Compartir esta publicación

ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010 Islaseslabón de la prensa republicana tinerfeña Dra. María A. Gabino Campos Universidad Autónoma de San Luis Potosí (México)/ mgabino7@hotmail.comIntroducción La historia del periodismo en Tenerife y por extensión en Canarias durante la II República tuvo como eslabón perdido aIslas. Esta publicación fue gestada por jóvenes canarios en Madrid donde realizaban sus estudios universitarios, como influencia del movimiento político que se comenzó a vivir en la ciudad capitalina a finales de los años veinte. La verdadera magnitud y relevancia de dicha publicación en la historia del republicanismo canario no se pudo descubrir hasta principios de este siglo, cuando se localizan en una biblioteca privada, los dos ejemplares publicados de Islas, ya que no existía ningún ejemplar en las bibliotecas canarias que los situaran en la historia. Islas sale a la luz el día 15 de mayo de 1930 en Madrid, con el subtítulo de “Comunidad de Acción Política Canaria”. Su dirección está bajo las órdenes de un comité directivo formado por tres jóvenes de las islas Canarias: Elfidio Alonso Rodríguez por Tenerife, Rafael Navarro de Gran Canaria y Julián Vidal Torres de La Palma.
Se presenta en las siguientes líneas una investigación documental desde un enfoque cualitativo y con alcance exploratoriodescriptivo, cuyo objetivo es realizar un acercamiento aIslascomo vestigio de la historia del periodismo republicano en Canarias. Para ello se llevó a cabo un acercamiento utilizando el análisis temático y descriptivo con el objeto de revelar los contenidos de la obra, a lo que se sumó la técnica de la entrevista en profundidad realizada a Elfidio Alonso Rodríguez desde el 1999 al 2000 para contextualizar la historia de la obra, como las siguientes páginas se describe y explica. Palabras claves Historia, Periodismo, Tenerife,Islas, Canarias, Elfidio Alonso Rodríguez, Julián Vidal Torres, Rafael Navarro, II República Española.
ISBN: 978-84-938428-0-2
Página 1
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010 1. El contexto histórico desde la mirada de Elfidio Alonso Rodríguez El Ateneo de Madrid fue el lugar donde se congregaban los intelectuales que generaron el pensamiento político en el cual se sustentó la II República española y así lo atestigua Elfidio Alonso Rodríguez en una de sus columnas. “En aquella hora del Ateneo, las tertulias eran heterogéneas y variadas; todos estábamos politizados, sin que aún influyera en el ambiente el sortilegio de los grandes tenores, que, poco a poco, fueron resucitando y sentando cátedra. Los más de nosotros provenían de la FUE (Federación Universitaria Española), no habiendo tomado partido político, sino muy poco. Se estaba contra el rey y se abomina el sistema; las algaradas estudiantiles eran el pan cotidiano en calles, cines y en cualquier lugar donde se reunieran más de cuatro, no todos pertenecientes al estudiantado. El Ateneo llevaba la voz cantante...”(Alonso, 1998) A partir de los años 30 los jóvenes estudiantes canarios en Madrid también tomaron el Ateneo como lugar de encuentro. Tal vez eran pocos los que estaban sumergidos en la política pero el entusiasmo del momento los llevó a formar parte activa del movimiento que se estaba gestando. Elfidio Alonso Rodríguez secundado por Rafael Navarro y Julián Vidal que estuvieron siempre a su lado, se inmiscuyeron en la lucha a favor del cambio. Para este logro, el trío de amigos se propusieron lanzar una publicación desde Madrid para que se empezara a conocer el movimiento político en Canarias. Así surgióIslas. “Es mi caso, cada vez que he citado la revistaIslas, publicación bimensual, que editamos en Madrid un grupo de estudiantes canarios, casi todos ateneístas, cuyo comité directivo lo formábamos, a la moda de entonces en este género de revistas, un trío en el que me acompañaban, Rafael Navarro, escritor y poeta grancanario y Julián Vidal Torres, también excelente poeta de la isla de La Palma”(Alonso, 1999a). La publicación se sufragó con aportaciones muy modestas de los estudiantes canarios en Madrid. Según Alonso: “pensar en apoyos publicitarios hubiera sido una candidez.” Suna cuota de diez pesetas por suscripción adelantadae solicitó lo que permitió la financiación. El gobierno Berenger sólo llevaba unas semanas, cuando se pensó enIslas. España no era ni republicana ni franquista. Aún los acontecimientos que precipitaron la República no habían acontecido y Ortega no había escrito “Delendan et monarquía”. La situación del momento la recuerda así Elfidio Alonso:
