Compartir esta publicación

ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación SocialUniversidad de La Laguna, diciembre 2010
Aplicación del relatotradicional a la enseñanza de los géneros informativos
Maite Gobantes Bilbao - Universidad de Zaragoza -gobantes@unizar.es
redacción periodística,Palabras clave: Géneros periodísticos, narración, pirámide invertida.
 1. Introducción
1 En el presente texto, mostramos un método empleado , con resultados satisfactorios, para familiarizar a los alumnos de Redacción Periodísticael concepto de géneros informativos, con especialmente con el de noticia. Se utilizan cuentos tradicionales europeosCaperucita, Cenicienta, Blancanieves, Hansel y Gretel et alt para mostrar que la estructura de estas narraciones clásicas se opone a lapirámide invertidaloscon el fin de que, posteriormente, estudiantes vuelvan a ordenar la información del cuento de forma noticiosa. En concreto, han de redactar unleadde sumario, así como varios titulares informativos.
Somos conscientes de la erosión que ha sufrido la pirámide invertida (Grijelmo, 2002) y también del hecho de que este modo de organizar la información no es atractivo, ya que invita permanentemente a detener la lectura, porque a medida que se avanza en ella los datos son menos relevantes (Sánchez, 2004).
1  La idea no es original de la autora del presente texto. Hace ahora algo más de dos décadas que César Coca, profesor de la Universidad del País Vasco, comenzaba la asignatura “Redacción periodística”, impartida en el primer curso, explicando que la estructura del cuento de hadas se opone a la de la noticia. Además, el relato ha sido utilizado por docentes de matemáticas: “Érase una vez 1/T…”; por abogados que hacen que los personajes se demandan unos a otros por allanamiento de morada, incitación al delito, etc.
ISBN: 978-84-9384-28-0-2
Página 1
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación SocialUniversidad de La Laguna, diciembre 2010
Salaverria (1999:12) critica también su deficiente capacidad explicativa:
La pirámide invertida, que es un modelo expositivo más que narrativo, se aviene mal a las exigencias de un periodismo que realmente pretenda explicar las cosas. A esta carencia podrían añadírsele algunas otras. Su alta reiteración, por ejemplo, ya que lo dicho en el título se repite en elleady en el cuerpo de la noticia […]. O su fuerte fragmentación: se compone en párrafos autónomos. La ausencia de un sentido del final, característica exclusiva de este tipo de texto, como sus demás deficiencias, pudieron tener sentido en otros tiempos y con otros tecnologías, pero no son justificables ahora. Con frecuencia, en nuestros días, la utilización de la pirámide demuestra que quien escribe no sabe lo suficiente para construir una narración”.
Suscribimos estas críticas, pero a pesar de ello defendemos la conveniencia de que los alumnos conozcan este modo de organizar la información, especialmente en lo que se refiere a la entradilla o lead de sumario y el titular informativo. En definitiva, defendemos que es positivo que los futuros periodistas se acostumbren a responder, sin rodeos, las preguntas clásicas, las llamadas5 w’s, las mismas a las que rindió homenaje Kipling como valiosos instrumentos del saber:who,what,when,where,why, además, por supuesto, delhow.
Como recuerda Núñez Ladeveze (1995: 70-71): “La genérica validez de la fórmula tiene poco que ver con el periodismo anglosajón, y ni siquiera con el periodismo. Las preguntas expresadas mediante las5 w’s no son más que determinaciones semánticas de las circunstancias que permiten describir un acontecimiento”. Ya estaban presentes en la retórica de Aristótoteles y son llamadas, tras la publicación deInstituciones retóricas, de Quintiliano, comoElementa narrationis(Lausberg, 1975: 287-288). ISBN: 978-84-9384-28-0-22 Página
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación SocialUniversidad de La Laguna, diciembre 2010
En concreto, lo que hacen es dar cuenta dequién o quiénes son los protagonistas o antagonistas de los hechos que se describen,quéhicieron,dónde,cuándo,por quéycómo. Esto permite recordar que la estructura oracional recomendada, inicialmente, consiste en sujeto seguido de verbo y después, el complemento o complementos.
