La lecture en ligne est gratuite
Leer Descargar

Compartir esta publicación

También le puede gustar

Facebook y Yahoo!: otro episodio en la guerra de patentes
Arturo Loría
Pareciera ser que ante el imperio de Facebook y Twitter, la Guerra de las redes sociales se había
calmado, o al menos, tenía a sus claras fuerzas dominantes; sin embargo, esta batalla entre
compañías de Internet y tecnología se libra en distintas áreas ¿La más común los últimos meses?
Las patentes.
Si hace unos meses presenciábamos la guerra entre Apple y Samsung en materia de patentes, ahora
ha llegado el turno de Facebook y Yahoo. Las compañías de Internet entraron en batalla después de
que, el pasado 12 de marzo, Yahoo acusara a Facebook de usar una serie de sistemas patentados por
ellos sin su consentimiento. Los principales sistemas a los que se hacía referencia eran los relativos
a privacidad y publicidad.
El día de ayer, el caso dio un nuevo giro cuando Facebook decidió contrademandar a Yahoo,
específicamente, por la violación de diez patentes, relacionadas con publicidad, controles de
privacidad y redes sociales.
Un dato que cabe resaltar en medio de todo este litigio, es que ambas compañías son socios
comerciales, y que en un comunicado presentado por Ted Ullyot, asesor general de la compañía, se
lamenta que Yahoo haya decidido “atacar a uno de sus socios comerciales y dar prioridad al litigio
en vez de a la innovación”, según reporta el periódico El Universal.
Lo cierto es que Facebook tampoco ha actuado con la mejor de las voluntades. Apenas se enteraron
de la demanda de Yahoo que recaía sobre ellos compraron 750 patentes de IBM que les permitirían
protegerse en litigios como éste.
Ante la contrademanda presentada el martes 3 de abril por la red social, Yahoo contestó: ”Creemos
que no tiene base alguna y que no es más que un intento cínico por lograr distraer a partir de lo
débil de su defensa”.
Ahora bien, Yahoo tampoco puede darse baños de pureza en este caso, pues su demanda se dio justo
el mismo día que Facebook decidiera salir a la bolsa con una Oferta Pública de Venta de acciones
(OPV) de cerca 100 mil millones de dólares. Este movimiento no es novedoso para Yahoo, quienes
aplicaron un esquema bastante similar a Google en 2004.