Untitled - Observatorio de la Cooperación Internacional para el ...

7a. Expo Forestal. Del 24 al 26 de septiembre de 2009. Centro Banamex, Ciudad de México. Mayores informes: Conafor. Patricia Ovalle Mercado. Tel.

Publicado el : martes, 03 de abril de 2012
Lectura(s) : 135
Número de páginas: 113
Ver más Ver menos
7a. Expo Forestal Del 24 al 26 de septiembre de 2009 Centro Banamex, Ciudad de México Mayores informes: C . Patricia Ovalle Mercado Tel. (33) 3777 7000 ext. 1071. Correo electrónico: povalle@conafor.gob.mx noraf Investigación AmbientaL Ciencia y política pública Publicación semestral Año 1 • Número 1 • 2009 Enero-junio ISSN en trámite C d C : Fedro Carlos Guillén e C C : Arturo Sánchez y Gándara y G B C C V Marina Robles Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental, Coordinador editorial: Raúl Marcó del Pont Lalli UNAM e C P : Susana Escobar Maravillase e C d P : Álvaro Figueroa San Diego Natural History Museum a G P P Instituto de Ecología, Xalapa Certificado de licitud de título: en trámite e P V C Certificado de licitud de contenido: en trámite Consultor Certificado de reserva de los derechos al uso exclusivo G B q t del título y del contenido: en trámite Ecosecurities Derechos reservados: S -INE. s G r l Esta edición consta de 500 ejemplares Fundación Packard Para mayores informes: Instituto Nacional de Ecología. e V G Tel.: (55) 56 28 06 00 ext. 13276, fax: (55) 54 24 52 41.UNAM e C a C C . Educación Ambiental e V G . Economía ambiental i e P . Ordenamiento ecológico, manejo de recursos, medio ambiente, impacto ambiental C C n V . Residuos sólidos r d . Conservación dr. V C m G . Cambio climático añ a tor i zior odlf a a de otirsna ritsna jeel s laena a e duaro tsialo ia li idaso oas oistedr a e duaro ujan sey io er enmart ore al de uadri riel a io en ro nrique a om ómze turo otrad de iseño aurr z xequiel internte aar ión di erdinl o o aroed os ni té ditorse tor ire tdroeial sonje Investigación AmbientaL Instituto Nacional de Ecología • volumen 1 enero-junio de 2009 • publicación semestral P C 5 i V G C Implicaciones del cambio de uso de suelo en la biodiversidad 6 de los matorrales xerófilos: un enfoque multiescalar Laura Arriaga Diversidad florística de las selvas húmedas en paisajes antropizados 17 Rodolfo Dirzo, Armando Aguirre y Juan Carlos López La evaluación de los cambios de cobertura/uso del suelo en la República Mexicana 23 Jean-François Mas, Alejandro Velázquez y Stéphane Couturier Tendencias y proyecciones del uso del suelo y la diversidad florística en Los Altos de Chiapas, 40 México Mario González-Espinosa, Neptalí Ramírez-Marcial, Luis Galindo-Jaimes, Angélica Camacho-Cruz, Duncan Golicher, Luis Cayuela y José María Rey-Benayas Cobertura vegetal y marginación en la costa mexicana 54 Georges Seingier , Ileana Espejel y José Luis Fermán Almada Contribución al análisis del cambio de uso del suelo y vegetación 70 (1978-2000) en la Península de Baja California, México Fernando Antonio Rosete Vergés, José Luís Pérez Damián y Gerardo Bocco óin a siet n óni nserat e La conservación y una nueva visión del territorio 83 Gabriel Quadri de la Torre La guerra del agua en Cochabamba: un caso de palabras que hablan mal 91 Juan Barrera d V G C Libertad y responsabilidad en la divulgación de problemas ambientales 101 Ana María Sánchez Mora C C B Sobre el tamaño correcto 107 J.B.S. Haldane r Colpaso 111 saeñ enit am medio led so lisá inó a lu i ansoy Presentación Desde su nacimiento hace un poco más de tres lustros, el Instituto Nacional de Ecología se ha constituido como una institución fundamental en la vida pública nacional, seña- ladamente en la construcción de los instrumentos más importantes de la política am- biental y en una segunda etapa como una de las entidades que realizan investigación de vanguardia en diversas materias con el fin de apuntalar las decisiones de política pública