2. La estructura del cuento y de la noticia El objetivo de esta práctica, realizada a lo largo de siete cursos en las asignaturas de “Comunicación e información escrita”, primero y “Redacción periodística”, después, en la Universidad Católica de Murcia (España) es, como se ha señalado, familiarizar a los alumnos con los géneros informativos. Los estudiantes aprehenden de modo muy rápido (de hecho, lo sabían ya) que hay diferentes tipos de texto, estructurados de modo diverso. De niños recibieron cuentos que, invariablemente, comenzaban con “Érase una vez…”, lo cual no dice apenas nada. Tan sólo nos dice que hubo un tiempo indeterminado en el que había,eraalgo… Esa indeterminación, esa imprecisión es la que nunca puede estar presente en una noticia. En palabras de Calvino (1998: 113): “Fechar un cuento es arbitrario, como no sea con una aproximación de siglos, cuando no de milenios”.
Las noticias han de responder al principio a loselementa narrationio clásicos 5w’s. Frente a esto, los cuentos lo hacen al final. Es al final del relato cuando un leñador rescata con vida a una anciana y a su nieta de las entrañas de un lobo pero esa información, en el texto periodístico noticia, ha de contarse en primer lugar.
Para la práctica de redacción delleady el titular, hemos elegido “Caperucita Roja” que es, sin duda, uno de los cuentos más pregnantes de nuestra tradición. Ha sido citado, adaptado, analizado y recreado en infinidad de discursos: desde el spot publicitario al cine pornográfico pasando por el discurso científico. Orenstein (2003)
ISBN: 978-84-9384-28-0-2
Página 3
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación SocialUniversidad de La Laguna, diciembre 2010
muestra que existen decenas de versiones de este relato. En principio, esta cuestión podría parecer un inconveniente, pero lo cierto es que, en la práctica, los estudiantes recuerdan el cuento de forma muy semejante: nunca se ha dado el caso de que un alumno 2 conociera, por ejemplo, la versión de Perrault ; todos recuerdan, con más o menos detalle, la de los hermanos Grim. Suele producirse, sin embargo, algunos desacuerdos sobre si el héroe que rescata a la abuela y a la niña era un leñador o un cazador. La presencia de un cuchillo o un hacha lleva a pensar que se trataba de un leñador. Más relevante, desde el punto de vista antropológico, es otro olvido que se da en pocos casos: no recordar la advertencia materna a la niña: no debía desviarse del sendero.
Los problemas que plantean eventuales lagunas de la memoria quedan solucionados gracias al relato unificador que realiza uno de los estudiantes en voz alta, cuando es necesario. Las consignas de la práctica advierten de dos cuestiones importantes relativas al dónde y al cuándo. Como hemos indicado, no se puede datar los cuentos, ni tampoco localizar con precisión, por lo que la práctica requiere del concurso de una (otra) ficción: los hechos ocurrieron ayer (si se escribe para un diario) u hoy, tal día en concreto (si se escribe para un medio digital) y el bosque se encuentra próximo a la ciudad en la que se tiene lugar la práctica.
Tras recordar el cuento, los futuros periodistas deben redactar un párrafo (de unas 80 o 90 palabras) respondiendo, de forma concisa, a las preguntas esenciales.
Leadde sumario de Caperucita Roja:
Un leñador rescató ayer a una anciana y a su nieta de las entrañas de un lobo que las había
2 La versión de Perrault termina con la niña devorada en la cama por el lobo.
ISBN: 978-84-9384-28-0-2
Página 4
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación SocialUniversidad de La Laguna, diciembre 2010
devorado. El animal había logrado colarse con engaños en la casa de la anciana, situada en un bosque próximo a Murcia. Las víctimas se encuentran en buen estado de salud. El agresor falleció como consecuencia de las heridas que le provocó el hombre con un hacha para poder 3 liberarlas .
3. La noticia y el reportaje: diferencias entre ambos géneros La coevaluación en grupo de la práctica permite, también, introducir algunos conceptos nucleares relativos al estilo del reportaje. Las noticias tradicionales no comienzan, se insiste a los estudiantes, conérase una vez una chiquilla de pueblo, la más bonita que se pueda imaginar; su madre estaba loca por ella y su abuela, más loca todavía. Esta buena mujer le mandó hacer una caperuza de color rojo, y le sentaba tan bien… o algo semejante. Sin embargo, los reportajes tienen libertad para comenzar de ese modo. Por ejemplo, un reportaje publicado enEl País(13/03/2005)sobre el caso de una red de pederastas desmantelada en Francia. El reportaje se titula “Infierno en la dulce Angers” y comienza así:
La douceur angevine, la "dulzura de vivir en Angers", es célebre en toda Francia; no en vano, esta población (155.000 habitantes, la ciudad; 335.000, el área urbana), situada a unos setenta kilómetros del Atlántico y a la orilla de un Maine que desemboca en el vecino Loira, pasa por ser la más agradable del país. 3  El texto aquí presentado fue realizado por la alumna Alicia Peña, pero presenta pocas variaciones respecto al de otros compañeros que concentraron la información en el primer párrafo. No fueron todos, claro. Algunos reescribieron el cuento de forma muy semejante al original, lo cual puede considerarse un indicio del poder que tiene la estructura de la narración clásica: planteamiento-nudo-desenlace.
