad, son mantenidos y (re)creados gracias a prácticas sociales, incluyendo las prácticas discursivas. Consideramos la identidad, en la línea de Rosi Braidotti (1996), como espacio de experiencias múltiples más que como algo que se posea y la identidad de género no como algo que se comparta en bloque y completamente con todos los miembros del grupo mujeres, sino como experiencias cambiantes y situadas.   The self, it is argued, does not pre-exist dialocally within conversation (Coates womens frinships, womens talk p. 247)   En nuestro ejemplo, ni buscamos ni pretendemos encontrar una sola manera de posicionarse (y ser posicionada) como mujer, sino múltiples construcciones que adquieren sentido en su interelación con otras. La teoría de la diferencia presupone un dualismo estático y exagerado. Con el modelo de análisis que proponemos en esta comunicación queremos contribuir a la desencialización del concepto de feminidad y, consecuentemente, a la perpetuación de la totalitaria polarización hombre/mujer.    Para dar cuenta del juego de la multiplicidad de experiencias que alimentan nuestras identidades de género, es decir, de las distintas maneras que experienciamos ser mujer, y también ser hombre, necesitamos un concepto analítico que nos permita crear un puente entre estas experiencias personales y su interdependencia con otros, también con el contexto de interacción inmediato, sin olvidar el sentido y efectos que tienen en función de contextos sociales y culturales más amplios. Como veremos en nuestro ejemplo, el tener en cuenta que el foro que hemos analizado se encuentra ubicado dentro de la Universidad Oberta de Catalunya, una institución universitaria, y el hecho de que sus participantes son estudiantes, resultó ser indispensable para acceder al sentido y a los efectos de las posiciones de sujeto emergentes en aquel lugar y momento.   Las diferentes feminidades y masculinidades se encuentran siempre en un proceso de continua transformación, cosa que dificulta enormemente pensar o imaginar de qué manera los recursos comunicativos y discursivos pueden ser siempre los mismos y mantener siempre las mismas funciones o significados.   Del concepto de rol sexual al de posicionamiento  Ya hemos comentado que el poder, la resistencia y el prestigio se construyen y se manifiestan bajo comportamientos y expresiones verbales muy variadas. Así, expresarse de forma asertiva o más afectiva y colaborativa, usar más o menos emoticones, emplear un lenguaje formal y centrado en los contenidos más que en las relaciones, entre otras muchas marcas de género reseñadas por las autoras que han estudiado el tema de género tanto en la CMO, como en la vida real, tienen sentidos y efectos diferentes dependiendo del lugar en que éstos tienen lugar.   En este contexto realizar un análisis en términos de roles, como nos propondría la psicología social de índole más clásico, presenta una serie de problemas que podemos agrupar en cinco categorías.
(1) En primer lugar, la noción de rol sólo acierta a describir dinámicas relativamente estables, inmóviles, formales y ritualizadas. (2) En segundo lugar, la noción de rol implica predectibilidad en las conductas. Es decir, las conductas asociadas a un rol particular son predecibles en la medida en que se espera que la persona que las lleva a cabo actúe de una determinada manera y no de otra. Esa predectibilidad es la esencia misma del concepto de rol. (3) En tercer lugar, el concepto de rol concibe las relaciones desde lo que podríamos denominar perspectiva transcendente. Desde ésta, tenemos que el orden de las producciones humanas es consecuencia directa de reglas y de convenciones, las cuales existen independientemente de estas producciones y prácticas cotidianas de las personas. (4) En cuarto lugar, la noción de rol hunde sus raíces en una especie de predestinación social, en la que las personas son piezas de un rompecabezas llamado sociedad, en el que cada una encaja en un espacio determinado, y donde las personas actúan de acuerdo con un guión ya establecido. (5) Por último, rol es una expresión que suele llevar aparejada una imagen de lo social rígida y en la que el agente social es una suerte de actor que representa papeles más o menos prefijados.   