I Congreso on line del Observatorio para la CiberSociedad '" Cultura ...

De
Publicado por

CULTURA & POLÍTICA @ CIBERESPACIO. 1er Congreso ONLINE del Observatorio para la. CiberSociedad. Comunicaciones – Grupo 22. Tecnologías de la ...

Publicado el : lunes, 16 de abril de 2012
Lectura(s) : 13
Número de páginas: 8
Ver más Ver menos
CULTURA & POLÍTICA @ CIBERESPACIO
1er Congreso ONLINE del Observatorio para la
CiberSociedad
Comunicaciones – Grupo 22
Tecnologías de la información y las
Comunicaciones: Percepción geográfica,
desarrollo e integración territorial
Coordinación: Djamel Toudert y Gustavo D. Buzai
(
toudert@faro.ens.uabc.mx
)
http://cibersociedad.rediris.es/congreso
Las nuevas tecnologías de información y
comunicación y las transformaciones territoriales en
la ciudad de Mar del Plata.
(Provincia de Bs. As., Argentina )
Ms.Cs.Riviere, Isabel María
El territorio y las nuevas formas culturales
Considerando al espacio como algo dinámico que reúne materialidad y acción
humana, el estudio de las infraestructuras vinculadas con las nuevas formas de
comunicación e información permite la caracterización tanto de ellas como del
uso del suelo.
La actual organización del espacio se comprende a través del análisis de las
construcciones territoriales y de los factores tecnológicos, políticos e ideológicos
que la modelan. Este es un proceso sometido a cambios con ritmos muy rápidos
resultado de los diferentes haces de relaciones sociales, culturales y económicas
donde las técnicas de comunicación y simulación digital representan una nueva
etapa en el empeño del ser humano por superar los límites que le imponen el
tiempo y el espacio. ( LEVIS , 1999,10-11).
Pese a los enormes progresos del siglo XX, el mundo de la actualidad hace frente a
un retraso enorme de privación y desigualdad que deja disparidades inmensas
dentro de los países , las regiones y localidades.
El lanzamiento de la Worla Wide Web ( la tela, un conjunto de redes a escala
mundial) en la Internet en 1990, seguida de la distribución gratuita de Netscape en
1994 ,de programas que permiten consultar la Web, convirtieron una tecnología
establecida para las comunidades científicas, pero escasamente conocida, en una
red de fácil uso para las personas. Esto no sólo provocó un acceso mucho más
amplio a menor costo, también introdujo toda una estructura nueva de
comunicación, permitiendo la transferencia simultánea de información en palabras,
números e imágenes a lugares situados en
t
o
d
o
e
l
m
u
n
d
o
.
A
d
e
m
á
s
r
e
d
u
j
o
e
l
mundo de las comunicaciones, haciendo posible la interacción a distancia en tiempo
real.
Estos cambios aceleraron el ritmo de la mundialización y profundizaron la
interacción entre los pueblos. Han definido además el carácter de la integración
mundial, haciendo surgir nuevos mercados, nuevos actores, nuevas normas y
nuevos instrumentos de comunicación e información más rápidos y más baratos. (
Internet, máquinas de fax, teléfonos celulares, correo electrónico, transporte aéreo
más rápido).
La realidad material
de las redes
puede considerarse como "toda
infraestructura que permite el transporte de materia, de energía o de información y
que se inscribe en un territorio, sin embargo la red es también social y política,
por las personas, mensajes y valores que la frecuentan. Es una construcción
deliberada del espacio como medio de vida, dispuesto a responder a los estímulos
de la producción en todas sus formas materiales e inmateriales, son un soporte de
lo cotidiano". (SANTOS, 2000,222).
Si bien la integración mundial sigue adelante a velocidad vertiginosa y con
un alcance sorprendente, el proceso es desigual y desequilibrado, con participación
diferente de países y pueblos en las oportunidades de integración en la
mundialización, en la economía, en la tecnología, en la difusión mundial de culturas.
La reducción del espacio, el tiempo y las fronteras pueden estar creando una aldea
global, pero no todos pueden ser ciudadanos. Depende de quienes se trate.
Los contactos entre los pueblos y sus culturas, sus ideas, sus valores, sus modos de
vida han estado aumentando y profundizándose de manera que no tiene
precedentes.
Hoy los objetos culturales tienden a convertirse cada vez más en técnicos y
específicos, y se fabrican y localizan deliberadamente para responder mejor a los
objetivos previamente establecidos.