ISBN: 978-84-9384-28-0-2
Página 5
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación SocialUniversidad de La Laguna, diciembre 2010
Por su clima, por su belleza, por la variedad de posibilidades de trabajo que ofrece o por la calidad de la gama de estudios Angers, ha sido plebiscitada por los franceses como su ciudad ideal.
Un total de 90 palabras para describir el escenario de los hechos, que desempeña una función esencial en el relato y nos permite abordar conceptualmente uno de los criterios de noticiabilidad más importantes: la proximidad (geográfica y cultural). La noticia sobre este suceso fue publicada algunos días antes (4/03/2005) en el mismo medio bajo el título: “Francia abre proceso a 66 implicados en una red de pederastia e incesto” y permite mostrar la diferencia entre el arranque de noticia y el de reportaje:
El juicio contra 39 hombres y 27 mujeres acusados de violar o prostituir a 45 menores, incluidos sus propios hijos y nietos, empezó ayer en Angers (156.000 habitantes), una localidad del departamento de Maine-et-Loire, en la costa atlántica de Francia. Según la acusación, estas parejas de escasos recursos y bajo nivel cultural alquilaban a sus hijos, entre seis meses y 12 años de edad, a cambio de pequeñas cantidades de dinero, botellas de alcohol, alimentos y hasta por paquetes de tabaco. Los clientes eran, en su mayor parte, vecinos y parientes, pero las violaciones y abusos los practicaban también los padres y, en al menos un caso, los abuelos de los niños. Los hechos ocurrieron entre 1999 y 2002.
ISBN: 978-84-9384-28-0-2
Página 6
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación SocialUniversidad de La Laguna, diciembre 2010
4. Información y creación en los titulares Tras la redacción dellead, se realiza una práctica de titulación. Se explica a los alumnos que todos los titulares pretenden dar cuenta de lo esencial del cuerpo del texto, aunque sea en forma de metáfora. Se ofrece también una definición que tiene la virtud de ser notablemente intuitiva a pesar de ser académica: sostiene la idea de que el titularencapsula, esto es, introduce el texto en una pequeña cajita. Así, los titulares periodísticos pueden ser definidos, en un sentido amplio, como “enunciados o piezas del lenguaje utilizados en prensa paraencapsularcada uno de los textos que forman el diario y que, en líneas generales, sirven para informar sobre la realidad” (Teruel, 1997: 187).
Por la influencia de la literatura o el cine o, incluso, del tebeo (podemos recordar cómo terminan en muchas ocasiones las aventuras de Mortadelo y Filemón, con los personajes leyendo en el periódico: “Agresión atroz”, “Intento salvaje de achicharramiento”, “¡Confabulación contra el poder legal!”), los estudiantes tienden a los titulares expresivos, propios del reportaje o a los apelativos, propios de la prensa deportiva o sensacionalista. Resulta algo más difícil que elaboren titulares de noticia tradicional. Por ejemplo, a pesar de la insistencia en que redacten un titular informativo, la noticia relacionada con Caperucita era frecuentemente encabezada por sintagmas como “Inocencia robada”, “Fascinantes fauces” y otros semejantes. Hay algo de juego en estos titulares, y también de creatividad mejor o peor conducida. En cualquier caso, los autores de este tipo de titulares están obligados a argumentarlos, a sostenerlos 4 con razones .
Para comenzar la práctica de los titulares, hay que responder a la pregunta ¿cuántas palabras tiene un titular? De modo genérico, se 4  Se trata, creemos, de un excelente ejercicio de argumentación que muchos periodistas deben realizar antes sus jefes diariamente.