dotándolas de un andamiaje técnico y científico. Varias son las razones que pueden explicar esta consolidación institucional; la dis- cusión de agendas de trabajo pertinentes, el carácter profesionalizado del personal que ha laborado en el Instituto y el aterrizaje operativo de propuestas que hoy son una rea- lidad como la estrategia de áreas protegidas, la manifestación de impacto ambiental o las unidades de manejo y aprovechamiento de la vida silvestre, entre otras. Un lugar particularmente importante en estas tareas se ha basado en un muy vigoroso programa de publicaciones. El Instituto Nacional de Ecología ha puesto al alcance del público inte- resado cientos de textos que dan cuenta de experiencias exitosas, problemas ambienta- les, así como información necesaria para la toma de decisiones. La Gaceta ecológica, que se ha producido a lo largo de dieciocho años, se convirtió en un documento de consulta imprescindible. Como parte de un proceso de evolución y transición natural, el Instituto Nacional de Ecología ha tomado la decisión de transformar la publicación de la Gaceta ecológica y dar cabida a un nuevo proyecto: la revista Investigación Ambiental, un esfuerzo inédito que esperamos cumpla a cabalidad su propósito. La revista ha sido diseñada para dar cabida a los estudios y trabajos de investigación en materia ambiental producidos por la comunidad científica nacional e internacional, cuenta en su comité editorial con perso- nalidades imprescindibles en la materia y con un cuerpo de editores asociados y árbitros que, sin lugar a duda, representan un grupo experto que garantizará la calidad de este proyecto. No hemos querido excluir dentro del potencial público lector a otros sectores intere- sados, es por ello que la revista contará con una sección de ensayo, otra de divulgación, así como reseñas de materiales que consideramos podrán ser de interés general. Invitamos pues a todos ustedes para que se acerquen a nuestra revista y la hagan suya. Confiamos en que este esfuerzo podrá dar dividendos que contribuyan a incremen- tar los canales de difusión de lo que se investiga y propicien un debate tan necesario para que nuestro país cumpla con las imprescindibles metas ambientales que se ha fijado. Implicaciones del cambio de uso de suelo en la biodiversidad de los matorrales xerófilos: un enfoque multiescalar 1Laura Arriaga Resumen Abstract En este trabajo se presentan las tendencias generales General trends of biodiversity loss, fragmentation, and de los ecosistemas áridos y semiáridos del norte del loss of natural habitats for arid and semiarid ecosystems país con relación a su conocimiento botánico, pérdida in northern Mexico are presented in this work. Analyses de hábitat natural y fragmentación, utilizando para ello were done based in field inventories of vascular plants los inventarios botánicos obtenidos para un periodo de for a time interval of 171 years. Sampling efforts were 171 años relacionándolos espacialmente con las clases spatially correlated with INEGI´s land use and vegeta- de uso de suelo y vegetación definidas por INEGI. En tion classes. At another spatial scale, land degradation otra escala de análisis, se presenta el cambio de uso was analyzed for the desert scrubs of the Cape Region del suelo para los matorrales de la Región del Cabo de in Baja California Sur for a time interval comprised bet- Baja California Sur, mediante un análisis sobre las áreas ween 1993 and 2001. Results showed that the major degradadas obtenidas para el periodo 1993-2001. Se land use changes for were due to an increase in human presenta la magnitud de los cambios de uso de suelo settlements, land conversion to agriculture and cattle debido al incremento de asentamientos humanos, la raising activities, and to an increase in rural roads cons- conversión agropecuaria y el incremento de las vías de truction. Ecological consequences of land use changes comunicación rurales; asimismo se discuten las conse- in biodiversity and ecosystems processes are discussed cuencias ecológicas de la pérdida de cobertura vegetal for these coastal desert scrubs. en la biodiversidad y en los procesos ecosistémicos aso- ciados a estos desiertos costeros. Palabras clave Keywords Áreas degradadas, conocimiento botánico, fragmenta- Degradated areas, botanical knowledge, fragmenta- ción, matorral xerófilo, pérdida de biodiversidad, zonas tion, biodiversity loss, arid and semiarid regions. áridas y semiáridas. 