Convertidos en objetos geográficos, los objetos técnicos son tanto más eficaces
cuanto más se adaptan a las acciones previstas, ya sean económicas, políticas o
culturales.
La instantaneidad de la información globalizada aproxima lugares, hace
posible una toma de conocimiento inmediata de los acontecimientos simultáneos y
crea entre lugares y acontecimientos una relación unitaria a escala mundial.
Estos espacios
responden fundamentalmente a los intereses de los actores
hegemónicos de la economía y de la sociedad y son, de esta manera, incorporados
plenamente a la corriente de globalización, y los vehículos de este comercio de
bienes culturales son las nuevas tecnologías.
La tecnología de comunicaciones por satélite a partir de mediados del
decenio de 1980 dio lugar a que surgiera un nuevo medio, poderoso, con un
alcance mundial : las redes de medios de información.
El desarrollo de la Internet también está difundiendo la cultura de todo el
mundo, por una infraestructura de telecomunicaciones ampliada de fibra óptica y
antenas parabólicas. Sin embargo sigue abierto el debate entre los antropólogos
acerca de si existe una homogeneización cultural; si bien algunos sostienen que la
mundialización es un proceso ideológico que impone una cultura mundial, otros
sostienen que si bien los productos culturales fluyen por todo el mundo, la gente los
recibe y utiliza de manera diferente.
La realidad actual trae no sólo integración sino además fragmentación,
dividiendo a las comunidades, las naciones y las regiones entre los que están
integrados y los que están excluidos.
Como una manera de evaluar
esta situación
el Informe de Desarrollo
Humano 2001 elaborado por Naciones Unidas , presenta el Indice de Adelanto
Tecnológico (IAT), en él se trata de reflejar en qué medida un país está creando y
difundiendo la tecnología y construyendo una base de conocimientos humanos y ,
por ende, su capacidad para tomar parte en las innovaciones tecnológicas de la era
de las redes.
El I.A.T se centra en cuatro dimensiones de la capacidad tecnológica :
-
Creación de la tecnología
: comprende las patentes concedidas a
residentes por millón de personas y el ingreso recibido en dólares en el
país por concepto de regalías y licencias.
-
Difusión de las innovaciones recientes
: que incluye número de personas
anfitriones en la Internet y el
% del total de exportaciones
correspondientes a productos de tecnología.
-
Difusión de antiguas innovaciones
:
toma en cuenta cantidad de
teléfonos fijos y celulares cada mil personas y el consumo de electricidad
en kilovatios - hora per cápita.
-
Conocimientos
especializados
: considera el promedio de años de
escolarización (15 años y más ) y la tasa bruta de matriculación terciaria
en ciencias, en
porcentajes.
Los resultados muestran un mapa con
grandes disparidades
y cuatro
grupos de países en el que los valores del Indice de Adelanto Tecnológico oscilan
entre 0,744 en el caso de Finlandia y 0,066 en el caso de Mozambique.
Los países pueden considerarse líderes, líderes potenciales, seguidores
dinámicos o marginales: los primeros se encuentran a la vanguardia de la
innovación tecnológica y registran grandes logros; los segundos si bien han
invertido altos niveles de conocimiento, realizan pocas innovaciones; los seguidores
dinámicos hacen uso de la nueva tecnología cuentan con importantes industrias y
centros de alta tecnología, pero la difusión de viejas invenciones es lenta y
deficiente. Por último los marginados son países con escasa difusión en tecnología
y creación de conocimientos especializados.
Esta situación mundial demuestra como los
espacios de la globalización
presentan diferentes cargas de contenido técnico, contenido informacional y
contenido comunicacional.
Si bien Argentina se encuentra entre los líderes potenciales con un IAT de 0,38
puntos ocupando el puesto 34 en el ranking mundial, si se desagregara por
provincias, dentro del país se encontrarían notorias disparidades.
Mar del Plata y sus transformaciones
Mar del Plata se ubica en el séptimo lugar por su tamaño poblacional dentro
de los principales centros urbanos argentinos, con aproximadamente 600.000
habitantes. Una ciudad con importante disparidad y fragmentación territorial como
consecuencia de los procesos socio- económicos de las últimas décadas.
Para comprender
la evolución de las transformaciones culturales a nivel local ,
resulta de interés
analizar cómo
los recientes procesos se plasman en
configuraciones socio- territoriales que muestran la relación entre la distribución de
las infraestructuras de las nuevas tecnologías de información y comunicación y los
niveles socio - económicos y educativos de la población.