El concepto de posicionamiento propuesto por Davies y Harré (1990) es la alternativa que proponemos en esta comunicación al concepto de rol, y la herramienta conceptual y metodológica que utilizaremos para pensar las relaciones de género y la CMO. Por ejemplo, hablar de posicionamientos implica reconocer la importancia que detentan las prácticas discursivas en la producción de lazos sociales y cómo estos vínculos están atravesados por la dimensión de poder. Este concepto nos permite comprender que las formas en que las personas son posicionadas a través de esas prácticas discursivas constituyen una dimensión básica de la interacción virtual en general, y de las relaciones sociales mediadas por el género, en particular.   La noción de posicionamiento asume completamente que si bien las reglas son formulaciones explícitas del orden normativo, éste es un resultado inmanente a las prácticas concretas y situadas. Usamos el término práctica discursiva para interpretar las formas en que las personas activamente producen realidades sociales. Así, las subjetividades emergen gracias a procesos de interacción social, no como productos acabados y fijos, sino como agentes o agencias que se constituyen y reconstituyen a través de las diversas prácticas discursivas en las que participan. De esta manera, el agente es siempre algo abierto, con una respuesta cambiante que depende de las posiciones disponibles en las prácticas discursivas propias y de los otros, y es en estas prácticas donde las vidas de los otros y la propia adquieren sentido.    Utilizaremos la noción de posición en el sentido de Harré y Langenhove (1999), como una agrupación compleja de atributos personales, estructurados de diversas maneras, que afectan a las posibilidades de acción interpersonales, intergrupales e intrapersonales a través de la asignación de derechos, deberes y obligaciones . Cada posición de sujeto es una pieza más en un juego de interdependencias mutuas con una o varias alteridades.   Es este conjunto siempre móvil y cambiante de posiciones lo que generaba en el foro determinadas relaciones de poder, desigualdades y, por supuesto, resistencias a las posiciones impuestas por otros/as.   Nuestro análisis  
Como ya anunciamos en la introducción, nos propusimos captar los procesos de construcción de subjetividades a partir de la dilucidación del juego de posicionamientos y reprocidades que se dieron, durante una serie de semanas i  en un foro virtual habitado por estudiantes de la facultad de Humanidades y Filología catalana.  Como veremos a continuación, el análisis de los posicionamientos que se dieron en este foro electrónico se basó en dos aspectos interrelacionados. Es decir, cada posicionamiento que hemos identificado se basaba en un conjunto de estilos discursivos y conversacionales asociados a su vez a determinadas relaciones de prestigio y desprestigio en el foro. Este último aspecto lo desarrollaremos en los comentarios finales de esta comunicación.  En esta comunicación presentamos algunos de los resultados de nuestro análisis, sin la pretensión de ser exhaustivas. En el cuadro 1 hemos recogido los posicionamientos estudiados, 3 en total, y sus variantes internas.  Posicionamientos ariantes  Relación de exterioridad Mantenimiento de la actividad Relación subjetiva Socioemocionales Reforzadora-refortalecedora Emotivo-mediadora Acción social Racional-formal Experiencial-espontánea  Cuadro 1. Posicionamientos de Mantenimiento de la actividad   Este primer grupo de posicionamientos tiene como efecto principal en el foro virtual de Humanidaddes y Filología (H y F, a partir de ahora) el incremento y sustento de un buen nivel de actividad participativa en este espacio . Sin embargo, los efectos en cuanto al prestigio de esta posición de sujeto dentro del foro era diferente en función de si era sostenido por un hombre o por una mujer. En este sentido, identificamos dos variantes de llevarlo a cabo:  con una relación de exterioridad respecto de lo que la persona escribía en su mensaje electrónico. Los posicionamientos en esta variante eran reflexivos en el sentido de que la persona se posicionaba a sí misma de forma explícita con relación a otros. Esta dinámica era desarrollada sobre todo por hombres.  El siguiente fragmento constituye un ejemplo de esta variante.  FH-207  ---------------------------------------------------------------------------Tema: Episodi estival. Data: 14:11:52 09/08/98  De:  A: Fòrum Humanitats i Filologia  ---------------------------------------------------------------------------  S´havia cruspit amb fruïció les gambes,a preu de fresques però que no ho eren,que com a cavaller que sóc,vaig pagar religiosa-ment.La paia tenia uns ulls clars i humits que prometien tota me-na de plaers.Era qüestió de quedar bé. Dintre del cotxe,en el moment que em va semblar oportú,la vaig convidar a anar al meu apartament.