ISBN: 978-84-938428-0-2
Página 2
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010 “El cambio del general Primo de Rivero, en enero de 1930, por el general Berenguer, fue el tránsito de la dictadura a la dictablanda. La primera impresión era confusa y engañosa, ya que todos los síntomas hacían suponer que en el territorio nacional, islas adyacentes incluidas, se les cambiaba el collar a los mismos perros “cronizados”. Si el fenómeno de biología experimental aún se desconocía, nos era familiar lo de los hermanos siameses. No es que los dos generales tuvieran otras divisas en común diferentes a las entorchadas en la bocamanga, sino que la masa de las llamadas “fuerzas vivas” denación, que había traído al primero, se la aprestaba a sostener al segundo, solamente con un ligero teñido de cabello y barba. En Canarias, ni siquiera se tomaban tamaña molestia.(Alonso, 1999a) Muchos de los que apoyaron la publicación no estaban a favor de las ideas republicanas pero lo primordial en aquel momento para sus fundadores era congregar a los amigos entorno al periódico para poder lanzar sobre las islas sus ideas, aún confusas. La definición de su postura llegaría por casualidad con la entrevista al abogado Antonio Lara Zárate para el primer númeroIslas, el cual había tenido una actitud política republicana de gran importancia en los años anteriores a la dictadura. Elfidio Alonso Rodríguez no conocía a Lara pero supo que estaba en Madrid y le solicitó una entrevista. La realizó junto a Julián Vidal en el Hotel Gran Vía y ese diálogo fue el inicio de una amistad que duró toda la vida. Les doblaba la edad pero sus palabras tenían tanto fuego como las de ellos. La entrevista la recogieron enIslasy no faltaron más definiciones para que se comprendiera las intenciones de ésta. Cuando se enterró la dictadura, las publicaciones comenzaron a subir de tono, surgen nuevos semanarios políticos como las revistasNuevaEspañayNosotrosaunque era desdeRebelióndesde donde se desataba el vendaval. Se lanzaron dos números deIslas.las vacaciones de verano. El Comenzaron destino les tenía deparado otras cosas a sus inquietos fundadores. Elfidio Alonso Rodríguez pasa a ser el presidente de la “Juventud Republicana” deTenerife que siempre se había llamado así pero que no estaba formada sólo por jóvenes a pesar de su nombre. Ahí comienza su verdadera militancia política, donde se compromete en primer lugar en crear un periódico combativo,Proa. El primer número deProasale a la calle el 4 de abril de 1931 bajo la dirección de Pestano Nóbrega; Domingo Molina y Elfidio Alonso Rodríguez. DesdeProaarremeterían contra todo lo que fuera contra sus principios.
ISBN: 978-84-938428-0-2
Página 3
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010 2. Los fundadores Islassale a la luz el día 15 de mayo de 1930 en Madrid, con el subtítulo de “Comunidad de Acción Política Canaria”. Su dirección estababajo las órdenes de un comité directivo formado por tres jóvenes de las islas Canarias: Elfidio Alonso por Tenerife, Rafael Navarro de Gran Canaria y Julián Vidal Torres de La Palma. Rafael Navarro oriundo de Gran Canaria era como ya se mencionó poeta y literato. Se conoce muy poco de su vida ya que el muere a muy temprana edad y su vida pública conocida finaliza con la publicación deIslas. Julián Vidal Torres (19071924) según datos publicados en el periódicoEl Día, nació el 9 de febrero de 1907
“(…)se licenció en derecho y filosofía y letras en las universidades de La Laguna y Madrid. Entre 1928 y 1934 formó parte del partido Unión Republicana que dirigía Diego Martínez Barrio y se convirtió en secretario personal de Antonio de Lara Zárate, ilustre político tinerfeño.