1 Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste. Mar Bermejo No. 195, Col. Playa Palo de Santa Rita. La Paz, Baja California Sur. 23090, México larriaga04@cibnor. mx. 66 Recibido: 29 de septiembre de 2008 Aceptado: 27 de enero de 2009 Investigación ambiental 2009 • 1 (1): 6-16 InTrOduCCIón los principales cambios de uso del suelo en la región y las consecuencias ecológicas de la pérdida de cobertura Los desiertos de la región Neártica se encuentran en su vegetal. mayoría en México y en el sur de Estados Unidos cu- 2briendo aproximadamente 1.7 millones de km aunque TEndEnCIAS gEnErALES dE LOS solamente 19% tiene alguna categoría de protección ECOSISTEMAS árIdOS dEL PAíS (Navone y Abraham 2006). A pesar de esta gran exten- sión territorial, las zonas desérticas año con año se ven Conocimiento botánico seriamente afectadas por cambios en el uso del suelo, los cuales son el resultado de actividades humanas tales Tradicionalmente se ha considerado que los inventarios como el desarrollo de vías de comunicación y la expan- biológicos, a través de la colecta de especímenes cura- sión urbana, agrícola, ganadera, minera y turística. Estos toriales, son la forma más generalizada para documentar cambios en el uso del suelo irrumpen el ambiente físico la diversidad de especies. Los herbarios albergan infor- y biológico, erosionando el suelo, modificando el hábitat, mación curatorial sobre extensas áreas geográficas que las interacciones biológicas de sus poblaciones silvestres, son de gran utilidad para describir floras regionales y para el comportamiento animal y los procesos ecosistémicos; documentar patrones biogeográficos; sin embargo, a pe- asimismo, aceleran la introducción de especies invasoras sar de que los inventarios son el primer paso para evaluar e incrementan la fragmentación de zonas silvestres en las la biodiversidad y se utilizan en muchos otros estudios áreas cercanas a caminos y desarrollos rurales y urbanos sobre conservación, raramente se pueden encontrar in- (Trombulak y Frissell 2000, Nellemann 2001, Arriaga et ventarios florísticos completos. En México, los botánicos al. 2004). han realizado inventarios biológicos por casi dos siglos, Algunos autores (Potting y Bakes 2004) han mo- aunque los esfuerzos de colecta han sido muy heterogé- delado la tasa de pérdida de los desiertos a nivel global neos y sesgados (Arriaga et al. 2005). Un ejemplo de utilizando para ello los escenarios incluidos en el Reporte ello son los inventarios de campo realizados por los botá- Especial sobre Emisiones del Panel Intergubernamental nicos en la porción árida y semiárida del norte de México, sobre Cambio Climático (IPCC 2000). De acuerdo con algunos de éstos documentados en las bases de datos el escenario SRES A2, estos autores estiman que las taxonómicas del Sistema Nacional de Información sobre áreas silvestres desérticas registradas a nivel global para Biodiversidad (www.conabio.gob.mx), cuya representa- el 2005 disminuirán del 59% a una cobertura por deba- tividad a nivel estatal resulta aún muy pobre (Fig. 1). La jo del 31% para el 2050 y consideran que estas pérdi- mayor densidad de ejemplares de herbario está documen- das afectarán las áreas más productivas ubicadas en los tada para las dicotiledóneas de los estados de Querétaro, márgenes de las zonas