En el presente trabajo se estudian las
manifestaciones
territoriales
asociadas con la incorporación y difusión de las nuevas tecnologías y aspectos
referidos a algunos nuevos comportamientos de la población con respecto al uso de
las infraestructuras ligadas a la comunicación e información.
Las ciudades no sólo son un fenómeno físico un modo de ocupar el espacio,
de aglomerarse, sino una densa red simbólica en permanente construcción y
expansión, son lugares donde ocurren procesos que expresan la dimensión cultural,
es la ciudad vivida y construida por aquellos que la habitan. ( SILVA ,1995 , 96 ).
En la década de los noventa en Mar del Plata se da una muy rápida
expansión de la televisión por cable y amplia difusión de emisoras radiales, proceso
caracterizado por la concentración de grupos empresarios multimedios poseedores
de diario, televisión por cable y radios de amplitud y frecuencia modulada .
Hacia fines de los noventa comienza a expandirse el uso de Internet, ya sea
en el ámbito hogareño privado, o en lugares públicos como locutorios u otros de
una particular idiosincrasia: "los cibercafés". Estos sitios se constituirán con el
tiempo en los nuevos símbolos de las transformaciones culturales
y sus
manifestaciones espaciales.
A fin de comprender y relacionar la incorporación de estas nuevas pautas
culturales con los aspectos socio -territoriales, son importantes los aporte del Grupo
de investigación Calidad de Vida sobre las condiciones de vida de la población y su
distribución espacial en
la ciudad. Muestra la distinción en tres escenarios
geográficos: periferia, centro y área costera asociados con los diferentes grupos
sociales. ( Véase mapa)
Los segmentos sociales considerados de baja y precaria integración se
encuentran ubicados en los bordes del ejido urbano oeste y
sudoeste
y se
caracterizan por la insatisfacción de sus necesidades básicas, unido a
bajos
ingresos, un gran número de miembros, generalmente niños y adolescentes, una
fuerte y cuasi crónica desocupación, muy bajos niveles educativos en el hogar, que
afectan incluso los niveles de rendimiento escolar de la población entre los 6 y los
14 años de edad.
Las ocupaciones del jefe de hogar
son esporádicas (
changuistas) en la construcción, los servicios personales, y la actividad estacional
de la industria pesquera, con ingresos inseguros y variables.
Algunas unidades domésticas efectúan determinadas tareas consideradas
"culturalmente" marginales (prostitución, tráfico, mendicidad, etc.) lo que les
permite la sobrevivencia en condiciones inestables y paupérrimas.
Una característica destacable es la alta dependencia de las políticas
asistenciales del sector público (entrega de alimentos, subsidios de desempleo,
etc.).
También en estos sectores periféricos
construyen sus viviendas hogares
de tamaño medio, con fuerte hacinamiento, trabajo informal y de baja calificación
para sus miembros activos, con un significativo aporte laboral femenino. Aunque no
tiene niveles tan significativos de desocupación - como los anteriores- señalan un
fuerte componente de subempleo ,también una baja calificación laboral de los
trabajadores activos, niveles de ingresos medios y bajos niveles de educación
formal. Este tipo de hogares mezclan un conjunto heterogéneo de lo que algunos
autores llaman "pobres emergentes" , sectores de clase media en proceso de
descenso social.
En el área central de la ciudad se observa la coexistencia simultánea de
hogares de media integración social de gran heterogeneidad, cuyos
miembros
activos pertenecen al sector público
"no estratégico", (administración pública
municipal, educación, salud, etc.) y al sector competitivo de la economía de "menor
privilegio". Hay una cantidad importante de hogares en situación de vulnerabilidad
de ingresos y aún bajo la línea de pobreza, siendo muy característicos de este tipo
los bajos ingresos y la inestabilidad de los mismos. Los miembros activos se
caracterizan por una calificación media (operativa), hay una alta participación
femenina en el mercado ocupacional y una proporción de miembros de las unidades
domésticas jubilados o pensionados por encima de la media de la ciudad.
El nivel educacional de los hogares puede caracterizarse como medio, y
paradójicamente es un sector con altos índices de desempleo.