ISBN: 978-84-9384-28-0-2
Página 7
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación SocialUniversidad de La Laguna, diciembre 2010
puede afirmar que hay dos factores fundamentales: el tipo de titular, esto es, si es informativo, expresivo o apelativo, y el diseño del periódico. Los titulares informativos son mucho más extensos y en diseños como el deEl PaísoLa Verdad de Murcia llegan a tener hasta 20 palabras. Pero ocho o doce palabras suele ser habitual. Los otros titulares son mucho más breves: entre dos y cinco palabras.
Los estudiantes recibe una última advertencia: no siempre se titula con el desenlace de la historia. Por varios motivos, porque no éste aún no se ha producido o porque hay un detalle más significativo, más destacado que merece ser llevado a titular y puede justificar que el desenlace se encuentre en el subtítulo.
“Caperucita roja”
Titular: Un leñador libera a una anciana y a su nieta de las entrañas de un lobo
Subtítulo: Las víctimas han sido ingresadas, pero su vida no corre peligro
“Hansel y Gretel”
Titular: Una bruja rapta e intenta asesinar a dos niños abandonados por sus padres en el bosque
Subtítulo: Los hermanos lograron huir de la casa en la que permanecieron cautivos varias semanas
“Blancanieves y los siete enanitos”
ISBN: 978-84-9384-28-0-2
Página 8
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación SocialUniversidad de La Laguna, diciembre 2010
Titular:Muere la reina en un accidente tras intentar asesinar a su hijastra Blancanieves
Subtítulo:Cayó por un barranco al huir de los siete enanitos
5. Conclusiones El objetivo de la práctica mostrada es, como decíamos, introducir a los estudiantes de la asignatura “Redacción periodística” en el periodismo, en los géneros informativos y mostrar la diferencia entre noticia y reportaje.
Los resultados son positivos: en torno a siete de cada diez alumnos es capaz de redactar con razonable tino titulares informativos de historias, que responden a dos o tres de las canónicas w’s (normalmente al qué y quién) así como de redactar un lead o entradilla de sumario, en el que se da cuenta dequé ha pasado, aquién,dónde,cuándo,por quéycómo.
La práctica aquí presentada intenta también conectar los géneros periodísticos con la experiencia de los estudiantes como destinatarios de narraciones, en general, y cuentos en particular y, también, como narradores espontáneos. Es cierto que las habilidades narrativas de los alumnos dependen en gran medida del consumo de historias y que éste es deficitario, por lo menos en lo que respecta a literatura. Pese a todo, los estudiantes están acostumbrados a contar su fin de semana, sus vacaciones, anécdotas, momentos significativos de sus vidas… Durante la práctica se les invita a reflexionar por la estructura de esas narraciones que realizan y que suelen comenzar con lo noticioso, lo nuevo, lo más llamativo y significativo. Como las noticias.
ISBN: 978-84-9384-28-0-2
Página 9
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación SocialUniversidad de La Laguna, diciembre 2010
6. Bibliografía Aguilera O: “Géneros periodísticos informativos”, en Ángel Benito:Diccionario de Ciencias y técnicas de la comunicación, Ediciones Paulinas, Madrid, 1991.
Calvino, Italo: “La tradición popular en los cuentos”, enDe fábula, Siruela, Madrid, 1998.
Grijelmo, Álex:El estilo del periodista, Taurus, Madrid, 2001.
Lausberg, Heinrich:Manual de retórica literaria, Gredos, Madrid, 1975-1976.
Núñez Ladeveze, Luis:Introducción al periodismo escrito, Ariel, Barcelona, 1995.
Orenstein, Catherine:Caperucita al desnudo, Crítica, Barcelona, 2003.
Propp, Vladimir:Morfología del cuento, Fundamentos, Madrid 1981.
Salaverria, Ramón:De la pirámide invertida al hipertexto: hacia nuevos estándares de redacción para la prensa digital, Novática, nov-dic. 1999, pp 12-15.
Sánchez, José Francisco: “La narración periodística”, en Redacción para periodistas: informar e interpretar, Ariel, Barcelona, 2004.
Teruel, M. Elvira:Retòrica, informaciò i metàfora. Anàlisi aplicada als mitjans de comunicaciò de massa. Universitat Autònoma de Barcelona, Universitat Jaume I, Universitat de València, Barcelona, Castelló, Valencia, 1997.
ISBN: 978-84-9384-28-0-2
Página 10
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación SocialUniversidad de La Laguna, diciembre 2010
ISBN: 978-84-9384-28-0-2
Página 11