desérticas, en tanto que las áreas Hidalgo y Guanajuato, aunque los esfuerzos de colecta silvestres que permanecerán serán las áreas estériles con no necesariamente son suficientes; en tanto que para los menor biodiversidad, en donde no se pueden establecer estados de Sonora, Chihuahua, Coahuila y Zacatecas las asentamientos humanos o en donde no es posible el de- colectas registradas son aún más incipientes e incomple- sarrollo (Potting y Bakes 2004). Ante este panorama tas. En virtud de que los esfuerzos de colecta no han sido las zonas áridas y semiáridas de México no se excluyen, ni extensivos ni intensivos en esta región mexicana (Fig. al contrario, están sujetas a las mismas amenazas que el 1), son pocas las interpretaciones e inferencias que se resto de las áreas del mundo con la desventaja a nivel na- pueden hacer acerca de la riqueza de especies y su distri- cional que su biodiversidad y sus procesos ecosistémicos bución, así como de los patrones de biodiversidad. están pobremente estudiados o simplemente se desco- nocen para algunas regiones del país. Cambios de uso del suelo y pérdida de biodiversidad En este trabajo se presentan las tendencias generales A nivel global el cambio de uso de suelo es una de las de los ecosistemas áridos del norte del país, con relación mayores amenazas a la biodiversidad. El análisis sobre a su conocimiento botánico, pérdida de hábitat natural los inventarios botánicos presentado en la sección an-y fragmentación. En otra escala de análisis se presen- terior ilustra este hecho a una escala nacional para las ta el cambio de uso del suelo para la Región del Cabo zonas áridas y semiáridas del norte de México (Fig. 2). para el periodo 1993-2001 y se discute cuáles han sido Cambio de uso del suelo y pérdida de diversidad en matorrales 7 Sección: Investigación Figura 1. Densidad de especímenes botánicos colectados en las zonas áridas y semiáridas del norte de México para un período de 171 años (1827-1998); incluye 96,302 registros para 10,772 especies, de acuerdo con las bases de datos taxonómicas compiladas en el Sistema Nacional de Información sobre Biodiversidad (www.conabio.gob.mx) Figura 2. Riqueza de especies por categorías de uso del suelo y tipos de vegetación de acuerdo con INEGI. Solamente se consideraron las clases que presentaron más de 100 especímenes botánicos en las zonas áridas y semiáridas del norte de México para un periodo de 171 años (1827-1998) de acuerdo con las bases de datos taxonómicas compiladas en el Sistema Nacional de Información sobre Biodiversidad (www.conabio.gob.mx) 8 Laura Arriaga Investigación ambiental 2009 • 1 (1): 6-16 Al agrupar estos registros curatoriales por tipos de ve- matorral espinoso tamaulipeco, mezquital, matorral getación lo que se observa es que la mayor riqueza de crasicaule, sarcocrasicaule, matorral desértico micró- plantas vasculares se registra actualmente en hábitat filo, matorral subtropical, matorral-huizachal, vegeta- perturbados, incluyendo áreas de agricultura de tempo- ción de dunas, matorral submontano, matorral rosetó- ral (3979 especies), áreas urbanas (3100 especies), filo costero, chaparral y matorral desértico rosetófilo. agricultura de riego (2476 especies), pastizales induci- Se identificaron todos los fragmentos con estos tipos dos (1661 especies) y cultivados (787 especies), de lo de vegetación y se obtuvo la relación perímetro/área que se deduce que gran parte de estos registros conte- para cada fragmento, posteriormente se comparó el nidos en las bases de datos de los herbarios son históri- porcentaje de fragmentos por categorías de tamaño cos, ya que fueron colectados en áreas que actualmente específicas entre uno y otro mapa para obtener la pér- están cubiertas por hábitat perturbados y en donde gran dida de fragmentos entre ambos mapas (Fig. 3). Las parte de esta biodiversidad ya se ha perdido (Fig. 2). mayores