La lecture en ligne est gratuite
Descargar

Compartir esta publicación

Alexander Berkman El ABC del Comunismo Libertario del Comunismo Libertario 2006 Ediciones HL Se recomienda la reproducción total o parcial de este texto Alexander Berkman difunde libremente Contacto: hormigalibertari@yahoo.com hormigalibertaria.blogspot.com www.espora.org/hormigalibertaria Ediciones HL Alexander Berkman 6 PREFACIO A LA EDICION DE 1937 Había, además, otro motivo que impulsó a Alexander Berkman a emprender este trabajo. Era la necesidad urgente de una nueva orientación La calidad superior de la literatura anarquista, comparada con los escritos en la táctica revolucionaria, extraída de la Revolución rusa. Los anarquistas, de otras escuelas sociales, consiste en su simplicidad de estilo. Mijail lo mismo que todos los revolucionarios sociales se han impregnado con el Bakunin, Elisee Réclus, Errico Malatesta y otros escribieron de un modo que hechizo romántico de la Revolución francesa. Todos nosotros creíamos (no sus ideas pudieron ser entendidas fácilmente por los trabajadores. Esto es me excluyo a mí misma) que la revolución social tenía un poder mágico no particularmente verdad de Kropotkin y de Malatesta. Sin embargo, sería sólo para destruir el viejo sistema caduco, sino que podría, por su propia verdad la afirmación de que incluso ellos, apenas pensaban en el hombre fuerza terrible, construir el nuevo edificio social. La Revolución rusa medio, el hombre medio de mentalidad anglosajona. No se puede eludir el demolió este sueño romántico. Probó que, aunque puede elevar las masas hecho de que existe una considerable diferencia entre la mentalidad del hasta el mismo cenit del fervor revolucionario, no puede mantenerlas en esa trabajador latino y la de su hermano en los Estados Unidos y en Inglaterra: altura durante mucho tiempo. El propio hecho de que Lenin y sus camaradas el primero se ha empapado en las tradiciones y luchas revolucionarias por la consiguieran en un espacio de tiempo muy breve alienar a las masas rusas de libertad y otras causas, mientras que el último ha sido educado en las la revolución y que Stalin fuera capaz de mutilar a esta última del todo, «bendiciones» del parlamentarismo. Por consiguiente, era esencial un mostraron que no bastaba el mero fervor revolucionario. Se necesitaba más tratamiento diferente, si se quería llegar de algún modo a la mentalidad para salvaguardar la revolución de las intenciones del Estado político de los anglosajona. nuevos amos de Rusia. Se necesitaba la voluntad para el trabajo Fue este factor el que decidió a Alexander Berkman a escribir este libro El constructivo, la preparación económica y social para dirigir la revolución 1 ABC del comunismo libertario y a escribirlo en el estilo sencillo de la hacia los canales por los que se tenía la intención de marchar. conversación, un estilo que se dirigirá al hombre de la calle, cuyo Ninguno de los escritos anarquistas posteriores a la revolución ha conocimiento y uso del lenguaje inglés no va mucho más allá del estadio intentado tratar la nueva orientación. Se le dejó a Alexander Berkman llevar elemental, Esto era lo más necesario, pues es precisamente el hombre de la a cabo esta tarea difícil, y sin embargo de la máxima importancia. ¿Y quién calle el que está saturado con las nociones más extravagantes sobre el había tan eminentemente cualificado, tan capaz y con un entendimiento tan anarquismo. La prensa diaria se ha encargado de esto: un día sí y otro no, penetrante como para tratar debidamente un asunto así? llenan a sus lectores con historias horripilantes de bombas, puñales, Ni en sus fantasías más exaltadas anticipó Alexander Berkman que la complots para asesinar presidentes y otras espeluznantes descripciones de lección de la Revolución rusa, discutida por él con tanta habilidad en este esos terribles criminales, los anarquistas, empeñados en el asesinato y en la volumen, se convertiría en un factor vital escasamente a los seis años de su destrucción. creación. La Revolución española del 19 de julio de 1936 y la parte que Tampoco sería verdad asumir que tan sólo son las masas ignorantes de la desempeñaron en ella los anarco-sindicalistas y los anarquistas dotaron de humanidad las que están imbuidas con esas nociones estúpidas sobre el un sentido mucho más profundo las ideas presentadas en el presente anarquismo comunista. Existe un número considerable entre las volumen de El ABC del comunismo libertario de Alexander Berkman de lo denominadas clases educadas que no han escapado al influjo funesto que su autor se atrevió alguna vez a esperar. Desde el primer momento ejercido por la prensa capitalista y que no están más informadas con mismo del 19 de julio, la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y la respecto al significado del anarquismo comunista. Aun cuando no ven más Federación Anarquista Ibérica (FAI) –las organizaciones más dominantes, bombas y dagas en el aire, todavía se aferran a la creencia de que los ardientes y atrevidas– fueron las fuerzas que hicieron retroceder a las hordas anarquistas son individuos chiflados y que el anarquismo es una idea fascistas de Cataluña. Su realización maravillosa es la primera de su género totalmente absurda, y que sólo cuando los seres humanos se conviertan en en cualquier revolución. Meramente hace patente la evidencia afirmada por ángeles podría ser posible poner en práctica el anarquismo. Alexander Berkman con respecto a la necesidad imperativa de una Toda esa gente necesita un libro de texto elemental sobre el anarquismo, preparación constructiva si la revolución social no va a repetir los errores del un ABC, por decirlo así, que les enseñe los principios rudimentarios del pasado. anarquismo comunista y les estimule el deseo por algo más profundo. El ¡Cómo se hubiera enorgullecido mi viejo amigo y camarada con la ABC del comunismo libertario tenía la intención de servir este objetivo. Revolución española, con la determinación heroica del pueblo de luchar Nadie que haya leído este librito negará que ha cumplido su propósito. hasta el último hombre contra el fascismo! Sobre todo, ¡qué compensación hubiera sido para él ver al pueblo español que daba señales de un 2sentimiento y una comprensión profundos del Comunismo Libertario! ¡Cómo hubiera sido esto rejuvenecedor para nuestro camarada y le hubiera 1 En el texto original «Communist Anarchism», que podría traducirse igualmente por dado a él nuevas fuerzas, nueva esperanza! ¡Si hubiera vivido tan sólo un «anarquismo comunista» o «anarcocomunismo». Hemos preferido la denominación de «comunismo libertario» por ser, como lo reconoce la misma Emma Goldman en el prólogo,