Vidal Torres ocupó el cargo de jefe de la secretaría técnica de los ministros de Hacienda y Justicia y entre 1939 y 1942 estuvo encarcelado en las prisiones de Madrid y de la capital palmera. En su carrera literaria destacan las obras "Primeros cuadernos", "Tiempos de guerra" y "Cuatro paredes". Murió en 1942 en una operación de apendicitis.(El Día, 2003)
Por su parte Elfidio Alonso Rodríguez (19052001) político republicano y periodista, que no continuo con sus estudios de medicina. Se dedicó hasta 1939 a la política activa ostentando varios puestos políticos entre ellos la dirección del periódico ABC Republicano durante la II República. Se exilió tras la guerra civil y trabajó en varios rubros en la República Dominicana, México, Venezuela, Francia y España. Nunca dejó de escribir como columnistas en varios periódicos entre ellos El Día y el Diario de Aviso, ambos tinerfeños, hasta su muerte.
3.¿Cuál es el propósito deIslas?En el primer número en portada se publica la “Declaración de propósitos”. La nueva cabecera iba a ser la voz de un grupo político denominado Comunidad de Acción Política Canaria y se redactaría con el tono político de éste. “En esta hora emocional de España, que caracteriza su dinámico aliento juvenil, llegan hasta nosotros ligados por vínculos de origen, de edad y de pensamiento halagadoras nuevas de una inicial inquietud en la secular pasividad isleña. La Juventud Canaria, providencialmente desconectada de
ISBN: 978-84-938428-0-2
Página 4
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010 la política usual, ha comenzado a agitar inéditas preocupaciones en el alma de nuestro pueblo, que van enlazada a los más puros anhelos”(1930a: p.1) Animaban a la búsqueda de nuevos discursos políticos con contenidos ideológicos desde la realidad de cada una de las islas ya que la situación política, tras la dictadura había cambiado. “Varios caminos se ofrecen a estos hombres en el campo de la acción política canaria: pueden infiltrarse,...; pueden aislarse; pueden crear fuerzas política aptas para canalizar en todas direcciones las actividades colectivas; pueden, en fin, sondear los ámbitos isleños, recoger las ideas latentes, vigorizarlas y condensarlas en un ideario que se imponga por sí mismo a nuestro pueblo. A estos últimos, a los que se agiten y organicen para nutrir de contenido ideológico la conciencia del Archipiélago, recogiendo y aportando soluciones adecuadas la infinidad de problemas así insulares como interinsulares que se hallan vírgenes de toda atención, brindamos el concurso igualmente juvenil del núcleo de canarios de toda las islas que integran nuestra naciente comunidad de acción política.”(1930a: p.1) Pero sus pretensiones no sólo se quedaron en alentar otras ideas sino también en marcar las pautas para la redacción de esos nuevos pensamientos políticos y para ello determinaron la solidaridad isleña como punto número uno: “Nuestra generación tiene el deber de infiltrar en el pueblo canario el sentimiento de solidaridad isleña que ha ido forjándose al socaire de la Universidad, institución que sólo por este título de fraternal hermanamiento sentimental de las juventudes estudiantiles merece nuestras más atentas miradas.”(1930a: p.1) El segundo lineamiento era un llamado a la unidad para proyectar asuntos con el mismo interés: “Entonces la armonía evidente desde lejos que concierta las variedades insulares en una unidad regional impedirá a los políticos alzar el banderín de las minúsculas patrioterías.”, y porque“... existen ligaduras económicas y políticas que imponen a las Canarias la necesidad de concertarse. Los problemas del agro, así en los regadíos como en los secanos; el sistema fiscal, típico del archipiélago; el régimen de Puertos francos; la explotación de los barcos pesqueros de África; las comunicaciones marítimas; la exportación frutera; los tratados de comercio...Todas estas cuestiones deben plantearse con carácter interinsular.”(1930a: p.1)
ISBN: 978-84-938428-0-2
Página 5