De manera impertinent em respongué : -No, vull anar al meu hotel a dormir. -Tota sola ? -És clar. Era evident que la tia no tragava.I jo que m´havia gastat vint llangardaixos !!!!!! Vaig aturar el cotxe.  -Doncs,senyoreta,si vol dormir tota sola haurà d´arribar al hotel sense la meva ajuda.Faci el favor d´abandonar el meu vehicle.  A principi no s´ho creia.Clar, la carretera era secundària i la nit molt fosca.Amb veu tremolosa demanà : - Què dius ? - Que baixis d´aquest cotxe ara mateix. Vaig haver de baixar del cotxe,obrir la porta jo,i fer-la baixar no sense certa resistència.Tot acomiadant-me la vaig consolar : -D´aquí un parell d´hores potser algun pagés que passi amb el tractor... No em deixà acabar : -Fotut malparit,porc,cabró. Vaig arrencar el cotxe i la vaig deixar,però al cap d´un parell de kilòmetres vaig fer una pensada.La nit era tan fosca i ella tan dèbil... Hi vaig tornar.Ella estava asseguda a la cuneta, amb les palmes de les mans a la cara.En veure´m jo diria que es va alegrar.Sen-se baixar del cotxe li deman : -Què ? T´ho has pensat millor, nena? Per tota resposta la paia agafa un roc i el llença contra el meu cotxe. I jo que prem l´accelerador i la deix enrera definitivament,per sempre més.   Como vemos en este ejemplo, el participante construye un relato despersonalizado, desprovisto de cualquier connotación de implicación personal. La relación del autor con respecto a su mensaje es de completa exterioridad.   -con una relación subjetiva y de implicación personal respecto de lo que escribía en su mensaje electrónico. Los posicionamientos en esta variante eran interactivos, en el sentido que lo que una persona decía posicionaba explícitamente a otras. Esta dinámica era llevada a cabo sobre todo por mujeres.  Desde esta posición más subjetiva se recogían los temas ya planteados, se los reformulaba y se los volvía a lanzar a la comunidad-foro con nuevas aportaciones más o menos relevantes. Al introducir novedades en los temas, se los actualizaba de alguna manera, y como efecto inmediato, se intentaba mostrar que éstos no habían muerto, estaban vivos y seguían siendo de interés para la comunidad de participantes en aquél momento.  FH-712 [Informació][Resposta] [Resposta][Retransmissió] --------------------------------------------------------------------------- [PHOTO] Tema: Misteris  Data: 07:25:15 18/12/98  De:  A: Fòrum Humanitats i Filologia  ---------------------------------------------------------------------------  Voldria dir que estic totalment d'acord, o gairebé, amb el que manifesta en Lluís sobre l'atac a Irak. És lamentable que sempre ho paguin innocents, però em sobta que quan els senyors dels EEUU fan alguna cosa es desvetllin aquestes manifestacions de condemna
que en el dia a dia, ple de dictadors, genocidis i barbaritats, no s'expressen amb la mateixa contundència. Sudan, més de vint anys de guerra absolutament genocida, Ruanda, els Balcans, i tants d'altres... Però ningú ha provocat una moguda com ara aquella de la crisi del Golf, omplint les escoles de colomets i tot això. Malauradament, el món és com és i no com ens agradaria que fos. Penseu que l'estalinisme va sobreviure amb les simpaties dels 'progres'occidentals com ara en Sartre, cosa que ara, des de la perspectiva dels anys, fa envermellir una mica els qui ens en vam considerar (de 'progres'). I tantes altres coses, ves. Amb això no vull dir que els dels EEUU siguin uns angelets, ni que al Clinton la cosa no li hagi anat bé, malgrat que no cal confondre les figues amb els ous, que deien. Però, qui sigui lliure de pecat que tiri la primera pedra. Per desgràcia, no hi ha cap poble innocent -o cap governant, car els del 'poble', al mensy la gent normaleta i mediocre, ens movem en la inòpia, la covardia i la supervivència, en el nostre petit raconet, intentant no fer mal a ningú, si ens deixen, i que no ens estovin massa descaradament-, vegeu la història. Per sort, la crisi del fangal ens ocupa massa hores per donar voltes al fet que la vida és una gran enredada, ben mirat, encara que tingui moments de grandesa insuperable i de gresca incontestable.   El mensaje anterior constituye un ejemplo muy claro de posición subjetiva e implicación personal con respecto a lo enunciado. La autora del mensaje se posiciona a ella misma como alguien con una opinión muy formada sobre el tema, pero siempre atravesada por su visión emocional y personal sobre la temática.      