pérdidas de fragmentos durante ese periodo Las clases con vegetación natural que registran mayor se presentaron en las mayores clases de tamaño; prác- riqueza de especies son los bosques de encino (2522 ticamente todos los fragmentos de las clases de 100, especies), selva baja caducifolia (2405 especies), bos- 300 y 600 m/ha se perdieron. La mayor cantidad de que de pino (1988 especies), bosque de pino-encino fragmentos remanentes se registró en las clases pe- (1924 especies), matorral submontano (1824 espe- queñas, particularmente en las comprendidas entre 5 y cies), chaparral (1562 especies) y matorral desértico 25 m/ha (Fig. 3). Esto quiere decir que se están per- micrófilo (1525 especies). Otros tipos de vegetación diendo las áreas silvestres de mayor extensión y que la como el matorral sarcocaule, el bosque de encino-pino, tendencia es a generar fragmentos de menor tamaño. matorral desértico rosetófilo y pastizales naturales tam- La fragmentación asociada a cambios de uso del suelo bién tienen más de 1000 especies, en tanto que el resto en estas zonas varía entre los desiertos continentales y de clases de vegetación son menos ricas (Fig. 2). Si bien los costeros, siendo ésta mayor en las zonas cercanas las regiones áridas se caracterizan por tener una riqueza a las franjas costeras del norte del país por su vocación de especies menor que las zonas húmedas y tropicales, turística. Por otro lado, también los ecosistemas ári- en las regiones áridas y semiáridas del norte de México dos y semiáridos del noreste de México (Tamaulipas las plantas han evolucionado a un flora rica y distintiva y Nuevo León) presentan alta fragmentación, la cual que presenta formas de crecimiento muy especializadas también se registró en algunos estados de la altipla- que son generalmente únicas (Rzedowski 1992). Por nicie central del país (Zacatecas, Aguascalientes, tanto, se debe dar alta prioridad al mantenimiento de Guanajuato, Querétaro e Hidalgo) y en algunos esta- la biodiversidad en estas regiones, ya que una especie dos de la costa este (Colima y Jalisco). que se pierde en una zona árida, representa un mayor Los resultados presentados en las tres secciones porcentaje de pérdida en biodiversidad, comparativa- anteriores muestran tendencias muy desalentadoras mente con otras regiones con mayor riqueza de especies para los ecosistemas áridos y semiáridos del norte del (McNeely 2003). país, ya que indican que no solamente es patente la fal- ta de conocimiento sobre la diversidad florística de las Fragmentación zonas áridas y semiáridas de México (Fig.1), sino que los sitios que estuvieron mejor colectados y documen- A nivel global se han considerado a los cambios de tados florísticamente son actualmente zonas perturba- uso de suelo como una de las mayores amenazas a das por las actividades humanas (Fig. 2), de modo que la biodiversidad, ya que involucran no sólo la pérdi- gran parte de los registros contenidos en los herbarios da de cobertura vegetal sino también la disrupción de no son más que registros históricos de la biodiversidad los ecosistemas naturales en fragmentos de diversos que alguna vez se registró en esas zonas. Aunado a tamaños y por tanto, la discontinuidad y aislamiento ello y al bajo conocimiento de la biodiversidad de estos de su biodiversidad. Para este análisis se utilizaron ambientes, la pérdida de cobertura de los ecosistemas los mapas digitales de uso de suelo y vegetación ob- desérticos es patente al considerar el alto grado de tenidos por INEGI (1973 y 2002) y se agruparon las fragmentación (Fig. 3) que se registra actualmente en siguientes clases de vegetación: matorral sarcocaule, estos ecosistemas. Cambio de uso del suelo y pérdida de diversidad en matorrales 9 Sección: Investigación
¡Sé el primero en escribir un comentario!

13/1000 caracteres como máximo.

Difunda esta publicación

También le puede gustar