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010 La supervivencia de la libertad insular, fue el tercer punto señalado, ya que ésta sería el método para influir y presionar al gobierno central: “Sólo así, dentro de una amplia libertad insular, donde cada una de las islas se ejercite en matizar su política, delimitando lo que la acerca y lo que la separa de las demás, se puede elaborar una síntesis directiva de actuaciones influyentes en la marcha de la nación. Continuar el plan de provincias satélites, sin medios ni fuerzas capaces de actuar con energía y vigor en la dirección de la vida española, es abandonar el porvenir del Archipiélago a los ataques de la industria catalana,...”(1930a: p.1) Así señaladas las estrategias de la permuta política, finaliza la declaración de propósitos con las metas de la Comunidad de Acción haciendo una llamada de adhesión con estas palabras: “Nuestra Comunidadde Acción política pretende en primer término despertar la conciencia de las islas todas hacia una afirmación de su personalidad; en segundo lugar, se propone divulgar y propagar en España todo lo que en las islas Canarias tiene de valor o interés. Aunque sus propósitos son más amplios, se halla convencida de que si pudiera realizar sólo estos dos prestaría a España y al Archipiélago un alto servicio. Declara, además, que se propone vivir con entera independencia de los grupos políticos y de los intereses adversos a la vida interinsular, y que agradecerá toda adhesión y apoyo compatible con su independencia y libertad.”(1930a: p.1) Estas intenciones son determinantes para comprender y explicar el movimiento político que se suscita en las islas Canarias a partir de 1930 donde las nuevas generaciones toman la batuta política. El Dr. Miguel Ángel Cabrera (1989) señala a estos jóvenes como la Generación del 30, porque así se autodenominaron en Islas. Cabrera reconoce a Elfidio Alonso Rodríguez como el más destacado de éstos. Esta generación estuvo profundamente acoplada al movimiento cultural, artístico e intelectual que se vivió en esos años en las islas Canarias y a la revista Gaceta de Artedel 1932 a 1936. Aunque ya los mentores deIslashabían posicionado políticamente en ningún se momento en sus páginasse refieren explícitamente a sus tendencias políticas, pero queda clara la cercanía a los principios republicanos con la publicación de la entrevista con Antonio Lara, líder republicano de Tenerife: “Cierra el segundo número de la revista, como termina esta acotación de ayer con un suelto en la última página titulado: “Una breve charla con don Antonio Lara”. La tuvimos Julián Vidal y yo, en el hotel Gran Vía de Madrid, aprovechando la estancia en la Villa y Corte del entonces Secretario del Cabildo de Tenerife. “Es D. Antonio Lara, uno de los pocos hombres del
ISBN: 978-84-938428-0-2
Página 6
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010 archipiélago con que es posible sostener el diálogo...sólo nos separan de él, etapas puramente cronológicas”. Refiriéndose a “Islas” dijo que “estaba demasiado bien escrito,...”(1930b: p.4) 4. Estructura formal y su anécdota de salida En un formato de 30 x 41, 9 cms. y a cuatro páginas saleIslas, distribuyendo sus contenidos a cuatro columnas, alteradas sólo en la portada por un fotograbado. La letra elegida para sus textos la Time New Roman aunque la mayoría de sus titulares los alternaba con Arial en versalita. Los artículos se encuentran separados por filetes. Sólo existe un fotograbado por número, que siempre aparece en la portada. El primero, el monumento realizado por el artista Victorio Marcho que la ciudad de Las Palmas levantó a Galdós y en el segundo toma protagonismo la ciudad de Santa Cruz de la Palma con una panorámica por celebrar en el mes de junio sus fiestas. Esta revista tuvo una tirada por número de 1.000 ejemplares. Se publicó durante dos quincenas. La imprenta de José Murillo, Pasaje Valdecilla, número 2, Madrid fue la encargada de la impresión y tenía la redacción en la calle Atocha, 24. Su precio por ejemplar era de 20 céntimos. Se iba a titular1930. Ya estaba el diseño y las premaquetas, pero existía otra cabecera con dicho nombre:“Una empresa propietaria de otra revista, lo tenía con anterioridad registrado, impidiendo que pudiéramos utilizarloElfidio declaró Alonso. Se necesitaba una nueva cabecera.Islassería la elegida. Se prepararon los formatos y se consiguió no demorar el primer número a la fecha prevista. Ante el diseño declaran en el primer númeroque “no es el definitivo” y piden disculpas: Islaspide perdón a sus lectores por el ropaje de su primera salida..., les promete una constante superación desde nuestro próximo número...”.En el segundo número, página 3, aparece la única publicidad donde se recomiendan tres libros por parte de la librería de Fe de la Puerta del Sol, Madrid. El visado por la censura, tan cotidiano de los años de la dictadura, aparece en los dos números, aún no habían desaparecido las normas de los años anteriores. 5. Su contenido Islascomo publicación con un carácter propagandístico dedica gran parte de sus páginas a las opiniones y críticas políticas pero también a la cultura e incluso a la sátira siempre con razones de protesta e inconformismo.