El efecto de este primer grupo de posicionamientos era mantener cierta actividad, alimentar el foro, buscar la participación, generar polémica y discusión, en definitiva hacer del foro algo vivo, activo, en movimiento. Sin embargo, como acabamos de ver, pudimos observar dos dinámicas diferentes, relacionadas cada una de ellas a una posición de género. Las mujeres se posicionaban bajo una dimensión subjetiva e intimista, mientras que los hombres mantenían cierta distancia y lejanía respecto a los temas que exponían.   Posicionamientos socioemocionales   Desde este grupo de posicionamientos se buscaba velar por las buenas relaciones entre los miembros del foro, por el mantenimiento de los vínculos afectivos entre sus miembros más visibles. Esta posición de sujeto era mantenida mayoritariamente por las mujeres (aunque no únicamente) y aparecía siguiendo dos variantes claramente diferenciadas, la reforzadora-refortalecedora y la emotivo-mediadora.    En la primera variante, la que hemos llamado dinámica reforzadora-refortalecedora la persona se posicionaba desde una superioridad moral que le concedía el privilegio de evaluar a los y las demás, normalmente de forma positiva con el fin de fortalecerlos. El hecho de posicionar a otro de forma deliberada, lo colocaba en una relación asimétrica. Esta dinámica estaba representada tanto por hombres como por mujeres.   Esta dinámica actuaba de dos formas: ƒ  Como recompensa positiva a las intervenciones de los compañeros y compañeras que participaban en el foro pero con afecto y desde una vertiente emocional.  
ƒ  Valorando los aspectos positivos y negativos de la dinámica participativa en el foro, haciendo manifiesto que seguían con interés las diferentes aportaciones de los compañeros y compañeras.  En el siguiente ejemplo podemos observar algunos de los procesos que acabamos de mencionar.   FH-218 ---------------------------------------------------------------------------  Tema: RE: Voltes episòdiques  Data: 23:20:42 13/08/98  De:  A: Fòrum Humanitats i Filologia Amb còpia a: evieta@campus.uoc.es   --------------------------------------------------------------------------- Ben trobats a totes/tots  Em complau de manera superlativa la dissecció/analisi realment detallat que n'Encarna ha fet d'un episodi que és de lo mes antic en aquestes diades estiuenques. Felicitats, Encarna, has donat un tomb molt inteligent a un relat prou repetit. M'ha fet somriure una estoneta. La provocació de l'original rarament m'ho produiria.  Be, endavant doncs amb la collita, que la verema esta propera.  Una abraçada a tots (a tu tambe Miquel :-))) vinga conya!!)  Enric   Vemos cómo el autor se posiciona a sí mismo a través de la valoración de algunos de los miembros del foro. Esta valoración es positiva y con connotaciones claramente refortalecedoras, pero no dejan de ser valoraciones que implican posicionarse a sí mismo como evaluador, en contraposición a otro que es el evaluado. Este juego de posicionamientos generaba una relación asimétrica, en el sentido de que el evaluador desplegaba una serie de estrategias discursivas que lo erigen en alguien con capacidad y legitimidad para presentar y valorar a otros u otras.   En la segunda variante, la dinámica emotivo-mediadora, la persona se posicionaba respecto del otro como un mediador entre las relaciones, como alguien que gestiona las emociones para que el clima socio-afectivo se siga manteniendo estable en el interior del foro. Esta dinámica actuaba de dos formas:  ƒ A través de la mediación en los conflictos entre los y las participantes, intentando poner de acuerdo y minimizar los posibles problemas.  ƒ  A través de la puesta en relación de las diferentes personas que participan en el foro, de esta forma se reúne a todos los participantes dentro de un mismo mensaje en la forma de un todo relacionado.  FH-533 [Informació][Resposta] [Resposta][Retransmissió] --------------------------------------------------------------------------- [PHOTO] Tema: Frenetic