Entre ellos se encuentran una alta proporción de jubilados y pensionados,
trabajadores con calificación operativa, y un conjunto (no mayoritario) de
trabajadores por cuenta propia con baja calificación laboral, y asalariados en
sectores "informales" lo que hace que tengan
insuficiente capacidad de generar
ingresos.
También hay hogares con ingresos corrientes notoriamente bajos (bajo línea
de pobreza), cuyos miembros activos son fundamentalmente cuentapropistas y sin
calificación. Son hogares integrados por gran número de miembros y con muy
bajos niveles de cobertura social.
En la proximidad de la costa y en áreas con espacios verdes se encuentran
los hogares pertenecientes a segmentos de alta integración social, con miembros
activos empleados en el sector monopólico de la economía, el sector estatal
"estratégico" y la parte "más privilegiada" del sector de economía competitiva.
En ellos está "garantizada la reproducción social" vía estos altos ingresos, o
regulaciones especiales que les permiten la recepción directa o indirecta de
transferencias de fondos públicos para un acceso prácticamente sin impedimentos a
la oferta de bienes y servicios. Los miembros activos son de alta calificación y en
las unidades domésticas predomina un alto nivel educacional.
El análisis anterior muestra una importante fragmentación socio- territorial que
tiende a reforzarse con la distribución
de infraestructuras relacionadas con los
servicios de telecomunicaciones
estableciendo
jerarquías entre las distintas
zonas de la ciudad y que le otorgan un nuevo aspecto de lo social.
Para el análisis del comportamiento de la población con respecto a la
utilización de las nuevas tecnologías de comunicación e información y las
correspondientes configuraciones territoriales, en este trabajo se han seleccionado
los ciber-cafés, ya que ellos constituyen ámbitos con particulares características y
que expresan los actuales cambios en las formas de interrelación personal.
En la ciudad se observa una
progresiva expansión de estos lugares
caracterizados por una singular fisonomía de música,
y conexión virtual ,
constituyendo " enclaves " territoriales concretos , frecuentados por personas de
diferentes edades y características socio -culturales
que escapan a la realidad
inmediata y se conectan en dimensión espacio más allá del lugar real.
A medida que los usuarios comienzan a establecer relaciones con amigos o
familiares que también acceden al correo electrónico dentro o fuera del país, el e-
mail pasa a ser importante en sus comunicaciones. La posibilidad de establecer
contactos interpersonales con una frecuencia antes no experimentada, enviar un
mensaje y recibir rápidamente respuesta contribuye a la magia de la comunicación
que se le otorga a Internet. De ello surge la percepción de que las distancias se
acortan y los tiempos se desvanecen en el mundo de las redes globales.
En el actual proceso de profundización de la crisis económica nacional la
ciudad de Mar del Plata es una de las más afectada, con un elevado porcentaje de
desempleo (22,8 % )que afecta a todos los grupos sociales y son especialmente
los jóvenes que al no ver horizontes
de integración en el mercado de trabajo
deciden emigran hacia el exterior.
Esta situación particular ocasiona que muchos de los locutorios con acceso
a Internet y los cibercafés sean frecuentados por adultos, por lo general familiares
directos de quienes están a miles de kilómetros y
que encuentran en los e-mail el
medio de comunicación más directo y de menor costo. Otra modalidad incluida en
la actualidad es la teleconferencia y el acceso a la implementación de la cámara de
video, medio que ayuda a experimentar vivencias, sentimientos y realidades que
superan la dimensión del espacio cotidiano.
La
distribución
geográfica
de
los
ciber-cafés,
considerados
como
infraestructuras
que transportan
energía e información y que originan redes
sociales , muestran una importante concentración
en el centro de la ciudad ,
destacándose algunas arterias como : Rivadavia, Santiago del Estero, Santa Fe,
Mitre y La Rioja. Otros se encuentran ubicados en sitios puntuales, alejados de esta
zona pero de fácil acceso, como en la intersección de las avenidas de importante
circulación : Pedro Luro y Champagnat y sobre la avenida Constitución. Este
último pertenece a la Cooperativa Telefónica Carlos Tejedor de provisión de
Servicios Públicos, Vivienda y Consumo Ltda. También en otra arteria comercial , la
calle Guemes , frecuentada por población
residente y por turistas de alto nivel
adquisitivo . ( veáse mapa ).
En los últimos meses se ha observado una importante expansión de estos
enclaves informáticos cuya localización
refuerza la ya existente concentración
territorial en el área centro de la ciudad, pasando a constituir nuevos elementos
representativos de los acelerados procesos culturales de fin de siglo e inicio del
nuevo milenio.