ISBN: 978-84-938428-0-2
Página 7
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010 Las secciones fijas, columnas comunes en ambos números, son: La Palma, El Hierro, La Gomera, Antología de las Hespérides, Arte y Diccionario etimológico canario. En las secciones de cada una de las islas el tema principal era la política de cada una de ellas. En Antología de las Hespérides se critica en breves diferentes temáticas y se alude a personajes de la vida social canaria, principalmente políticos. Las exposiciones de Juanita Dorta y José Aguiar son los temas localizados en el espacio de arte, mientras que en el apartado del diccionario etimológico en su conjunto aparecen 47 definiciones (23 en el primer número y 24, en el segundo) en tono irónico y humorístico: “Arte, El que se han dado muchos señores para salir diputados cuarenta años seguidos.”“Sordo.Estado que soporta el prohombre cuando oye una verdad.”“Cárcel. Lugar donde no están todos los que son.”“Caimán.Anfibio corriente en nuestra fauna.”“Saltar.Lo que van a hacer muchos al enfrentare con nuestro número.”“Cacique.Sujeto que tira la piedra y esconde la mano”“Oído. En lo que se convierte un ciudadano cuando se le insinúa algún cargo.”“Viejo verde. Anciano que asiste a las filas número o de los teatros de revista, periódico ya desaparecido, órgano de estos respetables señores, que dirigía el por entonces distinguido escritor galante señor Delgado Barreto.”“Farsa. Situación escénica que en nuestras islas ha batido el récord de representaciones.”(Islas, 1930a: p.4 Otras temáticas publicadas son sobre la Universidad, la visita de Unamuno a La Laguna, la gestión del alcalde García Sanabria en Santa Cruz de Tenerife, el apoyo de la candidatura del Dr. Negrín por el partido socialista en Las Palmas o el pago de un plus por residencia a los profesores de la Universidad. Las críticas más profundas se centran en la necesidad de cambio político y el valor a las vanguardistas de la literatura y el arte. Dejan bien claro que están en contra del control del caciquil y de los localismos. Los colaboradores fueron:Ángel Valbuena Prat, Eliseo Jerez, Elvaron D‟Ayala, JuanEtimológicoy Agustín Espinosa. La participación de Ángel Valbuena y Agustín Espinosa fue relevante para la dirección deIslas, porque supuso el apoyo de los representantes de la cultura de ese momento en las islas a su causa. Elfidio Alonso Rodríguez explica la importancia años más tarde:
ISBN: 978-84-938428-0-2
Página 8
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010
“A la prensa de entonces no le era fácil manifestarse “sin permiso del enterrador”. En lo que, llamaremos cultural, si se produjeron indicios de que habían algunos que buscaban nuevas orientaciones. La Universidad, aún cojas las facultades recién creadas, había traído profesores como Ángel Valbuena o Serra Rafol, que trasformaron radicalmente los conceptos, si bien la polémica quedó bien servida, y la relevante figura de estos catedráticos por encima de la discusión. Por eso, para nosotros en “Islas” fue objeto de orgullo, que en el segundo número de la publicación Madrid 1º de junio de 1930apareciera: “El responso a D. Domingo Rivero”, al que antepusimos el comentario siguiente: “Islas” publica con placer este artículo, escrito para nosotros por el profesor Valbuena, único teorizante de la lírica canaria. Ángel Balbuena pasó por nuestra Universidad, dejando una estela de su personalidad y de sus enseñanzas. Con su talento de erudito consiguió llevar a La Laguna las teorías artísticas y literarias de la actualidad, y su aula marchó con el ritmo del siglo en el frío, vetusto y rutinario caserón de San Fernando. La incomprensión, los seudoídolos y los „ingenios de bar‟, encontraron en Valbuena un enemigo que les robaba el proselitismo de la juventud. Catedráticos como éste son los que prestigiarían nuestra Universidad.”