 Data: 08:24:04 29/10/98  De:  A: Fòrum Humanitats i Filologia  ---------------------------------------------------------------------------  He sobreviscut les PACs i el ritme laboral. Sóc aquí de nou. Quina feinada, llegint, llegint, ... m'encanta. Esteu francament animals, oi. Cap crítica, és una mera observació. Ho sabeu de segur... m'agradeu.  Primer volia contestar al Marc, dient-li que tenia raó. Desprès no entenia la reacció del Felip, però uns missatges més enllà no em semblava pas malament i en canvi em desconcertava el Marc. El Lluis m'encantava, li hagués llençat la segona pedra. La resta estupendos. Pensava en un conegut serbi i per lo vist no era la única. Ai, com m'ho passo de bé amb vosaltres.  Como vemos en este ejemplo la persona se posiciona como alguien que manifiestaba explícitamente y ofrecía cuidados afectivos y emocionales a otro representado por los miembros activos del foro de H y F. En este acto de posicionamiento se ponían en relación, en conexión los diferentes participantes.  Esta posición de sujeto se presentaba como una mediación en las relaciones y vínculos entre los diferentes participantes en el foro, actuando a su vez como elemento cohesionador de la comunidad. Cuando esta posición era ocupada por mujeres, el yo se configuraba como protector emocional y afectivo del otro, y simultáneamente el otro aparecía como objeto, receptor de esta atención emocio-afectiva. Cuando era ocupada por hombres (en muy pocas ocasiones), sobresalían las connotaciones evaluativas, aunque el objetivo que se perseguía mantener era un buen clima socio-afectivo.   Posicionamientos de acción social  Desde estas posiciones de sujeto que hemos denominado de acción social se construía el foro como un espacio para la acción social. Estas posiciones demandaban participantes activos en la definición de ellos y ellas mismas y de la sociedad, de la vida real. De esta manera, el foro virtual se definía no como un espacio donde se trataban temas banales o gratuitos, sino como espacio político, donde sus integrantes manifestaban su implicación en temas de relevancia social y política.   Las subjetividades que emergían lo hacían en el marco de determinados derechos y obligaciones morales que los capacitaban y los legitimaban para la acción social. La relación que se establecía entre el yo y el otro era más compleja que en los casos que acabamos de describir: entre el yo y el otro se generaba una especie de complicidad y ambos se erigían en jueces de un acontecimiento histórico, social, político, etc. Sin embargo, la evaluación moral de estos fenómenos se realizaba mediante la construcción de un segundo otro   localizado fuera del foro y que asumía las funciones de cabeza de turco, es decir, de culpable de los hechos evaluados   Los posicionamientos de acción social, al igual que los anteriores, presentaban un par de variantes: la racional-formal y la experiencia-espontánea.  La primera de ellas, la racional-formal venía a ser una posición de sujeto erudito, caracterizado básicamente por su racionalidad y formalidad, al estilo de sentar cátedra ante los demás. El efecto que producía sobre el foro y sus participantes era establecer las bases a partir de las cuales debería girar la conversación futura. Para
ello, los participantes usaron determinadas tácticas: ofrecer datos históricos, exhibir conocimientos enciclopédicos, mostrar señales sólo conocidas por los expertos y expertas, etc. El estilo discursivo utilizado era aséptico, desprovisto de cualquier señal de emocionalidad o de indicios que impliquen la participación del sujeto en aquello que se describe. Los hechos se presentaban como acontecimientos sin sujeto, esta posición de sujeto se presenta como pura mediación con el mundo.   Las características de esta variante se pueden observar en el siguiente ejemplo.  FH-512 [Informació][Resposta] [Resposta][Retransmissió]  ---------------------------------------------------------------------------[PHOTO] Tema: Platges  Data: 09:40:36 26/10/98  De:  A: Fòrum Humanitats i Filologia  --------------------------------------------------------------------------- Sé què vol dir el nostre bon amic Miquel, i per això li prego que no s'enfadi, però les platges del desembarcament de Normandia (6 de juny de 1944) van ser "batejades" pel SHAEF (Supreme Headquarters of the Allied Expedicionary Forces). Els francesos han conservat el nom de les platges que són, d'Occident cap a Orient: Utah, Omaha (80% de les baixes, el primer dia), Gold, Juno i Sword. Què més els hi hauria agradat als francesos que tenir un paper decisiu en la batalla de Normandia!  