Vemos como la dinámica de los espacios
supone una adaptación
permanente de las formas y los objetos técnicos requeridos, ya que las culturas se
encuentran
sometidas
a
intensivos
procesos
de
desestructuración
y
reestructuración sobre nuevas bases que involucran valores, memorias, saberes,
conceptos, imaginarios , cuyas derivaciones son imprevisibles y provocan
tensión
entre el espacio global y local. (Murciano ,1999, 221).
La ciudad refleja las disímiles situaciones socio-económicas en que vive la
población marplatense, y a su vez el análisis de las transformaciones culturales
con respecto a los recientes modos de comunicación
y las correspondientes
infraestructuras constituyen un nuevo elemento que refuerzan
las ya existentes
diferencias entre quienes están o no incluidos en estos procesos dinámicos.
A modo de reflexión
Estamos ante un proceso donde la ciudad se constituye en una multiplicidad de
miradas y realidades
socio- culturales diferentes que imprimen su huella en el
territorio y en las prácticas de quienes los habitan. (Portal, M. 1999, 114)
La creación, desarrollo y difusión de las nuevas tecnologías conlleva
procesos de concentración en la instalación de infraestructura urbana para el uso
intensivo de servicios de telecomunicación e información, crea sitios particulares
de densidad informacional - tecnológica y establece diferencias entre las zonas de
la ciudad , otorgándole un aspecto nuevo de lo socio-cultural.
El gran cambio radica en que las categorías tiempo y espacio con las que
percibimos el mundo y está en la base de
la construcción de los imaginarios
colectivos e identidades, son modificadas en la imagen digital. Para otorgarle
resignificación a estas dimensiones es clave el papel del espacio local, un desafío
importante que le dará una forma particular a la visibilidad de las culturas.
Mar del Plata, con sus múltiples facetas culturales, reflejo de la diversidad de
quienes la habitan muestra en los últimos tiempos una acelerada transformación
en los usos de suelo. Pequeños locales destinados a la instalación de
infraestructuras de las nuevas tecnologías de información y comunicación
localizados preferentemente en el área central de la ciudad, se convierten
en
espacios reales de las actuales transformaciones culturales de comunicación
afectiva, del fortalecimiento de vínculos sociales y de acceso a la información.
BIBLIOGRAFIA
BAYARDO,R.LACARRIEU,M.(compiladores)
1999La
dinámica
global/local.
BuenoAires,Ediciones Ciccus La Crujía.
BORJA, J, CASTELLS, M. 1998. Local y global. La gestión de las ciudades en la era
de la información. Madrid,, Taurus,
FINQUELIEVICH, S.( compiladora). 2000. Ciudadanos a la Red. Buenos Aires.
,Ediciones Ciccus la Crujía.
GARCIA CANCLINI, N. 1997. Imaginarios urbanos. Serie Aniversario.Buenos Aires
,EUDEBA.
GRUPO DE INVESTIGACION CALIDAD DE VIDA. 1998.Facultad de Humanidades.
Calidad de Vida: condiciones básicas de vida, empleo y migraciones en el partido de
General Pueyrredón. Cuarta Etapa.Informe Final. Inédito. Universidad Nacional de
Mar del Plata.(Argentina).
LEVIS, D. 1999. La pantalla ubicua. Buenos Aires,Ediciones Ciccus la Crujía.
MURCIANO, M.
1992. Estructura y dinámica de la comunicación internacional.
Barcelona, Bosch.
NACIONES UNIDAS , 2001. Informe de Desarrollo Humano 2001.Méjico.,Mundi
Prensa Libros, S.A.
PORTAL, M. A. 1999 La multiculturalidad urbana en Méjico o las diversas formas de
apropiarse de la ciudad. En Bayardo, R. Y Lacarrieu M. (compiladores ) La dinámica
global/local. Buenos Aires, Ediciones Ciccus La Crujía.
SANTOS, M., 2000. La naturaleza del espacio. Barcelona ,Editorial Ariel S.A.
SANTOS, M. , 1996. Metamorfosis del espacio habitado. Barcelona , Oikos-Tau.
SILVA, A.,1995.
Los imaginarios urbanos en América Latina. En Territorios do
cotidiano Zilá Mesquita Carlos Rodrigues Brandao (organizadores). Porto Alegre.
Editora Da Universidade,
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.