(Alonso, 1999a: p.8) Agustín Espinosa, otro gran profesor prestigió en la universidad, escribió un artículo de gran originalidad sobre el arte: “Juanita Dorta, letra A”,... “Es, para quien escribe, sobre todo regocijaste, reconstruir desde Madrid, el desfile fatal e inepto de varios ojos bizcos, ante las graciosas, prietas y elementales ordenaciones pictóricas de la nueva expositora.”(Alonso, 1999a: p.8)Desde el primer númeroIslasmanda un saludo a la prensa tanto isleña como nacional agradeciendo la publicación de su comunicado anunciador y la atención de comentarlo. Asimismomarca distancia al decir “comprendemos quepronto nos separará de la mayoría de nuestros colegas, la distinta posición que adoptaremos; sin embargo, nuestra actitud será siempre cordial y en este deporte de la oposición jugaremos correctamente sin que el “referee” deltenga compañerismo que pitarnos ataques violentos”.También hacen referencia a noticias de otros medios de comunicación isleña entre ellosLaPrensa, Diario de AvisosoLa Provincia. La publicación finalizó pero no su causa ni su ideario. Pocos meses más tarde sale a la luz, pero ya en Tenerife, su fiel continuadora,Proa. 6. Hacia Proa y Hoy
ISBN: 978-84-938428-0-2
Página 9
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010 El sábado, 4 de abril de 1931 sale a la luzProabajo el subtítuloAcción Político SocialSemanario de Izquierda. Estesemanario se abandera como portavoz del Partido Republicano Tinerfeño con un tamaño tabloide con doce páginas. Ladirección se conformó por un comité en el cual formaban parte: Elfidio Alonso R., Domingo Molina Albertos y Ernesto Pestana Nóbrega. Islasquedó a tras, pero sus ideas no. Ahora serían plasmadas en el nuevo movimiento republicano tienerfeño.Proaes la incursión de la juventud tinerfeña con nuevas iniciativas y compromisos políticos en el panorama isleño. Ése es el ideal plasmado enIslasque ahora se cumple enProa. Ya se ha señalado que al ser elegido Elfidio Alonso como responsable de las juventudes republicanas, se le encomienda crear una publicación del órgano. Así se gestaProa. Proa tiene una vida de dos años, hasta que el semanario se transforma en un diario,Hoy.La relevancia de Islas es incuestionable porque en estos dos números se gestó el pensamiento de los jóvenes que iban a tomar las riendas del movimiento republicano en Canarias y en España. Es una radiografía de los intereses tanto políticos como de la importancia que le daban a la cultura y las artes, pilares que fueron unidos en toda su lucha y sus principios políticos. Bibliografía Alonso Rodríguez, E.: (1998). “Las tribulaciones y congojas del pobre NiNi”, enGaceta de Canarias, Tenerife, España, 8 de marzo, p.6  (1999a). “1930: Cuando un grupo de estudiantes canarios residentes en Madrid decidimos decir: no (1)enDiario de Avisos, Tenerife, España, 5 de septiembre, p.8.  (1999b). “1930: Cuando un grupo de estudiantes canarios residentes en Madrid decidimos decir: no (2)”, enDiario de Avisos, Tenerife, España, 12 de septiembre, p.6. Cabrera Acosta, M. Á. (1989):Poder político y cambios sociales en las Canarias occidentales durante II República, Tesis doctoral, España: Universidad de La Laguna. “Declaración de propósitos” (1930a) enIslas,Madrid, España, 15 de mayo, 1, p.1. “Diccionario etimológico canario”en (1930a) Islas,Madrid, España, 15 de mayo, 1, p.4. La Investigadora homenajea hoy al poeta y político Julián Vidal Torres(2003) en El Día, Tenerife, España, 8 de septiembre.
ISBN: 978-84-938428-0-2
Página 10
ActasII Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad La Laguna, diciembre de 2010 “Una breve charla con don Antonio Lara” (1930b) enIslas,Madrid, España, 15 de mayo, 2, p.4.Yanes, J. (1998):La encrucijada del periodismo canario, 18981936: entre el "pleito insular", el compromiso ideológico y la vocación informativa, Benchomo, Santa Cruz de Tenerife.
ISBN: 978-84-938428-0-2
Página 11