Certament, l'etapa entre el 1940 i el 1944 és una d'aquelles etapes històriques que els nostres veïns miren de pasar de puntetes. D'una banda, els col·laboracionistes no eren pocs. D'una altra banda, fins a finals del 1943, la Resistència era més un grapat de bandits que es barallava entre ells que no pas una altra cosa. La França ocupada amaga històries molt fosques, és veritat   En el anterior fragmento queda claramente evidenciado el carácter de espacio de relevancia social y política que se le quiere dar al foro. El autor se posiciona como alguien con derecho a juzgar un acontecimiento histórico y con la obligación de sacar a la luz aspectos según él escondidos. Se erige a sí mismo como alguien legitimado a condenar a todo un colectivo sobre la base de hechos acaecidos en determinadas etapas históricas.  La segunda de ellas, la Dinámica experiencial-espontánea, funcionaba de forma diferente a como lo hacía la anterior. Se presentaba bajo la forma de narraciones experienciales y de adhesión espontánea a una determinada enunciación.  En el siguiente mensaje encontramos alguna de sus principales características.  FH-511 [Informació][Resposta] [Resposta][Retransmissió] --------------------------------------------------------------------------- [PHOTO] Tema: Francotorrecollons  Data: 21:45:15 25/10/98  De:  A: Fòrum Humanitats i Filologia  --------------------------------------------------------------------------- Si, si, els franços ving a revolucionar i nmosaltres vinga a recullir les mercadesries que els fill de puta llencen dels camions. No s´ha de confondre la "velocidad con el tocino"... He dicho!
 xxx xxx  xxxxxxx xxxxxxx  xxxxxxxxxxxxxxxxx  xxxxxxxxxxxxxxx  xxxxxxxxxxxxx  xxxxxxxxxxx  xxxxxxx  xxx  x   Las posiciones que aparecían en esta dinámica actuaban como elemento de seguimiento y apoyo de las anteriormente denominadas eruditas. Estaríamos, por tanto, hablando de posicionamientos que ratificaban y reforzaban los desarrollados por la dinámica racional-formal. Es decir, aprobaban y daban soporte a los primeros mediante el recurso de la experiencia, que podía ser propia o de otra persona conocida. No todos los mensajes de esta categoría deseaban sentar las condiciones de posibilidad para un futuro diálogo, habitualmente su interés era meramente secundar otras intervenciones.  Esta dimensión era sustentada básicamente por mujeres. El estilo comunicacional utilizado estaba completamente impregnado de señales emocionales, de indicadores que implican de forma completa a la persona enunciadora en aquello que se explica o describe. Los hechos tenían sentido en función de cómo la persona los vivió en su momento y en cómo los vivía en el presente. No estaríamos hablando de la historia como legitimadora de la verdad de los hechos, sino de una legitimación del discurso a partir de experiencias y narraciones en clave personal.  Ambas dinámicas, la racional-formal y la experiencial-espontánea daban forma al posicionamiento de acción social. Este posicionamiento construyó el foro, por momentos, como un espacio de reivindicación de justicia social, de queja y de protesta, lo de menos era el contenido, lo importante era la objeción. En estos días, resultaba extremadamente fácil para los y las participantes aglutinarse en un único frente, el frente de denuncia y reivindicación. Eran momentos de fuerte cohesión entre los diferentes miembros y de reforzamiento y consolidación de los vínculos que unían a los integrantes más activos del grupo. Pero hombres y mujeres lo llevaron a cabo de forma distinta con efectos claros sobre el prestigio de quien lo sustentaba, como comentaremos a continuación.   Comentarios finales  Las dinámicas interactivas de género que se produjeron en el periodo estudiado en el foro de Humanidades y de Filología se caracterizaron básicamente por su dinamismo y variabilidad. Los y las participantes del foro podían desarrollar diferentes posiciones de sujeto e incluso contradictorias entre sí. Esto apoya nuestra concepción de feminidad y masculinidad como algo plural, heterogéneo, múltiple y como espacio de cambio y fluctuación.   En el foro estudiado resultaba imposible mantener estable en el tiempo cualquier tipo de expectativa global con relación a los posicionamientos que iban surgiendo. Como acabamos de mostrar, éstos se transformaban, desaparecían, evolucionaban, se transfiguraban. Es decir, los posicionamientos emergían como productos inacabados, y sobre todo, como elementos inmanentes a las interacciones locales. En este sentido, ya anunciamos que la noción de rol perdía todo su sentido para el estudio de espacios sociales electrónicos como es un foro virtual.  
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.